desde 2.006 en Internet

domingo, 31 de octubre de 2010

La falacia del igualitarismo


Quizás el igualitarismo haya sido la doctrina moral más provechosa para las políticas de izquierdas, tanto como el amor fraterno para el cristianismo, o tal vez, la grandeza de Alá para los musulmanes. Ciertamente las creencias siguen tejiendo la urdimbre que permite la dominación de los seres humanos y su segregación en dos clases: los poderosos y los desposeídos.

El igualitarismo es una estrategia política urdida con la intención de recabar apoyos en la democracia de masas entre los sectores menos cultos y más oprimidos. La demostración de que la búsqueda de la igualdad es una utopía irrealizable, es que nunca ha existido en este mundo, a pesar de que en su nombre se haya oprimido, despojado y aplastado a millones de ciudadanos desde el comunismo o el fascismo, pero en tono menor, como una lluvia fina que todo lo inunda, desde la socialdemocracia y las doctrinas conservadoras.

Hace unos meses escribí un artículo titulado: “igualitarismo no es igualdad”, hoy quiero avanzar aún más sobre lo escrito, a partir de las adquisiciones ideológica recogidas durante los últimos meses, fundamentalmente provenientes de pensadores liberales, pero también de socialistas utópicos y radicales.

Los liberales solo aceptamos una igualdad, la de todos ante la ley, mientras que los socialistas pretenden utilizar la ley para producir una supuesta igualdad y los conservadores para mantener una sutil desigualdad. Todo tiene que ver con las propiedades, no de los medios de producción como sugería Marx, sino de los recursos. Los conservadores heredan el trabajo acumulado de las generaciones anteriores y pretenden perpetuarlo con el trabajo ajeno, los socialdemócratas adquieren sus privilegios y propiedades del trabajo, y tienen la pretensión de mantener su adscripción reciente por medio del trabajo ajeno, de aquellos que les apoyan y esperan beneficios inmediatos.

La socialdemocracia produce desigualdad, como las doctrinas conservadoras tienden a mantenerla, porque ambas utilizan la coacción y el apoderamiento del Estado para desarrollar una supuesta justicia social, en beneficio, según indica su propaganda, de las clases más desposeídas para los socialdemócratas y de las menos privilegiadas por los conservadores.

Sin embargo lo único que pretenden ambas doctrinas es mantener el establishment y el status quo de los poderosos. Realmente los detentadotes del poder no cambian, siguen siendo los mismos, al igual que los desposeídos. En los últimos seis años ha crecido la pobreza en España con gobiernos socialistas, pero también la riqueza de los que más tienen, a los que se han añadido algunos socialistas como José Bono, entre otros muchos, mientras que la inmensa mayoría de los españoles hemos comprobado como nuestra calidad de vida se ha deteriorado y el Estado de Bienestar está comenzando a deteriorarse paulatinamente.

Los españoles somos iguales ante la ley, el artículo 14 de nuestra Constitución así lo indica, sin embargo hoy la desigualdad entre los españoles es mucho mayor, gracias a que el PSOE ha necesitado de los apoyos nacionalistas para seguir gobernando y el PP no ha sabido o no ha querido hacer una oposición rigurosa.

Así el igualitarismo permite que los funcionarios del Estado cobren cantidades que varían en un 50 % su sueldo si están en una comunidad autonómica o en otra, las mujeres siguen cobrando menos que los hombres por el mismo trabajo y se ha producido un desequilibrio insoportable entre los jóvenes que disfrutan de un 50 % de paro y los adultos que tienen que trabajar un 50 % más para ganar lo mismo. Hay instituciones en España que se han creado con el objetivo de imponer la desigualdad jurídica desde el Estado, como el instituto de la mujer o el fenecido ministerio de igualdad. Hay políticos sin formación que cobran de sueldo lo que en la administración pública se corresponde con funcionarios de carrera con seis trienios, que tuvieron que obtener su trabajo por oposición tras haber dedicado muchos años a la adquisición de conocimientos que les permitiera su acceso a la función pública. Hasta los más pobres son diferentes, ser pobre en una autonomía pequeña permite acceder a más ayudas que en una autonomía grande, y para colmo de los colmos, un factor de igualación como el idioma español ha sido excluido constitucionalmente de algunas comunidades autónomas con marchamo totalitario.

