desde 2.006 en Internet

viernes, 26 de noviembre de 2010

En las elecciones catalanas, VOTA Movimiento Democrático de España (MDE)


Hemos llegado a la conclusión de que es la mejor alternativa entre todas las que se ofrecen porque esta formación política no se presenta a las elecciones catalanas, así al menos ustedes no serán responsables de lo que ocurra a partir de ahora en el lupanar político catalán, ni tendrán que ver como sus representantes políticos les defraudan de forma continuada.

Pero también se librarán de esa forma de tener que elegir entre nacionalistas, no nacionalistas, socialistas, conservadores, folclóricos, comunistas verticales, republicanos accidentales y otras gentes de buen vivir a su costa. Movimiento Democrático de España (MDE) es un antipartido en proceso de creación, que pretende desbancar del poder algún día a todos los estafadores que quieren su voto exclusivamente para hacer lo que les dé la gana a ellos con él y no lo que ustedes realmente desean, ha decidido autoexcluirse de este proceso electoral.

Movimiento Democrático de España, en un acto de patriotismo, ha decidido no presentarse a las elecciones al Parlament catalán por respeto a los electores catalanes, a su inteligencia y sentido común, a su cartera, a su historia, a su vida, a sus ilusiones y sus esperanzas. No se dan las condiciones democráticas que permitan a una formación política normal, respetuosa con los ciudadanos, la libertad, la democracia, las leyes y la Constitución Española, presentarse a un espectáculo de vodevil como el que se ha organizado en la maltrecha comunidad catalana, donde votar por cualquiera de los que se presentan es extraordinariamente arriesgado.

Estuvimos durante cierto tiempo reflexionando sobre si recomendar a nuestros seguidores que votaran por Ciudadanos en Blanco, en blanco, nulo o se quedaran en sus casas, quizás la alternativa menos perjudicial sea Ciudadanos en Blanco, así que si hay alguien que decida arriesgarse y participar en este festival electoral, por lo menos que no se pille los dedos votando a candidaturas que para lo único que servirán es para mantener el más de lo mismo con reparto diferente. También pensamos recomendar el apoyo a Laporta, para degenerar aún más el sistema a ver si revienta, e incluso al CORI para convertir el Parlament en lo que realmente es, o el partido Pirates, pero tras un largo proceso de reflexión hemos llegado a la conclusión de que participar en estas elecciones de cualquier forma sería aceptar que este esperpento recuerda a una democracia, algo que es una absoluta falacia.

Así que nos hemos decidido por la opción menos perjudicial de todas, votar por un partido que no se presenta a estas elecciones, como expresión de protesta y exigencia de respeto a los políticos, el procedimiento es sencillo, se acude al colegio electoral, como MDE es un partido que no está en la oferta de papeletas, se acude a la mesa electoral y se solicita con educación al Presidente o vocales la papeleta correspondiente, y tras largo debate entre los miembros del directorio, informarán al elector de que ese partido no se presenta, generando cierta incertidumbre entre la mesa y los interventores de los partidos correspondientes, momento en el que el votante, podrá acudir a la mesa donde se encuentran las papeletas, coger la primera que le parezca, tachar la lista ofertada y por la parte de atrás de la papeleta, escribir con rotulador rojo, mi voto es para Movimiento Democrático de España, o en su defecto, MDE, de forma abreviada, a continuación deposita la papeleta en el sobre y acude a la urna con su DNI, para que el presidente cante el “vota” correspondiente y todos los que allí están se afanen en tachar su nombre, mientras piensan para sus adentros: otro más para el cesto.

Su voto será posteriormente declarado nulo, pero en el acta de la mesa tendrán que hacer constar los motivos, algo que nunca sabremos es cuantos de los votos nulos se corresponden con MDE, el partido que no se presentaba a las elecciones catalanas, pero tampoco importa demasiado, si este bodrio fuera una democracia sería otra cosa, pero en estas condiciones que más da.

Durante los próximos cuatro años les aseguramos grandes satisfacciones cuando comprueben que todos los que han votado por alguna candidatura se cabrean y despotrican contra sus elegidos, ustedes tan contentos, sabiendo que con su voto no se ha contribuido a que se siga reproduciendo la estupidez. Evidentemente, si no tienen interés en contemplar las caras de los guardianes del régimen y ese aire de suficiencia con que le mirarán cuando le digan que Movimiento Democrático de España no está entre las candidaturas disponibles, también se pueden quedar en casa y abstenerse directamente, pero les aseguramos que ver la cara del Presidente de la mesa y la de todos los asistentes mirándoles como si fueran bichos raros cuando RECLAMEN LO INEXISTENTE serán inolvidables. ¿Qué mejor forma de regresar a la realidad y la normalidad que abandonar definitivamente los territorios virtuales de la estupidez política?

Por respeto a sí mismos, voten MDE, el partido que no se presenta a las elecciones autonómicas de Cataluña. Sus hijos y nietos se lo agradecerán algún día.

Enrique Suárez
Movimiento Democrático

6 comentarios:

fractalio dijo...

No está mal la idea, si no fuera porque entre la abstención y el voto nulo a MDE, todos, absolutamente TODOS los partidos que se presentan, prefieren mil veces el voto nulo, pues es un voto, o sea, participación en su sistema, o sea, aval legal para sus argumentos, actuaciones, saqueos y tomaduras de pelo durante los cuatro años siguientes.

Y si TODOS los que se presentan prefieren el voto nulo muchísimo antes que la abstención, ¡POR ALGO SERÁ!. Al fin y al cabo, aunque no sea un permiso directo para sus piraterías concretas, es un permiso indirecto para mantener la bufonada per secula seculorum, y algo de la tarta les cae siempre a todos y cada uno.

