desde 2.006 en Internet

jueves, 7 de febrero de 2008

¿Qué le pasa a Sarkozy?

Los franceses, atónitos, descubren día tras día que la tele-realidad y novelas por entrega como "Los ricos también lloran" se han quedado en nada comparadas con las vivencias del presidente de la república: "Si vuelves, lo anulo todo", según la revista muy seria "Le Nouvel Obs" en su revelación de anoche, es el sms que Sarkozy le envió a Cecilia Ciganer-Albéniz (su ex-mujer) 8 días antes de su nueva boda con Carla Bruni.

La frase más repetida en los corrillos de la clase política de todas las tendencias, entre los periodistas, en las cafeterías, en los taxis, en las oficinas, es: "Sarkozy est-il devenu dingue? Qu'est-ce qui lui arrive?" ("¿Se ha vuelto chalado? ¿Qué le pasa?")

Repasemos hechos y comentarios, y juzguen ustedes mismos:

Noticias diarias en la prensa respetable y en la basurienta, así como varios libros sobre los tres personajes estelares de este folletín están saliendo sobre lo que se está convirtiendo en el tema central de la vida política francesa, en un país vinculado profundamente con el ritual republicano y en el que la vida privada de los políticos siempre había sido preservada (quizás demasiado, véase Mitterrand) por los medios. La función presidencial, sublimada por de Gaulle en 1958, se había sacralizado, y aunque Giscard, Mitterrand y Chirac le restaron algo de prestigio a la función, extraordinariamente respetada en tiempos del General, el presidente seguía siendo hasta hace escasos meses, en la representación simbólica y popular, el "sumo sacerdote" de la République, por encima de contingencias y miserias terrenales.

Todo empezó con el divorcio entre Sarkozy y Cecilia Albéniz, hace tres meses. Aunque la opinión pública no se inmutó, causaron extrañeza algunos cambios en el comportamiento del presidente, súbitamente hostil con la prensa y dejando de asumir el liderazgo hiperactivo en su forma de dirigir el país.
En paralelo se fueron filtrando noticias en tono sensacionalista, algo relativamente nuevo en los medios del país vecino, acerca de la nueva relación de Sarkozy con una ex-modelo internacional, hija (putativa) de un magnate italiano multimillonario, cantante y simpatizante activa del partido socialista francés, pues apoyó activamente a Segolene Royal en las pasadas elecciones, afirmando que jamás le votaría a la derecha.

Algunos detalles publicados por la prensa en estas últimas semanas no tienen desperdicio, y reflejan un perfil psicológico-mediático del presidente inesperado y preocupante: Sarkozy le regaló a su prometida un anillo idéntico al que le había ofrecido en su momento y por motivos idénticos a su segunda esposa hace años; su primer viaje de enamorados con Carla, fotografiado y difundido en revistas de corazón, lo hizo hace escasas semanas en Petra, Jordania, es decir el lugar a donde "se escapó" Cecilia Albéniz con su amante y amigo de Sarkozy, Attias, en 2005; ¿la testigo de boda del presidente el viernes pasado? Mathilde Agostinelli, ex-íntima amiga de Cecilia.

Sobre Carla Bruni han empezado a aparecer noticias, artículos así como tres libros explosivos que se publicarán en los próximos días.

He aquí una breve antología:

Ha salido a colación, por ejemplo, "Nada grave", un libro reciente de Justine Lévy, hija del mediático filósofo Bernard Henry-Lévy, quien se casó con un joven y brillante intelectual, Raphael Enthoven, hace unos años. Conoció entonces a "Terminator", apodo de Carla Bruni, pues la todavía modelo era la compañera sentimental del padre de su marido (estén atentos, o se perderán, esto es peor que los folios del escribidor de la Tía Julia), un editor famoso. El caso es que Carla dejó al padre y se llevó al hijo, estando así a la altura de su ya antigua reputación de comedora de hombres (son conocidos sus idilios con Mick Jagger, Eric Clapton, Donald Trump, el político socialista Fabius y una larga lista de celebridades).

Justine Lévy escribe en su libro, escrito después de ese vodevil:

"Ya me parecía a mí que se hacía la coqueta, andaba con el padre de Raphael pero iba siempre con su sonrisa permanente y seduciendo a los maduros amigos de su pareja. Vi desde el principio, que era atractiva y peligrosa, con ese rostro inmóvil, esculpido en cera, esos dientes, todos iguales, era bella y biónica, con mirada de asesina a sueldo".

"Cuando yo sólo tenía quince años, ella era ya una supermodelo, me fascinaban sus rasgos perfectos, después supe que todo era falso, pues los eligió en el ordenador con su cirujano, que si levantamos los pómulos, así, con silicona; que si te recorto la nariz y te alargo la barbilla, los ojos bien, no cambiamos nada, aunque estaría bien una ligera incisión en las sienes, qué te parece, y corrijamos de paso la línea de las cejas, terminando con unas inyecciones de Botoz para la congelación..."

"Me dijo, con su sonrisa de Terminator y su cara de formol: vaya, qué gente tan horrible, son todos unos cabrones, dicen que me acosté con tu marido... ¡habría que ser vil y ruin para destruir vuestra felicidad!"

Pasemos ahora a una deliciosa recopilación de declaraciones recientes de Carla Bruni, aunque anteriores a su idilio con Sarkozy:

"The French are miserable but Sarkozy's my Napoleon".

"Soy italiana, de francesa nada. No soporto París, una ciudad sucia y ruidosa. Además, los franceses son negativos y siempre de mal humor" (o "mal olor", según las versiones que se dan, pues no he conseguido acceder a la entrevista original del Daily Mail).

