desde 2.006 en Internet

sábado, 31 de enero de 2009

Lo público y su representación

Los indios americanos bailaban la danza de la lluvia cuando la sequía asediaba, cuando los españoles cruzaron el Atlántico por primera vez con una lengua y una religión por equipaje, les convencieron de que era mejor sacar en procesión a un santo o la virgen. Pero como todo cambia, hágase o no se haga nada, ahora se saca al Presidente de Gobierno en la tele para hacerle preguntas y contemplar el auténtico color marrón de su política, fundamentalmente con la sequía de trabajo; más tarde, se hacen programas polémicos para que defensores y detractores, disputen sobre si ha estado bien, regular o mal.

Ciertamente, que Zapatero responda a unas preguntas hechas por los ciudadanos tras una selección previa, no resolverá la sequía laboral, o la crisis económica, pero ayuda a concentrar la atención sobre los problemas que nos atenazan realmente.

La gente aprovecha estas reuniones colectivas para discutir sobre lo que les preocupa y comparar su situación con la de los demás, y siempre acaban encontrando alguno más desafortunado, lo que contribuye a tranquilizarles, o alguien con más experiencia, por los años vividos, que recuerda que en el siglo pasado, hubo tiempos de grandes crisis y de todas se salió adelante, lo que adereza con alguna anécdota divertida o trágica que hace exclamar al personal alguna interjección.

Como vemos, las cosas no cambian, lo que si cambia son los sujetos que se aprovechan de la coyuntura, pasando de los chamanes a los religiosos, y posteriormente a los políticos. Y a lo que estamos asistiendo es sencillamente al sacrificio del cordero pascual, el chivo expiatorio, un símbolo que se comparte que ha mostrado su ineficacia.

Zapatero no es el único responsable de lo que ocurre, pero semánticamente es quien reúne en su persona el significado y significante de la realidad española, es el representante de todos y como ha demostrado que no sirve hay que sustituirlo, reemplazarlo por otro icono que sea más eficaz. Esto es bueno, porque ayuda a la gente a cambiar de posición, y a evolucionar. El fracaso de los políticos, nos muestra el camino del triunfo de los ciudadanos.

Los humanos, somos seres culturalmente programados para no apreciar cuando somos felices, y para reaccionar cuando somos desgraciados. Haber contemplado al Presidente haciendo el ridículo en su burbuja utópica de dichoso optimismo –eso que ya había amenazado en otro programa con los 80 céntimos del café- ha sido un hermosos espectáculo de circo, hasta la colocación del público recordaba el escenario en que los cristianos eran devorados por las fieras y los gladiadores se mataban entre ellos.

Pero en esta escenificación de la realidad no sé si resulta más sorprendente el ridículo que ha hecho el Presidente del Gobierno español, el apoyo inquebrantable de su partido –mostrando que defienden lo indefendible-, el particular silencio de la oposición, o el cabreo de los que hace tan solo 9 meses lo elevaron a los altares de la santidad pública.

De todas formas, estamos en crisis, y lo que está claro es que los que debieran estar resolviéndola no tienen ni pajolera idea de cómo hacerlo, demostrándose que estamos pagando a todos estos políticos a precio de indispensables, para que nos cuenten películas que podemos ver en cualquier cine, o gratis en internet.
Con el espectáculo que nos ha brindado Zapatero queda demostrada su absoluta inutilidad, ahora ya ni nos entretiene, más bien nos crispa, y paradójicamente, él sigue siendo el mismo, así que aprendamos la lección para siempre: los idiotas son los que han confiado en sus buenas palabras, un país con once millones de creyentes que abjura de la creencia religiosa para caer definitivamente en la creencia política.

Probablemente dios no exista, pero la democracia, tampoco, existe el poder, eso sí, que es la utilización de la lluvia, dios o la democracia para que unos cuantos se llenen los bolsillos, mientras muchos más las pasan putas.

Por cierto, nos informan que el próximo 14 de febrero hay congregación de ciudadanos escépticos, hartos y cabreados en Madrid, convocada por la Plataforma de las Clases Medias. Posiblemente no se resolverá nada, pero conforta verse rodeado de otros que están padeciendo los mismos problemas, ahí precisamente, en la reunión de damnificados, es donde nace la política que produce soluciones –cuando las hay-, y anuncia un nuevo cambio de paradigma político.

De lo que nos une, siempre acaba saliendo algo bueno, de lo que nos separa, sólo salen los engaños, las equivocaciones y los errores, de un Presidente, de su corte, y del pueblo que representa.

Y ahora, los del PSOE y sus sindicatos, con la misma caradura que les ha caracterizado siempre, piden que todos arrimemos el hombro para ayudar, para ayudar a reconstruir lo que ellos han derribado, primero que reconozcan que han metido la pata, luego que pidan disculpas -abandonen el poder- y más tarde, ya veremos. Que infinita soberbia, es como si unos terroristas heridos le piden a sus víctimas que les ayuden a levantar el hospital que han derribado con su egoismo, porque ahora lo necesitan para recuperarse, y poder seguir destruyendo hospitales. ¡Anda ya!

Que se enteren de una vez de una de las leyes universales de la democracia: político que se equivoca en la defensa de lo común -aunque no engañe-, a la puta calle.

Biante de Priena

viernes, 30 de enero de 2009

Globalizando el Bus Ateo

Regreso a la realidad

Dicen que llegará pronto tras una larga ausencia, al fin se acabarán los complejos, miedos, opresiones y tensiones. Definitivamente, Rajoy y Zapatero harán las maletas juntos y se marcharán con Gallardón y José Blanco caminito del olvido, y nuestra nación (nada de país, nada de estado, y otras disfemias ) volverá a continuar su largo viaje por la historia de la civilización occidental.

Se debe reconocer que los antiespañoles agrupados han intentado con denuedo acabar con lo que somos, para implantar un nuevo modelo en aras del progreso y la sublimación, bueno, de lo que ellos entienden por progreso, que no es lo mismo. Porque no se puede llamar progreso a la negación dogmática de todo lo existente, esencialmente de la Constitución, la tradición histórica, la realidad geográfica, y la vigencia cultural de España, y la unidad de la inmensa mayoría de los españoles en un proyecto común. Vamos, que no se puede negar que los españoles somos lo que somos, para que los catalanistas, vasquistas y galleguistas, pacten con el PSOE el reparto del poder y con el PP, la oposición necesaria para conseguirlo.

Esperando a Espe.., perdón, a España

La han cagado y no queda otra más que esperar el desembarco de Esperanza Aguirre y Rodrigo Rato en el PP, para derribar toda esta pantomima que se han montado para expoliarnos y esclavizarnos en la dictadura del pensamiento políticamente correcto, la Educación para la creencia en la ciudadanía, y el particularismo etnicista. Pero solo de forma provisional, porque la política en España necesita una reforma estructural inmediata. Para ser político no basta con tener carnet de un partido, es necesario demostrar que añade valor al puesto que se le concede. Ya es hora de que dejemos de admitir como representantes públicos a los más tarugos de España.

Nos han dejado en estado de ruina, mientras los sindicatos que se dicen obreros han defendido antes al poder que a los trabajadores. Y los medios de comunicación han amparado el desastre dando con el mazo, mientras rogaban subvenciones. Hoy en día, el otrora poderoso diario El País está prácticamente en quiebra, y los demás diarios nacionales sólo aspiran a la supervivencia, nada más. Los negocios mediáticos que van bien, es gracia al apoyo con dineros públicos condescendientes.

En fin, se acaba una época, y regresa la realidad para recordar a los más de tres millones de nuevos parados, que el PSOE les ha traicionado y no les ha regalado el futuro como se esperaba, y los que han disfrutado del régimen de zapatos para todos, que la fábrica de dinero fácil ha cerrado definitivamente. Que recuerden que ahora la cuestión no va de preferencias, sino de supervivencia, con el régimen de Zapatero es absolutamente imposible que no nos hundamos hasta que no podamos salir por nosotros mismos de la que ha líado, y requiramos de otros para que nos saquen.

Aquí, como siempre ocurre en tiempos de crisis, cada palo tendrá que aguantar su vela. Los que están más formados tendrán que cobrar más que los que están menos formados, pero más uniformados políticamente. Se avecina un temporal de justicia que va a dejar España que no la va a reconocer ni Alfonso Guerra.

Lo que había detrás del biombo

Al final, se ha caído el biombo y hemos contemplado lo que hay, un Gobierno chapucero de papel cuché, en el que unos indocumentados reconocidos han tratado de hacernos comulgar con antenas parabólicas. Decían que querían cambiar nuestro país para hacerlo más justo y lo han conducido directamente a la quiebra, decían que iban a por el pleno empleo en la legislatura y ya vamos por más de tres millones de parados, decían que no habría crisis en España, y tenemos la forma más severa de todas las economías occidentales. Y el tío ese de las cejas simpáticas tratando de explicarse ante el pueblo enfurecido, y encima le dicen los suyos que ha quedado muy bien, para que no se coja un disgusto tras haberse visto en el espejo de la realidad.

En este país todo el mundo sabe que los grandes cambios sociales se han quedado en un planteamiento histérico de la violencia de género, de los matrimonios homosexuales, del aborto y la eutanasia, de un anticlericalismo zafio, de una imposición doctrinaria en la educación, de un enfático apoyo a los sectores más parasitarios de nuestra sociedad, representados en la banda de la ceja y la SGAE, de una acogida de inmigrantes con intereses exclusivamente electorales, mientras los auténticos valores de los españoles han sido despreciados y estigmatizados. Esta es la gran obra de la hermosa vicepresidenta abonada al Vogue, que pasará a la historia de los despropósitos.

Mientras tanto, los servicios públicos gestionados por el Estado, directa o indirectamente, han caído en la precariedad más lamentable. Educación, sanidad, justicia, orden público, bienestar social, regulación laboral, regulación de la inmigración, administración pública, etc. Parece ser que un tercio de los trabajadores de este país (unos seis millones) reciben su sueldo del Estado.

Por no decir nada delos delirios de grandeza que se han visto en la intromisión de Zapatero en el G-20, la reescritura de la historia, las cúpulas sixtinas de Miquel “Angel” Barceló, la Alianza de Civilizaciones que nunca fue, y la negación de la cultura española auténtica, estimulando el frikismo y el papanatismo del “Almodóvar system” que corroe este país.

Y no quiero acabar sin mencionar las enormes barbaridades que han ocasionado los nacionalismos periféricos, dispuestos a destruir lo que sea necesario con tal de implantar sus delirios secesionistas. Y los regalos en cadáveres de ETA y los hombres de paz.

Pues nada, que ya es hora de ir despertando de la pesadilla y volver a colocar las cosas tras el tsunami castrista que hemos vivido. Es hora de que España regrese a Europa, y es hora de que los ilustres autores de la catástrofe vayan haciendo las maletas. Y espero que quedemos vacunados para los próximos mil años, que no se nos olvide que ante el primer signo de estupidez hay que intervenir de forma inmediata, que más tarde es mucho peor.


