desde 2.006 en Internet

miércoles, 27 de febrero de 2008

Hacia el nuevo régimen: "El social-capitalismo"

Es hora de hablar de cosas más interesantes que las elecciones generales del 9 de marzo, sea cual sea el resultado, todo seguirá prácticamente igual. Los políticos que nos representan distan demasiado de los políticos que necesitamos para resolver los problemas que se presentan en nuestras vidas, en nuestra sociedad, en nuestro mundo.

Abandonen toda esperanza de que las cosas mejoren en algún ámbito, todo seguirá deteriorándose paulatinamente, por qué políticos de todos los colores, medios de comunicación subvencionados, entidades financieras conniventes, empresarios rampantes, funcionarios y profesionales silentes, trabajadores obedientes, y sus respectivas parroquias dependientes, se han adueñado de la esperanza de cambio en el futuro, la tienen a su servicio, han maniatado la oportunidad de transformación social para convertir a los ciudadanos en esclavos de sus grandes obras.

Es hora de abandonar la creencia en la bondad de los políticos, en su altruismo, en sus intenciones positivas. La sociedad globalizada solo tiene dos estados posibles, opresión y resistencia. Los opresores viven de oprimir a los que pueden; los resistentes, como buenamente podemos de nuestros propios recursos, sin explotar a nadie. Los políticos y los financieros son opresores, los ciudadanos somos sus siervos, algunos están felices con esta coyuntura, mientras otros hemos decidido rebelarnos, no somos los primeros, esperamos que tampoco seamos los últimos.

La deshumanización mecanicista y materialista a la que asistimos es la reacción del marxismo que ante su derrota por la realidad pretende implantarse de nuevo en la sociedad a cualquier precio. El marxismo se enmascara para acabar con el capitalismo e imponer su modelo de sociedad. El capitalismo se conforma con que la explotación siga siendo posible, entre ambos, capitalismo y marxismo, explotan al ser humano, obligando a la especie al movimiento uniforme entre la producción y el consumo, pero el marxismo, busca además imponer su orden acabando con la libertad: entre ambos conforman el "social-capitalismo", el nuevo régimen que deja a los seres humanos reducidos a dos dimensiones: producción-consumo y sumisión-exclusión.

El social-capitalismo

Capitalismo y marxismo, se dan la mano en la opresión de los seres humanos, si el primero nos explota desde el mercado, el segundo lo hace desde el Estado. Entre ambos cierran cualquier posibilidad de evolución independiente de los seres humanos. Cada día se recortan más las libertades dentro del sistema, cada día se establecen con criterios más claros la distribución de privilegios entre los que asienten al poder. Vamos hacia una sociedad en la que solo puedan medrar los disciplinados, los obedientes, los abducidos por el sistema, en la que toda crítica será desatendida oficialmente.

Es la sociedad de la mediocridad, en la que el mejor funcionario es el que renuncia a su libertad por un planto de lentejas asegurado; el mejor empresario el que sabe a que políticos debe untar; el mejor periodista el que sabe alabar y encomiar la labor de sus amos; el mejor escritor el que traduce a lenguaje políticamente correcto, el nuevo idioma, la realidad cotidiana; el mejor trabajador, el que produce, consume y calla; el mejor parado, el que espera sin hacer nada. Es una sociedad gasificada, en la que la identidad propia ha dejado de contar, en la que la razón no es necesaria para vivir, en la que el silencio ante los desmanes del poder es la única forma de seguir viviendo tranquilo.

Asistimos a un magnicidio silente y subrepticio, discreto y sibilino, pero arteramente eficaz. Cada día los poderosos nos recortan a los ciudadanos un poco más la libertad, con el objetivo de incrementar geométricamente sus privilegios. Aplicando una revisión del malthusianismo, los recursos crecen linealmente, pero se distribuyen según criterios de injusticia organizada en proporciones geométricas para algunos e infames para otros. En este nuevo régimen la miseria crece de forma transversal, mientras que la riqueza no sigue ningún paradigma relacionado con la razón, sino con la mentira y el embaucamiento, con la ausencia de respeto a la ley, con la tiranía.

El fenómeno es global, pero en España se puede apreciar mucho mejor pues su democracia está en construcción y se puede observar cuantas son las trabas que se van estableciendo para que no pueda desarrollarse. El control político y financiero de la población es el objetivo último, no el bienestar de los ciudadanos. Evidentemente, vivimos mejor, porque trabajamos menos, entre otras cosas porque en los países avanzados económicamente se está rentando el déficit político de los países menos desarrollados y su explotación económica.

El comunitalismo es la vieja-nueva doctrina política. El "establishment" por un lado y los ciudadanos por otro. Los que se benefician de su statutus y los que no saben siquiera que es el status. Las élites y los demás, como describió Gaetano Mosca.

En estas elecciones generales a las que estamos asistiendo, estamos observando un juego de patricios que simula un juego de patriotas. La racionalidad ha sido excluida de la política, ni un solo argumento más allá de la crítica del contrario, ni una sola explicación consistente, ni siquiera con criterio, ni siquiera con dirección o sentido.

Los discursos de los políticos actuales en nuestro país representan la práctica de engorde de los cerdos, el cuidado de las vacas, la libertad de los pollos, y la organización de las ovejas. Estamos asistiendo a la domesticación de la ciudadanía al servicio de la política. Y nadie dice nada, porque no hay nada que decir. El comunitalismo está aquí, es el descubrimiento de largos años de explotación del prójimo. Al fin todos somos iguales, todos creemos ser libres en el escenario virtual que nos han construido. Todo está consumado, y a esto le tenemos que llamar progreso. Zapatero es el mejor representante de la nueva doctrina, y Rajoy, un discípulo muy aventajado. Es el partido único.

Erasmo de Salinas

39 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Para cuándo la reacción de los ciudadanos?. El precio del borrego baja, porque aumenta la oferta.

Sebastian dijo...

Sr. Erasmo, se nota que Ud. habla de oídas y que no sabe lo que dice cuando compara el marxismo con el capitalismo. Entre otras cosas, confunde Ud. la realidad mundial capitalista con un fantasma llamado "marxismo", que además ni viene a cuento ni tiene nada que ver con las pretensiones nazis del loco de Moncloa o adláteres.

Ni siquera Marx se autodenominó marxista y rechazó tal término, pero convendrá Ud. que si algo es el marxismo es lo que descubrió ese genio de la humanidad y no lo que en su nombre o bajo su "doctrina" hayan hecho otros, porque una cosa es Jesús de Nazaret y otra la Iglesia Católica, ¿no?.

Así que le dejo una cita del filósofo para que le sirva de iniciación al estudio de sus descubrimientos.

