desde 2.006 en Internet

miércoles, 25 de junio de 2008

Algunas razones para no firmar el MLC (Manifiesto por una Lengua Común)

¿Se imaginan ustedes que en Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Portugal, o cualquier país occidental, se hiciera un manifiesto que recogiera firmas para reivindicar el derecho a aprender, conocer, hablar y utilizar la lengua oficial del Estado en su territorio?

¿Se imaginan ustedes que alguno de nuestros ilustres intelectuales del pasado como Ortega y Gasset, Marañón, Cela, Umbral, Cervantes, Azaña, Quevedo, Zorrilla, Juan Ramón Jiménez, o Miguel Hernández, nos vieran suscribiéndonos al idioma?

Hay un error moral en el planteamiento, los damnificados por el secuestro cultural son hoy irrecuperables; los que han sufrido el acoso y opresión de los nacionalismo, exigen una reparación; los que han sido desposeídos de lo suyo requieren una restitución. Si hay delito, hay delincuente o delincuentes.

Hay un error jurídico al delatar un indeleble daño a nuestro idioma, sin establecer un responsable del mismo. Los nacionalistas por acción y los partidos nacionales por omisión, han sido responsables de lo ocurrido. En la sociedad, los intelectuales y los ciudadanos, con algunas honrosas excepciones, han / hemos permanecido ausentes de la defensa de nuestro idioma. No se puede reclamar lo que es tuyo y te han arrebatado al descuido, sin establecer quién ha sido el ladrón. El agresor no ha sido anónimo, ni mucho menos.

Hay un error político que consiste en reclamar socialmente lo que políticamente nos corresponde por ley, este formato de reivindicación socava todo nuestro armazón institucional y constitucional. No se puede reclamar un derecho constitucional reconocido, con intelectuales y firmas, hay que reclamarlo en los tribunales, en el Parlamento, pero no en la calle. ¿De qué nos sirven las instituciones?.

Hay un error de inteligencia, porque establece un precedente, que es dejar nuestros derechos expuestos a la intemperie de lo opinable: si el idioma está en entredicho, TODO LO DEMÁS TAMBIÉN. Este manifiesto abre el melón a nuevos frentes de agresión, más que cerrarlo. Tras este manifiesto se cuestionará cualquier cosa, la Monarquía, la Nación, la Libertad y la misma Vida.

Hay un error histórico, que es situar el idioma español en pie de igualdad con las otras lenguas cooficiales del Estado, si compiten en la misma categoría se olvida la primacía cultural y constitucional.

Hay un error estratégico, todos los que no sean nacionalistas pueden firmar el manifiesto, lo firmará todo el mundo Rajoy y Gallardón, Federico y Leguina, y posiblemente el alcalde de Estepona y la hija del Presidente del Senado. Tal vez, si le apuran, lo firmará hasta Zapatero. No lo firmarán los nacionalistas, y no lo firmaremos algunos, que defendiendo el objetivo más incluso que los firmantes, no aceptamos borrego como exponente de libertad.

Y qué se va a conseguir con las firmas, dice CMG que llevar al Parlamento una propuesta de Ley para que los grandes partidos se mojen en la cuestión. O sea, que llevamos 30 años de rebeldía autonómica, los representantes políticos mirando a Bulgaria y ahora llega UPyD y lo resuelve sin más, porque le apoyan uno o dos millones de firmantes.

Hace poco asistimos a un caso de reclamación popular contra la injusticia suprema con recogida de firmas (800.000), protagonizado por el padre de Mariluz, una víctima de un asesino que la justicia española se había olvidado de recluir, y hasta Zapatero le dijo que no se preocupara. ¿Qué no se preocupara?, no señores, el padre de Mariluz se estaba ocupando, había perdido a su hija a manos de un desalmado, como los españoles hemos perdido nuestro idioma a manos de los nacionalistas, fundamentalmente en las regiones que gobiernan con el PSOE. Ya veo a Zapatero decirle a Savater que no se preocupe cuando le entregue las firmas, que ya le ha dicho a la ministra de educación que a ver si los nacionalistas no son malos y respetan la LOE.

