desde 2.006 en Internet

martes, 5 de julio de 2011

Duernología avanzada: Molloch


Cuando Pascual Serrano publica en 2010 su obra: “Traficantes de Información. La historia oculta de los medios de comunicación españoles” en Editorial Foca (Akal), descubrimos algunas cosas interesantes sobre el Grupo Moll, empresa matriz de Prensa Ibérica y otros muchos negocios que se expanden por el mundo. Prensa Ibérica es el grupo editor al que pertenece La Nueva España desde el año 1984.

Molloch es la versión fenicia del dios Saturno o Cronos que devoraba a sus hijos y no resulta baladí la alegoría, porque el Grupo Moll es posiblemente el que más diarios, algunos clásicos, ha cerrado en las últimas décadas en España y Portugal, dejando a cientos de trabajadores de la prensa en el paro. Algunos han formado parte de iniciativas inmobiliarias, que han sacrificado los diarios para hacer valer sus inmuebles y propiedades.

El propietario del Grupo Moll es Francisco Javier Moll de Miguel, abogado, que a comienzos de los años 70 del siglo pasado trabajaba en San Sebastian como comercial del Banco Atlántico. El Grupo Prensa Ibérica nace en 1978 de la adquisición Javier Moll, con 28 años de edad, de la Editorial Prensa Canaria, a un matrimonio mayor sin hijos. Las cabeceras de la editorial eran La Provincia y Diario de las Palmas, cabeceras que se fusionarían en el año 2.000.

En San Sebastián, Francisco Javier Moll de Miguel conoce a la mujer con la que se casa con Maria Aránzazu Sarasola Ormazabal, hermana de Enrique Sarasola Lerchundi (fallecido en 2002) y que era el empresario de cabecera más afín e íntimo amigo de Felipe González, y con la que forma la "empresa familiar" Prensa Iberica (EPI).

En 1984 se produce el despegue del grupo Moll, cuando el Presidente del Gobierno decide vender al cuñado de su amigo, los principales diarios de la antigua Prensa Nacional del Movimiento del franquismo, integrados en los Medios de Comunicación del Estado, conformándose en este momento Prensa Ibérica, se adquirieron los diarios: La Nueva España (Asturias) por 531 millones de pesetas (3,12 millones de euros), Levante (Valencia), por 498 millones de pesetas (3 millones de euros), e Información (Alicante), por 621,2 millones de pesetas (3,73 millones de euros). Javier Moll contaba por entonces 34 años. En 1986 se adquiere El Faro de Vigo uno de los diarios más antiguos de España fundado en 1853.

En 1988 Prensa Ibérica inicia una nueva estrategia fundando periódicos con la cabecera La Opinión, así lo hace en Murcia y Zamora, donde posteriormente absorbe El Correo de Zamora. En 1991 decide dar el salto a Baleares y adquiere el Diario de Ibiza, y un año después el Diario de Mallorca. En 1996 da el salto a Cataluña donde adquiere Diari de Girona. En 1999 entra en Andalucía creando La Opinión de Málaga, en el año 2000 crea La Opinión de Tenerife y La Opinión de La Coruña. En 2003 crea La Opinión de Granada y Regio 7, un diario del área central de Cataluña. Recientemente ha creado el digital El diari.cat, tomando cada vez más peso. Posiblemente en unos meses se estrene La Opinión de Cantabria.

Además, el grupo Prensa Ibérica posee diversos diarios deportivos en Valencia y Sevilla. El 50 % del Magazine dominical que comparte con el Grupo Godó, el Mallorca Zeitung en alemán, las editoriales Alba Editorial y Allison & Busby, varias emisoras de radio desperdigadas por todo el territorio nacional y participaciones en los grupos de televisión por cable de Galicia y Asturias.

El Grupo Moll además tiene intereses inmobiliarios (como la Bolsa de Adelaida), informativos y vinícolas en Australia a partir del Grupo Euro Pacific Holdings y The Adelaide Review. En Portugal adquirió a comienzos de este siglo O Comercio de Porto para después cerrarlo y A Capital de Lisboa. Lugares en los que recogido onerosas pérdidas.

EPI (Editorial Prensa Ibérica) ha venido pagando la deuda de origen con el PSOE, fundamentalmente haciendo campañas periódicas contra los líderes comunitarios o locales del PP, como ha ocurrido con Zaplana en Valencia o con Soria en Canarias, pero también a aquellos que en su propio partido osaban enfrentarse con Mariano Rajoy, al que siempre han respetado, cuando no alabado, posiblemente desde su relación en Pontevedra con los editores de El Faro de Vigo o gracias a algún acuerdo desconocido, por el contrario todos los que forman el grupo inmediato de Rajoy, resultan habitualmente agasajados. No ha ocurrido así con José María Aznar, Esperanza Aguirre o Francisco Alvarez Cascos.