Pero quizás la mayor desigualdad es la que crea el Estado concediendo 426 euros como impuestos sociales negativos, a muchos que son improductivos (y piensan seguir siéndolo), mientras que hay ciudadanos en este país que para obtener poco más de sueldo tienen que dedicar muchas horas de trabajo y pagar impuestos para que sus colegas subsidiados puedan seguir disfrutando de la miseria organizada por el Estado, gracias a un Gobierno absolutamente incapacitado por los hechos.

Hay muchas otras desigualdades que se han producido en España durante los últimos seis años, para que vivamos en una sociedad menos equitativa y justa que antes de gobernar el PSOE, donde la injusticia y la inequidad se establece por ley. Pero el mayor problema que tenemos que afrontar los españoles es la descomunal deuda que hemos adquirido, que supera el 400 % entre la pública y la privada, el déficit galopante que traspasa el 12 % enjugado con subidas de impuestos y recortes sociales, condiciones que nos alejan del bienestar y abren un futuro muy negro para los españoles, de esta generación y las siguientes. Al final con el cuento del igualitarismo lo que hemos conseguido es convertirnos en un país atormentado por las deudas y la amenaza inmanente de ruina, donde el consumo no deja de reducirse, y la producción está absolutamente estancada, en una situación técnica de estanflación, disimulada y encubierta con las inversiones públicas más descerebradas.

Este panorama desolador tiene responsables, que son todos aquellos que han abogado desde la política por mantenerla y no enmendarla, y también por aquellos que debían haber frenado tanta estupidez y no han sabido hacerlo, habiendo fracasado ambos en su función pública de servicio a los ciudadanos. No sé ustedes, pero por mi parte creo que la afrenta violenta que nos han hecho los políticos no puede resolverse con un cambio de gobierno para que los que vengan sigan sin resolver las cosas, acusando a los que se vayan del estropicio, mientras siguen disfrutando de los mismos privilegios que sus predecesores.

Necesitamos hacer un cambio fundamental en España, los ciudadanos no podemos admitir bajo ningún concepto que los autores del descalabro (unos por sus excesos y otros por sus defectos) queden exentos de responsabilidad sencillamente con la celebración de elecciones y el cambio de collar. Es hora de exigir responsabilidades, no exclusivamente políticas, sino jurídicas, civiles y penales a los políticos españoles. Quien ha decidido desde la política algo que vulnere la Constitución Española debe responder por ello ante los tribunales, porque ha traicionado su mandato y ha vulnerado su promesa de cumplir y hacer cumplir la Constitución, porque a la larga la Constitución se ha convertido en un instrumento para someter a los ciudadanos y no para controlar a los políticos en sus excesos y defectos.

La mayor desigualdad que hay en España es entre ciudadanos y políticos, es hora de que exijamos a los políticos responsabilidades por haber incumplido el artículo 14 de la Constitución Española de 1978, que dice textualmente:
“Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”
Hasta que no logremos que los políticos sean iguales que los demás ciudadanos, viviremos en una tiranía, aunque sea por la defensa del igualitarismo o la justicia universal. Está claro que si hay igualdad ante la ley, no es necesario el igualitarismo, y si no la hay es que la Constitución Española no se está cumpliendo, que es un problema que requiere soluciones legales, y no políticas o morales.

Biante de Priena

15 comentarios:

fractalio dijo...

¿Cómo y ante quién exigimos responsabilidades legales cuando el poder judicial es el primero que está pringado en la corrupción, por estar sometido al legislativo y al ejecutivo?