Biante de Priena

miércoles, 28 de enero de 2009

¡A ganar la libertad!, ¡qué arda la miseria!

Aprovechando las 1812 entradas de este blog, y anunciando que el próximo 1 de febrero de 2008, a las 12 de la mañana, en la Puerta del Sol de Madrid, se celebrará una concentración para recordar que en Cuba llevan 50 años soportando la dictadura Castro, es una buena ocasión para plantearnos definitivamente que es lo que se puede hacer en España, cuando asistimos cada día a esta representación esperpéntica que nos ofrece La Moncloa, con este país dirigido por un sanedrín de idiotas que han secuestrado la inmensa mayoría de los medios de comunicación para contarnos su verdad, la única posible y recomendable, en esta tiranía en la que han encarcelado el pensamiento de los españoles. Once millones de desamparados envidiosos que pretenden destruir lo existente porque no les ha favorecido, o porque no quieren perder el favor de los poderosos, no es España, ni mucho menos.

Serviles en España siempre los ha habido, con Franco y con Zapatero, pero nuestra nación no es una reunión folclórica de frikis en la pantalla de televisión, no es Almodóvar y Pe, no es Bardem y el No a la guerra, no es Victor Manuel y la SGAE, no es la banda de la ceja y la subvención.

Tampoco es España, Ibarretxe y Carod Rovira, ERC y DM3-Askatasuna o el BNG, ni el sometimiento a Educación para la Ciudadanía, ni el Nunca Mais, ni la prohibición de nuestro idioma a nuestros hijos.

España es lo común y compartido, lo ordinario y normal. Lo extravagante y lo extraordinario jamás puede ser lo nuclear, porque esa España es residual y arbitraria, y sin embargo ha dominado el ámbito de la libertad, ha ocupado el espacio del mensaje, ha tomado el poder por las urnas y las mentiras, y se ha expandido por los altavoces de los medios de comunicación como una consigna, como una orden, para hacer un estado a la medida de los intereses y beneficios personales de los políticos y sus protegidos.

España es mucho más, es la historia y es la cultura, es nuestro idioma, es la civilización y no su cuestionamiento, es lo que somos y es el futuro, pero desgraciadamente, no el presente. Y fundamentalmente, España somos los españoles, diversos y plurales, nunca sometidos, críticos e irónicos, radicales e indómitos, hartos siempre de los políticos, dispuestos a vender nuestra alma por una proposición de entusiasmo, prestos a dejarnos la vida en una batalla justa, contra la opresión y los privilegios, contra todos los poderes, contra cualquier espabilado que se quiera aprovechar de engañarnos, como el Presidente Rodríguez Zapatero, sin ir más lejos, disfrazado en su bondad pacifista, que ha traído más problemas a nuestro país en cinco años que todos sus precedentes democráticos juntos. En España ya hemos vivido los españoles afrentas de los políticos y los reyes, y las hemos resuelto, para volver a comenzar, otra vez, siempre reiniciando el camino, porque el poder acumula a los peores, contra los mejores. Hay ocasiones en que es necesario resetear para descargar lo parasitario.

Y siempre que España resurge, un liberal español estará allí, más bien muchos, como las cabras que guían a las ovejas ante el abismo, para recordar que la rebelión no es un accidente, sino una consecuencia. Es hora de tomar el espacio de la libertad, es hora de que en cada lugar, real o virtual, se respire en libertad contra la dictadura del pensamiento único, de lo políticamente correcto, y el 1 de febrero, aprovechando que Cuba en 1898 fue la herida que desangró nuestra historia, gracias a los norteamericanos que hoy representa Obama, es hora de tomar la calle, que se vea que en España hay españoles, y no borregos que esperan en el pesebre la cebada de los 400 euros concedidos que nunca llegaron.

España es de los ciudadanos, ¿a qué tenéis miedo españoles, a qué tenéis miedo?. Vamos a mostrarle a los opresores lo que somos, vamos a quitarnos de encima esta costra mugrienta que representan los que se aprovechan de representarnos, para imponer su criterio.

No permitamos que destrocen aún más lo que hemos sido, haciéndonos ser lo que no somos, para evitar que seamos coherentes y conscientes, para convertirnos en borregos seducidos por la mendacidad, la limosna del poderoso, y el aniquilamiento de nuestra identidad; para convertirnos en siervos, en esclavos de sus delirios.

Vamos hacia los cuatro millones de parados, hacia la ruina, y los mequetrefes que ocupan el poder no serán capaces de sacarnos del atolladero en el que nos encontramos, gracias a los sindicatos, a los políticos de la izquierda y la derecha, a sus intenciones de dominio.

Es hora de poner a nuestra nación en primer lugar, se lo debemos a nuestros padres y a nuestros hijos, que en ningún lugar, real o virtual, se deje de saber que hay un español en pie, para unirse con otros y romper el destino que nos han organizado. Ahora, es el momento para reconquistar la libertad, más tarde será imposible.

Rompamos a patadas el ataud mediático, político y fiscal en el que pretenden enterrarnos vivos. Seamos iguales, unidos una vez más, y eternamente libres. Es hora de dar la cara y romper el yugo, es hora de volver a casa desde el viaje a ninguna parte en el que nos han embarcado, de ser lo que realmente somos, nada más y nada menos.

¡Abajo los impostores!. ¡Viva Torrijos!. ¡Viva La Pepa!. ¡Viva España!.

¡Sin libertad no hay futuro!.



Biante de Priena

¿Es UPyD una sucursal estatal del PSOE?

Del Foro de Ciudadanos en la Red

Tu sabes que hace casi un año que pululo por este foro, y si intervengo en el de UPyD es por el cariño que profeso a ex-compañeros que han visto en este partido una salida legítima a sus aspiraciones de renovación política en España.

Últimamente prefiero no intervenir pero a veces a una le es imposible no hacerlo al creer que ve con claridad lo que ellos parece que se empeñan en no ver. Quizá porque la inversión en tiempo y esperanzas que han derrochado generosamente en ese proyecto es enorme y eso, ya sabemos, impide juzgar a veces con un poco de distanciamiento.

Yo veo la situación así:

Rosa Diez - que no R10 -, una mujer de estado , política experimentada, socialista que ha obtenido la matrícula de honor en la escuela de Felipe González - y con esta última frase ni quiero ser, ni soy peyorativa, simplemente resumo bastantes páginas de sus libros en los que explica sus orígenes y sus ideas - . Una vasca radicalmente española y honesta, inteligente, que ve como su partido está dirigido por alguien que ni es socialista, ni trabaja para la clase obrera ni se siente español y con quien mantiene diferencias que son públicas y notorias en temas fundamentales como el de ETA, comprueba que la tercera España es posible al conseguir tres parlamentarios C's en las última autonómicas catalanas.

Una dirigente con sobrada solvencia como para hacerse cargo del partido pero que ha sido barrida por un incompetente cuyo mayor mérito ha consistido en pasar por idiota y manejable a los ojos de algunas corrientes de su partido, y que una vez conseguido el poder ha defenestrado a sus valedores siguiendo las enseñanzas del manual franquista.

Una mente brillante que ve como el PSOE se va adueñando de los medios de comunicación españoles y es consciente que en esa situación sus propuestas no llegarán a los militantes del partido al que ha dedicado su vida

¿ qué puede hacer entonces una vasca, inteligente, comprometida, política solvente, española y, ante todo y sobre todo militante del PSOE ?

La respuesta es clara: desenmascarar a la dirección actual del PSOE

¿Cómo? Obteniendo los escaños suficientes para constituirse en una fuerza política que pueda imponer su programa en un futuro pacto PSOE-UPyD desbancando a los nacionalistas .

¿con qué instrumento? Creando un partido político en el que ella sea su única portavoz y al que maneje férreamente.

FERREAMENTE, porque ella tiene sus motivaciones y sus objetivos, y como tú dices, los ovarios suficientes para llevarlos a cabo. Y no está dispuesta a que nadie la distraiga en el camino.

Alguien con la experiencia política de Rosa Diez, con su trayectoria y con su escuela, es IMPOSIBLE, que no sepa lo que está pasando en un partido creado por ella y del que es ella su única portavoz y cara visible, IMPOSIBLE. Ella es la única responsable porque ella lo quiere así.

Ella ha dejado al partido de su vida, ha dejado el parlamento europeo, se ha arriesgado, y solo alguien muy inocente pondría en manos de otros su prestigio, ganado con años de trabajo, su futuro y su “vendetta”. Y ella no es precisamente una niña inocente.

Ella, que evidentemente los tiene perfectamente puestos, es la que “maneja su barco” y ella será la que le lleve a la deriva que ella misma decida.

El problema surge cuando algunos habeis creído ver en UPyD otra cosa.

Pero UpyD no es más que un partido socialista, estructurado como un partido socialista, - que no socialdemócrata, - dirigido por una socialista, cuyo objetivo último no es pactar con el PP ni con CIU ni con XR67 y convertirse en el partido bisagra que necesita este país para facilitar que el partido más votado gobierne, eso la trae al fresco.

Su objetivo es pactar solo y exclusivamente con el PSOE sustituyendo a los nacionalistas en los pactos nacionales y autonómicos y obligar al demente a aceptar las tesis que no quiso aceptar dentro del partido.

Y está haciendo lo que cree necesario para conseguirlo.

edito y aclaro: Todo aquel que crea que UPyD, llegado el caso, pactaria puntualmente o en legislatura con el PP, delira, ve lo que desea ver. Ese pacto no se dará nunca . El que lo crea sigue un espejismo como el que apoyó a UPyD en la confianza de estar creando un partido de participación ciudadana. Nuevas promesas para viejas mentiras.


kkdelujo

martes, 27 de enero de 2009

Soluciones para la crisis en España

Salvados por la crisis

“No hay mal, que por bien no venga”, dice un refrán de la sabiduría española del sentido común y la experiencia vivida. Y cierto es.

Hay que pensar en términos positivos, porque la crisis en la que está el mundo mundial, no produce los mismos efectos en todos los lugares, mostrando que esa “entelequia” de que las naciones no existen que venden los nacionalistas para crear sus propias naciones, poco sentido tiene. Porque la crisis no se vive igual en Europa, que en América, en Asia, que en Africa. Algo habrá de positivo en todo ésto, aunque sólo sea ver la realidad sin el envoltorio feliz de la propaganda.

La crisis económica es como un gran foco, que nos muestra las grietas y las ratas de nuestra coyuntura.

Ayer mismo, sin ir más lejos, en un programa de la tele se vio al Presidente del Gobierno asfixiado en su propia demagogia. También se vio que los españoles están hartos de sus ocurrencias y piden soluciones, incluso alguno, trabajo, mostrando ese “pecado español” que proviene de la época estamental, en la que los poderosos determinaban quien comía y quien no. Tal que si fuera un ayuntamiento de los 31.000 que se repartirán 8.000 millones de euros para “lo que mande el señor alcalde”.

