desde 2.006 en Internet

martes, 1 de febrero de 2011

Francisco Álvarez Cascos, firma el epitafio de la partitocracia española


Hoy, 31 de enero de 2011 ha sido un día memorable para la política española, porque el político más completo del panorama español (el mejor discípulo de Jovellanos) ha decidido escribir el epitafio de la partitocracia española, al declarar que su nueva formación política: Foro Asturias, se ubica en la transversalidad política, ese nuevo paradigma ideológico que avanza por Europa con energía propia y que ya se ha afincado en los países más avanzados: Reino Unido, Alemania, Francia, Holanda o Italia.

La transversalidad política concluye con El Contrato Social de Rousseau sobre el que se han establecido los partidos políticos europeos tradicionales, para encarrilarse en la nueva realidad política europea que trasciende el cautiverio histórico que denunció Fukuyama, las geometrías sociales colectivistas y los localismos particularistas, tan gratos a los nacionalismos disgregadores.

Actualmente vivimos en una sociedad globalizada e interrelacionada de forma inmediata y masiva por las nuevas tecnologías, que requiere evolución de las relaciones entre políticos y ciudadanos. La representación política no puede restringirse en estos tiempos a la firma de un cheque en blanco cada cuatro años a los políticos designados por los partidos. Los ciudadanos requieren que la democracia se haga abierta y participativa y que la gestión de los recursos comunes sea transparente y rigurosa.

Se requiere una justicia independiente que controle al poder político, pero también que regule por ley los negocios de las grandes corporaciones económicas. El ser humano debe recobrar su identidad y abandonar definitivamente su indexización clientelar, pero también debe superar su estatus de mercancía laboral. Los seres humanos no somos clientes, usuarios, contribuyentes, consumidores, productores, o espectadores pasivos, somos seres humanos con criterio y capacidad de decisión que no debemos ser tutelados por los políticos como si fuéramos niños pequeños o ganado electoral.

Las ideologías políticas clásicas se han quedado anticuadas, ni el socialismo, ni el conservadurismo pueden resolver los problemas actuales y menos si viven eternamente en conflicto y crispación. La transversalidad política es una facción política, asentada sobre los ejes estructurales del liberalismo orientado al bienestar común, por la mejora de las condiciones individuales, que se opone a las ideologías doctrinarias, dogmáticas y sectarias, que representan esos dinosaurios mecánicos que son los partidos políticos convencionales.

Los partidos políticos convencionales han perdido su oportunidad de transformarse a demanda de las necesidades e intereses de los ciudadanos, para seguir ejerciendo el poder autoritario de una forma que recuerda a la del Antíguo Régimen, han preferido acantonarse en el poder engañando a sus electores, que transformarse en las herramientas requeridas a su servicio. Pagarán sus errores, más temprano que tarde.

Francisco Álvarez Cascos ha sabido adaptarse a los requerimientos políticos del presente al mismo tiempo que se ha orientado a la recuperación de lo valioso del pasado y lo deseado en el futuro. Una combinación de recursos inteligente para afrontar los graves problemas que asolan a la política, la economía y la cultura en Asturias. Si logra transmitir a los asturianos sus intenciones, sin duda está llamado a ser el próximo Presidente del Principado de Asturias, porque mientras su objetivo es llevar la comunidad asturiana al siglo XXI, el de sus rivales es mantenerla cautiva en el siglo XIX. Los asturianos sabremos decidir lo que nos conviene.

Enrique Suárez

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Se apuntan ustedes a lo que en inglés se llama "pipe dreams" tantas veces, desde CiuDADAnos pasando por Rosa y ahora cASCOs, que uno se pregunta si son realmente maricas.

Berenger

SixTarta dijo...

Algo así podría colegirse de Anónimo Berenger. Con lo que "le da por culo" este blog, y siempre vuelve a por más.

Ciudadano en la Red dijo...

Cuidado con el de la boina, que tiene larga experiencia en artillería, jajajajaja

"pipe dreams", exactamente, Berenger (o era berenger, ¡uf, que pereza!); estamos en Asturias, será normal que suenen sueños de gaita, acuérdese usted de Willian Wallace un pariente lejano de Cascos por parte de padre, y nosostros "pa ayudar" como la legión perdida...

