desde 2.006 en Internet

martes, 23 de septiembre de 2008

Ethos político

Para Guachefe, sin acritud

Cuando Leonard Cohen le consultó a su gurú budista porque alguien le dijo que las canciones que componía eran demasiado tristes, el lama le respondió: “no te preocupes, aún debes hacerlas más tristes, hasta que les salten las lágrimas a quienes las escuchen”. El cantautor canadiense siguió al pie de la letra las instrucciones de su maestro.

Sócrates descubrió la mayéutica como método para enseñar sus pensamientos a sus discípulos, pero también para enseñarles a pensar por sí mismos, y esta estrategia de comunicación ha tenido gran influencia en el periodismo actual y en la psicoterapia, pero no en la política, porque la política no enseña nada, oculta todas las enseñanzas. El conocimiento auténtico no está en las respuestas, sino en las preguntas, por eso los políticos sólo dan respuestas. La curiosidad ha sido el motor de evolución de la humanidad.

Erasmo de Rótterdam, un tipo genial, realiza en su obra “Elogio de la Locura” una crítica de la sociedad de su tiempo, por una parte los excesos del poder, y por otra la conversión de la fe católica en una religión mundana, materialista, pero también inhumana, dogmática, irreflexiva e irracional.

Erasmo critica al mismo Papa, a los clérigos corruptos, utilizando el sujeto de la locura para construir su discurso, porque la ciencia –la razón- no es adversaria de la religión, sino su complemento necesario. Erasmo era honesto, por eso Lutero, que también era honesto, lo admiró tanto. A Giordano Bruno lo quemaron en la hoguera, tras cortarle la lengua, porque no dejaba de decir verdades, también era honesto.

El Ethos es uno de los tres modos de persuasión de la retórica según Aristóteles – junto con el logos y el pathos-. El ethos da lugar a la política, el logos a la ciencia, y el pathos a las emociones. En cualquier discurso se imbrincan para procurar un mensaje determinado. Zapatero utiliza el pathos, diciendo que defiende el ethos, sin saber siquiera que es el logos. Pura estética “buenista” en su conjunto como ha denunciado Gustavo Bueno.

Sigamos adelante. Daniel Innerarity en su obra “Dialéctica de la Modernidad” nos habla del ethos político en la actualidad y dice lo siguiente:

“A diferencia de otras épocas en que los ideales políticos gozaban de adhesión y capacidad movilizadora, parece ser una característica de la nuestra su progresiva pérdida de credibilidad. De manera generalizada, la política no significa otra cosa que un escenario en el que la ficción deviene realidad y donde se consienten actitudes que serían consideradas como inmorales en el campo de las relaciones interpersonales.

La existencia de abusos de poder o la simulación para obtener determinados beneficios políticos no se han inventado recientemente: recorren la historia de un extremo a otro y son una llamada de atención sobre la endeble condición humana. Lo que si parece específico de nuestra situación es que la consideramos inevitable: para la opinión dominante, la ética y la política son, de hecho, dos realidades que se encuentran en recíproca oposición.

Los motivos de este desencanto pueden ser muy variados; la coincidencia, en palabras de Nietzsche, consiste en afirmar: “la necesaria suciedad de todo hacer político”.

Max Weber recogió este modo de ver las cosas en una advertencia de crudo realismo: “cualquiera que desee intervenir en la política en este mundo, ha de estar por encima de todo desprovisto de ilusiones”. Entre estas ilusiones figura, según Weber, la de pensar que la política es una actividad moral: “quien se mete en política, es decir, quien accede a utilizar como medios el poder y la violencia, ha sellado un pacto con el diablo, de tal modo que ya no es cierto que en su actividad lo bueno sólo produzca lo bueno, y lo malo el mal, sino que frecuentemente sucede lo contrario”.


De cuando leía el blog de Rosa Díez, recuerdo que un día expresó su admiración por Max Weber, hoy se puede comprobar que se ha olvidado de sus enseñanzas, entre tanto trabajo y representación.

Leonard Cohen podría, sin duda, ponerle música a nuestra época, mientras Sócrates haría esas preguntas tan necesarias sobre nuestra realidad. Erasmo, seguiría criticando cualquier “hibris” religiosa o política, y Giordano Bruno seguiría reclamando “némesis” antes de que le ajusticiaran en la hoguera. El mito del eterno retorno ataca de nuevo.

No es cierto que los ciudadanos no sepamos lo que ocurre, lo sabemos, conocemos la forma de actuar de los tiranos disfrazados de buenas personas, que buscan nuestro bien en este mundo o en cualquier otro. No es cierto que no sepamos distinguir la hipocresía con que nos tratan los políticos. No es cierto que no alcancemos a distinguir cuales son sus auténticas intenciones, la de perpetuarse en el poder, la de obtener privilegios de representarnos que no alcanzaron en la vida civil, la de buscar la idolatrización de sus "egos". "Vanitas vanitatis".

Por eso, y no por histeria, sino por historia reclamamos democracia, queremos libertad, y llamamos sinvergüenzas a los que se acantonan en el poder para defender sus lentejas a costa de que nosotros nos comamos la lata.

Los ciudadanos no somos idiotas, ya no, en Ciutadans nos defraudaron y lo denunciamos, en UPyD nos defraudan y lo denunciamos. El PSOE y el PP forman el establishment contra el que debemos enfrentarnos, es cierto, pero Ciutadans y UPyD forman los diques que impedirán el enfrentamiento contra los opresores y privilegiados de la política, lugar que aspiran a compartir los dirigentes de las nuevas formaciones políticas que tratan de mantener dentro del redil del engaño político a las voluntades más crispadas.

Ciutadans y UPyD forman en su conjunto el cinturón protector de la clase política en España, o el cinturón de castidad, como ustedes prefieran. Son remedios paliativos de nuestras desgracias ciudadanas con la política.

Eso hay que denunciarlo y exponerlo a la luz pública, como antídoto de un nuevo engaño de los políticos a los ciudadanos. La salud pública de nuestra sociedad lo requiere, lo necesita. No se puede seguir admitiendo tanta violencia gratuita sobre nuestra existencia, para que medren los que se consideran más espabilados a costa de manipular siniestramente las ilusiones de todos los que hayan alcanzado conciencia de su condición ciudadana.

