desde 2.006 en Internet

miércoles, 25 de junio de 2008

Manifiesto por una Lengua Común

Pese a que dos de nuestros compañeros, los señores Erasmo de Salinas y Biante de Priena se han expresado en este mismo blog en contra del reciente manifiesto por una lengua común, yo sí que deseo pedir a todos nuestros visitantes que se adhieran. Y lo pido porque ese texto tiene gran relación con nuestra lucha, y porque contempla muchos de los puntos que venimos reivindicando desde hace algunos años. Desde la perspectiva de un padre que vive en Cataluña y que cada día acompaña a sus hijos a que los adoctrinen, afirmo que no estamos para sutilezas ni para exquisiteces lingüísticas.

Si apoyé desde el principio al partido de los Ciudadanos, fue precisamente porque consideraba que necesitábamos de alguien que nos aglutinara y que movilizara a la población. A este respecto debo decir que siempre me importaron un comino las dos discusiones principales que se dieron en su seno: (a) partido de derecha contra partido de izquierdas y (b) partido catalán contra partido nacional, ya que lo mismo me hubiera servido un partido de izquierdas sólo catalán que le echara huevos y movilizara a la gente que un partido español derechista que hiciera lo propio. Pero no, la jodida basura en que se convirtió Ciutadans no hubiera movilizado ni a las familias de la mafia que terminó por dirigirlo. Por lo tanto, hubo que hacer lo posible, dentro de las limitaciones de cada cual, para que Ciudadanos desapareciera. UPyD, especialmente en Cataluña, parece que quiere seguir el mismo camino que el fiasco Ciudadano, pero a la vez observamos cómo algunos de sus dirigentes de Madrid no se resignan a dejar que el asunto principal que corroe nuestra nación -el de la prohibición del español en las regiones bilingües- caiga en el olvido.

Probablemente ni en Francia ni en Inglaterra ni en Irlanda a sus escritores se les ocurriera publicar un manifiesto así. Claro que ellos no lo necesitan, ya que tampoco llevan 25 años viviendo en estado de excepción. Ese manifiesto por una lengua común va en la dirección adecuada, especialmente si entre todos logramos que sea rubricado por varios millones de ciudadanos, y si es acompañado por otra serie de medidas que logren que realmente se cree una conciencia nacional de que muchos conciudadanos se encuentran oprimidos. Como esa conciencia no existía, señal de que nuestra nación tampoco existe, pues habrá que crearla, ya sea mediante el éxito en la Eurocopa de la selección española de fútbol o mediante la reivindicación de la lengua española: todo un gesto de rebeldía en nuestros días; como sacar una bandera de España al balcón o seguir despidiéndose utilizando la palabra "adiós" en cualquier pueblo de Gerona. Y es que en España hemos llegado a un extremo en que no hay mayor signo de rebeldía que reivindicar lo obvio, o sea, aquello que nunca era reivindicado por nadie de puro obvio. Seamos pues rebeldes y firmemos el siguiente Manifiesto por una Lengua común:
23 de junio de 2008

Desde hace algunos años hay crecientes razones para preocuparse en nuestro país por la situación institucional de la lengua castellana, la única lengua juntamente oficial y común de todos los ciudadanos españoles. Desde luego, no se trata de una desazón meramente cultural -nuestro idioma goza de una pujanza envidiable y creciente en el mundo entero, sólo superada por el chino y el inglés- sino de una inquietud estrictamente política: se refiere a su papel como lengua principal de comunicación democrática en este país, así como de los derechos educativos y cívicos de quienes la tienen como lengua materna o la eligen con todo derecho como vehículo preferente de expresión, comprensión y comunicación.

Como punto de partida, establezcamos una serie de premisas:

1. Todas las lenguas oficiales en el Estado son igualmente españolas y merecedoras de protección institucional como patrimonio compartido, pero sólo una de ellas es común a todos, oficial en todo el territorio nacional y por tanto sólo una de ellas -el castellano- goza del deber constitucional de ser conocida y de la presunción consecuente de que todos la conocen. Es decir, hay una asimetría entre las lenguas españolas oficiales, lo cual no implica injusticia (?) de ningún tipo porque en España hay diversas realidades culturales pero sólo una de ellas es universalmente oficial en nuestro Estado democrático. Y contar con una lengua política común es una enorme riqueza para la democracia, aún más si se trata de una lengua de tanto arraigo histórico en todo el país y de tanta vigencia en el mundo entero como el castellano.

2. Son los ciudadanos quienes tienen derechos lingüísticos, no los territorios ni mucho menos las lenguas mismas. O sea: los ciudadanos que hablan cualquiera de las lenguas cooficiales tienen derecho a recibir educación y ser atendidos por la administración en ella, pero las lenguas no tienen el derecho de conseguir coactivamente hablantes ni a imponerse como prioritarias en educación, información, rotulación, instituciones, etc... en detrimento del castellano (y mucho menos se puede llamar a semejante atropello «normalización lingüística»).

3. En las comunidades bilingües es un deseo encomiable aspirar a que todos los ciudadanos lleguen a conocer bien la lengua cooficial, junto a la obligación de conocer la común del país (que también es la común dentro de esa comunidad, no lo olvidemos). Pero tal aspiración puede ser solamente estimulada, no impuesta. Es lógico suponer que siempre habrá muchos ciudadanos que prefieran desarrollar su vida cotidiana y profesional en castellano, conociendo sólo de la lengua autonómica lo suficiente para convivir cortésmente con los demás y disfrutar en lo posible de las manifestaciones culturales en ella. Que ciertas autoridades autonómicas anhelen como ideal lograr un máximo techo competencial bilingüe no justifica decretar la lengua autonómica como vehículo exclusivo ni primordial de educación o de relaciones con la Administración pública. Conviene recordar que este tipo de imposiciones abusivas daña especialmente las posibilidades laborales o sociales de los más desfavorecidos, recortando sus alternativas y su movilidad.

4. Ciertamente, el artículo tercero, apartado 3, de la Constitución establece que «las distintas modalidades lingüísticas de España son un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección». Nada cabe objetar a esta disposición tan generosa como justa, proclamada para acabar con las prohibiciones y restricciones que padecían esas lenguas. Cumplido sobradamente hoy tal objetivo, sería un fraude constitucional y una auténtica felonía utilizar tal artículo para justificar la discriminación, marginación o minusvaloración de los ciudadanos monolingües en castellano en alguna de las formas antes indicadas.

Por consiguiente los abajo firmantes solicitamos del Parlamento español una normativa legal del rango adecuado (que en su caso puede exigir una modificación constitucional y de algunos estatutos autonómicos) para fijar inequívocamente los siguientes puntos:

1. La lengua castellana es COMUN Y OFICIAL a todo el territorio nacional, siendo la única cuya comprensión puede serle supuesta a cualquier efecto a todos los ciudadanos españoles.

2. Todos los ciudadanos que lo deseen tienen DERECHO A SER EDUCADOS en lengua castellana, sea cual fuere su lengua materna. Las lenguas cooficiales autonómicas deben figurar en los planes de estudio de sus respectivas comunidades en diversos grados de oferta, pero nunca como lengua vehicular exclusiva. En cualquier caso, siempre debe quedar garantizado a todos los alumnos el conocimiento final de la lengua común.

3. En las autonomías bilingües, cualquier ciudadano español tiene derecho a ser ATENDIDO INSTITUCIONALMENTE EN LAS DOS LENGUAS OFICIALES. Lo cual implica que en los centros oficiales habrá siempre personal capacitado para ello, no que todo funcionario deba tener tal capacitación. En locales y negocios públicos no oficiales, la relación con la clientela en una o ambas lenguas será discrecional.

4. LA ROTULACION DE LOS EDIFICIOS OFICIALES Y DE LAS VIAS PUBLICAS, las comunicaciones administrativas, la información a la ciudadanía, etc... en dichas comunidades (o en sus zonas calificadas de bilingües) es recomendable que sean bilingües pero en todo caso nunca podrán expresarse únicamente en la lengua autonómica.

5.. LOS REPRESENTANTES POLITICOS, tanto de la administración central como de las autonómicas, utilizarán habitualmente en sus funciones institucionales de alcance estatal la lengua castellana lo mismo dentro de España que en el extranjero, salvo en determinadas ocasiones características. En los parlamentos autonómicos bilingües podrán emplear indistintamente, como es natural, cualquiera de las dos lenguas oficiales.

Firmado por Mario Vargas Llosa, José Antonio Marina, Aurelio Arteta, Félix de Azúa, Albert Boadella, Carlos Castilla del Pino, Luis Alberto de Cuenca, Arcadi Espada, Alberto González Troyano, Antonio Lastra, Carmen Iglesias, Carlos Martínez Gorriarán, José Luis Pardo, Alvaro Pombo, Ramón Rodríguez, José Mª Ruiz Soroa, Fernando Savater y Fernando Sosa Wagner.

52 comentarios:

sisa dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Janario,
Cualquier movimento que se haga en la defensa de nuestro idioma común y en contra de la dictadura nacionalista hay que firmarlo.

Ya lo que nos falta es que matemos al mensajero. ¿Erasmo de que lado estas?

Anónimo dijo...

Como al Sr. Janario no le gustan las sutilezas, se lo diremos en plata: el manifiesto es una mierda pinchá en un palo.

Ahora bien, en España actualmente, cualquier pretexto sirve de catalizador para la protesta y la movilización, sea una campaña por Air Berlin, sea una victoria de la selección, sea el caso de Mari Luz.

Una cosa es eso y otra diferente que el manifiesto tenga otra pretensión que la de escamotear el fondo del problema político español, esa es la auténtica intención de sus autores. Y a los hechos hay que remitirse; que es una mierda lo demuestra la gentuza que se adhiere, precisamente los responsables de este estado de cosas como Gallardón y otros, así como el mismo ZP es capaz de firmarlo; total ¿a quién denuncia o compromete el texto de esta basura de manifiesto?.

Janario debería rezar más, mucho más, así sus plegarias serán oídas. Pero sin sutilezas, a pelo.

Anónimo dijo...