Verán, yo a ésto no juego, no me da la gana. Creo que nuestro idioma se merece más respeto por parte de todos, firmar este manifiesto es suscribir un abono al mundo de Zapatero para no volver jamás, prefiero quedarme al otro lado del espejo, al menos seguiré siendo europeo y me haré la ilusión de que mis derechos son como los de los irlandeses, que votan lo que quieren y no quieren, porque viven en una democracia.

Señoras y señores, "El Quijote" para leerlo y disfrutarlo, no para escenificarlo en una representación veraniega de chiringuito playero.


Biante de Priena

13 comentarios:

Anónimo dijo...

hemos aqui el maximalismo, que como todos los maximalismos es primero descerebrado, y segundo evidentmente tan poco serio que solo provocara o iras o risas.

yo me apunto a las risas, sabiendo lo que se sabe de los dueños anonimos de este blog: que son unos anonimos antes de nada, lideres nunca.

¿asi que los descerebrados, esos cuatro gatos, no quieren (solo) que se reparen los errores, tambien quieren indemnizacion? quien tan evidentmente pide lo imposible, sobre todo despues de haber pedido durante años solo lo factible, no esta pidiendo ni exigiendo nada.

esconde tras la maniobra el miedo a la normalizacion que le quitaria toda razon de ser y las ganas de batalla por dar batalla, y de hacerse con las migas que toda batalla va dejando.

esconde la mano sucia de los agitadores que cuentan su exito no en los derechos conseguidos, sino en la sangre derramada, y muchas veces, casi en general, tambien en el dineral que les cae cuando sus ansias de poder y caos les ponen en la posicion de llevarse su mordisco; cuando el conflicto por ellos instigado les rinde economicamente.

al que ha corrido mundo y visto otras bestias negras no sorprenden ustedes, señores de palabras grandes y almas inexistentes.

visto lo visto, su maniobra es mas que transparente. es rotundamente ridicula.


berenger

Anónimo dijo...

Muerte a los nazis, lucharemos por nuestras vidas y las de los nuestros. Que los nazis se vayan preparando para sufrir la derrota más ignominiosa que han visto los siglos.

Que los españoles se preparen para protagonizar la victoria más importante que han obtenido en toda sus historia: la de la Vida Nacional en Libertad.

Biante de Priena dijo...

precisamente, berenger, usted lo ha definido cuatro gatos contra un imperio organizado para desposeer a los ciuadanos de sus derechos y recursos, para desvíarlos a las estúpidas paranoias de los poderosos, para hacer una nación a la medida de sus intereses, para todo eso, berenger,..., no se necesita resistencia, ni resistentes.

Verá, ¿usted a quien sirve?, por preguntar..., ya, ya sé que es su anonimato el que le permite decir lo que dice, como a los demás, exactamente.

Ya, ya sé que usted ha recorrido mundo, los demás somos unos paletos que no están a la altura de los seres cosmopolitas como usted, jejeje.

Ya, ya sé, que le resulta estridente que alguien reclame por los daños. ¿Qué daños?, jajaja.

Veremos como deviene el asunto, que va a ser mal, con seguridad, y le veremos a usted a la cabeza de algo, seguro, porque los profetas del nuevo régimen ya están descontando los crímenes cometidos, "como sí no hubiera pasado nada", con ETA, con el idioma, con la corrupción política, con los delitos contra la Constitución, contra la traición, así de claro, degústelo, pero como español de a pie, tengo derecho a decir lo que me de la gana y también a proclamarlo públicamente.

Se están formando las partes, del todo, por supuesto, del todo siempre. Españoles contra sus enemigos, ¿usted es español normal o reasimilado?

Biante de Priena

Ciudadano en la Red dijo...