El ethos político nada tiene que ver con la ética, es pura estética modernista, es hora de que el ethos ciudadano desplace al ethos político. La batalla no está entre izquierda y derecha, PSOE o PP, o Ciutadans y UPyD, esa es su batalla; la nuestra es otra, la de los ciudadanos contra todos los políticos. Es la sociedad civil contra el Estado opresor que reparte privilegios entre sus secuaces y guardianes.

Polis significa ciudad en griego, la política deriva de la ciudadanía, los políticos deben estar al servicio de los ciudadanos, no los ciudadanos al servicio de los políticos. Se acabó la representación hipócrita de los vendedores de alfombras voladoras, contra oscurantismo y enmascaramiento, luz y taquígrafos, y en su defecto, internet y libertad.

Enrique Suárez Retuerta

36 comentarios:

Anónimo dijo...

Guachefe, no se esconda usted que le han dejao un sms, jojojojo

Anónimo dijo...

mandarlo al plural de sopena q seguro q lo publican

EPI dijo...

A ver si entendí bien la síntesis; D. Erasmo, que dice Ud. que: Con ethos políticos va haber emociones pathós, logo necesitaremos la metralleta y su emplazamiento ( + o - )

Logo hay otra posibilidad pathós ethos y es remontarnos a la época de las ciudades estados, donde no había guerras, porque el comercio se regulaba por tablas de barro. En la actualidad implantamos las tablas de barro en forma de Moneda Telemática Nominativa Comunitaria y el grupo Bilderberg deja de controlar gobiernos. ¿A que sí? e logo hay pathós ethos, sin dolores de cabezas de arriba.

Anónimo dijo...

A Guache se le ha acabado la correa del teclado, porque tiempo del reloj si que tiene, lo ha demostrado durante meses.

Pero un msn tan largo nunca lo recibirá en toda su vida. jeje

SixTarta dijo...

EPI sigue con "lo suyo". Je, je.

Aconsejador_Emocionado dijo...

Jo, en primer lugar estoy emocionado de que el señor Erasmo me haya dedicado tan extensa y deliciosa prédica, así, al modo del “Qui sine peccato vestrum” de Don Pedro Gailo en Divinas Palabras. Dan ganas de rendirse, y concluir que cuando un hombre tan citador y tan leído dice semejantes cosas, estas han de contener sin duda verdades inamovibles, por más que, dichas así de bien, permanezcan invisibles ante las ignorantes y limitadas meninges del populacho. Eso, o sufrir una regresión infantil para soltarle aquello de “y tu más, por si acaso”. No me extraña que el exiguo coro de grillos que le cantan a esta luna haya prorrumpido en un sonoro “¡chúpate esa!”, de tan ilustrado y aparente que le ha quedado el discursito.

Me he preguntado mucho tiempo que tenían de común, aparte de sus enemigos, el señor Erasmo y algunos ínclitos opositores ex-socialistas, en cuya compañía anda pergeñando la Eterna Candidatura que ha de redimirnos a todos de la proverbial inmoralidad del ἦθος hispánico. Ahora ya lo sé. El denominador común, aparte de sus propias ansiedades políticas, es su infinita pasión por la inoperancia teórica, que con sus efectos obnubilantes amenaza con dejarnos a todos a los pies de los caballos. Así, mientras los distintos parlamentos y gobiernos del Estado se nos llenan de miserables y malévolos individuos que ni saben de moralidad Weberiana, ni se aburren con los delirios depresivos del señor Cohen, nosotros, lo puros de corazón, tenemos por única obligación la de sentarnos a definir la física cuántica de la esencia democrática y la actividad política. Todo ello, sin perjuicio de que nuestros “desinteresados catedráticos” sean personajes con nombres y apellidos concretos, que llevan años aspirando a consolidar su propia posición personal en diversas jerarquías políticas. Pero claro, es de esperar que al señor Erasmo y demás “amigos”, regeneradores y conspiradores del Gravina, les venga de serie la rectitud moral, pues un hombre que dice ser “bueno” no puede en modo alguno dejar de serlo.

A mi tanta doctrina moral, tanta erudicción y tanta pureza de intenciones, me recuerda a “Séneca o el beneficio de la duda”, donde don Antonio Gala reflejó magistralmente que detrás de un impecable discurso ético se puede esconder el más intrigante de los rufianes políticos. Y no estoy diciendo con ello que lo hayan de ser necesariamente el señor Erasmo y sus amigos, si no que sobre ellos ha de pesar un beneficio de la duda simétrico al que se pueda adjudicar a cualquiera de sus incontables adversarios políticos, y que es tarea de cada cual definir en que medida sus acciones se corresponden con sus hermosos y didácticos sermones.

Por lo que a mi respecta, hace tiempo que entendí que las actividades de estos presuntos ciudadanos desinteresados, van más allá de su generosa ilustración histórica y filosófica sobre el funcionamiento de los sistemas democráticos. Él hecho es que sólo se constituyen en “oposición interna” cuando después de haber tratado de alcanzar el poder por todos los medios y a la mayor brevedad posible, se ven a si mismos en una posición excéntrica respecto a las jerarquías del partido. Es esta tardanza en recuperar las “esencias morales” y en acudir a las fuentes teóricas del pensamiento político lo que me hace sospechar de sus intenciones, pues en el plazo de un año han repetido el mismo esquema de “participación” en sendos proyectos políticos. A saber: trato de medrar, y si no medro, resucito los principios esenciales de la ciudadanía y de los sistemas democráticos.

Si este fuese un foro de discusión filosófica o de teoría política, yo mismo prorrumpiría en aplausos ante el delicioso trabajo de erudicción histórica llevado a cabo por el señor Erasmo, por más que algunas definiciones estén textualmente sacadas del Wikipedia. Pero es que soy un individuo obstinadamente contextual, que adjudico valor a los hechos y a las opiniones en función del momento, el lugar y las circunstancias en que estos se producen. Y según este principio, entiendo que la “pureza moral” del señor Erasmo es tardía, oportunista y alberga muy pero que muy dudosas intenciones. Y que lo que en otro momento hubiese resultado una hermosa declaración de principios, es aquí y ahora una arenga destinada a exaltar el ánimo de un grupo de presión concreto, cada vez más escuálido y desmoralizado ante sus propios fracasos personales.