Si no hay pasteleros, no hay tarta.

Ciudadano en la Red dijo...

fractalio, no es exactamente así, al contrario que el voto blanco, el VOTO NULO computa aparte de todos los demás, es decir no contribuye al reparto electoral, sino a contrastar con todas las demás candidaturas.

Si hubiera un 50% de votos nulos, por ponerle un ejemplo, las elecciones serían declaradas nulas de facto, mientras que la abstención favorece a todos los demás partidos, "que es precisamente lo que usted pretende evitar", pues aún consiguiendo un 50 % de abstención, saldría elegido un parlamento.

EL VOTO NULO ES EL ÚNICO QUE NO CONTRIBUYE AL REPARTO DEL BOTÍN ELECTORAL

"Si bien, como un acto individual, el voto nulo no tiene mayor significación, sí la tiene cuando se convierte en un acto de masas, y representa la "voz" de la inconformidad social de las personas de un pueblo con sus gobernantes. En este sentido, el voto nulo adquiere otro significado, ya que realmente no se nulifica, se suma al grueso de los votos en esta situacion, manifestando un sentimiento o resentimiento social hacia sus gobernates. Se manifiesta como una nueva forma de protesta pacifica para de esta manera, provocar un cambio en la forma de gobierno y es regularmente un previo aviso ante la posibilidad de un estallido social. Suele ser mayor en los países con sistemas de voto obligatorio, ya que en los que es opcional los descontentos, desinteresados e incapacitados pueden simplemente no concurrir a votar."

VOTO NULO

En esta ocasión, lamento no poder estar de acuerdo con usted

fractalio dijo...

Enrique, técnicamente será así, no lo discuto, pero a la hora de dar el dato de participación, que es lo que “justifica” a los candidatos, no se habla de votos blancos o de votos nulos, se habla únicamente de votos. Y si no, pregúntele a cualquier candidato, del partido que sea, si prefiere un voto nulo o una abstención. ¿Hacemos apuestas a ver lo que responden? Yo lo tengo claro: TODOS prefieren el voto nulo. Luego entonces, repito: POR ALGO SERÁ.

Y además, comprenda que en el momento en que los votos nulos a MDE alcanzaran un número mínimamente significativo como para salir a la luz, automáticamente pasaría de ser un antipartido a ser un partido en las siguientes elecciones, ¿o no?

Ciudadano en la Red dijo...

No exactamente, quieren votos porque quieren disminuir la abstención. LA DEMOCRACIA SON VOTOS, dicen, el voto nulo no computa, ES UNA ANORMALIDAD, UN ACCIDENTE...O UNA SUTIL PROTESTA.

Un antipartido es una forma distinta de organización, en el que prevalecen los intereses comunes más que los partidarios, eso no quiere decir que no pueda participar en las elecciones, pero usted también puede acudir a un banco a sacar su dinero o a atracarlo, no todos los que entran en una oficina bancaria tienen intención de robar.

Verá usted, se lo explico, para robar, sólo tendríamos que meternos en cualquier partido político y sería todo mucho más fácil.

fractalio dijo...

- La participación en unas elecciones es el porcentaje de ciudadanos con derecho a voto que han acudido a votar, no el porcentaje de votos útiles introducidos en las urnas.

- Sería imposible que la misma modalidad de voto nulo consiguiese una cuota mínimamente representativa, pues necesitaría de la cuota de pantalla correspondiente, lo que es impensable.

- Igual que es imposible distinguir al abstencionista que no vota porque no cree en el sistema del que no vota por falta de interés, es imposible distinguir el voto nulo por accidente o por sutil protesta.

- Es mucho más utópico pensar en un 50% de votos nulos que en un 50% de abstención, y aunque en este caso teóricamente saldría un parlamento elegido, estoy seguro de que sería una revolución que daría mucho que pensar tanto a votantes como a votados. Y si la abstención siguiera aumentando, sería impensable formar un parlamento.

- Según su explicación, un antipartido es exactamente lo mismo que un partido, o sea, una organización con unas propuestas, que participa en unas elecciones. Lógicamente, todos los participantes piensan y aseguran que en sus propuestas prevalecen los intereses comunes más que los partidarios.

- Y si participa, es porque acepta las reglas del juego, aunque sean tramposas, que lo son. Si yo tuviera mi organización con mis propuestas, le aseguro que no participaría en ese juego hasta que no se dejaran de hacer trampas.

- En cuanto al robo, le diría que para entrar en ese juego, o se entra a robar, o no se le permite la entrada. Mejor dicho, sí se permite, pero en el momento que destacase lo más mínimo, se le leería la cartilla con las normas a seguir, y si no las siguiese, primero se le invitaría amablemente a abandonar el recinto, y si no lo hace de inmediato sería rápidamente expulsado del local.

Mientras sigamos pensando que los políticos organizan y deciden algo, mal lo llevamos, desde luego.

Anónimo dijo...

· Muy interesante la disquisición de Fractalio y de Enrique a propósito de la ABSTENCIÓN y del VOTO NULO.

· Yo lo tengo muy claro: o ABSTENCIÓN o VOTO EN BLANCO, el día 28 de noviembre. Nunca daría mi voto a ninguno de los partidos tradicionales y al uso, ni a los de nuevo cuño (C'S, UPyD ou cualquier otro).

Así nadie me podrá decir, como leí hace años en un grafiti anarquista, "SI VOTAS, NO TE QUEJES DESPUÉS".

Manuel I. Cabezas

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...