El castellano y las naciones
POR CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS


Tarde, muy tarde, demasiado tarde, llega el manifiesto de unas cuentas personalidades de la cultura en defensa del castellano como lengua común de los españoles.
La cachaza moral y cultural de los intelectuales españoles, especialmente de izquierdas, al aceptar sin pestañear la violación constante de los derechos de los niños no tiene parangón en país alguno del mundo. Bien mirado, este manifiesto de intelectuales es una terrible autocrítica.
Quiero decir que lo extraordinario no ha sido el comportamiento de los nacionalistas catalanes, gallegos y vascos y sus compañeros de viaje, socialistas y populares, sino la dejadez, la pasividad, la cobardía del «establishment» intelectual al haber respetado las políticas lingüísticas en Cataluña, País Vasco y Galicia. Incluso este manifiesto que estoy comentando más que la expresión de un comportamiento puramente cívico es una acción partidaria.
Y ¿qué eficacia tendrá al margen de favorecer a Rosa Díez? Por supuesto no más que las denuncias que tantos y tantos hemos venido haciendo desde hace años en este campo.
Por referirme al caso catalán, la ley de normalización lingüística, que aprobó el Parlamento catalán en 1983, no marcó un punto de equilibrio entre los partidarios del bilingüismo y los del monolingüismo, fue el comienzo de la erradicación del castellano, la respuesta a lo que denominó Josep Benet como «L´ intent franquista de genocidi cultural contra Catalunya» (Publicacions de l´ Abadía de Montserrat).
La transición supuso la derrota del bilingüismo y de la diglosia derivada de este cuya peligrosidad para la integridad del catalán estuvo representada emblemáticamente por el distrito XI de Barcelona cuyos habitantes se marginaban de la comunidad lingüística ya se tratara de ciudadanos originariamente catalanes, que habitualmente hablaban el castellano, o de otros de origen no catalán (altos funcionarios, profesionales, comerciantes...) Fue el arranque, así mismo, de los Países Catalanes como proceso nacional.

ABC

Ciudadano en la Red dijo...

El director de la RAE asegura que el conflicto del castellano con otras lenguas “es de carácter político”

El manifiesto en defensa del castellano, presentado por Savater, cuenta ya con la adhesión de más de 27.000 ciudadanos, entre ellos Leguina y Gallardón
El director de la Real Academia Española (RAE), Víctor García de la Concha, recordó este martes en Oviedo que la Academia siempre ha defendido el bilingüismo, al tiempo que señaló que el conflicto del castellano con otras lenguas es de carácter político, a raíz de la aplicación de los estatutos. "Los políticos han de resolver ese problema que se produce en la aplicación del desarrollo estatuario de la cooficialidad de las lenguas", afirmó De la Concha, antes del inicio de las deliberaciones del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2008. El manifiesto en defensa del castellano, presentado por el filósofo Fernando Savater, cuenta ya con la adhesión de más de 27.000 ciudadanos, entre ellos Joaquín Leguina y Alberto Ruíz-Gallardón.
Estrella Digital/Agencias

Madrid
De la Concha también apuntó que "a veces" son los políticos los que motivan con sus acciones "esos problemas" entre las lenguas cooficiales. "La RAE ha defendido desde siempre el bilingüismo", aseguró De la Concha, quien añadió que la RAE tiene una relación "realmente excelente" con la Academia Galega, el Insitututo de Estudio Catalanes o la EuskoTzaindia.

"Por lo tanto no hay el menor problema entre lenguas, sí lo hay de tipo político que es la aplicación de los estatutos", indicó.

Respecto al manifiesto en defensa del castellano firmado el lunes por una veintena de intelectuales, el director de la RAE afirmó que ésta es una iniciativa "libre" de un grupo de ciudadanos. "Algunos de ellos militantes de partidos políticos que están apuntando correctamente", señaló. El manifiesto, presentado por el filósofo Fernando Savater, cuenta ya con la adhesión de más de 27.000 ciudadanos.

Por último, De la Concha volvió a reiterar que el "problema" lo plantean los propios políticos, no el pueblo. "Son los políticos lo que deben resolver estos problemas, porque están para servir al pueblo y no para causarle problemas", concluyó.

Joaquín Leguina y Gallardón firman el manifiesto

El ex presidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina ha firmado el manifiesto en defensa del castellano promovido por intelectuales, "para defender los derechos de los españoles" y del uso del castellano frente a las otras lenguas cooficiales. Por su parte, el alcalde de Madrid, Alberto Ruíz-Gallardón ha asegurado en el diario El Mundo que respalda la inicitiva y la firmará en breve.