Ya me perdonarán que dado mi bajísimo extracto social y mi modestísima preparación académica, me evite el ridículo de parafrasear a mis autores predilectos, que no pasan de ser los humildes Pascual de Armagnac y Monteserín de la Garduña. Y a la hora de valorar la posición moral que el señor Erasmo adjudica a cada cual en este culebrón político de los movimientos constitucionalistas en Cataluña, apele a la dudosísima autoridad intelectual de Harry el Sucio, concluyendo que en este asunto, y más allá de los señores Weber e Innenarity, “las opiniones son como los culos, que cada uno tiene el suyo”.

Fan_del_Aconsejador dijo...

¡Chúpate esa, Erasmo!

(Soy yo, el mismo aconsejador, eh. Es que como aquí se lleva mucho eso de duplicar el nick para hacer los coros a las arengas, me he decidido a replicarme a mi mismo las intervenciones. Pero no se, es que me da un poco de prurito andar "fingiendo voces", como hacen ustedes en el foro. ¿No les importará que sea el único replicante confeso de la sala?)

Anónimo dijo...

La política no es un campeonato de puros de corazón ni un concurso de humanos perfectos, es la necesidad de ordenar civilizadamente a la sociedad.

Y dadas las circunstancias nacionales, decimos claro y alto que los españoles aspiramos a obtener DIRECTAMENTE nuestro poder político, el PODER DEL ESTADO que han robado por los neonazis.a la Soberanía Nacional

Así que el enemigo aconsejador lleva razón en eso, aspiramos al PODER POLITICO, a MANDAR en ESPAÑA por si lo entiende mejor, a ninguna otra cosa. Y también tiene razón en el miedo que se le detecta en la transpiración porque saben sus amos a la perfección que lo vamos a conseguir, no tenemos ninguna otra alternativa ni siquiera la de la derrota o la muerte.
Los partidillos de regional son trampas para incautos, por eso no funcionan, pues los que van muy pronto a mandar no pueden ser unos ilusos.

Ciudadano en la Red dijo...

Mi querido señor Guachefe, verá, no aprende usted, lee como escribe, y denota cierta incapacidad para comprender los argumentos, por muchas contextualizaciones que aduzca como anclaje a la realidad.

Y le digo que no aprende, y le demuestro por qué. Usted no pregunta nada, no ya como Sócrates, tampoco duda, prueba de que piensa que lo sabe todo, pero si juzga desde el prejuicio, desde las instantáneas-sombras que se presentan ante sus ojos.

No sé como explicárselo, de lo del Gravina sé mucho menos que usted y tampoco me importa, es usted el que vuelve sobre sus miedos, que convierte en obstáculos a superar para alcanzar el objetivo que se ha propuesto, y si hubiera leído lo de Innenarity con sosiego se habría dado cuenta de que las fotos están hechas, que el ciudadano medio con conciencia media sabe que los politicos al uso no son solución a sus problemas, sino un problema más.

Por eso hay que preguntar para saber, no pontificar.

La diferencia entre lo que usted responde y lo que yo le he dicho, es que en su artículo menciona 7 veces a Erasmo "otrosí" y el autor sólo le menciona una vez a usted, para dedicarle el escrito. Usted es el que va al enfrentamiento personal y el que no quiere hablar de ideas, usted es el que personaliza la política y no pretende avanzar por el mundo de las reglas, usted es el que tiene algo que perder, porque previamente cree que lo ha ganado, cuando no es así.

Esa es la diferencia entre lo que usted escribe y lo que yo le he dicho. Usted YA es un político, y yo todavía sigo siendo un ciudadano, por qué no tengo ningún interés en ser un político, sino en que los políticos sean algo diferente, yo quiero seguir siendo ciudadano, pero no aplastado ciudadano por las acciones de los políticos, no sé si me explico.

Por último, yo no denigro su discurso, no le denigro a usted, pero usted va al trapo buscando al torero siempre, aviesas intenciones las del manso.

Feliz día

Saludos Liberales

Erasmo

Anónimo dijo...

¡¡¡ G U A C H E F E !!!



¡¡ESTÁN UDS. RODEADOS !!



¡¡¡ RÍNDANSE !!!

Anónimo dijo...

La denuncia a la CASTA POLITICA Monárquica hace tiempo que está en en la viniente AUDIENCIA REPUBLICANA POPULAR ESPAÑOLA, ahora los Guachefes que busquen abogados en vez de perder el tiempo lacrimógena, pedigüeña y miserablemente.

Es un Contreras que no se entera, relamijoso encima.

Anómimo_Aconsejador dijo...

eif¡Ustedes siempre tan didácticos! Indicándonos a los demás la manera en la que hemos de “leer” correctamente la realidad. Respecto a mi presunta intención pontifical, ya me declare anteriormente un fiel seguidor de Harry el Sucio de su teoría relativista sobre las opiniones y los culos, que en mi modesta perspectiva refleja la mejor aportación teórica de la filosofía contemporánea al individualismo y subjetivismo democrático. Evíteme pues la onerosa obligación de introducir cada uno de mis párrafos con las consiguientes muletillas subjetivadoras del tipo “yo pienso que”, “ es mi opinión” o “a mi modo de ver”, y tenga la bondad de darlas por supuestas, a sabiendas que un servidor es un “dudante” de oficio que SÍ confiere a los demás el derecho a interpretar la realidad como les venga en gana.

Respecto al hecho de preguntar, yo ya les he preguntado a ustedes mil veces que hacían en las candidaturas Ciudadanas a los ayuntamientos, en las brigadas de ciberlinchamiento del señor Robles, en la Asamblea Fundacional de UPyD, en los distintos cargos locales designados por la Dirección del Partido, y en definitiva, en todos aquellos sucios, miserables y poco espirituales escenarios en los que se mueven cuando no están dedicados a la práctica de la Filosofía, y de los que abominan únicamente cuando no llegan a ocupar el puesto y funciones a los que se consideran acreedores. Entenderá que mientras para usted la cuestión fundamental del hecho político radica en las esencias teóricas y universales del pensamiento democrático, para mí es la condición humana y sus miserias las que determinan la puesta en práctica de tan elevados y prestigiosos conceptos, de manera que ando más preocupado por lo que ustedes hacen que por lo que ustedes dicen estar haciendo.

