desde 2.006 en Internet

jueves, 10 de noviembre de 2011

Del talante a la pelea



Ocho años nos hemos pasado abducidos por la obsesión del cejado de sustituir el talento por el talante en este país, para que de golpe y porrazo, el puño socialista nos ofrezca a un Rubalcaba arrogante y peleón. Como la campaña electoral dure mucho, los dirigentes del PSOE les van a provocar una esquizofrenia a los votantes de su partido, que ya no se sabe si es de izquierdas o derechas, pacifista o beligerante, progresista o conservador.

Ser votante socialista no es fácil, fundamentalmente por haber sido engañado tantas veces con falsas promesas: pleno empleo, desaceleraciones, procesos de paz, nacionalismos extravagantes, pelotazos, corrupciones, sectarismos, soberbias, petulancias, y papanatismos. No, ciertamente no es fácil ser socialista en este país, y descubrir que el partido que propugnaba la igualdad, el trabajo para todos y la defensa a ultranza de los derechos sociales, concluye su égida gubernamental creando la mayor desigualdad, cinco millones de parados y recortes sociales hasta para los pensionistas.

Hace algunos años se recomendó desde este blog que Zapatero acudiera a un psiquiatra porque de otra forma iba a volver locos a la mayoría de los españoles. No nos hicieron caso y el resultado está a la vista, el PSOE nunca ha tenido menos credibilidad entre sus votantes en la historia democrática, ni ha recibido más improperios por los que, aún a pesar de no haberse equivocado votando por el partido de Zapatero, están expuestos a la misma desgracia que los que le votaron.

También se advirtió, en numerosas ocasiones, desde hace varios años, que Zapatero iba a dejar el país destrozado, pero tampoco nadie nos hizo caso, eran tiempos felices en los que se subvencionaba hasta el papel higiénico extraído de maderas nobles, pero cuando este país comprobó que todo había sido una ocurrencia y que tras toda la parafernalia propagandística que se habían organizado con el dinero de los españoles los compañeros socialistas, ya era demasiado tarde para rectificar, adheridos al poder hasta el último día, porque posiblemente auguren con acierto que el próximo Presidente del PSOE que habrá en España será en el siglo XXII como mínimo.

¿Y qué hará ahora tanta gente que vivía a costa de los demás?, ¿cómo se ganarán la vida estos “pícaros” del siglo XXI que han engañado a un pueblo con sus chorradas para dejarlo arruinado, desmoralizado y harto? Es difícil saberlo, muchos se habrán organizado un buen futuro desde el poder, y ahora se cobrarán los favores hechos a los poderosos gracias a la estafa a la que nos han sometido a los españoles, pero algunos van a tener que regresar a los ríos de cochambre de los que partieron. Los que están más apalancados se salvarán a sí mismos dejando caer a todos los demás, solidariamente, eso sí. No sé yo si no empezarán a salir hasta los entresijos de la memoria de Pablo Iglesias cuando los que han vivido tan bien fastidiando a los demás, desciendan del caballo del poder y tengan que deambular a pie por la vida como el resto.

De hecho, los más avezados entre los dirigentes socialistas han puesto pies en polvorosa, antes de que los acaben implicando en algún tinglado de gasolineras, concesiones y subvenciones. Creo que uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los socialistas que han dirigido este país es a la justicia, porque una vez que pierdan el poder, les van a caer denuncias, demandas y querellas como para bloquear los tribunales por diez años. Que falta de talante se anticipa en algunos demócratas que vivieron a costa de él estafándonos a todos los demás.

El único placer que nos queda a los españoles, es contemplar el ocaso de los ídolos en su decadencia y el desenlace de la pesadilla que comenzó hace siete años, cuando una legión de descerebrados tomó el poder al asalto de las urnas, aliándose con unos terroristas de origen desconocido, para derrocar con infundios y patrañas la paupérrima democracia de este país, para imponer su fanatismo fundamentalista a un pueblo atenazado por la opresión, la tiranía y la cochambre.

Ese es el legado de Zapatero y el socialismo español que no debemos olvidar en las próximas décadas. Mal eslogan han elegido, porque esta pelea es de los socialistas contra los españoles cabreados tras su vorágine, y en esta ocasión, llevan todas las de perder, no solo las elecciones, sino hasta en muchos casos la libertad, cuando hayan sido juzgados por tribunales independientes, si alguna vez logramos que existan en este país.

Enrique Suárez

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Si el "Ocaso de los Ïdolos" es como el de Felipe González que se permite dar clases de moral a estas alturas de la película, es como para comer cerillas. ¿Juzgados por Tribunales Independientes en Celtiberia? Eso me parece una fantasía moruna con reflejos acrisolados. No hay más que oir a Alfsonso Guerra, el de mienmano, despotricar y amenazar con airear su vida privada a la Juez de los Eres Andalusíes. Este machista, demócrata de toute la vie, es el que enterró a Montesquieu. Tampoco el PP hizo nada por desenterrarle, dicho sea de paso. En fin, soñar no cuesta nada. Y mientras los medios de comunicación recitando "mignonne allons voir si la rose" y Gallardón y Rajoy, junto con Basagoiti y Oyarzábal celebrando el FIN DE ETA. A ver si nos dan una paga extra como el Caudillo con el 18 de Julio y día festivo, fiesta nacional. Vivir para ver...

fractalio dijo...

Enrique, no sé si habrá algún socialista que sea capaz de ver las verdades tal cual son, pero lo que sí sé es que ningún “socio listo” y ningún “sociata” ha sido, ni es, ni será capaz de verla. De ahí que tenga claro que el “sociatismo” no desaparecerá, desgraciadamente. Y ojo con el golpe de efecto, que todavía pueden ganar las elecciones. Cosa que por otra parte no estaría de más, como en alguna ocasión dijo usted, para que no se vayan de rositas ahora que los efectos de sus analfabetismos y de su cara dura van a verse en la calle.

Y la desgracia que tenemos es que tampoco se va a terminar el pepismo, ni el independentismo, ni el resto de ismos que padecemos y padeceremos. No lo verán mis ojos, pero llegará el momento en que la mayoría de alguna de las siguientes generaciones dejará de votar. No queda otra si quieren que existan algún día esos tribunales independientes que juzguen a cualquiera de estos mamporreros representantes de las verdaderas alimañas que están chupando la sangre a la humanidad.

Sin duerno viviremos mejor dijo...

Habrá que ver que pasa en Italia, comparto el criterio de ambos.

PD: ya sé que pasaba con los comentarios que no se publicaban, al parecer hay un sistema de spam activado para evitar anuncios y algunos comentarios han sido evaluados como spam, indebidamente, no obstante estoy tratando de reponerlos ;)

Anónimo dijo...

En Italia y en toda la UE, ese engendro parido por Giscard d'Estaign (Giscargot nous en fait baver que decían en el Canard enchaîné representando un caracol gigante con la cara de Giscard) a su mayor gloria megalómana de "l'Etat c'est Moi", estilo Luis XIV con aspiraciones hegemónicas Europeistas. Ese gran enemigo de España ha sido el muñidor de la Constitución Europea, siempre barriendo para su casa, of course. El el Emperador y los demás los súbditos. Pues se irá al carajo el inviable asunto colado con calzador, esa Europa de los políticos a espaldas de los ciudadanos.

Derretimiento Mundial dijo...

http://ciudadanosenlared.blogspot.com/2010/10/cada-parado-es-un-drama-12603-anos-para.html

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...