Sobre los hombres, el amor y el sexo:

"Nunca maduran, sólo envejecen. Me gustan los bajitos, como Prince, Napoleón, Sarkozy...Me gustaría encontrar a uno con potencia nuclear...Muy agradable, el sexo. Es una de las ventajas cuando se envejece, se disfruta más, pues tengo 39 años y crece en mí la sensualidad y el placer...Soy una domadora, una gata, una italiana. Me gusta proyectar la feminidad clásica: dulzura, encanto, seducción... ¿La monogamia? de vez en cuando, pero prefiero la poligamia o la poliandria. El amor puede durar más, pero el deseo ardiente, dos o tres semanas... Conozco a muchos hombres mayores de 50 años: sus hijos tienen 25 y se van de vacaciones con ellos. A mí, con 18 años, habría sido necesario despellejarme para que me fuera con mis padres a algún sitio".
(Le Figaro Madame, 15-02-07).

"El paraíso, sería algo como un cocinero francés, un policía inglés, un empresario alemán y un amante italiano.¿El infierno? un cocinero inglés, un policía alemán, un empresario italiano y un amante francés" (Suplemento Le Monde, 2003).

Sobre su familia:

"Mi padre, a efectos oficiales, es el empresario Tedeschi, no hay nada más que decir". Se trata de una alusión a su padre biológico, Maurizio Remmert, quien tuvo un idilio con su madre, Marisa, cuando él tenía 19 años y ella, casada con el magnate turinés, tenía 39.

Más allá de todo este chismoseo infame, que he querido poner en conocimiento de los lectores de Ciudadanos en la Red, lo importante es que la derecha francesa, abocada a un estrepitoso fracaso en las elecciones municipales del 9 y del 16 de marzo, sabe que pagará el precio de este desbarajuste en el Elíseo. Todas las encuestas apuntan a ello.

Ante esta situación, hay diputados y hasta ministros que expresan privada y hasta públicamente su preocupación ante esta ostentación de la vida privada de Sarkozy, cuyo primer efecto es degradar la imagen de la presidencia y enojar a buena parte de su propio electorado, apegado a valores y a referencias morales mal llamadas "tradicionales". Estas críticas vienen acompañadas de cierta inquietud ante el aislamiento del presidente, rodeado de consejeros particulares que jamás se han presentado a una elección y que están en guerra abierta con varios miembros del gobierno y con un grupo cada vez mayor de parlamentarios de la mayoría UMP. La reacción de Sarkozy, según Le Figaro de esta mañana, ha sido la de reprender con severidad a sus ministros.

La crisis política está servida, y se avecina la institucional.

(Leer también el artículo de Dante Pombo: Sarkozy, errático y febril)

Jorge Harrison

7 comentarios:

Sarkozi dijo...

Sois unos pichas flojas, pura envidia. Mi mujer una italiana hermosa, canta, baila y tiene mucho dinero. Envidia tenéis envidia.

Esto no es EEUU dónde ni el presidente puede ir al despacho oval.

Esto es la Francia.

Viva la Francia


Me voy con mi novia de viaje ¿tengo que preguntar a alguien si me puede ir de viaje con mi novia? ¿usted lo haría?


Ah claro nadie lo haría.

Me caso, que escandolo! esto ya no parece la Francia de la libertad...


Tengo que arreglar esto cuanto antes de que sea demasiado tarde.

le roi est fou dijo...

Lo cierto es que Sarkozy ha cambiado, nadie le reconoce: contra la prensa, contra sus ministros, contra los diputados de la UMP, vive recluído con unos consejeros cada día más criticados por la mayoría parlamentaria. Sus bandazos en la vida privada vienen acompañados por una conducta desconcertante y según se empieza a rumorear, patológica. Hay diputados de la derecha que están consultando a los del partido socialista, según dicen, para concertar un proceso de destitución (previsto por la constitución si el pdte es irresponsable por demencia, pero nunca puesto en práctica en la 5 república)si las cosas empeoran y se confirma que Sarkozy no está en sus cabales.

Anteayer, Sarko cenó con ocho candidatos a las municipales, muy preocupados porque la derecha se va a llevar la paliza de su vida en las eleciones de marzo, y les dijo que todo iba bien, que no fueran cascarrabias, que hicieran una hora de deporte por día y que se enamorasen. Salieron, según declaraciones oficiosas a periodistas, convencidos de que se ha vuelto loco. No se habla de otra cosa en los medios de prensa franceses, tan reocupados como la clase política ante el enojo de la población, muy apegada a la solemnidad de las instituciones.

plata y llaneo dijo...

El conejo de la Bruni lo ha abducido, ya se le pasárá.

Sarkozy amoroso dijo...

Lo digo muy serenamente estoy bien, no estoy loco como dicen por ahí, lo que si estoy es ENAMORADO. Los demás son pura envidia.

Es tan bonito el amor que se lo deseo a todos. ¿yo me meto con sus amantes o sus santas esposas? NO

Si tomare medidas a la 'prensa rosa' por publicitar el reportaje mis vacaciones. Yo no les di autorización.

No seré duro, dado que algunas fotos me las guardaré para el recuerdo. Están bien hechas y refleja el amor, cosa que otros no pueden decir.

París la ciudadad del amor. Yo su presidente hago publicidad gratuita.

París mon amour.

Erasmo dijo...

C´est l´amour..., c´est la vie...

Plata sin Llaneo dijo...

Di que si, mas vale conejo de la Bruni en mano, que cientos volando!

Carla dijo...

A mi que me quiten lo bailao.

Estoy poniendo a París de moda. Estos franceses que no se enteran.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...