Propongo una gran colecta para contratar a los mejores penalistas del mundo y empezar un gran macrojuicio. El dinero que ahí invirtiésemos, lo recuperaríamos con creces al cabo del tiempo, y sería bastante más útil para el ciudadano común que el invertido en esas “infraestructuras” que tanto les llenan la boca a los políticos y que sólo sirven para engordar las carteras de sus socio-colegas-amiguetes-jefes, los más ricos del país, por cierto, e inventores y promotores de toda la corrupción y podredumbre que padecemos.

Ciudadano en la Red dijo...

fractalio, cada día nos acercamos más a un objetivo: este país requiere intervención internacional para resolver los problemas que ha creado la política.

Tu propones contratar a los mejores penalistas del mundo, yo a los auditores públicos alemanes, suizos, y norteamericanos para realizar una Auditoría General Externa del Estado.
Creo que ambas medidas son convergentes. Invirtamos nuestro dinero en crear una gran asociación por la defensa de las Libertades Civiles en España, yo estoy en Movimiento Democrático que tiene como objetivo promover alternativas eficaces para cambiar este sistema político corrupto.

profesor jubilado dijo...

Estoy asombrado Enrique, apliquemos la Constitución en su Art.14: "Los españoles son iguales ante la Ley",pero ¿quien hace las leyes?, el poder Legislativo, ¿y quien forma el poder legislativo?, mayoritariamente el gobierno de turno y sus "socios" en el Parlamento. ¿Como entonces vamos a juzgar a nadie que efectivamente es respetuoso con "las leyes que ellos y sus "socios elaboran?.Esa es la trampa de la democracia, ¿pruebas?, mil, ¿por donde quieres que empecemos?, ¿Por las desigualdades del País Vasco?, ¿Por el uso exclusivo del catalán en todo el sistema educativo de los centros docentes de Cataluña? ¿Por la actuación parcial de los Tribunales de Justicia en multitud de conflictos civiles? ¿Por las medidas totalmente contradictorias que los alcaldes realizan comparativamente entre municipios incluso de una misma Comunidad? ¿Por la presión fiscal diferencial que se aplican a los ciudadanos según el lugar donde habites?. Creo que todos conocemos miles de estas situaciones, ¿pero como evitarlas?, ahí es donde yo concedería el NOBEL ESPECIAL DEL SIGLO al ilustre pensador que aportara la solución.
Tu mismo lo has dicho Enrique, desde que el mundo es mundo, el género humano siempre ha estado orquestado de la misma manera, los que ostentan el poder lo ejercen o bien con las armas o con el "truco" de aplicar la Ley que ellos mismos han confeccionado y aprobado.
Al actual sistema solo le veo una posible solución: Aplicar el sistema electoral de listas abiertas junto con una ley electoral que posibilite el mismo valor del voto a todos los ciudadanos sin depender del lugar donde se resida y sin Ley D'Hondt. Con esta aportación, tu adalid Cascos saldría victorioso en las elecciones de Asturias.
Paz y amor.

Ciudadano en la Red dijo...

Verás profe las listas abiertas solo son maquillaje para el sistema, al igual que las circunscripciones únicas. El sistema está tan corrupto que ya no admite soluciones internas, no va a renovarse a sí mismo, si precisamente lo que ha hecho durante los últimos 33 años ha sido blindarse y afianzarse en la tiranía.

Estoy con fractalio, necesitamos soluciones EXTERNAS, fuera de la política, bien de los ciudadanos o de otros países o instituciones internacionales.

El tema Cascos, que tanto te preocupa, nos demuestra incluso mejor que lo ocurrido en las primarias del PSOE de Madrid lo que ocurre en los partidos políticos. Si Cascos al final es candidato será por los apoyos de sus defensores, contra la dirección regional del partido y posiblemente a pesar de la dirección nacional del partido, que se está peinando en el asunto con calma sobreañadida.

No tengo ninguna confianza en que Tomás Gómez se aparte del canal establecido por el PSOE, pero si tengo confianza en que Cascos, al saberse candidato por sí mismo y los apoyos que ha recibido funcione como un parlamentario elegido democráticamente, que mayor lista abierta quieres que un candidato sea elegido por aclamación de la gente que le apoya, esto en realidad son unas primarias encubiertas.

