desde 2.006 en Internet

viernes, 30 de mayo de 2014

Carta de un liberal a Pablo Iglesias



"La mayor amenaza a nuestra democracia no viene de aquellos que abiertamente se oponen a nosotros, sino de aquellos que lo hacen en silencio junto a nosotros." Thomas Paine

Pues ya ves cómo están las cosas, no han pasado tres días desde que le partiste la cara a la casta con la izquierda y cinco puñetazos europeos y ya te has convertido en el chivo expiatorio de todos los problemas de este país. Sabrás, Pablo, que el poder en España es un coto cerrado de la casta desde hace siglos, que en este país todos los intentos de derrocar el régimen que se ríe de los ciudadanos desde el poder han resultado baldíos, fundamentalmente desde 1812 cuando unos cuantos liberales se empeñaron en crear una nación soberana que desplazara para siempre el poder absoluto del monarca. Algo que aquel felón que era Fernando VII no aceptó amablemente, a pesar de haber vendido su alma a Napoleón, rogándole que lo adoptara, traicionando a los españoles, mientras los españoles se dejaban las vidas por defender a su patria y su orden, ante los invasores. Desde Felipe V hasta Juan Carlos I, con la excepción de Carlos III, no ha habido un Borbón del que los españoles nos podamos sentir orgullosos.

Para que tuviéramos una Constitución legítima pasaron ocho años todavía, hasta que en 1820, otro liberal, el General Riego decidió lanzar su proclama desde Cabezas de San Juan, negándose a partir con sus tropas para defender las tierras hispanas de América, lo que trajo como consecuencia que el Rey sancionara “La Pepa” y los españoles fuéramos definitivamente súbditos de nosotros mismos y al mismo tiempo, que las colonias americanas se rebelaran y declararan independientes, muchas de ellas gracias a los liberales que habitaban aquellas tierras. No duró mucho la alegría, porque en 1823, el pueblo que aclamó a Riego por imponer  Fernando VII la Constitución de 1812, venía a ser el mismo que aclamaba a Fernando VII por ahorcar a Riego en la Plaza de la Cebada de Madrid el 7 de noviembre de 1823. Luego vino un nuevo ejército invasor, formado por las potencias europeas, los cien mil hijos de San Luis, y le devolvieron al Rey el poder absoluto, para que se pasara la década ominosa cargándose a los liberales que habían hecho posible nuestra primera Constitución.

Desde entonces ocurrieron muchas cosas, pero siempre han sido una réplica de aquella década ominosa, las formas de suplantar la voluntad popular han sido numerosas, no hay nación en el mundo que haya tenido más de un golpe de Estado por año de media durante los dos últimos siglos, que haya visto pactos entre las facciones que detentan el poder, desde los Pactos del Pardo y el turnismo, hasta los actuales intentos de congregación que buscan grandes coaliciones entre los partidos que han gobernado este país durante los últimos 30 años; no hay país que haya tenido dos repúblicas, para regresar a la monarquía; que haya importado reyes  y que haya establecido dictaduras apoyadas por los partidos "democráticos" que detentaban el poder, la de Primo de Rivera por el PSOE y la de Franco con la Falange. Guerras numerosas, siempre dinásticas; los problemas del nacionalismo provienen de los conflictos de los Borbones por aferrarse al poder, contra la ley y no de las diferencias entre los españoles. Esto es algo que nunca nos contarán los nacionalistas, lo de Cataluña fue una lucha entre los Borbones y los Austrias, lo del País Vasco, entre los propios Borbones, la guerra civil una consecuencia de la dictadura de Primo de Rivera, que trajo como consecuencia la segunda república y que a su vez fue la razón que provocó la dictadura de Franco, hasta que Juan Carlos I, nuestro actual monarca se convirtió en su legítimo heredero y sucesor. Si te das cuenta los graves conflictos que han asolado a este pueblo siempre se han urdido desde el poder, por alguna facción que decidía perpetuarse contra la ley.

Te recuerdo la historia de este país, a grandes trazos, para que te des cuenta donde te has metido y lo difícil que es enfrentarse al poder en España, pues siempre ha estado en pocas manos, que han utilizado la democracia para imponer su voluntad cuando alcanzan el poder, para obligarnos a vivir en un conflicto irresoluble, porque la casta de este país vive magníficamente de crear problemas, no de buscar soluciones, de hacer lo contrario de lo que aconsejaría el sentido común y de oprimir y expoliar a los españoles sin interrupción, además de enfrentarnos de forma permanente. En realidad, la mayoría de los problemas que tenemos en este país provienen de los errores y las insidias de los que se acantonan en el poder con vocación de perpetuidad. Fíjate en la edad de los principales mandatarios de los partidos políticos españoles y los escasos jóvenes que tienen presencia en la política española. Por eso tu caso alcanza rango de extraordinaria proeza.