¿Se acuerda el público de la mani convocada por ZP a la que fueron cuatro gatos? Era por la "unidad" frente a ETA. Es en los momentos de lucha cuando hay que separar el grano de la paja, porque los enemigos están sumamente interesados en meterlo todo en el mismo saco para que así se confundan las cosas.

De donde se infiere que el trabajo de los ciudadanos es separar con la mayor precisión las cosas, el polvo del grano, el trigo de su vaina, la mena de la ganga.

Y este manifiesto es una cortina de humo para engañar a los que no entienden de sutilezas, que es decir a los más tontos del lugar.

Aunque tal y como están las cosas, al final hasta los tontos se enteran de haber sidos toreados y aprenden, ya lo creo que aprenden.

Janario dijo...

Yo parto de la base de que hoy por hoy ningún papel sirve, si nos fijamos en la cruda realidad a la que hemos llegado.

Si nos ponemos a pensarlo, el propio internet no deja de ser un papel que ni siquiera tiene la consistencia del papel.

Particularmente lo que me interesa es la acción, pero si algo sirve para llegar a más gente, ya sea lo que se dice en internet o lo que se dice en un manifiesto pensado por UPyD para obtener más votos, debe apoyarse.

Normalmente no me han interesado los manifiestos, pues suelo considerar que sólo son papel mojado, y lo digo empezando por algunos que se han publicado aquí mismo, que me aburrían soberanamente.

Pero si un texto llega al gran público, y denuncia lo que hay que denunciar, nos sirve para medir el estado actual de las cosas, y cuántas personas hay en España que desean darle la vuelta a la tortilla.

Criticar esto no me parece muy razonable. Lo que debe hacerse es aportar ideas o mecanismos que desde la realidad reviertan la situación.

Anónimo dijo...

“ningún papel sirve”

No ya el reino de las sutilezas Sr. Janario, Ud. no alcanza ni el rudimento de las razones. ¿No sirve un papel denunciando a los nazis, no sirven las ideas que se baten en los foros, no sirven los editoriales de la COPE, no sirvan las denuncias, las protestas, las reivindicaciones?

Ud. firme lo que quiera pero no nos venga con sus aburrimientos ni con superficialidades dignas de un perjudicado que se agarra al primer espantapájaros que le ponen en la nariz. Lo que no sirve es justamente un panfleto lacrimoso que firman hasta los ILEGALES políticos de este país.

Que lo estén firmando la gentuza del PSOE y del PP como Leguina, apoyador con su voto del Estafatuto de Cataluña, o Antonio Basagoiti, jefecillo del PP en las Vascongadas, ya da suficiente idea de la trampa saducea que supone esta homilía de medio curas que no denuncia a los causantes de este crimen nacional e incluso se les permite que se adhieran, en todo un alarde de cinismo, impostura y engaño social.

Basagoiti, uno de los sinvergüenzas, dice hoy en El Mundo:

“Llevábamos tiempo esperando una propuesta de este tipo”.

¿Hay que ser un gánster político o no.? Unos tipos que están ALIADOS con los separatistas, que les dieron lo que pedían, que han cerrado los ojos durante 30 años lo que han estado haciendo con los niños y con los ciudadanos españoles, que lo hacen hoy cada día ellos mismos, y se nos descuelgan con firmas contrarias a sus propios actos.

También Rivera formó el manifiesto de alguien que pedía su dimisión, ¡Así cualquiera!

En resumen, pienso para bobos, marear la perdiz, engañar a la gente, y seguir machacando cada hora y minuto al personal después de firmar el panfleto.

Eso si, la fe en los milagros que no se pierda, aunque sea sin sutilezas. ¡Y mira que es aburrido llevar años rezando!.

Anónimo dijo...

PD.

Otra cosa es, como ya se ha comentado, que hasta un estornudo baste en España para montar un pollo dada la situación del país.

Eso es una cosa y otra diferente es que el contenido del manifiesto es una auténtica tomadura de pelo a los españoles. Y ojalá sea un revulsivo que traiga consecuencias políticas, pero ya veremos que entonces, sus firmantes se echarán para atrás porque lo que hacen es FIGURAR publicamente mientras en privado están zumbando a los niños españoles a base de bien.

Un contramanifiesto de denuncia de estos firmantes embusteros estaría también muy bien al respecto.

Janario dijo...

¿No sirve un papel denunciando a los nazis, no sirven las ideas que se baten en los foros, no sirven los editoriales de la COPE, no sirvan las denuncias, las protestas, las reivindicaciones?

Pues mire usted, la realidad nos ha demostrado que no. Todo eso no son más que palabras que se las lleva el viento, exactamente igual que toda esa bazofia que usted normalmente escribe. Aquí lo único que serviría es un partido político fuerte, con las ideas claras, sin complejos, que gane las elecciones y cambie las cosas. Precisamente eso es lo que no tenemos. Pero grandes genios pariendo discursos, hasta en la sopa, desde César Vidal hasta el último bloguero sin visitas.

Aquí en CsRed se han publicado (e incluso impreso) algunos manifiestos que acabaron en mi casa como papel reciclado, ya que ni para limpiarse el culo con ellos servían.

La utilidad de un discurso de FJL no es ni mayor ni menor que la de un papel que dice algo tan obvio como que tenemos una lengua común, ya que el señor FJL era un hombre de acción que fue tiroteado y se pasó en exclusiva al ámbito de las ideas y las publicaciones, y desde entonces absolutamente nadie hace nada sobre el terreno.

Con que ese papel sirva para que muchos lo lean y caigan en la cuenta de lo que está pasando, ya habrá servido para algo, o quizás para nada, como lo que escuchamos cada día en la COPE.

Por cierto, que si el compromiso de la COPE es tan grande, si tanto les importa nuestra nación, también podría valer para ir mucho más allá, pero de pronto caemos en la cuenta de que la COPE es un negocio, y que jamás trascenderá ese autoimpuesto y platónico límite de las ideas. Porque claro, son periodistas, y los periodistas utilizan la palabra.

España es una nación de palabra, de palabrerío. Aquí los únicos que se mueven son los nacionalistas, sus aliados, y los terroristas. Hasta al señor Aznar se le iba la fuerza por la boca.

Así que sigamos hablando y firmemos lo que haga falta. Total, qué coño más da.

Anónimo dijo...

Su final, Janario, está pleno de “sutileza” a pesar de que Ud. reniega de ella. Ud. lleva toda la vida desde que lo conocemos, quejándose, no se lo reprocho, yo mismo he estado en el diván de la queja años y años antes de que Ud. apareciera por la lucha, tampoco se le recrimina, unos llegan antes y otros más tarde.

Pero ha habido padres que no se han contentado con las quejas, han hecho cosas concretas en las escuelas donde llevaban y llevan a sus hijos, tampoco es un reproche, es constatar hechos. Ahora bien, en las consideraciones políticas, Ud. como cualquier otro, tiene una posición religiosa, de petición de ayuda, de clamor por padres salvadores, de llamada de socorro en definitiva. Y eso, créalo, es un delirio, una entelequia, un sueño infantil, políticamente hablando, en la España actual, porque precisamente se llama a los casuantes de nuestras desgracias para que las arreglen, y en eso mayor incongruencia no cabe.

Eso es una posición políica compartida por muchos, pero no la única, hay otras tan válidas al debate como cualquiera de ellas.

En lo relativo a las cuestiones personales, sólo decirle que Ud. no da para dos post, su incapacidad para las sutilezas, su ir al bulto, su desconocimiento acerca de las cuestiones políticas, asi lo atestigua, así se demuestra y así permanece desde hace años. Lo que no quiere decir que no pueda opinar, como es lógico.

La pretensión del ninguneo ya sabe que con algunos de nosotros no funciona, pero si insiste volverá a ver cómo se defienden algunos ciudadanos. Eso si, siempre y cuando no borre Ud. los mensajes que no le guste como ha sido su costumbre en otras ocasiones.


Para concluir le diré que Ud. tiene una conciencia política sindical, con todo derecho por supuesto, aquella de vivir y que le dejen en paz a Ud. y a su familia, es decir, lo que queremos todos los españoles. Pero en el comentario del concepto nacional que dispone, en eso, inevitablemente se alinea Ud. al lado de los nacionalistas, sin querer claro, por su falta de sutileza precisamente.

Lo mismo que Ud. ha llegado después que otros, otros vendrán después que Ud., no se si eso logra alcanzar su comprensión o es demasiado sutil.

En lo relativo al manifiesto ya está dicho todo, de momento.

Janario dijo...

No soy muy proclive a escribir en el blog, ni tampoco en los comentarios, pero le diré que lo suyo es pura mitología. Ya nos conocemos su historia al más puro estilo de Antonio Robles. Usted bla bla bla es un luchador, el primero que bla bla bla se enfrentó al sistema, y bla bla bla seguramente también el primero el pirarse. No se lo reprocho, ya que sólo se vive una vez, pero es obvio que usted pertenece a ese numeroso grupo de los que se les va la fuerza por la boca.

Tengo la impresión de que usted sufre por no haber tenido cojones para quedarse.

Puede que yo no entienda de sutilezas, pero usted no es más que un bocazas, ni más ni menos que eso, y lo suyo no llega a ninguna parte que no sea la de aburrir mortalmente a sus lectores.

Su táctica de provocar incluso a sus amigos para que reaccionen ya está muy vista, y quizás debería haber empezado a aplicársela a sí mismo hace algunos años. Quizás, quien sabe, con su gracejo y su labia incluso hubiese llegado a liderar un movimiento que hubiese cambiado España. Qué pena, nunca lo sabremos.

De momento, aquí seguimos. Mañana Dios dirá.

Tomás. dijo...

El complejo y la incapacidad de Janario se ve cuando llama bazofia a lo que escriben otros, su falta de sutileza le hace odiar lo que no entiende, así como su falta de inteligencia, respeto y capacidad, le impide demostrar detalladamente la "bazofia" para que todo el mundo pueda "admirar" sus razones para el calaificativo.

Es la fábula del zorro y las uvas, son las palabras de un cretino como la copa de un pino.

Anónimo dijo...