Pues bien, la crisis está mostrando a los españoles quienes son los socialistas cuando se ponen a gobernar, cuando confunden la caridad laica con la justicia social, cuando crean puestos de trabajo, que no solo no producen nada, sino que además cuestan dinero, para mantener al personal entretenido. ¿Cuantos cursos del INEM, de los sindicatos, de las compañías privadas afines al PSOE se han hecho en este país para dar trabajo a los compañeros y sacar gente del paro?.

Sabíamos que el socialismo maquilla la sociedad a su gusto, envolviéndola en buenos deseos y promesas, para permitir que los chicos y chicas del partido sigan beneficiándose con buenas palabras.

Ciertamente, el problema de nuestro país es uno, y nada más que uno: la dependencia de una mayoría de españoles de las prebendas del Estado, tanto central, como autonómico, como municipal, como extrapolítico pero vinculado.


Eliminar lo inútil

Lo primero que hay que hacer en este país es eliminar lo inútil, lo superfluo, lo que nos va a traer más problemas que soluciones. La crisis económica nos traerá sin duda una crisis política, porque la gente se ha dado cuenta de que la política es un negocio, con fondos públicos, para que unos vivan bien a costa de otros que viven cada día peor.

Lo segundo, es elevar lo valioso al lugar que le corresponde, para desplazar de una vez los obstáculos del bienestar, porque ya está bien de que los zoquetes con carnet, sin mérito, sin criterio, y con mucha suerte, ocupen los puestos de mayor responsabilidad en nuestra sociedad, impidiendo que los mejores –mucho más jóvenes, más formados, y más esclavizados-, sigan bajo sus órdenes, como si esto fuera el Ejército de Salvación. ¿Quién va a respetar a un comisario político, que además ha demostrado ser un inútil?.

En este país teníamos la juventud mejor formada y peor pagada de nuestra historia, gracias al socialismo que ha disminuido las diferencias económicas entre los que sacan castañas del fuego y los que se las comen, en un acto de injusticia social sin precedentes.

En España el mercado laboral tiene una grave enfermedad que se llama sindicalismo, que asocia gratuitamente pobreza con justicia y riqueza con injusticia, lo privado con el robo y lo público con la generosidad. Como en ningún país de nuestro entorno los sindicatos juegan un papel tan siniestro, hay que tenerlos en cuenta a la hora de contabilizar los parados, porque su política genuina es la de esclavizar a los más jóvenes y blindar a los más favorecidos por su trabajo. En este país han crecido como setas los liberados sindicales gracias al PSOE y la anuencia del PP ausente. Y eso debe cambiar.

En tercer lugar, el Estado Providen
cia debe desaparecer, porque además de no servir para nada –bueno, para que los políticos de izquierdas y los sindicalistas hagan su agosto, sí sirve-, ni ha conseguido reducir la pobreza, que se mantiene en el 20 % de la población desde hace veinte años, ni ha conseguido ninguna de las paradisiacas maravillas que ofrece, todo son buenas palabras.

En cuarto lugar, España debe ser una y no “un fristro cutre”, que es a lo que la ha llevado el PSOE. Debe haber algunas cosas que no pueden estar en manos de las autonomías –educación, sanidad, justicia, bienestar- si las autonomías las utilizan para obtener ventajas diferenciales, y no un bienestar común. La mayoría de los servicios públicos deben despolitizarse, o terminarán siendo gestionadas desde planteamientos privados y privativos, cosa que la mayoría de los españoles no deseamos.

En quinto lugar, nuestra sociedad para ser más justa debe premiar lo que se lo merece y no lo que nos convierte en lastre. El socialismo ha destruido la cultura del esfuerzo en nuestro país, para instaurar la cultura del subsidio. El ataque furibundo contra todas la cultura tradicional española que nos ha traído hasta aquí, con el fin de sembrar nuevos códigos y codificaciones culturales, para cosechar apoyos electorales en el futuro, es un auténtico cáncer que debemos erradicar de nuestra sociedad por la cuenta que nos tiene.

Por último, es imprescindible y urgente despolitizar la vida de los ciudadanos y la sociedad. Es inadmisible que en este país para cualquier cosa haya que acudir a la política para poder hacer algo, como empresa, como trabajo, o como innovación. La política del PSOE subvenciona lo inane, lo que favorece a sus lobbys sociales, contra el sentido común, la razón y la lógica. Derrocha los bienes públicos, no en lo que nos beneficia, sino en lo que perjudica a la mayoría de ciudadanos. Convierte en gratuito lo que no lo es. Nos engaña, para afianzar su cuota electoral, y miente mucho más cada día que pasa aumentando el problema. Ahora en las obras públicas se pone el cartel de “aquí se hará” y recogen bártulos. El PSOE ha reducido la política exclusivamente a una dictadura de la propaganda.

En fin, se ha mostrado el fracaso del socialismo en España, ahora solo queda que los españoles sean conscientes de que el socialismo trae pobreza, paro, y perversiones de la democracia. Y que no se olviden, que el PP, no ha hecho nada para evitarlo, nada que realmente pudiera haberlo evitado. Hay que recordarlo también.

Es hora de que los ciudadanos recojan el relevo, y planten cara a los partidos políticos, recuperando por completo el ejercicio de su soberanía, cuanto más tiempo se tarde, será mucho peor. Es hora de pasar a la acción, no se puede esperar ni un minuto más, bajo riesgo de que nos vayamos a la mierda para las próximas décadas.


Erasmo de Salinas

Las "Púas" del Bobo Solemne.001


Bobo Solemne: No permanecí sentado ante la bandera de EE.UU., que respeto. 26-01-2009

Sin Zapatero viviremos mejor

Ya no es lo mismo que era, se ha visto hoy en la tele, en ese circo de “Tengo una pregunta para usted” con el señor Zapatero ejerciendo de “uno más que pasaba por allí”. La gente, ciudadanos españoles, incluido un señor de Getxo, por supuesto, le ha ido a la yugular. Y mira que lo llevamos advirtiendo en nuestro blog, lo de la crisis y las consecuencias de haberle mentido a los ciudadanos para ganar las elecciones, que en un país que tiene como arte singular el de la tauromaquia y como epítome cultural “El Quijote”, hay cosas sagradas hasta para los laicos, con las que no se puede bromear. Aquí no necesitamos trescientos quesos para expresar nuestra diversidad como los franceses.

Porque los españoles somos así, apasionados con el ensalzamiento y con el despeñe. Los únicos que lograron civilizarnos algo, a todos, fueron los romanos y les costó lo suyo, los musulmanes lo intentaron, y los godos se adaptaron ellos, y ahora Anxo Quintana, ha descubierto la memoria histórica remota para vender votos de la divergencia, le van a pillar las elecciones con paso cambiado y se va a meter una épica bofetada contra sus propias sandeces, que eso duele muchísmo, sobretodo a los políticos.

Pero volvamos al auténtico “pim-pam-pum” que ha sido el programita de televisión de lamentos lamentables, se veía que alguno de los que preguntaba cabreado había votado al PSOE, pero para criticar a Zapatero da igual lo que se haya votado. Me ha llamado la atención la pregunta, nada exótica, de la chica de Angola: ¿Ha pensado en dimitir, señor Zapatero?. En ese momento, el Presidente que envidia a Obama en la intimidad, casi no sabe que decir, a punto estuvo de decirle: “tú, también, hija mía”, pero no, se contuvo. Un aplauso para esa española patriota, esos son ciudadanos que necesitamos en este país, al pan, pan y al vino, vino. Y no los subvencionados por los ayuntamientos (31.000 proyectos y 8000 millones de euros a repartir), para “lo que manden los alcaldes” a los que viven del erario público estacional y providencial.

También me ha llamado la atención la pregunta del chaval que invocó la venta de armas de España a Israel, con ese final de película, ¿sabe usted cuantos palestinos habrán matado las armas que les hemos vendido a los judíos por ese millón de euros?. Y Zapatero, ha dicho, textualmente: ninguno, las armas no eran para tal fin. No, las armas españolas son para la paz, que no se enteran ustedes.

Y como no, Izaskun, la chica con síndrome de Down a la que Zapatero ha tratado con excesiva misericordia, incluso aproximándose a ella al final, para cierre de programa. Pero Izaskun le ha ofrecido su currículum vitae, sin cortarse un pelo. Izaskun no sabe que en este país cada día nacen menos niños con síndrome de Down, porque con las amniocentesis pertinentes se les excluye de su llegada al mundo en la mayoría de las ocasiones, una práctica no tan estricta como en Cuba, pero más frecuente que en otros países de nuestro entorno, lo que dice mucho sobre la talla moral de nuestra sociedad en comparación con otras europeas.

Ese apoyo a los diferentes con el que se le llenaba la boca a Zapatero, evidentemente cada día será menos importante, y en esas condiciones, como si ofrece la luna, total, no habrá quienes puedan recibirla. Pero hay que reconocerle a Izaskun que ha estado muy bien, y no se ha dejado apabullar ni por Zapatero (al que llamó así, y sonó como extraño), ni por las cámaras, ni por nada, dando un ejemplo claro de que la auténtica integración se logra con presencia pública y no con campañas propagandistas.

En fin, poco más que añadir, a este escenificación de autoinmolación pública del Presidente español, que en ningún caso se ha comportado como tal. Nada de las cosas que se esperaban: "estoy al tanto de ese problema", "les aseguro que, como Presidente del Gobierno, me comprometo a..", para dar paso a un festival de ideas vírgenes, ilusivas, voluntariosas, que tranquilizaran al personal. El mensaje final ha quedado solemnemente vácuo, superficial, dando pruebas del acojonamiento que tiene porque no ignora la auténtica situación de este país, aunque quiera disimularlo.

Definitivamente, Zapatero hoy, ha demostrado que no está a la altura de presidir el gobierno de un país como España, ha hecho el ridículo y le han caído preguntas como losas, anunciando el entierro final, posiblemente, hoy no dormirá tan tranquilo, como dice que duerme.

Con el programa que hoy hemos visto en la primera cadena de la televisión pública comienza a escribirse el epitafio de Zapatero, en realidad, ya se lleva escribiendo desde hace tiempo, pero hoy se ha hecho manifiestos. Los españoles pensamos bien, hasta que empezamos a pensar mal, y entonces se acabó, ya puede vestirse de lagarterana y cantarnos una jota, que aquí todo el “pescao” está vendido. En febrero, remodelación urgente del gobierno, y en octubre, convocatoria de elecciones, en las que Zapatero no volverá a ser el candidato del PSOE.

Los españoles han preguntado, el Presidente no ha respondido, y ahora es su partido el que debe decidir si se hunde con el capitán o lo tira por la borda. En eso, el PSOE, tiene larga experiencia, en salvar lo que se pueda antes de que las cosas vayan a peor. Lo dicho, va a ser divertido ver como se comen ritualmente al ídolo que ayer adoraban, los chicos de la tribu del puño (porque la Rosa ya está en UPyD, haciendo el nuevo PSOE, por lo que pueda ocurrir).

