desde 2.006 en Internet

miércoles, 23 de junio de 2010

Movimiento Democrático



Hace escasos meses, ha comenzado su andadura el enésimo movimiento político alternativo a lo existente, en esta ocasión tras los naufragios de los partidos señuelo: Ciutadans y UPyD, y con más moderadas pretensiones, porque ha nacido como asociación autopoiética, es decir, que se hace a sí mismo desde el inicio, sin la imposición de reglas de generación, ni autoridades impuestas, ni confianzas obligadas.

La novedad está en su propia construcción, democrática y horizontal, sin figuras, ni espectáculos, con sobriedad y mesura, sosiego y esperanza. Una prueba de su consistencia es que tras los primeros cuatro meses ha logrado sobrevivir a la prueba de estrés de las críticas, algo que no ocurrió en Ciutadans, ni UPyD, que comenzaron a decaer sin fin tras sus respectivos congresos, no resistiendo el escenario de la democracia que habían anunciado.

La asociación política Movimiento Democrático nace en Cataluña, el lugar más asolado y desolado por la política de España, donde la oclocracia nacional-socialista ha conseguido establecer su supremacía y la oposición ha desaparecido prácticamente. Quien recuerde los orígenes de Cataluña en la Marca Hispánica, sabrá que fue el único lugar de nuestra patria en el que triunfó el feudalismo, y de aquellos polvos, estos lodos, porque Cataluña sigue siendo lo mismo de siempre, siete familias de privilegiados que atesoran todas las virtudes y siete millones de españoles en Cataluña que las pagan.

Movimiento Democrático se ha expandido por España sin interrupción, en estos momentos se están celebrando asambleas en distintos lugares para elegir a sus representantes políticos y ya tiene presencia organizada prácticamente en todas las comunidades españolas.

En cuanto a su ideología, definitivamente liberal y sin embargo heterodoxa, se adscribe a los movimientos liberales que están renaciendo en Europa en estos momentos, con ejemplos en Reino Unido o Alemania donde gobiernan en coalición con los conservadores, en Holanda, en Francia o en Italia, donde cada día se están haciendo más fuertes. En el horizonte se encuentra la utopía de la transversalidad con otras formaciones políticas que abjuren de su sectarismo con el objetivo de defender los derechos de los ciudadanos y los intereses colectivos, siempre que se respete la libertad individual como último reducto de la identidad propia de los seres humanos. Sin libertad no hay otro futuro que el de la opresión y los privilegios para los inmorales.

El objetivo prioritario de Movimiento Democrático no es exclusivamente reimplantar el liberalismo en nuestro país, concepto que por cierto es de origen español (1811), sino tratar de hacer de la democracia una realidad tangible y no un instrumento al servicio exclusivo del poder y los poderosos.

España es uno de los primeros países que consiguió ser una nación moderna gracias a una revolución liberal, al igual que Estados Unidos, pero la historia manipulada ha reinventado mitologías al interés de todos los detentadores del poder que nos han hecho olvidar nuestros orígenes. Hasta han convertido en Himno de la República el himno de los liberales (himno de Riego) que lucharon contra la opresión en nuestro país, tantod de los serviles (los ancestros de las izquierdas actuales) como de la monarquía absoluta representada en el felón Fernando VII, que había vendido la patria a los franceses, como de los mismos vecinos del norte que habían invadido nuestra nación bajo la bandera del imperialismo napoleónico. España es un concepto liberal, del que se han aprovechado todos los políticos de este país, conservadores, socialistas, y nacionalistas, sin saber siquiera su significado para los españoles.

Tras la regeneración (o generación) democrática, el siguiente objetivo de Movimiento Democrático es devolver a la política desvencijada y zafia que han atesorado los lerdos que nos representan, su auténtico sentido de servicio a los ciudadanos, que son los auténticos soberanos de la nación española. Transparencia, honestidad, eficacia en la gestión y criterio racional son algunos de los ingredientes necesarios para que dejemos de consumir la bazofia que nos ofrecen los señores que conforman la casta que rige nuestro destino.

