desde 2.006 en Internet

jueves, 27 de mayo de 2010

La democracia en España es una estafa pública


Realmente no se puede denominar democracia al sistema de elección de representantes políticos que tenemos en España, más bien es un mecanismo restringido de reparto de poder que se ha organizado desde los partidos políticos, para organizar un negocio o empresa con los recursos públicos del estado, autonomías, municipios. En España tenemos un sufragio universal con elección censitaria, es decir restringida, todo el mundo puede votar, pero no puede votar a todo el mundo.

Decía George Santayana, un filósofo de origen español contemporáneo de Ortega y Gasset (aunque no se reconocieran mutuamente), que llegó a ser profesor de Harvard, que el problema de la democracia no era su definición, sino como esta se interpretaba de forma diferente desde el gobierno y desde el pueblo, porque de la misma definición: gobierno del pueblo, cada agente del binomio extraía una reflexión diferente. Los gobernantes consideran que la democracia es gobernar al pueblo, el pueblo considera que la democracia es elegir a los gobernantes. Los gobiernos hacen su interpretación desde el poder, el pueblo hace su interpretación desde la razón. Ambas son dimensiones diferentes actualmente en nuestro país.

Los ciudadanos españoles no vivimos en una democracia porque no elegimos a los políticos que nos representan, los que todavía votan, apoyan a los políticos que eligen los comités centrales de los partidos, es decir, se produce una primera restricción con el sistema de listas cerradas y bloqueadas, porque lo único que puede hacer un ciudadano que vota es ratificar lo que el líder del partido correspondiente ha elegido. Los comités centrales eligen las listas a nivel nacional, los autonómicos a nivel autonómico y local. Aquí se produce la primera alienación del proceso democrático, porque la lista de candidatos es la lista de un partido, se vota lo que mande el partido, o en su defecto, lo que mande otro partido que ha seguido el mismo proceso.

Si un ciudadano o una agrupación de ciudadanos intentan presentarse a unas elecciones lo pueden hacer por supuesto, pero tendrán que pagarse su campaña de sus propios bolsillos, mientras que los partidos que están en alguna institución recibirán ayudas millonarias, por parte del Estado. Además, para obtener representación política, el ciudadano o la agrupación de ciudadanos que decida presentarse a unas elecciones, deberá aportar garantías jurídicas, siguiendo un largo proceso costoso y acotado, en el que se le pondrán todas las trabas necesarias para sugerirle que desista, si al final se empeña y consigue poder presentarse, para obtener representación tendrá que superar las barreras electorales (entre el 3 y el 5 % de los votos emitidos) para que puedan siquiera contabilizarse y asignarle representación.

La legitimidad de la política española no proviene del pueblo, de los ciudadanos, sino de la connivencia de los partidos políticos para mantenerse en el territorio de poder que tienen perfectamente acotado y delimitado. Realmente, los políticos españoles instrumentalizan la democracia a su servicio y no al de los ciudadanos que dicen representar. El pueblo es utilizado como comparsa de la obra teatral representada.

¿Se preguntarán ustedes por qué se restringe de una forma tan audaz la voluntad del pueblo?, pues es muy sencillo, la política se ha convertido en España en la mejor forma de que gente sin escrúpulos, con pocos conocimientos, y con mucha más maldad que la que manifiestan en las campañas electorales en las que presentan su imagen comercial, se pueda asegurar un futuro magnífico a costa de la participación de unos ciudadanos que desconocen para qué sirven sus votos en realidad, pero acuden a votar porque les han convencido que no hacerlo es estar contra la democracia, cuando en realidad es un acto de libertad en no seguir apoyando a unos aprovechados profesionales que viven mucho mejor de lo que en condiciones no políticas aspirarían a vivir en toda su vida.

¿Saben ustedes cuanto dinero le concede para su administración un fiel votante socialista al PSOE, cuando acude a votar por este partido en elecciones generales, autonómicas y municipales?. Pues aproximadamente 150.000 euros por legislatura, multipliquen por once millones y les saldrán los presupuestos que administran los políticos en su nombre y gracias a sus votos. Cantidad que será la misma que manejarán los del PP cuando lleguen al gobierno, mientras tanto se conformarán con lo que saquen en las autonomías y municipios en los que gobiernen.

Con ese dinero establecen acuerdos con grandes empresas, negocios personales, financiación de proyectos innecesarios, regalos a los que les apoyan, obteniendo beneficios personales a costa de invertir el dinero público de todos los españoles en lo que les procure más interés. Pero también se encargan de hacer leyes muralla que impidan que nadie les pueda reclamar absolutamente nada de su tremendo despilfarro, y por si acaso, siempre tendrán a determinados jueces que habrán colocado en los más altos tribunales para que llegado el momento puedan actuar con la lenidad correspondiente, hacia sus posibles delitos.

Ahora hagan un balance muy sencillo, calculen ustedes si en su familia, supongamos de 4 miembros que hayan votado al partido que gobierne, cuanto reciben en cada legislatura de los 600.000 euros (100 millones de las antiguas pesetas) que administran en su nombre en servicios y bienestar, y no, no se engañen, porque sus vecinos del piso de al lado reciben lo mismo que ustedes, más o menos, salvo que pertenezcan a algún partido político, porque entonces recibirán lo suyo y lo de ellos.

¿Se explican ahora por qué los políticos no quieren abandonar la poltrona bajo ningún concepto?. Y si se les ocurre no participar en la estafa pública a la que les someten, todavía les acabarán llamando enemigos de la democracia, fachas, o algo peor.

Mientras ustedes sigan participando en las elecciones con su voto, ellos seguirán apropiándose de su dinero de forma directa o indirecta, en eso consiste la democracia en España. Es lo que hay.


Biante de Priena

martes, 25 de mayo de 2010

Segunda Catilinaria para José Luis


Dicen que quien no conoce la historia está condenado a repetirla, en el caso que nos ocupa sería extraño que alguien que ha tratado de reescribir la historia con la intención de perpetuarse en el poder, se ciñera a la realidad y a los hechos, por eso quiero recordar algo que ocurrió hace mucho tiempo en un día en que la realidad atrapó a un miserable.

Menos conocida que la primera catilinaria, en la que Cicerón proclama su conocida advertencia al aspirante a cónsul que había sido rechazado anterioremente en dos ocasiones (la paradoja es que José Luis ha sido elegido en dos ocasiones por unos, aunque rechazado por otros, que sumados a los que no apoyaron a nadie son mucho más numerosos):

“Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra? Quam diu etiam furor iste tuus nos eludet? Quem ad finem sese effrenata iactabit audacia?”

(¿Hasta cuándo, Catilina, abusarás de nuestra paciencia? ¿Hasta cuándo esta locura tuya seguirá riéndose de nosotros? ¿Cuándo acabará esta desenfrenada osadía tuya?)

La reacción de Catilina fue violenta ante la advertencia de su rival en el Senado, prorrumpiendo en una diatriba que venía a decir que si él se quemaba, sería arrastrando a la República de Roma a su destrucción, por los muchos secretos que había atesorado sobre los senadores romanos y los apoyos, tácitos, de algunos de ellos y de una parte del ejército. Sin embargo, un hombre hizo frente a la tiranía que se avecinaba, obligando a que el denostado abandonara el Senado.

La segunda catilinaria de Marco Tulio Cicerón forma parte de las cuatro que dedicó al político romano más corrupto de la historia. En ella, Cicerón, con el singular dominio de la oratoria y la retórica que le caracterizaba, se ocupó de mostrar al senado romano los agravios y crímenes que Catilina había cometido y pensaba seguir cometiendo, advirtiendo al pueblo de su conspiración para derrocar el orden instituido.

En ella Cicerón hizo una descripción pormenorizada de las intenciones del sedicioso, que no había huido al exilio como anunciara, sino que se dirigía para unirse a un ejército rebelde que pensaba asediar Roma hasta tomar el poder. Entre los conspiradores se encontraban hombres ricos endeudados, gente ansiosa de poder y riquezas, veteranos seguidores de Sila, gente arruinada que esperaba algún cambio, criminales, libertinos, y demás gente de la ralea de Catilina.

Advirtió también que el pueblo de Roma nada tendría que temer, puesto que el Cónsul, él mismo y los dioses protegerían la República. Los hechos que se sucedieron a continuación se recuerdan con el aroma de las épicas hazañas de los héroes. El senado, sabiendo que Catilina se había unido al rebelde Menlio al mando de un ejército faccioso, declaró a ambos enemigos públicos de Roma y encargó a Antonio que formara un ejército de hombres leales a la República que diera captura a los indeseables, mientras el mismo Cicerón fue encargado de la protección de Roma.

En el camino hacia la Galia en busca de nuevos aliados, Antonio interceptó a Catilina que tuvo que luchar en la antigua Pistoria, relatando las crónicas que el mismo Catilina se batió con valentía en la batalla, con la esperanza de derrotar a Antonio y buscarse el apoyo del ejército, pero no fue así, cuando vio que todo estaba perdido se abalanzó contra el grueso del ejército enemigo. Cuando se realizo el recuento de los cadáveres todos los soldados aparecieron con heridas frontales, ninguno había intentado huir, pero el de Catilina se encontró ciertamente más avanzado que sus compañeros en las líneas enemigas, lo que indica que había luchado con bravura y coraje. Se le cortó la cabeza y ésta fue llevada a Roma, como prueba pública de que el conspirador había muerto.

Hoy en el Senado español, Pío García Escudero ha remedado a Marco Tulio Cicerón y le ha dicho a nuestro Catilina particular, el ínclito José Luis, que hasta cuando va a seguir abusando de la paciencia de los españoles, a lo que el fantasma de La Moncloa ha respondido que el grupo del señor senador volvería a perder las elecciones, sin darse siquiera cuenta de que el único apoyo que le queda es el de casi todos los que ha agasajado, ascendido, enriquecido y privilegiado durante los últimos seis años, esa reunión de oclócratas que han conformado una sutil tiranía de ineptos sobrealzados por las circunstancias.

Con ese esquilmado ejército, lo único que le queda es salir corriendo, a ver si tiene suerte y le da tiempo a exiliarse, ni siquiera le dará tiempo a borrar las pruebas de sus crímenes. El tiempo es un juez inexorable que siempre acaba atrapando a los que han jugado a ser dioses, no siendo siquiera de los mejores entre los humanos, los que han pecado de hybris. Némesis se acerca.

