desde 2.006 en Internet

lunes, 13 de diciembre de 2010

Caudillo Rubalcaba


“A vista de este ejemplo, ciudadanos, antes morir que consentir tiranos”. Monumento a Torrijos y sus seguidores. Plaza de la Merced. Málaga.


Dentro de veinte o treinta años, algún ciudadano de este país o lo que quede de él por entonces, se preguntará qué fue lo que ocurrió en España a comienzos del mes de diciembre del año 2010, cuando el PSOE logró apartarse por enésima vez de la Constitución para imponer su voluntad autoritaria a los españoles. La perspectiva histórica nos permitirá ver con mayor claridad lo que hoy se ha urdido con apariencia de confusión desde la propaganda gubernamental, en una estrategia de desmantelamiento provocado del Estado de Derecho desde el poder, algo que acontece periódicamente en todo régimen autoritario y revolucionario que se precie.

Es difícil, muy difícil, describir la historia del instante inmediato, hacer la crónica de la realidad ocurrida la última semana. En los tiempos actuales, el periodismo se dedica a la transcripción de las noticias, creando fotos replicadas de los acontecimientos, desde distintos ángulos, con diversas perspectivas, siempre con distintas intenciones, pero sin apenas entrar en su interpretación o análisis. Se muestra la realidad de forma icónica, tal como parece que es, al menos en su apariencia, en su representación. Sin embargo se comete un grave error, porque la palabra no puede competir con la imagen en la descripción de la realidad, ni en la inmediatez de la noticia, aunque si puede hacerlo con precisión en la disección de sus entresijos.

Las nuevas tecnologías nos han llevado a pensar, en nuestra inocencia, que hemos alcanzado el dominio sobre la realidad porque somos capaces de fotografiarla, de comentarla de forma inmediata, de analizar los hechos casi al mismo tiempo que ocurren, pero sin embargo se ha perdido mucho con la instantaneidad, algo de lo que se beneficia quien pretende que la realidad no se conozca, que se oculte, como habitualmente se hace desde el poder. La catarata informativa a la que nos someten los medios de comunicación, impide que se vea lo que arrojan desde el Gobierno al espacio público de opinión. Antes de que se pueda hacer un análisis e interpretación sosegada de los hechos, ya tenemos diez noticias más que atraen nuestra atención, así estamos condenados a seguir haciendo surf por la superficie de la realidad informativa, no sabiendo si son lenguados, tiburones o calamares las especies que se mueven bajo la aparente realidad que nos muestran, bajo la verdad oficial que nos ofrecen. Aquí la única libertad que queda es la de cambiar de canal de televisión con el mando a distancia.

El entendimiento y la comprensión de lo que ocurre en nuestra vida y circunstancias se resiente, creando una situación de hastío que nos hace repeler el bombardeo tóxico a que nos someten desde el poder y la manipulación de la información interesada que nos brindan los medios de comunicación. No me cansaré de repetir la frase de Noam Chomsky: “la propaganda en una democracia, es lo mismo que la coerción de un estado totalitario”; es decir, la propaganda, cuando es urdida desde el poder, es la coerción que convierte una democracia en un estado totalitario, no menos totalitario, por ser más discreto e intangible, eso es algo que actualmente ocurre en España, aunque nos parezca extravagante. Trataré de mostrarlo a continuación.

El poder descontrolado

Regresando al tema que nos ocupa, lo acontecido en España a comienzos de diciembre de 2010, nos brinda una imagen real de lo que ha hecho el Gobierno del PSOE a lo largo de estos años, no es un incidente sin importancia, sino un resumen concentrado de la contundencia violenta de su égida. En tan sólo seis años hemos pasado, con los mismos actores y escenarios similares a un cambio de papeles que intranquiliza, de una oposición que exigía un Gobierno que dejara de mentirnos, a un Gobierno que nos miente y además criminaliza a todo aquel que se atreva a dudar de su palabra, en la más esplendorosa actitud inquisitorial que caracteriza el inacabado viaje sin retorno del PSOE y los gobiernos de Rodríguez Zapatero.

El Gobierno nos ha mentido, señor Rubalcaba, usted nos ha mentido con el mismo desparpajo que su compañero Moltó le dijo a Mariano Rubio aquello de “míreme a los ojos, señor Rubiopara, años después, organizar un desfalco en Caja Castilla La Mancha de 4.000 millones de euros. No es la primera vez que usted nos miente, realmente nos miente siempre, tiene usted menos credibilidad con la información política que nos proporciona que el señor Madoff con la gestión económica que organizó la quiebra del sistema financiero mundial, porque nos permitió ver en qué manos sucias estaba nuestro futuro y descubrir el montón de mierda sobre el que asentaba la ilusión artificial de nuestro bienestar.

