desde 2.006 en Internet

lunes, 13 de septiembre de 2010

Fósiles políticos


Partidarios

Nos vamos acercando a un cambio de paradigma social, los avances culturales están transformando despacio la sociedad de masas concebida por el poder en una sociedad de seres humanos libres concebida por los ciudadanos; esos seres humanos que quieren recobrar su integridad, identidad, y libertad, para dejar de ser carne de cañón en la explotación de todos los poderes y los grupos privilegiados que expolian la sociedad. Las nuevas tecnologías que permiten la información y la comunicación instantáneas y el hartazgo inconcebible de las nefastas y nefandas acciones de los políticos, auténticos indigentes intelectuales, más propios del siglo XIX que del siglo XXI, va fraguando el metal que acabará con los funambulismos de la posibilidad y la rentabilidad propia de la representación pública.

La próxima etapa de la civilización occidental no será entre partidarios de las izquierdas y partidarios de las derechas, algo absolutamente superado menos por los telediarios que difunden la información que sostiene a los tiranos alzados por sus partidarios en el poder, en diversas formas de oclocracia y behetría. El conflicto del siglo XXI será entre partidarios y ciudadanos libres.

El poder se apoya en sus partidarios, sean de izquierdas, derechas o nacionalistas. Unas veces triunfan unos y otras otros. El triunfo siempre proviene más de la propaganda y la manipulación de la información que de los alcances logrados, siempre son promesas lo que guían el discurso de los podersos, más que constatación del cumplimiento de las promesas anteriores. Los partidarios son fieles de una doctrina dogmática que considera que su ideología es la única verdadera, la única que transforma el mundo en su interés, la única que realmente merece la pena. Los partidarios son victimas de los engaños de los políticos, que siempre reinciden en su error, configurando la democracia como un instrumento que deteriora permanentemente la vida social armónica, equilibrada. Muchos de los políticos que repreentan a los ciudadanos partidarios, serían incapaces siquiera de ser presidentes de su comunidad de vecinos, sin armar algún grave conflicto, creando problemas sin cesar.

Ciudadanos Libres

Sin embargo, cada día son más ciudadanos los que se declaran no partidarios, es decir libres de la esclavitud de tener que defender la ideología que apoyan sus familias, amigos o compañeros de trabajo, cada día son más los rebeldes que piensan por sí mismos lo que les conviene y deciden en consecuencia, sin mirar a otro lado que a sus intereses personales, que acumulados conforman el interés general de la sociedad.

El único problema al que se enfrentan estos ciudadanos libres es su configuración operativa, pues doscientos años de partidos políticos y cincuenta años de opresión informativa permanente no permiten liberarse de lo existente con facilidad. Pero es fácil detectarlos en una conversación rápidamente, los ciudadanos libres son los que consideran que da igual que gobierne un partido que otro, porque a la larga ellos saldrán perjudicados, la democracia no puede quedar restringida a la elección del que menos daño se espera que nos haga.

Estos ciudadanos están conformando de forma espontánea un antipartido político, que en resumen es una nueva facción que busca su participación en la política superando los modelos de organización política existentes, una facción que se enfrentará a todos los partidos políticos por igual, evitando caer en la trampa del maniqueismo de preferencia de la menos mala de las alternativas.

La revolución del poder ciudadano

Es difícil establecer cuanto tiempo tardarán en configurarse las facciones no partidarias conformadas por ciudadanos libres, en las que la autoridad provenga de la horizontalidad en los criterios en la decisión democrática directa y no de la jerarquización de las decisiones conformada en el autoritarismo partidario, sea colectivo o individual. Los partidos políticos han comenzado su agonía. El futuro se escribirá desde la individualidad y la libertad. ¿Por qué razón van a representarnos otros si somos capaces de representarnos a nosotros mismos?. La libertad avanza más cada día para abrir las puertas de nuestras cárceles mentales, mientras que el poder, en su representación partidaria, se atrinchera en el más de lo mismo, mostrando su incapacidad de evolucionar y ofrecer el cambio que la sociedad demanda.