En declaraciones a Efe, Leguina ha señalado que está de acuerdo "con todo el manifiesto", que pide, entre otras cuestiones, reformas en la Constitución y en algunos Estatutos de autonomía para que el castellano prevalezca sobre las otras lenguas en las relaciones de los ciudadanos.

"Parte del PSOE mira para otro lado"

Ha destacado que es "una barbaridad" la política lingüística de las comunidades que cuentan con una lengua cooficial y ha precisado que "todo el mundo y parte del PSOE mira para otro lado" en este asunto.

En su opinión, esa política lingüística no supone un ataque al castellano, porque esta lengua goza de buena salud, es hablada por más de 400 millones de personas y es cada vez más demandada en universidades extranjeras, pero sí atenta "contra los derechos de los españoles para poder trabajar o estudiar" en castellano en España.

Tras precisar que el manifiesto también ha sido firmado por otros socialistas, ha opinado que para defender el castellano "lo primero que hay que hacer es hacer constar que la Constitución está para algo" y que "los nacionalistas y sus amigos no pueden ciscarse" en ella.

Anónimo dijo...

biante, no me de esa mierda de "españoles contra sus enemigos".

desde siempre se ve aqui que usted no esta hablando en condicion de español, sino en condicion de lunatico a lo mejor, o en condicion de manipulador demagogico a lo peor. los españoles, señor, a los que usted no representa, son un pueblo como otros, muy normal y en ningun caso se distinguen por ese odio que usted nos quiere inculcar.

vayase con sus falsos reclamos de justica a otra parte. ni usted ni nadie de sus compinches quiere justicia, sino quieren ajusticiar, y eso siempre segun les coja la regla.



berenger

Ciudadano en la Red dijo...

berenger,

Habla usted como un nacionalista

Saludos Liberales

Erasmo

Anónimo dijo...

gran revelacion. oiga, el hecho de que me opongo a que me vendan gato por liebre, y mi negativa a aceptar que destruyan ustedes españa no me hace nacionalista ni patriota siquiera.

yo no me asigno ninguna funcion ni pretendo representar a nadie.

mi repulsa es personal.


berenger

Ciudadano en la Red dijo...

En LA LIBERTAD y LA LEY

Lo que no me gusta de un "Manifiesto por una lengua común"

Publicado por yosoyhayek en Junio 25, 2008

Lo he leído (es demasiado largo, punto uno) y en general podría estar de acuerdo, pero tiene vicios que no comparto. No pido posturas radicales, pero sí que la esencia del manifiesto lo sea. Si no somos radicales en cosas tan básicas, ¿qué nos queda?

Las lenguas son instituciones evolutivas, que cambian y se adaptan con el paso de los tiempos. La lengua que hablamos cada uno de nosotros nos pertenece, en exclusiva. Aprendemos un acervo común, la utilizamos por gusto o conveniencia, procuramos entendernos con quien nos interesa, la cultivamos por rigor o gusto estético, por clase o pose, no importa.

El Español, la lengua que se habla (hablaba) espontáneamente desde hace siglos en toda España, ha sido intervenido desde el mismo momento en que se convirtió en correa de transmisión del poder del Estado. El Nacionalismo busca total integración de los individuos en el ciego absurdo de lo común, sirviéndose de las instituciones como la lengua, posiblemente la más integradora de todas, para construir sus proyectos caprichosos de nación ideal. Estatismo nacionalista.

Y contra eso nos enfrentamos los liberales. Pero no debemos distraer el rumbo, ni relajar los frentes. Intervencionismo lingüístico hay en Madrid. Cierto es que el perpetrado por nacionalistas vascos, catalanes y gallegos, Administraciones autonómicas mediante, hace peligrar la libertad de muchos ciudadanos, pero la cuestión requiere que tengamos claras las fuentes de conflicto.