La verdad, el manifiesto es pura estrategia política de una derecha que ve que el PP actual no le haría ascos a pactar con nacionalistas. Y ya pasó antes. El propio Aznar pactó con Pujol no recurrir la ley de política lingüística (la de 1998) que establece sanciones. El TC no se puede pronunciar de oficio y la ley sigue vigente. ¿De quién es la culpa? ¿De la "dictadura" nacionalista o del tacticismo partidista?

Por otra parte, si hubiera dos líneas en la educación, pasaría como empieza a pasar en la Comunidad Valenciana. La línea en castellano se llena de immigrantes(también tienen derecho a elegir, no?) y los padres acaban eligiendo la educación en valenciano como mal menor. Mejor eso que con moritos y sudacas, ¿no?

Janario dijo...

Le agradezco, sr. Tomás, que haya trascendido el anonimato para obsequiarnos con un nick, ya que así la discusión no es tan impersonal.

Eso que usted me dice, como "acomplejado", "incapaz", y otros calificativos similares ya aburre un poco. Le podría copiar aquí al menos una docena de textos suyos donde usted repite esas palabras como un papagayo, pero aplicadas a otros compañeros.

Ya sabemos que aquí todos somos tontos de capirote menos usted, sr. Tomás, que es el más inteligente. No me queda otra que felicitarle por su gran inteligencia. Enhorabuena.

sisa dijo...

Caer en el insulto entre nosotros es estupido, los NAZIS no pelean se unen para mechacarnos.

¿Que nos pasa? se que todos queremos ver como cambian las cosa y que es muy lento pero hay que tener paciencia y luchar todos unidos.

Anónimo dijo...

EL PADRE CATALÁN QUE AYUNÓ EN DEFENSA DEL CASTELLANO PIDE UNA "GRAN MANIFESTACIÓN"


SERVIMEDIA



MADRID, 25-JUN-2008

Carmelo González, el padre que hizo una huelga de hambre para que su hija pudiera estudiar en castellano en Cataluña, pidió hoy que se lleve a cabo una "gran manifestación" en Madrid para reivindicar que el castellano, idioma común de los españoles, no sea discriminado en algunas partes del país.

González, en declaración a Servimedia, pidió que se celebre esta marcha al valorar el manifiesto en favor del castellano que han difundido el pensador vasco Fernando Savater y otros intelectuales.

A este respecto, este padre catalán aseguró que él mismo se ha adherido a esta propuesta, puesto que le parece positiva "cualquier iniciativa en el sentido de garantizar el derecho de todos los españoles a no ser discriminados por la lengua que utilicen".

No obstante, destacó que el "éxito" que ha tenido el manifiesto de Savater debería llevar a profundizar en esta defensa del castellano.

Por este motivo, sostuvo que "va siendo hora de montar una gran manifestación en Madrid en favor de los derechos lingüísticos de todos los españoles".


http://www.discapnet.es/Discapnet/Castellano/Actualidad/Noticias/Noticias_Actualidad/detalle?id=126741

Ciudadano en la Red dijo...

A lo que me refería era a ésto:

De la Vega apoya “cualquier manifiesto” a favor del castellano aunque señala que no cree que esté “en peligro”

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha dicho que apoya "cualquier manifiesto" que esté a favor de "expandir, profundizar y avanzar en el conocimiento" del castellano, aunque ha añadido que no cree que esté "en peligro". Fernández de la Vega se ha referido al manifiesto en apoyo del castellano que promueven un grupo de intelectuales, y ha recalcado, en declaraciones a TVE, que "todo el mundo está a favor" de "cualquier manifiesto a favor del castellano".

"Es una lengua hermosísima, tenemos un patrimonio cultural impresionante, es una lengua en expansión, y no creo que haya nadie que no esté de acuerdo con un manifiesto para apoyar nuestra lengua", ha manifestado la vicepresidenta.

Sin embargo, ha añadido que "no hay un problema" con el castellano y que esta lengua "no está en peligro".

¿y ahora qué?. Tenía razón en lo que decía, lo apoyará hasta Zapatero, hemos pasado del manifiesto por la lengua común, a la lengua común por el manifiesto, hala, ya está desactivado.

Mira que lo dije, y nadie me hizo caso, bueno, sí, un señor del sur, que vio la jugada y uno del noroeste que aún viéndola lo firmó, y otro del noreste que también la vio, pero firmó.

Igualito, igualito que cuando Rivera firmó el manifiesto que decía que Ciutadans tenía que mejorar, y para lo que sirvió.

Desactiva, que algo queda.

Erasmo

Anónimo dijo...

Cierto. Así es, como la vida misma.

Pero un manifiesto de los mismos intelectuales diciendo, por ejemplo:

ZP TRAIDOR
A JUICIO CON EL.

Eso no lo desactiva ZP y aunque lo desactive que lo haga desde la cárcel.

Pero no, eso no es lo que quieren los "intelectuales", lo que realmente quieren es más de lo mismo pero si puede ser, "en do menor, y por favor no se me moleste."

(Y a ver cuando hacen Uds. un pacto de gobierno, o, a ver cuando tenemos un verdadero Estado de Derecho, etc.)

Pero la gente aprende para la próxima, que meterán más de estas.
Los que no aprendan es porque no pueden, son "inaprensibles".

Anónimo dijo...

AHORA TOCA INUNDAR LA RED CON EL TUBE DE CAJA DESPRECIADO EN EL PARLAMENT CON LA INICIATIVA POR LA LIBRE ELECCIÓN DEL IDIOMA.

VENGA LUCHADORES

juanky

Anónimo dijo...

nose que es mas vergonzoso, que se haya escrito esta bazofia o que entre los firmantes haya catalano parlantes. Y no, no soy un nacionalista independentista. No entiendo como puede pensar que el castellano esta en peligro, es realmente lamentable. Vengo de la que es posiblemente la escuela mas catalanista que existe, y os puedo asegurar que domino ambas lenguas por igual, una gran suerte que muchos no saben valorar. Que se impone el catalan... es la mayor bobada que se ha dicho nunca, y alguien que viva aqui con dos dedos de frente y sin intereses políticos lo dirá.

Quiza lo mas preocupante no sea que se haya escrito esto (viva la libertad de expresion)sino que toda esta gente se haga llamar intelectuales, y yo me prgeunto: ¿como seran los ignorantes?

Anónimo dijo...

Mucho más sabios que un carajote neonazi como tú.

Anónimo dijo...

Los ignorantes son como tú, sabes que te pasa que estas tan adoctrinado que no te das cuenta. Tienes que desprogamarte, a ser posible en castellano por favor.

Sabes la frase de
"sólo se que no se nada" pues tú no sabes nada pobre hombre NAZIonalista !que asco!

Anónimo dijo...

¿No le da vergüenza defender a unos asesinos nazis que quieren seguir su dictadura?.

¡Cómo le va a dar si le pagan para envenenar los blogs!

Somos nacionalistas españoles, a ver cuando nos vemos las caras los nacionalistas mogollónicos y la basura nacionalista de boquilla y bocata en el encuentro.

La tunda que os vamos a zumbar no se ha visto nunca en la Historia. Basta de palabritas, vamos a los hechos de cabeza y más de una va a rodar.

Anónimo dijo...

¿que parte de no soy independentista no acabais de entender? el primer síntoma de racismo en la sociedad son las banderas, y los primeros nazis soys aquellos que no respetando la libertad de los demás tratais de imponer vuestra propia moral, eso si, bajo la insignia de la libertad. Esa libertad que pregonais ya os la regalo, porque yo no la quiero.

Hablais de que me han adoctrinado, pues bien, si para vosotros estar adoctrinado es dominar a la perfección tanto el castellano como el catalan, hablar en casa los dos idiomas por igual, pensar en los dos idiomas (en catalan por encima del castellano, lo siento), escribir literatura en los dos idiomas (el 90% de lo que escribo lo hago en castallano... y soy nacionalista catalan!!), y poder leer obras en ambos idiomas, entonces SÍ, estoy adoctrinado, y a mucha honra.
Mis raices son castellanas y valencianas pero mi cultura es la catalana y sería un necio al renegar de ambas. No entiendo este desagradable empeño por tratar de acabar con los signos que hacen de España un pais singular. Si tanto odiais la pluriculturalidad de España, dejad de admirar (aquellos que tengan una minima cultura) a rosalia de castro, camilo jose cela, ramon llull y demás literatos que aparte del español utilizaban otras lenguas para expresarse. Camilo Jose Cela... novel de literatura, y lo más sorprendente es que hablaba en gallego, pobre ignorante adoctrinado... ojala mi adoctrinamiento me lleve a eso algun día.

Dejaros de mamarrachadas y preguntaros que puede aportaros una diversidad culturar como la que hay en España, envez de una "grande y libre" como lo que pregonais por aqui.

Nacionalismo no es más que la defensa de una cultura propia por estimarla, nazismo es tratar de subnormales a aquellos que no respetan lo que no es igual a lo propio, quiza deberíais reflexionar sobre eso. Cosa distinta es el independentismo, algo que no pregono. Pero bien, soy un nazi y un adoctrinado, aunque yo solo pienso que soy un afortunado por tener acceso a un mayor abanico cultural que otras personas que se resisten a ello, solo pq es diferente. Cada uno tiene su perspectiva. Estoy orgulloso de ver como os habeis rebotdo los 4 fascistas que correteais por aqui (esto último no va dirigido a todos los que escriben aqi, solo a aquellos que encuentran en el insulto el camino más corto), y más orgulloso todavía al ver como este catalán tiene un dominio más amplio de la lengua castellana (idioma que me encanta porcierto, y con la que escribo siempre todos mis textos a pesar de pensar en catalan)que muchos de los que están escribiendo por aquí y que alardean de ser buenos españoles. Es curioso, ni siquiera dominan el idioma... paradojas de la vida.


En fin, que viva el adoctrinamiento si por ello entendeis todo lo que he expuesto.

PD: Reflexionad sobre lo que es el nacionalismo. Nacionalismo no es ETA. Nacionalismo es lo que hago yo al defender el catalan, y vosotors al defender el castellano. Cosa distinta es la intolerancia, algo que vosotros haceis hacia otros idiomas y que nosotros respetamos.