Por último, en la construcción del modelo el objetivo social no puede quedar excluido de sus pretensiones, pero lo social no es el pesebre del Estado Providencia que financia liberados sindicales y fondos de reptiles colectivos con dinero público, para que promocionen a sus mecenas. Lo social es una construcción colectiva e interactiva, necesaria en el siglo XXI, que debe ser definida por los ciudadanos y no por los políticos que detentan el poder para beneficiarse a su costa.

Le deseo lo mejor a este movimiento político tan necesario en la España de comienzos del siglo XXI, asfixiada por la torpeza de un Gobierno y por la inanidad de una oposición. Es inevitable que nos libremos de la mugre política que nos ha devuelto a la miseria.

Para conocer Movimiento Democrático, puedes hacerlo visitando su página o acudiendo a su red social de facebook.

Es la hora del compromiso, pon freno a la estupidez de la política española porque nadie va a hacerlo por ti.

Biante de Priena

10 comentarios:

Juan Espino dijo...

Querido Biante:

No estaría de más que desde los grandes rasgos bajemos al día a día. Cómo se traduce ese liberalismo en las prestaciones sociales reales y esenciales, no las que defiende como tales el inane que nos gobierna.

Qué tipo de educación y financiación de ésta corresponde a ese liberalismo. Digo ese porque si socialismos hay muchos y pocos de ellos aceptables, igualmente ocurre con el liberalismo; evito colocar ejemplos conocidos por todos.

Me gustaría que se abriera un debate real sobre todos estos asuntos. Algo se inició con el amigo Paco Maganto, algo hemos hablado y ¿debatido? sobre algún tema. Pero esto no puede ser un asunto a dos bandas y con un espectro de asuntos tan parco. Creo que se tiene que mojar muchos más "regeneroliberales" y "regenerosociales". Comparto con él el interés porque se vayan definiendo más gente.

Recuerda que ya me granjeé mayor aversión del Torquemada Oficial cuando salí en UPyD en defensa de la transversalidad, porque algunos pretendía afincarla en el centro-izquierda. También lo publicaste aquí. Por lo mismo, tampoco me gustaría que el bandazo, ahora sea igual, pero de sentido contrario, como explico aquí:

http://regeneracion-democratica.blogspot.com/2010/06/limpieza-de-sangre.html

Creo tener legitimidad para hacerlo ahora, porque lo hice entonces, como sabes y te consta, sin ser, como también te consta, precisamente un liberal.

Estas palabras no son para acallar, todo lo contrario, son para incitar a hablar, a debatir porque estoy convencido que, como también dice Paco, en los "feisbuses" (por los que no entro, aunque me informa Isabel sobre lo que considera que me interesará) si TODOS, "regeneroliberales" y "regenerosociales", nos despojamos del sectarismo y definimos nuestroas ideas, nuestras formas de relover los problemas, seguro que encontraremos un espacio común en el que el aire será respirable y sano para todos. Sin renunciar a nada, pero sabiendo que lo PRIMERO, va primero, ... y después, todo lo de más.

Y eso es lo que echo de menos, que muchos más compañeros aprovechen el espacio interno, que lo hay, para abordar ese debate de definición común.

Ciudadano en la Red dijo...

Querido Juan Espino:

En lo social a mí siempre me ha gustado más Proudhon, que el señor Marx (Don Carlos, que no Don Groucho, que me encanta)

Todo se resume en una frase que aquí te dejo:

“El progreso, no es más que realización de la justicia, y todo el problema político consiste en evitar que esa realización ahogue el principio de la libertad individual”.

Evidentemente no es justicia repartir el dinero público entre los liberados sindicales y la cofradía de la ceja, para mayor gloria de José Luis.