Biante de Priena

lunes, 24 de mayo de 2010

Himno a los parados españoles



Los 5 millones de parados españoles
agradecen la solidaridad de los ^artistas^

domingo, 23 de mayo de 2010

Carta abierta a José Luis


Mi denostado Presidente:

Hay tantas cosas que desconoces, que no sabes, que no entiendes, que no ves (porque no miras, no sabes mirar), que no crees, que no creas (las limitaciones de la creatividad vienen de fábrica), que no sientes, que no vives, que desestimas, que obvias, que disimulas, que ocultas y que no expresas. Son tantas y tan destacadas, que sería casi eterno analizar tu personalidad, tu conducta, tu inefabilidad.

Los españoles tenemos un grave problema contigo, no sabemos como deshacernos de ti y sabemos que contigo no hay ninguna posibilidad de resolver los problemas que nos has creado, tu solito, porque el que ha cogido la caja de las esencias y los ahorros de todos para jugar y divertirte has sido tú y solo tú.

Comenzaste diciendo que Aznar nos había metido en la guerra de Irak, y unos cuantos oclócratas, de esos que esperaban tu cultivo y abono, se dedicaron a correr la especie tras el atentado más horroroso que ha sufrido España. No mediste las circunstancias, tu ambición de poder era tan inmensa, tu soberbia tan magnífica, tu envidia tan hostil, que llegaste a la Presidencia del Gobierno contra el Gobierno y los españoles que lo habían apoyado, sostenido por la cofradía de la ceja y once millones de creyentes. Ciertamente, que poco tiempo después tu eras el que enviabas tropas a Afganistán, Bosnia o Líbano, eso sí, en son de paz, mal pertrechados y con mala conciencia, mientras ofrecías al mundo algo tan incongruente como la Alianza de las Civilizaciones, el juguetito al que has dedicado muchos millones de euros, en tu despilfarro singular.

Lo único que te quedaba era huir hacia delante, no tenías otra posibilidad que aproximarte a los nacionalistas, que son los principales enemigos de la unidad de España y lo común entre los españoles, decidiste convertir así nuestra nación en algo discutido y discutible, hacer de los terroristas asesinos de ETA unos hombres de paz que te volaron la T4 en las narices, para que comprobaras su respeto y sus buenas intenciones.

No te bastó, necesitabas el apoyo de los agentes sociales, convertiste a sindicatos y empresarios en silenciosos comparsas de tu política, ofreciste pleno empleo –otra de tus muchas mentiras-, negaste la existencia de la crisis económica en la que estamos –para ganar las elecciones-, y has conseguido llevar el déficit y la deuda españolas a cifras espantosas, gracias a tu manirrota política de reparto de dinero público entre todos los que potencialmente pueden apoyarte, eso explica que en 2008 volvieras a salir elegido en las elecciones generales, gracias a esa inutilidad de alter ego que te ha salido en Mariano Rajoy, sin alguien como él, nunca hubieras podido hacer tanto daño como has hecho a los españoles, a tus votantes y a los demás. Deberías agradecérselo a él y al cordón sanitario que impusiste para convertir la democracia española en demagogia populista de tipo bolivariano.

José Luis, llegaste prometiendo progreso, y nos has llevado al mayor retroceso de las últimas décadas, lo que estás haciendo ahora mismo con el “tijeretazo” (eufemismo de tiranía social), es recortar por primera vez en muchos años los derechos sociales de los españoles. Pero no servirá para nada, lo tienes todo calculado en tu estrategia. Las medidas que has tomado no resuelven nuestros problemas y lo sabes, no puedes no saberlo, tampoco la subida de impuestos que harás a últimos de junio para cargar a los españoles y a los turistas –que terminarán abandonando España como opción de vacaciones, por la crisis y por tu estupidez- con la compensación de tus errores.

Tu política se ha fundamentado en dividir a los españoles desde el primer día, has tratado de enfrentar a las dos Españas regresando a la memoria histórica, con la ley de violencia de género, con tu apoyo a los nacionalistas, a los sindicatos, a los colectivos que han derrochado el dinero que les has concedido en propaganda y buena vida para sus dirigentes. Con las enormes diferencias que has permitido en la gestión de los servicios y el salario de los funcionarios en las distintas autonomías. Con la diferencia en derechos entre los españoles según su lugar de nacimiento y residencia, algo que nunca anteriormente había ocurrido.

Te has cargado la independencia de la justicia, generando la ruptura de la cohesión entre los profesionales, dividiendo a los fiscales y jueces en equipos ideológicos, para quedarte de único árbitro, algo que nos deja sospechar tu ambición por la tiranía. Ni el Supremo, ni el Constitucional, ni el CGPJ se han librado de tu perniciosa influencia e injerencia.

Has intervenido los medios de comunicación con dinero público para asegurarte la propaganda de tus mensajes, has llenado las instituciones de incompetentes con carnet y mando, has convertido en ministros, secretarios, subsecretarios y directores generales a auténticos patanes y patanas, porque les debías favores políticos, es decir, traer a tu redil a los muchos electores que controlaban por sus favores.

Nunca en España ha habido tanta corrupción política como contigo, ni en la época de tu mentor Felipe González. La práctica del poder ha sido despiadada con todos, pero especialmente con los más débiles, en donde gobierna el socialismo ha crecido la ignorancia, la pobreza y la apatía. Has dividido a todos los españoles con el único objetivo de crear un enfrentamiento inexistente para seguir en el poder tratando de convencerles de que querías resolver los conflictos que tu mismo estabas creando. Prueba de la opresión a la que sometes a quienes te han apoyado, es que ni uno se atreve a reconocer que te votó, ni a criticar tus magníficos errores, tienes amordazado a medio país con tus bufandas y absorto al otro medio. No te insulto por ahora, porque me respeto.

Y ahora, cuando ya estamos en la miseria a la que nos has llevado, te dedicas a maquillar la realidad, pareciendo que quieres resolver los graves problemas que has creado a los españoles, cuando en realidad lo que estás haciendo es permitir que nos sigamos hundiendo, para que el que venga detrás tenga que tomar medidas severas y dolorosas, recortando incluso servicios públicos y endeudándose aún más, para que tú, aligerado del poder, puedas dirigir a los oclócratas desde la calle, tras la pancarta de apertura de la manifestación, pidiendo piedad a los rivales que estarán tratando de resolver los problemas que tu creaste. Eres un auténtico sinvergüenza.

Si fueras decente, que no lo eres, presentarías inmediatamente la dimisión y convocarías elecciones generales. Pero no lo harás, porque todavía necesitas tiempo para borrar todas las pruebas de tus crímenes y España puede seguir hundiéndose, gracias al capitalismo, el despecho de Obama, o la ineptitud de Rajoy. Por qué tú, nunca eres responsable de nada de lo que ocurre, eres como los niños que rompen la vajilla que le regalaron a la abuela por su boda y alegas que fue sin querer. Vete José Luis, antes de que te pase algo más grave, porque estoy seguro que eres capaz de simular un infarto cualquier día para darnos pena a todos.

Que gran truhán eres, cabrón.

Biante de Priena


sábado, 22 de mayo de 2010

El negro porvenir de España


Cuatro ejes determinarán el futuro de nuestro país en los próximos años, las posibilidades de solución a los problemas que tendremos que afrontar están muy por encima de los recursos políticos de los que disponemos actualmente en España. Nuestro país necesita una auténtica revolución, un liderazgo que supere el maniqueísmo político, el anacronismo económico, la fosilización social y el marasmo cultural.

En lo político, España necesita deshacerse de los representantes actuales, dando a la democracia su auténtico significado. La democracia no sirve para que unos espabilados se forren a costa de los demás, sino para que los más cualificados, responsables y trabajadores nos representen. La política no es un circo donde José Luis puede salir de domador de leones y Leire Pajín de Payaso, mientras Rajoy hace de trapecista y Rosa Díez de mujer barbuda, al tiempo que los nacionalistas se van llevando la caja registradora. ¿Pero qué es este cachondeo?. No es cierto que cualquiera pueda ser político, un imbécil no puede ser político, lo mismo que no sería nombrado director de una empresa o catedrático de una universidad.

¿Cuántos imbéciles hay hoy en la política española?. ¿Qué esperábamos?. Teniendo a personajes que en su vida han demostrado absolutamente nada fuera de la política y dentro sus extrañas barbaridades, no puede funcionar un país. ¿Pero cómo va a dirigir el país –imagínense una orquesta- un personaje como José Luis que ni sabe música y además detesta a los instrumentos de aire y percusión?. Pues imagínense la quinta sinfonía interpretada por la mitad de los instrumentos y el silencio de los restantes. Eso es lo que ha hecho José Luis con España, gracia a su sectarismo faccioso. Este personaje nunca ha sido reconocido por la mitad del país, porque su origen es demasiado oscuro, y no proviene de sus méritos, sino de las malas artes con lo ocurrido el 11-M.

Otro grave problema de España son las autonomías, una descentralización que no ha estado orientada a mejorar el bienestar de los ciudadanos, sino a incrementar el poder de los caciques territoriales y sus sectas, como ha ocurrido durante treinta años con el PNV en el País Vasco, u ocurre actualmente con el gobierno albanés del tripartit, es malo para todos los españoles, incluso para los del País Vasco y Cataluña, atrapados en una milonga.

En lo económico, España está, como siempre, con un pie entre las economías avanzadas y con el otro entre las atrasadas. La balanza comercial española sigue siendo deficitaria, y con la crisis el turismo, que es la mayor fuente de ingresos de los españoles, se reducirá en visitantes y en gasto. Los nuevos destinos turísticos cada día resultan más atractivos.

Gracias a la necedad de los indigentes intelectuales que se han ocupado de la innovación tecnológica en España, hoy no contamos con recursos nuevos, y nuestro nivel de dependencia exterior se incrementa cada día. Las industrias españolas en su mayor parte se sostienen en penuria, y las multinacionales ya no conciben España como un destino último, sino como un almacén de distribución.

España no ha sabido aprovechar sus grandes oportunidades geoestratégicas por la incapacidad de sus políticos fundamentalmente, pero también por las atrasadas estructuras empresariales y el exagerado poder de los sindicatos que se han quedado colgados en la reconversión de los años setenta del siglo pasado, como un vestigio histórico.

La realidad financiera de España estará lastrada durante los próximos años por la situación de las Cajas de Ahorro, hoy acaba de ser intervenida Caja Sur, pero en los próximos meses la acompañarán otras. España no tiene liquidez, está endeudada en más del 250 % de su PIB, entre deuda privada y pública, no hay ahorro y la inversión extranjera ha salido despavorida ante las ocurrencias de José Luis.