PD2: Mi madre es catalana, jamas ha pronunciado una frase en catalan, y se mea de risa cada vez que oye que la gente que no habla catalan está perseguida. Esque no es para menos... Reflexionad

Ciudadano en la Red dijo...

Camilo José Cela no se caracterizó precisamente por escribir en gallego, por lo que deberías revisar tus fuentes, otra cosa es que él fue quien propuso a la RAE que el gallego fuera reconocido como lengua y no como dialecto, por el idioma español.

Verás anónimo no independentista tu experiencia te sirve a ti, pero si quieres pásate por el foro de Ciudadanos en la Red y fíjate en el hilo nacionalismo y libertad, y encontrarás muchas que precisamente dicen lo contrario de lo que tu dices, algunas sangrantes.

Voy a explicartelo de forma sencilla, quienes usamos el idioma español de forma exclusiva no somos excluyentes, quienes utilizan el catalán de forma exclusiva sí lo son, porque para ellos la lengua no es sólo una forma de expresarse o comunicarse, sino un instrumento politico para conseguir sus objetivos segregacionistas.

De hecho, la libertad de expresión en catalán en Cataluña no surge de la nada, sino del reconocimiento de una realidad lingüística, y ante eso, por sus intereses exclusivamente políticos y económicos de los políticos, se ha respondido erradicando el español de la enseñanza en Cataluña hasta los ocho años, y después concediéndole el mismo rango que a una lengua extranjera.

El problema es que ya no se engaña a nadie en este país con el juego del victimismo, la gente de toda España se ha enterado de lo que ocurre en Cataluña, Baleares, Galicia, Valencia, y País Vasco, y resulta que no le gusta.

Y se ha llegado a tiempo, porque si no hubiera movimientos de resistencia ahora en Cataluña sólo se hablaría catalán, pero no han logrado cerrar la sumisión del castellano, ni lo van a lograr.

Saludos

Erasmo

sisa dijo...

Erasmo has estado sembrao,
A todos estos adoctrinados por los nazis les vamos a ganar la batalla.
Los pobrecitos se pondrán a llorar en los brazos de mama, porque los nazis saldrán huyendo como ratas con el dinero que nos han robado de los impuestos. Queridos adoctrinados...siento mucho que no podais salir de vuestra Cataluña, pero claro con vuestro catalán y sin hablar ningun otro idioma os costara encontrar trabajo cualificado.
Que os den tarados.

Anónimo dijo...

Pero que tipo de personas sois que dais mas valor a la concentración que a la diversidad? Como se puede presentar como intelectual a gente que engaña al decir que en Catalunya adoctrinamos? Dictadura nacionalista? Aqui en Catalunya aprendemos catalan, castellano y ingles, hablamos catalan, castellano y algunos ingles. A los que apoyais esta causa tan facha y absurda solo decir que sois unos ignorates que deberiais salir un poco mas para conocer mundo.

LOVE dijo...

joer lo de este último anónimo es demasié jevi pal bodi.

Dice que en Cataluña lo que se valora es la diversidad.

Que fort, my love.

sisa dijo...

¿Que mundo conoces tú, nazi? ¿El de los jíbaros? Los jíbaros son esa tribu que les hacian una trepanación de cerebro para reducírselo. Eso es lo que sois, los adoctrinados por los NAZIonalistas.
¿A donde vais con ese cerebro de monito de feria que teneis?
Ni hablais catalán ni castellano y de ingles mejor ni hablamos ¡IGNORANTE pigmeo!
¿Qué entiendes tú por diversidad? ¿Tomar hoy un cafe en la plaza cataluña y mañana en la barceloneta?
NECESITO UNA EXPLICACIÓN DE LO QUE SGNIFICA LA PALABRA FACHA PARA UN NACIONALISTA, LO RUEGO.

Anónimo dijo...

Es muy facil la respuesta: Todo aquel que no respeta todo lo que es diferente a él.

Porcierto, soy el anonimo de los post largos. Si pongo anonmo es pq me pide cuentas que no tengo, no por nada más...

En cuanto a lo de los 8 años, me parece lamentable que se diga eso, cuando yo empece a estudiar castellano como asignatura a los 5 años. Así que quizá el problema está, o una de dos, que no sabeis escojer el colegio o que estais cargados de mentiras que aprovechais para vuesteros discursos.

Para el que me ha dicho lo de cela: en su "intimidad", parafraseando a otro que tambien os debe parecer un intelectual, hablaba gallego.Quizá deberías tu revisar tus fuentes, o quizá simplemente aprender a leer. Era por eso un adoctrinado? o es simplemente un intocable por ser quien fue?

Otra cosita para el mismo individuo: respecto a esto: "quienes utilizan el catalán de forma exclusiva sí lo son, porque para ellos la lengua no es sólo una forma de expresarse o comunicarse, sino un instrumento politico para conseguir sus objetivos segregacionistas." buen intento demagógico pero conmigo no funciona. La mayoria de mis amigos usan el catala de forma exclusiva y la politica se la trae completamente floja halando en plata... hasta que no entendais que es un idioma más no entendereis nada. Demasiado miedo a lo desconocido teneis.

En cuanto al que dice que solo hablamos catalan y que no encontramos trabajo, solo decir que una perosna bilingue tiene seria ventaja para aprender idiomas por encima de una perosna que solo habla un idioma. Quizá por eso los ciudadanos catalanes somos los mas valorados en europa de entre todos los españoles. Quien crea que los españoles (y aqui incluyo a TODOS) no SOMOS la verguenza de europa que me diga en que mundo vive.

Dedicado a los que no insultan (que se agradece): por vuestra forma de escribir no pareceis tontos ni mucho menos pero respecto a este tema demostrais una ignorancia absoluta. Pq os creeis tanto lo que os dicen? pareceis corderos siguiendo al pastor. Venid aqui y comprobadlo. Si de verdad creeis que el castellano esta perseguido teneis un grave problema...de buen royo lo digo, pero no vivis la realidad, sino la realidad que algunos quieren que vivais. Decis que nos dejamos llevar por los politicos y no os dais cuenta que vostros soys los primeros que hablais sin conocimiento de causa.

Enserio, no entiendo como podeis haceros llamar intelectuales. Y lo peor de todo es que os sigue la masa más ignorante,os devería hacer pensar eso... (lo digo por los que insultan que son la mayoría en este post)

Anónimo dijo...

Jobar que fuerte. No me imaginaba que hubiera tanta gente así. Odian lo diferente porque son incapaces de entenderlo. El castellano en peligro por las lenguas perifericas. Jeje, que cachondos. Estoy viendo ahora mismo una foto del autobus de la seleccion española cuando fue a celebrar la victoria en la Eurocopa. Banderas españolas por doquier y el lema bien grande pintado por todo dicho autobus: "Impossible is nothing".

Gardel Jr. dijo...

Capullos sabios catalanufos, andás perdiendo the time.

Disponeos a sufrir la avalancha en DIRECTO de CASTELLANOS INVASORES, donde nos incluimos los extranjeros habladores de la lengua del IMPERIO ARGENTIMO y de otras razas libérrimas e inclitas, que darán acabado y justo fin a vuestros delirios de hitleritos paletos.

Atenta la Cia.... ¡¡¡A POR ELLOS !!!!

VIVA LA ROJIGUALDA, ARRIBA LA NACIÓN ESPAÑOLA, MUERTE A LOS SEPARATISTAS ASESINOS.

(Se alquilan agujeros para ratas, razón en el reino catalunufo, rápido que se agotan)

anna dijo...

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda

Portada de los Decretos de Nueva Planta
Los Decretos de Nueva Planta supusieron la abolición de hecho de las Constituciones catalanas (Constituciones catalanas de 1535)Los Decretos de Nueva Planta (abreviados DNP) son un conjunto de decretos por los cuales se cambió la organización territorial de los Reinos Hispánicos y se abolieron los fueros de los reinos de la Corona de Aragón, que habían luchado contra Felipe V de Borbón en la Guerra de Sucesión, de la misma manera que se disolvió la organización territorial en reinos de la Corona de Castilla y se anularon los fueros y libertades de sus municipios. Formalmente se trata de una serie de Reales Cédulas por las que se establece la "nueva planta" de las Reales Audiencias de los territorios de la Corona de Aragón y de Castilla. Todos ellos vienen precedidos de una abolición de las instituciones propias.

Tabla de contenidos [ocultar]
1 Los Decretos de Nueva Planta en la Corona de Aragón
2 Los Decretos de Nueva Planta en la Corona de Castilla[4]
2.1 Algunas fechas notables
2.2 Aplicación de la Nueva Planta en América hispana
3 Razones y efectos globales de los Decretos de Nueva Planta
3.1 Origen y desarrollo de las reformas
3.2 Resultado final
4 Referencias
5 Enlaces externos



Los Decretos de Nueva Planta en la Corona de Aragón [editar]Fueron promulgados por el rey Felipe V de España, tras su victoria en la Guerra de Sucesión sobre Archiduque Carlos, pretendiente de la Casa de Austria. Imponen la organización político-administrativa de Castilla a los territorios de la antigua corona de Aragón. Su promulgación, más que una medida innovadora surgida de las coyunturas de la guerra, es la evolución de proyectos anteriores que habían fracasado, como el del Conde Duque de Olivares, causa de la guerra de 1640.[1]

Casi todos los territorios de la Corona de Aragón habían sido partidarios del pretendiente Carlos. Los Decretos de Nueva Planta tuvieron la finalidad y el efecto de castigar a los que se habían alineado en contra del rey Felipe V, aludiendo al "derecho de conquista" como se cita en el primero de los Decretos. Abolieron casi todos los antiguos fueros propios de los reinos y condados de la Corona de Aragón (excepto en el Valle de Arán) y extendieron una nueva organización político-administrativa basada en la de Castilla[1] para todos sus dominios y obligaron al uso del castellano como lengua administrativa a casi todas las instituciones que no la usaban, siguiendo el modelo centralista que la monarquía absolutista francesa había adoptado desde el reinado de Francisco I.