Por lo demás, estoy de acuerdo con Ud.

[18] Para nosotros, el comunismo no es un estado que hay que crear o que debe implantarse, ni un ideal hacia el cual la realidad deba orientarse. Llamamos comunismo al movimiento REAL que destruye, superándolo, el orden establecido.... Las condiciones de ese movimiento son el resultado de los factores que existen en el presente. [xxiii].
...así como el comunismo, es decir, la acción comunista, no puede existir sino en tanto que realidad histórica planetaria.

La Ideología alemana.
Karl Marx.

Ciudadano en la Red dijo...

sebastián,

no lo comparo, lo imbrinco, lo superpongo, es decir hago una continuidad entre ambas formas de materialismo, el económico y el político, en un objetivo compartido que es erradicar la libertad humana para establecer una clase única de seres humanos, que puedan acceder a esa REALIDAD (global) de la que usted nos habla.

El capitalismo nos esclaviza en el eje producción-consumo, y el marxismo en el eje sumisión-exclusión. Zapatero representa precisamente el "social-capitalismo" o "social-mercantilismo", como usted lo prefiera.

Una clase social de oprimidos (ciudadanos), y una de opresores (políiticos): neo-marxismo

Mientras que el capitalismo nos hace vivir en un solo canal, el de la producción-consumo, cuando los canales posibles son indeterminados.

Vamos hacia el pensamiento unico. Y se ha equivocado, no hablo de oídas, sino desde profundas reflexiones a las que usted parece no haber llegado todavía.


Saludos Liberales

Erasmo

Anónimo dijo...

Sebastián:

Las palabras que citas de Marx, sólo prueban que era un positivista loco que pensaba que el marxismo era algo así como una conclusión matemática: a tales condiciones, tal reacción ineludible.

Esas palabras no refuan, de ninguna manera las críticas que Erasmo dirige a Marx. Al contrario, dan prueba de su locura, ya que alguien que considera que la revolución es el resultado matemático de unas condiciones determinadas, no sólo es profundamente totalitario y liberticida, sino que considera que la nmatemática avala dicha revolución.

Qué miedo, decir que la revolución es un resultado puramente matemático y darle, prácticamente, categoría de Ciencia Natural, es tan abominable como suponer que el fascismo es el resultado unívoco e ineludible de una serie de condiciones. Para echarse a temblar.

Marx sólo viola la libertad, sino que prespone que es "anticientífico" discutir sus conclusiones. Pa mear y no echar gota... la revolución como Ley Natural.

Y le dedicó El Capital a Darwin... madre mía. estaba tan loco que creía que había dado con una ciencia... Jesús!

MK

Sebas dijo...

Erasmo, Ud. puede superponer lo que quiera, eso no se lo impedirá nadie como es lógico. Pero no hace más que confirmar lo que dije en mi primer comentario. Y está Ud. a punto de parir una nueva teoría sociológica, siempre que insista, claro está.

Le diré una cosa por si no lo había observado para que lo añada o “superponga” a sus profundas reflexiones. Las clases sociales ni las inventó Marx ni las conceptuó el “marxismo”, ya antes de él se hablaba con ese concepto que tiene que ver con las relaciones que establecen los seres humanos en torno a modo productivo imperante en cada momento histórico. Y eso no tiene nada que ver con la especie humana que es única y seguirá siendo única, hasta que la evolución así lo diga o los experimentos neonazis no la cambien, como bien sabe todo el mundo sin haber reflexionado mucho.

Insisto Erasmo, Ud. en este asunto no sabe lo que dice. En una cosa le doy la razón, no he reflexionado tanto como Ud., me dedico a leer y a procurar enterarme de lo que leo, cosa que a Ud. no le hace falta porque lo “superpone” a base de reflexión. Enhorabuena, pero revise sus lecturas porque tanta reflexión le induce a decir cosas de las que sigue sin tener ninguna idea clara. Verá Ud. como no encuentra sostén a su nebulosa acerca del marxismo. Ud. sabrá.

Daniel García dijo...

Sr. Erasmo, sus reflexiones son contestadas desde la tumba por el mismísimo Marx, tenga cuidado con el debate porque no basta tanta reflexión si no se conoce lo que dijo el "contrincante"

Un saludo


http://www.ucm.es/info/eurotheo/materiales/hismat/reyes-dominguez.htm

Marx escribía a J. Weydemeyer, en 1852: "Por lo que a mí se refiere, no me cabe el mérito de haber descubierto la existencia de las clases sociales en la sociedad moderna ni la lucha entre ellas. Mucho antes que yo, algunos historiadores burgueses habían expuesto ya el desarrollo histórico de esta lucha de clases y algunos economistas burgueses la anatomía de éstas. Lo que yo he aportado de nuevo ha sido demostrar: 1] que la existencia de las clases sólo va unida a determinadas fases históricas del desarrollo de la producción; 2] que la lucha de clases conduce, necesariamente, a la dictadura del proletariado; 3] que esta misma dictadura no es de por sí más que el tránsito hacia la abolición de todas las clases y hacia una sociedad sin clases" (Marx, Obras escogidas, II, p. 456).

Así pues, Marx no descubre las clases ni la lucha de clases. Economistas como Smith y Ricardo, historiadores como Tierry y Guizot, habían ya tratado este problema a comienzos del siglo XIX. La diferencia es que el punto de partida de Marx es el punto de llegada de aquellos economistas e historiadores.

Anónimo dijo...

De todos es sabido que Zapatero intenta imponer una única visión de la realidad, indiscutible. Si no piensas como ellos, no eres "normal".

Al que discrepa, lo ningunean, lo anulan, lo consideran un bicho raro o defectuoso. Todo el mundo debe compartir sus peculiares "sensibilidades" so pena de "excomunión" social.

No sé si es lo que trata de de decir Erasmo pero: mercado + sensibilidad única Zapaterista = una soberana mierda.

Cierto es que para imponer esa sensibilidad única, ZP no lo hace mediante exabruptos y violencias. Lo hace en plan secta: quien no sigue el "código", está excluído.

Prefieren el ninguneo y el mobbing sectáreo, a los fusiles, pero el efecto intenta ser el mismo. O peor, no hay un enemigo disparando visible a quien poder darle estopa, sino unos intrigantes sectáereos imponiendo su código y disfrazándolo de sensatez y normalidad. Una cruzada ideológica dispuesta incluso a reabrir heridas históricas, y al que lo discuta se le relega a la oscuridad social sin atender ni a razones, como si hubiera violado un dogma sagrado e indiscutible.



¿Era eso?

Pues si es así, estoy bastante de acuerdo con Erasmo.

MK

Anónimo dijo...

