desde 2.006 en Internet

domingo, 18 de julio de 2010

Pesadilla en La Moncloa


Hay personajes que nos exasperan cada vez que nos los cruzamos por la vida, pero como habitualmente es de forma esporádica, con un pensamiento íntimo queda subsanado el tema. Sin embargo, hay otros de los que no somos capaces de librarnos, su inmanencia es tal que miremos donde miremos, oigamos lo que oigamos, ahí están, en todas partes, son realmente inevitables. El Presidente de Gobierno español pertenece a esta última categoría.

La presencia mediática de José Luis Rodríguez Zapatero no tiene parangón en la democracia española, solo en la dictadura, Franco podría competir con él por su presencia en los medios. Cualquier chorrada que pueda decir entre la numerosa colección de despropósitos que atesora, es reproducida por todos los medios de comunicación de forma inmediata, sean tradicionales o cibernéticos.

Parece que España gira alrededor del Presidente del Gobierno como único eje posible de nuestro pasado, presente y futuro. Cierto es que le ha correspondido vivir en la etapa de mayor explosión comunicativa de la historia, pero también a su partido, el PSOE, le interesa que esté presente en la mente de los españoles, como si se tratara de la transmutación en Gran Hermano que representa al Estado. Hasta Fidel Castro y Hugo Chávez dejan descansar de vez en cuando a sus compatriotas, pero José Luis no, es inefable e inmarcesible.

Cierto es que la inmensa colección de meteduras de pata que lleva en los últimos seis años, lo convierten en un personaje atractivo, tanto para sus fundamentalistas defensores como para sus, no menos fundamentalistas detractores. Al igual que ocurría con Franco: en este país sólo se habla de Zapatero, menos mal que la Selección Nacional de Fútbol triunfó en el Mundial y le restó por unos días protagonismo.

A la inmanencia mediática del Presidente de Gobierno contribuye un buen servicio de propaganda duplicado, triplicado y eneplicado, que pagamos todos los españoles. La Moncloa, el Partido, las Comunidades Autónomas, los Ayuntamientos, los Colectivos, los Sindicatos y todos los que viven del pesebre, promueven hasta la idolatría la imagen de su nuevo mesías. Incluso la prensa extranjera le dedica numerosos artículos, que suelen coincidir en la baja condición democrática de la población española, al venerar a un personaje que hace de la estulticia bandera cada vez que se pronuncia.

Pero también las subvenciones y favores a los medios de comunicación contribuyen a la megalomanía mediática del Presidente de Gobierno español, un personaje que en ningún país medianamente serio, con ciudadanos que se respetaran a sí mismos, destacaría precisamente por su presencia más que por su ausencia.

¿Por qué realmente en los últimos seis años que ha aportado a la convivencia y el bienestar de los españoles el mentado, más que problemas, conflictos y dificultades?.

Unos porque luchan por mantener su puesto de trabajo absolutamente condicionado al porvenir de José Luis y otros porque ven que su vida no deja de deteriorarse, todos estamos abducidos por un personaje que en condiciones de equidad, no pasaría de ser un magnífico vendedor de seguros o un sindicalista liberado por el sector servicios.

¿Qué ocurriría si los que estamos en contra de Zapatero nos propusiéramos no hablar de él, hasta que pase, como los temporales y a todo el que nos diga algo sobre el personaje decirle que el médico nos ha prohibido hablar de lo que nos incomoda y molesta?. Declaremos a Zapatero el innombrable, dirijámonos a él como “ese” o “él”, sin pronunciar su nombre. Busquemos fórmulas que nos impidan referirnos a él, ignoremos lo que hace y dice, al menos nos ahorraremos disgustos, y quedan menos de dos años para las elecciones. Dejemos de atender a sus mendacidades a ver si se desvanece en el olvido.

España está abducida por Zapatero, vivimos en un sueño colectivo y compartido en el que se ha convertido en el Freddy Krueger de nuestras esperanzas. Hasta que no nos despertemos seguiremos en peligro.

Biante de Priena

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Briante, cada vez que te leo me pregunto si puedes escribir cualquier cosa sin nombrar a Franco, eres todo un ejemplo de la ley de Godwin, vaya obsesión con Paquito.

Ciudadano en la Red dijo...

Es que verás anónimo, cada día que pasa con Zapatero en el Gobierno experimento más las sensaciones que tenía durante el franquismo, sobre todo en lo concerniente a la libertad, la única diferencia es que antes no podías decir lo que opinabas y ahora lo puedes decir, pero se pierde de forma inmediata en el océano del olvido como lágrimas en la lluvia.

Además, me consta que no soy el único, y pensar que luchamos para traer la democracia a esta país para tener un Gobierno nacional que pacta con un gobierno autonómico como eludir una sentencia del Tribunal Constitucional, realmente me exaspera.

epi dijo...

¿Como no vamos a pensar en Franco si el HP de ZP lo está haciendo santo?

Gafity visto: Franco vuelve, aunque sea de cabo.

PD.

Un antifranquista antes de ZP y Marianico el corto

parecidos razonables dijo...

Hablandode del dictador.... aqui tenemos una prueba irrefutable de su discurso patrio, compatativablemente es igualito que el de otro socicilista que nos gobierna...


En dos minutos lo aclara todo, sin dudas:

http://www.youtube.com/watch?v=G9cCwPGZXZk


(un baron del innombrable)

aspirante dijo...

La diferencia estriba en que durante el mandato de Franco españa evolució de la miseria de siglos a ser la octava potencia mundial, yeste fulano nos está hundiendo en un pozo sin fondo.
Y no estés tan seguro de poder hablar libremente, y si no mira la multa impuesta a Intereconomía.
Gracias a los franquistas despareció el franquismo y llegó la democracia, ahora mismo tratan de arrebatarnos todas y cada una de nuestras presuntas libertades.
En la comparación sale ganando Franco.

maldito seas, zp dijo...

1º soy pensionista

2º El presidente del gobierno realizo una subida de pensiones que al entrar en el tramo superior de irpf resulto de hecho una bajada en las mismas

3º el presidente del gobierno congela nuestras pensiones pues su cobardía política y sectarismo le impide eliminar las subvenciones millonarias a los sindicatos, titiriteros, del sindicato de la ceja gays , lesbianas y estudiosos de la enervación del clítoris, movimientos islamistas, y cuanta basura marginal se le ocurra a la Aido de turno, yo solo procuro con mi pensión mantener a mi hijo en paro y su familia que gracias a la ineptitud de ese visionario y sus cómplices del gobierno ha arruinado España

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...