Se juntan dos factores, uno el carácter de Cascos, otro su apoyo democrático, el partido popular tiene la última palabra a nivel nacional, pero no podrá decir que ha impuesto a Cascos como con el resto de los candidatos, sino que ha aceptado el clamor popular, es una decisión arriesgada, posiblemente me equivoque, pero está claro que Cascos + los ciudadanos que le apoyan, es mucho más democrático que lo que diga la dirección del partido, tanto la regional como la nacional.

De ahí mi apoyo a su candidatura, y además, creo que Cascos introducirá la REALIDAD que le falta en estos momentos a la POLÍTICA VIRTUAL DEL TALANTE Y EL PENSAMIENTO POLÍTICAMENTE CORRECTO QUE HA INTRODUCIDO ZAPATERO.

No entiendas que con mi apoyo a Cascos renuncia a mi voluntad de cambiar el sistema, es precisamente mi voluntad de cambiar el sistema la que me induce a apoyar a Cascos.

Ahora creo que lo comprenderás, al fin...

Saludos Liberales

La Gripe A y las farmarceuticas dijo...

El Ministerio de Sanidad expresó durante la pandemia del pasado año:

“Los mayores de 65 años sanos, hasta ahora, no han demostrado tener más probabilidad de sufrir complicaciones. Estudios realizados indican que tienen un cierto grado de protección probablemente por haber estado expuestos a virus de características similares anteriormente, no obstante, los expertos reevalúan diariamente las indicaciones para cada grupo de población ya que éstas pueden variara lo largo de la pandemia.”


ESTE AÑO no tenemos opción: nos obligan a vacunarnos de la gripe A

Va incluida en la estacional seas mayor de 65 años hasta bebes

Anónimo dijo...

La OMS declaró el fin de la pandemia de gripe A el 10 de Agosto de 2010, después de que el virus casi había desaparecido en los sistemas de detección de los países.

Diógenes de SÍnope dijo...

Profe, todos los que no entendéis una papa sobre sistemas electorales, os empecináis u os dejáis embaucar con la consigna del voto “igualitario”.

Para tu información y sin que sirva de precedente te diré, que lo que tú estas proponiendo es una circunscripción electoral única, pues es la única forma de que cualquier voto valga igual que otro en cualquier otro lugar en que se resida el elector y sin que medie la ley de H'Dont u otras. (Si con la cacareada “igualdad”, entendemos que se contabilicen porcentualmente igual todos los votos a un mismo candidato y que ello implique que al mismo porcentaje de votos obtenidos, le corresponden la misma cantidad de escaños)

Pero puesto que lo desconoces, te diré, que los sistemas electorales no son lineales, y lo que tú crees que es lo justo y por tanto lo mejor, resulta que introduce en cualquier sistema electoral, unos desequilibrios de justicia social, que para mi y en vista a la realidad social española, son sumamente graves, pues margina gravemente a las minorías en cualquier proceso electoral, y para mi las minorías son tan dignas de respeto y consideración política como la mayoría más mayoritaria. Resumiendo y para que os enteréis de una vez los legos en la materia, el sistema electoral que sugieres se debería implementar en nuestro país, significaría la cuadratura del circulo de los sistemas electorales, y además introduciría serios problemas de representación ciudadana.

fractalio dijo...

Biante, te lo aclararé, porque parece que me he explicado mal. Yo no estoy hablando de una intervención internacional, ya que considero que el sistema que padecemos es universal, y abomino de él.

Estoy de acuerdo con profesor jubilado, pues es cierto que los que hacen las leyes las hacen para ellos, y siempre a su favor, y en caso de que algo se les escape, ya tienen los mecanismos de presión a la justicia lo suficientemente engrasados como para que ésta no se atreva a “molestarles”.

Pero también es cierto que estos mamones que se lo guisan y se lo comen todo han ido evolucionando en sus niveles de torpeza y estulticia, habiendo alcanzado cotas inimaginables hace unas décadas.