La predilección del comunismo por las sociedades orwellianas, por el control social de una sociedad PANÓPTIZADA, es decir, una España entendida como un panóptico en el que el Estado lo ve todo y se entromete hasta en asuntos nimios e irrelevantes de los ciudadanos, es la apuesta de Zapatero.

Unida esa voluntad abyecta, a las potencialidades tecnológicas actuales de propaganda estatal y control social, y sumando también el savoir afaire propio de sectas por el que siente predilección el masón Zapatero, nos daremos cuenta de que nos hallamos en una sociedad en la que no sólo cabe resistir frente a la tiranía propia de la sociedad de mercado libre, sino también resistir frente a la amenaza de control mental, orwellianamente acentuado.

Lo peor de 1984 orwelliano, sumado a lo peor de la sociedad de mercado.

Cojan el lado más oscuro del capitalismo y júntenlo con el lado más oscuro del orwellmarxismo, y ya tienen una España Cañí al gusto de ZP, y con poca sal y cero de nicotina.

Bueno, no sé si es lo que decía Erasmo pero me da igual, es lo que pienso yo.

Un ejemplo: guerra al humo del tabaco en ciudades con millones de tubos de escape y chimeneas diversas... hasta en eso se mete el puñetero GH, digooo... ZP.


MK

Sebas dijo...

Se me ocurre que una cosa es lo que vemos que hace ZP y sus aliados nazis, y otra es que podamos sintonizar esas acciones con una ideología o doctrina concreta conocida en la historia. De la misma forma que hemos tenido que "inventar" conceptos nuevos como el transversalismo -suponiendo que lo sea y no un liberalismo de nuevo cuño-, y despreciar por inservibles para defendernos eso de izquierda y derecha, hemos de codificar aproximadamente cual es el cuerpo doctrinal al que puede responder este atraco histórico a la Nación española.

Y lo que vemos en eso, es que ni siquiera el PSOE llevaba lo que hace en su programa político, ni en sus decisiones congresuales, ni en su ideario histórico, no viéndose por tanto que tiene que ver todo esto con el marxismo que si es algo, es intentar comprender las cosas histórico-políticas y en todo caso puede servir como una guía constantemente cambiante para la acción pública.

Lo que practican los nazis regionalistas es en toda regla fascismo y racismo, y llevado al extremo que vemos, neonazismo si puede calificarse de alguna cosa.

Pero lo que hace ZP va más allá todavía, apoyándose en todo lo que suponga la destrucción no sólo nacional, también civilizatoria de ESpaña, adoptando toda idea o resquicio destructor de la vida en sociedad, sea religiosa, ideológica, científica, política, cultural, social, etc. pretendiendo sustituirla por una mezcolanza con variaciones de todo tipo y con refritos ideológicos varios, pero cuyo resultado supone una auténtica idiotez, un delirio surrealista y un sueño imposible.

Y lo peor que tiene todo esta situación, es que pone en jaque el funcionamiento técnico de una sociedad moderna, sin saber a qué obedece tanto despropósito y en nombre de qué catecismo se hace.

A situación nueva en la historia de la humanidad como es nuestro caso, ideas nuevas para todo lo que se mueva, aunque tengamos la experiencia de otras ocasiones que nos sirvan de luz para escribir nuevas teorías producidas por la realidad.

Y lo que está claro es que favorecen a los poderosos, a los ciudadanos los atacan, con saña además.

Anónimo dijo...

Sebas:

Dices: "Y lo que vemos en eso, es que ni siquiera el PSOE llevaba lo que hace en su programa político, ni en sus decisiones congresuales, ni en su ideario histórico, no viéndose por tanto que tiene que ver todo esto con el marxismo".

Opino que eso tiene más que ver con la ideología masona de zp, que con el marxismo. En cambio, del marxismo parece tomar la manera "orwelliana" de imponer esas reivindicaciones masónicas. Quien no está "en comunión", está excomulgado del sistema.

Menudo perro masón está hecho ZP. El nuevo Perry Mason, ja, ja...


MK

Anónimo dijo...

Yo prefiriría hablar de sociamasonalismo.

El nuevo sistema es este: lo peor del marxismo orwelliano, lo peor del capitalismo y la tiranía del mercado, y lo peor de la globalizadora y apátrida masonería destructora de toda espiritualidad y también de toda particularidad local.

Socialmasonalismo: socialismo + capitalismo + masonería pura y dura

Anónimo dijo...

...y a ver si alguien me puede convencer de otra cosa... escucho atento. Pero con pruebas...

Para mí, por ahora, sólo puede tener este nombre, socialmasonalismo.

MK

Ciudadano en la Red dijo...

Sebas,

Quizás no me he explicado con claridad, usted habla de Marx desde una interpretación unívoca y hay muchas interpretaciones de Marx, hechas por el marxismo doctrinario.

La obra de Marx es amplia y compleja, evidentemente no fue el descubridor del concepto de clases sociales, no creo que yo lo haya dicho, pero sí fue el que lo utilizo junto con Engels, y otros autores del anarquismo como Koprotkin o Bakunin, o socialistas utópicos como Fourier y sus falansterios, Proudhom, Saint Simon y otros.

Lo que he hecho es utilizar el concepto marxista de clase que introduce el componente de opresión, pero cambio a los proletarios por los ciudadanos, y al gran capital por el poder político-económico ("establishment").

Luego establezco dos ejes de opresión uno desde el mercado: producción-consumo, y otro desde el Estado: sumisión-exclusión, MK ha añadido él aderezo de la masonería, bien este puede ser un componente más, pero es evidente que también el método de acción de este grupo de opresión que controla no solo los medios de producción, sino las reglas de producción (Estado), y los bienes producidos, coincide con el capital.

De ahí establezco el social-capitalismo como un materialismo dual, económico y político, con una tendencia clara a ocupar todo el poder (mediático, tecnológico, jurídico, social) -totalitarismo al fin y al cabo.

El objetivo último es silenciar todo el proceso, como se silencia el IVA en cualquier transferencia mercantil, incluyéndolo en el precio, con lo que los ciudadanos compramos-pagamos impuestos en cada transacción que realizamos, produciendo riqueza que sigue utilizándose para perfeccionar el mecanismo.

Zapatero representa ese sistema de forma magnífica. Así asistimos a un penoso periodo en que una obra pública se hace o no dependiendo de si es el momento de producir beneficios para alguien o se debe esperar a que sea posible.

Los ciudadanos somos los oprimidos porque no podemos hacer nada contra este sistema, ejecutado por el PSOE, pero también por el PP.

Todo lo que se hace políticamente se instrumentaliza en función de unos beneficiarios que no son precisamente los ciudadanos más que de una forma residual, porque los auténticos beneficiados son los políticos, los empresarios a su sombra, y el sistema extractor de recursos de los seres humanos.

