desde 2.006 en Internet

miércoles, 25 de junio de 2008

El rábano por las hojas

Nuestro amigo Biante de Priena escribió el 30 de noviembre de 2007 en este mismo blog un artículo titulado: "El idioma español", que recobra vigencia con los manifiestos y las manifiestas que acontecen últimamente.

Manifiesto el de UPyD en defensa de una lengua común, manifiesta, la ignorancia de la ministra de igualdad cuando afeminó la realidad, largando una "miembra" con la esperanza de que fuera el paso definitivo para la generalización de la degeneración semántica. La pillaron con las manos en la masa y le echó la culpa a El Salvador, donde nadie dice esas cosas, y en su contumacia cansina paso lista de mujeres en la Real Academia Española de la Lengua, encontrando sólo tres, lo que le hizo exclamar algún improperio. Hoy el ministro de cultura le ha tenido que vetar la idea de hacer bibliotecas sólo para mujeres. ¡Que la detengan, que es una peligrosa!.

La ministra de educación, política social y deporte, Mercedes Cabrera ha dicho que el español está garantizado por la LOE en todo el territorio nacional, y ha subrayado que su departamento se ha comprometido con el cumplimiento de esta norma y se ha quedado tan fresca como es al natural.

El Manifiesto de UPyD o "de los intelectuales" está recogiendo firmas por doquier, 35.000 en el primer día, numerosos medios de comunicación se han encargado de su divulgación y suscripción. Algunos compañeros de Ciudadanos en la Red lo han suscrito porque consideran que es una oportunidad de cambiar las cosas. Savater ha dicho que hay que cambiar la Constitución para dejar las cosas claras, (¿acaso no lo están ya?); Carmen Iglesias una de las tres académicas de la lengua ha dicho que no se trata del idioma, sino de los derechos de los ciudadanos.

Un servidor, que lleva dos artículos refutando el mencionado manifiesto, no puede declinar en su argumento del regreso de los viajeros a Marte que han aterrizado hoy en nuestro país en su representación intelectual, y han descubierto de pronto que el idioma español se nos está yendo por el sumidero que han abierto desde hace varías décadas los nacionalistas en los territorios "hispanicidas".

No tengo motivos para creer en el citado manifiesto, cuando tras su lectura descubro que describe una situación de injusticia, de inconstitucionalidad, de inequidad, de opresión, de organizado delito, y ni siquiera expone las causas del problema, sólo las consecuencias. Pero, ¿quién mató al comendador?, ¿otra vez Fuenteovejuna?. Indescriptible la holganza de los preocupados.

Seamos sinceros por una vez, si hay un delito de Estado, que alcanza la proporción de crimen contra nuestra Constitución, tendrá que haber algún responsable, digo yo. ¿De que le sirve el Manifiesto a las generaciones que han sido subyugadas por el nacionalismo desde hace décadas?. ¿Pero no es el PSOE, en sus versiones periféricas, el que permite en Cataluña, Baleares y Galicia que se siga sumergiendo a la población española de sus comunidades con la anuencia del PP?. ¿Pero qué han hecho los políticos de los partidos nacionales hasta ahora por defender nuestro idioma de la depredación nacionalista?.

Nunca he creído en la política de hechos consumados, porque siempre me ha parecido un brindis al sol electoral por parte de los partidos políticos. Desde hace años, periódicamente hay un rebrote de racionalidad efímera, que solicita al poder el respeto a los derechos constitucionales, la última fue la de Francisco Caja y sus cincuenta mil firmas, y cuando acudió al Parlamento, los políticos le dejaron prácticamente sólo. Y no tuvo mayor trascendencia. Luego vino la del padre de Mariluz, y Zapatero le prometió justicia (?).

De una realidad reconocida por nuestra Constitución, que la lengua castellana es el idioma oficial del Estado español, hemos pasado a la reivindicación de nuestro idioma con un manifiesto, que ya no sirve. La línea de buena voluntad fue sobrepasada hace años por los nacionalistas, y asistimos a un delito, a la conculcación de nuestros derechos constitucionales, y el Manifiesto pide "piedad para el español", por numerosas razones, pero no porque sea un derecho establecido con claridad en nuestra Constitución, y a punto ha estado de pedir clemencia futura para los responsables del "hispanicidio".

