desde 2.006 en Internet

sábado, 12 de abril de 2014

El 70 % de abstención derriba el sistema



En las próxima convocatoria de elecciones al Parlamento Europeo podremos comprobar el grado de conversión del pueblo español y la salud de nuestra maltrecha democracia, en resumen la madurez del sistema político en el que vivimos, algo que será directamente proporcional a los votos que reciban todas las formaciones políticas que se presentan a las urnas, en comparación con la suma de abstención, votos en blanco y nulos, de los que no apoyan ninguna formación política.

La impresentable representación política española, vive hoy su agonía, con un 83 % de españoles que consideran que los partidos políticos son las instituciones más corruptas del Estado, con un 66 % que considera que la corrupción política ha empeorado en los dos últimos años, con un 43 % que consideran que la corrupción y el fraude son los principales problemas de este país tras el paro y un 30 % que dicen que los partidos políticos son el cuarto problema al que nos enfrentamos los españoles, los resultados para los que nos embaucan en cada convocatoria electoral no pueden ser buenos.

En septiembre de 2012, se cruzó el Rubicón por primera vez, cuando los ciudadanos que decidieron en las encuestas no apoyar a ninguna formación política, superaron a los que apoyaron a alguna, desde esa fecha hasta hoy las cifras han empeorado y ya se considera que un 57,6 % de los españoles no acudirán a votar por ninguna formación política en la próxima convocatoria a las elecciones continentales.

Ciertamente, las promesas que nos hagan importan menos que el odio a las promesas que nos hagan los que peor nos caen; en este país no se vota a favor de alguien, sino en contra de alguien, por eso las propuestas cada día se hacen más radicales y esperpénticas. En la cuestión política se sigue la misma trayectoria que en la información general: destaca lo extraordinario, sobre la normalidad, por eso tenemos una democracia que recuerda más un espectáculo que una forma de organizar la distribución de las confianzas de los electores. Los políticos se han convertido en las nuevas vedettes de la escenografía nacional, que nos cuentan sus hazañas comiendo yogures caducados o defendiendo el feminismo trasnochado.

La cruzada mediática que van a brindarnos tiene tanto que ver con la democracia como los delfines con los árboles, es decir, nada, pero el espectáculo político está servido, millones de euros derrochados y pagados por los españoles, para que nos brinden una perspectiva dislocada de nuestra existencia, contándonos todo lo que van a hacer si les concedemos confianza, pero nada de lo que han hecho con la confianza que se les brindó en las elecciones anteriores. Nos dirán que van a salvarnos de nosotros mismos, una vez más, mientras nos ocultan que nos han hundido con la corrupción, el desfalco y la prevaricación. Son los nuevos magos, hacen desaparecer nuestro bienestar, al mismo tiempo que se incrementa el suyo, y lo hacen con nuestra complacencia, confianza y fidelidad.

Dicen los gurús de la doxología que un sistema político se quiebra de forma irremisible cuando un 70 % de ciudadanos no acuden a las urnas, lo que exige cambios radicales de forma inmediata por parte de los que detentan el poder y usurpan la representación política en su privilegio y beneficio exclusivos. Creo que en esta ocasión se puede lograr ese triunfo para la democracia española, un 70 % de abstención, obligaría a quienes dicen representarnos y sólo representan sus intereses y los de sus sectas, a cambiar de actitud de forma inmediata, y al contrario de lo que dicen los defensores de la partitocracia, la abstención no beneficia a los partidos mayoritarios, sino que perjudica a todos.

Es hora de que los farsantes de todos los partidos sientan en su nuca el aliento gélido de un pueblo que se ha cansado de que le tomen el pelo y encima, cobrándole por ello.



Enrique Suárez


7 comentarios:

Republica bananera dijo...

Ante las inminentes elecciones al PE, los partidos siguen sin exponer sus propuestas para solucionar los problemas europeos como la crisis de deuda (¿Están a favor o en contra de los Eurobonos?), se presentan como si fueran unas elecciones autonómicas.

Las elecciones europeas tienen un elemento positivo: La circuscripción es nacional, lo que dará oportunidad a partidos como UPyD, Ciudadans o VOS que no verán mermados sus escaños por efecto de la circuscripción provincial.

Xad Mar dijo...

Para que van a exponer propuestas? Primero, porque no las tienen, y segundo porque aunque las tuvieran el pueblo ya no les cree.
Tiamat.

Anónimo dijo...

Pues a ver si es verdad y la gente deja de votar, de entregar el cheque en blanco cada 4 años a estos felones de la casta, sin votos no son nada, nos necesitan para seguir manteniendo el chiringuito partitocrático. Siempre lo he pensado y dicho que la única solución en este marasmo es la abstención. Una verdadera revolución incruenta. de no ser así seguitemos como con Fernando VII diciendo VIVAN LAS CAENAS

fractalio dijo...

Pues poco avanzamos si la abstención es del 57,6 %. En las últimas elecciones fue del 55,1 % Así que a ese paso, conseguiríamos el 69,9 % de abstención en el año 2064.

Y eso hablando de las europeas, que tienen mucha menor participación, así que si pensamos en las nacionales, si en el 2008 la abstención fue del 26,2 % y en el 2011 fue del 28,3 %, alcanzaríamos el 70% en el 2091.

No es por nada, pero a ese ritmo, los políticos acaban con nosotros muchísimo antes de que nosotros acabemos con ellos.

Anónimo dijo...

Pues cuando acaben con nosotros a ver qué hacen, a qué se dedican. Los reyes de una corte de los milagros con la miseria generalizada. Menudo avance aunque los miserables sigan votando como si les fuera en ello la vida. Mucho arroz para tan poco pollo. la gallina de los huevos de oro descuartizada. Sólo les quedará emular a Maduro y al difunto gorila rojo. Menudo porvenir les auguro aunque les sigan votando.Misera asegurada y república bananera. Estarán muy bien vistos en la UE, eso seguro. Así es que ánimo y a las gachas señores de la casta, tan listos como son lo conseguirán. Como e burro del gitano que cuando se acostumbró a no comer se murió

Republica bananera dijo...

Yo tengo claro a quien no votaré: PP y PSOE. Ya han demostrado no tener ningún proyecto para la UE.

¿Que soluciones proponen para la presión de la inmigración ilegal (hace unos días los italianos interceptaban un buque con 1.000 ilegales y en lo que va de año ya han entrado 14.000 a través de Italia)? No se sabe.

¿Que soluciones proponen para la crisis de deuda? No se sabe.

¿Proponen reformar los tratados? No se sabe.

Anónimo dijo...

Yo soy partidario de la abstención activa, la que los echa de la silla, en este caso, Escaños en Blanco.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...