Se lo explico mejor, el capitalismo negocia con los bienes materiales, el social-capitalismo con los seres humanos como fuente de riqueza material e inmaterial. Es lo mismo, con una máscara de bondad, y al que no quiera participar en el juego se le excluye, se le aparta, o se le condena al ostracismo.

Saludos Liberales

Erasmo

Sebas dijo...

"Lo que he hecho es utilizar el concepto marxista de clase que introduce el componente de opresión,"

Erasmo, se lo vuelvo a decir, Ud. no tiene ni idea de lo que dijo Marx, y por tanto del "marxismo" en ese sentido. Todo lo que Ud. hable de ese "marxismo" trataré de refutarlo con las palabras del que está en la tumba.

Me parece un ejercicio estúpido desde luego, además de una pérdida de tiempo sobre todo porque a nadie le hace falta hablar de marxismo a no ser aquellos que tienen pulsiones provocadas por campanas de alguna parte, peor en fin, Ud. se lo buscaría.

Le dejo otra frase del genio, para que vea que llegó más lejos que Ud. en sus profundas reflexiones y pueda "sobreponer" sus dos ejes, o si lo prefiere, imbricarlos.

"El gobierno nos es más que la Junta de Accionistas de los capitalistas"

Carlos Marx.

Anónimo dijo...

En Cataluña ya estamos acostumbrados, tenemos al PUC organizando la sociedad como una secta catalanista, en la que el que permanece ajeno a la religión común es poco menos que un extraterrestre.

El control mental sectáreo, en esta latitud, cobra dimensiones inadmisibles. Es ya la propia gente la que te coharta la libertad, ya sin necesidad de porras ni uniformes de policía. España se mantenía más al margen, pero copiando al niño masón de Ripoll (Puigcercós) and company, Zapatero ha logrado crear o trasladar ese clima o sensación clanista-sectáreo panoptizante en el resto de la península.

Primero dividió a la sociedad entre fumadores y no fumadores.

Ahora entre supuestos trogloditas, y ellos, los ilustrados de talante.

Papeles de Salamanca, memoria histórica, etc... Ejemplos como estos, en los que ha generado división innecesaria (como le recuerda Rajoy) o ha atizado divisiones pasadas, revelan que el plan orwellmasónico-kapitalista no pasa por contar con España, sino que pasa por la fracturación total de la península, que para algo la masonería es francesa (ty tb. inglesa), es decir, tradicional enemiga de España y de su unidad centenaria.

MK

Anónimo dijo...

MK, no se lo tome a mal, pero ultimamente le está sentando muy bien la terapia. Enhorabuena.

Ciudadano en la Red dijo...

sebas,

y usted responde como el angel custodio de Karl Marx.

He citado el marxismo para definir una cuestión, no para criticarlo, que usted no se entera o no quiere enterarse.

Y sobre los conocimientos del que escribe no va el tema, no disperse la atención.

Utilizo el concepto de clase y el de opresión, en su conjunto el pensador social que basa su teoría en la usurpación de los medios de producción por parte del capitalismo es Karl Marx, no es el único, evidentemente, pero es el más conocido.

En la teoría que expongo, la usurpación no es solo de los medios de producción sino también de todos los medios en un objetivo que es la usurpación.

Creo que ahora lo comprenderá mejor. Yo no discuto sus conocimientos, y porque me ponga una cita de Karl Marx, no ha refutado usted absolutamente nada.

Al grano, sebas, al grano.

Saludos Liberales

Erasmo

Sebas dijo...

Erasmo, no entiendo lo que dice porque se sale Ud. del "eje" de la discusión. Desde luego puede ser que yo no tenga las horas de reflexión de Ud. Le diré un par de cosas y lo dejamos si le parece.

1.- Lo definido no debe entrar en la definición.

2.-Parece que seguir me obliga a visitar London y no lo tengo previsto por ahora.

Siga Ud. tan culto.

Ciudadano en la Red dijo...

Y la navaja de Ockham dice que si algo puede expresarse de forma simple no debe hacerse de forma compleja. He tratado de explicarlo de forma simple y usted ha cuestionado mis conocimientos como clave de lo que digo sin dignarse a refutar lo expresado.

Evidentemente usted no tiene ningún interés en debatir, sino en deslegitimar al autor de lo escrito, costumbre muy utilizada precisamente por los comunicadores del socialismo real.

Bien, si nada tiene que decir, aquí concluye el tema, a la espera de que siga reflexionando sobre la cuestión hasta que tenga una respuesta disponible.

Si fuera a Londres, tendría usted una oportunidad de visitar el museo británico, al que acudió durante más de una década Karl Marx todos los días para construir su obra, a primera hora por cierto. Solo por eso, y no es lo único, ya resulta admirable su dedicación y su convencimiento de que estaba descubriendo algo importante para la humanidad, y para sí mismo.

Y usted siga igual de enterado, sebas.

Saludos Liberales

Erasmo

Sebas dijo...

Erasmo, se lo diré otra vez y las veces que Ud. quiera, fíjese: Ud. de marxismo no tiene ni pajolera idea.

Y de lo que no se sabe es mucho mejor no hablar ¿no le parece?

Un saludo.

Ciudadano en la Red dijo...

Pruebe su aseveración, sebas. Demuestre sus conocimientos, más allá de minusvalorar los del prójimo.

Cuando quiera hablamos de marxismo, teoría y praxis.

Saludos Liberales

Erasmo

Sebas dijo...

La contumacia que muestra, Erasmo, sólo es comparable a su ignorancia acerca de lo que Marx descubrió y que es lo único que se podría entender por marxismo.

Pero para que vea que no me interesa discutir con un necio y a nadie le beneficia aquí eso, le voy a dar la razón: toda para Ud., no vaya a ser que su ego se resienta y me cargue el mochuelo

Pero sepa que cada vez que hable de lo que ignora me tendrá por aquí para decírselo. Si no le molesta claro está

Saludos

Ciudadano en la Red dijo...

sebas, parece que al final se ha convencido de que su diatriba no ha lugar.

Lo de seguir insultándome sencillamente expresa su escasa capacidad argumental. Pero necio, como decía Quevedo, es aquel que confunde valor y precio, usted ha pagado su desmesura de opinión.

Y como dice el aforismo, los puentes de plata se construyen sobre rios de gloria. Así que buen viaje.

Realmente que usted me reconozca o no, me importa un pito, porque a estas alturas de la vida si hubiera tenido que esperar al reconocimiento de gente como usted, creo que estaría en un cenobio desesperado lamentando mis miserias.

