desde 2.006 en Internet

domingo, 24 de febrero de 2008

El PAÍS apoya a Mariano Rajoy


He leído varios artículos escritos por aspirantes a consejeros áulicos de los líderes del PP y del PSOE ante el debate que mañana se celebrará. Realmente no esperen sorpresas, todo lo que vayan a decir está ya establecido de antemano.

Hace más de un mes que Zapatero y Rajoy están preparando este debate con sus consejeros en comunicación. Por lo tanto, asistiremos a un duelo entre dos equipos de preparadores mediáticos, en el que los que debatirán ante las cámaras serán simples robots bien aleccionados. A este paso, la tecnología acabará con el romanticismo.

Desde que Schopenhauer escribió su "Erística o el arte de tener siempre razón", han ido apareciendo numerosas obras que enseñan que la comunicación es mas que un arte, una ciencia, que se hace arte cuando el tema del que se ocupa es la política o los negocios.

Mañana se ocuparán de ambos, política y negocios, si bien la política en este caso será instrumental a los negocios, porque si el PSOE pierde las elecciones, numerosos cargos públicos que ahora están viviendo de forma fastuosa volverán a ocupar los lugares que les corresponde a valor de mercado, por ejemplo, la todopoderosa ministra de administraciones públicas volverá a dirigir algo parecido al "11888", que era su puesto de trabajo anterior. A su vez, serán sustituidos por gente del PP que llevan años sin tocar moqueta pública y ya van teniendo ganas.

En fin, mañana hay mucha gente que se juega su futuro con el debate, de ahí la expectación. Por mi parte recomiendo a la audiencia que esté atenta las siguientes cosas:

Las posiciones de antemano son la del candidato Zapatero, que tratará de hablar desde el pedestal que le concede haber sido Presidente del Gobierno durante la presente legislatura, y la del aspirante Rajoy, que tiene tras de si toda la presión de un país en llamas que le exige que venza en el debate. Ambos se juegan su futuro político en estas elecciones, el perdedor sabe que deberá abandonar la política. Así que las espadas estarán bien afiladas.

Estrategia y tácticas

En un discurso político siempre encontraremos una estrategia y numerosas tácticas, pasemos a describir en que consisten:

Estrategia:

es la línea general del discurso. Que a su vez incluye una teoría o marco, y un método o acción. Lo esperado es que Zapatero se defienda desde la bondad de su gestión política, la modernización del país que se ha producido bajo su mandato, y el aire fresco que se respira más allá de los fantasmas que saca a pasear la derecha.

En el caso de Rajoy se espera que ataque es gestión acusándola de nefasta, de forma consistente, punto por punto, poniendo las cosas claras y “demostrando” que Zapatero fue un error.

Sin embargo, en esta ocasión, creo que cambiarán las estrategias, Rajoy está obligado a defender un modelo determinado de España y Zapatero tratará de demostrar que ese modelo forma parte del pasado, y que la alegría le acompaña, el mundo de colores. Rajoy dirá que eso es frívolo, Zapatero dirá que él ha hecho que la realidad pueda ser frívola, desentumeciendo a este país de las telarañas del pasado tradicional, católico, patriótico, y aburrido que representa Rajoy.

Tácticas:

Hay diversas formas de arrimar el ascua a su sardina y retirársela al contrario. Las tácticas pueden ser positivas, negativas o neutras.

Tácticas positivas son las que favorecen lo propio, las negativas son las que niegan lo ajeno, y neutras son las que ganan tiempo hasta la siguiente jugada, sin complicarse la vida. Habitualmente se mezclan, y no aparecen en estado puro

Zapatero utilizará la táctica positiva de decir que a pesar de todo lo que ha dicho la derecha España está bien tras su legislatura, no se ha roto y hoy estamos mejor que hace cuatro años cuando llegó al gobierno. En ese momento llorará un poco sobre el 11-M, diciendo que este país estaba destrozado y que su gobierno ha logrado que recupere la alegría. Zapatero hará en esta ocasión un discurso muy patriótico, defendiendo la independencia de España como Estado, tanto de las presiones exteriores como de las internas.

Rajoy, por su parte, pintará de forma tenebrista todo lo ocurrido, comenzando por no saber quien fue el autor del 11-M, para continuar diciendo que todo ha sido un error. Su discurso será muy consistente, y su táctica negativa. Denunciará punto por punto todas las barbaridades ocurridas durante esta legislatura, y atentos al humor de Rajoy, porque su discurso será mucho más simpático y próximo que al que nos tiene acostumbrados. Contará algún chiste, seguro.

Algunas técnicas de comunicación política

Desde que la Escuela de Palo Alto estableció los axiomas de la comunicación, y el fundamental, que uno no puede no comunicarse, sabemos que todo es comunicación, desde la indumentaria, hasta la forma de gesticular, las inflexiones de la voz, la proxemia, la prosodia, todo lo que concierne a la comunicación no verbal, cada vez más importante en los medios audiovisuales, y muchas otras cosas que sirven para conseguir el propósito de convencer a una audiencia de que lo que se está diciendo es cierto y lo que dice el contrario, falso.

Rajoy llevará un traje más claro, camisa azul con gemelos muy discretos, y posiblemente una corbata en tonos pastel azul o verde y , Zapatero vestirá un traje oscuro, camisa blanca y corbata oscura, no sería de extrañar que llevara alguna Z en algún sitio. No se atreverá a ir de jersey y realmente eso le haría ganar las elecciones, al igual que a Rajoy.