Retroprogresismo en su apogeo, cuando el Gobierno del Estado español no cumple, ni hace cumplir nuestra Constitución, se unen los intelectuales y "nos salvan" con un Manifiesto por una lengua común, que los nacionalistas y los socialistas van a utilizar como papel higiénico.

¿Pero si Rodríguez Zapatero le debe su victoria en las urnas precisamente a los resultados obtenidos en Cataluña y el País Vasco, por haber convertido su partido en nacionalista moderado en estas circunscripciones alguien espera que le vaya a hacer caso a un Manifiesto?. ¿Pero a quién pretende engañar esta gente?.

La explicación del asunto es mucho más sencilla, vienen las elecciones en Galicia, el País Vasco y Europa. UPyD necesita llevarse el voto español de las comunidades nacionalistas para que el PSOE no siga gobernando con los segregacionistas. Al fin y al cabo que es UPyD más que el PSOE reconstituido, sin su querencia por el nacionalismo.

Si se lee el Manifiesto con detenimiento está claro que no dice ni una palabra de quien ha sido el partido o partidos que han permitido la erradicación del español en las comunidades mencionadas.

Treinta años de opresión nacionalista a los ciudadanos españoles no se resuelven con un Manifiesto firmado por todos los intelectuales del país. Los españoles sumergidos en catalán, vasco o gallego durante estos treinta años claman justicia, porque también han sido víctimas del terrorismo, de la violencia cultural de los nacionalistas contra nuestro idioma, han sido acosados y acusados, perseguidos, esquilmados de sus derechos, ¿para nada?.

Los precursores del Manifiesto quieren una ley de punto final, ahora, ahora que la batalla está perdida desean firmar el armisticio, ahora que los nacionalistas se han adueñado de la cultura en sus comunidades y han erradicado lo español, ahora es cuando los intelectuales, UPyD y todos los firmantes se han acordado de que tenemos un problema con el español.

Qué exijan un juicio por crímenes de Estado contra los ciudadanos españoles a quien corresponda y se dejen de zarandajas. Los desaparecidos del español, los que no han tenido ni siquiera la oportunidad de educarse en nuestra lengua común, los que han pasado años en los vuelos escolares de la muerte de nuestro idioma organizados por el PSOE y los nacionalistas, también esperan que Garzón haga justicia.

Yo no firmaré el silencio y la ceguera ante un daño irreparable, sin que juzgue a los culpables, sin que haya una reparación de la lesión, sin que brille el Estado de Derecho. No firmaré la renuncia a nuestros derechos, me parece soberanamente injusto con las víctimas, y de extraordinaria lenidad con los responsables. No ha habido equívocos casuales, ni en el tiro en la nuca de ETA, ni en el secuestro cultural de nuestros hijos por los nacionalistas. Yo no perdono, ni olvido.


Erasmo de Salinas

8 comentarios:

Anónimo dijo...

VIVA LA REPUBLICA ESPAÑOLA DE CIUDADANOS.

ABAJO EL NAZISMO

Anónimo dijo...

Vidal el de los huevos, se hace gallina. El que defendúa la Nación, defiende a los neonazis y firma el manifiesto. Trapalón vulgar.