La banda de la ceja ya le puede ir dedicando una canción, como aquella de "defender la alegría", (por cierto, que cara de tristeza-cabreo tenían la mayoría de los participantes, si eso es una muestra representativa de los españoles, es para echarse a temblar), pero en esta ocasión, podrían titularla: ¿qué será de la SGAE sin ti?, como homenaje póstumo a su obra política. La realidad, hoy, por un día, ha derrotado a la propaganda.

Biante de Priena

sábado, 24 de enero de 2009

El tornado de Sant Boi

Foto europa press

Radican en lo delictivo las declaraciones del alcalde de Sant Boi de Llobregat, Jaime Bosch que tras un pleno en el ayuntamiento ha comunicado lo siguiente:

"El alcalde de Sant Boi, Jaume Bosch, dijo que la instalación del campo de béisbol desplomada estaba "en perfecto estado" y que el problema se ha debido a "un viento huracanado excepcional", por lo que no descarta que se haya formado un tornado en el momento del accidente. Las declaraciones se produjeron tras un pleno excepcional del Ayuntamiento que ha decretado tres días de duelo como muestra de solidaridad con las familias de las víctimas.

El alcalde explicó que "ningún técnico municipal ni ningún usuario de la instalación había apuntado nunca deficiencias en las instalaciones" y ha destacado que era un equipamiento "relativamente nuevo y que fue remodelado con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992". Todo apunta, ha dicho, "a que ha sido un viento huracanado de más de 100 kilómetros por hora lo que ha provocado que el techo se levantara", techo que "no era de uralita corriente; estaba bien hecho", ha dicho, pese a lo cual se ha encargado un estudio a los equipos técnicos "para detallar que ha pasado".

Un tornado que ha afectado EXCLUSIVAMENTE a las instalaciones del Campo de Béisbol, remodelado en el año 1.992, y no solo al techo, sino que ha derribado todo el edificio, y paradójicamente, no ha ocurrido prácticamente nada en resto de edificaciones próximas. Cuatro niños de 9 a 12 años han fallecido y 16 heridos graves ingresados en los hospitales de Barcelona.

Vean ustedes los bloques de la construcción, se puede imaginar todo lo que puede haber detrás. Sin duda, hay responsables en toda la administración pública que ha construido y tiene que velar por la seguridad de las instalaciones. Es hora de que se exijan responsabilidades, que las habrá, por lo ocurrido.

Expresamos nuestra condolencia a los padres y familiares de los niños fallecidos, y esperamos una pronta recuperación de los heridos en este fatal “accidente”.


Ciudadanos en la Red

viernes, 23 de enero de 2009

El porvenir de UPyD

El voto emocional del PSOE

No resulta fácil explicar como un partido como el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero, ha obtenido once millones de votos en las pasadas elecciones generales. Desde una perspectiva social, es una prueba significativa del singular acervo político de sus electores y su indiscutible ingenuidad.

El Gobierno del PSOE de Rodríguez Zapatero, es el peor gobierno en la historia democrática reciente de España, no levanta grandes simpatías en quienes lo apoyan (excluidos los fanáticos, que los hay en todas partes), pero crispa exacerbadamente a quienes no le han apoyado, excepción hecha de los nacionalistas, que se han beneficiado de su prodigalidad económica.

¿Qué razones puede tener un ciudadano español para apoyar al PSOE?. Expongamos el asunto por etapas.

En primer lugar hay un par de millones de españoles que han votado al PSOE fundamentalmente para no votar al PP, en realidad, la mayoría desconocen tanto los entresijos del PSOE, como los del PP, pero el talante de Zapatero le hace “parecer” amable ante la crispación manifiesta de Rajoy, y el desdén posterior, al saber que diciendo verdades -que la gente prefiere no escuchar-, no recibe apoyos suficientes. Posiblemente, de este par de millones de españoles que en las pasadas elecciones generales apoyaron al PSOE, hoy no lo harían en su inmensa mayoría, pero tampoco estarían dispuestos a votar al PP masivamente –tal vez doscientos mil o trescientos mil como mucho, apoyarían al PP-, y lo harían en blanco, por UPyD o se irían directamente a la abstención.

En segundo lugar hay unos siete millones de españoles que apoyarán siempre al PSOE, pase lo que pase, ocurra lo que ocurra, porque no tienen otra alternativa disponible, que resulte coherente con sus principios, valores y creencias.

Por último, hay un par de millones de electores que apoyaron al PSOE, que podrían no haberlo hecho, pero lo hicieron porque otras opciones izquierdistas o nacionalistas, como IU o ERC, habían cometido numerosos errores en la pasada legislatura, por exigir demasiado del partido mayoritario de la izquierda. Estos electores, tampoco votarán al PP en ninguna circunstancia.


El voto decadente del PP


El Partido Popular atraviesa la mayor crisis de imagen de su historia, ni en la época de AP, atribuyéndosele continuidad con el franquismo, su imagen fue tan devaluada por sus propios electores y tan derechizada por sus rivales.

Evidentemente, el PSOE no es el responsable de todas las “cosas negativas” del PP, porque sus dirigentes han demostrado su inutilidad absoluta para afrontar una lucha en condiciones óptimas. El PP de Rajoy juega en estos instantes a la estrategia de mirar para otro lado, porque sabe que el PSOE se está deteriorando por la crisis, lo que supone un nuevo y enorme error, porque exactamente deberían hacer lo contrario, pero no saben reaccionar ante la estrategia victimista del PSOE, no saben decirle al Presidente del Gobierno: señor Zapatero, estos han sido sus errores, de forma alta y clara, o en realidad no quieren hacerlo, porque el inquilino de La Moncloa, sabe enrocarse como nadie ante las agresiones: “señor Rajoy, ¿cómo me dice usted eso a mí?, yo que....”.

Los errores comunicativos del PP, y los aciertos propagandísticos del PSOE, han creado un espacio suficiente para la aparición en escena del Partido de Rosa Díez, dispuesto a dar la batalla electoral a ambos, con un discurso normalizado políticamente, que huye al mismo tiempo del pensamiento políticamente correcto del PSOE y de la ausencia-exclusión-ostracismo, del PP. De los diez millones de votos del Partido Popular en las pasadas elecciones, hay dos millones que pueden dejar de apoyarlo, para irse a UPyD o a la abstención.

La incógnita de UPyD

Pero UPyD, en realidad, aprovecha el espacio político, la brecha que ha dejado el enfrentamiento entre las dos grandes formaciones políticas de nuestro país, para incrustar sus buenas palabras en la demanda de soluciones de los ciudadanos. Inteligentemente, no se ha enfrentado radicalmente con ninguna de las dos, porque eso le puede proporcionar votos de ambas, aunque ha realizado matices interesantes: oposición radical al nacionalismo, recuperación de la educación para el estado, laicismo, defensa de las libertades y los derechos para todos en igualdad, una defensa interesada y provisional de la nación española por intereses exclusivamente electorales, más que por sólidas convicciones.

UPyD está replicando el modelo del CDS, que sobreeleva a su carismática líder, con un discurso racional normalizado, que Rosa Díez patrocina de forma ecléctica en la búsqueda de un utópico consenso en algunos temas entre el PSOE y el PP. UPyD aspira a ser un partido bisagra no nacionalista, que pueda corregir los desvíos del PSOE o el PP, según le interese. Sigue la trayectoria del PSOE en políticas sociales y estatales, y la del PP, en políticas contra el nacionalismo, defensa de una interpretación común de la Constitución, y un discurso que apoya las libertades y el Estado de Derecho, junto a un modelo económico liberal moderado y contrastado, que sigue las propuestas socioliberales y justicieras de Rawls. UPyD, al igual que los nacionalismos, rentabiliza el desgaste de los dos partidos mayoritarios de nuestro país.

Sin embargo, a UPyD todavía le falta mucho recorrido para ser una alternativa a los grandes partidos mayoritarios. Algunas de las cuestiones que tenía que haber resuelto para optar con posibilidades a obtener buenos resultados en las elecciones autonómicas del País Vasco y Galicia, están pendientes. Las campañas autonómicas de UPyD serán de bajo nivel, preparatorias de la opción clave, que serán las Elecciones Europeas.

En realidad, el objetivo de UPyD era darse a conocer en las elecciones generales, y las autonómicas de marzo, para presentarse con fuerza en las próximas Elecciones Europeas de junio.

El voto de castigo al PP y PSOE que será recogido por UPyD, y rescatado de la abstención, será numeroso. Aproximadamente cuatro millones de votos estarán al alcance del partido de Rosa Díez. Al ser unos comicios de circunscripción única, el sesgo nacionalista de la regla proporcional de D´Hondt, redundará en su beneficio. Por cada 300.000 votos aproximadamente, obtendrá un diputado. También será una gran oportunidad para saber si las cosas se han hecho bien dentro del partido de Rosa Díez, que se ha cerrado sobre sí mismo para establecer una expansión por todo el territorio nacional, con una intervención bastante leninista de su secretario general, Carlos Martínez Gorriarán, que ha manejado la estratificación de su formación política con zarpa de hierro, con un excepcional sesgo socialista, excluyente de otras alternativas ideológicas, como liberales, radicales, o formaciones sectoriales.

¿Transversales?

El monopolio socialista de la organización de UPyD, repercutirá sin duda, en los resultados electorales que obtendrá, tanto en las elecciones autonómicas, como en las europeas. La cerrazón ideológica, la ausencia de una auténtica transversalidad, impedirá que buena parte de los electores huérfanos voten a su partido y se irán directamente a la abstención. Igualmente, la caza de brujas de los discrepantes de su modelo, junto con la ausencia de un clima democrático y libre, también reducirán considerablemente los votos de UPyD en autonómicas y europeas.

Un partido de diseño, no ayudará al mensaje de Rosa Díez, que terminará respondiendo ante las cámaras, como piensa conseguir en el Estado lo que no es capaz de conseguir en su propio partido. Hay demasiada soberbia y demasiado miedo en los dirigentes de UPyD, para que las cosas salgan bien.

Posiblemente en las elecciones vascas y gallegas, no se obtendrá representación, y la que se conseguirá en las elecciones europeas será mucho menor de las expectativas creadas, porque lamentablemente, la ocasión es única y no sabrá aprovecharse, fundamentalmente por la soberbia y el papanatismo acomplejado de una dirección política que piensa que con estar en la gran oportunidad será suficiente.

Ni mucho menos señor Gorriarán, se equivoca usted, como anteriormente lo hicieron sus antecesores de Ciutadans. Verá, quien teme a la libertad, no triunfa en unas elecciones, y menos, en unas elecciones en la que los ciudadanos están hartos de los políticos al uso, y no quieren reiterar errores con el más de los mismo.