De todas formas saludos, cada vez que nos aproximamos a algo que comienza a tener futuro, aparece usted de forma providencial para devolvernos al submundo político de Lovecraft

Miguel López Gaspar dijo...

Estoy hastiado de un país que se devora así mismo que ignora la Soberanía Ciudadana y Regala Patria; que ofende a los miembros de la hispanidad, no les reconoce y mal trata. Les Ruego con mis más Altos Respetos, atiendan mis demandas para asegurar la Felicidad del Estado y la paz entre nosotros que nunca podrán venir de la expropiación soberana ni del atropello administrativo.
Lo que establece la Corrupción del Estado es la Desubicación del Poder. Al secuestrar la soberanía ciudadana y llevarla al Parlamento, no sólo habéis sometido a los ciudadanos, únicos soberanos, sino que habéis encendido el conflicto civil entre los distintos receptáculos de poder, los partidos políticos.
Lo que se pide muy encarecidamente en Málaga a 250111
Fdo: Miguel López Gaspar
No se Respetan mis Derechos Soberanos. El Parlamento Secuestra mi Soberanía. El Poder está desubicado. Liquidan la Copropiedad territorial de los españoles. Terceros se enriquecen de la explotaciones de los Recursos del Estado mientras 4 millones des disminuidos, 9 millones de pensionistas, 5 millones de parados y las Instituciones del Estado nos endeudan por décadas sacrificando el desarrollo del tejido industrial del Estado. Las ley de partidos no sólo corrompe a los gubernamentales sino que además impide la participación individual y libre en la gestión de las instituciones. Hemos de soportar una monarquía liquidadora del Estado que abandona españoles saharauis a su suerte; somete a la inmigración española en los territorios catalovascos a la inquisición de lenguas muertas, carentes de sentido en democracia; discrimina fiscalmente a unas comunidades con respecto a otras y sobre representas a unas sobre otras; somete al Estado a la servidumbre a Francia, Inglaterra y USA fuera de un trato paritario como procede entre socios; persiguen las iniciativas de pequeños partidos con sanciones administrativas, amenazas de prisión y bloqueo de los medios asfixiándolos hasta agotar sus muy limitados recursos; hacen leyes para monopolizar los medios de comunicación en lugar de permitir el libre acceso a ellos; no reconocen la Nación Hispana, no levantan Instituto para su conservación, defensa internacional de sus legítimos intereses: lengua, salud, territorios, alimentación, vivienda, educación...; en fin, UN DESASTRE DE PAÍS.
Pido, el Desarrollo Legal de la Soberanía Popular que necesariamente debe rezar en nosotros. Los ciudadanos con nombres y apellidos. Ese es el lugar correcto de la ubicación del Poder. El Representante es un funcionario político: la Guerra y la Paz, la Ley, Las instituciones Públicas y el Territorio es exclusiva competencia de los Soberanos ciudadanos, que deben poder participar y controlar la cosa común por simple acto de voluntad y sin más restricción que la regulatoria para el mejor tránsito de todos. El Parlamento debe hacer la ley pero abierto al Público que debe poder participar: proponer, rechazar... en libertad. Ninguna ley debe ser legislada contra derecho. El Senado debe ser el Órgano Tutelar de la República Soberana Ciudadana, para que ningún parlamento o poder político ni militar pueda Secuestrarla. Los senadores deben vela para que ningún proyecto de ley contra derecho salga adelante, y los que están en contradicción con la soberanía ciudadana sean suspendidos. Cualquier violación de los derechos de un ciudadano puedan ser denunciados ante el Senado y éste intervenga en la Restauración de los derechos violados. Las Comisiones Senatoriales deben velar el buen funcionamiento en todos los órdenes administrativos y en relaciones internacionales vigilando por la seguridad y defensa de los intereses del Estado. Los senadores no deben pertenecer a partido político u confesión religiosa, ni ser designados para el desempeño de su cargo por Autoridad alguna ajena al Senado; su accesos ha de ser, por el tiempo y en las condiciones que establezca la ley por concurso oposición libre e igual para todos.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...