La próxima vez acuda con los deberes hechos o no se arriesgue a decir tonterías sobre los demás, que luego no puede demostrar.

Bon Voyage

Erasmo

Sebas dijo...

Erasmo, confundir o superponer, imbricar o mezclar, el capitalismo con el marxismo, no es sólo necedad, en su persistente caso llega a estupidez notable. Ya el propio título de su comentario que da origen a este hilo denota su nulo conocimiento del tema, lo cual no es nada deshonroso, aunque si que resulta arrogancia que insista en sus prejuicios y en su limbo al respecto.

Porque hablar de social-capitalismo es, indirectamente, no tener idea le repito, dado que el capitalismo no puede existir sin “social” sin sociedad. Pero cuando más tarde trata de zafarse del sambenito, no hace sino profundizar en su sostenella y no enmedalla.

Le he dado explicaciones y argumentos, todo el mundo lo puede ver, es más, le han traído al “creador” del “marxismo” para desmentirle y refutarle, dado que ese concepto sólo puede significar el conjunto de descubrimientos realizado por su autor. Pero si Ud. cree que es otra cosa, no tiene más que decirlo y así será Ud. el que demuestre la equiparación de ambos conceptos. Le he dicho que ud. no sabe de lo que habla, siendo Ud. el que tiene que aportar la argumentación de sus tesis, cosa que no hace ni puede hacer porque como se ha repetido, no tiene ninguna idea, sólo campanas, prejuicios, chascarrillos y vacío intelectual ad hoc.

Le daré unas pinceladas para que se encuentre a si mismo más conforme y no salga por peteneras inconvenientes o despistadoras al caso.

El capitalismo es un sistema económico-político-social mundial, es la forma de producción imperante en todo el mundo aunque coexiste con pequeñas bolsas de “economía natural” en determinados lugares del planeta; el capitalismo es un HECHO. Si se está conforme con esta premisa, hay que averiguar donde se puede hallar algo tangible que sea “marxismo” para poder comparar esas categorías como Ud. ha hecho, y será Ud. quién nos diga dónde se encuentra algo parecido al “marxismo” que no esté sólo en su cabeza, para que los demás lo podamos tocar.

Ud. tiene el prejuicio montado por los capitalistas a través de la difusión de su ideología, ese bulo inconsistente que achaca al “marxismo”, o a alguna de sus “variantes”, un centenar de millones de muertos. La sola palabra “comunismo” o “marxismo” espanta a los capitalistas, es el "fantasma que recorre Europa" porque remontándose a su posible interpretación original, a las fuentes de su “inventor”, ven en esos descubrimientos el acta de defunción del sistema capitalista, cosa que como se puede comprender se debe evitar a toda costa.

Ud. vuelve a la carga hablando del concepto de “clase marxista” después de que el propio Marx le haya dicho que no, que ni él inventó las clases, ni tiene nada que ver con ese concepto, cosa que a Ud. le deja indiferente para poder seguir con la cantinela basada en su imaginación.

Ud. habla del marxismo sin ninguna necesidad perentoria, porque no hace falta sacar ese “muerto” para tratar de explicar lo que ocurre en España, a no ser que Ud. vea algo de “marxismo” en el acontecer nacional, en cuyo caso también debe mostrarse más convincente, porque la verdad es que soltar unas bagatelas no se puede nombrar como “argumentos”.

Es Ud. el que ha hablado de marxismo, léalo en su comentario inicial, yo le he contestado negándole, así que lo procedente es que Ud. nos cuente lo que es eso para -o según- Ud. para poder refutar lo que yo le repito una vez más: que no tiene ni pajolera idea del tema.

Un saludo

Sebas dijo...

Erasmo, para cuando no reflexione le dejo unos links donde Carlos Marx habla sobre España, fue corresponsal de un diario yanqui y algo dijo sobre nuestro país. En algún texto hace un canto encendido sobre los liberales. ¿No será Ud. por casualidad "marxista" y lo ignora también?. No me extrañaría.

Un saludo.


http://www.marxists.org/espanol/m-e/1850s/9-ix-54.htm#topp
http://www.nodo50.org/gpm/constituyente/23.htm
http://www.sinistra.net/lib/upt/izqcom/gata/gatafbibus.html#u2

Anónimo dijo...

Miren esto sdbre Marx:


La Comisión Trilateral es una agrupación de personas privadas de las altas finanzas, del mundo de los negocios y de la política, procedentes de Norteamérica, Europa occidental y Japón, que brinda a la élite procedente de la masonería de las distintas orientaciones unas posibilidades de encuentro, con vistas a una colaboración secreta que abarca todo el mundo.

El objetivo ideológico de la Comisión Trilateral es el mismo que el del Council for Foreign Relations (Consejo para Relaciones Exteriores), fundado en 1921 por el banquero norteamericano Morgan, y conocido también como «el Gobierno invisible».

Lo que es menos conocido de la Trilateral es el hecho de que responde por igual del poder del ocultismo, del poder de la brujería y del poder del supuesto mal, y éstos responden a su vez de las drogas, de la música rock y de la política. El sector político entronca con Los Iluminados, que son altos grados de la masonería.

La brujería comprende la magia negra y la blanca. A esta última se suma un determinado número de grupos masónicos. Hay escasamente unas cien organizaciones que pertenecen al mundo de la masonería.

Se explica por esta trama secreta de planificación del destino de la humanidad, el que Karl Marx escribiera sus obras londinenses por encargo de Nathan Rothschild (cuyo apellido significa «escudo» o «protector de los rojos»).

Los cheques con los que le pagó pueden verse en el Museo Británico. Marx participó en la fundación de la Primera Internacional en 1864. Se derrumbó porque los anarquistas querían anarquía, y la querían de inmediato.

La Segunda y la Tercera Internacional –que en sus transformaciones dieron lugar por un lado a la Internacional Socialista y por el otro al Komintern y al Kominform– no son otra cosa que la confirmación de Los Iluminados, que hicieron con la Revolución francesa y con Napoleón el primer intento de gobierno mundial. Quien hable de casualidades, es que no ha entendido todavía el juego que se llevan con todos nosotros.

OBJETIVO: EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

La idea del judío alemán Adam Weishaupt, que fundó la cúpula de Los Iluminados el 1 de mayo de 1776, era el camino a través de la anarquía. El que su fundación tuviese lugar el día siguiente de la noche de Walpurgis, y el hecho de que este día fuera consagrado mundialmente festivo –el 'Día del Trabajo'– aclara todavía más la estrecha relación que existe. El hecho que además el sello de Los Iluminados aparezca con la fecha de 1776 en el dólar americano, asombra a aquellos que no saben que Washington fue tan masón como su rival Jefferson.