Su formación necesita sentirse cómoda en internet, para eso requiere mensajes propios sobre la marcha, en los foros, los chats y los sistemas de comunicación instantánea, no mensajes robotizados reiterados mil veces, en un victimismo patético. Internet es el medio necesario para alcanzar el fin de la representación política que persigue su partido, donde no hay recursos suficientes, tiene que brotar el ingenio, y precisamente su actuación directiva, coarta e impide cualquier genialidad, cualquier organización eficiente del discurso, cualquier impacto sutil e inteligente, esos guiños al electorado que posteriormente se materializan en resultados electorales. Para eso, se necesita un equipo libre y genuino, que crea de verdad en lo que defiende, porque el marketing electoral se nota y huele que apesta a propaganda, y la gente lo rechaza.

Por otra parte, se necesita un clima sosegado en el partido, no una exclusión de las discrepancias y las críticas, al contrario, si son hechas de buena voluntad, sirven para corregir errores –claro, si se piensa desde el divismo que eso es imposible, resultan innecesarias-.

La gente no ha llegado a su partido para escuchar su interpretación del mundo, o la de Rosa Díez, no, ha llegado para participar, pero no como un ejercito del siglo XVIII, sino como partidas bandoleras, al borde de la transgresión permanente, y dispuestas a sacarle los colores a sus rivales. Su visión de la realidad es oportunista y eso se nota demasiado, carece de agilidad y de solidez.

¿Qué queda de plataforma pro en UPyD?

Los deberes están sin hacer, y en vez de incorporar a su partido a toda la discrepancia de este país, para luego tratar de organizarla, ustedes se han ofuscado en la selección de personal, incorporando a los más dóciles, y excluyendo a los más rebeldes, que son los únicos con capacidad de presentar batalla por sí mismos contra sus rivales.
Quien ve enemigos donde no los hay, termina emparanoiándose, y es una pena, el tremendo error que se está cometiendo, que se acabará pagando caro. En el modelo de líder mediático, Rosa Díez no tiene nada que hacer ante Zapatero, que pondrá cara de cómo me dice usted estas cosas, señora, si cuando compartíamos partido, precisamente decía lo contrario. El discurso hostil permanente de Rosa Díez contra el gobierno, puede quitarle algunos miles de votos al PP –que ahora no les dejará hacer, porque se juega mucho y presentará batalla denunciando que Rosa Díez es socialista, y no ha cambiado y estuvo en el gobierno con el PNV, al que ahora critica- y en el PSOE será estigmatizada como traidora a los ideales socialistas, ahora precisamente que necesitamos toda la unión de la izquierda para llevar este país al progreso que le ha negado la derecha.

No, señora Díez, señor Gorriarán, se están equivocando, cuando los portaviones acerquen sus costados para el combate final –que será en las europeas- terminarán hundiendo la piragua, porque sin obtener diputados en las autonómicas gallegas y vascas, y con menos de cinco en las europeas, no tendrán nada que hacer en el futuro.

Lo inteligente es buscar aliados, no convertir enemigos hasta a los amigos, para no tener problemas, para tenerlo todo controlado, para que no haya discrepancias, para que no haya más que un discurso único pronunciado por Rosa Díez, precisamente cuando el mayor problema es la supervivencia. Recoja usted las buenas lecciones de ciutadans, pregúntese por qué razón la gente que salió de ese partido, que busca precisamente lo que UPyD defiende, hoy no está en su partido, y abjura de su torpeza. Y los que están en Ciutadans, que se han quedado esquilmados y sin posibilidad de reacción, cada día se aproximan más a UPyD.

Y volverá a repetirse la historia, una vez más, otra oportunidad perdida, lo que pudo haber sido y no fue, exactamente lo mismo que ha ocurrido en Ciutadans, que los dirigentes no estaban a la altura del proyecto que querían representar, y los militantes de base se hartaron de tantas estupideces como se cometieron.

Y como no quiero conflictos, por expresar lo que pienso, a partir de hoy y hasta que no se celebren las elecciones europeas, quien suscribe procurará no volver a hablar de UPyD. Ni para bien, ni para mal. Lo que tenía que decir, ya está dicho.

Pero aprendan del Presidente Obama incorporando a su rival Hillary Clinton, para lograr la cohesión que necesita en su proyecto. Los críticos siempre se diluyen en la victoria común, jamás en la derrota. Ignorar a los críticos, supone derrota segura, en las elecciones y en la historia, porque son el espejo de los errores cometidos, hasta que se convierten en aciertos. La incorporación de los críticos al proyecto común, y no su anulación, es el revulsivo que necesita UPyD para triunfar en las próximas elecciones. Nadie como los críticos para enfrentarse a los rivales. Pero tal vez, ya sea demasiado tarde para cambiar de estrategia.


Biante de Priena

jueves, 22 de enero de 2009

Cultura de la responsabilidad

Siendo español, sorprende escuchar estas palabras en boca de un Presidente de los Estados Unidos, más aún, si tenemos en consideración que es el primer negro que llega a la representación máxima del pueblo norteamericano. En España, hay un aforismo que dice: “trabajar como un negro”, para expresar que alguien se deja buena parte de su vida en el mundo laboral.

Zapatero, nunca hablará a los españoles en esos términos, porque su política, defiende precisamente los valores contrarios: la irresponsabilidad. Su gobierno está pletórico de irresponsables, que actúan sin ofrecer respuesta de sus errores a los ciudadanos. Ahí tenemos a Miguel Sebastián, a punto de conseguir que nos expulsen de la Unión Europea, y de la Organización Mundial de Comercio, al recomendar desde el Gobierno que se consuman productos españoles; esas cosas se piensan, pero no se dicen, Señor Sebastián. Pero claro, si el Presidente y el Vicepresidente Económico, negaban la crisis para triunfar en las elecciones, todo es posible.

Para solicitar responsabilidad, primero hay que ser responsable, sino el argumento se queda en un senequismo: “mi filosofía es la más elevada, tanto, que yo no puedo alcanzarla con los hechos de mi vida”. No se pueden fundir en los hechos lo que piensan, lo que dicen y lo que hacen y de ahí las consecuencias desastrosas.

Verán ustedes, con un gobierno de irresponsables mal vamos, porque la irresponsabilidad se expande jerárquicamente como una orden estricta por toda la administración pública. Y si se instala a un agente judicial -o comisario político- a dirigir un juzgado, porque está afiliado a un sindicato, entonces los funcionarios de carrera cumplen estrictamente con su trabajo y para de contar. Lo mismo ocurre en la administración general, en la sanidad, en la educación, en la inmensa mayoría de los servicios públicos. ¿Cómo no va a haber huelgas, si los mejores profesionales de este país están subyugados a las decisiones de unos aprovechados ineptos que ganan más dinero y no pegan golpe, por estar afiliados a un sindicato y “liberados”, ocasión que aprovechan para blindar su futuro con operaciones sinuosas de obtención de plazas para toda su vida?. La máxima española vigente es "el que no llora no mama", y claro, en un país de llorones, no es extraño que se haya incrementado inusitadamente el número de mamones.

El lugar de Europa donde estudiar una carrera superior reporta menos beneficios es en España, porque desde el gobierno se ha implementado una política que recuerda “la revolución cultural” china, o la política del khmer rojo en Camboya, en la que las personas con más formación eran perseguidas para ser reeducadas. En estas condiciones, la depauperación del sistema es galopante.

Las intenciones del PSOE en los últimos años han sido evidentes, desposeer de autoridad, poder y recursos a los mejores de nuestra sociedad, para ofrecérselo a los peores, porque son más y les brindarán así su apoyo; han regalado el poder y los recursos de España a los más ineptos, y a eso lo han denominado justicia social.

Por eso Obama puede pedir a su pueblo cultura de la responsabilidad, y Zapatero nos hablará de la cultura de la igualdad. ¿Pero qué es más injusto que quitarle el pan a quien se lo merece por su esfuerzo, formación, y capacidad, para dárselo gratuitamente a quien no ha pegado palo al agua en su vida, ni en los estudios, ni en el trabajo, al que no ha aportado nada más que parasitismo a nuestra sociedad?.

Evidentemente, el modelo ha fallado, y mientras Zapatero y su corte no sean apartados del poder y el sistema fumigado contra la irresponsabilidad, este país no irá bien. Solo hay que mirar las ratios de eficiencia y eficacia de las empresas privadas en comparación con las públicas.

Somos el último país de Europa en productividad laboral, competitividad y generación de bienes, gracias al modelo de política social de Zapatero, en el que si eres un patán, y lo demuestras no haciendo nada, puedes llegar a lo más alto, incluso a Presidente del Gobierno. Evidentemente, como en este país, al igual que en cualquier otro, los patanes son muchísimo más numerosos que los que tienen capacidad de cambiar la realidad por sus propios recursos, el PSOE seguirá ganando las elecciones, y los mejores se verán relegados a ocupar el mismo puesto social que los profesionales en Cuba, que en cuanto tienen oportunidad salen corriendo, y han tenido que convertir en crimen abandonar el país si el Estado te ha concedido la oportunidad de formarte profesionalmente, porque en Cuba la formación se "concede" desde el Estado, como en España la Educación para la Ciudadanía sirve para saber, por encuesta a nuestros hijos, quienes apoyan el regimen y quienes están contra él.

Este modelo de esclavitud de los mejores, para beneficio de los peores -convertidos en víctimas desposeidas por la historia- ya está rindiendo sus primeros resultados. Y todo se explica fácilmente, cuando se observan las trayectorias personales de los presidentes de los Estados Unidos y de España, Obama se debe a sí mismo estar donde está, despues de haber competido con todos los demás y haber triunfado, y Zapatero, es una consecuencia de la mediocridad, la mezquindad y la envidia, un producto de la propaganda y el apoyo de los medios de comunicación, que se subvencionan desde el gobierno.

Todo lider tiene en su cabeza, hacer el pais que gobierna a su imagen y semejanza. Obama, es un liberador, porque en su propia liberación sabe que está la liberación de los demás y Zapatero es un esclavista acomplejado que nos puede ofrecer mentiras, catástrofes, despilfarros, inequidades, y mucha miseria, con tal de aferrarse al poder y vendernos la salvación que nos conduce al abismo, pero que a él y los suyos les permite perpetuarse. En estas circunstancias, Estados Unidos saldrá de la crisis rápidamente, mientras que en España, nos hundiremos para las próximas décadas, gracias a esa eminencia de las cejas simpáticas. Y dicen algunos reptiles, que como se parecen Obama y Zapatero, ya le digo, en el blanco de los ojos.

Es la diferencia entre alguien que ha llegado a donde está, porque se lo merece, contra viento a marea (y lo sabe), y quien ha llegado por accidente, para sorpresa de todos, incluso para sí mismo.


Biante de Priena

¿Cuánto le queda a Zapatero?

Como en las mejores películas del cine negro, todos los elementos se van configurando hacia un fatal desenlace. Crece la expectación ciudadana a medida que las noticias revelan en que manos se encuentra nuestro destino inmediato. Incluso, algún alarido quedo, se escucha en medio de la oscuridad de las cifras económicas que se presentan y la parva reacción acogotada de nuestros políticos. Bajo un farol, de luz cetrina, se columbran unas cejas, se oye una voz profunda, atemperada, amable, que nos anuncia que en marzo, todo, absolutamente todo, estará resuelto. Será un androide, dirán algunos.