Los sofistas de la Grecia Clásica eran grandes profesionales de la retórica, entre los que destacaron Sócrates, Protágoras o Demóstenes; pero también en la Antigua Roma hubo grandes constructores de discursos como Julio Cesar, Séneca o Marco Tulio Cicerón.

En épocas mas recientes, y remitiéndonos a España, Azaña, José Antonio Primo de Rivera, Cánovas o Sagasta, fueron también elocuentes oradores. Más reciente, Adolfo Suárez y Felipe González, lograron encandilar a las masas con sus discursos. El discurso del “puedo prometer y prometo” del primer presidente democrático de la época que vivimos es un clásico de la demagogia, porque prometer algo no quiere decir que fuera a cumplirlo. Pero eran tiempo de prometer cosas, a un electorado que necesitaba promesas.

Mañana deben estar atentos a algunas cuestiones y les recomiendo que disfruten del debate con papel y lápiz, y tras cada intervención apunten una crucecita en el casillero correspondiente a quienes ustedes crean que ha triunfado en cada una de las secciones del discurso; la influencia del debate sobre su voto, ni sobre el de la mayoría de los españoles, que por cierto somos bastante analfabetos políticamente hablando, será importante para que triunfe uno u otro; en nuestro país casi el 90 % de la gente tiene decidido su voto y no lo cambiará, pero puede ser divertido, sobretodo al contrastarlo con otras personas que hayan hecho lo mismo.

Ahora anticiparé mi opinión sobre lo que creo que hará cada uno de los contendientes. Zapatero tratara de desgastar el ataque continuado de Rajoy, mostrando que el asedio y acoso a que le somete es el mismo que haría sobre los ciudadanos si triunfara en las elecciones. Hará lo posible por mantener la tensión continuada de Rajoy, hasta que parezca que está siendo la víctima inocente de un energúmeno fanático.

Rajoy nos va a sorprender, estoy seguro, y creo que va a adoptar el papel de alguien que ya ha resultado elegido y tiene bajo su responsabilidad el destino de nuestro país. Será sobrio y tratará de no entrar a las trampas de Zapatero, que intentará socavar su paciencia, cuestionando su talante democrático.

Rajoy se apoyará en documentos gráficos, sacará la foto de un pollo o unas gráficas muy asequibles que digan lo mal que están las cosas. No atacará de forma furibunda, sino muy sutilmente. Y felicitará a Zapatero por su sinceridad, su ingenuidad, su bondad, pero determinando que esas cualidades no son buenas para dirigir un país, salvo que se quiera convertir el país en una discoteca.

El debate ya está determinado, ganará el que tenga más paciencia y control de sí mismo, posiblemente ganará Rajoy, pero posiblemente, con eso, no sirva para triunfar en las elecciones el 9 de marzo, aunque ayudará. Por mi parte le recomendaría a Rajoy que se hiciera la víctima, es lo que más vende en estos tiempos, solo tiene que decirle a Zapatero por qué le ha excluido, por qué le ha impedido participar y ayudar, por qué odia tanto a la gente que no piensa como él, que en el fondo es decirle por qué es tan sectario.

Mañana veremos a Zapatero perder los papeles y el lado más tierno de un señor con barba que se llama Mariano Rajoy, hoy en la portada de El País le han sacado con su mujer recostada sobre su hombro, esa foto ha hecho más por su imagen que todos sus asesores de campaña. Interpreten ustedes la maldad del grupo PRISA. Yo por mi parte lo interpreto como un apoyo implícito al líder del PP, o quizás, que están hartos de Zapatero, como nos pasa a la mayoría de los españoles.

Biante de Priena

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Y en el especial elecciones de hoy IGNORA a UPyD, aunque saca a otros partidos que no tienen representación parlamentaria. No hay olvidos intencionados en esta ocasión, forma parte de una estrategia.

Anónimo dijo...

Dices: "Desde que la Escuela de Palo Alto estableció los axiomas de la comunicación, y el fundamental, que uno no puede no comunicarse, sabemos que todo es comunicación, desde la indumentaria, hasta la forma de gesticular, las inflexiones de la voz, la proxemia, la prosodia, todo lo que concierne a la comunicación no verbal".

Sí, Flora Davis nos expica muy bien el fenómeno de la comunicación no verbal.

Pero yo iría más allá y me fijaría en los gestos masónicos de Zapatero. Va a hacer unos cuantos, una especie de señales, códigos secretos de iluminatis de pacotilla, que revelan que no se deben a España, sino a una organización internacional apátrida, la masonería.

Quizá hasta Zp nos anuncie el comienzo del Reinado del Anticristo. Permanezcan atentos, quién sabe! Sus gestos lo dirán todo.

MK

Ciudadano en la Red dijo...

MK,

ilústrenos, ¿a qué códigos se refiere?. He mirado alguna cosa por internet, pero no está muy claro.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Buena disquisición, la tuya. Creo que las cosas irán así, más o menos. Yo también le recomendaría lo de hacerse la víctima, en el sentido que apuntas: es la mejor manera de cantarle la caña –si me lo permites, por la vía subrepticia.

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Eso, eso, a ver si de una vez nos ilustra en algo MK

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...