Alejo Vidal-se-Quadra
POR TOMÁS CUESTA
SI al freír será el reír, como sentencia el refranero, más de uno y de dos se habrán quedado fritos -y con la risa floja varada a flor de dientes- al contemplar, con estos ojos que se ha de comer la tierra, al señor Vidal-Quadras cantando la gallina en el congreso de Valencia. El señor Vidal-Quadras, cuyo linaje se remonta hasta Guifré el Pilós (o Wifredo el Velloso, lo que ustedes prefieran, que después nos acusan de sacarle la lengua), ha dicho Maria-sí donde decía Maria-no, se ha apeado del burro de los reproches altaneros y ha tascado el freno de las impertinencias pertinentes. El rebelde con causa (la verdad es que no siempre; su rebeldía, a veces, desprendía un tufillo a vanidad insatisfecha); la víctima que Aznar arrojara a las fieras; el insomne vigía de la España eterna, se ha enmendado la plana, ha arriado la cresta y ha decidido cambiar de ponedero. Ahora pondrá los huevos en la beatitud de Génova cuando antes los ponía encima de la mesa. Se iba a jugar la vida, la hacienda y la carrera, y ha acabado jugando a la gallinita ciega. No ha estado mal, en fin, la jugarreta.
Pues para ese viaje, que ha sido un paseo, no hacían falta alforjas; si acaso, anteojeras. Alejo Vidal-Quadras, la voz acusadora que ronqueaba en el desierto, ha achantado la mui, ha recogido velas y se ha Quadrado ante el jefe disciplinadamente. En lugar de la palma del martirio se ha ganado el laurel con el que se distingue a los que han hecho voto de obediencia, que otros votos no ha habido en la teofanía marianesca. Y se ha llevado a casa unas migajas del pastel que han pasteleado los afectos. Menos es nada, por supuesto, y, en los tiempos que corren, el que no corre, vuela. Muchas horas de vuelo tiene Alejo y más que va a tener si encabeza la lista de los comicios europeos. ¿O es que Vidal-Quadras (mejor Vidal-se-Quadra, por aquilatar sus méritos) se va quedar aquí, en estas parameras, repartiendo candela a los aldeanismos periféricos? Sería igual que echarles margaritas a los cerdos. Vidal-se-Quadra, justo es reconocerlo, es un pico de oro, un mago del ingenio, un chorro de elocuencia. Es munición de boca de calidad suprema. Un misil dialéctico que en Estrasburgo luce tela y, en los días de cobro, reluce y centellea. ¿Quieren saber la cifra? Ni pajolera idea. Depende de las sinecuras y los momios, de los viáticos y de las prebendas (por cierto, los viáticos, en castellano transparente, es lo que, en parla turbia, se ha dado en llamar dietas; no sea que alguien rumie que es una fúnebre ocurrencia). En cualquier caso, en Estrasburgo y en Bruselas quedarse boquiabierto sale a cuenta. Calculen ustedes que un bostezo no debe bajar de los mil euros.
Así pues, hagan cuentas y entenderán por qué Vidal-se-Quadra le ha echado tanto cuento. «Ande yo caliente y ríase la gente», «Poderoso caballero es don Dinero», dictaminaron, al unísono, Góngora y Quevedo que sólo en ese punto, y en el odio cerval, se pusieron de acuerdo. Alejo -¡ay, Alejo!- se ha desmarcado de los críticos con la vertiginosa picardía de un delantero centro (¡mecachis en la mar, ya salió el centro!) y ha chutado a romper contra su propia meta. ¿Contra su propio mito o contra su propia meta? El calambur es tentador, pero tampoco lo merece. Si de lo que se trata es de rizar el rizo balompédico, en previsión de gestas venideras, pongamos que ha bordado el peloteo. Por lo demás, lo que ha ocurrido es que Vidal-se-Quadra se ha enfundado la bata de aquellos «botiguers» tan típicos y tópicos de la fantasmagoría de su tierra. Hace ya un siglo, Santiago Rusiñol, en «L´auca del senyor Esteve», compuso un retrato magistral, entreverado de dulzura y mala leche, de las grandezas, pocas, y las muchas miserias, que confluían en la figura de un tendero. Salvando las distancias, pero no los muebles, Vidal-se-Quadra, tal cual el Estevet, se limita a emplear dos de las cuatro reglas: suma y multiplica con singular destreza. Prohibido restar. Y dividir, ni en sueños.

http://www.abc.es/20080625/opinion-firmas/alejo-vidal-quadra_200806250346.html

Anónimo dijo...

¿Cuántos huevos cuesta un fuero?. No se entera el personal de que el único manifiesto con validez legal es nuestra Constitución.

Hala, a seguir coleccionando estampitas firmadas, que nos van a reconocer los derechos por correspondencia cuando vuelen las ranas y los sapos.

País, o Expaís!!

Cyrano dijo...

Al corralito!, al corralito!, que viene el coco. ¿Nadie en contra de lo escrito por Erasmo?. Todos a taparse la nariza, y mirar para otro lado. Hay que "estar" como sea.

Firma el manifiesto y renuncia a las reclamaciones sobre el Estado de Derecho y tu Constitución. Vale más compartir con otros que mantenerse firme ante las barbarie.