Cada día que pasa, el Gobierno de Zapatero nos cuesta miles de millones de euros, llantos ante los bancarios tratando de prologar las hipotecas hasta los cuarenta años, 8000 parados nuevos, 2000 pobres nuevos, decenas de cierres empresariales, un incremento en el déficit comercial, unas pérdidas en la bolsa desconocidas en nuestra historia, y una sensación general de pánico en la población española, no vivida desde la guerra civil.

Cada declaración de un ministro se convierte en un chiste, con una velocidad desconocida en la historia del humor político español. Hoy, hay que preguntarse de una vez, donde están los once millones de inteligentes ciudadanos que nos han traído hasta aquí, arrastrados por los titiriteros que defendían la alegría, y los motivos para creer.

Los once millones de ciudadanos que apoyaron al PSOE hace menos de un año, para que Zapatero fuera presidente del Gobierno, las van a pasar putas, ni se imaginan lo putas que las van a pasar. Y se lo tienen bien merecido, por haber votado a un propagandista iluso. El problema, es que gracias a su inteligencia, los 35 millones de españoles restantes las vamos a pasar también putas, menos que ellos, por supuesto, porque al menos, los que no votamos al PSOE podemos decir que vaya mierda y acordarnos del abuelo y la memoria histórica. Pero ellos, no, ellos tienen que callarse, y llevar con estoicismo la vergüenza de haber sido los responsables de lo que está ocurriendo en nuestro país.

Ahora que Pepiño ya no puede echarle la culpa a Bush de lo que ocurre, ni a Rajoy, nos dirá que todo se debe al cambio climático, porque España es un país rodeado de mar y eso ha hecho que el déficit público se haya incrementado, y de esos once millones de creyentes, todavía algunos aplaudirán de forma entusiasta las baladronadas, aunque estén en el paro, al borde del desahucio, y no sepan que comerán dentro de dos semanas.

España no solo tiene una crisis económica, tiene además una crisis moral fundamentada en la corrupción pública, en los negocios amistosos, y en la absoluta incapacidad de nuestros gobernantes actuales para proponer algo que tenga mínimo sentido.

Y solo nos queda saber cual será la chispa que hará saltar todo por los aires, que un parado le tire un zapato a Zapatero, que un desahuciado se ponga a vivir con una tienda de camping y su familia en las estribaciones de La Moncloa, que una manifestación de estudiantes termine con muertos, o que alguien le pregunte a Zapatero el próximo lunes en el programa "tengo una pregunta para usted", ¿por qué no se va, señor Presidente, y permite que llegue alguien que pueda resolver los problemas que tenemos?. Y Zapatero, con los ojos humedecidos, dirá algo así: "es algo que le aseguro que he pensado mucho durante los últimos días, pero eso sería abandonar a su suerte a este país y ante todo, yo soy un ciudadano socialista y responsable". Grandes aplausos.

Los bidones de explosivos sociales se están cargando cada día en las ventanillas de los bancos, en las colas del INEM, en la calle. El riesgo de estallido social se incrementa cada semana. El Gobierno se sostiene sobre la coyuntura internacional, tratando de que no se vea el desastre administrativo y de gestión que han organizado. Si no fuera porque los sindicatos, para su vergüenza, están mostrando su sumisión al poder, del que reciben dinero, otro gallo cantaría. Pero se la han jugado a perder, a CCOO y UGT les ocurrirá lo mismo que a IU, ya nadie volverá a creerles.

Como Rajoy (al que arrastrará Zapatero en su caída por sus enormes errores), servidor está esperando a ver que ocurre. Zapatero tiene razón, de aquí a marzo, todo estará resuelto, porque habrá tenido que someterse a una moción de confianza o de censura, porque si pidió el aval parlamentario para negociar con ETA, también debe pedirlo para representar los intereses generales ante la crisis.

Zapatero tiene razón, en marzo, todo quedará resuelto, porque él ya no estará en La Moncloa. En caso de que no sea así, los españoles nos merecemos lo peor.


Erasmo de Salinas

miércoles, 21 de enero de 2009

Ciudadanos en la Red predice el futuro

A continuación se exponen diez predicciones que se han hecho en este blog, de las que nueve se han confirmado y una está pendiente. Si en un humilde blog como el nuestro, hemos sido capaces de PREDECIR lo que iba a ocurrir, ¿qué no han hecho nuestros parlamentarios para no preverlo?, ¿qué no ha hecho el Gobierno y todos sus asesores para no evitarlo?. Los problemas que tiene hoy España se pudieron haber evitado, si no se hizo fue para que el PSOE triunfara en las elecciones, sabían lo que estaba ocurriendo, y aún así mintieron a los españoles para alcanzar la victoria electoral.

Probablemente, los principales afectados por la crisis económica en la que estamos viviendo vayan a ser sus propios votantes. Es hora de que reconozcan públicamente su error y le pasen factura política a quienes les han engañado, los que les han mentido para mantener exclusivamente su situación de privilegio personal, que les ofrece la política y jamás obtendrían si tuvieran que vivir en las condiciones en las que viven sus propios electores.

Es hora del juicio popular al PSOE y a Zapatero, pero también a Rajoy y al PP, y por extensión, al resto de partidos políticos, a los sindicatos, a las organizaciones sociales subvencionadas, a los agitadores profesionales de la opinión pública y a los medios de comunicación afines al poder, que son la inmensa mayoría.


NUEVE ACIERTOS Y UNA EXPECTATIVA

1) Descapitalización del Banco de España

El 22 de enero de 2008, denunciamos en Ciudadanos en la Red lo que estaba ocurriendo con la nefasta política del Banco de España en cuanto a su descapitalización desenfrenada, en una artículo titulado "El oro de Moscú". El 29 de diciembre de 2008, en el artículo titulado: "Los negocios del Banco de España", confirmamos lo expuesto en enero.

2) La mayor desinversión extranjera del mundo en España

El 7 de enero de 2008, denunciamos en un artículo que nuestro país había sido en 2006 el lugar del mundo de donde más había huído la inversión extranjera,, más incluso que en los Estados Unidos con seis veces más población y mucha mayor riqueza. Evidentemente, este es un indicador de la confianza económica del mundo en nuestra economía. Según el diario El País, la inversión extranjera en España se desplomó un 91 % en 2008.

3) Los españoles nos estamos arruinando

El 10 de diciembre denunciamos en un artículo que la situación económica de los españoles que se había deteriorado desde 2004, especialmente en los salarios más bajos, todavía podría empeorar. La deuda hipotecaria había crecido, y la morosidad también. Era premonitorio el informa de la CECA (Confederación española de Cajas de ahorro: " no solo en la pérdida de su poder adquisitivo y el aumento paulatino de su endeudamiento, pero también como consecuencia directa e indirecta verán reducidas las dimensiones de su bienestar tanto a nivel subjetivo, como objetivo, porque la demanda interna se reducirá a medio plazo y esto traerá como consecuencia un déficit mayor del Estado que durante este tiempo no ha logrado descender de 1,8 puntos porcentuales". Actualmente la deuda pública española sobrepasa el 50 % del PIB, el déficit está en el 3,8 %, y la deuda privada de los españoles no deja de crecer.

4) Crece la ignorancia en España


El 6 de diciembre de 2007, denunciamos el incremento progresivo de la ignorancia en España desvelado por el Informe Pisa. Actualmente, por primera vez en la historia de nuestro país durante el último siglo, las tasas de analfabetismo se han incrementado hasta afectar a un 2,3 % de la población en el año 2007, aproximadamente un millón de personas. El lugar donde más analfabetos hay de España es Extremadura, que lleva gobernada por el PSOE más de 30 años.

5) La pobreza crece en España

El 30 de noviembre de 2007 denunciamos, que según la Encuesta de Condiciones de Vida publicada por el INE, el 20 % de los españoles vivían en condiciones de pobreza relativa en ese año. Las comunidades que más pobres aportaban al país eran las gobernadas por el PSOE. Al 19,7 por ciento de pobreza relativa, El País de 30 de octubre de 2008, añadía un millón y medio de españoles en situación de pobreza severa o exclusión social. Y denunciaba que durante los últimos diez años la situación de desigualdad social se había mantenido.

6)La competitividad desciende peligrosamente

El 28 de noviembre de 2007, denunciamos que la competitivad española había disminuído entre el año 2003 y 2007 seis puestos absolutos, del 23 al 29, según el "Global Competitiveness Report". En el 2008 hemos ocupado el puesto 32, y seguiremos descendiendo.

7) Las mentiras de Zapatero al descubierto

En un artículo publicado en Ciudadanos en la Red, en noviembre de 2007, titulado: "La estrategia de Jonás" se decía lo siguiente sobre el Presidente del Gobierno: "Los ciudadanos quedan atrapados en un bucle de mentiras, porque piensan que lo que dice es lo que hace, y nada tienen que ver sus palabras con sus hechos. Dice que procura el bien, mientras hace todo lo posible porque este no se produzca; porque en su estrategia de perpetuación si el bien llegara, si se solucionaran los problemas, él dejaría de ser necesario, y por lo tanto tiene que mantener nuestro país en conflicto contínuo, en crisis permanente, y a los ciudadanos enfrentados entre sí, tensos, acogotados por los problemas, y al partido popular a distancia, con el cordón sanitario por medio, para evitar que acaben con su imperio de bondad y caos, para que no le impidan perpetuarse en el poder." Hoy, nadie que haya vivido en este país puede dudar de la verdad que entrañaban estas palabras.

8) La corrupción se incrementa con Zapatero

En noviembre de 2007, denunciábamos en nuestro blog, que con Zapatero se había retrocedido diez años en la lucha contra la corrupción, según el informe de Transparency International, España había pasado del puesto 22 al 25 en el Índice de Corrupción Percibida. En el 2008, ocupamos ya el puesto 28, según el informe del año pasado.

9) La improductividad laboral, el mayor problema de nuestro país

Gracias a Zapatero, este país se ha convertido en un país de vagos, cuestión que fue denunciada hasta por el Presidente del Banco Central Europeo. A los sindicatos CCOO y UGT se debe buena parte de este problema, en connivencia con el gobierno. Esta denuncia la realizamos el 23 de noviembre de 2007. De los 27 países de la Unión Europea, España ocupaba el lugar 25 en productividad, solo Italia y Portugal estaban por debajo, según información que nos ofrecía el diario El País. Resulta curioso que entre los años 1995 y 2004 la productividad española estuvo creciendo, hasta que llego el gobierno de Rodríguez Zapatero y comenzó a descender. A finales del año 2007 ya habíamos alcanzado el último lugar de la Unión Europea en productividad laboral

10) El final de Zapatero. El PSOE se lo quita de encima.