El Manifiesto habla de un Español (castellano dicen los involucionistas, dentro de poco, latín vulgar ibérico meridional) OFICIAL y COMÚN. Oficial ante el Estado, y Común, no sabemos si por lo primero o porque la gente espontáneamente así lo practica. Habla del DERECHO A SER EDUCADOS; y apoyo la moción, pero el Derecho es a no ser educados ni Por el Estado ni Cómo diga el Estado (o la Comunidad Autónoma de turno). Dice que todos tenemos el DERECHO A SER ATENDIDOs INSTITUCIONALMENTE EN LAS DOS LENGUAS OFICIALES… más les vale, pero claro, cuanto menos atenciones, Mejor!, cuanto menos intervención, mejor que mejor!… qué más nos daría si nos atienden o no en esta o la otra lengua si no tuviéramos que ser atendidos por el Estado (comunidades autónomas)…

Podrán tacharme de antipatriota, de traidor, de hereje, pero sinceramente, prefiero luchar contra el estatismo que apuntarme a causas de quítate tú que me pongo yo. El fin es bueno, no suena mal sino profundizas en el fondo del texto, pero admitamos que redunda en el actual estado de intervención, no apuesta por la libertad, sino por el derecho a… ¿derecho a que tal o cual administración deje de dar por saco? No. Derecho a que esa administración nos hable en la lengua que queramos. Me parece bien, mi voto irá siempre para una formación que defienda esa posición, pero, sinceramente, puestos a no conseguir nada, menos aun con manifiestos tan huecos.

Si no hubiera educación pública, todo solucionado. Si no hubiera regulación de rótulos, sin problema. Si no diéramos despacho, coche oficial y presupuesto a semejantes politicastros, inútiles totalitarios, asaltacunas y liberticidas… no haría falta manifiesto. Con argumentos tan tibios siempre habrá algún “mamón” succionándonos y acabando con nuestra libertad. Despertad!

Iulius dijo...

Sois como el perro del hortelano...
¿Os gusta destruir por el placer de destruir o porque así pensáis que sois más inteligentes y perfectos?

Ciudadano en la Red dijo...

Frenazo en Francia a las lenguas regionales


Lorenzo Contreras

El Manifiesto por la Lengua Común, propulsado por dieciocho primeros firmantes, constituye la primera reacción organizada contra la marginación del castellano en determinadas comunidades con lengua propia. En dichas comunidades, que encabezan Cataluña, País Vasco y Galicia, la lengua oficial del Estado, amparada por la Constitución como prioritaria aunque compatible con la cooficialidad de las otras lenguas eneros concretos territorios, ha sido inconstitucionalmente desplazada o relegada a la condición de idioma competidor y hostil, tenido en el fondo por heredero de una dictadura y de un pasado histórico excluyente de los idiomas vernáculos.

La declaración de guerra al castellano o español ha producido la respuesta de “ilustrados” contenida en el Manifiesto. Lo que se dice una contraofensiva cultural y política cuya razonable y razonada pretensión es defender, dígase lo que se quiera, la esencia de España y, por supuesto, uno de los elementos básicos de su unidad.

La Constitución de 1978 ha empezado a ser flagrantemente violada. Una fiebre diferenciadora paralela ha sido combatida en Francia por la Academia que fundara en el siglo XVIII el cardenal Richelieu. Tal actitud de la institución que “vela por la lengua francesa y su difusión” responde de manera indignada la texto aprobado el 22 de mayo último por la Asamblea Nacional en cuya virtud se añadiría al artículo primero de la Constitución, que define a Francia como “una República indivisible, laica, democrática y social”, este inciso: “Las lenguas regionales forman parte de su patrimonio”.

Los académicos franceses han considerado tal añadido como “atentado contra la identidad nacional”. Allí, por lo que se ve, no se andan con bromas. Los “inmortales” galos han dado el frenazo a la ocurrencia parlamentaria. Para ellos lo que impera es el artículo segundo de su Constitución, que preceptúa: “La lengua de la República es el francés”. Y se acabó. En su declaración, la Academia francesa argumenta que el 22 de mayo último, los diputados votaron un texto atentatorio contra la identidad nacional. Y ello porque, si bien “las lenguas regionales pertenecen a nuestro patrimonio cultural y social”, colocarlas a la altura de la lengua de la República “es un desafío a la simple lógica, una negación de la República, una confusión del principio constitutivo de la Nación”, con graves consecuencias en la medida en que cuestionan —siguen diciendo los académicos— el acceso equitativo de todos a la Administración y a la Justicia. En definitiva, la Academia apela a la Asamblea para que retire un texto “cuyas excelentes intenciones pueden y deben reconocerse, pero que no tienen encaje en la Constitución”.