Que quiere, yo soy así de prosaico. Y aunque a veces me da por preguntarme “a que huelen las nubes”, crecí en un barrio en donde si te quedabas mucho tiempo mirando al cielo te robaban la cartera. Así que por más que ustedes me señalen a la luna no pienso dejar de vigilarles el índice, porque “la Luna” ya la he visto muchas veces, y de quien no me fío una cala es de ustedes. De manera que no me cuela ese discurso de “juzguen a los demás por sus hechos y a nosotros por nuestras divinas palabras”. En el fondo, ustedes han dicho muchas veces esto mismo de sus adversarios políticos, a quienes acusan de predicar unos principios para acabar luego actuando en interés propio. Lo que no entiendo es porque les cuesta tanto aceptar que los demás les sometamos a ustedes al mismo tipo de crítica, descartando la pureza y el desinterés como móvil de sus acciones políticas.

Mire, frente a lo que usted prefiera pensar de mí, soy bastante más descreído de lo que muchos de ustedes llegarán a ser nunca. Pues mientras ustedes, al menos en apariencia, se enredan en la búsqueda del Santo Grial de la Democracia, yo hace tiempo que acepté que el principio de incertidumbre es inherente a toda actividad humana. Y basta que un solo hombre intervenga en la verificación de cualquier proceso para que los resultados de este se perviertan y se modifiquen de una manera descabellada. De manera que yo nunca mantuve unas grandes esperanzas en eso del “ciudadanismo”, así como teoría de los movimientos individuales y civiles más o menos espontáneos, o como una forma esencialmente diferente de afrontar los problemas políticos. Básicamente era cuestión de tiempo que el “ciudadanismo” acabase representando un equivalente de muchos otros conceptos elevados como “socialismo”, “liberalismo” o “democracia”, cuya principal función histórica ha resultado ser la mercadotecnia política. De manera que sería muy ingenuo si pensase que usted o cualquier otro vienen a representar una forma de entender la política que considero del todo inviable, a menos que ustedes dejen de ser hombres, y pasen a convertirse entes puros y filosóficos. Ya lo dije en otra ocasión, que eso de pretender que un ciudadano participe activamente en política y siga siéndolo, es como pretender que una moza ejerza la prostitución y se conserve moza. Y para muestra me vale un botón, pues usted me acusa a mí de ser un político aunque no he optado jamás a cargo alguno de representación pública, mientras usted no ha llegado a alcanzarlo por unas decenas de votos.

Por favor señor Erasmo, no tome usted por imbécil al personal. Ciudadanos en la Red y Regeneración Democrática han sido y son unos socios políticos que distan mucho de ser unos ciudadanos transeúntes a los que la política les pilla de paso, y por hacernos un favor. Qué el señor Bouza-Brey, el señor Clemente Polo, y algunos otros que pululan por estos círculos no hayan tenido nunca un notable éxito en sus respectivas carreras políticas, no significa que no lleven años postulándose en distintos ámbitos y partidos políticos para optar a cargos de representación más bien profesionales. Si a algunos de los que fueron a Madrid a exigir “lo suyo” les hubiera ido mejor en sus candidaturas ciudadanas a los ayuntamientos, o en su candidatura conjunta al congreso que ganó Rivera, ahora mismo no estarían montando semejantes follones en nombre del “amateurismo ciudadano”, sino ejerciendo en ayuntamientos y en distintos órganos del partido, los cargos para los que se presentaron con una clarísima vocación política que dista mucho de representar esa pureza anónima y teórica a la que usted quiere reducir sus planteamientos. ¡Ciudadano yo, que no fue nunca ni delegado de mi clase!

Mire señor Erasmo, yo no busco que los representantes de UPyD lleven a la práctica una tesis universitaria sobre la teoría moral de Weber, o los principios políticos de Innerarity. Busco un instrumento efectivo para frenar un proceso de descomposición que cada vez me parece más irreversible, en el que mis escasos e imperfectos derechos constitucionales están siendo aniquilados por personas que consideran asistidos por valores teóricos y jurídicos tan legítimos y universales como los que usted cree poseer. Pero que en la práctica se muestran mucho más efectivos y capaces que usted y que yo en defender sus intereses.

Anónimo dijo...

Erasmo, se que lo sabe, pero los demás que se enteren también.

En esta sesión dele alfalfa en el diván, ya lo tiene echaíto al pobre, ya empieza a soltar el insconciente, ya está en trance y a punto de caramelo para llevarlo al basurero.

El diagnóstico inicial se ha confirmado: un carajote con ínfulas gánsteriles en su vertiente arrabalera-pueblerina, una tardía fotocopia de los Espinosas, un regreso al pasado perdido, un revival en pastillitas de nuestra sonada victoria. ¿Será antiguo y moña?

Anónimo Falangista dijo...

"El que acierta con la primera nota en la música misteriosa de cada tiempo, ya no puede eximirse de terminar la melodía.".
José Antonio (05/12/35)

Para Gua dijo...

Solo has tardado un rato, más bien corto, para meterse con Clemente del Polo y hablar de maravillas de lo que espera de UPyD pero sin él, a pesar de todo lo que ha visto y comprobado aquí mismo de lo que hay con 'estos miembros de la coordinadora' actual.

Precisamente Clemente perteneció a la coordinadora actual y dimitió porque olía a lo que no huele las nubes dentro de ella.

Gua habla como habla y eso que no conoce a Clemente, tampoco. Guache clarisimo que es un enviado.

Ciudadano en la Red dijo...

Gracias por su respuesta señor Guachefe, pero desvía usted de nuevo la atención de la cuestión que nos ocupa al pasado ajeno, que usted no vivió en primera persona por lo que deduzco que se habrá establecido su juicio de las cosas que le han contado. Y para alguien que se postula coma pragmático y ecléctico, un teórico de la acción en sí mismo, no sé como acepta la información que le han procurado sin siquiera contrastarla con los hechos reales, sea por empirismo racional o simple cautela, pero a lo que vamos.

Usted, como yo, desconfía del ser humano cuando se congrega en un escenario público insititucionalizado, déjese de cuestiones personales "y tú más" y esas cosas, que eso es desviar la atención de la concurrencia.

De las aspiraciones del señor Bouza-Brey o el señor Clemente Polo sabrán ellos yo no me atrevo a tanto y posiblemente les conozca mejor que usted y tenga más experiencia en lo del conocer, de lo que quiero hablar con usted es de los hechos.

Hechos son que cuando se anuncia algo hay que respaldarlo con la obra, y no sólo con palabras.