Ahora ya son capaces de saltarse a la torera hasta las leyes que ellos mismos se hacen a su medida, y cada vez con mayor desfachatez. Hoy por hoy les queda todavía el recurso de los mecanismos de presión que antes mencionaba, pero creo que cualquiera que entienda de leyes, que pueda dedicarse de lleno, y que no se deje pringar, les llevaría muy fácilmente al trullo, y con un montón de cargos simultáneamente.

De ahí mi propuesta de contratación de los mejores especialistas internacionales, pensando en su mayor independencia y facilidad para escapar a esos mecanismos.

Y eso es compatible, por supuesto, con las auditorías que tú propones.

Lo que pasa es que diferimos en lo fundamental. Yo no creo suficiente con cambiar este sistema político corrupto. Lo que hay que cambiar es este sistema, porque lleva la corrupción implícita. Éste, o cualquiera que se le parezca, y que pretenda seguir operando desde la falacia del “libre mercado” y desde la gran mentira de “la oferta y la demanda”.

Jamás los mercados han estado tan dirigidos como ahora, con el “libre mercado”. Pero claro, dirigidos por las mafias. Lo mismo que los regímenes intervenidos por el estado.

O buscamos algo que difiera en todo de ambos sistemas, o lo llevamos crudo (bueno, lo llevarán crudo).

fractalio dijo...

El anterior comentario era mío, le dí al enter antes de poner el nick.

fractalio dijo...

Pues ha vuelto a desaparecer. Está claro que algo falla. A ver si a la tercera va la vencida:

Biante, te lo aclararé, porque parece que me he explicado mal. Yo no estoy hablando de una intervención internacional, ya que considero que el sistema que padecemos es universal, y abomino de él.

Estoy de acuerdo con profesor jubilado, pues es cierto que los que hacen las leyes las hacen para ellos, y siempre a su favor, y en caso de que algo se les escape, ya tienen los mecanismos de presión a la justicia lo suficientemente engrasados como para que ésta no se atreva a “molestarles”.

Pero también es cierto que estos mamones que se lo guisan y se lo comen todo han ido evolucionando en sus niveles de torpeza y estulticia, habiendo alcanzado cotas inimaginables hace unas décadas.

Ahora ya son capaces de saltarse a la torera hasta las leyes que ellos mismos se hacen a su medida, y cada vez con mayor desfachatez. Hoy por hoy les queda todavía el recurso de los mecanismos de presión que antes mencionaba, pero creo que cualquiera que entienda de leyes, que pueda dedicarse de lleno, y que no se deje pringar, les llevaría muy fácilmente al trullo, y con un montón de cargos simultáneamente.

De ahí mi propuesta de contratación de los mejores especialistas internacionales, pensando en su mayor independencia y facilidad para escapar a esos mecanismos.

Y eso es compatible, por supuesto, con las auditorías que tú propones.

Lo que pasa es que diferimos en lo fundamental. Yo no creo suficiente con cambiar este sistema político corrupto. Lo que hay que cambiar es este sistema, porque lleva la corrupción implícita. Éste, o cualquiera que se le parezca, y que pretenda seguir operando desde la falacia del “libre mercado” y desde la gran mentira de “la oferta y la demanda”.

Jamás los mercados han estado tan dirigidos como ahora, con el “libre mercado”. Pero claro, dirigidos por las mafias. Lo mismo que los regímenes intervenidos por el estado.

O buscamos algo que difiera en todo de ambos sistemas, o lo llevamos crudo (bueno, lo llevarán crudo).

profesor jubilado dijo...