Como consecuencia de un cambio en el escenario político internacional, al recibir Carlos de Austria el Imperio por la muerte de su hermano y heredero José, las potencias europeas acuerdan que Felipe V continúe en el trono a cambio de una serie de contraprestaciones territoriales, que a la postre supondrá la liquidación de los territorios Europeos del Imperio Hispánico.

Dentro de los avances y retrocesos de la contienda se publicaron el 29 de junio de 1707 los decretos de Aragón y Valencia, teniendo como resultado la abolición de todo[2] el sistema legislativo e institucional de ambos reinos.

El 13 de abril de 1711 se dictó un segundo decreto por el que se restablecía parte del derecho aragonés otorgándose una nueva organización planta a la Audiencia de Zaragoza. En el caso de Aragón la asimilación castellana fue menos traumática, puesto que el idioma propio, el aragonés, había sido sustituido en la administración por el castellano, a través de la influencia de los Trastámara que ocupaban el trono aragonés.[3]

El tercero, de 1715, el de Mallorca se publicó el 28 de noviembre de 1715, siendo más complaciente y fruto de una actitud más negociadora.

El cuarto decreto que afectaba sólo a Cataluña se dictó el 9 de octubre de 1715, despachado por Real Cédula con fecha de 16 de enero de 1716.

Abolía la Generalidad de Cataluña, las Cortes, el Consejo de Ciento.
Además se sustituía al virrey por un capitán general, al igual que en el resto de los reinos de la Corona de Aragón, y se dividía Cataluña en doce corregidurías, como Castilla y no en las tradicionales vegueries, no obstante los batlles se mantienen.
Se prohíben los somatenes (milicias populares de Cataluña).
Se estableció el catastro gravando propiedades urbanas y rurales y los beneficios del trabajo, el comercio y la industria.
Igualmente, el idioma oficial de la administración dejó de ser el catalán y fue sustituido por el castellano, aplicándose desde entonces obligatoriamente en las escuelas y juzgados.
También se cerraron las universidades catalanas que apoyaron al archiduque Carlos, trasladándose a Cervera, que se había mantenido fiel a Felipe V.
El decreto mantiene el derecho civil, penal y procesal, al igual que el Consulado del Mar y la jurisdicción que éste ejercía, y no afectó al régimen político-administrativo del Valle de Arán por lo que este no fue éste incorporado a ninguno de los nuevos corregimientos en que se dividió el Principado de Cataluña.

En resumen, como resultado de los decretos, los antiguos reinos de la Corona de Aragón, perdieron sus instituciones político-administrativas aunque, salvo Valencia, mantuvieron su derecho privado propio. No fueron una adaptación total a las leyes de Castilla, ya que además, mantuvieron un régimen tributario diferente al castellano, y Cataluña siguió gozando de la exención de quintas.[1] Se implantó el absolutismo. Las cortes fueron disueltas[1] y se concedió a algunas poblaciones el derecho de asistir a las cortes castellanas, que se convierten en cortes comunes a toda España, salvo Navarra. En 1709 asistieron a las Cortes representantes de Aragón y Valencia, y a las de 1724, también asistieron representantes de Cataluña.[1] Se modificaron los mecanismos de elección de los gobiernos municipales adaptándolos a las normas de Castilla[1] . Los munidicipios importantes pasaron a ser regidos por un corregidor, y los cabildos locales por un regidor[1] , que en Aragón pasaron a ser hereditarios, por lo que, a finales del siglo XVIII casi todos los cargos estaban ocupados por miembros de la nobleza.[1] Los battles locales, que ayudaban a los regidores, eran nombrados cada año por la Audiencia.


Los Decretos de Nueva Planta en la Corona de Castilla[4] [editar]Similares documentos, también conocidos como Decretos de Nueva Planta,[5] fueron publicados para la reordenación de las Reales Audiencias y Reales chancillerías en la Corona de Castilla y sus territorios, ahora organizados en provincias e intendencias, y desapareciendo los reinos tradicionales para siempre.[6] Estos decretos supusieron el toque de gracia de la polisinodia hispánica,[7] sistema de gobierno de España establecido en tiempo de los Reyes Católicos y basado en el respeto a las tradiciones jurídicas de cada territorio de la Corona, y caracterizado por la creación de los Consejos, aunque no desaparecería hasta la Constitución de 1812.

El 10 de noviembre de 1713 se publica el Real Decreto sobre la planta del Consejo y sus Tribunales, para la reforma de los consejos de Estado, de Castilla, de Hacienda y de Indias, y otro similar en 1714 se aplicará al Consejo de Guerra. Por esta normativa, el Consejo de Estado es privado de todas sus funciones que pasan al Consejo de Castilla, institución a la que también se había incorporado el antiguo Consejo de Aragón, según el Decreto aragonés. Con estos decretos de Nueva Planta, o nueva organización, se realiza una reforma el Consejo de Castilla para convertirlo en órgano superior de la estructura monárquica, a modo de consejo de gobierno, y el resto de los consejos (Guerra, Indias, Hacienda, Inquisición) pasan a ver muy menguadas sus funciones. El Consejo de Castilla pierde, de esta manera, su carácter territorial específico.[8]

Por Real Cédula del 4 de agosto de 1715 se anula el Real decreto de 10 de noviembre de 1713 en lo referente a Hacienda[9]

El 9 de junio de 1715 se reconoce que la nueva planta ha originado confusión, por lo que se restablece el modelo tradicional para el Real y Supremo Consejo de Castilla, que sigue ostentando el papel primordial que siempre había tenido en la Administración Pública. El presidente, como presidente de Castilla, es el segundo magistrado después del Rey, preside las Cortes y el Consejo de Órdenes, y, hasta Carlos III, el cargo tiene carácter vitalicio.[1]

Un efecto de la aplicación de la Nueva Planta en la Corona aragonesa fue la supresión de las Cortes de los reinos. A partir de ese momento, los representatnes de los reinos de la Corona de Aragón se reunirán en unas cortes únicas, comunes a toda España salvo Navarra. Las reuniones celebradas en el siglo XVIII, como cortes generales el reino, solo se hicieron para hacer las peticiones que el rey deseaba y para jurar al heredero del reino. Desaparece la legislación de Cortes, y el derecho se crea solo a través de Reales Órdenes y Decretos, desapareciendo poco a poco las pragmáticas.

Para los reinos castellanos estas leyes suponen la anulación de las idiosincrasias particulares[10] y de los fueros y libertades de los municipios, y la conversión del derecho común castellano en corpus doctrinal de las leyes para todos los territorios de la Corona. Es más, su principal institución de gobierno, el Consejo de Castilla, pasa a convertirse en efectivo gobierno del Reino de España, excepto Navarra. Desaparece el privilegio de extranjería —impuesta en el decreto aragonés—, que impedía, por ejemplo, que un castellano ocupara un cargo en Aragón, o que un aragonés lo hiciese en Castilla.


Algunas fechas notables [editar]6 de marzo de 1701. Felipe V establece que el Consejo de Castilla quede formado por el Presidente o Gobernador, 20 oidores y el fiscal, para sus cuatro salas, confirmando el decreto de Carlos II de 17 de julio de 1691.[1]
10 de noviembre de 1713, confirmado y ampliado por declaraciones de 1 de mayo y 16 de diciembre de 1714. Se da nueva planta a los consejos.[1]
9 de junio de 1715. Visto que la nueva planta ha ocasionado desórdenes y confusión, se vuelven a establecer los consejos según el modelo tradicional.[1]

Aplicación de la Nueva Planta en América hispana [editar]Indias también fue afectada por las reformas. Los tres primeros decretos (1717 y 1718) crearon el Virreinato de Nueva Granada y pasan a abolir la encomienda y se modifica la organización interna de los virreinatos, gobernaciones y capitanías generales.

En 1719 se reforma el Consejo de Indias, que ve reducida su actuación a lo judicial, y supone, de hecho, la casi abolición de las Leyes de Indias: con la aplicación preferente del derecho común castellano, el efecto de la desaparición de los privilegios jurídicos de los indios en la sociedad virreinal es muy perjudicial para estas comunidades, ahora indefensas ante la presión de los criollos.[11]

Aunque no relacionado con los decretos de nueva planta, sino por la pérdida de calado del río Guadalquivir, en 1707 se traslada la Casa de la Contratación y la exclusividad del comercio de Indias a Cádiz en detrimento de Sevilla, exclusividad que se mantiene hasta el tercer cuarto del siglo (1778), aunque la desaparción del derecho de extranjería permite a los comerciantes de cualquier procedencia española, especialmente catalanes, a realizar expediciones comerciales propias a América, sin dependencia de ningún asentador castellano.[12]


Razones y efectos globales de los Decretos de Nueva Planta [editar]La llegada de los Borbones a la Corona española supuso un cambio radical en la concepción del Estado: desde que los Reyes Católicos firmaran el segundo Tratado de los Toros de Guisando, se había establecido que los ocupantes de las coronas españolas reunirían sus territorios in persona regis, manteniendo cada uno de ellos sus particularidades jurídicas y de gobierno. Estas peculiaridades fueron conservadas, aunque con modificaciones, por la Casa de Austria, pero esta organización demostró durante la Guerra de los Treinta Años su incapacidad para funcionar como potencia internacional, que terminaría con la liquidación definitiva de la hegemonía española, tras la Guerra de Sucesión en los tratados de Utrecht y Rastadt.