Coincido con usted en muchas cosas, y los dos lo sabemos, pero hay algo que nos distancia, y eso es lo que no sabemos, y eso sería lo que hay que resolver.

Cierto es que cualquier realidad puede ser defendida desde cualquier perspectiva con énfasis y denuedo, pero también es cierto que no todas son igual de correctas cuando se juzgan.

Diferencia entre opiniones y juicios las dan los hechos más que los criterios. Y verá, se lo explico.

Si UPyD no ha funcionado en Cataluña, no ha sido por casualidad, no ha sido por los palos en las ruedas, no ha sido porque la dirección nacional no haya sabido lo que ocurría, ¿sabe por qué ha sido?, porque no hay ningún interés en que funcione, se respeta el territorio de Ciutadans porque se comparte el criterio del no nacionalismo y no se quiere dañar la estructura del PSC demasiado, igual que ocurrió en Ciutadans.

Otro ejemplo, ¿por qué lo que es pecado en el País Vasco no lo es en Cataluña?, si el Lendakari habla de independencia recibe inmediata respuesta por parte de UPyD, si el presidente del gobierno catalán lo hace nadie dice nada. ¿Hasta dónde llegan los límites de la coherencia?.

Que la discrepancia con la política de UPyD surja fundamentalmente en Cataluña sólo quiere decir que en Cataluña es donde UPyD no hace nada de lo que se esperaba que hiciera, que era entrar en confrontación con un nacionalismo ultrajante, pero claro los intereses de UPyD se fundamentan en el Estado y los nacionalistas catalanes tienen venia feudal para seguir construyendo su noción de nación.

Que va, que va. ¿Realmente usted piensa que se están haciendo bien las cosas desde la dirección nacional de UPyD?. Pues desgraciadamente no, verá, Rosa Díez delega en Gorriarán porque lo suyo no es la organización política sino la representación política, y el problema es que la gente que está en UPyD como la que estuvo en Ciutadans, son militantes políticos lo que entraña un cierto compromiso, más al menos que el de los forofos de un equipo de fútbol que es el grado de relación con la cosa que se les concede.

El problema, que yo veo, que yo creo que ocurre, y que ciertamente nos separa, es que usted tiene un concepto de UPyD como una unidad opuesta a lo existente en política pero que aspira a jugar en la misma categoría que el resto de los partidos políticos que juegan en el Parlamento, sin embargo, muchos esperábamos que UPyD no sólo fuera una opción política idéntica a las demás que dice cosas diferentes, sino una opción diferente que dice y hace políticas diferentes, una opción participativa y democrática, una opción ciudadana, más próxima a los ciudadanos y sus problemas, que a los problemas que se generan desde la política.

Usted y la dirección política de UPyD piensan que eso es imposible, porque les faltan agallas para salirse del redil y jugar al lado de los ciudadanos, más próximos a los ciudadanos que a los políticos, por eso muchos nos hemos sentido defraudados con lo que UPyD ofrece y propone, porque además sabemos - y créame - que es la única opción de futuro. El sistema político español está absolutamente corrupto, es inútil y no sirve para lo que propone, es cuestión de tiempo que una mayoría de españoles lo comprendan así, y en vez de ser la primera opción que denunció esa realidad, ustedes se ponen a la cola del reparto de beneficios porque algo les tocará.

Evidentemente, no hablamos de lo mismo, ni pensamos de la misma forma. Y déjese de personalismos, respóndame a los planteamientos que le hago y no se salga por los cerros de Úbeda, le he descrito con claridad las cuestiones en las que discrepamos, así que no tiene difícil responderlas

Saludos Liberales

Erasmo

Evidentemente dijo...

Estaba claro, UpyD no quiere que funcione en Cataluña por eso han colocado a los mas impresentables, y los siguen manteniendo.

Aconsejador dijo...

¡Y cómo no desviar la vista hacia el pasado si de aquellos polvos nos vienen estos partos! De todas maneras es curioso que usted se atreva a definir moralmente las intenciones del señor Gorriarán, de la señora Díez y del mismísimo Susun Cordán, y se desentienda de las aspiraciones de los señores Polo y Bouza-Brey. Habida cuenta de que ambos vienen siendo sus compañeros de viaje en pasadas candidaturas ciudadanas y presentes campañas de oposición al Consejo Directivo de UPyD, debería usted tener un criterio más definido sobre sus socios. De lo contrario tendré que pensar que usted es un ingenuo o un irresponsable político, que se deja apuntar en cualquier lista, sin verificar la honestidad o la fiabilidad de los individuos que la encabezan. En cualquier caso, no trataba en este momento de enjuiciar las aptitudes de estos señores, si no de evidenciar que quienes figuran al frente de su movimiento presuntamente amateur y ciudadano, son personajes largamente fogueados en el mundo de la política, y que llegan aquí con muchos tiros pegados en otros partidos políticos, que no eran precisamente plataformas cívicas.

Y vuelve la borrica al trigo con que los hechos son los que usted quiere que sean, y la atención de la “concurrencia” (¿?) ha de estar dónde a usted mejor le parezca. Es usted empedernidamente teleológico en su discurso, y exige a los demás una uniformidad de prioridades impropia de un liberal. A usted, que es usted y no la pluralidad de los españoles, le preocupan cosas que a mi me la traen más bien al pairo, como es la lejanísima denuncia del señor Fortea, la asignación por sorteo de los cargos, el presunto perjurio de doña Rosa sobre el espíritu de 1812, o el advenimiento de una segunda Gloriosa. Y todo ello es tan perfectamente loable como suyo de usted, y de quien quiera adoptarlo. Como mía es la preocupación de que algunos sigan utilizando UPyD como instrumento desde el que seguir solventando sus viejas revanchas personales con sus excamaradas de Ciudadanos. Pero ya que lo desea, y puesto que este punto parece de interés común para ambos, vamos a abordar en el problema de UPyD en Cataluña, para que vea hasta que punto resulta obstinado el célebre axioma de Harry el Sucio.

