desde 2.006 en Internet

miércoles, 1 de octubre de 2008

Constitución Española de 1978 (8): Artículo 8

TÍTULO PRELIMINAR

Artículo 8


1. Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

2. Una ley orgánica regulará las bases de la organización militar conforme a los principios de la presente Constitución.

14 comentarios:

Ciudadano en la Red dijo...

Más claro el agua

Apostata dijo...

Si alguna vez es necesario tirar del punto 1 de este artículo, habremos vuelto a fracasar como pueblo.

Saludos.

Anónimo dijo...

"...La trasgresión de las leyes españolas por parte de la gobernación pública es un hecho consuetudinario; la Nación está a la espera del levantamiento popular, ese es el verdadero objetivo de estos neonazis del PSOE y sus sirvientes del PP, dedicados todos a no hacer nada para impedirla y a hacer todo lo posible para provocarla. Ninguna otra solución tiene el pueblo español ni otro próximo destino la Patria..."

Publicado
1 de octubre de 2008 01:31:00 CEST

Lao Tsé dijo...

Antes fracasar como pueblo con un buen general de tropas, que perder la vida a mano de unos burros.

Anónimo dijo...

bonito articulo constitucional.

y que?

(ademas, que tiene que ver esto con un levantamiento popular? bien, un levantamiento popular no se preve en la constitucion, asi que...)


berenger

pd: bravo, apostata!

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

El artículo mencionado no ampara ningún levantamiento militar, porque es el propio Gobierno el que dé las órdenes pertinentes. Las Fuerzas Armadas están sometidas constitucionalmente, así el art. 97 dice que: "El Gobierno dirige la política interior y exterior, la Administración civil y militar y la defensa del Estado. Ejerce la función ejecutiva y la potestad reglamentaria de acuerdo con la Constitución y las Leyes".

vates eternos dijo...

En la Expaña de ZP matar está de saldo, sale barato si el cadáver es una víctima del terrorismo, niñas violadas o viejecitas en el hospital…, sin agotar la lista..

Esta excrescencia histórica que manda en el Estado supone para cada español un Drácula & Mr. Hyde ayudados por Menguele y Adolf Hitler actuando al unísono sobre la población.

Este Alien sobrevenido, no encuentra resistencia organizada porque los partidos están enteros a sus órdenes, pero tan equivocado va con el carácter de sus víctimas como lo estuvo Napoleón Bonaparte y “Paliza que te llevaste”.

Toda actividad que no sea organizar la resistencia popular está demás o incluso a favor del Monstruo. Estamos en el tiempo de espera hacia una Revolución que acabará con la pesadilla.

El cangrejo recula, el burro rebuzna y ZP los tiene de corbata adaptando el gaznate a la que le pondrá el pueblo español.



Dado por:

Isaías y sus amigas profetas Sara, Miriam,Devora,Jana,Abigail,Julda y Esther. (Fracción Dignidad)

Apostata dijo...

Estimado "vates eternos"

Ya se que me odías, porque vienes demostrando que odiar te resulta especialmente fácil. Y sin embargo me arriesgaré una vez más al insulto, que en tu caso, a fuerza de repetitivo y extensivo, dice menos de los demás que de tí mismo.

Utilizas siempre un lenguaje exaltado, agresivo, pseudomilitar, que sustituye la argumentación y los hechos por acusaciones sumarias, frívolas, exageradas o indemostrables. Estoy convencido de que el objetivo es resaltar por encima de otros discursos más templados y comedidos, pero en realidad no sé si te merece la pena andar siempre tan emborrachado de ti mismo.

Decia Lao Tse que el que grita no puede dar ejemplo. Y tu voceas tanto que la mayoría de las personas, afines o no a tus principios, hemos dejado de escucharte.

Hablar de cadáveres, niñas violadas y viejecitas, hacer comparaciones con Hitler y Menguele, llamar a la revolución popular y acabar calificando de burro al personal, puede parecer todo lo satánico y provocador que quieras, pero es un discurso que no aporta una sola idea a nadie, que no mueve una sola voluntad, y que un última instancia sólo puede responder a esa desesperada táctica de lograr que la gente se fije en tí, aunque sea con desprecio.