En lo social, España tiene un enorme problema con el paro que alcanza el 20 % de la población, con más de 4 millones y medio de parados. Pero realmente el obstáculo para que se genere empleo en este país es que la dinámica empresarial siempre ha sido subsidiaria del Estado y si el Estado no tiene dinero, se paraliza. Por otra parte, los sindicatos bloquean cualquier reforma laboral que pueda devolver competitividad a nuestro país, al tiempo que otros países siguen creciendo y desarrollándose, España decae sin fin, gracias a la ineptitud y la osadía de unos oclócratas sobrealzados al poder.

Por otra parte, España tiene un grave problema, la juventud española está superando en muchos lugares el 50 % de paro, una población joven ociosa es una bomba social a punto de estallar. Ser joven hoy en España es un auténtico drama, por eso se promueven desde el gobierno la cultura del hedonismo y no la de la responsabilidad, porque la fatalidad es que de nada sirve ser responsable, si no va a haber posibilidades de trabajo. Lo que José Luis ha hecho con los jóvenes españoles es absolutamente imperdonable, porque van a ver como el desarrollo de su vida se empantana sin alternativa de solución.

Por último, y no menos grave que los anteriores ejes del problema, tenemos la cuestión cultural. En España se dicen muchas cosas, pero en la mayor parte de las ocasiones son réplicas y contrarréplicas, falta un discurso coherente y cohesionado, congruente con la auténtica realidad. La cultura en España ha derivado al bodrio y el esperpento, la televisión se ha llenado de payasos que pretendes ser referentes culturales, los medios de comunicación se han acomodado al pesebre, la información es intoxicación. No hay comunicación, solo hay propaganda.

En cuanto a las tecnologías, los españoles estamos disfrutando de un acceso a la tecnología con el mismo criterio que un niño puede tener al aproximarse a un acelerador de partículas. La cultura hedonista nos invita a la experiencia ociosa, a la lúdica existencia del instante de placer, a la espera y la inactividad.

No hay referentes claros en España, todo es dispersión y diversión, mientras la deuda sigue creciendo. El profeta de la época es Pedro Almodóvar que comenzó ofreciéndonos un modelo marginal que al final ha terminado atrapándonos a todos como clave de modernidad y "normalidad".

Nunca ha habido tanta basura en la cultura española, nunca tanta estupidez. A todo esto algunos idiotas afortunados lo denominan progreso, por mi parte prefiero denominarlo decadencia.

En estas condiciones España ni tiene presente, ni tiene futuro. Nos vamos a convertir en un lugar al que los occidentales afortunados acudirán para contemplar el fracaso de la civilización, la degeneración cultural y el declive social. Hasta que la conflictividad estalle, entonces pondrán una verja en Los Pirineos y nos convertirán en el zoológico de Europa, algo así como Parque Jurásico.

Biante de Priena

Los gastos de los políticos


Creo que cuando se acabe la broma de José Luis los ciudadanos debemos ponernos de acuerdo para fiscalizar exhaustivamente los gastos de los políticos, me refiero a esos gastos de representación que pasan desapercibidos y apenas nunca llegan a la opinión pública, porque se ocultan con intención.

La mayoría de las barbaridades del caso Gürtell tienen que ver con estas cosas, que si unos regalitos, que si unos trajes, que si la organización de unos congresos, para luego recibir unas concesiones que permitan vivir del cuento a unos desaprensivos, los corruptos y los corruptores. Pero esta práctica tan denostada por al PP por los aparatos de propaganda organizada del PSOE, no es una isla en medio del océano, sino una isla en medio de un archipiélago, lo ocurrido en el caso Millet o en el caso Pretoria son las mismas cosas, pero en esta ocasión hechas por los nacionalistas y socialistas.

Bien está que Camps devuelva sus trajes y sea acusado de cohecho impropio, pero siempre que Bono no sea exculpado por lo mismo, porque si unos desaprensivos financiaron el armario de Camps, no fueron menos desaprensivos los que financiaron los cruceros de Bono, o sus instalaciones en la hípica que se ha agenciado.

Resulta patético ver como los conservadores denigran la corrupción de los socialistas, mientras que los socialistas denigran la de los conservadores, y los ciudadanos, de espectadores forzados, contemplando como se reparten el dinero público que debería ir a sus servicios entre unos y otros. Creo que a los 4 millones y medio de parados no les debe importar demasiado si son más corruptos los del PSOE o los del PP.

Una propuesta que quiero hacer para cuando sea posible, es decir, cuando comencemos a quitar los escombros que nos van a dejar estos impresentables y nos pongamos a revisar lo ocurrido para que no vuelva a sucedernos, es además de la Auditoría General del Estado, Autonomías y Ayuntamiento en los últimos 10 años –algo que la alianza entre conservadores y liberales ya ha puesto en marcha para analizar el gasto de los laboristas en el Reino Unido-, es la publicación periódica de los gastos de los políticos, con todo lujo de detalles, en alguna página accesible, que de forma permanente se pueda consultar en el Ministerio de Economía. La transparencia en las cuentas de los políticos es imprescindible, si quieren reservar sus ingresos oficiales y sus patrimonios originales, pueden hacerlo, siempre que estos sean vigilados por alguna agencia estatal, pero de los gastos cotidianos de su agenda, es decir, de todo el dinero público que fluye por sus manos, los ciudadanos debemos ser testigos.

Un criterio fundamental para poder confiar en los políticos en el futuro será conocer como se gastan nuestro dinero, y por supuesto, los pagos en especias que reciben de empresas a las que han proporcionado contratos de forma habitual.

Para lo único que va a servir la hecatombe a la que nos han conducido los que dicen estar a nuestro servicio y representación, es para que nunca más nos vuelva a ocurrir lo mismo. Estoy seguro de que la próxima vez que acudamos a votar, no aceptaremos que los políticos son unas personas majísimas que velan por nuestros intereses y no por los suyos, las medidas de control del gasto de dinero público nunca volverán a ser inexistentes y los gastos que no estén estrictamente justificados serán motivo de mociones informativas.

Si al final, tendremos que estar agradecidos a José Luis, porque gracias a él, hemos sabido con quienes nos jugamos los garbanzos.

Biante de Priena

jueves, 20 de mayo de 2010

José Luis quiere más pobreza


Hay cosas interesantes en la política de este gobierno que se ha tragado el agujero negro de la realidad de repente. Ahora el Presidente de los socialistas, que nunca lo fue de España más que sobre el papel, arenga a la tribu diciendo que los ricos pagarán más que los pobres. ¿Pero quién es rico para José Luis?.

La propaganda hace maravillas, es fascinante. Tal vez los ricos son los que han perdido un 24 % de poder adquisitivo en los últimos tres años gracias a su torpeza. Tal vez los ricos sean los funcionarios que tienen un trabajo fijo, si se comparan con los 4 millones y medio de parados, lo son sin duda. Posiblemente ricos también hayan sido los autónomos que han tenido que cerrar sus pequeñas empresas y por supuesto los pensionistas que cobran todos los meses.

Lo que está claro es que Bono es más rico que hace unos años, pero también Leire Pajín que cobra 18.000 euros al mes gracias a José Luis. Y por supuesto todos los políticos socialistas del país, que antes de estar en el pesebre público sobrevivían como podían, la mayoría con sueldos bajos. Y las más de 100.000 defensoras del feminismo, también son más ricas, porque ahora tienen trabajo estable, para defender su posición ante la vida. ¿Querrá decir José Luis que los políticos del PSOE que se han hecho ricos gracias a la política van a pagar más?. Lo que está claro es que este gobierno, más que bienestar que lo ha reducido, ha producido impuestos y recortes, un éxito.

Verán ustedes, no hace mucho tiempo me contaron dos anécdotas sobre innovación tecnológica en nuestro país, en una de ellas alguien había inventado un sistema para ahorrar energía de forma importante, que al Ministerio de Industria no le interesó, pero sin embargo dos grandes países asiáticos ya están poniendo en marcha. En el otro caso, un amigo mío ha creado un importante avance tecnológico que ofreció al Estado, pero tampoco ha habido suerte por que nadie pareció tener interés en el asunto, entre otras cosas porque desplazaba a los investigadores oficiales del régimen, una vez rechazado por el Gobierno español, una empresa americana a invertido 24 millones de dólares en el asunto.

No solo los ineptos que cobran todos los meses por evaluar proyectos rechazaron dos ofertas de patente española que hubieran creado miles de puestos de trabajo y bienestar en nuestro país, sino que además trataron a los investigadores como si fueran extraterrestres por pretender entrar en el corralito público que ellos gestionan y controlan, repartiéndoselo entre los inútiles que solo consumen dinero público sin aportar nada interesante para mejorar este país.

En el primer caso, alguien que conoce como funciona la administración de José Luis ofreció una respuesta sobre lo que había ocurrido: si se abaratara la energía el Estado recibiría menos impuestos y entonces José Luis tendría que prescindir de financiar a los sindicatos, las feministas, los chicos del pesebre y su red de apoyo propagandístico. En el segundo caso la explicación fue más sencilla, si se producía una patente española que resolviera una cuestión importante en materia de salud, esto exigiría que el Estado realizara una inversión en una actividad que no estaría bajo su exclusivo control, y por lo tanto, que pudiera beneficiar a los partidarios que viven cómodamente de mirar a la luna y decir que investigan.

Este es el Gobierno que tenemos en España, estos dos ejemplos nos sirven para constatar que bajo ningún concepto quieren que las cosas mejoren en este país, al contrario quieren que la pobreza se adueñe cada día de más españoles, porque en realidad, el socialismo no pretender que los más pobres vivan mejor (hoy hay más pobres que el día que José Luis formó gobierno en 2004). José Luis no quiere que haya ricos en España, quiere que haya pobres, sabe que cuanto más nos empobrezca a los españoles, más malestar genere, y más dificultades tengamos, más votos tendrá diciendo que la culpa es de la derecha, la iglesia, los ricos, el franquismo, y el capitalismo, y los analfabetos que ya son el 5 % en zonas como Castilla-La Mancha, o los sin estudios que superan el 25 % en algunos lugares, seguro que le aplauden a rabiar y le votan a pies juntillas, comentando entre ellos: "que bueno es José Luis, como nos ha defendido a todos de esos opresores del capitalismo".