Al contrario que lo ocurrido en las revoluciones de finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX, ahora no será necesario ejercer la violencia para apartar a los absolutistas dogmáticos del poder, sencillamente con dejar de atenderlos se desvanecerán, porque es nuestra atención, y no su esencia, lo que les mantiene vivos. Vamos hacia el poder ciudadano, que será un poder colectivo que se representará a sí mismo, un poder soberano, configurado en la unión de los ciudadanos contra el poder y los partidarios de que las cosas sigan igual que hasta ahora.

El mejor partido político es el partido político muerto, si nadie está en posesión de la verdad, los políticos tampoco lo están con sus dogmas y doctrinas, son un vestigio del pasado que reciben su energía del poder y no de los ciudadanos representados. El parte meteorológico de la historia anuncia vientos huracanados de libertad que van a arrasar con todo lo inútil e inservible. Sólo permanecerá lo auténtico y los partidos políticos son la apoteosis de la hipocresía y el embaucamiento, son dinosaurios burocráticos y sectarios al comienzo de su extinción. Estamos en el mismo inicio de una nueva era, una nueva etapa de la civilización en libertad, que convertirá en fósiles las actuales estructuras de poder y a los que viven de ellas y de nosotros.

Biante de Priena

3 comentarios:

fractalio dijo...

Esa era mi teoría, y me esfuerzo porque siga siéndolo, pero la esperanza se va desvaneciendo a fuerza de observar cómo los dos grandes equipos (ya no son ni partidos) han llegado ya a ser aliados el uno del otro, y ambos de los equipos nacionalistas, aceptando de muy buen grado los ciclos de ocho años en el poder y ocho en la oposición. Al fin y al cabo en ambos lados mantienen sus privilegios y sus sucios negocios mientras siguen obedeciendo las órdenes de sus jefes comunes de esparcir las consignas para aumentar el forofismo a costa de lo que sea.

Y en cuanto a los ciudadanos libres, qué quiere que le diga, mientras no se vea una caída en picado de la participación en esas galas cuatrianuales -mediáticas y esperpénticas- de los óscar a los escaños, con sus records de audiencia en las retransmisiones, no es creíble la manida frase de “da lo mismo a quien votes, son todos unos sinvergüenzas”. Si es así, ¿por qué puñetas luego vas a votar?

Vamos, que cada vez dudo más que lleguemos a tiempo. Mucho me temo que antes nos machacan del todo.

Aún así, gracias por insistir.

Ciudadano en la Red dijo...

Gracias Fractalio por manifestarte como lo haces, en estos tiempos he llegado a pensar que la libertad se expresa y se manifiesta o no existe, está SILENCIADA por el PODER. Por eso hay que hablar, decir lo que se piensa, opinar sin interrupción...y así lo hago, hay que evitar el aplastamiento de la uniformidad

Mortal Contribuyente dijo...

Apreciado Enrique, amigo virtual de ¿cuantos años hace ya?, hace unos años si te acuerdas dialogamos sobre lo que la ciudadanía entiende, y te dije que la ciudadanía no entiende de filosofías y sistemas "democráticos" la ciudadanía entende de cosas concretas...vamos aún con engaños evidentes lo que PODEMOS ofrece, que sus fans no entrar en realidad a ver y comparar, pero son los que hablan y difunden el mensaje de cambio, los que unos y otros queremos, que no es otra que desmontar la casta y sus privilegios y eso lo queremos millones de españoles, ...pero ya ves en la derecha y "centro" no hay nadie por la labor y menos tirar a las huestes a la calle, dicen que la "mayoría silenciosa" y así nos va, la calle sigue siendo de la izquierda y mientras no se desmonte el chiringuito, a saber lo que nos depara y mucho me temo que las calles arderan

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...