desde 2.006 en Internet

jueves, 5 de abril de 2012

Rajoy es inútil

Ciertamente nunca le tuve confianza desde que amañó sibilinamente el Congreso de Valencia para hacerse con la Presidencia del PP, pero a lo largo de los años ha confirmado las expectativas. Aquel hombre que perdió las elecciones del 13-M de 2004, dio paso a aquel Presidente inolvidable que fundó la Alianza de las Civilizaciones, tras haberse aliado de facto con los de la Yihad para llegar a la Presidencia; el mismo que durante siete años se dedicó a vivir su delirio mesiánico particular con el dinero de todos los españoles. Zapatero y Rajoy son dos hombres y un mismo destino, el de España arruinada, desbaratada, rota, hundida y desarmada.

Mariano Rajoy es inútil, Zapatero era un ególatra malvado que se ha ido sin decir adiós, con la pésima educación que le caracteriza, cuando en su partido estaban a punto en convertirlo en estatua de hormigón para recordar la memoria histórica. Es inútil Mariano Rajoy, todo lo que haga este portento del tancredismo nos destrozará el porvenir tarde o temprano, el nuestro, el de nuestros hijos y nietos. ¿Cómo va a pensar alguien con más de dedo y medio de frente que un Presidente de Gobierno que dice que no va a subir los impuestos para ganar las elecciones y los sube el primer día que gobierna va a alcanzar la confianza internacional si no es capaz de alcanzar la de su pueblo?

 Imagínense a Mariano Rajoy vendiendo un coche: no hablaré de las ventajas de este producto de sobra conocido por todo el mundo como usted no desconocerá. Está más pasado de moda que Zapatero de vueltas y Rubalcaba de problemas. ¿Pero a dónde puede llevarnos esta tropa más que al más profundo abismo de la fosa del despropósito?. Y a la otra banda tenemos a los marxistas de los sindicatos tratando de levantar un muro de Berlín en los Pirineos, porque les da la gana, montando una huelga general para seguir viviendo del momio, tan felices mientras todo se hunde alrededor. Pero piensen un poco, por favor, si los sindicatos fueron los principales aliados de los Gobiernos de Zapatero en el trinque hasta lograr la cifra de 5,3 millones de parados, ¿van a ofrecer alguna solución? ¿no es imposible?. Lo que ocurre es que se les acaba el condumio y andan desesperados.

Hoy, España ha entrado en Defcon 1, un sistema de alarma de la defensa norteamericana (DEFense CONdition), que se utiliza para evaluar la amenaza  económica que nos indica que la quiebra de un país es inminente. No hay ninguna posibilidad de que lo detengan o lo reviertan entre todos los políticos de este país, porque la representación pública se ha llenado de paletos, crápulas e ignorantes, incapaces de vivir de otra cosa que de tomarnos el pelo a los ciudadanos, ni saben, ni pueden, y ya quisieran.

Estamos condenados y sentenciados, lo único que podemos hacer es rogar a los dioses que sea pronto, que los aparten a todos del poder por inútiles e incapaces, que envíen a su casa a ese portento del nihilismo nebuloso que ocupa el Palacio de la Moncloa con la legión de jóvenes castores. Son ridículos, es una desfachatez contemplarlos. Mira que los que se han ido habían elevado el listón de la estupidez hasta cotas inimaginables, pues aquí la cofradía de la gaviota va camino de superarlos y en mucho menos tiempo.

Que nos hagan una auditoría los europeos a ver si por fin somos capaces de enterarnos lo que nos robaron los que se fueron y logramos meter alguno en la cárcel, algo que Rajoy no hará aunque viviera mil años, por que a pesar de tener mayoría absoluta en el Parlamento sigue sin explicarnos a los españoles lo que ha pasado con pelos y señales.

Lo único que puede hacer que recobremos la credibilidad de los mercados es meter a Zapatero en la cárcel (para que cuente barrotes), y posiblemente ahí, también comenzaríamos a recobrar la confianza en nosotros mismos. Alguien que negó la existencia de una crisis económica para triunfar en unas elecciones, hundir el país posteriormente con una política de tierra quemada y marcharse sin decir adiós a contar nubes, salvo enfermedad mental que lo justifique, no puede no ser responsable.

Si esperamos a que Rajoy nos muestre lo que han hecho los socialistas a este país, nos pueden salir sabañones en las uñas. Que a nadie se le olvide que el PP de Mariano Rajoy no ganó las elecciones hasta que la realidad expulsó al PSOE del campo por juego sucio, porque con el PSOE en el partido fueron absolutamente incapaces.

Enrique Suárez

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Menos mal que Sarkozy ha venido a echarnos una manita diciendo lo que hay que decir que España está como está gracias a los siete años de gobierno Socialista. Algo impensable en Rajoy y sus Peperos que no hacen más alabarles, condecorarles y felicitarles por su buena gestión y su paciencia y por su buen hacer con la ETA a laque han pacificado,por esomismo han entronizado a Iñaki Oyarzábal para que insulte y aporree a las víctimas. No descarto que termine este engendro justiciero con los débiles por encarcelarlas en las celdas que dejan vacantes los Etarras agraciados con liberación. Todo para que no molesten estos reaccionarios rencorosos al PROCESO DE PAZ,de ese HOMBRE DE PAZ, Arnaldo Otegui que aspira a Lehendakari. Van a oblifgarnos, a este paso a que todos los Españoles pidamos perdón a esa banda de HEROES. Gracias, merci beaucoup Monsieur Sarkozy, una pena que no pases los Pirineos y sueltes aquí ciatro frescas, tres poliment, bien sûr, pero poniendo en su sitio a todos los felones que copan el poder en España.

Anónimo dijo...

A ver si nos invaden, que ahora se va a levantar la madre que los parió a todos.

Bonjour mes amís. ¡Vive La France!

Anónimo dijo...

http://youtu.be/X1-vcsFjTdA

mortalcontribuyente dijo...

“Cuando se advierte que para producir usted necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye no hacia quienes trafican con bienes, sino con favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y la influencia política y no por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino que, por el contrario, son ellos quienes están protegidos contra usted; cuando repare en que la corrupción es recompensada y la honradez es un autosacrificio, entonces usted podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...