Biante de Priena

miércoles, 19 de mayo de 2010

El Parlamento Español, cómplice necesario de José Luis


En la situación actual de locura que está viviendo nuestro país, con un Gobierno noqueado, una economía intervenida indirectamente por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, con una deuda y un déficit galopantes y 4 millones y medio de parados, la oposición no puede permitirse la espera y el silencio, es inmoral.

No sirve con que Mariano Rajoy le devuelva el cordón sanitario al Gobierno, mientras cada día nos vamos endeudando en más de 500 millones de euros. El Estado está en quiebra, el principal responsable es el talibán de La Moncloa, que ahora trata de negociar con ETA para salvarse él y salvar a ETA.

Una vez quemado Bono, se busca sustituto para José Luis dentro del PSOE, como estará la cosa que a alguno se le ha ocurrido considerar al besugo de José Blanco como alternativa, ahora que con el lingüista de cabecera ha logrado superar lo de los “concetos”. A Garzón lo envían a La Haya, con la intención de que siga su epopeya contra los crímenes del franquismo, olvidándose de los del Frente Popular, en ese proyecto de renovar la Historia de España.

La entesa catalana (Tripartit + CIU) ha comenzado su ofensiva para tumbar al Tribunal Constitucional. Y el Rey de la dictadura de Marruecos vuelve a reclamar Ceuta y Melilla. Los españoles nos hemos empobrecido un 24 % desde 2007 y a los recortes sociales del salvador leonés, se sumará la subida del 2 % del IVA en julio, que acabará definitivamente con cualquier posibilidad de salir de la crisis económica.

Los socialistas han dejado España en ruinas, pero la trouppe mediática acosa a Camps por no haber pagado unos trajes que le regalaron los del Gürtell y se quedan tan frescos.

En Reino Unido, el gobierno dirigido por Cameron y Clegg se ha propuesto realizar una Auditoría General de la gestión de su predecesor laborista, Gordon Brown, que ha despilfarrado (al igual que José Luis) lo que no está escrito.

En estas condiciones, el Gobierno ha perdido toda legitimidad y legalidad y se ha convertido, al igual que el PSOE, en un enemigo de cualquier solución aceptable para nuestros problemas. No se puede esperar que alguien que ha frivolizado con la crisis económica desde sus inicios pueda encontrar soluciones óptimas para resolver los problemas que tenemos.

José Luis ha mentido a los españoles, eso está demostrado, y no dejará de hacerlo mientras continúe en La Moncloa, está abusando de la democracia y cargándose La Constitución.

La situación política y económica de España es catastrófica y será peor cada día, gracias a la ineptitud de unos desalmados que están en el Parlamento gracias a la mentira de que a nuestro país no le afectaría la crisis. Han perdido el respeto de los españoles y de nuestros socios europeos. Es hora de aplicar el artículo 114 de la Constitución Española de 1978

Artículo 114.

1. Si el Congreso niega su confianza al Gobierno, éste presentará su dimisión al Rey, procediéndose a continuación a la designación de Presidente del Gobierno, según lo dispuesto en el artículo 99.
2. Si el Congreso adopta una moción de censura, el Gobierno presentará su dimisión al Rey y el candidato incluido en aquella se entenderá investido de la confianza de la Cámara a los efectos previstos en el artículo 99. El Rey le nombrará Presidente del Gobierno

El Parlamento Español es cómplice necesario y responsable subsidiario de la política de José Luis, si este no se somete a una moción de confianza, el PP debe presentar una moción de censura de forma inmediata y si los parlamentarios dan su apoyo a José Luis, los seguidores de Mariano Rajoy deberán abandonar el Parlamento español, si quieren eximirse de responsabilidad compartida con los desmanes del Gobierno. Cuánto más se espere para una intervención, peor será.

Biante de Priena

lunes, 17 de mayo de 2010

Vamos a levantar España sin José Luis


Se acabó la miseria, va siendo hora de que los españoles comencemos a pensar que podemos salir adelante, siempre que expulsemos a José Luis del poder, con él será absolutamente imposible, eso está claro. Ese es el primer objetivo.

El siguiente será desmantelar su gran obra lo más deprisa posible, detener y reducir la inflación laboral del Estado con 3 millones de funcionarios, a los que se añaden 1,2 millones más de las autonomías y 700.000 de las entidades municipales. José Luis ha procurado crecer el Estado con el único objetivo de afianzarse en el poder, creando una red de apoyos leales en las instituciones que comparten sus criterios. El objetivo no será echar de sus puestos de trabajo a los funcionarios, sino reordenar en función de las auténticas necesidades reales la administración pública y no con el objetivo de establecer un régimen oclócrata como se ha pretendido desde el PSOE con la alianza con los nacionalistas y la anuencia pasiva de los conservadores.

La siguiente acción será apartar a los sindicatos del poder, porque no se puede seguir subyugando un país y a un Gobierno (porque lo permite) a la mezquindad de una empresa social que consiste en crear propagandistas a sueldo de su propia causa, que no es otra que la de crear liberados (275.000) para afianzarse. Un grupo de presión que se sostiene con dinero público, es la mejor manifestación de un régimen que ha convertido la representación de los trabajadores en los sindicatos verticales y orgánicos del franquismo.

Sin menor importancia, habrá que establecer una política de subvenciones a colectivos acorde con la realidad y no organizada con la única intención de imponer como normal algo que no lo es, por la dictadura de los votos. Me quiero referir en concreto a la necesaria derogación de la Ley de Violencia de Género que ha superado la Constitución Española de 1978 en sus artículos sobre la igualdad. Pero también a las política sectarias que pretenden implantar en este país una revisión de lo ocurrido en la historia real, con leyes como la de la Memoria Histórica, que considera criminales a los vencedores y víctimas a los derrotados desde un sectarismo infame, cuando todos los españoles fueron derrotados por el franquismo, los seguidores del dictador porque perdieron su condición de libertad y sus derechos como pueblo, y los perdedores, porque sufrieron la opresión revanchista de una dictadura. Debemos superar nuestras miserias, y debemos hacerlo unidos, como ocurrió con la ley de amnistía histórica en su día. Por otra parte, va siendo hora de que España deje de convertirse en el mecenazgo internacional de la política ideológica del socialismo, porque la mayoría de las ayudas internacionales que se ofrecen a los países con menos recursos, son en realidad una tapadera para que muchos hijos de dirigentes del partido y colectivos favorecidos por el régimen tengan unas magníficas vacaciones pagadas a costa de los españoles.

En cuanto a un tema peliagudo que tenemos pendiente, las Cajas de Ahorro, antes de fusiones y enmascaramientos la gente se tiene que enterar de que alcaldes, diputados, y miembros de todos los partidos cobran cifras astronómicas como consejeros de las entidades, y de las empresas subsidiarias, como ocurrió en el conocido caso de la Caja de Castilla La Mancha, de la que desaparecieron millones de euros sin que haya responsables. En cuanto a las ayudas a la banca privada, evidentemente, habrá que hacer una recensión y saber si han sido para cuestiones financieras imprescindibles, o para que algunos se hayan forrado, pues los 30.000 millones de euros que se les concedieron a fondo perdido, son precisamente los que nuestro país necesita en estos momentos para salir de la urgencia de la crisis en la que estamos, no de la crisis, tan sólo de la urgencia (y los tijeretazos de Zapatero solo suben a 15.000 millones de euros, faltan otros 15.000 millones de euros que habrá que esperar a ver de donde se sacan).

Por último, en este país se ha practicado una política de despilfarro y pesebre desde los distintos gobiernos, tanto contratando trabajadores con un plan E que sirvió para que algunas empresas afines a partidos políticos se forraran, tanto como para dar trabajo a los futuros votantes de los partidos que las repartían desde los ayuntamientos.

Los españoles somos mucho más serios, rigurosos y honestos que los socialistas, que esos socialistas que son socialistas aprovechados antes que españoles, porque también algún socialista honesto existe, aunque lamentablemente no son mayoría, porque si lo fueran, José Luis ya no estaría en el gobierno. Los españoles no hemos llegado hasta el siglo XXI derrotando todos los sinsabores, para que un infame personajes nos derrote con la ayuda de todos los que se benecian a costa de los demás. Se acabó el cachondeo.

Biante de Priena


domingo, 16 de mayo de 2010

La estrategia de José Luis


El ejército de propaganda de la cofradía de la ceja ha tenido el detalle de comenzar a explicar a los españoles en los programas de televisión más populares por qué nos van a cribar a impuestos, por qué van bajar los sueldos a los funcionarios (e indirectamente a todos los españoles, por qué si bajan los funcionarios que no harán los contratados por empresas privadas), por qué van a congelar las pensiones, pero no han tenido la decencia de explicarnos por qué ha ocurrido la crisis económica que estamos viviendo.

¿Cómo se puede imponer un tratamiento sin conocer el diagnóstico?. Esa es la maldita realidad de este país, en el que unos intrusos aficionados, unos ineptos sin vergüenza, pensaban que la política era hacer lo que les diera la gana, mientras la globalización –que es como el piloto automático de la época- lo acababa resolviendo todo.

Los socialistas saben repartir dinero entre todos los que les apoyan, son facciosos y sectarios, prueba de ello es que prefieren que el pueblo pague los errores que ellos cometen, a que los paguen los que conforman su red de apoyo político y social. Ni un euro se retira de las subvenciones a sindicatos, a partidos, a colectivos, a medios de comunicación. Ni una rectificación en el despilfarro de la política de género, las medidas ecológicas –antieconómicas-, y el proceso de deconstrucción de España que iniciaron hace seis años con el desmantelamiento del Estado. En Grecia han reducido los municipios un 60 % para ahorrar, en España tenemos oficinas comerciales que funcionan como “embajadas autonómicas” y hacemos donaciones a las causas más pintorescas en los países del tercer mundo.

Del millón largo de gente que vive del pesebre no se toca un euro, vamos a apretarnos el cinturón los mismos de siempre para que los mismos de siempre sigan viviendo magníficamente de todos nosotros. José Luis está a punto de cargarse el estado de bienestar que hemos tardado 35 años en construir con la misma serenidad e irresponsabilidad que un nieto travieso se carga la vajilla que le regalaron a la abuela cuando se casó, por curiosidad, para ver que pasa, pero también para medir el poder que tiene. Como decía Rajoy, es el Presidente de Gobierno que más ha recortado los derechos de los españoles, ha convertido España en un laboratorio de sus experimentos sociales, económicos y políticos. La madre que parió al que le regaló la magia Borrás de pequeño.

