desde 2.006 en Internet

jueves, 18 de marzo de 2010

Revolución Liberal en marcha



Es hora de hablar claro sobre el futuro, queridos compatriotas, la política de José Luis está vista para sentencia y condena. Si lográramos que Rajoy se fuera con él, estaríamos definitivamente en el buen camino. El escenario en el que nos encontramos es el peor de los posibles, con un gobierno absolutamente noqueado y una oposición zombi. ¿Nos merecemos los ciudadanos españoles tanta mezquindad e incompetencia?.

Recordarán que hace tres o cuatro años cuando surgía una noticia de corrupción política los mentideros bullían durante semanas, hoy estamos presenciando noticias de corrupción política cada día y lo único que hacemos es mirarnos perplejos esperando que alguien haga algo. Nadie va a hacer nada, si no lo hacemos nosotros, cada uno de todos nosotros.

Dejemos de perder el tiempo

Pero no se trata de maquillar la realidad, ni de mirar a otro lado como pretenden los de la campaña “estosololoarreglamosentretodos.org”, sin reconocer quienes han sido los responsables del desaguisado en el que vivimos, ni siquiera de reunirnos en una protesta colectiva como la iniciada con la campaña “Dimite ya!” –y que apoyamos desde esta página-. Todo esto está muy bien para entretenernos, para ver que todavía queda gente en este país dispuesta a comprometerse por el bienestar común, pero no es suficiente.

Ahora que la política es el tercer problema de este país según la última encuesta de opinión del INE (tras el paro y la crisis económica), no debemos conformarnos con la alternancia del poder, primero el PSOE con los nacionalista, después el PP con los nacionalistas y de nuevo el PSOE con los nacionalistas. Mientras la pobreza que afecta a 1 de cada 5 españoles permanece inamovible con todos los gobiernos y la riqueza cada día se relaciona más con el poder político.

El movimiento social que se está desarrollando en estos momentos en las redes sociales es expresión directa de lo que ocurre en la calle. Las cosas están muy mal y peor que se van a poner. Los medios de comunicación –todos subvencionados, todos sometidos a la presión de la red- omiten relatarnos la verdadera situación en la que estamos viviendo.

La crisis económica en la que estamos en España no la resuelve el PSOE, y menos cometiendo torpezas sin descanso, tampoco el PP puede resolverla, y menos aún con la participación de los nacionalistas, que siempre miran por su interés particular antes que por el común. Del partido de Rosa Díez prefiero callarme lo que pienso.

En estas circunstancias, esto sólo se puede arreglar dejando atrás los partidos políticos convencionales y concediendo a nuevas formaciones políticas genuinamente democráticas, nuestro apoyo electoral. Las nuevas formaciones deben estar lejos del enfrentamiento maniqueo y la confrontación habitual entre partidos políticos como el PP, el PSOE y los nacionalistas, que pertenecen a la memoria histórica, definitivamente han caducado.

Ha llegado la hora de la cohesión liberal

España necesita un partido liberal, abierto, horizontal, español, honesto, radical, democrático y extraordinariamente respetuoso con la justicia. Si en España no hay un partido liberal, no es porque no haya liberales suficientes para formarlo, sino porque todos los partidos políticos convencionales se han encargado de impedir su formación de forma activa a lo largo de estos años -en los experimentos de Ciutadans y UPyD se puede comprobar-.

Desde la disolución del CDS, en España la representación de los liberales ha sido fagocitada por el PP –antes lo había sido por el PSOE-, pero la mayoría de los ciudadanos de ideología liberal no nos hemos sentido representados por los partidos mayoritarios, y mucho menos por los nacionalistas, que como el PNV y CDC, se han integrado en el grupo parlamentario liberal europeo (ALDE).

Los liberales vivimos en orfandad en el momento presente, hay varias iniciativas en marcha que pretenden reunirnos bajo la bandera de la libertad y la democracia –Movimiento Democrático, Asociación Cívica Foro de Babia, Regeneración Democrática, etc-, fundamentalmente creadas tras los intentos fallidos de organizar una formación política horizontal en el partido Ciutadans, y posteriormente en UPyD. Hay numerosas plataformas en internet –esta es una de ellas- que llevan años trabajando por la cohesión de los liberales herederos del constitucionalismo, los socialdemócratas no sectarios y los radicales racionales y en concreto todos los que pensamos que el fuero es más importante que el huevo, porque sin fuero no hay huevo para todos, reunidos en un proyecto común y transversal, en el que la homogeneidad de planteamientos sea un destino surgido del debate y no la decisión fosilizada fundamentada en los principios inamovibles de una ideología determinada.

La cohesión de los liberales (y otras ideologías realmente democráticas) bajo el pabellón de la libertad y un proyecto compartido es imprescindible para que España pueda salir de la crisis, porque los partidos políticos con representación parlamentaria han sido sobrepasados por los acontecimientos. El PSOE y el PP han tocado techo y no dan para más. En estos momentos ambos partidos forman mucho más parte del problema que de una posible solución.