Los académicos franceses votaron por unanimidad la declaración en la sesión del 12 de junio. La aprobación parlamentaria del texto discutido no llegó a ser unánime. Sus efectos prácticos, según estimaciones vascas que recoge Gara, “podrían considerarse nulos en tanto que el Gobierno, por boca de su ministra de Cultura, Christine Albanell, ya dijo el 7 de mayo que en la ley comprometida en relación a estas lenguas (regionales) no se reconocería su oficialidad…”

Se ve que los franceses son institucionalmente más coherentes que nosotros y más amantes de su patria. Aquí, las lenguas catalana, vasca o gallega gozan de una equiparación al español que, como lengua común, va quedando en letra muerta. Papel crecientemente mojado. ¿Se está todavía a tiempo de frenar la avalancha disgregadora? Ojalá.

jose Antonio Uriarte Fernandez dijo...

No estoy de acuerdo en tus comentarios. Lo que haces es intentar distraer la atención en un derecho democrático. Lo que se defiende en el manifiesto no atenta a nadie ya que se basa en un derecho individual, que solo afecta al que lo reclama. YO QUIERO ESTUDIAR EN CASTELLANO o ESPAÑOL. No se porque en mi país no puedo estudiar en mi lengua. NO entiendo porque no la ley obliga a estudiar la lengua del estado. Por supuesto sin impedir que se estudien las lenguas cooficiales. Me parece que estas atacando a los que defienden un derecho sin imponer a los demás , NADA. Pero deja al personal que estudien la lengua de su país en cualquier rincón del ESTADO

Anónimo dijo...

Lo que separa a los nazis, del pueblo español.

1.- Las imposiciones lingüísticas cuando los ciudadanos queremos libertad de elección de lengua.

2.- Las ilegalidades políticas cuando los españoles queremos que se cumplan las leyes.

3.- Las arbitrariedades judiciales cuando la Nación exige la Justicia según nuestro ordenamiento.

4.- La intervención del Estado en defensa de nuestro intereses, en vez de la ayuda del Estado a los separatistas de toda laya.

5.- La traición y el seguidísmo nazi del PP, en vez de oponerse consecuentemente conforme su programa electoral. Eso es una estafa social, un robo político y un engaño nacional.

6.- La Libertad, en vez del sometimiento al despotismo y la Dictadura.

7.- La no intromisión del Estado en las cuestiones privadas de los ciudadanos, sean lenguas, creencias, opiniones, gustos…

8.- Los conocimientos científicos a la juventud como hizo la dictadura de Franco, y no la bazofia “democrática” que impone esta tribu política cadavérica.

9.- La utilización televisiva como elemento educador, y no la basura cerebral intercalada con incitación al consumo compulsivo que tenemos por medios públicos.

10.- El reconocimiento franco de que estamos en la más absoluta ruina nacional, y no los parches, despistes o reivindicaciones de pacotilla, tendentes a disimular la catástrofe para beneficio de sus culpables.


Todo eso y más es lo que nos separa de los nazis y en ello hay que insistir en vez de hablar de lo “que nos une”, eufemismo confuso y paralizador para contribuir a la continuidad suicida de nuestra situación.


Este manifiesto es una prueba de esa confusión. Por su forma y tiempo, contribuye a recoger la protesta social contra el nazismo.

Pero por su contenido, permite el equívoco, la mezcla confusa, la parcialidad, el ocultamiento de los responsables delincuentes y la elusión de exigencia de responsabilidades.

Por esta razón lo firman unos y otros, nazis y españoles, y por lo mismo otros no lo firman, de uno u otro bando.

CLARIDAD MERIDIANA EN LO QUE NOS SEPARA DE LOS NAZIS, ESO ES LO QUE UNE A LOS CIUDADANOS.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...