A ver Diógenes, no se exactamente lo que para ti significa el concepto de Justicia Social, y es posible que tu seas especialista en sistemas electorales, pero solo te remito a las últimas elecciones generales y podrás comprobar el número de votos obtenidos por PNV, ERC y UPyD y cual fue el número de escaños que cada uno de estos partidos tiene en el Parlamento, ¿ese es el concepto de tu “cacareada justicia social”? .
Mis conocimientos son limitados a solo saber que en unas elecciones mi voto junto con el voto de aquellos que votemos a un partido tiene que valer en representatividad el mismo número de escaños que los votos de otro partido con idéntico número de votos que ha obtenido nuestro partido. Eso si que es justicia social, el juego rocambolesco que existe hoy día en este País con respecto a la representatividad si que significa realmente una desigualdad social.
No conozco a nadie que tenga el don el don de la sabiduría, excepto tu , por lo cual te recomiendo que leas los comentarios de políticos de partidos minoritarios y te darás cuenta que no coinciden con tu “esmerada sabiduría”.
Paz y amor.

Ciudadano en la Red dijo...

fractalio, pues la alternativa del todo Estado ya sabes a donde conduce, al nazismo o al estalinismo. Cierto que los mercados están intervenidos, por el Estado y las mafias económicas. Sigo pensando que la única forma de resolver estos problemas complejos es educación y justicia, creo que coincidimos, comenzar a educar a los más jóvenes en la libertad y el conocimiento de sus derechos y establecer una justicia independiente de la política. Mientras tanto, seguiremos empujando a ver si cae la oclocracia, perdón la "democracia de los políticos".

Saludos

Diógenes de SÍnope dijo...

Profe, lo dicho. Te dejas engañar y engatusar como un niño pequeño. La cantinela del voto “igualitario”, se la vas a oír siempre a los dirigentes de los partidos políticos pequeñitos en número de votos y de ámbito nacional. Pero no por que este sistema sea el más representativo de la realidad política social nacional y valga para dar voz y cauce político a las minorías, sino por que estos partidos políticos saben que si se aplica una fórmula de escrutinio de mayoría pura del que ellos son coyunturalmente partidarios, es a costa del acceso y representación política de las minorías y por tanto la única formula de escrutinio que les va a permitir aumentar el número de escaños actuales con el mismo número de votos. Pero a costa, ¿ de qué?.

Además, en DEMOCRACIA lo importante no es quien te representa, sino cómo controlas a quién te representa(ten en cuenta que los demócratas griegos sorteaban los cargos de representación, excepto unos pocos que requerían una especialización determinada del candidato. Y aquellos ciudadanos si sabían lo que era DEMOCRACIA). Pues yo no se a tí, pero a mi me trae sin cuidado si en el Congreso de los Diputados hay diez o quince canallas más de PNV, CIU o UPYD, y treinta menos del PSOE, pues te aseguro que con tu sistema de representación, no vas a cambiar ni un ápice la realidad de lo que ya hay, y para lo único que serviría sería para darte el placer de ver diez canallas más, afines a tu partido político, calentando escaño en las Cortes y de paso terminar con la actual presencia de algunas minorías.

Por tanto, haber si algunos empezáis a entender la realidad que os rodea y no os dedicáis a perseguir los señuelos que estos listillos os lanzan cada vez que os ponéis burros y necesitan entreteneros.

profesor jubilado dijo...

Diógenes, una sola "Pregunta" ¿siempre estás acostumbrado a llamar burro a todo aquel que emite una opinión distinta a la tuya?, me da la impresión que estás subido a un pedestal desde donde solo ves la mitad del escenario, y yo no voy a ponerle ningún adjetivo insultante a tu respuesta, solo te diré dos cosas, que no pertenezco a ningún partido político y que me asqueas con tu forma de pensar, porque seguramente perteneces a ese grupo de personajillos que cada vez que van a defecar miran a comprobar si su mierda es de color de oro y con mas resplandor que la del vecino.
Cuídate de tu espejo, no vayas a romperlo como en el cuento de Blancanieves cuando le preguntas cada día si existe alguien mas "listillo" que tu.
Paz y amor.

Diógenes de SÍnope dijo...

Profe, no seas suspicaz. Por el contexto verás que lo de burro no va por donde yo creo que tu crees. Con lo de ponerse burro, me refiero a ponerse uno incivil. Actitud que por otra parte considero se debe de adoptar permanentemente con ciertas personas, sobre todo si son políticos profesionales.

Paz y amor.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...