La realidad alcanza a José Luis

La estrategia del PSOE de José Luis es arruinar el país, tomando medidas insuficientes, ineficaces y tardías, equivocándose a propósito, para que el gobierno que venga detrás tenga que tomar las auténticas medidas que nos sacarán de la crisis, que serán mucho más severas, y entonces poder criticarlo, minarlo, y volver a recuperar la representatividad perdida con su magnífico aparato de propaganda y agitación, con los medios de comunicación que han atiborrado de recursos, con toda la gente que han instalado en la administración.

Les importa una mierda si salimos o no de la crisis, lo único que les interesa es el poder; son unos criminales sociales que deberían ir a la cárcel de inmediato tras juicio por su ineptitud, negligencia, despilfarro, cohecho, prevaricación y abuso social, pero como mucho se irán a la oposición, sin restituir lo que han robado, para que cuando entre un nuevo gobierno con intención de resolver los problemas que hayan dejado en herencia, poder salir a la calle con los móviles del pásalo, boicoteando las acciones gubernamentales, culpando a sus sucesores de hacer lo que ellos no hicieron, porque si lo hicieran perderían aún más apoyos electorales. Por eso toman medidas ineficaces, no por su bondad y magnanimidad social, sino porque así logran destrozar más el país para que las medidas que tengan que tomar los que vengan sean muy severas y poder entonces criticarlos y dinamitar cualquier solución. Son peor que un cáncer y si no nos damos cuenta pronto, estamos absolutamente desahuciados.

Vuelvo a insistir, se debe hacer una auditoria general del Estado antes de que se vayan del Gobierno, porque de no hacerla no será posible exigir responsabilidades y restitución por sus crímenes económicos, sociales y políticos. Y añado, a todo político que no pueda demostrar que sus bienes provienen de sus ingresos legales, se le confiscarán los que haya obtenido "ilegalmente" y se le juzgará por corrupción política, cohecho y prevaricación, por ejemplo y modelo, el caso Bono o el caso Camps.

El único problema que le importa a José Luis, es como seguir manteniendo el pesebre y a todos los que viven de la política a su costa, porque por su auténtica capacidad tendrían que irse al paro directamente y se aferran al privilegio como garrapatas (de qué iba a sacar Leire Pajín 18.000 euros al mes si no estuviera en política). Hasta entre los “equitativos” socialistas hay clases, los políticos socialistas son la nobleza del socialismo, y sus electores, los pringaos que se van al paro, tienen la pensión congelada, o reciben menos sueldo por hacer lo mismo, claro que todo esto es “por culpa de la derecha, de Aznar y de Bush”. Pero lo que más me fascina es como sus electores aplauden que les torturen mientras vean que a los más ricos les dejan sin postre. Que extraña es la condición humana.

Biante de Priena

viernes, 14 de mayo de 2010

Por qué tenemos que pagar los errores de José Luis los que no le votamos


El negocio se llama Demagogia, consiste en que un señor es elevado al gobierno por once millones de irresponsables, que no tienen capacidad para discernir entre un tarugo y un sabio, y los errores que comete el tarugo, los pagan 46 millones de ciudadanos, posiblemente durante los próximos 20 años. Es así de sencillo.

¿Y los aciertos?, pues como resulta improbable que los haya, porque los tarugos suelen equivocarse, no hay nada que repartir, en todo caso, si lo hubiera, sería repartido preferentemente entre los votantes de la secta de la ceja, porque a los demás lo único que han hecho es quitarnos años de bienestar, es decir, pagaremos los errores de José Luis y los once millones de equivocados. ¿Y los qué no hayan votado también?, por supuesto, en este juego de la demagogia el que no juega también paga los errores, no hace falta que participe en el tinglado de conceder representaciones, porque si se abstiene cuentan los que no se han abstenido y siguen saliendo los mismos diputados con 20 millones de votos, que con 30 millones de votos. Dirán algunos que como en el Estatut de Catalunya, que votaron el 38 % y vale para el 100 %, pues sí, así es la demagogia.

¿Y no hay forma de no participar en este juego?, pues no, todos los españoles estamos condenados a jugar de forma obligatoria, queramos o no, porque cuando se hacen unas elecciones el que no participa, concede su elección a los que han participado, aunque esté hasta los mismos de soportar imbéciles que se dedican a vivir fabulosamente a costa de los demás. Y tiene difícil remedio, por qué con que voten mil despistados ya tenemos senado, congreso y todas las instituciones cubiertas, vamos, con este sistema, votando mil ciudadanos sólamente de 46 millones, tendríamos miles de políticos viviendo del momio. ¿Verdad que es un excelente negocio y tremendamente productivo para todos los políticos y los que viven magníficamente a su costa?

Además, los que participan no eligen a sus representantes, sencillamente aceptan y asumen, los que presentan los partidos, y no hay más alternativa. La cosa es sencilla, verán que fácilmente se lo explico, unos señores de un Comité Ejecutivo de un partido deciden a que impresentables presentan en una lista, les hacen una gran campaña de propaganda, y controlan los medios para que otros no puedan hacerla, así se puede elegir entre los que se ofrecen, nunca entre los que se demandan.

Así que si un señor poderoso dice que por una circunscripción se van a presentar Belén Esteban y Ramoncín, ustedes pueden elegir a uno o a otro, o no elegir a ninguno porque no le parecen adecuados, pero eso no impide que no salga uno de ellos. Así que ustedes tienen la libertad de elegir exclusivamente lo que les ofrezcan, como si van a un supermercado y les ofrecen pan tostado de dos marcas que son una porquería, y ustedes quieren adquirir otra marca que es de mejor calidad, pues nada, pues si quieren comer pan tostado tendrán que comer la marca porquería, o irse a otro supermercado a ver si tienen suerte, pero aquí no hay ni esa posibilidad, por qué sólo hay un supermercado en el que nos ofrecen el pan porquría A y el pan porquería B y no hay más opciones, claro, también pueden comer otras cosas, pero como quieran pan tostado no hay otra

Gracias a esta Demagogia, los que no se hayan equivocado votando a José Luis, pagan los errores de los que sí lo han votado, es decir, pierden dos veces, una por soportar al tarugo y sus electores ufanos, y otra por tener que pagar sus errores, los del tarugo y los de sus electores. ¿Y cuánto tiempo dicen que hay que esperar hasta volver a jugar?. Dos años. Creo que para entonces se habrá roto el tablero y no se podrá jugar más.

Bueno, menos mal que vivimos en una Democracia en España y las cosas no son así, por qué esa forma de actuar de la Demagogia más bien recuerda a una Dictadura.

Biante de Priena



Carta abierta a un votante de ZP


Querid@ mi@ :

Lo primero que quiero hacer es darte las gracias, porque has conseguido, con tu irresponsabilidad que en este país vayamos a alcanzar por primera vez en nuestra historia los 5 millones de parados. Así se defiende la alegría, con arte. Supongo que a ti no te afectará, porque los parados son siempre culpa de la derecha cavernícola del PP y de Bush y la guerra de Irak.

Pero no solo debemos agradecerte tus compatriotas que este país entre a formar parte del Guinnes en la sección de inactividades, también tenemos que brindar por tu magnífica percepción de la realidad al apoyar un gobierno que ha sabido reconocer al fin la crisis, aproximadamente tres años después de ser anunciada, lo que no impide que ahora, al fin, se tomen medidas restrictivas, que pagarán los mismos de siempre, supongo que a ti no te afectarán para nada. Mientras haya buitres que nos presten dinero podremos seguir adelante, ya lo pagarán las próximas generaciones.

También quiero felicitarte por los importantes cambios culturales que se han producido en este país, con un incremento del analfabetismo y la gente sin estudios, los comedores sociales, y la gente pidiendo por las calles. Ahora, gracias a ti, todos los españoles somos más pobres, menos los que están en el poder, los que tu has alzado, que son más ricos, como José Bono que se dedica a la hípica, los negocios de joyería y la especulación inmobiliaria, con esa gracia que le caracteriza. Por cierto, vete explicándole a tus hijos por qué van a vivir en tu casa hasta los cuarenta años, y no van a tener ni trabajo, ni futuro.

Pero sobretodo, quiero agradecerte el gran cambio social que ha experimentado nuestro país, hoy tienes a tu disposición diversos canales de televisión pública en los que vomitar es gratis, y aunque te hayas quedado en el paro, hay que reconocer que nunca se ha vivido mejor en España con el único requisito de tener un carnet del PSOE, o ser amigo de algún gerifalte de la cofradía de la ceja.

Mil años de honradez son los que vienen con el imperio de José Luis, por lo menos. Sólo quiero pedirte una cosa, que reflexiones, porque si no perteneces al millón largo de votantes del PSOE que se benefician directamente de que este , es decir, tienen un trabajo estable que no tendrían si el PSOE no estuviera en el poder, has hecho el idiota al entregarle tu voto a esta banda de degenerados que prometen una sociedad mejor y se van a ir dejando un país yermo y esquilmado, con un Estado de Derecho que da pena verlo y una utilización de la democracia desde el caciquismo más zafio y estridente.

Por último da la cara, miembro o miembra del despropósito, no te ocultes, no mires para otro lado, échale gónadas y di que tú has votado al PSOE y que te arrepientes, ya que posiblemente hayas perdido el trabajo y el futuro gracias a la propaganda y la mezquindad de los facciosos que has apoyado, ten el coraje de reconocerlo, porque verás, no es por nada, pero formas parte de una comunidad de 11 millones de irresponsables que han conseguido, gracias a José Luis, que por primera vez en la democracia española se haya retrocedido en todo, y se hayan recortado derechos sociales, los mismos que el cacique que apoyaste decía que iba a incrementar, también hemos perdido libertad, bienestar, respeto por la democracia y la justicia, y seis años, que nos van a descarrilar del futuro, y que vamos a tardar veinte años en olvidar.

Dinos que tu votaste al PSOE, que queremos darte las gracias, demócrata, espabilado, irresponsable y taimado, que se oculta después de hundirnos a todos. Anda simpátic@, da la cara, que queremos defender la alegría contigo, y volver a manifestarnos por el “no a la guerra” y el “nunca mais”. ¿Por qué no das la cara?, ¿temes que te hagamos pagar los destrozos de José Luis?. Pues eso no está nada bien, a lo hecho, pecho, no culo.

Si haces el favor, pásalo.