Origen y desarrollo de las reformas [editar]Al recibir los territorios de Carlos II en herencia, y tras la guerra de sucesión, Felipe de Anjou y sus consejeros, apoyados por la corte del Rey Sol, abordan la modificación del estatus jurídico y administrativo de sus territorios, para acercarlo al eficiente modelo centralista y absolutista de Luis XIV. Para desarrollar este programa político era necesario:

Unificar las formas de gobierno en todos los territorios: esto significa la desaparición de determinadas instituciones y el nacimiento de otras nuevas y la centralización del poder en las manos del monarca.
Unificar los contenidos del derecho público y privado, es decir, crear un corpus jurídico común: esto significa la abolición de la mayor parte de los fueros, regímenes jurídicos personalistas y privilegios de personas, poblaciones y territorios.
Eliminar los privilegios de extranjería: esto significa la «creación» de una sola nacionalidad jurídica española, que no distingue ya entre castellanos y aragoneses (Portugal, Flandes y Nápoles ya se han perdido; el Nuevo Mundo forma parte de la Corona de Castilla) y el ejercicio del poder compartido entre personas de todas las procedencias del Reino.
Reordenar e igualar los estamentos sociales en todos los territorios: esto significa la desaparición definitiva de la servidumbre en Cataluña, pero también la pérdida de derechos por las clases populares castellanas y americanas (sobre todo, los indígenas).
Crear nuevas instituciones de gobierno que respondan a esta nueva organización: esto significa el fin de la polisinodia hispánica.
El contenido de la reforma sigue, además, una serie de criterios:

Asegurar el poder supremo del Rey. Para demostrarlo, por ejemplo, Felipe V otorga la "gracia" del mantenimiento de los fueros particulares vascongados y navarros.
Someter a todos sus súbditos a un mismo ordenamiento jurídico.
Mantener, hasta el límite de lo posible, las divisiones, instituciones y nombres tradicionales. De esta manera, por ejemplo, el Consejo de Indias, aunque mantenga su nombre, pasa a ser únicamente un Tribunal Supremo para los pleitos de Indias, en cuanto las Leyes de Indias entran en conflicto con el derecho común castellano, mientras que la mayoría de sus funciones anteriores pasan a ser responsabilidad de la secretaría de Estado de Indias[1] .
Realizar los menos cambios legislativos posibles. Por eso se reforman fundamentalmente las Reales Audiencias y se adopta el Fuero Juzgo y las Siete Partidas como base, ya que el derecho castellano es el mayoritario entre los súbditos del Rey (la diferencia de población entre las dos Coronas es de 10 a 1 a favor de Castilla) y porque tiene eliminados los resabios medievales (ordenaciones feudales), porque está más unificado y tiene incorporado plenamente el Derecho Romano.[13]

Resultado final [editar]Una vez aplicada esta serie de decretos, los territorios del rey de España quedan unificados jurídica y estructuralmente. Esto supone:

La desaparición de los antiguos reinos (salvo el de Navarra) y el nacimiento de las provincia en la Península[14] y la generalización y la reorganización interna de los virreinatos, gobernaciones y capitanías generales en América.[15]
También el gobierno y la hacienda del Reino quedan unificados (salvo las excepciones que Felipe V quiso mantener para vascongados, navarros y araneses).
Que el Consejo de Castilla (solo "de Castilla" en el nombre) pasa a asumir todas las tareas de gobierno (salvo en Navarra) y, con el tiempo, será origen del consejo de secretarios (de ministros). El resto de consejos ven reducida su labor a aspectos judiciales y se les quitan las atribuciones gubernativas en beneficio de las secretarías de Estado[1] .
Oficialmente, la creación de unas nuevas Cortes españolas, siguiendo el modelo representativo de Castilla, a las que se suman representantes de Aragón, Valencia, Cataluña y Mallorca.
La aplicación de un solo derecho común para todos los súbditos, con la consiguiente anulación de usos y costumbres y de privilegios particulares (siempre que entren en conflicto con la legislación común) y la unificación del derecho procesal español.[16]
La aplicación de una sola lengua administrativa: el castellano. Esto tiene excepciones en algunas instituciones locales catalanas y valencianas (por ejemplo, el Tribunal de las Aguas de Valencia) y en la Sala de Vizcaya[17] de la Real Chancillería de Valladolid.

anna dijo...

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda

Portada de los Decretos de Nueva Planta
Los Decretos de Nueva Planta supusieron la abolición de hecho de las Constituciones catalanas (Constituciones catalanas de 1535)Los Decretos de Nueva Planta (abreviados DNP) son un conjunto de decretos por los cuales se cambió la organización territorial de los Reinos Hispánicos y se abolieron los fueros de los reinos de la Corona de Aragón, que habían luchado contra Felipe V de Borbón en la Guerra de Sucesión, de la misma manera que se disolvió la organización territorial en reinos de la Corona de Castilla y se anularon los fueros y libertades de sus municipios. Formalmente se trata de una serie de Reales Cédulas por las que se establece la "nueva planta" de las Reales Audiencias de los territorios de la Corona de Aragón y de Castilla. Todos ellos vienen precedidos de una abolición de las instituciones propias.

Tabla de contenidos [ocultar]
1 Los Decretos de Nueva Planta en la Corona de Aragón
2 Los Decretos de Nueva Planta en la Corona de Castilla[4]
2.1 Algunas fechas notables
2.2 Aplicación de la Nueva Planta en América hispana
3 Razones y efectos globales de los Decretos de Nueva Planta
3.1 Origen y desarrollo de las reformas
3.2 Resultado final
4 Referencias
5 Enlaces externos



Los Decretos de Nueva Planta en la Corona de Aragón [editar]Fueron promulgados por el rey Felipe V de España, tras su victoria en la Guerra de Sucesión sobre Archiduque Carlos, pretendiente de la Casa de Austria. Imponen la organización político-administrativa de Castilla a los territorios de la antigua corona de Aragón. Su promulgación, más que una medida innovadora surgida de las coyunturas de la guerra, es la evolución de proyectos anteriores que habían fracasado, como el del Conde Duque de Olivares, causa de la guerra de 1640.[1]

Casi todos los territorios de la Corona de Aragón habían sido partidarios del pretendiente Carlos. Los Decretos de Nueva Planta tuvieron la finalidad y el efecto de castigar a los que se habían alineado en contra del rey Felipe V, aludiendo al "derecho de conquista" como se cita en el primero de los Decretos. Abolieron casi todos los antiguos fueros propios de los reinos y condados de la Corona de Aragón (excepto en el Valle de Arán) y extendieron una nueva organización político-administrativa basada en la de Castilla[1] para todos sus dominios y obligaron al uso del castellano como lengua administrativa a casi todas las instituciones que no la usaban, siguiendo el modelo centralista que la monarquía absolutista francesa había adoptado desde el reinado de Francisco I.

Como consecuencia de un cambio en el escenario político internacional, al recibir Carlos de Austria el Imperio por la muerte de su hermano y heredero José, las potencias europeas acuerdan que Felipe V continúe en el trono a cambio de una serie de contraprestaciones territoriales, que a la postre supondrá la liquidación de los territorios Europeos del Imperio Hispánico.

Dentro de los avances y retrocesos de la contienda se publicaron el 29 de junio de 1707 los decretos de Aragón y Valencia, teniendo como resultado la abolición de todo[2] el sistema legislativo e institucional de ambos reinos.

El 13 de abril de 1711 se dictó un segundo decreto por el que se restablecía parte del derecho aragonés otorgándose una nueva organización planta a la Audiencia de Zaragoza. En el caso de Aragón la asimilación castellana fue menos traumática, puesto que el idioma propio, el aragonés, había sido sustituido en la administración por el castellano, a través de la influencia de los Trastámara que ocupaban el trono aragonés.[3]

El tercero, de 1715, el de Mallorca se publicó el 28 de noviembre de 1715, siendo más complaciente y fruto de una actitud más negociadora.

El cuarto decreto que afectaba sólo a Cataluña se dictó el 9 de octubre de 1715, despachado por Real Cédula con fecha de 16 de enero de 1716.

Abolía la Generalidad de Cataluña, las Cortes, el Consejo de Ciento.
Además se sustituía al virrey por un capitán general, al igual que en el resto de los reinos de la Corona de Aragón, y se dividía Cataluña en doce corregidurías, como Castilla y no en las tradicionales vegueries, no obstante los batlles se mantienen.
Se prohíben los somatenes (milicias populares de Cataluña).
Se estableció el catastro gravando propiedades urbanas y rurales y los beneficios del trabajo, el comercio y la industria.
Igualmente, el idioma oficial de la administración dejó de ser el catalán y fue sustituido por el castellano, aplicándose desde entonces obligatoriamente en las escuelas y juzgados.
También se cerraron las universidades catalanas que apoyaron al archiduque Carlos, trasladándose a Cervera, que se había mantenido fiel a Felipe V.
El decreto mantiene el derecho civil, penal y procesal, al igual que el Consulado del Mar y la jurisdicción que éste ejercía, y no afectó al régimen político-administrativo del Valle de Arán por lo que este no fue éste incorporado a ninguno de los nuevos corregimientos en que se dividió el Principado de Cataluña.

En resumen, como resultado de los decretos, los antiguos reinos de la Corona de Aragón, perdieron sus instituciones político-administrativas aunque, salvo Valencia, mantuvieron su derecho privado propio. No fueron una adaptación total a las leyes de Castilla, ya que además, mantuvieron un régimen tributario diferente al castellano, y Cataluña siguió gozando de la exención de quintas.[1] Se implantó el absolutismo. Las cortes fueron disueltas[1] y se concedió a algunas poblaciones el derecho de asistir a las cortes castellanas, que se convierten en cortes comunes a toda España, salvo Navarra. En 1709 asistieron a las Cortes representantes de Aragón y Valencia, y a las de 1724, también asistieron representantes de Cataluña.[1] Se modificaron los mecanismos de elección de los gobiernos municipales adaptándolos a las normas de Castilla[1] . Los munidicipios importantes pasaron a ser regidos por un corregidor, y los cabildos locales por un regidor[1] , que en Aragón pasaron a ser hereditarios, por lo que, a finales del siglo XVIII casi todos los cargos estaban ocupados por miembros de la nobleza.[1] Los battles locales, que ayudaban a los regidores, eran nombrados cada año por la Audiencia.


Los Decretos de Nueva Planta en la Corona de Castilla[4] [editar]Similares documentos, también conocidos como Decretos de Nueva Planta,[5] fueron publicados para la reordenación de las Reales Audiencias y Reales chancillerías en la Corona de Castilla y sus territorios, ahora organizados en provincias e intendencias, y desapareciendo los reinos tradicionales para siempre.[6] Estos decretos supusieron el toque de gracia de la polisinodia hispánica,[7] sistema de gobierno de España establecido en tiempo de los Reyes Católicos y basado en el respeto a las tradiciones jurídicas de cada territorio de la Corona, y caracterizado por la creación de los Consejos, aunque no desaparecería hasta la Constitución de 1812.