Anónimo dijo...

Un pensamiento político sobre el manifiesto por Agapito Mestre

Cuando la defensa de la lengua común la proponía la derecha en cualquiera de sus versiones nadie se adhería, pero ahora que lo propone la "izquierda" bonita todos parecen que van, o mejor, vamos, como corderitos al redil de los benefactores de la causa.
Agapito Maestre


* Lo más leído
* Lo más comentado

* DESCONVOCADO EL ACTO DE APOYO A JIMÉNEZ LOSANTOS
* Rajoy rima con Hoy por Hoy y "Aznar rima con "no estar"
* Molina, obligado a rectificar la nueva idea de Aído: crear bibliotecas sólo para mujeres
* Jiménez Losantos y César Vidal apoyan el manifiesto en defensa del castellano
* Nuevo capítulo de la ofensiva sindical contra Telemadrid
* Un policía se suicida en el acto de despedida de Sarkozy de Israel
* Gallardón insiste: "Funcionó la Justicia y se condenó a los culpables del 11-M"
* Aído se enfrenta a Molina y pondrá en marcha su biblioteca para mujeres
* El BCE podría estar "subsidiando ilegalmente" a bancos españoles
* Analizan a cien niños de una guardería por un virus que provoca la perdida de las uñas

* Rajoy rima con Hoy por Hoy y "Aznar rima con "no estar"
* Gallardón insiste: "Funcionó la Justicia y se condenó a los culpables del 11-M"
* Nuevo capítulo de la ofensiva sindical contra Telemadrid
* Jiménez Losantos y César Vidal apoyan el manifiesto en defensa del castellano
* Molina, obligado a rectificar la nueva idea de Aído: crear bibliotecas sólo para mujeres
* Más de 15.500 lectores de Libertad Digital apoyan el manifiesto a favor del castellano
* Rubalcaba: "No hay nueva campaña de extorsión sino cartas que llegan de vez en cuando"
* Patricia Rojo declarará sobre el caso de corrupción urbanística en Estepona
* Aído se enfrenta a Molina y pondrá en marcha su biblioteca para mujeres
* DESCONVOCADO EL ACTO DE APOYO A JIMÉNEZ LOSANTOS

La batalla de la lengua común está perdida. Nadie espere mucho del manifiesto por la libre utilización del castellano por parte de todos los españoles. Esto es irrecuperable con el actual sistema político. Es ya una de las grandes tragedias que vive una España fragmentada por el nacional-socialismo y la anuencia, en algunas comunidades, del PP. No obstante, yo lo he firmado; por favor, cómo no hacerlo, si firmaba otros similares cuando todavía era una causa que podía pelearse y, sobre todo, ganarse, cómo iba a negarme ahora, exactamente, cuando los nacionalistas, los socialistas y el colaboracionismo lacayo de los del PP han hecho imposible que un tercio de la población, por lo menos en edad escolar, no pueda escolarizarse en la lengua común en los territorios españoles.

Antes, pues, firmaba esos manifiestos por razones políticas; ahora, para que nos vamos a engañar, lo hago porque es una causa perdida, excepto para sus promotores, que sacarán, sin duda alguna, algún rédito electoral y un poco de publicidad. Por lo tanto, es claro que lo firmo porque es sobre todo una causa moral, aunque haya dado otras razones culturales para hacerlo en el suplemento de Ideas de este periódico; pero lo que demuestra está movida del manifiesto, que patrocina El Mundo, es un asunto más relevante para comprender el panorama político de España, a saber, el absoluto desbarajuste de la derecha intelectual a la hora de hacer política y, por el contrario, la precisión dogmática, casi geométrica, de la izquierda cultural para apropiarse de una cuestión de todos.