Tómatelo como un consejo, y no como una invitación de diálogo. Si quieres puedes aprovechar para descargar otra andanada, y que al menos te quede mi comentario intercalado como pretexto para volver a la carga. Pero la idea es que reflexiones. Qué te lo tomes con calma. Qué recuperes el respeto. Y qué veas que es lo que puedes hacer con tu razón y con tu teclado para que los demás veamos de tí algo más aprovechable que el simple histrionismo biliar.

Un saludo.

Apostata dijo...

Estimado don Jose Enrique.

Usted lo ha dicho magistralmente. La competencia de una presunta intervención militar a cargo de nuestras fuerzas armadas en defensa del orden constitucional pertenece al Gobierno de la Nación. Yo creo que la confusión de algunos viene causada por la influencia cinematográfica, que ha implantado en el imaginario colectivo algunos argumentos típicos del ordenamiento jurídico norteamericano. De esta manera algunos se creen que también rige en España algo parecido a lo que se decía en la Declaración de Independencia, sobre que el pueblo estaba en obligación de rebelarse cuando considerase que sus gobernantes estaban violando el carácter sagrado de las instituciones. De ser así, con el mierdé que hay en España, desde el Parlamento hasta el último ayuntamiento, pasando por el poder judicial, hace tiempo que estaríamos constitucionalmente legitimados para sacarlos a ostias a todos de sus despachos. El problema, como siempre, sería que hacer al día siguiente.

Un saludo

Ciudadano en la Red dijo...

apostata, estamos ante un dilema, las urnas no actualizan la estructura de poder que emana del pueblo -soberanía nacional-, en realidad cada Gobierno está de alquiler por qué el propietario del poder es el pueblo español. Entonces, digo yo, si el inquilino con contrato legal para alquilar la estructura, realiza realquileres autonómicos, vulnerando el contrato principal, dígame usted en que tribunal se denuncia si resulta que los magistrados han sido colocados por los inquilinos.

Por hablar de legitimidad de los Gobiernos, tienen legitimidad, siempre que no se salgan del redil de la Constitución, fuera de ella está la selva para ellos y para nosotros.

Fuera de la carretera constitucional no hay código de circulación que valga.

Por eso, y estando de acuerdo de que es un fracaso como pueblo, no saber resolver nuestro único problema político, que es como hacer que los políticos cumplan la Constitución, a la espera quedamos unos cuantos millones de españoles de si nos hacemos solidarios con nosotros mismos, o seguimos apoyando lo ilegítimo.

Saludos Liberales

Erasmo

Anónimo dijo...

No hay ningún dilema señores, la solución revolucionaria es de obligado cumplimiento sin desearlo siquiera, por las fuerzas de los hechos y sin ninguna alternativa.

Hacen gracia algunos comentarios tratando de sugerir que vivimos en paz cuando el ataque de los políticos lo tenemos hasta en la sopa. A estas alturas de la película esos pocos escriben en Braille.

Apostata dijo...

Estimado Erasmo.

Sabe que en el fondo estamos de acuerdo en muchas cosas. Nuestra Democracia es actualmente una dictadura de partidos. Y digo partidos en plural, porque usted suele hacer más hincapié en los desmanes del PSOE, olvidando las dos legislaturas del PP y sus actuales feudos autonómicos y municipales, donde también se chalanea suyo. En torno a los partidos políticos se han formado auténticas logias de poder, hasta el punto de haberse adueñado no sólo de las instituciones parlamentarias y ejecutivas en sus tres niveles (cuatro si cuenta los europeos), si no del poder judicial, de la prensa, de los ámbitos culturales y de todo aquello que tiene cierta influencia en la vida de este país.

El atropello de las instituciones resulta tan descarado como repugnante, pero no podemos olvidar que en última instancia depende siempre de una renovación constante del consentimiento de los ciudadanos. Es fácil descargar la responsabilidad sobre Zapatero o sobre Rajoy y olvidarnos de los 20 millones de españoles que les otorgan reiteradamente su confianza. Naturalmente, la democracia debería ser algo más que un juego de mayorías, y habría que exigir un respeto a las instituciones, una independencia judicial, un mínimo de ética democrática, en definitiva. ¿Pero cual sugiere usted que sea el instrumento por el que los ciudadanos exijan el correcto funcionamiento de las instituciones si no es por la vía electoral? Sobre todo ahora, que los demás recursos de control y apelación están siendo capados por los propios partidos polítcos.