Aunque no comparto para nada tus propuestas bolivarianas para resolver los problemas de este país, que sólo los complicarían aún más, puedo decirte que tampoco comparto las acciones gubernamentales que los principales partidos corruptos de este país nos ofrecen desde los sucesivos gobiernos, interpretando la democracia desde el despotismo, es decir, la voluntad autoritaria de los usurpadores de la democracia. Creo que la libertad de los españoles corre tanto peligro con las cosas que se hacen desde el poder como desde las alternativas que se ofrecen desde los extremos radicales. Aunque no comparto el acoso que se está ejerciendo desde los medios y el poder sobre ti, para convertirte en el chivo expiatorio con efigie de diablo con coleta que viene a destrozar el mundo feliz que vivimos en este país, más que nada porque los ciudadanos de este país estamos hartos de los que mandan, por eso los principales partidos políticos se han dejado más de 5 millones de votos en estas elecciones en relación a las del 2009. Creo que algunos te están devolviendo la jugada, llegaste trepando por los medios y los medios te harán pagar el peaje que en su día te regalaron, porque esperaban que provocaras, no que obtuvieras cinco diputados europeos. Les ha salido mal la jugada y ahora se cobran los réditos. 

Quizás no te parezca bien a ti y a tus seguidores lo que voy a decir, pero tu aparición en escena, se debe más al descrédito de los que detentan el poder que a la atracción o afinidad por tus propuestas políticas. Sin los 18 millones de españoles que no hemos acudido a las urnas, tu presencia en el Parlamento Europeo, así como la de otras formaciones minoritarias, habría sido imposible, y a esos 18 millones de españoles no les convencieron ni las propuestas de los partidos que conforman la casta, ni las tuyas, porque no acudieron a votar. Cuando hay abstención, las opciones radicales tienen oportunidad de aparecer en escena, pero eso no quiere decir que la  mayoría de los españoles se hayan radicalizado, porque la mayoría silenciada y silenciosa de la abstención, precisamente ha abandonado su derecho a votar, dejando que todos los partidos políticos de este país sólo representen en realidad a un 42 % de los españoles que votaron por alguna opción política de las que se presentaban, es bueno recordar que el 58 % decidieron no votar por ninguna, porque posiblemente, ninguna les representa.

Lo que está claro es que con tu partido de diseño, acaparador, mediático, internáutico y espontáneo, le habéis dado un buen sustos a la casta y la habéis llevado al siglo XXI, y cambiado para siempre la forma de hacer campañas electorales en este país. Que el PSOE y el PP hayan perdido un 40 % de sus apoyos, 2,5 millones de votos cada uno, quedándose con una representatividad de poco más del 21 % del electorado entre ambos da para reflexionar ante próximas convocatorias electorales, en el PSOE ha dimitido su Secretario General, abriendo un conflicto en su partido de proporciones desconocidas y en el PP se ha comenzado a cuestionar la política de Arriola por primera vez en 30 años. 

Si me admites un consejo, tal como está la fortaleza del poder de destrozada tras estas elecciones sería buen momento para lanzar unos cuantos cañonazos de aviso en el asedio, y por supuesto aparcar los presupuestos ideológicos por el momento, buscando la unidad popular antes que la unidad de la izquierda, pero no restringida a las propuestas bolivarianas de tu programa, al fin y al cabo cuentas tan solo con 1,3 millones de seguidores luchando contra la casta, que debería ser el principal objetivo a derrocar, pero si abandonas provisionalmente tus propuestas más extremas y radicales, que no convencen a la mayoría de los españoles y levantas la bandera de la indignación cívica contra la política despótica, te aseguro que tendrías a millones de españoles detrás de ti para acabar con la casta corrupta que dice representarnos. 

No seas Quijote, no trates de derribar a los gigantes que nos muelen cada día, denuncia el sistema corrupto sin descanso desde la democracia y la libertad contra el despotismo que nos gobierna, que ya se verá después quien deciden los ciudadanos que debe asumir las riendas del poder en las urnas, hazle un guiño a los desencantados, sigue defendiendo aquello que crees, pero no utilices tus creencias para derribar a la casta, porque precisamente les estás haciendo un favor, al presentarte o dejar que te presenten como alternativa con un programa bolivariano, con esos sólo podrás llegar a representar a la izquierda si te sale bien, pero no servirá de nada, porque toda la izquierda se agregará contra ti para defender sus cotas de poder y la derecha te utilizará como el malvado totalitario que trata de someter a los españoles a un régimen similar al cubano, al venezolano o al norcoreano. No es el capitalismo el enemigo prioritario a derribar (algo que no vas a conseguir por mucho que te empeñes), sino la corrupción y el despotismo de la casta que gobierna en este país y nos representa, aprovechando la democracia, para imponer sus decisiones, que ofenden al sentido común en numerosas ocasiones.

