desde 2.006 en Internet

sábado, 15 de marzo de 2008

Antilectuales

Lamentablemente, en la España de Zapatero se pueden contar los intelectuales auténticos que aparecen en el escenario público, con los dedos de una mano. Otro ejemplo de la decadencia española del siglo XXI. Ya no hay generaciones del 98,27, o 50, ahora, solo hay degeneraciones.

El “antilectual”, neologismo socorrido acorde con los tiempos que vivimos, es la denominación que me sugieren algunos representantes públicos de la cultura española, que viven de la subvención y el amiguismo, más allá de cualquier principio, valor, o criterio consecuente. Reservo esta denominación de origen para los que lo mismo dicen so que arre, según la circunstancia, situación o momento, no porque cambien su criterio, sino por su desmedida atención a la supervivencia y a lamerle el culo al mecenas de turno.

Dentro de la amplia categoría de “antilectuales”, los hay untados, proclives a Zapatero, y amparados por esa nueva orden monástica que responde a las siglas de la SGAE; pero también los hay antenados, que saben lo que no sabe nadie, pero nunca dicen que es lo que saben, y los hay atontados, cajón de sastre en el que abundan los no clasificables de forma directa.

La forma de intervención social de los “antilectuales” remeda el comportamiento de los arácnidos, los hay que emulan el comportamiento del escorpión de aguijón certero y orgasmo venenoso, los hay que tejen su red como las arañas, esperando que la atención del lector sucumba en su cautiverio; y los hay como los ácaros de la sarna, que van organizando su red de túneles microscópicos en el tejido del poder. Los ciudadanos somos indefensos insectos entre sus excelsas patas.

La creación no es algo que practiquen los “antilectuales”, pero si fomentan la creencia en sus productos como epifenómenos de la modernidad más singular. Algunos plagian discretamente, otros tienen negros en nómina, y otros viven de las rentas de algún accidente que les promovió en su día a la gloria para algún poderoso grupo de “frikis” o ente mediática correspondiente.

Un “antilectual” es un parásito cultural. No aporta nada interesante, pero hace perder el tiempo a todos los que caen en su órbita con inimaginables recovecos y otras zarandajas. Lo mismo elevan la conspiración al nivel de arte, que muestran tres piezas de un puzzle de mil para volver locos a sus seguidores y detractores, anunciando más tarde que ellos ya habían predicho lo que iba a ocurrir con estimable nitidez, claridad y contundencia. Más que lectores, sus seguidores son creyentes.

España se ha llenado de “antilectuales” subvencionados, que ocupan el espacio y tiempo que en otras épcoas ocuparon los auténticos intelectuales. Las cosas que ocurren en política hoy, no podrían pasar si Ortega y Gasset, Marañón, Unamuno, Fernando de los Ríos, Azaña, Castelar o Sagasta estuvieran en la pomada, pero ya se han ocupado los antilectuales de colonizar todos los faros para que la luz salga del color que sale, a la medida de las necesidades del poder, y de la supervivencia de este pernicioso grupo que no deja de recibir privilegios inmerecidos.

Los intelectuales españoles se exilian todos los días, Boadella, Sánchez Dragó, Pérez-Reverte, y algún otro, han abandonado el ámbito de la opinión pública, porque se han dado cuenta de que no hay nada que hacer contra un pueblo que está dispuesto a renunciar a la crítica y creer a pies juntillas en los "antilectuales", que son los "inventores" de la nueva cultura hispánica que requiere un engendro político en el poder construido con el talante de Zapatero y el inmisericorde ritmo de Chikilicuatre.

Biante de Priena

2 comentarios:

pro cultura para todos dijo...

Y para que hablar de las intelectualidades de las TV's prácticamente a cualquier horario.

Ahora, a titulo de ejemplo, a nivel anti-intelectualidad se encuentra alguna TV en vilo porque Belén Estevan no tiene todavía el vestido para la boda.

Ah! viejos tiempos de estudio abierto o estudio 1

Ya han quitado la moda de entretener al publico con prgramas de teatro, buen cine, etc

Anónimo dijo...

Erasmo, no estoy de acuerdo con su visión de las cosas. Hay otra basada en los HECHOS, hay una radio LA COPE y hay unos medios públicos que enseñan HECHOS cotidianos, que finalmente serán los que determinen el resultado de esta guerra que sostenemos en España entre los nazis y los demócratas.

Ud sucumbe al ESPEJISMO de los medios nazis, de los intelectuales nazis y de las elecciones NAZIS, y se deja llevar por una apariencia fútil y provisional, pues la verdadera naturaleza de nuestro problema no se encuentra en esas virtualidades, sino en los HECHO9 de que España no tiene Estado, ni Constitución ni Leyes, y que en esas condiciones ningún país llegará más allá de unos meses.

Por eso es fundamental alertar a toda la población que sufre, que piensa, que intuye, que barrunta, que sabe, que oye, que mantiene una cabeza ordenada, que sin duda la hay, que se dedique a protestar y a exigir de sus gobernantes, que hagan su trabajo, que no usen el dinero que les pagamos para atacarnos, para traiciomarnos, para hundirnos, para matarnos.

Erasmo, hay que llamar a la gente a la oposición y a la resistencia, no hay ningún partido político que ampare y defienda nuestra Constitución ni nuestras Leyes, todos están vendidos al enemigo, todos son traidores.

España no puede tener mucho tiempo como presidente del gobierno a un tipo que amenaza con matar nuestras conquistas, nuestros derechos, nuestra lengua y nuestra vida.

ABAJO LOS NAZIS.

ASAMBLEA POPULAR CONSTITUYENTE QUE DECLARE LA REPUBLICA.

ABAJO EL BORBÓN
ABAJO EL GOBIERNO FELÓN
ABAJO LA OPOSICIÓN TRAIDORA
RAJOY, CAGÓN, MIERDA DE TIO.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...