A mí, que devoro con absoluto deleite la mayoría de sus textos, no me sorprende en absoluto que incluso en esto, acabe usted echándole las culpas al PSC, que viene siendo una de sus principales obsesiones. Si a ello se le suma que le ha dado por citar últimamente a ese fabuloso y episcopal tejedor de conspiraciones universales que es el señor Jiménez Losantos, parece del todo lógico que acabe metiendo en el infame contubernio a sus antiguos enemigos de Ciutadans, al señor Zapatero y hasta al Gran Guayoming a lomos de su bravo Hociquitos. No le digo nada señor Erasmo, pero decir que me va a presentar “los Hechos”, y acabar encajándome la teoría de la Confabulación Universal Socialista, modelo Losantiano 3.0 es un tanto decepcionante.

Mire, es curioso que me diga usted esto el mismo día que aparece en la portada de la Web de UPyD un artículo titulado: “Una Cataluña perpleja que resiste a reconocer el nacionalismo como mayor enemigo para su progreso”. Que habla precisamente de un informe que también fue publicado en la Web sobre la pérdida de competencia en la Cataluña Nacionalista. Pero es que sinceramente, y se lo digo con todo respeto, no me parece que su peregrina hipótesis sobre un presunto consentimiento de UPyD hacia el plan secesionista del PSC merezca más comentario. ¿Usted lo cree así? Ánimo y a defenderlo. Pero no exija que los demás nos involucremos voluntariamente en semejante paranoia.

Ciudadanos fue probablemente un hecho sin parangón en la historia política de nuestra democracia. Pero sin detenerme ahora a analizar las causas de su desintegración, el hecho es que sus guerras intestinas dividieron a los constitucionalistas catalanes en un interminable rosario de sectores enfrentados, y lo que es peor, desmoralizaron a miles de sus partidarios y votantes, que van a tardar mucho en recuperar la confianza en un proyecto unitario.

UPyD no es Ciudadanos. Ni sus dirigentes son los mismos, ni se han diseñado de igual manera sus estructuras y sus procesos de consolidación. Pero es innegable que ambos comparten unos rasgos programáticos similares en cuanto al constitucionalismo, el antinacionalismo, o el transversalismo. De manera que ocupan un espacio político muy similar, o dicho de otra manera, comparten una base electoral muy parecida. Eso hace que, sin que el viejo Partido Ciudadano haya sido enterrado del todo, UPyD se haya convertido en heredero subsidiario de su hipoteca social, consistente en infinitas rivalidades y una incapacidad manifiesta de sus militantes para volver a agruparse en proyectos comunes.

El señor Gorriarán fue un ingenuo al imaginar que Bouza-Brey trabajaría de la mano de Ángel Hernández, o que los que se salieron por la izquierda de Ciudadanos, volverían a pegar carteles junto a los que se salieron por la derecha. En Cataluña quedan muy pocos constitucionalistas políticamente activos que no hayan participado en el movimiento Ciudadano, y por tanto existen pocas personas capaces de implicarse en el trabajo de la agrupación sin exigir recompensas morales o pedir la exclusion de sus adversarios. No existe una candidatura de síntesis posible, porque todos solicitan que se les reconozca como la parte ofendida y nadie está dispuesto a aceptar la presencia de sus rivales en el mismo barco. Da igual con quien se hable, la respuesta es siempre aquello de“¡no sabes lo que nos hicieron esos tipos!”. Y así no se va ni a la puerta de la calle.

No se si a usted le parece que los 90.000 votos de Ciudadanos en las autonómicas era un mal pellizco para empezar a desmontarle el chiringuito al señor Montilla. Pero a mi me da la sensación que para empezar era una buena cifra, que de haber hecho las cosas de otra manera, hubieran podido triplicarse en poco tiempo. Lamentablemente no se van a volver a repetir esos resultados ni en Ciudadanos ni en UPyD. No al menos por el momento, y mientras sigan esas guerras intestinas que nos han convertido en el hazmerreír de toda Cataluña. Ahora los nacionalistas contemplan descojonados como aquellos que decían haber superado sus diferencias ideológicas para hacerles frente, se dedican a destrozarse entre ellos con verdadera saña.

Pero eso es igual. La culpa es de Savater, de Rosa Díez y de Gorriarán por fundar un partido Stalinista. De Zapatero, del PSC, o de todos los sectarios y sillonarios ciegos que no acabamos de entender lo mucho que han hecho ustedes por el movimiento Ciudadano. De verdad que los exciudadanos de cualquier sector, han resultado ser unos buenos Españoles, al menos en eso de odiarse entre ustedes mismos mucho más que al verdadero enemigo.

Recluta Tom de guardia dijo...

El consejero se ha rendido y sin documentación.

¡Documéntese agente!

Base electoral de la Torre: CATACRACK.

Base de afiliados: "Adiós pringaos amigos de Montilla" (Canción zanahoria compuesta por miles de personas)

Base de afiliados y electoral del buñuelo UPDedo: phssssssssssssss

SURSUM CORDA. Cibergorrino analfabeto alquilado en Els Encants por el enemigo SOZIATA que no tienen por tropa más que unos rastreros modelo matoncillos, como Ingüan, Marco o Jokines y Cebrianes todos.

El camión de la basura cada vez tiene menos trabajo.

(Atención: No pisotear a los bultos más de lo autorizado por la Comisión)

Para Gua dijo...

Te repites más que el ajo, lo tuyo es una obsesión 'de enviado'.

Ciudadano en la Red dijo...

Vera usted aconsejador, aquí servidor no actúa con cautela selectiva al relacionarse con la gente. Faltaría más. Lamentablemente en un año, hemos pasado del solo nos importan las personas a la selección de personal según capacidad de asentimiento con los dirigentes. Nada que ver.

Por lo que usted dice, cualquier persona que haya participado en política es sospechoso, bueno, menos Rosa Díez, Gorriarán, y toda la corte; el criterio no es que se haya participado en política previamente, sino que se quiera cambiar de verdad la forma de hacer política, en eso Rosa Díez, Clemente Polo y Luis Bouza-Brey tienen demostradas sus intenciones.

En lo que se refiere a mi forma de argumentar, verá usted es que lo de que UPyD Cataluña no ha funcionado es un hecho, y todas las atribuciones que usted asigna a las personas sus opiniones. Nada que ver.

Y por hechos me refiero a escenas de la vida pública en los que UPyD Cataluña haya participado, o haya iniciado. Na de na, y no me diga que ha sido porque las furibundas hordas polanas y bouzianas han asediado la sede, y cual Numancia la han defendido estos héroes nunca bien reconocidos de la dirección de UPyD Cataluña.

