desde 2.006 en Internet

viernes, 12 de enero de 2007

Prohibición del catalán en el hogar

Hace algunos días que me he aficionado a este blog, sobre todo porque veo que es uno de los pocos que tratan asuntos como la educación en Cataluña defendiendo el punto de vista de los niños cuya lengua materna es el castellano.

La carta publicada en este mismo espacio por Miriam González el día 19-12-2006, me da pie a enviaros una colaboración para que, si lo consideráis oportuno, me la publiquéis.

También porque veo que hay muchas personas que dejan comentarios que van en esta misma línea, y es que pienso que cada vez somos más y más los padres que, ante la situación de catalanización forzosa y –sobre todo- del permanente intento que se da en muchas escuelas de falsear nuestra historia y de menospreciar nuestro origen, no nos queda otra posibilidad que la de prohibir radicalmente el catalán en nuestras casas.

Las últimas declaraciones de Carod Rovira, hablando de que en Cataluña ha de haber una lengua única, dejan bien claro cuál es el camino que pretende seguir el Gobierno de Cataluña en su desesperado intento por eliminar al castellano de la sociedad catalana, y especialmente de las mentes de los niños, buscando su desaparición total de las mismas.

Tengo un niño de 5 años, pero en el colegio público al que va le riñen por expresarse en su idioma, y le dicen todo el tiempo que tiene que hablar con sus amiguitos en el idioma de su país. Ya me he peleado con varias profesoras, con el director, y con el inspector de la Generalitat, y no he hallado comprensión en casi nadie. Debo decir que no todo el mundo es igual de radical, pero que en ese contexto y en este tema, apenas hay diferencias entre unos y otros.

Mi niño está inmersionado en catalán. En la educación infantil y primer ciclo de primaria en Cataluña no se da ni un minuto de castellano. Eso quiere decir que lo catalanizan durante 6 horas diarias * 5 días a la semana, 30 horas semanales en total. Afortunadamente, tengo un trabajo que me permite no llevarlo al colegio cada día, pues siempre que puedo me quedo con él y le enseño a leer y a escribir en casa. Soy de la opinión de que está infinitamente mejor con nosotros que con esa gentuza.

Cuando le digo a la gente que en mi casa el catalán está prohibido algunos lo entienden, otros me dicen que somos unos inadaptados, y otros me han llamado facha y cosas similares. Me da igual. Si en el colegio a mi niño lo persiguen por hablar en el idioma de sus padres, si en el colegio a mi niño lo persiguen por hablar en su idioma, pues yo perseguiré el catalán en mi casa, y no entrará nunca ni una palabra. Estoy en mi derecho de hacerlo, basándome en que ya escucha suficiente catalán en la escuela, en que no pienso permitir que también se catalanice mi hijo en mi casa, y también en que tiene que tener claro cuál es su cultura, su lengua materna, y su origen.

Una vez llegados a estos extremos, y para defender nuestra propia identidad y nuestra propia cultura, a una situación dictatorial como la que vivimos únicamente puede responderse con la resistencia activa.

Por eso quiero animar a todas las familias no catalanas que residan en Cataluña a que prohíban absolutamente en sus domicilios el catalán.

Y además, les dejo unas cuantas sugerencias:

- Desintonizar todos los canales de televisión que emitan en catalán. Y por supuesto, y lo más importante, jamás permitir que los niños vean programas infantiles en catalán.

- Tirar directamente a la basura cualquier publicidad que esté en catalán.

- No adquirir productos cuyo etiquetado esté sólo en catalán.

- No tener libros infantiles ni cómics en lengua catalana.

- Jamás llevar a los niños a actividades infantiles o lúdicas organizadas por el gobierno de Cataluña, ni a actividades en catalán, ni similares.

- No participar en campamentos ni colonias en Cataluña, porque llenan la mente de los niños de rancios ideales catalanistas.

- Animar a los niños a no expresarse en catalán fuera del ámbito escolar. Sin imposiciones, pero que los pequeños sepan exactamente cuál es su cultura, y puedan diferenciar entre la que es la cultura de sus padres y la que es una cultura no propia que intentan imponerles.

Como contrapartida:

- Disponer de una excelente colección de materiales infantiles –libros, películas, juegos, etc- en castellano, o en otras lenguas, que garanticen una formación cosmopolita y de calidad.

-Enseñar en casa a escribir al niño en lengua castellana, ya sea por el método tradicional o mediante programas informáticos. Los hay excelentes, y al niño le encantarán.

- Juntarse con personas que también tengan niños, y que también estén contra la inmersión lingüística catalanista.

- Mandar a los niños a campamentos de verano siempre fuera de Cataluña, para que conozcan otras formas de pensar.

Mientras que la educación sea toda y sólo en catalán, y como respuesta a eso, yo les digo que aparte de la educación, nada en nuestras vidas será en catalán. Y cuando digo nada, es nada, cero. El mismo celo que tienen esos nacionalistas en apartar a los niños españoles de sus padres, debemos tenerlo nosotros en apartar a nuestros hijos de ellos y de toda su provinciana basura.

El día en que se pueda decidir sobre el idioma educativo de los niños, o que exista una educación bilingüe, mitad en castellano, mitad en catalán, el catalán también volverá a nuestra casa. Mientras tanto, repito, deseo animar a los padres españoles a que prohíban total y absolutamente el catalán en su hogar.

