desde 2.006 en Internet

domingo, 7 de octubre de 2007

Los Ciudadanos Huecos

We are the hollow men
We are the stuffed men
T.S.Eliot

De igual manera -y salvando las distancias- que en la Alemania nazi hubiera tenido espacio un partido que defendiera los derechos de los judíos, o que en el Apartheid hubiera obtenido muchos votos uno que defendiera la dignidad de los negros, en Cataluña había espacio para un partido que defendiera a quienes se sienten españoles.

Hace demasiado tiempo que se percibe esta necesidad, y si no se había materializado es por la apatía de muchos y el miedo de otros, pues vivimos en un territorio donde se ve con naturalidad que alguien tenga que deshacerse de sus propiedades y volverse a España, lugar del cual -según bastantes de aquí- nunca debimos salir.

Han tenido que pasar dos décadas para que el exilio de 100.000 profesores, la destrucción mental de los niños que hablan español o -últimamente- la persecución de los comerciantes por rotular en lengua española tomara forma de partido político y reuniera a muchas personas capaces de gritar en voz alta que están hartas del fascismo catalán.

Por lo tanto, este partido político se creó por un hecho muy concreto: la represión en Cataluña hacia quienes se sienten españoles. Una vez identificado el problema, se habían de buscar las soluciones para ese problema. Pero Ciutadans se ha caracterizado desde el principio, y más concretamente desde que se convirtió en el negocio de unos pocos, por mirar hacia otro lado y obviar el problema principal, aquél precisamente que lo llevó a nacer.

Más bien al contrario, Ciutadans insiste en seguir ahondando en la herida, pues pretende que quienes nos sentimos españoles en Cataluña dejemos de hacerlo para sentirnos sólo "ciudadanos", gentes sin patria, bandera, ni cultura. Nos piden lo mismo que los nacionalistas, que renunciemos a nuestros orígenes. Con la diferencia de que los nacionalistas nos ofrecen otra nación, mientras que nuestro partido nos convierte en apátridas sin tierra, en hombres huecos y vacíos, en ciudadanos que avanzan por un desierto, sin nada detrás y sin ni siquiera un oasis al que aferrarse: la nada.

Ciutadans, engendro moldeado por el neng Rivera, está causando un daño enorme a las personas a las que tendría que ayudar. Desde su aparición, los independentistas, como si tuvieran enfrente a un rival de entidad, han pisado el acelerador, aumentando la represión sobre la población. El problema que tiene Ciutadans es que sus responsables no se sienten españoles, que se avergüenzan de esa etiqueta, y no se puede defender algo que no se siente. España se la suda, y pretenden transformar el sentimiento de pertenencia a una nación en un discurso light de hermandad universal: fraseología seudojipi de amor dictada por un niñato pijo amante de las motos y de los restaurantes de lujo.

Visto con perspectiva, quienes lo dimos todo para lograr que este partido ganara las elecciones del 1N nos sentimos totalmente traicionados. Los estafadores, que han puesto en un brete el futuro de nuestros hijos, deberían pagar y devolver aquello que han robado. Quisiera aprovechar la ocasión para aconsejar al nuevo partido, Unión Progreso y Democracia (UPyD) que se blinde ante un posible éxito. No se puede consentir que unos chorizos (3) despilfarren a sus anchas un presupuesto de 600.000 euros anuales mientras que no hay dinero (ni voluntad) para pagar el alquiler o para hacer unas pegatinas bilingües.

Cualquier nuevo partido debería establecer en sus estatutos las cantidades que los cargos deben aportar para acciones que reviertan en el bien del propio partido, de sus afiliados o de la sociedad. Y dejar bien claro que la estafa o la corrupción dentro de sus filas será perseguida para que los corruptos acaben con sus huesos entre rejas el mayor tiempo posible.

La marcha de hoy

No podía ser de otra manera. Ciutadans no se ha manifestado nunca por la persecución -cristales rotos- contra los niños, ni por la exclusión lingüística de los trabajadores, ni, Oh Dios Mío, por los españoles. Pero tenía que salir hoy a la calle por las amenazas recibidas por su incombustible líder, Albert "Luther King" Rivera, y para su mayor gloria. Si no hubiera habido amenazas, no hubiera habido manifestación. Si no fuera porque resulta ignominioso, casi habría que darle las gracias a la Esquerra, pues realmente ha logrado que el partido se movilice. Eso sí, hay otros afiliados que han sufrido asaltos y amenazas, y Ciutadans les ha hecho el vacío más absoluto.