Sigue sin comprenderlo, querido Guachefe, le faltan datos reales y acoge la versión oficial goriariana como correcta. Le explicaré algo más, sabe que le aprecio y confío en su cabeza más que en sus actos, jejeje.

Verá usted, en Ciutadans se REVIVIÓ el Constitucionalismo de 1812, y el de 1978, todo junto, tiene razón que fue un momento culminante de la historia política reciente de este país. Magnífico.

En Ciutadans se han vivido todos los males de la política española, incluída la lucha contra su principal acosamiento por parte del nacionalismo.

En Ciutadans se ha vivido la lucha entre las pulsiones y pasiones colectivas de los españoles, desde el no nacionalismo para obviar al problema, hasta el centro izquierda para captar votos, hasta el desembarco de Torrijos si me apura. Vivimos con un "felón" elíptico porque ni Rivera, ni Robles, ni Carreras, ni Domingo dan la talla, pero el problema era el mismo, y triunfaron los josefinos, los afrancesados, los anilleros. ¡Oh fortuna!.

Una secuela de ese triunfo es la ocupación de UPyD Cataluña por los émulos de Choderlos de Laclos, alrededor del envíado por UPyD. Y la guardia de corps secuestró al mensajero en sus cárceles informativas. Ahora viene la teleología, si se sale de una revolución hay que dejarse de formar imperios, porque Napoleón terminó en Santa Helena quejándose de "estos españoles" otrosí, los mismos de siempre.

Ni siquiera un solo instante la dirección nacional de UPyD dudó de la versión construida sobre la realidad de Cataluña por el discípulo de Fouché.

Luego hay mucha prosa, pero también poesía, que nos ahorraremos, sabe usted querido Guachefe, por mucho que se empeñe, que es mucho más lo que nos une que lo que nos distancia. Esencialmente nos distancia una sola cosa: la imposición, fruto del no diálogo, fruto de las ciberparanoias de algunos, fruto de la cortedad de miras y la incapacidad demostrada por parte de quien vende las alfombras.

Lo de estalinismo es un epifenómeno de la cuestión, metafórico, por supuesto, pero ejemplar, también.

Y ahora le doy mi opinión, porque hasta aquí todo se fundamenta en hechos contratastables y explicables, y no en interpretaciones interesadas y malévolas.

UPyD tiene entre manos la regeneración política de este país, ni más, ni menos, y no es por ambición, es por necesidad. No sirve que se convierta en un partido más que diga cosas distintas, no sirve con ocupar 5 o 10 escaños en el Parlamento para patalear, no Guachefe, o TODO o NADA, UPyD necesita convertirse en la opción simétrica a los partidos políticos existentes, le recomiendo a usted que está en la dirección política del partido que vigile de cerca la experiencia de Bayrou en Francia y su Partido Democrático, la de Beppo Grillo en Italia y su movimiento desenmascarador. Entre ambos hacemos navío para surcar los mares.

El modelo político español está agotado, y hay que salvar el sistema político, desparasitando las instituciones del Estado, fumigando la corrupción, revelando los engaños. Ese es el papel de UPyD o del sucesor de UPyD, de ustedes depende elegir entre el poder y la gloria.

Saludos Liberales

Erasmo

Anónimo dijo...

Erasmo, su visión es muy lúcida, frente al rollo reiterativo del Aconsejador-Aconsejado. Pero no hay nada que hacer: estos van a piñón fijo y no le van a escuchar, ni el Madriles tramposo ni el Fouché Marchiano. Van a elegir el poder en lugar de la gloria, y les va a salir el tiro por la culata, como a sus antecesores de Ciudadanos, y les sucederá como a los estúpidos de Cipolla: unos seguirán haciendo daño al proyecto sin más solución de continuidad que cambiar de una ejecutiva a otra de otro partido; y los otros acabarán más solos que la una, destrozando el "partido nuevo" por incapacidad y ceguera.
Lo peor de todo es que por primera vez teníamos un líder valioso y la acabarán quemando, por que sola alcanzará techo muy pronto, y empezará a descender cuando comience el merdé.
¡Qué país, Avinareta!

¡Consejero_por_sorpresa! dijo...

Ahora no tengo demasiado tiempo para contestarle, pero me gustaría repetirle por enésima vez a usted (los corifeos que piensen lo que se les antoje) que yo no sólo no pertenezco a la Dirección del partido, si no que he conocido personalmente a ni uno sólo del los miembros de ninguno de los distintos consejos y agrupaciones de UPyD.

La verdad es que tampoco tengo mayor interés en quitarles a algunos semejante paranoia sobre mi persona, pues supongo que forma parte de la estrategia de CR/Regeneración Democrática, que necesita sentirse acosada y perseguida por una mano siniestra, aunque haga tiempo que estén más bien dejados de la mano de dios.

Pero en su caso, habiendo demostrado tanta amabilidad y constancia en sus respuestas, me siento en la obligación de repetírselo una vez más, porque no pretendo que derroche su tiempo y su esfuerzo bajo el falso presupuesto de que esta dialogando con alguien que no soy. No quiero que se decepcione, ni que haga el ridículo contando a sus amigos que ¡menudo debate he tenido con un tipo del Consejo de Dirección! porque sabe que en el fondo le aprecio a pesar de la distancia geográfica e ideológica, y no deseo que se ponga usted en evidencia. En cualquier caso tampoco puedo evitar que lo haga, y es usted muy libre de seguir fabulando sobre mi identidad, a pesar de que en su día ya dije mi nombre y apellidos completos y hasta la ciudad en la que resido.

Ignoro si usted considera que miento sobre quien soy, o sencillamente sabe que no lo hago pero necesita, como sus amigos del coro, aparentar que las esquinas estan repletas de señores con gafas y gabardina enviados por el señor Gorriarán. En cualquier caso está usted avisado de su error, y con ello dejo mi conciencia tranquila.

Por otra parte le aseguro que el equívoco me resulta divertido, pues aunque no creo que nadie del Consejo de Dirección se dedique a leer nuestras querellas, no dejo de imaginarme al señor Gorriarán preguntándole a los demás miembros del consejo quien de ellos es el jodido Guachefe que se dedica a discutir con "cybercabras" y "regeneradores" varios. Y me imagino a estos mismos miembros telefoneando a los coordinadores para identificar al elemento en cuestión, y saber quien coño le ha diseñado el discurso y la estrategia, y porque cojones no usa un editor de Words para evitar las faltas de ortografía. Ya, ya se que me he rayado, y que la probabilidad de que eso ocurra es remotísima, pero le aseguro que es más plausible que el hecho de que yo venga perteneciendo al Consejo de Dirección durante los últimos doce meses sin haberme percatado de ello.

