desde 2.006 en Internet

martes, 16 de abril de 2013

La temida deflación está aquí



“El papel es pobreza,… representa sólo el fantasma del dinero, y no al dinero en sí mismo.”  Thomas Jefferson

Demasiada coincidencia, disminución del precio del oro en un 9 %, de la plata en un 11 %, de los metales preciosos más del  5 %, del petróleo Brent, el barril por debajo de los 100 dólares y del Dow Jones, todo al mismo tiempo, anticipa un escenario de recesión y contracción para la economía mundial que tendrá distintas lecturas:  en los países estables o en crecimiento será un resfriado, pero para países en crisis manifiesta, como España,  será una neumonía letal. Algún país con recursos importantes está vendiendo sus reservas para obtener liquidez.

La deflación es la bajada de precios que conduce en primer lugar a una escasez de productos, porque a las empresas no les interesa seguir produciendo a precios en los que costes más impuestos les conducen a pérdidas, en unas condiciones precarias de demanda; tras la escasez vendrá la inflación y posteriormente la hiperinflación, que al sumarse al estancamiento conducirá a la estanflación, el peor escenario económico de los posibles, que en realidad ha sido encubierto en España con medidas fiscales desde 2008 hasta ahora.

Esto puede conducir a que en España se sobrepasen con holgura los siete millones y medio de parados, un déficit mayor del 13 %, nuevas subidas de impuestos y recortes en los servicios públicos, mayor endeudamiento público, hasta el billón de euros, y también privado. Se elevará la prima de riesgo por encima de los 500 puntos y se producirá la quiebra de numerosas instituciones públicas: Andalucía, Cataluña, Valencia, Extremadura, Murcia, además de cientos de ayuntamientos, y también de empresas privadas de todos los tamaños: Pescanova sólo ha sido la primera.

El panorama  es desolador, la quiebra está cada día más próxima. Pudo haberse evitado si Zapatero no hubiera despilfarrado más de medio billón de euros de recursos públicos en hacerse aureola y Rajoy hubiera sido más cauto y no hubiera asfixiado la economía española con sus medidas de austeridad, pero ahora ya es demasiado tarde. Nos va a coger el tsunami con el pie cambiado y la inmensa mayoría de los españoles lo vamos a pasar mal, peor y lo siguiente.

En Japón llevan luchando 25 años contra ella y no son capaces de salir del remolino, y en Grecia este mes han tenido su primer mes de deflación desde 1968.

Enrique Suárez Retuerta

3 comentarios:

fractalio dijo...

Enrique, esto no es un cáncer, es una metástasis imparable desde hace la tira de años ya. Por mucho que hayamos empezado a aplicar radioterapia y quimioterapia en algunas zonas, no servirá para nada más que para alargar la agonía, pues se ha aplicado cuando ya no hay remedio. Dentro de nada, todos calvos, y con necrosis en algunas zonas, que se extenderán como un reguero de pólvora a todo el cuerpo. Pero no es nada nuevo, sólo que no hemos querido ver los síntomas mientras no dolían, aunque estaban más claros que el agua. Y ahora pedimos morfina, pero no queda, ya la hemos consumido toda.

Sin duerno viviremos mejor dijo...

Buena descripción fractalio

Sin duerno viviremos mejor dijo...

En Estados Unidos ya se comienzan a atar los zapatos, Rajoy sigue mirando a la luna de Valencia


http://www.elmundo.es/america/2013/05/01/economia/1367435819.html

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...