Biante de Priena

miércoles, 12 de mayo de 2010

Zapatero Manostijeras



La foto del día de hoy inmortalizada por paradopolis.es

Por una Auditoría General del gasto público


Empeñado está el Presidente del Gobierno español en mostrar al mundo que se equivoca, que de la pequeña desaceleración sobre la que triunfó en las Elecciones Generales de 2008 (recuérdese que en las Elecciones Generales de 2004, el atentado que ocurrió el 11-M nos trajo esta joya), se sale al revés de lo que han propuesto los principales analistas financieros, los gobiernos occidentales, y hasta el Presidente del Banco de España. Pero José Luis es un cazurro de adopción, que antes de rectificar nos lleva a la ruina.

Cuando alguien es tan narcisista y soberbio como para contradecir al mundo entero (Obama, Merkel, Sarkozy, incluidos), sólo puede ser por una razón, está convencido de que es algo parecido al Mesías. Y los once millones que le han votado, también.

Verán ustedes, entre chuminada e improvisación, aquí el maestro nos ha llevado a una situación de precariedad que ni los más pesimistas analistas internacionales llegaban a sospechar hace dos años. No hay periódico económico internacional o nacional que haya pensado y manifestado sus dudas sobre el estado mental del sujeto.

Se dice pronto, pero cada día que José Luis permanece en el gobierno estamos retrasando tres días para salir de la crisis, el primero porque responder tarde es perder las oportunidades, el segundo porque nuestro país no es el único del mundo, y por lo tanto, mientras los demás están resolviendo las cosas, aquí nos seguimos hundiendo, con lo que resulta que cada día vamos perdiendo ventajas y competitividad adquiridas a lo largo de muchos años, gracias a José Luis, y el tercero porque la deuda del Estado se incrementa sin fin y cada día va resultando más caro obtener crédito y más onerosa su devolución. Ni los más arriesgados se atreven a ofrecer una fecha para que España comience a salir de la crisis. Como muy pronto no será antes de 2016 o 2017, y da igual que se cambie de gobierno, que haya elecciones, o que entonemos entre todos la danza de la lluvia.

Por ahora no se aprecia demasiado el costo que estamos pagando, pero con la subida del IVA, y la rebaja de pensiones comenzaremos a notarlo, pero sobretodo cuando los subsidios de los parados comiencen a concluir. El deterioro de los servicios públicos está asegurado. Y ya no nos salva nadie. Evidentemente José Luis no es el único responsable, hay un Parlamento y una oposición que han sido sus cómplices y también tendrán que rendir cuentas ante los ciudadanos.

Pero lo que más me llama la atención es el silencio de los once millones de votantes que hicieron a José Luis Presidente de un Gobierno sobre todas sus mentiras. Todavía estoy esperando a ver como desde la opinión pública surgen voces diciendo: lo siento, me equivoqué, le di mi voto a un sinvergüenza. En vez de un reconocimiento de responsabilidad y una petición de disculpas, todavía algunos están empeñados en dar lecciones a los demás, sobre el origen de la crisis, culpando a las causas más variopintas, desde los mercados internacionales hasta los inmigrantes y quedándose más frescos que un ecologista defendiendo el cambio climático.

Hay una campaña de propaganda organizada desde el Gobierno y apoyada por todos los que sostienen y se sostienen en el PSOE y también por los nacionalismos, incluidos los sindicatos y los colectivos subvencionados, que se empeña en convencer a los españoles de que José Luis ha hecho lo que ha podido y que nada más se pudo hacer. Y los miles de millones de euros de dinero público que han dilapidado y acumulado en sus cuentas personales para atravesar el desierto que se nos viene encima, como son de dinero público no son de nadie. Pues van listos.

Daré mi voto al partido que se proponga hacer una Auditoría General del Estado, que interese al gobierno de la nación, a todos los gobiernos autonómicos, y a todos lo gobiernos municipales, así como a todas las instituciones, bancos, sindicatos, colectivos, y personas que hayan recibido un euro de dinero público, incluidos todos los delegados de Hacienda del país.

Por qué hasta que no sepamos cual es el diagnóstico correcto de lo que ha ocurrido, no estaremos en condiciones de resolver los problemas que tenemos. Evidentemente esta Auditoría General del Estado no puede ser realizada por funcionarios públicos, sino por agentes contratados en Estados Unidos, Alemania, Suiza y otros países que tengan tradición en la intervención de las cuentas públicas.

¿Quién le va a devolver a la inmensa mayoría de los españoles los diez años de penuria económica que vienen gracias a José Luis Rodríguez Zapatero y sus secuaces?. ¿Tiene derecho un mequetrefe a condenar a 46 millones de personas a la miseria para salirse con la suya?

Mientras no se haga, seguirá el cachondeo

Biante de Priena

lunes, 10 de mayo de 2010

Por qué los demócratas somos fachas


Llegaron las hordas salvajes del PSOE para mostrarnos que la democracia les importa una mierda, lo hicieron tras un atentado terrorista que dejó 192 muertos en las vías de unos trenes de cercanías, cerca de 1500 heridos, algunos con secuelas para siempre, y un pueblo desnortado, inerme, destrozado. A partir de entonces todo ha sido una huída hacia delante, han legislado para sus electores, mejor dicho, han legislado supuestamente para sus electores ( y contra todo lo demás), porque lo único que pretendían es mantener a un millón de descamisados, ignorantes, imbéciles, aprovechados y sinvergüenzas cobrando del Estado. Eso es el PSOE actualmente, nada de ideología, puro interés, más desalmado y descarnado que los especuladores financieros.

Vinieron para quedarse, para no irse jamás, como Fidel Castro o Hugo Chávez, para imponer su visión de la realidad contra todas las demás visiones posibles, estableciendo un totalitarismo paulatino al que denominaron progresismo, subyugando la democracia a su interpretación unívoca. Lo han hecho a propósito, de forma planificada, o mejor dicho, a la medida de sus impulsos más depravados, parece que estoy escuchando a José Luis decir en La Moncloa ante todos sus secuaces del gobierno: “en este país no hay que gobernar para los españoles, hay que gobernar contra la derecha, porque todo el mundo acabó estando contra Franco, así que el que no sea de derechas, se hace, todos serán unos fachas menos nosotros, que seremos los liberadores y salvadores de la sociedad, los buenos de la película, y eso nos permitirá ir haciéndonos con todas las instituciones del Estado, para colocar en ellas a los nuestros, a partir de ahí tendremos asegurada la perpetuación”. No, no hay inocencia, ni casualidad, sino insidia y estrategia, en su propósito, su "buena vida" depende de ello, aunque sea malogrando la vida de todos los demás, de los que no son ellos: los privilegiados del régimen.

Son las mismas palabras que pronunció Lenin en el Palacio de Invierno, con Stalin tomando notas, y Trotsky, que era el auténtico héroe de la revolución frunciendo el ceño y esperando que Ramón Mercader le clavara un piolet en la cabeza. Luego vinieron los sesenta años de opresión y burocracia, los gulags -¿cuántos españoles viven hoy en el ostracismo además de todos y cada uno de los cuatro millones y medio de parados?. Han arruinado el país, saben que su ideología se nutre de la miseria, de la pobreza, de la ignorancia, de la esclavitud. Se han cargado la libertad controlando su flujo con los medios de comunicación subvencionados, con el amordazamiento y la persecución de los que se enfrentan a ellos, están depurando a los españoles, a todos los españoles que no compartimos que el socialismo es la panacea universal, y lo están haciendo abiertamente, ante los ojos de todo el mundo, mientras solo unos pocos que formamos la resistencia hacemos que suenen los clarines del tercer aviso.

No se irán si no los echamos, están aferrados al poder e incrustados en el Estado Providencia, se han cargado la democracia, la justicia, el Estado del Bienestar, la industria, la riqueza, la educación, la sanidad, la administración pública y las fuerzas de seguridad del Estado. Hace tiempo que denuncié en este mismo blog que el PSOE había dado un Golpe de Estado, porque no respeta la Constitución y actúa con el objetivo de hundirnos, política y económicamente. El PP está estigmatizado, porque les interesa que no sea alternativa, y los conservadores no saben quitarse el sambenito de encima, les llaman ladrones y fachas unos facciosos que han esquilmado el país y se quedan pensando, por eso las encuestas siguen sosteniendo al PSOE próximo al 40 %, gracias al PP. Si no saben, que se aparten, que dejen de representar lo que no pueden, ni saben, ni quieren representar, es decir, la furia de los españoles, están alelados, esperando a que todo estalle y no tenga remedio para presentarse como alternativa. Ellos son también responsables de todo lo ocurrido.

Los socialistas definitivamente son enemigos de los españoles, la gente tendrá que acabar decidiendo si es socialista o español, porque ambas cosas son incompatibles. Los españoles somos seres libres, a los que nos gusta la mezcla y la comunicación, y estos sinvergüenzas nos están haciendo luz de gas cada día, de forma planificada, construyendo un Estado burocrático opresivo que reparta privilegios entre su nomenclatura, como en la extinta Unión Soviética, como en Cuba, como en Venezuela.

¿Hasta cuándo queridos compatriotas se lo vamos a permitir?. Si ser facha es negarse a la opresión sectaria y al régimen de oclocracia en que estamos viviendo, ellos me han definido, soy facha, me hacen facha, quieren que sea facha, pues será facha, contra esta banda corrupta lo que sea; yo no me considero así, me siento liberal y español, pero de lo que estoy seguro es que voy a por ellos, hasta que los vea en la cárcel por sus crímenes no pararé, y sé que hay muchos que me acompañarán en la faena –fachas y no fachas- hasta que llevemos a José Luis Rodríguez Zapatero y toda la corte de miserables que le acompañan a la cárcel. Y lo digo alto y claro, en un lamento inmisericorde, con los últimos suspiros de libertad que le quedan a esta querida patria de todos nosotros que es España.

¡VIVA RIEGO! ¡VIVA LA LIBERTAD! ¡VIVA ESPAÑA!

Buenas noches y buena suerte.

Biante de Priena

domingo, 9 de mayo de 2010

Juego de Damas


Se ha caído el escenario de cartón piedra que servía de fondo a la epopeya del cejado José Luis, acaba el semestre de la Presidencia europea, el más triste y baldío de la historia, gracias a José Luis. La mayoría de primeras filas del continente han pasado de José Luis. Pobre José Luis, últimamente se deja que le broten las canas para dar la impresión a la opinión pública de que sufre mucho con lo que está ocurriendo, con los 4 millones y medio de parados, muchos seguramente votantes del PSOE, con el déficit que no mengua, con el abandono de capitales extranjeros de la economía española, con la deuda que no deja de crecer, y con la crisis política que no amaina. José Luis ha conseguido llevar al PSOE a los niveles de credibilidad más bajos de su historia –“Mientes más que un socialista” es una frase hecha-, ha conseguido que los sindicatos sean considerados como cofradías del régimen, todo lo que rodea a José Luis está ajado, los ministros, los defensores de la alegría, los medios de comunicación afines, los que organizan campañas para favorecer al Gobierno. Hasta la oposición se desacredita con el apestado. Los jueces están revueltos con las pifias de José Luis. El pueblo está harto de José Luis, y ni siquiera se hacen ya chistes de José Luis.