En efecto, cuando la defensa de la lengua común la proponía la derecha en cualquiera de sus versiones nadie se adhería, pero ahora que lo propone la "izquierda" bonita todos parecen que van, o mejor, vamos, como corderitos al redil de los benefactores de la causa. ¡Bárbaro país! La izquierda bonita española es peor que maniquea, muchísimo peor, no ha alcanzado aún la crisis de conciencia por la que pasaron el resto de las "izquierdas" más civilizadas. No son maniqueos, porque eso implicaría que tienen una pureza de conducta y defienden de modo intransigente sus opiniones. Al contrario, nuestros intelectuales de izquierda cambian de opinión con gran facilidad, pues que lo que ayer defendían otros, si les interesa por motivos sectarios o personales, hoy lo defienden ellos como si fuera una verdad de la que nadie pudiera sustraerse, si no es al precio del estigma personal y la descalificación intelectual. El maniqueo es dualista, mientras que el ideólogo de la izquierda española actúa con doble rasero de medir, o sea, si lo digo yo es bueno, pero si lo dice el otro es malo.

El maniqueo es coherente y defiende su verdad. El intelectual español de izquierda es incoherente e hipócrita. Son intelectuales de facción. ¿Tienen algo que ver los primeros firmantes con este modelo de intelectual español de izquierda? Sospecho que más de lo un bienpensante se atrevería a decir aquí, pero de lo que no podemos dudar es de las afirmaciones taxativas y dogmáticas que la mayoría de esos intelectuales del manifiesto han hecho muchas veces: antes muertos que votar al PP. Jamás votarían al PP por democrático que sean. Ellos son de izquierda y punto. Todo para el PSOE o, en este caso, para UPyD; entre ellos se halla el hispano-peruano, Mario Vargas-Llosa, que en esto tampoco ha pasado, al menos en España, por la citada crisis de conciencia que han experimentando en alguna ocasión los intelectuales occidentales ante las posiciones dogmáticas y de "comecuras" del izquierdismo español, que ellos llaman "lacismo". Tampoco creo que el señor Vargas Llosa le haga muchos ascos al aborto libre y gratuito y al supuesto derecho a palmar cuando a uno le venga en gana. Peor aún, ni siquiera creo que respeten a las personas que mantengan otras opiniones sobre el particular. En fin, ¿hubiera firmado este manifiesto el aspirante a Premio Nobel si el manifiesto hubiera estado liderado por el PP, o mejor, por gentes independientes, por ejemplo, Gustavo Bueno, o cercanas al PP? Me temo la peor respuesta.

Por otro lado, este manifiesto revela la estulticia de la derecha a la hora de hacer política, pues que una cuestión que podría ser el centro de su agenda cultural, la defensa de la lengua común, la entrega sin nada a cambio a un sector relevante de la izquierda sin percatarse de su importancia. Aquí no es un problema sólo de Rajoy y los suyos sino de todos, consulten, por ejemplo, los "interesantes" cursos de verano que impartirá FAES, el think tanks del PP, a cargo de correctos ponentes, a veces muy sabios, quizá demasiado, pero no hallarán por ningún lugar un tema que es decisivo para el porvenir de nuestra nación: el uso de la lengua común, o peor, la prohibición por determinadas comunidades autónomas de la lengua común.

"El Derecho a tener derecho" a hablar castellano en toda España sería un buen curso para los correspondientes que prepara esta institución para el próximo año. Le brindó la idea al director de esta institución, al bueno de Jaime García-Legaz, que seguramente no le parecerá demasiado exagerada para integrar en el próximo curso sobre "La tiranía de lo políticamente correcto".

Vale.


Libertad Digital

Anónimo dijo...

González Pons, un nuevo aparachiko del PP, se arrepintió horas más tarde del intento de acallar a la COPE con una negociación de gansterillo barato. Llamó a Ignacio Villa por teléfono y le dijo que estaba “arrepentido”. No es único el caso de los arrepentidotes, también Arenas mandó una nota diciendo que debería seguirse investigando el 11-M cuando horas antes dijo que a los españoles “eso no le importa”.

Como vemos, estos recién llegados al redil de los Neonazis del PSOE sueltan EXPLICITAMENTE sus intenciones mediante palabras y HECHOS. Pero no están seguros, se arrepienten, dudan, se columpian, tiemblan. ¿Porqué tanto va y viene? Es sencillo de explicar, los neonazis han contado a todos aquellos que quieren captar, que los españoles se lo tragan todo y que se lo tragarán todo, así de claro. Pero eso no es lo que refleja la realidad, donde millones de personas no aceptan sus fantasmagóricas homilías de monjes marcianos, donde las huelgas se producen un día si otro también, donde el español medio está mosqueado como un pavo en Nochebuena, donde la contestación, la oposición y la resistencia van anidando en cada hogar de la Patria, o donde las encuestas no hacen más que denotar un escepticismo nacional creciente, aquilatado además por las malas condiciones de la economía doméstica que tiende a empeorar vertiginosamente.

