desde 2.006 en Internet

lunes, 7 de enero de 2013

En las antípodas de la solución




El balance del primer año de Gobierno de Mariano Rajoy se puede resumir en una frase breve: la casta política ha sobrevivido arruinando a los españoles. Era previsible que aconteciera algo así, la relación de despropósitos coleccionados es la siguiente:

-         Durante este año la deuda pública, que se había elevado al doble durante la última legislatura de Zapatero –tierra quemada- se ha seguido incrementando, al menos en 120.000 millones de euros, sobrepasando los 800.000 millones de euros –el 80 % del PIB español-

-         El paro se ha seguido incrementando, en al menos 600.000 puestos de trabajo perdidos. La afiliación a la Seguridad Social indica que la población activa española ha descendido de los 16,5 millones de trabajadores. El desempleo joven en España posiblemente será el más elevado del mundo en 2013, tras haber sido el más elevado de Europa en 2012, junto con Grecia.

-         El déficit público no se ha reducido como estaba previsto, rondará el 7 %, muy lejos de las cifras que se habían propuesto.

-         El rescate bancario supone que los españoles tengan que pagar los errores de los políticos que dirigían las Cajas de Ahorros que se transformaron en bancos quebrados para ocultar lo ocurrido y toda su telaraña de corrupción.

-         Los españoles hemos perdido durante el pasado año un 20 % de recursos vía impuestos, recortes, tasas y descenso de sueldos. La Casta no ha perdido nada, al contrario, ha mantenido sus privilegios e incluso los ha incrementado.

-         A pesar de la ominosa corrupción política y económica en España que ha llegado a afectar al mismo ex presidente de la CEOE que hoy está en la cárcel, a la Junta de Andalucía, al exministro de Fomento, los políticos no han hecho acto de contrición ni enmienda sobre los desmanes que han cometido desde todas las ideologías y formaciones políticas.

-         España está en estanflación, encubierta desde hace años, con recesión más inflación, la economía española decrece a un ritmo del 3-4 % desde hace cuatro años y va a seguir estándolo en los próximos años, al menos hasta 2016.

-         Los empleados públicos en España, a pesar de la atormentada situación soportada por los trabajadores y parados, no han visto reducida su presencia en las administraciones públicas. Es fácil comprender que si los parados españoles son el 25 % de la población activa, no se puede entender como en los 3,2 millones de empleados públicos no haya ocurrido lo mismo, lo que llevaría a que ahora mismo tuviéramos 2,6 millones de empleados públicos, al contrario, desde hace diez años se siguen incrementando cada año los empleados públicos mientras los demás no dejan de descender.

-         Durante el último año se estima que un millón de inmigrantes y 400.000 autóctonos han abandonado el país en busca de trabajo, lo que quiere decir que si se hubieran quedado, el paro sería de más de 6 millones y rondaría el 30 % de la población activa.

-         El modelo político español de dominio establecido por la casta tanto desde el Parlamento como desde la calle, con la colaboración de los sindicatos y formaciones afines a la izquierda asegura y blinda el “establishment” existente para su perpetuación. Los talibanes de lo público han impuesto su sharia sindical para mantener sus privilegios, retrasando el futuro para seguir beneficiándose de los demás. La casta es la carcoma de nuestro pasado, presente y futuro. Una epidemia de parásitos que se ha apoderado de los recursos públicos para imponer su dominio.

-         Los medios de comunicación españoles, ejerciendo desde la censura y la propaganda tienen como única finalidad su negocio y supervivencia, aunque para ello tengan que decirnos que Mariano Rajoy es el mismo mesías llegado de los cielos. No hay crítica, no hay esfuerzo en averiguar qué es lo que está aconteciendo e informar sobre lo que ocurre a los españoles.

-         La justicia española, cada día más cara y politizada, ha terminado por transformarse en el brazo ejecutor del Estado contra el pueblo, alejándose de la defensa del pueblo contra el Estado, que debería ser su función, pues es el pueblo español quien les paga el sueldo para que sirvan a la justicia y no al poder político. El Fiscal General del Estado sigue ciego, sin ver la corrupción que todos los españoles contemplamos cada día.

-         En España no se ha hecho ninguna ley durante el pasado año que beneficie a los españoles, todas han sido en su perjuicio. El Parlamento se ha convertido en la fábrica de leyes para someter a los españoles al dominio del poder ejecutivo.

-         En cuanto a política autonómica, el esperpento catalán, con corruptos decidiendo el futuro de los catalanes,  y el delirio vasco, con terroristas decidiendo sobre el futuro de los vascos, junto a un Gobierno apestado de corrupción en Andalucía, al igual que en Valencia, son los ejemplos que nos puede ofrecer la fragmentación del Estado, que a las castas nacionales se suman las autonómicas y municipales.


Los españoles nos enfrentamos a un futuro desolador, no sólo por las circunstancias de ruina material y moral en la que nos encontramos, sino por qué hemos logrado tener en la representación pública a los peores políticos con las peores políticas y en las peores circunstancias, una auténtica kakistocracia, tanto en el gobierno como en la oposición.
Los españoles estamos condenados a seguir viviendo secuestrados por la casta  en el Síndrome de Casandra: saber lo que va a ocurrir en el futuro y no poder hacer nada para evitarlo. 

Este país no tiene solución, mientras no se lleve a cabo la disolución de la casta por las buenas o por las malas. Si no somos capaces de quitarnos de encima el dominio de la casta, España sucumbirá, no tengo la menor duda

Enrique Suárez

2 comentarios:

mortalcontribuyente dijo...

450.000 políticos y cargos, una reducción a 60 mil más que suficiente ahorro 22.500.000.000 dejar el uso u abuso de los PEG 14% del PIB 140.000.000.000, hacer caso a los inspectores de hacienda 28.000.000.000 hacer pagar un impuesto reducido al 22% a las SICAV 32.000.000.000 hacer pagar IBI a todas las exenciones 18.000.000.000 hacer devolver intereses al bancos y cajas (los préstamos se devuelven) 86.000.000.000 solo de intereses Si hay crisis y recortes sociales solo es por que la casta no tiene ni dignidad ni humanidad, y menos solidaridad

Anónimo dijo...

Hasta que no lleguemos al colapso total, y ya falta poco porque no hay pasta ni la habrá, esto no se soluciona. Tendremos que resurgir de nuestras cenizas como el ave fenix, sin polítcos, sin casta parasitaria y sin singing morning. Saldremos a flote de la limpieza de los establos de Augías, como Parsifales, puros y simples (pero no idiotas)

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...