El 10 de noviembre de 1713 se publica el Real Decreto sobre la planta del Consejo y sus Tribunales, para la reforma de los consejos de Estado, de Castilla, de Hacienda y de Indias, y otro similar en 1714 se aplicará al Consejo de Guerra. Por esta normativa, el Consejo de Estado es privado de todas sus funciones que pasan al Consejo de Castilla, institución a la que también se había incorporado el antiguo Consejo de Aragón, según el Decreto aragonés. Con estos decretos de Nueva Planta, o nueva organización, se realiza una reforma el Consejo de Castilla para convertirlo en órgano superior de la estructura monárquica, a modo de consejo de gobierno, y el resto de los consejos (Guerra, Indias, Hacienda, Inquisición) pasan a ver muy menguadas sus funciones. El Consejo de Castilla pierde, de esta manera, su carácter territorial específico.[8]

Por Real Cédula del 4 de agosto de 1715 se anula el Real decreto de 10 de noviembre de 1713 en lo referente a Hacienda[9]

El 9 de junio de 1715 se reconoce que la nueva planta ha originado confusión, por lo que se restablece el modelo tradicional para el Real y Supremo Consejo de Castilla, que sigue ostentando el papel primordial que siempre había tenido en la Administración Pública. El presidente, como presidente de Castilla, es el segundo magistrado después del Rey, preside las Cortes y el Consejo de Órdenes, y, hasta Carlos III, el cargo tiene carácter vitalicio.[1]

Un efecto de la aplicación de la Nueva Planta en la Corona aragonesa fue la supresión de las Cortes de los reinos. A partir de ese momento, los representatnes de los reinos de la Corona de Aragón se reunirán en unas cortes únicas, comunes a toda España salvo Navarra. Las reuniones celebradas en el siglo XVIII, como cortes generales el reino, solo se hicieron para hacer las peticiones que el rey deseaba y para jurar al heredero del reino. Desaparece la legislación de Cortes, y el derecho se crea solo a través de Reales Órdenes y Decretos, desapareciendo poco a poco las pragmáticas.

Para los reinos castellanos estas leyes suponen la anulación de las idiosincrasias particulares[10] y de los fueros y libertades de los municipios, y la conversión del derecho común castellano en corpus doctrinal de las leyes para todos los territorios de la Corona. Es más, su principal institución de gobierno, el Consejo de Castilla, pasa a convertirse en efectivo gobierno del Reino de España, excepto Navarra. Desaparece el privilegio de extranjería —impuesta en el decreto aragonés—, que impedía, por ejemplo, que un castellano ocupara un cargo en Aragón, o que un aragonés lo hiciese en Castilla.


Algunas fechas notables [editar]6 de marzo de 1701. Felipe V establece que el Consejo de Castilla quede formado por el Presidente o Gobernador, 20 oidores y el fiscal, para sus cuatro salas, confirmando el decreto de Carlos II de 17 de julio de 1691.[1]
10 de noviembre de 1713, confirmado y ampliado por declaraciones de 1 de mayo y 16 de diciembre de 1714. Se da nueva planta a los consejos.[1]
9 de junio de 1715. Visto que la nueva planta ha ocasionado desórdenes y confusión, se vuelven a establecer los consejos según el modelo tradicional.[1]

Aplicación de la Nueva Planta en América hispana [editar]Indias también fue afectada por las reformas. Los tres primeros decretos (1717 y 1718) crearon el Virreinato de Nueva Granada y pasan a abolir la encomienda y se modifica la organización interna de los virreinatos, gobernaciones y capitanías generales.

En 1719 se reforma el Consejo de Indias, que ve reducida su actuación a lo judicial, y supone, de hecho, la casi abolición de las Leyes de Indias: con la aplicación preferente del derecho común castellano, el efecto de la desaparición de los privilegios jurídicos de los indios en la sociedad virreinal es muy perjudicial para estas comunidades, ahora indefensas ante la presión de los criollos.[11]

Aunque no relacionado con los decretos de nueva planta, sino por la pérdida de calado del río Guadalquivir, en 1707 se traslada la Casa de la Contratación y la exclusividad del comercio de Indias a Cádiz en detrimento de Sevilla, exclusividad que se mantiene hasta el tercer cuarto del siglo (1778), aunque la desaparción del derecho de extranjería permite a los comerciantes de cualquier procedencia española, especialmente catalanes, a realizar expediciones comerciales propias a América, sin dependencia de ningún asentador castellano.[12]


Razones y efectos globales de los Decretos de Nueva Planta [editar]La llegada de los Borbones a la Corona española supuso un cambio radical en la concepción del Estado: desde que los Reyes Católicos firmaran el segundo Tratado de los Toros de Guisando, se había establecido que los ocupantes de las coronas españolas reunirían sus territorios in persona regis, manteniendo cada uno de ellos sus particularidades jurídicas y de gobierno. Estas peculiaridades fueron conservadas, aunque con modificaciones, por la Casa de Austria, pero esta organización demostró durante la Guerra de los Treinta Años su incapacidad para funcionar como potencia internacional, que terminaría con la liquidación definitiva de la hegemonía española, tras la Guerra de Sucesión en los tratados de Utrecht y Rastadt.


Origen y desarrollo de las reformas [editar]Al recibir los territorios de Carlos II en herencia, y tras la guerra de sucesión, Felipe de Anjou y sus consejeros, apoyados por la corte del Rey Sol, abordan la modificación del estatus jurídico y administrativo de sus territorios, para acercarlo al eficiente modelo centralista y absolutista de Luis XIV. Para desarrollar este programa político era necesario:

Unificar las formas de gobierno en todos los territorios: esto significa la desaparición de determinadas instituciones y el nacimiento de otras nuevas y la centralización del poder en las manos del monarca.
Unificar los contenidos del derecho público y privado, es decir, crear un corpus jurídico común: esto significa la abolición de la mayor parte de los fueros, regímenes jurídicos personalistas y privilegios de personas, poblaciones y territorios.
Eliminar los privilegios de extranjería: esto significa la «creación» de una sola nacionalidad jurídica española, que no distingue ya entre castellanos y aragoneses (Portugal, Flandes y Nápoles ya se han perdido; el Nuevo Mundo forma parte de la Corona de Castilla) y el ejercicio del poder compartido entre personas de todas las procedencias del Reino.
Reordenar e igualar los estamentos sociales en todos los territorios: esto significa la desaparición definitiva de la servidumbre en Cataluña, pero también la pérdida de derechos por las clases populares castellanas y americanas (sobre todo, los indígenas).
Crear nuevas instituciones de gobierno que respondan a esta nueva organización: esto significa el fin de la polisinodia hispánica.
El contenido de la reforma sigue, además, una serie de criterios:

Asegurar el poder supremo del Rey. Para demostrarlo, por ejemplo, Felipe V otorga la "gracia" del mantenimiento de los fueros particulares vascongados y navarros.
Someter a todos sus súbditos a un mismo ordenamiento jurídico.
Mantener, hasta el límite de lo posible, las divisiones, instituciones y nombres tradicionales. De esta manera, por ejemplo, el Consejo de Indias, aunque mantenga su nombre, pasa a ser únicamente un Tribunal Supremo para los pleitos de Indias, en cuanto las Leyes de Indias entran en conflicto con el derecho común castellano, mientras que la mayoría de sus funciones anteriores pasan a ser responsabilidad de la secretaría de Estado de Indias[1] .
Realizar los menos cambios legislativos posibles. Por eso se reforman fundamentalmente las Reales Audiencias y se adopta el Fuero Juzgo y las Siete Partidas como base, ya que el derecho castellano es el mayoritario entre los súbditos del Rey (la diferencia de población entre las dos Coronas es de 10 a 1 a favor de Castilla) y porque tiene eliminados los resabios medievales (ordenaciones feudales), porque está más unificado y tiene incorporado plenamente el Derecho Romano.[13]

Resultado final [editar]Una vez aplicada esta serie de decretos, los territorios del rey de España quedan unificados jurídica y estructuralmente. Esto supone:

La desaparición de los antiguos reinos (salvo el de Navarra) y el nacimiento de las provincia en la Península[14] y la generalización y la reorganización interna de los virreinatos, gobernaciones y capitanías generales en América.[15]
También el gobierno y la hacienda del Reino quedan unificados (salvo las excepciones que Felipe V quiso mantener para vascongados, navarros y araneses).
Que el Consejo de Castilla (solo "de Castilla" en el nombre) pasa a asumir todas las tareas de gobierno (salvo en Navarra) y, con el tiempo, será origen del consejo de secretarios (de ministros). El resto de consejos ven reducida su labor a aspectos judiciales y se les quitan las atribuciones gubernativas en beneficio de las secretarías de Estado[1] .
Oficialmente, la creación de unas nuevas Cortes españolas, siguiendo el modelo representativo de Castilla, a las que se suman representantes de Aragón, Valencia, Cataluña y Mallorca.
La aplicación de un solo derecho común para todos los súbditos, con la consiguiente anulación de usos y costumbres y de privilegios particulares (siempre que entren en conflicto con la legislación común) y la unificación del derecho procesal español.[16]
La aplicación de una sola lengua administrativa: el castellano. Esto tiene excepciones en algunas instituciones locales catalanas y valencianas (por ejemplo, el Tribunal de las Aguas de Valencia) y en la Sala de Vizcaya[17] de la Real Chancillería de Valladolid.

Español=opresor. dijo...

La incontenible diarrea de los nazionatas salpica per tot arreu.

¡Y cómo no iba a ser así, tan pocos, catetos y salvajes!

¡¡¡¡¡¡¡A DÓNDE ESPERABAN LLEGAR ESTOS HITLERITOS!!!

nazis cat no! los otros tampoco dijo...

somos 6 millones de catalanes.

... no deseamos ninguna independencia, seguir como hasta ahora, si no hemos sido independientes, con todo lo que ha caído, ahora en democracia tampoco.