La fortuna sonríe a los valientes,  pero sólo cuando se enfrentan a sus demonios particulares y los superan; no le des la espalda a la razón, la libertad y la democracia, porque la razón, la libertad y la democracia y aquellos que creemos en ellas, y que somos la inmensa mayoría, te daremos la espalda a ti. La historia de España no se escribe en la tapa de un yogur caducado, es bueno recordarlo y no olvidar que antes que tú, hubo muchos españoles que se dejaron su vida por traer la libertad a este país y nadie está dispuesto a renunciar a ella, tal vez esa sea la esencia auténtica de ser español: la voluntad de rebelarnos contra aquellos que tratan de imponernos sus creencias.

 Enrique Suárez

5 comentarios:

fractalio dijo...

La corrupción y el despotismo de la casta en este país y en el resto de países, no es más que el escudo con el que se cubre el enemigo auténtico, y el pago por los servicios prestados por legislar y juzgar siempre a su favor. Y ese enemigo auténtico es el capitalismo multinacional salvaje. Sólo hay una manera de derribarlo, y es muy, pero que muy sencilla: cortarles el suministro. Y eso no es cuestión ni de partidos políticos ni de ideologías, ni de escaños, sino de sentido común individual y sin intermediarios.

Anónimo dijo...

Sombrerazo. Chapeau por la forma en que expones tus razones, y por el fondo que les da soporte. Magnífico ejercicio de retórica cargada de argumentos. Real como la historia de nuestra patria. Más contenido en estas líneas que en cualquier programa consensuado por los afiliados a un partido 'de los del 77 a aquí. Enhorabuena, Enrique. Da gusto vislumbrar sentido común en estos tiempos convulsos

Mortal Contribuyente dijo...

Enrique, si creo si sabe donde se ha metido y el porque, ¿o quienes le han metido y el porque?, y los que aparecen solos no están, ¿quién hay detrás?, pero a lo que voy social y económicamente tiene más de un disparate es evidente, pero también tiene cosas acertadas, por ejemplo las eléctricas, no quiero profundizar más sobre ello, pero margen lo hay si las #CASTA quisiera, algo así como 300 mil MLL de € solo tres ejemplos la #CASTA y a fines nos cuesta 140 mil MLL, si las SICAV cotizaran al 22% y no el 1% nos supondría 22 mil MLL (que casualmente se han creado 70 nuevas de fondos extranjeros)y si hacemos caso de las denuncias de los técnicos de hacienda las empresas del IBEX, evaden 42 mil MLL (que además para acciones exteriores se financian de recursos públicos y o asegurados por CESCE, e interiores de concursos públicos) ya ves solo en estos tres conceptos tendríamos casi 200 mil MLL.
¿Y si disminuimos esos 450 mil chupópteros?
El caso es que si PODEMOS dijera que no hará un Estado "Bolivariano" tendría muchas más posibilidades, creo de todas formas que el ex Fiscal Villarejo, no estaría por ello y Anguita tampoco si finalmente se coaliciona.
En definitiva que desaparezca la #CASTA lo deseamos millones de españoles

Eduardo Díaz Coello dijo...

"No es el capitalismo el enemigo prioritario a derribar (algo que no vas a conseguir por mucho que te empeñes), sino la corrupción y el despotismo de la casta que gobierna en este país"

Aquí diste en el clavo. Muy buen artículo. Felicidades :)

Anónimo dijo...

Menudo AS se han sacado de la manga los de la Casta. Porque eso es, ni más menos, Pablo Pablito, Pablete. No le falta ni la coleta, un atrezzo perfecto. Y un decir, un verbo florido que recuerda a Pasionaria, a Pablo Iglesias Senior o a Castelar... Con su inigualable toque Bolivariano. Justo lo que hace falta para espantar al personal y que en los próximos comicios acudan como locos a votar a los salvadores de la Casta para que les salven del peligro Bolivariano o del Gulag prometido por Pablito, que desde luego ha "clavado un clavito" (no llega a pica en Fandes) pero ¿qué clavito ha clavado Pablito? Pues el que le han mandado que clave, el del miedo. O es que este señorito se pasea por todas las televisiones por sus propios méritos y carisma carismático. A otro perro con ese hueso.
Muy buen artíclo Sr. Suarez pero no toda la culpa es de la Casta pasada y presente, el pueblo español, con memoria de pez y estupidez en grado sumo tiene su culpa, su aquél. Y desde el felón Fernando VII que animaba al Corso desde Biarritz a que se ensañara con los españoles y les zurrara de lo lindo, a los españoles que se desangraban en la guerra de la Independecia. Los mismos españoles que después se enganchaban a su carroza sustituyendo a los caballos al grito de VIVAN LAS CAENAS. A cada cual lo suyo, celà va sans dire...

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...