El destino y los errores del Prisionero de Zenda, han alzado a Alfredo Pérez Rubalcaba a la Vicepresidencia del Gobierno (como anticipo de su futura candidatura a la Presidencia), no por sus valores, virtudes, principios, ideas, o genialidades, sino por qué ante una estafa política continuada como la que nos ha ofrecido el PSOE, lo más aconsejable es poner al mando de la nave al paladín más avezado del arte de no decir la verdad a la opinión pública, un amoral consciente, un genio tenebroso del siglo XXI que trata de imponer su voluntad de forma autoritaria, sin respetar reglas ni normas, pero brindando una exquisita apariencia democrática a sus discursos de diseño, perfectamente pergeñados con el propósito de mostrar la imagen de un gobernante sobrepasado por las circunstancias que trata de resolver los problemas del Estado que dirige, administra y gestiona, siempre por el bien de su comunidad, aunque sea utilizando mano dura, si no queda otro remedio. Con la era Rubalcaba se acabó el talante y comienza el “palante”, el fin que justifica los medios, la consolidación del objetivo de perpetuación en el poder de su partido, con ese aroma de ebriedad de despotismo en el ambiente que siempre delata a los tiranos.

El señor Vicetodo es un personaje complejo, siniestro, ladino, que utiliza la insidia con gallardía, a mucha gente le da realmente miedo (incluso a muchos entre los suyos) que alguien como él haya acumulado tanta información y poder en sus manos. Si a su mentor secuestrado en La Moncloa, se le podía atribuir delirio de grandeza, narcisismo, adanismo, soberbia y papanatismo ideológico, al señor Rubalcaba nada de eso le conmueve porque sus caracteres se adhieren a motivos exclusivamente personales, es la representación más ajustada del poder desenmascarado, la ambición, el egoísmo, la resistencia prolongada, la exuberancia gloriosa de la mediocridad siempre resultona con la que se ríe de sus prójimos; sus múltiples disfraces, su escurridiza trayectoria, su profesionalidad política en el sentido que Tayllerand concedió al término, hacen de él un personaje político inolvidable y digno de suculentas descripciones literarias.

Si Zapatero nos recuerda a Napoleón por sus veleidades (no por sus proezas), Rubalcaba se asemeja al Duque de Otranto, Fouché, que también fue su ministro de interior, el único personaje que intimidaba al emperador, según sus propias palabras. Él lo sabe y se aprovecha de esa proyección para imponer su voluntad con destreza en las decisiones que se adoptan por el Gobierno, porque la única ideología de Rubalcaba, como la del carnicero de Lyon, es su perpetuación en el poder.

José Blanco, pasaba por allí y se encontró un sabotaje

Lo acontecido en el tema de los controladores es una fotografía de nuestra miserable realidad, porque desde el Gobierno se viene urdiendo desde hace meses la estrategia, nada es casual, todo ha sido intencionado, con alevosía y premeditación, como cualquier crimen que se precie.

En febrero de 2010, José Blanco, a la sazón ministro de Fomento, inicia la criminalización del colectivo de controladores aéreos, imponiendo su voluntad en una negociación inflexible y autoritaria a mayor bien social, en defensa, dice, de los intereses de los ciudadanos; una causa loable como las que le gusta esgrimir al PSOE en campaña electoral permanente, persuadiendo que salva a sus votantes mientras les destroza la existencia. ¡Ay si al PSOE se le juzgara por sus hechos en vez de por sus buenas palabras!, que pocos le brindarían su confianza.

A fuerza de decretos impuestos, el ministro de Fomento ha ido atenazando con su opresión al colectivo de controladores, con el asesoramiento de sus compañeros sindicalistas, algo que ha visto tantas veces en su vida desde el otro lado de la barrera pero que ahora impone desde la autoridad del empresario que paga, aunque no sea con su dinero, posiblemente algo que siempre envidió en su intimidad de incompetente. Ese poder de decidir sobre los demás, sin reunir méritos para ello, debe ser orgásmico para quien no ha hecho otra cosa conocida en su vida que vivir de la política, a costa de los demás.