José Luis lo sabe, sabe que está amortizado, no es tan tonto como para ignorarlo, alguien tan ambicioso como él, que ha pretendido reescribir al dictado la nueva historia de España, mientras promovía un cambio cultural sin precedentes de este país, no ignora que está en el tiempo de descuento, ya no le quedan conejos en la chistera, ha mentido a todo el mundo, a los españoles, a los de su partido y a los demás, a los extranjeros, a los inmigrantes, a los banqueros, a los jueces, a los funcionarios, y a sus colegas de otros países. José Luis es la imagen simétrica del personaje de Pedro y los lobos, que advertía de la presencia de los animalitos hasta que la gente dejo de creerlo, José Luis, no, advierte de que no hay lobos hasta que está a punto de ser devorado por ellos, al igual que el bienestar de los españoles. Su función es disuadirnos de la razón, para que abracemos su creencia de forma fanática.

A José Luis le ha acabado atrapando la realidad y se lo va a tragar enterito, mientras emite un último discurso positivo con micrófono y todo. Va a ser el Presidente del Gobierno que va a olvidarse más deprisa por los españoles, mientras nos dedicamos a cerrar todas las fugas que ha ido abriendo en la nación para que se hunda. Pasarán varios años hasta que nos quitemos su impronta y las secuelas de su paso por La Moncloa. Pero lo acabaremos haciendo.

¿Y tras José Luis qué hacemos? Evidentemente soportar a Rajoy, que dada las habilidades para la política y la comunicación que le caracterizan, nos hará pensar para qué sirve la democracia, si lo peor sólo puede ser sustituido por lo malo, mal pronóstico. Sin embargo, según me han contado las malas lenguas, no será Rajoy quien dispute las próximas elecciones al sustituto/a de José Luis en el PSOE, sino una dama, Mariano es el sparring que le han dejado a José Luis para que se queme con él y como ahora ya está quemado José Luis, y cuando se vaya José Luis se llevará a Mariano con él. La dama que parte como favorita es Esperanza Aguirre, pero María Dolores de Cospedal también está dispuesta en parrilla de salida, aunque le falta aún rodaje.

En el PSOE, también están pensando en una sustituta para José Luis, pero todavía está la cosa muy verde para hacer especulaciones. La candidata socialista está por ver, y aunque su perfil es similar al de Carmen Chacón, no sería ésta, porque ya tiene previsto sustituir a Montilla como candidata a la Generalitat, para las próximas elecciones. Además, Esperanza Aguirre se la merendaría en dos debates. El armario de candidatas posibles del PSOE no es numeroso, vayan descartando, porque no es de primera fila, pero podría ponerse al frente en cualquier momento. Sólo necesita que le den el parabién sus compañeros. Y asistiremos a una interesante partida de damas, en la que veremos que las políticas españolas están dispuestas a dar el salto definitivo hacia La Moncloa.

Biante de Priena

jueves, 6 de mayo de 2010

Clamor de Justicia


España se hunde por culpa de un enajenado que ha considerado que La Moncloa es Fort Apache. Hasta un socialista de Madrid, Ángel Gimeno, que disputará al aparato la presidencia del partido en esta comunidad lo ha dicho con claridad: “Zapatero tiene que irse”. ¿Ahora?, ¿Y por qué no lo dijo hace seis meses cuando la cosa tenía remedio?. ¿Qué pretende quitar el mascarón de proa y salvar el barco del PSOE para que siga adelante como si no hubiera pasado nada?. Sí Zapatero es responsable es por qué el PSOE le ha apoyado, no a pesar del PSOE. Así que no vale con destituir al capitán mientras la tripulación es tan pirata o más que él. Venga, que prueben otra jugada que esa ya nos la sabemos.

Vamos por partes, ¿cómo que irse?, ¿a dónde?, ¿para qué?. No, de eso nada, de aquí no se va nadie sin hacer los deberes, es decir, sin reconocer que la ha cagado públicamente, que ha hundido el país, que ha dilapidado el dinero de los españoles, que no ha sabido gobernar y por supuesto pagando todas las facturas de los destrozos.

¿Pretenden los militantes del PSOE que pasemos página y hagamos pelillos a la mar de lo ocurrido?. ¿Con irse está todo resuelto?. ¿Pero qué responsabilidad es esa?. A ver, sobre la mesa los cien años de honradez, las promesas incumplidas para ganar las elecciones, los crímenes contra la razón, la defensa de la alegría, el pásalo y el quédatelo.

Que sepa el señor Gimeno que esto no se arregla retirando a José Luis y punto final, que va. El patrimonio de todos los políticos socialistas y sus familiares sobre la mesa desde hace seis años y lo que no corresponda a lo que les pertenece por sus ingresos confiscado de inmediato, pero de todos y cada uno, desde el Presidente de Gobierno hasta el último concejal del pueblo más remoto. Y de paso, ya que estamos, también hay que hacerlo con todos los políticos de la oposición, incluidos los nacionalistas.

Una Auditoría General del Estado ya. En la que se haga balance entre ingresos y gastos, y publicación de sus patrimonios. A los ladrones comunes se les aplica el código penal y a los ladrones políticos también se les debe aplicar y de forma inmediata.

Esto no se arregla con pasar página, con una moción de censura perdida o ganada, o con la convocatoria de elecciones anticipadas, de ninguna manera. ¿Qué quieren seguir tomándonos el pelo?.

Señor Gimeno, no basta con que Zapatero se vaya, el PSOE y también todos los partidos de la oposición van a mostrar públicamente lo que han hecho con nuestro dinero a todos los ciudadanos de este país a los que acudieron a servir. No se va a ir Zapatero sólo, se van a ir muchos otros con él, a la mismísima mierda. Se lo aseguro. Ya lo comprobará.

Y luego, con los deberes hechos, entonces pasaremos página.

Biante de Priena

La democracia social es el panteón de la libertad


En los países que se consideran democráticos se está produciendo una fisión en la comprensión universal de la democracia, que hasta ahora había sido asumida desde los criterios liberales por todos los países considerados democráticos. Tras la caída del imperio soviético, los países del antiguo telón de acero decidieron incorporarse a la Unión Europea, al tiempo que en Latinoamérica los países de la órbita del ALBA decidían apartarse de los criterios liberales de democracia.

El paradigmático caso español sigue una trayectoria más parecida a la de los países que se han hecho seguidores de la demagogia del líder venezolano, Hugo Chávez, que de sus socios europeos. En España el cambio de régimen desde una interpretación liberal de la democracia, hasta una interpretación social de la democracia se está llevando sin prisa pero sin pausa por los gobiernos sucesivos de José Luis, convirtiendo a nuestro país en el lugar de la Unión Europea en el que la libertad está más amenazada.

La democracia social sacrifica la libertad en aras del predominio de la sociedad, entendida auténtico conglomerado de seres humanos indiferenciados en el que no es posible la identidad propia y en el que los ciudadanos somos catalogados por el número correspondiente que nos asigna el régimen en la etiqueta de usuarios, contribuyentes, electores, consumidores, o espectadores.

La democracia social sacrifica la pluralidad porque sólo acepta como ciudadanos válidos a los que están conformes con su interpretación, es decir los que comparten el catecismo de su secta. Los demás son apartados por cordón sanitario y tildados de fachas o rebeldes, defensores de sus privilegios, aunque el único privilegio del que dispongan es el de pensar por sí mismos o estar en el paro buscando trabajo.

La democracia social sacrifica la separación de poderes, considerando que la justicia está al servicio del Estado que es el único poder con potestad para determinar lo que le conviene y lo que no le conviene a la sociedad.

La democracia social sacrifica la tolerancia porque excluye a todos los que no comparten que el modelo ofrecido desde el Gobierno es el mejor de los posibles.

La democracia social sacrifica la unión histórica y cultural de la nación, porque considera que es un vestigio (y un baluarte de resistencia) ante su proyecto de progreso. Defender la nación española que supone defender la libertad, los derechos adquiridos, la Constitución y los símbolos identitarios se considera un atraso próximo al fascismo o al franquismo, y algo que realmente se contrapone a la interpretación social de la democracia.

La democracia social convierte el Estado en providencia suprema, nada puede existir fuera de lo que el Estado determina y la simple determinación de un Gobierno convierte en Ley cualquier arbitrariedad, norma o reglamento, confiriéndole el mismo peso que a un derecho constitucional.

La democracia social es irresponsable de sus actos, puesto que si en su revolución surgen déficits galopantes, millones de parados, deuda desbordada, o cualquier ineptitud materializada, se consideran daños colaterales del objetivo prioritario de transformación de la sociedad en un conglomerado indiferenciado.

La democracia social es totalitaria, tiene la pretensión de atesorar todo el poder y no respeta la ley, ni siquiera la establecida en la Constitución. Busca el triunfo de la mayoría, excluyendo a las minorías de la participación en las decisiones importantes. Para un demócrata social si dos ciudadanos aprueban un objetivo, aunque estén equivocados y no respeten la ley, su criterio prevalece y se considera democrático frente al de un ciudadano que tenga razón y respete la ley.

La democracia social prescinde del conocimiento, de la historia, de la cultura y de todos los elementos que de forma natural conforman una sociedad, para imponer su programa de innovación y modernidad particular, fundamentado en la expectativa de un mundo mejor y en la promesa de eliminar las desigualdades.

La democracia social tutela la economía, determina desde el Estado la utilización del dinero público en la construcción de un escenario proclive a sus presupuestos desde la propaganda y la manipulación de los medios de comunicación.

La democracia social no es democracia, es pura demagogia populista que busca como objetivo prioritario crear una clase dirigente homogénea, una especie de nomenclatura, que como único mérito presente su trayectoria política. Así nombra cargos, desde ministros hasta jefes de negociado, sin conocimientos suficientes para ocupar los cargos que representan, convirtiendo la dirección de la administración pública en una constelación de ineptos que se aferran como garrapatas a la oportunidad que les ha brindado el destino para aprovecharse de su cargo.

La democracia social tiene como pretensión acabar con el orden establecido por la democracia liberal, la auténtica democracia, que ha sido la que ha permitido los avances sociales a lo largo de la historia.