Es muy natural que la cadena COPE reciba el apoyo explícito de la Iglesia Católica preparando la guerra que se avecina, y a la vez pregunte a estos conversos peperos; Señores del PP ¿Uds. están a favor de la Libertad o en contra de ella?. Porque es a esta sencilla pregunta lo que deben responder los dirigentes del Titanic y no andarse por ramas ignotas que no entiende nadie pero que aumentan la certidumbre de estar ante unos nuevos enemigos que se han sumado a los anteriores, Vidal Cuadras es paradigmático al respecto.

Todos ellos son el PARTIDO UNICO ANTINACIONAL NEONAZI, los representantes de la CASTA parásita y asesina de los Derechos Nacionales Españoles, sus más “oficiales” rateros de bienes materiales y espirituales.

La oposición teórico-política a este estado de cosas es tan sencilla que hasta un niño pequeño la entiende, sin nombrar a los millones de españoles que la ponen en práctica a diario. Se trata de la democracia, de la exigencia de nuestros derechos, del ejercicio de la Soberanía Nacional Española, de practicarla día a día y allí donde se esté, que no se pueda hacer nada sin el concurso de los ciudadanos, que no se puede decidir nada sin la intervención de las bases, que no se pueda opinar por encima del criterio general. Esa posición tan básica, fue la que llevó la tumba al partido de C’s y la que no dejará surgir a UPD, pues en ninguno de esos casos se contempló y contempla esa posición “radical” pero arrasadora en la España actual.

Lo que piden los ciudadanos españoles en todas las manifestaciones habidas y por haber, es la democracia, ese estado sustraído también en los pactos de la transición, ocultado y preterido durante 70 años a los españoles, primero con la dictadura y más tarde hasta ahora, con el advenimiento de una SOLA casta dictatorial y liberticida.
Pero además, esa exigencia que crecerá como lo viene haciendo desde hace años, pone en cuestión directamente al poder político, señalando al monarca el camino del exilio por ser el Jefe de un Estado corrupto, asesino de derechos y lengua nacional o protector sumo de neonazis alógenos o centrales, todos bajo el paraguas del Loco de la Moncloa y su equipo de miembros y “miembras” sacadas del manicomio.

Basta que haya una sola persona capaz de explicar esto tan sencillo, para que esas ideas que dan cuenta de la realidad política española, se incrusten en los cerebros españoles que ven día a día la certeza de esa teorización; más aún, son esos millones los que practican sin que nadie se lo diga. Así fue como cuatro gatos incomprendidos lo expresaron en el partido C’s y cómo miles de afiliados “obedecieron” aquellas consignas mil veces más realistas que todas las paridas juntas que soltaron aquellos insolventes de la dirección, lo mismo que las letanía que sueltan hoy los dirigentes de UPD, de chiste.

Da igual que ese manifiesto lo firmen miles de personas, están en su derecho pero no en todos está todavía el conocimiento de la inutilidad del esfuerzo y la cortina de humo que supone, ya lo verán exactamente igual que han visto todo lo que se les ha venido diciendo. Uno solo bastaría para dar noticia de la situación, pero afortunadamente ya somos millones y al final seremos todos, hasta derrocar a este régimen criminal.

Que no les pase ná a los neonazis cuando entremos en el cuerpo a cuerpo.

Anónimo dijo...

quien con la excusa del ansia por la democracia -o cualquier otra excusa- predica el advenimiento de una guerra civil no tiene ni mente sana, ni criterio, ni patria.


berenger

Anónimo dijo...

Guerra a los nazis, lucharemos por nuestras vidas y las de los nuestros. Que los nazis se vayan preparando para sufrir la derrota más ignominiosa que han visto los siglos.

Que los españoles se preparen para protagonizar la victoria más importante que han obtenido en toda sus historia: la de la Vida Nacional en Libertad.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...