El ministro más inepto del Gobierno, seduce así a la opinión pública con la idea de que los privilegios de los vigilantes del espacio aéreo resultan inadmisibles en una sociedad con cuatro millones de parados, que su partido ha creado, por cierto, muchos de ellos votantes del PSOE. Si les hemos quitado el trabajo, condenándolos a la miseria, se dice a sí mismo, ahora que están cabreados contra nosotros vamos a darles circo del que se ve en la tele, eso es lo que les gusta, utilizando a los controladores como carnaza, como chivo expiatorio por sus extravagantes privilegios (mucho menores de los que gozan la mayoría de los políticos, por cierto); en sus cálculos se anticipa de esa forma un triunfo seguro matando dos pájaros de un tiro: por una parte preparando AENA para su privatización inmediata, gracias a sus onerosas pérdidas y la necesidad de liquidez del Gobierno y por otra, enconando a la opinión pública contra los que más ganan, para que se les olvide quienes son los que les han hecho perder más en la historia de la democracia. Los ricos son siempre culpables, aunque se hayan hecho ricos con su trabajo, menos los políticos, claro.

El día 3 de diciembre, justo antes del puente más largo del año, Zapatero no se desplaza a la Cumbre Iberoamericana, con lo que al alpinista inefable le gusta el boato y la parafernalia de las cumbres internacionales, en previsión de lo que pudiera acontecer. Por la mañana se saca un decreto ley, posiblemente inconstitucional, que somete a los controladores a unas condiciones más propias del régimen cubano que de España, un país de la Unión Europea; que vulneran con seguridad la Constitución, el Estatuto de los Trabajadores y la legislación internacional en materia laboral, como se demostrará cuando ya no esté el PSOE en el Gobierno, cuando no haya a quien exigir responsabilidades.

Con la misma premeditación que la perpetración de un crimen, se elige esa fecha precisamente, porque desde el Gobierno se piensa que los controladores aéreos no serán capaces de moverse de sus pantallas, dejando colgados a cientos de miles de pasajeros inocentes, porque de esa forma se echarían encima a la opinión pública, como efectivamente ocurrió, porque posiblemente, con más corazón que inteligencia, los controladores se plantaron y dejaron de trabajar nada más conocer la última vuelta de garrote vil sobre sus derechos que les había impuesto el Gobierno, en un “más vale morir de pie, que vivir de rodillas”, que debería traer algún recuerdo a sus negreros socialistas que solo recuerdan la memoria histórica de lo que les han hecho, jamás de lo que ellos han hecho a los demás.

Con la Navidad llegará el Mesías, como todos los años

Nada fue casual ni sorpresivo, señor Rubalcaba, no ocurrió, se provocó con la mayor insidia y contumacia la situación de emergencia desde el Gobierno. Con el único objetivo de ornamentar su coronación como futuro Presidente del Gobierno, una medida de fuerza ante las cámaras que le diera la puntilla a la época del talante y el Estatut de Montilla, y pusiera en su sitio a unos rebeldes privilegiados que osaron enfrentarse con el poderoso Estado que usted ejecuta. Un golpe en la mesa y las instituciones para que todo el mundo se diera cuenta de quien tenía todo el poder en sus manos, no diferente en propósito y argumentos a los que utilizó Franco para iniciar la Guerra Civil dando un Golpe de Estado, con el propósito de erradicar un mal mayor que exige la vulneración del Estado de Derecho con firmeza. ¿No es lo que usted ha hecho?, señor Rubalcaba.

La declaración del Estado de Alarma fue el sigiloso pronunciamiento, del número dos en un marco de desconcierto, descalabro económico, indecisiones e improvisación al que nos tiene acostumbrados su secuestrado político, el número uno; su puesta en escena resultó apoteósica, exuberante, grandiosa, como me consta que le agrada a sus pretensiones. Si no fuera porque no me gusta que se engañe a la gente, que desde el poder no se oprima a los ciudadanos, que la inteligencia no sirva para que un ambicioso egoísta se salga con la suya a costa de los demás, tenga bien seguro que le felicitaría, porque realmente tiene su mérito mentir con tanta desmesura sin mover un músculo.

Es usted un actor de teatro magnífico, señor Rubalcaba, pero también, como usted nos ha recordado en tantas ocasiones, yo como ciudadano soberano, quiero que los gobernantes no me mientan, que no se rían de los ciudadanos con tanta chulería y desparpajo, sobretodo de los que no son capaces de ver con nitidez sus movimientos y piensan que usted es el Mesías providencial que necesitamos con urgencia, los que habitualmente entran al trapo electoral que desde el PSOE les tienden.