Una verdadera lástima que el lema "respeto a las instituciones" de la manifestación careciera de interés, y en la línea acostumbrada de no compromiso hacia las personas: cuando la experiencia nos dice lo contrario, pues son las instituciones las que no nos respetan a los ciudadanos. Lo que hay que hacer es exigir a las instituciones que respeten los derechos fundamentales del hombre, y no pedir a los ciudadanos que respeten a un atajo de ladrones que nos discriminan, reprimen y machacan buscando hacerse un hueco en la historia de la construcción nacional de Cataluña.

Durante los últimos meses, y especialmente tras el Congreso del partido celebrado en el mes de julio, he escuchado y leído cientos de veces que Ciutadans está muerto, y que va a desaparecer. Me cuesta creer eso. De igual manera que Zapatero puede volverse un español modélico durante el periodo electoral, no tengo la menor duda de que Rivera y compañía también sacarán las banderas cuando se vean contra las cuerdas. Lamentablemente, la situación de la sociedad es tan crítica y las opciones tan pocas que las personas se aferran a cualquier posibilidad, a cualquier mentira. Eso es lo que tienen los ladrones, estafadores u oportunistas, que son capaces de engañar a la gente más pobre, más necesitada, más perseguida, con el único afán de seguir en el candelero. Además, un grupo musical puede componer un megahit y después sacar 100 temas malos, pero, mientras siga vivo, nada le impide volver a componer una canción que emocione al pueblo en el momento adecuado. Ahora en Ciutadans se han quedado unos músicos sin talento. Sólo necesitan contratar a un buen compositor. Amén.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

-----------
Más bien al contrario, Ciutadans insiste en seguir ahondando en la herida, pues pretende que quienes nos sentimos españoles en Cataluña dejemos de hacerlo para sentirnos sólo "ciudadanos", gentes sin patria, bandera, ni cultura. Nos piden lo mismo que los nacionalistas, que renunciemos a nuestros orígenes. Con la diferencia de que los nacionalistas nos ofrecen otra nación, mientras que nuestro partido nos convierte en apátridas sin tierra, en hombres huecos y vacíos, en ciudadanos que avanzan por un desierto, sin nada detrás y sin ni siquiera un oasis al que aferrarse: la nada.
-----------

SÍ SEÑOR, ASÍ ES COMO YO ME SENTÍA EN ESTE PARTIDO. POR ESO ME FUI.

Juan

Anónimo dijo...

En Ciutadans en cuanto dices que te sientes español te acusan de ser nacionalista español, y casi qe te comparan con los nacionalistas catalanes.

Por eso es un partido de gilipoyas, totalmente lleno de frikis que no saben ni donde estan.

Anónimo dijo...

Si puedes, entra y lee el foro interno del partido. Los pobres diablos no tienen otra cosa que hacer que criticar a los que han llevado banderas españolas, que habia muy poquitas. pero no dicen nada de quienes han llevado senyeras, que habia un monton.

Ver para creerlo!

Anónimo dijo...

La verdad es que los fachas habéis hecho bien en largaros. Ciutadans no es vuestro espacio político. Hay otras opciones que se acercan más a vuestra mentalidad. Con la lectura de este texto queda claro que no es posible que algunos pertenezcan a nuestro partido. Saludos, A.J.

A.J. dijo...

Yo estuve en la manifestación con la bandera que recomendo el partido.

Anónimo dijo...

Muy bonito lo que deseaba ayer Ciutadans.

Banderas y camisetas blancas para rendirse ante los nacionalistas.

Lo que hay que hacer para aguantar la poltrona.

Un ciudadano desengañado con la manifa de ater.

Anónimo dijo...

A ver, AJ. Resulta que, por unas fotos que queman del rey los de Ciutadans se manifiestan. Perdona, macho, ¿pero a quién llamas facha?

Me gustaría haber visto esas manifestaciones en contra de la inmersión lingüística, a favor de la educación en castellano, en contra de la imposición del catalán en el funcionariado, y por la LIBERTAD, en definitiva. Claro, que por todos esos motivos, nunca os pareció oportuno salir a la calle, genial. Os manifestáis por el rey y por un burócrata, jeje, precisamente, y a los que no van les llamas fachas.

Pero hombre, hacéis una manifestación POR EL RESPETO A LAS INSTITUCIONES, cuando son precisamente ellas las que no respetan al ciudadano ¿Quién es el facha, A.J?

Ya te puedes tapar con las siglas de Izqu. Cívic., con las de CenC o con las que te salgan de los huevos. Pero unos hemos demostrado nuestro compromiso por la libertad y otros, abnegadamente sumisos, sólo podéis decir "sí señor".

Sois unos carcas predecibles, unos meapilas y unos casposos. Otros, nosotros, somos, cómo poco, originales.

Un saludo, An Jul, que se te arregle lo de la cabeza.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...