Si hablamos del poder efectivo, debemos mencionar a los Rockefeller y –más importantes aún– a los Rothschild. En sucesión ascendente siguen los Bilderberger, un club formado en mayo de 1954 e integrado por los 500 hombres y organizaciones más ricas e influyentes del mundo, que se propone la instauración del «Nuevo Orden Mundial».

Más arriba está el «Consejo de los 33», los 33 más altos masones iniciados del mundo. Por encima de ellos, el «Gran Consejo de los 13», 13 Grandes Druidas, por encima de los cuales aún actúa «El Tribunal» y, finalmente, el inmencionable nombre de grado 72 de los cabalistas, que –dicho sea de paso– también significa «Iluminado». Para los Iluminados, Lucifer es Dios, y Jesús es el imitador. De la misma forma que para los cristianos Satanás es el imitador de Jesús.

CUANDO SE APAGUEN LAS LUCES DE NEW YORK

El 1 de agosto de 1972, después del aquelarre, es decir, el «sábado de las brujas», Philip von Rothschild anunció ante el «Consejo de los 13» en el Casino Building de San Antonio, la planificación de la Historia a partir de 1980. Las indicaciones son muy concretas: «Cuando veáis apagarse las luces de New York, sabréis que nuestro objetivo se ha conseguido.» Hay que saber interpretar la frase. Elija cada cual, si es que tiene opción a ello, si es éste u otro su propio objetivo.

Para quienes gusten de navegar por Internet, podrán encontrar éste y otros documentos en www.personal3.iddeo.es/afk . Recordemos que no mucho después de haber escrito estas –y otras mucho más complejas– líneas, Faber-Kaiser moría en circunstancias sospechosas.


MK

Anónimo dijo...

Nuevo Orden por los Siglos:

* una sola religión mundial
* un solo sistema económico mundial
* una sola cultura mundial
* un solo gobierno mundial

De esto hablo. Y Marx forma parte del tinglado.

Lo explico:

-Religión de la secta luciferina (mezcla de todas las religiones, para acabar, en el fondo, con toda religión: New Age). Autodivinización del hombre: la gran ofensa luciferina.

-Sistema económico de mercado libre

-Cultura única (enemiga de toda particularidad local)de la que no puedes discrepar.

-Un sólo gobierno: Nuevo Orden por los Siglos.


Tesis: Capitalismo.

Antítesis: Comunismo

Síntesis: Fascismo

Las tres son probadas a nivel micro, en un territorio determinado (la secta siempre prueba a escala local, lo que después desea imponer a escala mundial).

El Nuevo Orden Mundial que diseñan para todos nosotros, es ultrafascista:

Lo peor del capitalismo, lo peor del comunismo, y lo peor de las sectas luciferinas "iluministas-illuminati".

MK

Anónimo dijo...

El 1 de Mayo: tras la noche de Walpurgis.

Insisto:

La idea del judío alemán Adam Weishaupt, que fundó la cúpula de Los Iluminados el 1 de mayo de 1776, era el camino a través de la anarquía. El que su fundación tuviese lugar el día siguiente de la noche de Walpurgis, y el hecho de que este día fuera consagrado mundialmente festivo –el 'Día del Trabajo'– aclara todavía más la estrecha relación que existe.

MK

Ciudadano en la Red dijo...

Sebas, le he respondido en el blog.

MK, cuando pasen las elecciones, creo que podremos tener una larga conversación sobre la Teoría de la Conspiración. Es un tema muy interesante, y en cierta forma, más allá de la verdad de sus hallazgos, nos deja el mensaje cierto que buena parte de lo que ocurre en política se oculta a los ciudadanos, esa falta de transparencia es absoluta, cuando se habla de los "pecados" de nuestros políticos.

En nuestro país, lo ocurrido con el GAL es una buena prueba de ocultación, pero no la única

Un saludo

Erasmo

Anónimo dijo...

pero señores, a estas alturas historicas ponerse a discutir de marxismo... ¿y el sexo de los angeles, para cuando?

por lo de la conspiranoia (que no ocultacion de los hechos) mirense videos, siempre es divertido y relajante.

por ejemplo:
www.youtube.com/watch?v=dwKcjRD1DNE

o lean todo -pero que todo, eh- lo que escribe sobre el tema el señor david ickes.

y escojan su universo.


berenger

Anónimo dijo...

Pero este tio, Icke, habla de conspiraciones de lagartos!!!

Se trata de pasar de vueltas las teorías de la conspiración para desacreditarlas.

Es de muy mal gusto que cites a este impresentable, Berenger, de muy mal gusto...

Si crees que llevar el tema hacia la broma, el escarnio y la befa es que no has entendido nada.

Yo te he dado datos. Refútalos si puedes.

pd: No voten a ZP. No queremos más al presidente español MASÓN.

No voten masones. Sean españoles, coño ya!!!

MK

Anónimo dijo...

Ah, es verdad... me olvidaba de que Berenger es guiri. No le puedo decir a él: sean españoles.

Pueees... á él le diré otra cosa:

Sigue sin votar.

MK

Anónimo dijo...

¡plijajajaja!

...ing.


berenger

(bueno, para ahorrar aun mas, a partir de ahora ya ni firmare el pling para el submarino enfermo (al que NO iba dirigida mi aportacion). se merece tantos plings.)

Anónimo dijo...

No se te entiende. Pero claro, no eres Español. Lógico.

Qué lástima, b.

¿No te da pena no ser Español?

Yo no lo podría soportar.

MK

Anónimo dijo...

plinggg.

Sebastián, dijo...

El eslabón más débil.

Las revoluciones son procesos inevitables e involuntarios, no obedecen a nadie; se pueden prever pero no impedir, como un tsunami al que se ve venir. Las revoluciones se producen porque una sociedad dada no puede soportar las tensiones que brotan de su seno, -además de aguantar más de lo “recomendable”- y entonces saltan al vacío. Pero vacío no es tal vació nada más que para sus habitantes tomados de uno en uno, pues para la revolución es un recambio en el puesto de mando social, que arrastra en su “programa” un recambio político y que debe incluir también la creación de un nuevo Estado en manos de los nuevos amos, misión última y destino ineludible de una verdadera revolución.

Las tensiones se producen en todo el planeta en tanto que partes interrelacionadas y dependientes, tributarias-beneficiarias del mismo sistema político-histórico-social: el capitalismo en la actualidad. El mencionado sistema ya propició otras revoluciones en sus ascenso al dominio mundial civilizatorio entonces, pero en su decadencia provocó una revolución en Rusia 1917 cuando las tensiones mundiales alcanzaron cierto nivel por el salto cualitativo de la primera guerra mundial, fundiendo el fusible ruso a la sazón “el eslabón más débil de la cadena”, según expresión que ha pasado a la historia.