España necesita un cambio radical en la forma de hacer política, y la mejor forma de conseguirlo es apartar del poder al PSOE y al PP al mismo tiempo, porque de otra forma todos los pesebres de los que se sirven y patrocinan con nuestro dinero, les mantendrán en el poder eternamente.

El PP y el PSOE se han convertido en un estorbo para que este país pueda salir adelante y no hay ninguna alternativa que les pueda arrebatar el poder. Estamos ante un momento histórico que recuerda al primer constitucionalismo de 1812. Los políticos son invasores de nuestra integridad común y nuestra forma de vivir particular, al igual que lo fue Napoleón. Los políticos son aprovechados que solo buscan el poder absoluto, como lo fue el felón de Fernando VII.

Hace 198 años unos liberales de todas las comunidades de España se levantaron contra el invasor francés y contra el tirano español, dotando a este pueblo de su primera Constitución, configurando la Nación española como organización suprema de nuestra vida común y elevando el imperio de la Ley por encima de las cabezas de todos los españoles.

Lo hicieron en muchas peores circunstancias que las que ahora tenemos, con guerra y hambre, la revolución española fue posible exclusivamente porque los españoles la hicieron real. Nadie guió a nadie, todos hicieron lo que debían hacer y nuestros antepasados se libraron de todos los que querían oprimirlos y obtener privilegios a su costa, aunque tras los años regresaron, pero desde entonces la lucha entre ciudadanos que no quieren ser oprimidos y poderosos que quieren oprimirlos no ha cesado. Los liberales nunca nos hemos rendido ante el poder.

Quedan dos años para el bicentenario de la Revolución española, van a ser dos años muy difíciles, en los que vamos a ver muchas cosas que ni nos imaginamos, pero si comenzamos hoy, estoy seguro de que los españoles seremos capaces de conseguir apartar a los nuevos usurpadores del poder, pero sólo lo lograremos si cada español ocupa el lugar que le corresponde en la realidad, al lado de todos los que compartimos que así no podemos continuar.

La unión nos dará la fuerza que necesitamos, que cada uno responda ante su conciencia de la decisión de unirse o separarse del objetivo común. España seguirá siendo España, solo si los liberales desplazan del poder a todos los demás partidos políticos y quedan sólo dos años para conseguir ese objetivo, hay que trabajar duro, con inteligencia y tesón, porque el objetivo se lo merece, ¿si no logramos el país que queremos de qué nos sirve la democracia?.

Biante de Priena

4 comentarios:

Peter PankQ dijo...

En España los números Macro no cuadran por ningún sitio. Cualquiera que sepa sumar y restar, sabe que esto no termina bien. La Realidad Aparente se parece mucho a un Holograma. España es como un mueble de aspecto exterior aceptable, pero que por dentro está carcomido por las termitas. Las vigas y soportes están huecos. Han dado cancha libre a la Banca Privada y a la semi-pública en manos de asaltantes de caminos, para que transformaran el Reino en una bomba de relojería.
¿Es España el Caballo de Troya del Euro? ¿Está la moneda europea, y con ella sus economías, destinadas a ser sacrificadas en aras de extender la supervivencia del Dólar como paso previo a la implementación de una Moneda Mundial? ¿Es Grecia una experiencia piloto, de lo que le espera a España? ¿Para quién trabajan, verdaderamente, los reguladores del Banco de España y del BCE? ¿Dónde estaban cuando se hacía acopio de explosivos en forma de deudas?
El Ajuste, que es cada vez más improbable por el costo político creciente que implica, tomará la forma de Shock. Solo falta saber si El Pueblo, la Ciudadanía, o la Sociedad Civil, como queráis llamarla se ORGANIZA al MARGEN de la Parodia Partidocrática y toma las riendas de SU DESTINO, o la Casta Política, cuando la situación no se pueda distraer más con pitos y sonajeros, impondrán el Shock que tienen preparado los Agentes del Sistema Usurero Internacional. Los graduados de Harvard (casi todos reclutados por la CIA) y demás antros Sionistas han planificado que el Estado Social Europeo se convierta en una pieza de museo, mientras los Generales Invisibles de la Internacional Dorada distribuyen, a placer, las fichas en el tablero mundial.
La alternativa es clara: “to be, or not to be…”

Samuel Johnson dijo...

"No son merecedores de un escaño en el Parlamento quienes no sean patriotas, porque sólo ellos están en disposición de proteger nuestros derechos, y sólo en ellos podemos depositar nuestra confianza. Patriota es el hombre cuya conducta pública está sometida a un principio único: el amor por su país; quien, en su actividad parlamentaria, no alberga esperanzas o temores personales ni aguarda favores o agravios, sino que todo lo somete al interés común."

pasquino dijo...

¡VIVA LA PEPA!

Ciudadano en la Red dijo...

¡VIVA LA PEPA!

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...