Con una singular finta política ha mostrado usted la ineptitud gestora de José Blanco, la incapacidad diletante del Presidente José Luis Rodríguez Zapatero, quien manda en el Gobierno, quien gobierna realmente el país, y quien es el único que puede conseguir para el PSOE que sigamos en el más de lo mismo, es decir, con los millones de “apesebrados pastorcillos” que le deben su bienestar al partido, a expensas del malestar de todos los demás, en este viaje de nuestro país hacia el abismo, que no acaba de concluir. Con esta jugada ha dejado de ser usted un personaje político, para convertirse en el nuevo aspirante a caudillo “que tanto se necesita en España”.

¿Cómo arderá España?

Pues va a ser que no, señor Rubalcaba. Le ha perdido la ambición, no era el momento de mostrar todo su poder a los españoles, porque los españoles abjuramos de las dictaduras, precisamente gracias al PSOE, que nos lo ha restregado a lo largo de los últimos 32 años, con memoria histórica incluida. Usted será recordado por haber hecho que este país pase el trigésimo segundo aniversario de su Constitución en Estado de Alarma, nada más y nada menos, por haber puesto el mandato conferido por las urnas al servicio exclusivo de sus intereses personales y partidarios.

Su jugada fue magistral, hay que reconocerlo, pero se ha equivocado de escenario, ni es tiempo, ni lugar. Si hubiera sido en la Rusia de 1917 posiblemente usted hubiera competido en gloria con Stalin, si hubiera sido en la Alemania de 1933 posiblemente hubiera competido en autoridad con Hitler, si hubiera sido en la España de 1936, posiblemente hubiera competido en decisión con Franco, pero para su desgracia, estamos en la España de 2010, desvalida y desvencijada, pero europea, libre y democrática, en la que este admirador de Erasmo de Rotterdam y Tom Paine, está aquí para señalarle con el foco de la palabra y mostrar a mis compatriotas, con todo el esplendor que su obra se merece, su auténtica catadura moral y política.

Todos los tiranos son iguales, es inherente a los ambiciosos que detentan el poder, imponer su voluntad. ¿Cuál será la próxima hazaña que nos tendrá preparada el ministro Rubalcaba?, es previsible, incendiará España (supongo que en sentido metafórico), como Nerón hizo con Roma, para ver como arde y así borrar las pruebas de los crímenes contra la razón que se han cometido desde los Gobiernos dirigidos por su máscara política, el presidente por accidente, José Luis Rodríguez Zapatero, al que el señor Rubalcaba llevó al poder a golpes de pásalo aliándose implícitamente con los terroristas del 11-M, para ser su sombra, hasta que llegara el momento oportuno para desplazarlo y convertirse en el nuevo Mesías. Lástima que esta película la gente la haya visto tantas veces que no se dejará engañar por ella, ¿o tal vez sí? quien lo puede saber, los españoles que gritaron “viva las cadenas” son capaces de cualquier cosa, más difícil lo tenía el felón Fernando VII y le llamaron “el deseado”.

Lo que está claro es que con el aspirante a todo, Alfredo Pérez Rubalcaba comienza un periodo ominoso en la democracia española, lo que dure dependerá de lo que seamos capaces de soportar los españoles, que viendo las barbas de los controladores aéreos, valdrá más que nos vayamos afeitando antes de que paguemos impuestos por preguntar qué hora es. Pues nada, señor ministro, esperar y ver. Tenga cuidado con las cerillas, que está usted sentado sobre un gigantesco depósito de queroseno, no crea que lo digo para que a usted no le pase nada, porque usted está por primera vez en su vida donde siempre quiso estar, lo digo por todos nosotros, los sufridos españoles, que estamos obligados a asistir a su magnífico espectáculo de fuegos artificiales jamás contemplado en estos predios, y fundamentalmente, porque los destrozos que usted ocasione los vamos a pagar todos nosotros, los españoles, da igual que los provoque el Gobierno, que los controladores aéreos, que la pertinaz sequía.

Enrique Suárez
Un ciudadano español que no renuncia a su soberanía

10 comentarios:

Diógenes de SÍnope dijo...

Enrique, vuelvo a repetir por enésima vez: Estos mequetrefes son NADIE. Ni Rubalcaba ni ZP, ni la madre que los parió son NADA NI NADIE.

Los españoles deberíamos SABER O TENER MUY PRESENTE, que estos hijos de la gran puta detentan el PODER por delegación. Pero no por delegación del PUEBLO ESPAÑOL como muchos creen por haberlos votado en un paripé de elecciones, no. Estos canallas una vez llegados a estos cargos institucionales no tienen más remedio que cumplir con las directrices que les imponen los PODERES FACTICOS a la sombra.

