desde 2.006 en Internet

martes, 27 de abril de 2010

Un liberal en Downing Street


Nicholas William Peter Clegg (nacido el 7 de enero de 1967), conocido públicamente como Nick Clegg, es parlamentario británico de Sheffield Hallam, desde el 18 de diciembre de 2007, y el actual líder de los Liberal demócratas del Reino Unido, ha sido elegido por su partido como candidato a primer ministro británico.

El partido de los Liberal Demócratas es la tercera fuerza política del Reino Unido, con 63 miembros en la Cámara de los Comunes. Fue fundado en 1988 como la fusión del Partido Social Demócrata y el Partido Liberal, que ya tenían una alianza electoral desde 1983. Entre 1999 a 2003 gobernaron en Gales y Escocia en coalición con el Partido Laborista

Este partido tiene una ideología liberal y democrática, con una clara finalidad social, no es social-liberal como algunos se empeñan en demostrar, incluso incluyendo entre sus precursores a Tony Blair o José Luis Rodríguez Zapatero (¿?), extraña barbaridad porque el líder socialista español es precisamente lo contrario de un liberal, y más bien representa los intereses del sectarismo más rancio de la izquierda, pero la propaganda pagada por todos los españoles se encarga de intoxicar y embadurnar el espacio público, desde hace seis largos años.

El social liberalismo es un invento de los socialistas camuflados de socialdemócratas que tratan de aferrarse al poder como sea, por ejemplo, la líder de UPyD, Rosa Díez y algunos de los que la acompañan, como Antonio Robles, se han calificado a sí mismos de social liberales –cuando en realidad son socialistas-, al igual que Albert Rivera, el líder de Ciutadans, tras el cambio de ideario que le impuso Francesc de Carreras.


Un poco de historia

La reunión de dos partidos, los socialdemócratas escindidos tras el radicalismo de izquierdas establecido en las últimas etapas de Blair y la era de Brown, y los liberales, descendientes de los tradicionales whigs, permitió la formación en 1988 del partido de los Liberal Demócratas, con un claro objetivo transversal.

El Partido Social Demócrata (SDP) (en inglés: Social Democratic Party) fue un partido político del Reino Unido de ámbito nacional, activo entre 1981 y 1988. Fue fundado por cuadros de alto nivel del Partido Laborista del ala moderada: Roy Jenkins, David Owen, Bill Rodgers y Shirley Williams. En el momento de la creación del SDP, Owen y Rodgers eran miembros de la Cámara de los Comunes; Jenkins había dejado el parlamento en 1977 para servir como Presidente de la Comisión Europea, mientras que Williams había perdido su escaño en las elecciones generales de 1979. Los cuatro abandonaron el Partido Laborista en el convencimiento de que se había convertido en demasiado izquierdista, y se habían infiltrado facciones troskistas cuyas opiniones y comportamientos se encontraban en contradicción con el grupo laborista en el parlamento y el electorado de la formación.

En las elecciones generales de 1983 y 1987, el SDP se unió al Partido Liberal, formando la coalición electoral SDP-Liberal Alliance. El partido se fusionó después con los Liberales Demócratas en 1988 para formar el Partido Liberal Demócrata, aunque una minoría permaneció en el SDP.

El Partido Liberal del Reino Unido es un partido politico actualmente desaparecido que existió durante los siglos XIX y XX. Desde su nacimiento fue uno de los principales partidos de Gran Bretaña, junto con el conservador. Su apogeo se dio entre los años sesenta del siglo XIX, tras ser fundado por Lord Palmerston, hasta los años veinte del siglo pasado, cuando sufrieron varios reveses electorales que los situaron por debajo de los otros dos grandes partidos. A partir de entonces fue la tercera fuerza electoral, con un porcentaje de votos muy variable. En 1988 el partido se fusionó con el Partido Social Demócrata para originar el Partido Liberal Demócrata.

Ideología

El estado no debe intervenir en la vida privada de las personas, ni comportarse como una nodriza (nanny state) que provea de recursos sin límite, ni contraprestaciones a los ciudadanos. Su consideración de la libertad es positiva, siguiendo las enseñanzas de John Stuart Mill e Isaiah Berlin, no se trata tanto de o que la gente pueda hacer lo que quiera, sino de facilitar que la gente pueda hacer lo que quiera, esa es la función del Estado, corregir las desigualdades de origen y promover que los que más se esfuercen, trabajen y luchen puedan conseguir las mejores posiciones en la sociedad, que son las que les corresponden en justicia.

Se han posicionado contra la guerra de Irak y son partidarios de la progresiva implantación de energías alternativas. Un elemento importante de la política de los liberal demócratas británicos es la responsabilidad, cada ciudadano debe ser responsable de sí mismo y no debe esperar que el Estado resuelva sus problemas, salvo en casos excepcionales. Abogan por la plena separación de poderes, con el imperio de la ley sobre todos ellos. Promueven el Estado de Bienestar responsable, la descentralización política y económica, y la fiscalización progresiva. También pretenden establecer un sistema electoral proporcional, y la transformación de la Cámara de los Lores en asamblea electiva, al mismo tiempo que propugnan un recorte de los gastos del Estado y el control estricto del gasto de los políticos.

Su propuesta estrella es el descenso de los impuestos y el establecimiento de un nuevo contrato social entre los ciudadanos y los políticos, con una relación más próxima y directa, entre representados y representantes. Consideran que la democracia en el Reino Unido necesita vivificarse y abandonar la fosilización bipartidista –65 años de alternancia entre laboristas y conservadores son demasiados-. Su propuesta se encuentra actualmente en segundo lugar en las encuestas, por detrás de los conservadores y por delante de los laboristas. Harry Potter les está echando una mano con la magia, mientras su autora, J.K. Rowling, lo hace con los laboristas.

En España, el Movimiento Democrático, está tratando de llevar a la práctica una alternativa similar de transversalidad, compartiendo muchos de los objetivos de los Liberal Demócratas británicos, pero implementando alternativas referidas a la peculiar situación política que estamos viviendo ahora mismo, con un Gobierno socialista orientado al delirio, una oposición conservadora ausente, unos grupos nacionalistas minoritarios que tratan de imponer su ley sobre la ley común, y un poder judicial que ha dejado de ser una garantía de legalidad, para transformarse en una ceremonia de la confusión, azuzada desde los partidos políticos.

Desde Ciudadanos en la Red deseamos el triunfo a Nick Clegg, alguien muy próximo a España, ya que su mujer es una abogada vallisoletana con la que el líder de los liberales británicos tiene tres hijos. Desde hace varios años se le suele ver por Olmedo, Asturias y Galicia, donde suele acudir de vacaciones.

La mayoría de los datos concretos de este artículo han sido obtenidos de la wikipedia

Biante de Priena

2 comentarios:

Conservadores dijo...

Venga, venga, el partido liberal, el de toda la vida, el wight!!, que ahora pactan con sus eternos enemigos, los tories. 'Rule Britannia'

Laboristas dijo...

¿Qué tal va la auditoría general de "lo siento, no queda dinero?

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...