La democracia social es la decadencia de la democracia, porque convierte el contrato social en papel mojado, la separación de poderes en un recuerdo y el respeto a la ley en una guasa. La democracia social es el antídoto de la democracia, tal y como se ha entendido a lo largo de la historia, tal y como se entiende en los países que disfrutan de una democracia auténtica.

La democracia social no es más que una dictadura encubierta, que pretende sustituir el criterio fundamental de un ser humano, un voto de elección libre, por la argucia de un ser humano, una aceptación de que lo que hay es lo único posible y no se puede pretender alternativa.

La democracia social es el panteón de la libertad, sin libertad no puede haber democracia, es como intentar respirar bajo el agua sin oxigeno, algo que tarde o temprano conducirá a la muerte por asfixia.

Biante de Priena

miércoles, 5 de mayo de 2010

Nada para recordar


Deberían hacer una película de José Luis, todos los actores de la ceja, con Almodovar de director, podrían ponerle la música Victor Manuel, Serrat y Miguel Bosé, con algo de Sabina. El guión podrían escribirlo Enric Sopena y Maria Antonia, y Público y El País podrían hablarnos del inmortal film. Leire Pajín en el reparto, también José Blanco, Chaves y Maria Teresa Fernández de la Vega, Sonsoles podría hacer de estatua y Montilla de botijero. Por supuesto, subvencionada al 200 % por el Ministerio de Cultura de la represora Sinde.

Un régimen como el de José Luis, necesita una filmografía propia. Las escenas podrían ser las siguientes:

11-M. Pásalo. Campañas contra la guerra. En un mundo destrozado por el dolor de unos atentados terroristas islámicos, un hombre, sólo ante el peligro, logra ser elegido Presidente del Gobierno contra todo pronóstico de las encuestas, llega a La Moncloa con la intención de cambiar la realidad, nos habla de su abuelo, de su profundo feminismo, de la Alianza de Civilizaciones, de los crímenes de los demás, siempre los demás, esa derecha cavernícola que no se deja civilizar en España.

Los nacionalistas tienen derecho a decidir, ETA también, negociación con terrroristas, T4, les perseguiremos a todos por tierra, mar y aire. Desmantelamiento del ejército. Creación de la escuela de propaganda financiada con dinero público, subvenciones a sindicatos, colectivos, periódicos, emisoras, televisiones. Mientras, grandes pelotazos en el país gracias a su ineptitud en el control de la economía. Estado Libre Asociado. Estatut. “España es un concepto discutido y discutible”, sí, la España que da de comer a un millón de delincuentes que se han afianzado en la poltrona gracias a José Luis. Ley de Violencia de Género, división, separación. Siguiente campaña electoral.

Crisis, ¿qué crisis?, como mucho desaceleración, pleno empleo, 4 millones y medio de parados haciendo quedadas por todas las ciudades ante la miseria de los sindicatos que no les representan. Desayuno de Obama con José Luis. Quiebra del Estado. Intervención de la UE y el FMI. Y aquí un plano discreto de Rajoy, esperando, callado, no se sabe si ha sido excluído o se ha excluido a sí mismo.

El final, una apoteosis de la izquierda progresista mundial, conferencia internacional de Cuba, Venezuela, Argentina, Ecuador, Nicaragua, Paraguay y otros países amigos como Turquía, Irán, Libia, y Timor Oriental, para apoyar al lider interplanetario y coro de los esclavos de Verdi sonando en la lejanía, con escena final de los páramos de la patria y la bandera del PSOE con el puño y la rosa, discretamente desplegada. El título podría ser, “José Luis, ese hombre, más o menos”. Pero no, no se hará, prefieren que nada de todo eso se recuerde. También se podría titular: “Nada para recordar”.

Biante de Priena

martes, 4 de mayo de 2010

Y colorín colorado...este cuento se ha acabado


La democracia occidental nació en Grecia hace más de dos mil años, resulta paradójico que el país de la antigüedad que más se ha ocupado de estudiar la política y que brilló como ningún otro en sus logros representativos y gubernamentales, hoy se vea abocada al desastre económico, gracias a la política, precisamente. No hemos aprendido nada en los dos últimos milenios.

Los filósofos griegos nos advirtieron como ningún otro sobre los políticos, sobre la política, antes lo habían hecho los poetas desde la mitología, y su lenguaje simbólico sobre el poder. En Grecia, fue donde el mythos se transformó en logos por primera vez, dejando las creencias paso a la razón y al conocimiento empírico. En Grecia se alcanzaron las cotas más altas de comprensión de las virtudes y los defectos de los servidores públicos, surgieron el ágora, las demos, el consejo de los quinientos, la ecclesia, las tiranías, las oligarquías, el despotismo, el diálogo, la retórica. La inmensa mayoría de los elementos que hoy conforman la política tal y como la conocemos en las democracias avanzadas, tienen sus raíces e un pueblo que hizo del intercambio y la mezcla su bandera.

La terrible paradoja es que la política, el abuso de poder, ha conducido de nuevo el logos al mythos, de la razón se ha pasado a la creencia en la bondad de los políticos, cuando todos los indicadores dicen que los políticos son los más depravados personajes entre los seres humanos, y lo han sido a lo largo de la historia. Cierto que ha habido honrosas excepciones, cierto también es que la degeneración de la política se ha acelerado en las últimas décadas, y también es cierto que no se pueden comparar democracias como la griega, la italiana, la portuguesa o la española, con otras como la norteamericana, la francesa, la alemana o la del Reino Unido. Las democracias del sur, contra las democracias del norte. El sur siempre ha sido esquilmado por los políticos, mientras que el norte se ha cuidado de los detentadores, posiblemente gracias a la influencia de Lutero que fue el primero en hacer desconfiar a los ciudadanos de la bondad del Vaticano, del poder católico, y por extensión de todos los poderes, porque si el poder de la Iglesia del Dios cristiano estaba corrupto, como no habían de estarlo los de los poderosos terrenos.

Inglaterra decapitó a Carlos I el 30 de enero de 1649, Francia guillotinó a Luis XVI el 21 de enero de 1793, Alemania juzgó al alto mando nazi en Núremberg entre 1945 y 1946, sin embargo Rusia acabó con el zar Nicolas II y toda su familia en 1918 y trajo como consecuencia una dictadura del proletariado que duró 60 años, en Italia el pueblo ajustició al Duce en 1945, en Rumanía acabaron con Ceaucescu en 1989, realmente los magnicidios de los poderosos ha tenido diversa influencia en el futuro de sus pueblos, pero lo que ha dejado claro es que las cosas pueden cambiar y el pueblo siempre termina decidiendo su destino, aunque a veces sea para peor.

En Grecia la gente se ha echado a la calle, pidiendo revolución, quieren acabar con un régimen de corrupción que es una pantomima de la democracia, actualmente la deuda de los helenos es de 265.000 millones de euros, una auténtica barbaridad para un pueblo de poco más de diez millones de ciudadanos, cada griego debe alrededor de 26.500 euros, como aproximadamente la mitad de la población trabaja –bastante menos con el paro-, tendrán que trabajar todos durante dos años para pagar lo que adeudan, sin gastar un céntimo en otra cosa. En España, dice José Luis que las cosas están mejor, pero miente con un descaro imperdonable, porque nuestra deuda total entre pública y privada, supone un 270 % del PIB, la pública es un 70 % lo que supone alrededor de 18.000 euros por habitante y la privada es aproximadamente de 45.000 euros por habitante, en total 63.000 euros por español, como en España además hay un 20 % de paro, está claro que 1 de cada 3 españoles, aproximadamente tendrá que trabajar hasta devolver 189.000 euros, que es lo que corresponde a 3 españoles, de los 16 millones de trabajadores en España, al menos 5 millones son funcionarios, que producen servicios, pero no bienes, así que entre 10-11 millones de españoles tendrán que pagar cada uno alrededor de 250.000 euros para que este país deje de estar endeudado, imagínense ustedes, queridos trabajadores españoles que no son funcionarios, que han asumido una hipoteca de 250.000 euros, el tiempo que nos llevará devolverla, aproximadamente toda nuestra vida.

¿Pero en realidad que ha pasado? si hace seis años, cuando José Luis llegó al poder tras el 11-M, había superavit en el Estado –y la deuda era mucho menor (un 70 % de la actual) - y ahora tenemos un déficit del 12 % del PIB y una deuda descomunal. ¿Quién se ha gastado el dinero de los españoles?. ¿En qué se ha gastado el dinero de los españoles?. ¿Quién ha hecho negocios con el dinero público?. ¿Quién ha robado?. ¿Quién se ha hecho rico gracias a los negocios del Estado, las autonomías, y los ayuntamientos?. ¿Dónde está el dinero?.

¿Con qué derecho el Gobierno de José Luis ha dilapidado el dinero de los españoles?. ¿Con qué derecho ha creado más de dos millones y medio de parados?. ¿Con qué derecho ha incrementado el déficit público en un 12 %?. ¿Con qué derecho se ríen José Luis, el PSOE, el PP, los nacionalistas, y los demás partidos de nosotros?. ¿Qué han hecho los sindicatos y los empresarios más que forrarse a costa nuestra?.

Pues ahora lo que pretenden es hacer lo mismo que en Grecia, pasar página bajar sueldos a funcionarios, descender las pensiones, incrementar los impuestos, y seguir dilapidando, el dinero que va a prestar al Gobierno la Unión Europea y el FMI para que lo acaben pagando los mismos de siempre?. Esto es lo que ocurrirá en España en unos meses, gracias a la ineptitud de José Luis y su gobierno, a la patética representación política que tenemos en el Parlamento –PSOE y oposición-, gracias al conchabamiento de los bancos y las cajas de ahorros con el Gobierno, de los empresarios y los sindicatos con el Gobierno, y por supuesto, gracias al talante y la defensa de la alegría que nos van a terminar hundiendo en la miseria.

¿Pero qué derecho tienen todos estos sinvergüenzas a malograrnos la existencia durante los próximos veinte años en plena impunidad?. Creo que va siendo hora de que cambiemos de régimen, no sé si de forma violenta o pacífica, pero ninguno de los que está hoy en la representación política puede permanecer ni un minuto más en ella, y por supuesto, antes de irse que restituyan lo robado, malgastado y dilapidado y que respondan ante la justicia por sus crímenes sociales. Si no les obligamos a ello nos convertiremos en esclavos de su mezquindad.

Biante de Priena


Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...