Un saludo, y seguiremos charlando (si es que no le molesta hablar "ciudadanos rasos")

Su Apóstata, Aconsejador y siempre censurado amigo Guachefe.

zanahorio a la fuerza. dijo...

Gafas y gabardinas con alfalfa pululan por las alcantarillas, así como el consejero lo es por correspondencia telemática
ampliando su actividad de Herrr Korrectorrrrrrrrr.

¡vaya tropilla!

Anónimo dijo...

(Por cierto este señor que anda llamando estúpidos a los demás, ¿no será de los que luego se indigna cuando le llaman T-O-N-T-O y solicita recurso de amparo al censor de la manada? Pa mi que sí. Pobre hombre, cada vez le va quedando más tiempo y menos amigos con los que salvar la patria. El día menos pensado solicita su reingreso en las centurias del señor Montilla. Luego dirá que le ofenden pero es que se cae de T... vale, vale, no lo volveré a decir)

Anónimo dijo...

(y no se confunda, señor Zanahorio, no hablo de usted, que es un tonto insignificantemente pequeño, hablo del otro T-O-N-T-O, el T-O-N-T-O cipollano que lleva casi un año enfurruñado con el mote que le puso su amigo don Carlos, a la manera de aquel que tanto se encabrinaba cuando el señor Groucho Marx le volvía a llamar "alcornoque". Y ya, ya se que la acusación original era de "estúpido", pero es que a mí este adjetivo me resulta demasiado pretencioso, y prefieo acudir al sinónimo. Claro que si hay que acatar acato, y rectifico la citas, restituyendole a cada cual su E-S-T-U-P-I-D-E-Z cipollana)

Anónimo dijo...

Tonto indignado y parafacista, denuncia a los trepillas recaderos amigos del PSOE como basura intoxicadora.

Anónimo dijo...

(Era, era. Era el mismo T-O-N-T-O)

anonimosegundo dijo...

Oiga, señor anónimo, deje usted de llamarle tonto al muchacho que me lo va a causar un trauma. ¡Usted no sabe lo que este hombre ha hecho por la Democracia y lo malísimamente más que le han pagao al pobrecillo! ¡Es el Adolfo Suárez del Siglo XXI! Na más que me lo tienen arrinconaito de pura envidia. Ahora que el día menos pensao, nos funda partido propio y arrasa en la generales.

Admin dijo...

se acavó!!! al proximo que le llame T-O-N-T-O al estupido de mi amigo le mando a cabar letrinas

son ustedes una vanda de inorantes, cipolla en italiano significa cevolla y ser un estupido cevollero es una cosa estupenda. kiere decir ke se es una persona sensible y tierna como el dia de la madre auke un poco mas durillo de sesera ke el resto de los mortales

lo importante es ke mi amigo es vueno y le kiero. asin ke asta aki podia llegar la broma!

Gorriarán dijo...

Exijo que los participantes de este foro coticen los correspondientes derechos de autor cada vez que utilicen el término "E-S-T-Ú-P-I-D-O CIPOLLANO", o sus distintos derivados "T-O-N-T-O CIPOLLANO", "A-L-C-O-R-N-O-Q-U-E CIPOLLANO", Etcétera. Ya que su invención forma parte de mi propiedad intelectual, como se puede comprobar en la siguiente cita textual que dio origen a tan célebre expresión:

"En fin, librarse a tiempo de gente que ha demostrado ser, pese a los esfuerzos por evitarlo de los demás, irremediablemente estúpida, en el sentido de Cipolla –sujetos consagrados a causar males a otros sin obtener ningún beneficio a cambio-, no es tampoco algo como para lamentarse. Es un contratiempo, sí. Te sacan en El País, encantados de que quizás así dejes de suponer una piedra en el camino de Zapatero a un nuevo mandato de inquietantes perspectivas demoledoras."

Anónimo dijo...

Joer pues no es vieja la frase del Gorri. A estos de CR ya no los sacan en el País desde hace mucho tiempo. Como mucho en el Plural de Sopena y en la Gaceta Oficial de Esquerra Republicana.

Anónimo dijo...

¡Como está el ethos del país, Erasmo!: el Gobierno desgobierna; los de ETA matan y se hacen las víctimas; los nacionalistas catalanes roban y dicen que los expolian; y los cibergorris y coordinators marxianos estafan y llaman tontos a los que protestan.
¡El mundo al revés, Erasmo!

Anónimo dijo...

¿A quien le importa ETA, Zapatero y los Nacionalistas si El País le nombra a uno "T-O-N-T-O útil", y el señor Gorriarán le concede el título de "E-S-T-U-P-I-D-O Cipollano"?

Y ya la leche es que los OMD le dediquen a uno una preciosa canción:

"Cipollian-Brey, you should have stayed at home yesterday
Aha words cant describe the feeling and the way you lied

These games you play, theyre gonna end it more than tears someday
Aha Cipollian-Brey, it shouldnt ever have to end this way"

Vamos, esto bastaría para satisfacer la vanidad de cualquiera, salvo que, como es el caso, la vanidad del individuo en cuestión fuera inversamente proporcional a sus méritos políticos.

Anónimo dijo...

ese nombre me suena.

es el mismo retuerta que escribio algo sobre voltaire?

"François Marie Arouet, conocido universalmente por el seudónimo de Voltaire, nació en París el 21 de noviembre de 1694, y resultó tan enclenque, que ni los más optimistas esperaban que sobreviviera, pero logró vivir (tal vez fue la primera vez que este autor sorprendió al mundo pero desde luego no fue la última), y así fustigar con su verbo punzante a muchos de sus contemporáneos poderosos, elevando el rango de la libertad humana más allá de las palabras. Voltaire, fue sin duda uno de los grandes promotores de la Revolución Francesa. (...)"

el estilo seguro que es el mismo.

berenger

Ciudadano en la Red dijo...

oiga berenger, y el mismo que escribió algo sobre Thomas Paine, que mencionan en la wikipedia. Eso que se sepa, jejeje. Que gente más rara anda por este lugar...

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...