La independencia sería la dictadura para imponer la superioridad de la raza cat

A los ERC y todo sus séquitos mordaza, no sea que pase cosas como hizo Hitlet, aspiran a lo mismo superioridad de la raza catalana. Se meterán hasta con los que van a rezar matándolos como cuando la guerra civil. Solo por ir a rezar. Si los de ezquerra no rezan a los que no sean como de ezquerra los mataban eso en el siglo pasado, sin ir mas lejos.

Viva España y Europa.

Stop a los nazionalistas separatistas.

Stop al racismo en el siglo XXI

Viva la lengua común de todos los españoles y de 300 millones más.

Anónimo dijo...

Ustedes no tienen ni idea de lo que es una LENGUA EN PELIGRO DE DESAPARECER, estoy deacuerdo en que el castellano es la lengua común del estado, pero este manifiesto me parece totalmente innecesario y de una demagogia increible, en españa se hablaba antaño castellano, catalan, gallego, euskera, bable, etc, muchas de esas lenguas han desaparecido o estan en proceso de desaparecer por el nacionalismo castellano que impuso su lengua al resto de "reinos o territorios", y ustedes, en lugar de estar orgullosos de que en españa se hablen varios idiomas, algo que por otra parte hace de españa un territorio único y mucho mas interesante culturalmente hablando, se dedican a destrozar y perseguir al resto de lenguas del estado. No confundan ustedes el concepto independentismo (yo no lo soy)con cuestiones de tipo cultural, se puede uno sentir español y ademas amar la lengua catalana, gallega, euskera, etc.

Anónimo dijo...

Antiguo nazionata, eso ya está discutido y resuelto. Queda vernos las caras en el campo de batalla.

En cuanto a las lenguas, ayer me encontré a una y la hice desaparecer de un bofetón ¿qué te parece casposo?

Y tengo MILLONES de amigos TODOS ESPAÑOLES que vamos a por vosotros del tirón, ¡¡¡¡escóndete que vienen, ug ug, que vienen que vienen ug ug!!!

CORREEEEEEEEEEEEEE, que te pillan.

Anónimo dijo...

AL ULTIMO ANÓNIMO.

Menudo subnormal estas hecho tu y tus "amigos", uno escribe algo educadamente, y recalcando que el castellano es la lengua comun de toda españa y vienes tu despues con tu cazurrismo (del castellano cazurro)a decir las animaladas que dices.
Mientras penseis de esa forma no me extraña que haya cada dia mas nacionalistas, o lo que aun es mas jodido, antiespañolistas.
Ale, ya te puedes ir con tus "amigos" a pastar al campo, BURRO, QUE ERES UN BURRO.

Anónimo dijo...

No nos importa ser burros, subnormales o fascistas, lo que nos importa es que somos millones que nos comeremos crudos o con alioli a los nazis listos, educados y "razonables" como tú, purria, jejeje.

Eso, cretino nazirulo, es lo que nos importa y a vosotros también, porque no tenéis ni tropas ni huevos.

Hale, a sufrir, a quejarse y a decir ay ay ay ay ay....y espera que viene lo mejón, pisha.

Anónimo dijo...

Encima andaluz, hay esta la razón de tanta inutilidad.

Anónimo dijo...

A, y nazi lo sera tu santa madre, desgraciado

Anónimo dijo...

Y aprende el idioma que tanto defiendes, que no sabes ni escribir.

Anónimo dijo...

no hagais caso de los aquellos que sólo escriben aquí para crispar... Se lo ponene fácil a los nacionalistas que sólo buscan y encuentran en este tipo de gente el mejor alimento para su "diferencia". Yo nací en Barcelona, hablo y pienso en valenciano/catalán/malorquín/occità/... indistintamente. Y soy tan español como Unamuno, Prim, Rosalía, Llull... o para quien no lo entienda, el jamón de jabugo. Creo que aquí hay gente que sólo está para alimentar su demencia y la vanidad del nacionalismo, y que sólo se representan a ellos -y su estupidez-, pero desde luego no a ESPAÑA... Únamonos y olvidemos a los cretinos. Pero hagamos frente a los otros cretinos; aquellos con poder, aquellos que subvierten la historia para separarnos y utilizan las "competencias exclusivas" como arma de su idiología excluyente

Anónimo dijo...

no os day cuenta los catufos, que se puede ser español, catalan y no amar la lengua catalana.
con una novia tenemos bastante. nos gusta la nuestra. no vuestra mujer.

¿os dais cuenta de que estais incubando catalanofobia?

a mi me da asco el idioma catalan y los pueblerinos que tratan de imponerla. ya estamos hartos de los miserables y malnacidos nacionalistas.

¿no os podiais haber conformado como todo el mundo a que el catalan sea lo que es: un idioma que se habla en una region de españa, y aceptar su cooficialidad?
Bastante teniais con que la gente no os dijera: perdona que esto es españa: en español

no os podiais conformar con eso. teniais que adueñaros de todo, discriminar a la gente y hacer de la lengua bandera, y de la bandera nacion.

yo maldigo a todos los que me han hecho y nos han hecho sentir a muchos, extranjeros en nuestro pais.

¿que es lo que habeis conseguido?
catalanofobia.
que la gente empiece a decir: "en español por favor"
ahora ya queremos todo, lo que es justo:
queremos administracion bilingue; rotulos oficiales bilingues; fuera la prueba de catalan en las oposiciones; queremos la bandera de españa en los ayuntamientos.

Si hay guerra peor para vosotros. deberiais verlas venir y pedir perdon, aunque yo nunca os voy a perdonar.

y pobre de vosotros que nos toqueis. va a ser ojo por diente, y cara por ojo.

ya no va a amendrantar a nadie un tiro en la pierna de nadie.
y por supuesto nadie nos va a callar.

Anónimo dijo...

La lengua catalana pasará a las cloacas, en justo castigo por su perversa utilización como arma por los neonazis.

El catalán será erradicado de lo público y a lo sumo se permitirá la educación en esa lengua a QUIEN LO PIDA y a nadie más.

Ese es vuestro futuro caltalinos, catalanufos, catamierdas acartonados. Preparaos que vamos a invadiros.

TODO EN ESPAÑOL, LA LENGUA NACIONAL.

Anónimo dijo...

No os preocupeis estos están comprando con nuestro dinero a los inmigrantes, para convertirlos a la causa nacionalista sin saber que los inmigrantes nunca se integrarán a una región cada vez más estupida... ellos se van de sus paises por lo mismo que los NAZIonalistas le ofrecen aqui.

Estos son unos cobardes de mierda, jamas conseguirán lo que se proponen y lo saben...pero mientras dure ellos viven del rollo.

Anónimo dijo...

Con el poco tiempo que les queda en el poder a los nazirulos ya no pueden disfrutar de lo que roban, tienen los cojones por corbata y es en lo único que han llevado razón jamás.

Por otra parte se van a quedar inmediatamente sin un leuro, ¿os es que los españoles las vamos a pasar canutas mientras unos atracadores del erario se van a seguir llevando nuestro pan?.

Si hace falta, como es natural, dejaremos de pagar impuestos al Estado que protege a criminaloes y separatistas, bien que lo saben.

¿Pero cuando y dónde se ha visto una cosa así de descarada en reyezuelos regionales?. En el delirio de los rateros, en el sueño de su avaricia, en la codicia de sus crímenes.

Todo eso ya les resulta una pesadilla de día y de noche, incluso están deseando que acabemos con ellos para dejar de sufrir. "Mejor un fin terrorífico que un terror sin fin," se les oye gemir por las esquinas.

Pero que tengan paciencia hasta que afilemos bien las espadas para asegurarnos que no levantarán nunca más la cabeza en la historia de ES-PA-ÑA.

Anónimo dijo...

CUANTO ESTUPIDO SUELTO, AH, Y OTRA COSA, EL IDIOMA ES CASTELLANO, NO ESPAÑOL, INCULTOS DE VUESTRA PROPIA CULTURA.

Anónimo dijo...

//*// //*// //*// //*//

Anónimo dijo...

los anonimos son la alegria de este blog, de verdad.

dice la web de la rae sobre "español":

"español, la.

(Del prov. espaignol, y este del lat. mediev. Hispaniŏlus, de Hispania, España).

1. adj. Natural de España. U. t. c. s.

2. adj. Perteneciente o relativo a este país de Europa.

3. m. Lengua común de España y de muchas naciones de América, hablada también como propia en otras partes del mundo."

dice la misma web sobre "castellano":

"castellano, na.

(Del lat. Castellānus).

1. adj. Natural de Castilla. U. t. c. s.

2. adj. Perteneciente o relativo a esta región de España.

3. adj. Dicho de una gallina: De cierta variedad negra muy ponedora.

4. m. Lengua española, especialmente cuando se quiere introducir una distinción respecto a otras lenguas habladas también como propias en España.

5. m. Dialecto románico nacido en Castilla la Vieja, del que tuvo su origen la lengua española.

6. m. Variedad de la lengua española hablada modernamente en Castilla la Vieja.
"

las negritas son mias.


berenger

Ciudadano en la Red dijo...

El tema ha sido profusamente tratado en su día

El idioma español,

Dedicado al "turco" anónimo ignaro que escribe en español, y desde su ignorancia cree que lo hace en castellano (como le han dicho).

Gracias berenger, que no nos falten a la razón...

Saludos Liberales

Erasmo

Anónimo dijo...

jajaja, pues nada, español, si la cuestion no es como se llama, sino que no esta para nada en peligro y que por cabezoneria de el resto de españa no vamos a permitir que la lengua catalana desaparezca, y eso espero que lo tengais claro.

Anónimo dijo...

Bip Bip, FATAL ERROR.

Los que potencialmente están desaparecidos son los neonazis catalinos genocidas de infantes.

Esos, sus escasos amigos y sus lujosas vidas adquiridas mediante Delitos y Crímenes contra la Humanidad, están ya en la lista del Alivio Y Recuerdo de la inminente República de los Ciudadanos Españoles, por Bandera la Rojigualda.

La sentencia se está proponiendo en el Juicio Popular a Los Políticos, en este caso y sin posibilidad de recurso, TODOS en fila india allende Pirineos ESPAÑOLES: Adeuciau cafres...


Ya la vida trae su eco: MARCHEN, UN, DOS...

...y las expresiones de júbilo de los españoles.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...