El Mundo real es muy complejo para poder ser entendidos por la gran mayoría de la población mundial. Pues para ello se tiene que haber podido bucear en las procelosas aguas de las más punteras agencias del espionaje mundial. Y solamente ALGUNOS de los que han podido bucear en esas aguas, poseen información suficiente para saber qué se cuece realmente en nuestro Planeta Tierra a nivel de gobiernos, y cuales son los verdaderos intereses de los AMOS DEL MUNDO.

Rubalcaba no está ahí, por deseo propio. Es una imposición de arriba, de los que de verdad tienen PODER para decidir sobre la obra y la vida de la masa borreguera mundial. Y estará ahí, hasta que haya cumplido la misión que se le ha encomendado o hasta que al PUEBLO ESPAÑOL se le hinchen los COJONES y se mentalice que hay vías absolutamente pacíficas y democráticas para terminar con el PODER de estos HIJOS DE PUTA.

fractalio dijo...

¡Sí señor, Diógenes de Sínope! Las cosas claras y el chocolate espeso. Y mientras no tengamos claro quién es el enemigo, nada podremos hacer en su contra, es evidente.

Es sencillamente acojonante y esperpéntico el papel que han encarnado los titiriteros estos de tres al cuarto, los mamporreros del auténtico enemigo. Daría risa si no fuera por la gravedad del asunto, y porque con sus astracanadas están dificultando la detección de los que mandan de verdad. Claro, que esa es su auténtica misión.

Son absolutamente incapaces de abrir la boca y de tomar una “decisión” sabiendo si es constitucional o no. Me gustaría saber qué piensan los entonces tan ponderados “padres de esa Constitución”, de ese papel mojado.

Y es también sencillamente acojonante vivir en el “mundo de las comunicaciones” sin tener ya el más mínimo derecho a saber siquiera lo que ocurre, en un mundo en el que todo está intoxicado por partida doble, triple, cuádruple... Por no saber la verdad, ya ni siquiera la sabemos de la predicción meteorológica, que es el colmo.

Ciudadano en la Red dijo...

Que hay intereses mundiales es cierto, que nos están presionando es cierto, ahora bien, cuando en este país se acusa al PP de algo es la certeza de las certezas, porque no se puede esperar otra cosa de los herederos del franquismo y cuando se acusa al PSOE, es culpa de los protocolos de los hijos de Sión y el grupo Bilderberg, y los del PSOE son irresponsables.

Vamos a ver, será igual para ambos, supongo, y no podemos atribuir al exterior que unos mentecatos nacionales sin puta idea de nada la hayan cagado. En esta ocasión, Diógenes y Fractalio, sin eliminar el factor externo, considero que es el interno en mayor proporción la causa de nuestros males. Con Aznar también existía el factor externo y las cosas iban mucho mejor.

No sé, hay algo de falacia en los argumentos de ambos. Explíquense mejor que eso de la culpa externalizada genera inocencias inadmisibles

fractalio dijo...

Lo único que sucede es que los PPtíteres, desde el principio, son mucho más manejables que los PSOEtíteres, porque saben perfectamente quién les maneja, y están encantados con el papel que les ha correspondido en el reparto.

Sin embargo, los PSOEtíteres, en un principio se muestran díscolos, entre otras cosas porque ni siquiera son capaces de percibir que son una simple marioneta. Y entonces sucede que el dueño del muñeco, cuando se cabrea, pega un tirón de los hilos y pone a la marioneta en su sitio, haciéndola funcionar a las mil maravillas.

El primer jefe marioneta que tuvimos del PSOE, Felipito, después del primer tirón de hilos, se dio perfectamente cuenta de que era un muñeco, y no sólo suavizó sus mecanismos, sino que se puso como objetivo convertirse también en titiritero. Y ahí está, en un estado intermedio, manipulando las marionetas que él mismo ha fabricado, y manipulado por los jefes que le han permitido que juegue con los actuales muñecos.

Pero al final, el espectáculo continúa, y el espectador ni se entera de lo que sucede en el interior de la tramoya. Y esa es la mayor desgracia, todos -incluidos los críticos- aplaudiendo el espectáculo, y pensando ya en comprar las entradas para la siguiente función.

Anónimo dijo...