El capitalismo mundial está en un proceso de aguda crisis y es incapaz de garantizar a la humanidad, estabilidad, seguridad, supervivencia y dignidad humana, además de ponerla en grave peligro de guerras, hambrunas, enfermedades, epidemias; en suma, el capitalismo es incapaz de evitarnos volver a la barbarie, es este sistema el que nos retrotrae a ella. De hecho se empieza a insinuar en las naciones y sus sociedades un anticipo de lo que puede venir.

España está en primera escena mundial de este dantesco espectáculo; es aquí donde la humanidad va a verse en un espejo, es aquí donde empezará una batalla épica sin parangón conocido, y es aquí donde esa humanidad podrá tomar ejemplo de nuestros derroteros inexorablemente defensores y mantenedores de la civilización humana.

Si el capitalismo es un sistema sin salida, si los políticos son rehenes de los grupos dominadores mundiales, si las desgracias que nos acechan son inevitables, también existe un luminoso horizonte imaginado y teorizado por los ciudadanos españoles que pueden y deben deshacerse cuanto antes de sus cadenas materiales y mentales. (Como ejemplo sólo basta imaginar una huelga de transsportistas, para inducir un caos social, por no hablar de escasez alimenticia tan posible con una pizca de “mala suerte” o “casualidad”), Son esos ciudadanos producidos por la civilización y nuestra propia historia los que dominan social y técnicamente la sociedad, quienes la sostienen con sus cabezas, brazos, nervios y sudor, son ellos los que la hacen funcionar, las que viven en y de ella, y los que quieren seguir haciéndolo por el bien de sus propios hijos y de futuras generaciones. Sólo hay que desposeer de su poder a los actuales poseedores, a aquellos que nutriéndose de nuestro esfuerzo despilfarran inútilmente los recursos comunes. O mucho peor: ponen en peligro nuestra existencia social e individual.

(El jefe de una constructora en crisis ha dicho hoy que le da igual si la empresa se la queda Francia o España, que todavía no sabe si es “consolidado” o “consolidante” refiriéndose a si se la queda Francia o permanece bajo control español. Está claro que los grupos sólo persiguen acumular capital, lo demás no les importa nada aunque sea vender una nación por trozos. Pero a los ciudadanos les preocupa todo menos el interés de los capitalistas; precisamente sus propios intereses.)


España tiene la oportunidad de convertirse en la mayor democracia que el mundo haya conocido, mucho más allá de lo que nos podamos imaginar. Las libertades, los derechos, las oportunidades de cada individuo, serán las más altas conocidas en la historia, simplemente por el hecho de que la mayoría social será la que disponga del poder político que supone todo poder: el mediático, el educativo, el sanitario, etc; será esa sociedad la que hará funcionar su convivencia desde todos los puntos de vista mucho mejor lo que lo hace ahora, sin nadie que le mande e imposibilitando toda política que favorezca a grupos capitalistas. Y eso sólo se puede conseguir con la total democracia social, sin cortapisas ni intermediarios, sin restricciones de ninguna clase para la mayoría y con una férrea dictadura contra la minoría explotadora. Es el triunfo del pueblo, es la soberanía nacional hecha carne, es el sueño de los utópicos; y todo puede realizarse en nuestro suelo porque la historia nos ha ofrecido la ocasión. ¡Quién lo iba a decir!


(Erasmo, me da exactamente igual que me da lo mismo que tanto Ud. como el genial difunto Marx, esté o estuviera de acuerdo o no con lo escrito. Así es la “cosa”, el nombre con el “ismo” se lo pone Ud. que es tan culto y reflexiona tanto.)

Un saludo.

Ciudadano en la Red dijo...

Sebas,

Lamento decepcionarle, el 9 de marzo la gente acudirá a votar, no a hacer la revolución.

Usted considera que el capitalismo es la esencia del mal, y el socialismo la esencia del bien.

No estoy de acuerdo.

No es la acumulación de capital la que genera el malestar, sin capital acumulado Zapatero no podría repartir 400 euros a los españoles, jejeje.

El capitalismo es el sistema económico que ha demostrado capacidad para generar riqueza, y con eso es suficiente. No ha fallado el mercado en su propósito.

El socialismo ha ofrecido la redistribuciónd de esa riqueza de una forma justa, y ha fracasado, y vuelvo a insistirle que no por los elementos de la ideología, sino por qué los socialistas han fracasado, convirtiéndose en lo que denostan, en una nueva burguesía roja.

No creo que haya revolución, y mucho menos en la hedonista España, de la baja productividad y la dependencia. Quienes tendrían que levantarse no lo harán, porque viven en la ilusión y el optimismo, pensando que les conceden mucho más de lo que se merecen.

No hay esa clase social única que se levante, el pluralismo social, el individualismo liberal, han acabado con las posibilidades de un proyecto marxista.

Tengo más confianza en la transversalidad, los ciudadanos españoles nunca nos movilizaremos hacia el radicalismo, aunque si podríamos hacerlo hacia la moderación. El problema vuelve a ser de la izquierda, incapaz de abandonar el grupo, la tribu, el proyecto propio. Ser de izquierdas es ser parte de algo, ser liberal es ser todo en cada unidad.

El problema para un acuerdo entre socialismo democrático y liberalismo político es precisamente de desconfianza, de miedo, solo se resolverá cuando nos dé más miedo lo que puede ocurrir si no se hace esa unión, porque es la única que puede detener la confrontación permanente en España.

Pero ahora no toca, será para las elecciones europeas de 2009

Un placer debatir con usted

Saludos Liberales

Erasmo

Sebástian dijo...

"Sebas,

Lamento decepcionarle, el 9 de marzo la gente acudirá a votar, no a hacer la revolución."


Vaya Erasmo es Ud. sorprendente, además de sus cualidades conocidas nos añade la del telescopio temporal. Va Ud. para artista sin duda.

"Usted considera que el capitalismo es la esencia del mal, y el socialismo la esencia del bien."

Aparte del viejo truco de poner en “labios” de los demás cosas que no han dicho para así zumbarle bien con eso conocido por “demagogia”, Ud. sigue aumentando su caudal de cultura y eclecticismo, “imbricando” ahora el “bien” o “mal” con la política. Esto se está poniendo de moda, no se si conoce que los zaparrastrosos C’s se dedican a meter la política por los genitales, en una especie de “a la política por el sexo”, como se puede leer en la prensa.

Además, con tanta exuberancia fruto de sus “profundas reflexiones”, está dando una brillante idea a los capitalistas, pues seguro que a alguien se le ocurre vender perfume de “capitalismo” o “socialismo”, según sea la preferencia ideológica del cliente. Sublime.