La única predicción que no se ha cumplido es la del final de Rodríguez Zapatero en la política española, en artículo publicado el 13 de mayo de 2008, auguramos que no estaría más de 20 meses en La Moncloa. En estos momentos llevamos 7, y quedan 13, por lo que es muy posible que Zapatero se vaya antes de febrero de 2010.

El artículo se titualaba: "El síndrome de China" , y en se decía lo siguiente:

"En ese momento, el PSOE sacrificará a Zapatero, porque de mantenerlo en el poder se irá al fondo con su líder, como ocurrió con el Titanic. No le doy más de veinte meses en La Moncloa, como si los del PSOE no supieran organizar un grave conflicto que requiera su dimisión inmediata, de manera fulminante. Posiblemente el PSOE sobrevivirá renovando su discurso y su forma de hacer política, pero para ello, previamente le hará un traje de cemento al actual Presidente del Gobierno, para que forme parte de los nuevos cimientos del futuro de su partido.

¿Acaso no lo hicieron con Felipe González y ese sí que era socialista y no un piji-progre iluminado?. Decía Guerra en sus buenos tiempos que el que se moviera no saldría en la foto, y Zapatero, que se le va a hacer, con la habilidad que le caracteriza, ha destrozado la cámara".


Por el bien de nuestra nación, España, esperamos no equivocarnos en este último punto, al igual que acertamos en los nueve anteriores.


Biante de Priena

martes, 20 de enero de 2009

De Obama a Carod-Rovira, pasando por Zapatero

Hoy será el gran día. Por un instante, la crisis económica mundial se apartará de los televisores, las emisoras de radio, y las primeras planas de los diarios, para darle la bienvenida al primer presidente negro de los Estados Unidos de América. Martín Luther King podrá descansar en paz, porque Barack Obama habrá completado su sueño.

Hasta el conflicto de Oriente Medio entre palestinos y judíos, ha cesado provisionalmente para recibir al nuevo inquilino de la Casa Blanca. Las bolsas de valores, mañana mismo nos dirán que opina el mercado del advenimiento. Alguien sacará una foto inmortal y el nombre del Presidente Obama, se convertirá, posiblemente, en la palabra más buscada en internet. La humanidad se permitirá un día de recreo, antes de volver a enfrentarse a la extraña realidad que acontece ahora mismo en nuestro planeta.

Las expectativas sobre las acciones políticas del nuevo presidente de los Estados Unidos de América se encuentran entre la ilusión extrema y el más quedo escepticismo. Posiblemente, los más optimistas se sentirán frustrados y los más pesimistas, también. Pero lo que está claro es que todo el mundo mirará a Obama, mientras no pierde de vista la crisis. Habrá que esperar, tal vez cien días, hasta la primavera, para observar los primeros hechos reales de la nueva administración norteamericana.

El mundo entero espera un milagro, hasta los que se declaran ateos, pero la realidad es que en plena crisis, lo más probable es que Obama se dedique ,prácticamente de forma exclusiva, a resolver los problemas internos de la maltrecha economía de su país, tras el espectáculo financiero de las hipotecas subprime. La industria norteamericana requiere grandes ayudas públicas para salir adelante, y las grandes reformas sociales tendrán que esperar al menos un par de años.

Sin embargo, Obama, continuando con la política próxima a los ciudadanos que tan buen resultado le brindó en la campaña electoral, hará algún gesto a la galería, que será extraordinariamente bien recibido por los ciudadanos norteamericanos, y posiblemente, también por los europeos. Sin bajar la guardia, cosa que no le perdonarían ni sus votantes, iniciará una aproximación al problema judío-palestino, las guerras de Irak y Afganistán, y tal vez, a los graves problemas humanitarios de los conflictos tribales africanos, no en vano allí se encuentran sus orígenes y es bueno recordar que su segundo nombre es Hussein.

El presidente Obama es joven, el próximo 4 de agosto cumplirá 48 años, es periférico y cosmopolita, pasó su juventud en Hawái, y en Indonesia donde vivía su madre divorciada, (antropóloga de profesión), de su padre, de origen kenyano, economista brillante, de vida un tanto díscola, (tiene seis medio-hermanos de su padre en Kenya y una medio-hermana de su madre en Canadá). Pertenece a la élite, se formó como abogado en Harvard, y ejerció como profesor en la Universidad de Chicago, antes de dedicarse a la política. Su situación financiera siempre ha sido excelente, tanto por la riqueza de su familia, como por su propio esfuerzo y el de su mujer, Michelle, abogada formada en Princeton y Harvard, y que trabajó en el departamento del alcalde de Chicago. Tienen dos hijas. La cosmovisión del nuevo Presidente de Estados Unidos, nada tiene que ver con la de su predecesor, anclado al mundo de la élite tejana y el América (y el resto del mundo), para los americanos.

Obama a favor del español en Estados Unidos

Una noticia que ha pasado sin pena ni gloria, es la posición que Barack Obama tiene en relación al aprendizaje del español en Estados Unidos (su web oficial se puede leer en nuestro idioma).

En su discurso de Georgia del 8 de julio, Obama dijo, respondiendo a una pregunta sobre bilingüismo: 'Vivimos en una economía global. Y yo no entiendo a la gente que vive preocupada diciendo `Debemos hablar sólo en inglés'. Quieren aprobar una ley que diga: 'Queremos sólo hablar inglés'. Ahora bien, estoy de acuerdo en que los inmigrantes deben aprender inglés. Estoy de acuerdo. Pero es importante que se entienda esto: en vez de preocuparse porque los inmigrantes puedan aprender el inglés --que lo aprenderán--, es necesario asegurarse de que sus hijos sepan hablar español. Deberían pensar cómo hacer para que sus hijos sean bilingües. Todos los niños deberían hablar más de un idioma''. Obama agregó: 'Es vergonzoso cuando los europeos vienen aquí ... todos hablan inglés, hablan francés, hablan alemán. Y cuando nosotros vamos a Europa, todo lo que podemos decir es `Merci beaucoup'. ¿No es cierto?".

De inmediato, los abanderados de la causa antiinmigración se volvieron locos. Lou Dobbs, de CNN, y otros presentadores de televisión por cable que suelen ser alérgicos a todo lo que suene hispano adujeron que Obama estaba instando a los estadounidenses a aprender sólo español, en lugar de cualquier otra segunda lengua. La sola idea de que haya más gente en Estados Unidos que hable español los sacó de sus casillas.

Hoy, precisamente, Josep Lluis Carod-Rovira, inaugurará una “embajada” de Cataluña en Nueva York. ¡Qué enorme ridículo¡, ¡qué despropósito! es como si los descendientes de los indios pueblo, abrieran embajada en Madrid. Supongo que querrá restar protagonismo al nombramiento del Presidente de los Estados Unidos.

Si Obama hubiera dicho francés, en vez de español, estoy seguro de que Sarkozy le hubiera remitido un agradecimiento simbólico; sin embargo, en nuestro país, el presidente Zapatero ha sido incapaz de recibir el guiño con inteligencia y mostrar a Obama el agradecimiento de nuestro país, por haberse acordado de nuestro idioma, y reconocer su importancia como segunda lengua en Estados Unidos.

Está claro que el presidente Obama se merece estar donde está por sus propios logros, y que Zapatero y Carod-Rovira, son un inefable error del destino. Estoy seguro que Pepe Gotera y Otilio, nos hubieran representado mucho mejor.


Biante de Priena

lunes, 19 de enero de 2009

Emergencia nacional: la deuda española supera el billón de euros

Algo que no se puede tolerar ni un momento más en esta campaña electoral permanente que se ha montado el PSOE para acotar todas las parcelas del poder, en este gesto que emula la política de la “demogracia” venezolana, es que el Gobierno, sus portavoces, su Presidente, los medios de comunicación subvencionados, nos sigan mintiendo con insidia. Tampoco se puede soportar que quienes debieran hacer oposición, el PP, IU, UPyD, Ciutadans, los nacionalistas, los sindicatos, y las organizaciones sociales (la mayoría, afines al poder) se queden impasibles ante sus mentiras. Solo los medios de comunicación independientes, y las informaciones que recibimos de la prensa extranjera, a los que se añade la comunicación en la red, nos dicen cual es la auténtica realidad económica, política, y social en la que estamos viviendo y vamos a vivir en los próximos años.

Hoy, la Comunidad Europea, en palabras de su portavoz económico, el socialista español, Joaquín Almunia, nos han hablado del retroceso económico que nos espera en este año (2 %), que se prolongará en el año próximo (0,2 %). Son estimaciones, pero la realidad es que aún pueden ser peores. La correlación en crecimiento del paro durante este tiempo, alcanzará el 16,1 % en 2009, y el 18,1 % en 2010. Esto supone pasar con creces la barrera de los cuatro millones de parados. El déficit del Estado que ha sido de un 3,4 % en 2008, y hay que recordar que antes de las elecciones generales había superavit del 1 %, alcanzará el 6,2 % en 2009, y el 5, 7 % en 2010. También hay que recordar que la economía euro sólo admite un déficit del 3 % como mucho y no por un periodo prolongado. La deuda pública española (a la que se debe sumar la privada), que hoy alcanza los 400.000 millones de euros, ha sido devaluada en su confianza, hoy mismo, por la agencia independiente Standard & Poors, lo que quiere decir que a partir de ahora pagaremos más por nuestros créditos externos. La deuda hipotecaria privada de los españoles es de 675.288 millones de euros. La deuda pública española se aproxima al 45 %, y hay que recordar que si supera el 60 %, con el actual déficit, España tendría muchas dificultades para mantenerse en el sistema euro, al haber transgredido la convergencia.

En esta situación, el Gobierno, derrotado por sus propios errores, incapaz de reaccionar ante la crisis que su presidente tardó en reconocer, y que el ministro de Economía considero trivial, para triunfar en las elecciones generales pasadas mintiendo a los españoles, nos adereza el sufrimiento con estupideces continuadas, con una campaña mediática de propaganda, y con una soberbia que nos va a traer graves consecuencias par las próximas décadas. La oposición espera por su propio interés, porque la crisis favorece a sus propios intereses electorales, lo que es una ignominia sin paliativos.

Un billón cien mil euros es la deuda actual de los españoles, sumando la pública y la privada hipotecaria (pero sin contar la de las empresas, los bancos, los préstamos personales y otras deudas como las concernientes a las instituciones autonómicas y municipales) lo que supone que cada recién nacido español llegará a este mundo con una deuda mínima de 24.500 euros (aproximádamente un año de renta per cápita), una hipoteca más para cada español, que al final seremos los que pagaremos la deuda común, sea nuestra o no lo sea (los que no tengan deudas propias pagarán igual); por eso los nacionalistas tratan de escaquearse como pueden, en esa actitud solidaria que les caracteriza. Posiblemente la deuda final completa de los españoles supere los dos billones de euros, unos 40.000 euros por ciudadano. Ese dinero habrá que pagarlo con impuestos, a la situación fiscal excesiva que padecemos los españoles, se añadirá la cuota progresista de las políticas de Zapatero y su régimen, más toda la que se acumule a partir de los errores que sigan cometiendo.