Las características que definen al Grupo Moll en su relación con la política española son las siguientes:

1) No beligerancia con el PSOE, al que apoya desde que el Presidente Javier Moll adquirió el Grupo de la Prensa Social del Estado al Gobierno de Felipe González, gracias a su matrimonio con la hermana de su íntimo amigo, el empresario Enrique Sarasola.

2) Desprofesionalización de sus diarios, alejados de la ecuanimidad y orientados al establecimiento de peculiares simbiosis con los políticos que se encuentren en el poder en esos momentos. De lo que se han derivado pingües beneficios tanto en publicidad institucional, concesiones, o subvenciones.

3) Cierre de cabeceras relevantes en la historia del periodismo español y despido de sus trabajadores, que han desarrollado como en el caso de La Provincia de Las Palmas o La Opinión de Granada, importantes campañas de resistencia en La Red

4) Apoyo permanente de Mariano Rajoy y todos los que a su alrededor han medrado políticamente en los últimos años, que apoyan su política y consideran que el PP tras el Congreso de Valencia, es el único formato que puede triunfar en las elecciones.

5) Campañas furibundas contra todos aquellos que han osado oponerse al establishment, tanto al PSOE en el poder, como a los que osan cuestionar desde el PP la política de Mariano Rajoy. Ejemplos han sido las campañas contra Zaplana o la más reciente ejercida contra Francisco Álvarez Cascos por La Nueva España y también contra los militantes notables relegados por el PP en el País Vasco. Permanente crítica de José María Aznar y Esperanza Aguirre.

6) Se espera que en los próximos tiempos el Grupo Moll sea uno de los principales beneficiarios de las jugosas operaciones que se desarrollarán en la “bancarización” de las Cajas de Ahorros, fundamentalmente en Cajastur, con la que ya comparte accionariado en Telecable.

7) Tendencia clara de apoyo al nacionalismo catalán representado por CIU, también al nacionalismo de Coalición Canaria y algunos otros, con un discurso diferenciado: habitualmente nacionalista en los lugares donde el nacionalismo está en el poder y no hostil al nacionalismo en los lugares donde el nacionalismo no tiene mayor relieve.

Medios consultados

Tesis Doctoral Aurelio Medel Vicente


Traficantes de información I

Traficantes de información II

Guerras a las que Rajoy no irá

Tesis Doctoral Aurelio Medel Vicente, página 159

Enrique Suárez

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Aranzazu Sarasola NO ES HERMANA DE ENRIQUE SARASOLA. NO TIENEN NINGÚN PARENTESCO. ASÍ QUE EL ROLLO DE QUE JAVIER MOLL ERA AMIGO DE DE LOS SOCIALISTAS SE DESMORONA.MENUDA MANERA DE DOCUMENTARSE MÁS CHAPUCERA!!!

Ciudadano en la Red dijo...

Troll Anónimo, le dejo la referencia en el artículo... y la cita bibliográfica está más arriba.

Anónimo dijo...

Aquí va una foto de Javier Moll y su esposa Aranzazu Sarasola en el periódico La Nueva España, un diario de su propiedad http://www.lne.es/deportes/2011/02/11/opel-meriva-recibe-coche-ano-lectores-2011/1032210.html

Anónimo dijo...

Aranzazu (Arantxa para los amigos) Sarasola fue la hermana del malogrado Enrique Sarasola, aquí y en Sebastopol. Y el señorito Francisco Javier Moll de Miguel, que de catalán no tiene nada, dicho sea por cierto, medró de comercial a propietario de un fabuloso imperio con muchas teclas (vinos, editoriales, diarios, radios, televisiones....). Por cierto, no es licenciado en derecho, como he leído en la red.
CXuando un diario no es negocio, lo cierra y punto. Su mundo es el business, no la información.

Anónimo dijo...

En Zamora, La Opinión despidió este año, en febrero o marzo, a un redactor por negarse a bajar el nivel de sus informaciones, imposición franquista de la dirección. Así se escribe...

Anónimo dijo...

Pues en Asturias para LNE, el nacionalismo (no español) es casi el quinto jinete del apocalipsis, no hay diario más cenralista y madrileñista que LNE, ni siquiera los diarios de tirada estatal.

Anónimo dijo...

El señor Moll ha tenido que indeminizar a Pedro Toledano con dos millones de euros. Le salió mal la jugada.....No se juega con las personas de esa manera, después de tantos años en la empresa, señor Moll. Muy mal su ética empresarial, señor Moll....

Anónimo dijo...

Si es su hermana, ¿¿por qué no se apellidan igual (hablo del segundo apellido)??

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...