"No estoy de acuerdo.

No es la acumulación de capital la que genera el malestar, sin capital acumulado Zapatero no podría repartir 400 euros a los españoles, jejeje."



Aquí como en general le pasa con el dichoso marxismo, muestra otra vez su desconocimiento inherente; capital no es dinero, como precio no es valor. Pero esto lo dejamos para otro curso si es que aprueba el actual, aunque con lo cabezota que es lo tenemos mal. De todas formas debo decirle -para que luego no me pida argumentos que no tiene en cuenta-, que el dinero sólo alcanza la condición de capital cuando es capaz de producir plusvalía, cosa que de que carece cualquier numerario no destinado a inversiones “productivas”, como pueden ser esos 400 euros cuyo destino es el consumo y no la inversión dirigida a la producción de mercancías.

"El capitalismo es el sistema económico que ha demostrado capacidad para generar riqueza, y con eso es suficiente. No ha fallado el mercado en su propósito."


Si la humanidad no hubiera encontrado en cada sistema productivo una mayor capacidad para generar riqueza entendida como capacidad de producción y consumo social, estaríamos en las cavernas. De lo cual no se desprende que el capitalismo sea el último modo productivo que conozcan los hombres, ni tampoco, mucho menos, que el sistema en su conjunto no presente un real y visible peligro para el conjunto humano, a pesar de su insuperable, por el momento, e impresionante desarrollo de las fuerzas productivas y abundancia de mercancías; justamente es el estrangulamiento entre producción y consumo, ese “cuando la razón se torna en sinrazón y la abundancia en plaga” que explicaron los utópicos del XIX, es una buena descripción de nuestro mundo actual donde la “garantía” superproductora de mercancías no asegura a los seres humanos la supervivencia general porque su distribución o reparto está amordazado por un sistema que procura en exclusiva los intereses de una minoría insignificante.

Se puede añadir todavía que el hecho de que el fuego sea un bien, no presupone que lo sea en absoluto ni en cualquier condición, pues sacado de tesitura favorable puede contraer mucho daño. Y aún le diré más, podría asombrarse de que el Marx alaba al capitalismo en el aspecto que nombra, llegando incluso a aplaudir el advenimiento de la burguesía allí donde el feudalismo resistía su inevitable venida. Por no mentarle la glosa que hace de la Constitución de Cádiz, a la que señala facetas más avanzadas en su momento histórico.


"El socialismo ha ofrecido la redistribuciónd de esa riqueza de una forma justa, y ha fracasado, y vuelvo a insistirle que no por los elementos de la ideología, sino por qué los socialistas han fracasado, convirtiéndose en lo que denostan, en una nueva burguesía roja."

El socialismo todavía no ha existido en ninguna parte que yo sepa, si es que alguna vez tiene que existir. Lo que se conoce como socialismo “científico” no tiene absolutamente nada que ver con lo que ha visto hasta ahora la humanidad. Pero esto es de tercer curso habiendo aprobado los anteriores.

"No creo que haya revolución, y mucho menos en la hedonista España, de la baja productividad y la dependencia. Quienes tendrían que levantarse no lo harán, porque viven en la ilusión y el optimismo, pensando que les conceden mucho más de lo que se merecen."

Yo lo que no creo es que no haya revolución disponiendo de todos los elementos históricos para ello, dándose además los requisitos materiales y espirituales y fijándose en anteriores procesos que presentaban aproximadamente ese “conformismo social” hasta que por arte de “birbiloque” la gente toma “el cielo por asalto”. En este punto hay que pasar el debate a las bolas de cristal particulares, y que ellas se entiendan con sus cosas.

"No hay esa clase social única que se levante, el pluralismo social, el individualismo liberal, han acabado con las posibilidades de un proyecto marxista."


Esto de las “clases” es una de las asignaturas que más le cuesta a Ud., no en vano es difícil, pero nada comparado con otra de sus enormes lagunas como eso del “proyecto marxista”. ¿Dónde ha comprado esa mercancía averiada?. ¿Dónde la venden?. Erasmo, sea Ud. serio hombre, si está en duda su concepto de “marxismo” no me venga encima con un “proyecto de eso” sin elucidar lo primero. Hay que ir por partes, como Jack.

"Tengo más confianza en la transversalidad, los ciudadanos españoles nunca nos movilizaremos hacia el radicalismo, aunque si podríamos hacerlo hacia la moderación. El problema vuelve a ser de la izquierda, incapaz de abandonar el grupo, la tribu, el
proyecto propio. Ser de izquierdas es ser parte de algo, ser liberal es ser todo en cada unidad."

Si se fija sólo en su “confianza” pobre recurso encuentra para debatir. Es más fiable fijarse en lo que ha ocurrido en ocasiones análogas, y sin ir más lejos de este lugar hace 200 años pasó “algo” con los españoles que todavía algunos “pensadores” actuales no aciertan a comprenderlo en toda su dimensión histórica. Su fijación con la “izqquierda” o su filio-fobias particulares son muy comunes,vigentes por poco tiempo ya y decrecientes vertiginosamente, pero hace unos años ya dijimos que así no iríamos a ninguna parte porque esos elementos de juicio ya no nos sirven para andar por casa. ¿O es que no ve que todo aquello que se presenta de “izquierdas” o “derechas” no sirve ni para dar tabaco ya.? Hay que reciclarse, no hay más remedio y además “sin querer” los españoles lo están haciendo desde hace tiempo.

Si las revoluciones existen es precisamente porque la sociedad no puede cambiar de “piel” como lo hace una serpiente, aguanta lo indecible hasta que las condiciones materiales imposibilitan seguir su desarrollo “normal”; exactamente una buena panorámica de la situación española hoy en día.

"El problema para un acuerdo entre socialismo democrático y liberalismo político es precisamente de desconfianza, de miedo, solo se resolverá cuando nos dé más miedo lo que puede ocurrir si no se hace esa unión, porque es la única que puede detener la confrontación permanente en España.

Pero ahora no toca, será para las elecciones europeas de 2009

Un placer debatir con usted

Saludos Liberales

Erasmo"

Por si le sirve de algo le confieso admiración en muchos de sus escritos cuando los comparto, pero no allí donde no se aclara como ya sabe.

Saludos.

Ciudadano en la Red dijo...

Jejeje, ahora lo comprendo todo, lo que tengo que hacer es consultar mi bola de cristal particular, jejeje. Pues tengo un amigo que es un aficionado furibundo al tema de la profecía bolera.

Otro elemento para la reflexión que me pueda llevar de la sospecha al conocimiento.

Un cordial saludo

Erasmo

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...