Estamos viviendo una situación económica de emergencia nacional que tendrá graves repercusiones sobre el bienestar social de los españoles en las próximas décadas, y el Gobierno de Rodríguez Zapatero nos sigue ofreciendo motivos para creer.

¿Creer en qué?. Ya no hay que creer en nada, la realidad es que España se ha estrellado contra los hechos y el PSOE era el que conducía el país, embriagado de poder, pletórico de ignorancia, pero con muy “buenas intenciones”, la de empobrecernos, la de expoliarnos y la de seguir gobernando a cualquier precio, es para enarcar las cejas y defender la alegría con una amplia sonrisa.


Biante de Priena

domingo, 18 de enero de 2009

Bajo la bandera de la libertad

La opresión de los sistemas dictatoriales, de los que pretenden establecer un pensamiento único, de los que se sirven de la democracia para implantar sus valores, de los que viven de lo que dicen y no de lo hacen, de los advenedizos políticos que han encontrado un filón en destruir lo existente para autodeclararse paladines de lo que vendrá, se está acabando.

Ya no convencen a nadie, se les ha visto el plumero, y han sobrepasado el límite de lo que se puede aceptar como posible en el ámbito de la libertad, para ejercer su presión sobre los demás desde el poder.

Muchos estamos hartos del ataque a nuestra nación, la nación española, a nuestra Constitución, al Estado de Derecho, a la Libertad, a la Democracia, y a la Igualdad de todos los españoles en el respeto a la diversidad, pero no a la estridencia de los hechos diferenciales. Todos los españoles tenemos hechos diferenciales en nuestra cultura, pero sólo unos pocos los rentabilizan, contra los demás.

El Presidente Rodríguez Zapatero es el principal responsable de lo que ha ocurrido en España en los últimos cinco años, desde que los que tomaron la calle con el “no a la guerra” para ganar las elecciones nos tomaron el pelo, defendiendo lo indefendible, acusando al Partido Popular de estar al lado de los norteamericanos en la invasión de Irak, y del atentado del 11-M que causó la muerte a 192 ciudadanos.

Desde entonces hemos ido a peor, nos han incrustado a calzador los códigos progresistas en la cultura española. Han hecho una cruzada de la violencia de género, cuando en España el número de mujeres que fallecen por la violencia machista es de los menores de Europa, y no ha variado en los últimos ocho años, pero ¿cuánta pasta han sacado para colocar a las feministas más radicales con sueldo fijo?. Han hecho una cruzada del homosexualismo, pretendiendo que la heterosexualidad era un hecho anormal, porque en el fondo su objetivo es cargarse la estructura familiar de los españoles. Se han empeñado en la persecución de los fumadores, de los que beben habitualmente, de los que disfrutan de las posibilidades de internet con esa nueva Santa Inquisición a la que denominan SGAE, de los que comen y de los que no comen, de los que tienen creencias religiosas fundamentadas en el cristianismo.

Se han encargado de gestionar los servicios públicos de una forma chusca, protocolizada, mecánica y materialista. Consideran a los ciudadanos como clones robóticos, no como seres humanos. Hoy, el equilibrio estatal logrado con el esfuerzo de muchos años en sanidad, educación, justicia, bienestar social, orden público, trabajo, vivienda, seguridad social, y sistema de pensiones ha saltado por los aires, gracias a que el PSOE ha vendido el patrimonio común a los nacionalistas por sus apoyos para gobernar en el Estado, en las autonomías, y en los municipios. La ambición de poder del PSOE es desmesurada, y al mismo tiempo nociva para los españoles, porque nos ha llevado al caos general, en paro, en balanza comercial, en pobreza, y en destrozo de la urdimbre española, el espacio común político de los ciudadanos españoles que se establece en nuestra Constitución y nuestro Estado de Derecho.

Ante la barbarie y el despotismo delustrado solo nos queda a los españoles agruparnos bajo la bandera de la libertad, contra el terrorismo palestino y a favor de Israel, contra la miseria de los sindicatos y a favor del trabajo, contra el nepotismo del reparto de dinero público a las entidades financieras y a favor de la ayuda a quien realmente lo necesite.

Basta ya de palabras, hay que pasar a los hechos. No se puede permanecer en silencio, inactivo, aletargado ante la destrucción de la cultura española, el maltrato a nuestro idioma, la violación permanente de nuestra Constitución.

Ante estos hechos deprimentes solo queda izar la bandera de la libertad, como luz en la oscuridad, y agruparse bajo ella. Es hora de dar el paso hacia delante, la resistencia se consolidará con cada nueva patada a nuestra nación por parte de los políticos socialistas y nacionalistas. Hay que prescindir de una vez por todas de la espera a que los políticos resuelvan nuestros problemas, estamos solos ante el peligro que nos han legado, y solo la unión nos permitirá hacerle frente, aquí y ahora.

La bandera de la libertad está en cada lugar en el que el poder hace que un ciudadano sufra la opresión, injusticia y desigualdad. Es hora de que los ciudadanos recuperemos lo público, lo que es nuestro, lo que es de todos, de que se lo arrebatemos a los políticos, que no saben más que utilizarlo en nuestra contra, con el arma democrática que nosotros les concedemos para que nos faciliten la vida, y no para que nos perjudiquen sin interrupción.


Erasmo de Salinas

sábado, 17 de enero de 2009

Quien no apoya a Israel, es un traidor a la civilización occidental

Actualmente, solo hay una civilización evolucionada, una civilización más avanzada que las demás, la civilización que ha alcanzado las más elevadas cotas de libertad política, relativa igualdad, justicia reglamentada, bienestar social, organización administrativa y democracia viva. En el ámbito de los valores civilizados se encuentran también, el estado del bienestar, la superación científica y tecnológica permanente, un sistema de mercado libre, el respeto a la diversidad, y la profusión de mensajes singulares, y su expansión a través de los medios de comunicación. En esta civilización, se respetan las diferencias individuales o grupales, siempre que no atenten contra el bienestar común, en una suerte de equilibrio que pretende la armonía. En esta civilización es posible la pluralidad política, social, religiosa, o cultural. Esta civilización se expande haciendo cada día más común el mundo, pero respetando las peculiaridades, siempre que no atenten contra el bienestar compartido y deseable.

Esta civilización contradictoria y discutida en su interior, autocrítica, relativista y abierta es la Civilización Racional compartida por los países más avanzados: Europa, Norteamérica, Japón, Corea, Taiwan, Australia y Nueva Zelanda, Sudáfrica, e Israel y algunos países menores de fuerte influencia racional, dispersos por el mapamundi. En un segundo escalón, aproximándose a la racionalidad civilizada y con algunas peculiaridades propias están Rusia y los países de la CEI, y sectores importantes (mayoritarios) de los países de Latinoamérica, y determinados países repartidos por el mundo que buscan aproximarse al modelo racional de civilización.

Al otro lado, están las culturas fundamentadas en criterios dogmáticos, bien religiosos o políticos que conforman un mundo en el que prevalece la creencia sobre la razón, el mythos sobre el logos, y en los que el poder es ejercido de forma absoluta, sin respeto a los derechos humanos. En este grupo ha diferencias de grado en su aproximación al modelo racional, están la mayoría de los países islámicos (con excepciones como los que presentan variedad religiosa como Malasia o Turquía), la mayor parte de China (Taiwan, Singapur, Honkong se abren al modelo racional), el África subsahariana, la mayor parte de India, los países de Extremo-Oriente y el resto de países asiáticos, incluida Indonesia, también Cuba, por supuesto.

Solo hay una civilización que se adhiere al modelo racional, lo que no quiere decir que en el mundo solo sea posible razonar con los criterios que prevalecen en los países mencionados como seguidores de la racionalidad occidental, que participan de una homogeneización cultural, sin por ello perder sus diferencias culturales. El caso de Japón es paradigmático de país civilizado con cultura extraordinariamente diferenciada.

La civilización occidental es el producto de numerosas culturas convergentes, fundamentalmente organizadas en la prevalencia del logos frente al mithos, de la razón sobre la creencia, de la ciencia y la tecnología para todos sobre las prácticas rudimentarias particulares. Los países que comparten criterios racionales occidentales en la organización de su sociedad, también los comparten en la organización de su vida política, y en el respeto a la diversidad de creencias. Los países racionales siguen una evolución común, un modelo compartido de desarrollo.

No es cierto que la globalización sea un fenómeno que aplasta lo diferente, más bien lo diferente sólo puede existir en el ámbito de la globalización, porque los países que siguen criterios no compartidos de evolución, no respetan las diferencias. La libertad, la igualdad mínima, la democracia, la libertad de creencia religiosa, el acceso a la educación la cultura, el respeto a unos criterios mínimos de justicia, representados en la carta de derechos humanos, no se respetan en los países que no viven en el ámbito de la civilización racional.

En los países que siguen sistema racional, se alzan voces que defienden lo que no podrían defender en los países que no viven en un sistema racional. En los países en los que existe libertad se puede decir lo que no se puede expresar en los países donde no la hay. En los países en los que se puede discutir la existencia de Dios, la bondad del Estado, o la dictadura del poder, surgen movimientos que se organizan para aplaudir la dictadura, la opresión, los privilegios injustos, el aplastamiento cultural de los diferentes, la esclavitud, el terrorismo, la persecución religiosa, la injusticia y la más profunda desigualdad.

Es inmoral, absolutamente carente de ética, ver como se organizan manifestaciones en pro de Palestina, en pro del Irak de Saddam Hussein, a favor del régimen cubano o venezolano, o en apoyo del régimen chino o vietnamita. Es un acto de ignominia, ver como los discrepantes del sistema racional occidental, defienden a los enemigos de su civilización, en solidaridad con la opresión imperialista de los ciudadanos que viven en regímenes no racionales, cuando se callan la boca sobre la opresión propia que se ejerce desde teocracias o regímenes comunistas, sobre esa misma población.

El pacifismo que pregonan, pretende someter al fuerte por el débil, al rico por el pobre, al inteligente por el idiota, al culto por el ignorante y al demócrata por el tirano. Es falso que pretendan acabar con cualquier forma de dominación, lo único que buscan es dominar dando pena, creando una conciencia de culpabilidad en los ciudadanos que cada día se esfuerzan por construir un mundo mejor, con su trabajo y esfuerzo, resolviendo las dificultades de su vida como buenamente puede, pagando sus deudas, luchando por sacar adelante a sus hijos, respetando las reglas del juego.

Es una vergüenza ver una bandera de Palestina sostenida en una manifestación por miembros del PSOE, UGT, CCOO, IU, y todas las organizaciones progresistas subvencionadas desde el poder, venerando a una organización terrorista como Hamás, y estando en contra de un país como Israel, en el que la libertad, la democracia, y la igualdad, a pesar de todo, sigue siendo posible.


Biante de Priena

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...