Nada habría más absurdo que esperar a que fuese el ejército quien acudiese por su propia cuenta, como en los viejos tiempos, a imponer el orden constitucional. También sería delirante que se formasen milicias ciudadanas para resolver el asunto. ¿Milicias lideradas por quien? ¿Con que legitimidad? ¿Con que refrendo ciudadano? La verdad, es algo tan ridículo y tan retrógrado que yo ni siquiera me los planteo como una opción seria.

La única revolución posible es la revolución electoral. Hay que sacarlos a patadas de sus despachos. ¡A todos! Incluyendo a los jueces prevaricadores que sólo atienden a la voz de quienes les garantizan sus poltronas. Pero hay que sacarles dándoles la espalda en las urnas. Crear nuevos partidos, plataformas, movimientos ciudadanos, cualquier cosa “votable” que nos permita castigarles sin castigarnos a nosotros mismos, como venimos haciendo cada vez que votamos a unos para sacar a los otros del gobierno. Esa es la única vía por difícil que parezca. Las demás no sólo resultan demenciales en la forma, sino que en caso de triunfar resultarían aún más detestables y vergonzosas que lo ahora existente.

Un saludo.

Anónimo dijo...

quitar al rey del medio y hacer un estado nuevo de pies a cabeza.

Ciudadano en la Red dijo...

apostata,

Si excluyo al PP, a veces se me olvida, es cierto, no es porque me merezca mejor consideración que el PSOE, que no me la merece, sino porque el PSOE gobierna y el PP dice que hace oposición y no es lo mismo que te claven el cuchillo, que no impidan que te lo claven, aclarada esta cuestión continuaré con la cuestión. De los nacionalistas no diré nada, creo que compartimos criterios.

Dice usted que la única forma de evacuar de las instituciones a todos estos aprovechados es por medio de las urnas. La solución "democrática", por medio de la creación de nuevos partidos, verá usted, de eso puedo informarle, no espere ni de Ciutadans, ni de UPyD aproximación a lo que usted quiere, ya han demostrado que no les importa lo más mínimo ni la democracia, ni la justicia, ni otra cosa que no sea postularse como salvadores para obtener beneficios electorales.

No hay corazón en sus razones, ni el más mínimo. Vea usted lo que ocurrió en Ciutadans, vea lo que ocurre en UPyD y es un más de lo mismo, otra vuelta de tuerca.

Ni siquiera hay una denuncia con las cosas más básicas, como la que usted hace en su último post. No apostata, ellos se consideran la solución, cuando en realidad siguen siendo parte del problema.

En estos momentos, en la política española, sólo quedan grandes comunidades de intereses ilegales e ilegítimos, una organización similar a la mafia que utiliza la democracia como una finca privada, y que somete a los españoles a una "tiranía dulce con buen talante".

Tiene razón que dar la brasa con la denuncia permanente, no tiene sentido, tampoco lo tiene, y es cierto, invocar al ejército, ni a las fuerzas revolucionarias. No es el momento, ni las circunstancias, aunque haya motivos suficientes para pensarlo.

La solución debe ser democrática, pero para eso se necesita un millon de ciudadanos con conciencia suficiente de cual es el problema, y los hay, estoy seguro, pero no están en comunicación.

Esperar que el deterioro sea tan intenso que ya sólo permita medidas violentas me parece una tremenda estupidez, nos está ocurriendo lo mismo que antes de la Guerra Civil, y que antes de todas las guerras que se han vivido en nuestro país.

El problema es de conciencia ciudadana, de cultura legal, y de organización política. Ciertamente se necesita liderazgo para romper las cadenas, pero nadie quiere ni ser líder, ni que nadie lo sea.

Estamos atrapados, no sabemos como cruzar el río y los hunos económico están acercándose demasiado.

Hay que pensar apóstata, deprisa, pensemos como echamos al río a los que nos dicen que no pasa nada, mientras ya oímos el rugido de las hipotecas vencidas y el ERE.

Saludos Liberales

Erasmo

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...