Publicado por "nos conviene que haya tensión" 13/12/2010
El presidente clandestino
Los que miran las cosas por su envoltorio no alcanzan a ven el contenido completo del paquete. Una Nación impedida para expresarse no tiene otra salida que ACTUAR para salvarse. Por esta razón y aunque los españoles no salgan en el telediario, la cólera nacional, de momento bastante pacífica, ha encarcelado en la clandestinidad al jefe de la tropa INVASORA de la Patria, no sea que la Nación ciudadana capture al traidor in fraganti.
He aquí manu militari el momento Nacional de permanente futuro.
....................................

Ciudadano en la Red dijo...

fractalio, ¿la huelga de controladores fue programada por la mano invisible?, sin restar certeza a tus palabras. Hay títeres que nos joden más qu otros. Tus palabras conducen a la impunidad de los actores del crimen, apelando a lo intangible. Está bien, respeto tu posición, pero no la comparto.

Aquí cada palo tiene que aguantar su vela y los que la han cagado en esta ocasión son los del PSOE, también el PP por servirles a su juego, es cierto, pero la responsabilidad máxima es del actor principal del crimen.

Diógenes de SÍnope dijo...

Enrique, con Aznar iba mejor la cosa, por que hacia una política más acorde con los principios y la estructura político-económica sobre la que se sustentan nuestras sociedades. Pero Aznar era tan mandado como Blanco, ZP o RuGALcaba.

Además, aquí no hay única y exclusivamente AMOS externos, hay PODERES internacionales en los cuales militan y participan algunas familias españolas.

Y qué duda cabe que estos mequetrefes de politiquillos disponen de su autonomía para hacer política interna y externa en base a su propia ideología política, pero están condicionados a seguir las consignas de estos PODERES, cuando se trata de tomar decisiones que afectan al bolsillo, la estructura o la seguridad de estas ÉLITES.

Es más, por qué creéis que está desaparecido ZP. Pues por que este cretino iluminado se ha creído que podía hacer y deshacer a su antojo y le han parado los piés. Y su reacción ha sido sublevarse contra sus AMOS, negándose a refrendar con su firma( hasta que le enseñen el palo y la zanahoria y se avenga a razones) las decisiones que van a tomar otros de ahora en adelante en nombre del Gobierno español.

fractalio dijo...

Enrique, hablo en general, porque entre otras cosas no quiero nunca descender a los detalles del momento, ya que lo único que hacen es impedirnos dimensionar la totalidad, además de ser siempre información parcial y manipulada.

Y mirando desde lejos, para poder ver el conjunto, te diría lo que digo siempre: en el fondo, es EXACTAMENTE lo mismo PP que P$O€, la única diferencia estriba en detalles tipo matrimonio gay, aborto, y religión o educación para la ciudadanía.

El que el país vaya mejor o peor depende de circunstancias puntuales y globales. No olvidemos que el títere Aznar gozó de unos suculentos fondos de cohesión que después se acabaron, entre otras cosas.

Creo que el gran problema de este país, muy por encima de cualquier otro, ha sido, es, y seguirá siendo la gran estafa inmobiliaria a la que hemos estado sometidos durante treinta años, y en ese asunto, es indudable que el responsable único es el PP$O€, o sea, ambas compañías de títeres al 50% exactamente.

Si nos fuera devuelto a los ciudadanos el 80% del valor actual de nuestros pisos, que es lo que hemos pagado de más, este país sería el más rico del mundo, sin ninguna duda.

Comprenderás que el asunto puntual de los controladores me la trae al pairo, más o menos, comparado con el resto de cuestiones que hay de fondo.

Diógenes de SÍnope dijo...

Mi fuente de información me confirma que de momento ZP sigue igual de rebelde que los controladores. Pues se niega a firmar cualquier documento que le presenten los PODERES FÁCTICOS.

De momento parece que le está echando huevos a la situación, o que aun no ha entendido bien el mecanismo del palo y la zanahoria.

Tendríamos que pedirle a la oposición que compruebe y haga público quién está firmando los documentos de Presidencia del Gobierno. ¡Nos llevaríamos una sorpresa!

Aquí tenéis la prueba:

http://www.elconfidencial.com/espana/zapatero-prorroga-estado-alarma-controladores-20101214-72586.html

Diógenes de SÍnope dijo...

Confirmado. RuGALcaba, Blanco y Jáuregui han dado un golpe de mano palaciego siguiendo instrucciones de los PODERES FÁCTICOS y la aquiescencia del Borbón y el CNI.

ZP, mientras tanto se prepara para defenderse ante el consejo de guerra que le tiene preparado Bruselas el miercoles, aunque todavía no está claro si comparecerá.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...