Todo esto, que parece tan extremo, se puede hacer tranquilamente, con la mayor naturalidad, y sin dañar para nada al niño. Simplemente, todo lo catalán, de puertas para adentro, se arroja a la basura, y ya está. Asunto solucionado.

Otra cosa, hace ya mucho tiempo que tenemos aquí nuestra casa y no nos vamos a ir. Vivimos en Barcelona, España, y tenemos muchos familiares y muchos amigos que piensan como nosotros. Por favor, no nos inviten a irnos, porque estamos en nuestra casa.

Atentamente, Luis R.L.

C's#: Publicamos una carta que nos ha llegado y que refleja perfectamente la puesta en práctica, cada vez más habitual, de la prohibición total del catalán en el entorno familiar para compensar los efectos de la Inmersión Lingüística en las aulas.

208 comentarios:

«El más antiguo   ‹Más antiguo   201 – 208 de 208
Anónimo dijo...

Te felicito Luis.
Aunque tu posición parezca exagerada, ésa es la única forma de actuar que podemos permitirnos.
Y es bueno hacerlo porque estamos actuando EN DEFENSA PROPIA.

Anónimo dijo...

muy bien hecho, fuera el fascismo catalán. Yo hago lo mismo pero con la lengua valenciana apra que los asquerosos politicuchos valencianos no obliguen a nuestros hijos a aprender el catalán, lengua que no hablamos los valencianos.

Saludos desde:

www.valenciafreedom.com

Anónimo dijo...

Al fin parece que a las personas sensatas nos dejan también participar. Estoy completamente de acuerdo con la carta de este señor. Yo soy de Alicante, en mis años mozos nos hacian estudiar, según el profesor y sus tendencias el valenciano a la catalana o el valenciano a la valenciana. Todo una pérdida de tiempo que hizo que medio instituto se apuntara a Murcia para poder aprobar. ¿No se da cuenta la gente de toda esta absurdidad? si realmente quieren avanzar ¿porque no imponer el inglés en lugar de un idioma que por lógica esta dado a desaparecer?El mundo avanza y nadie, absolutamente nadie puede detenerlo, no hablo de unos años, hablo de un futuro.Las tendencias cambian y los cerebros evolucionan y las incoherencias caen por su propio peso. Algun dia, estos argumentos darán risa aunque sinceramente me parece bien que cada cual crea en sus ideales y defienda su postura, ni yo comvenceré a nadie ni nadie me convencerá a mi, aunque siempre queda eso de que rie mejor quien rie el último.

Anónimo dijo...

La miñona que viene a limpiar mi casa habla en catalán y no pasa nada.

Es lo que hace vivir en diversidad y con lenguas en el mismo territorio.

Anónimo dijo...

Entiendo perfectamente a este señor, estamos en España, y Cataluña a dia de hoy es España, y por tanto el idioma oficial en todo su territorio es el Español, veo bien que se quiera conservar una lengua local, pero imponer unica y exclusivamente esa lengua sobre todas las personas que quieran vivir en Cataluña, no lo comparto para nada.

Anónimo dijo...

Ahh y antes de que se me olvide, he echado una mirada a todos los comentarios y hay de todo, pero hay algunos que me han chocado enormemente, y el que mas es el del empresario ese que dice que no piensa contratar a gente que no hable catalán, se me revuelven las tripas al leer este comentario.


y por supuesto que todos los comentarios en Catalán aquí escritos ni me molesté en leerlos porque basicamente, no entiendo ni papa de eso, y que conste que me gustan los idiomas y hablo algunos, inglés, alemán y un poco de frances y bueno por supuesto que el español, para que no me salte nadie con el rollo cultural y demás.

me gustan los idiomas, de echo me dedico al sector turístico aquí en Canarias y los idiomas es lo mas importante en esta profesión, pero el catalán sería la última lengua que yo estudiaria, antes estudio italiano, sueco o ruso, y que no se ofenda nadie pero es así, ¿a donde se va con una lengua que solo hablan 6 millones de personas y en un país donde su idioma oficial es el español, y que por tanto esos 6 millones de catalanes deberían saber hablarlo también?


Yo lo tengo claro, respeto que se conserve el catalán, pero no que se imponga a la fuerza sobre el Español, yo si tuviera que irme a vivir a Cataluña ni de coña aprendería catalán, para algo pertenece a España y donde tiene como oficial el español, es decir, que yo puedo libremente hablar español en cataluña sin saber catalán, pero bueno esto que es???


cuando cataluña se independice (si es que se logra independizar claro) entonces si, pues oye, es un pais distinto con su lengua oficial, y por tanto hay que aprenderla si quieres vivir ahi, pero siendo cataluña una región mas de España que se pretenda prohibir el español como ya hacen en los colegios??? no no no, eso no es así, si por lo menos impartieran las clases tanto en español como en Catalán bueno, pero si solo las imparten en Catalán?? pues oigase, yo entiendo perfectamente la postura de este señor.

Anónimo dijo...

Ets un FILL DE PUTA ¡¡

Anónimo dijo...

En primer lugar, decir que no soy catalán. No obstante, es de pura lógico entender que la lengua vehicular en la escuela ha de ser la propia del país, y en este caso, el país es Cataluña.
En este sentido, la Constitución Española señala que España está constituida por diferentes nacionalidades, y si buscamos en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, el término nacionalidad es sinónimo de nación o país. Por tanto, Cataluña es una nación y es un país, y la lengua en la escuela debe ser el catalán.

«El más antiguo ‹Más antiguo   201 – 208 de 208   Más reciente› El más reciente»

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...