Mira Juan, a mí siempre me ha fascinado lo vuestro, lo de los "regeneradores sociales" y aunque te conozco y sé de tus muy buenas intenciones y sabes que confío en ti, todavía espero escuchar una crítica sosegada de alguien de izquierdas o centro-izquierda a lo que ha ocurrido con la gente de izquierdas que conocemos: José Luis Rodríguez Zapatero y Rosa Díez, por poner dos ejemplos.

Ninguno de los dos ha respetado la democracia, los dos se han cargado la libertad, han despreciado a todo lo que no es de izquierdas y han arrasado con todos los que no comulgan con su secta....y verás, Juan, un poco de autocrítica en las izquierdas -algo que siempre caracterizó precisamente a las izquierdas- no vendría na mal, porque al final, el único discurso en el que se ponen de acuerdo las izquierdas es echarle la culpa a los liberales y a los conservadores, con lo fácil que tienen decir: LAS IZQUIERDAS HAN FALLADO, NOS HEMOS EQUIVOCADO, ESTOS TIOS QUE DICEN REPRESENTAR A LA IZQUIERDA SON UNOS SINVERGÜENZAS.

Creo que es el mejor comienzo para un nuevo viaje. Hala Juan, cuéntame que ha fallado, porque han robado los del PSOE, porque han colocado a toda su gente en las instituciones, porque han fallado a los ciudadanos, porque ha ocurrido lo que ocurrido y como en el caso de Caja Castilla La Mancha, ocurrió, no hay nadie responsable. ¿Ha fallado la izquierda Juan o han fallado sus representantes?, o también es culpa de la globalización, el cambio climático, los liberales, los conservadores y el cristianismo, jajajaja

En cuanto a la educación, por responderte a algo, mira una educación pública que no haga que se incrementen las tasas de analfabetismo y sin estudios, como ha logrado José Luis y su tribu en Castilla La Mancha y Andalucía por ejemplo

En cuanto a lo social, lo justo, no el Estado Providencia de repartir el dinero que yo pago de impuestos en las cosas que se le ocurren a José Luis para su mayor gloria.


Saludos Liberales y un abrazo

Biante de Priena

Juan Espino dijo...

Querido Biante:

No pensaba que tu respuesta, nada concreta, salvo las habituales grandes frases, de las que las izquierdas también andan bien surtidas, se redujera a ponerme deberes que rechazo desde el momento en que por mi edad y mi carácter paso de tener que justificarme por lo que yo no he hecho.

¿Puedes afirmar que yo, Juan Espino, he defendido en algún momento la ejecutoria de ZP? Ni le voté.

¿Puedes afirmar que, desde que les ví el plumero, yo, Juan Espino, he defendido en algún momento la ejecutoria de Rosa Díez y sus secuaces?

Es como el Boris Ivan Achúcarro Azpilicueta, de tez poco morena y menos indiana, que me pide responsabilidades por lo que algún Pizarro hizo hace siglos, cuando, por sus apellidos, es más que posible que él descienda directamente de los que realizaron algunas fechorías.

Esa es la misma razón de mi rechazo y por la que yo no te pediría cuentas sobre SICAVs, la quiebra de Lehman Brothers, las Stocks Options o la muerte de Manolete.

Dejémoslo estar, y cuando estés menos rebosante, si lo deseas, hablaremos.

Un abrazo.

Curro for president dijo...

Cuando uno piensa en España, la primera imagen que se le viene a la cabeza es la de Curro Jiménez, que debería ser nuestro embajador en el extranjero porque tan bien define nuestros valores.

Ciudadano en la Red dijo...

Querido Juan Espino:

Estoy crispado con las izquierdas, lo recnozco, es más, para nada te hago responsable de lo ocurrido y no te lo tomes a mal.

Solo he dicho que lo mirar si el colmillo de los liberales es retorcido, no creo que venga al caso, cuando de la mordedura que nos han pegado los oclócratas del PSOE, con la colaboración de los ineptos del PP, vamos a tardar décadas en reponernos.

Para nada te he hecho representante de lo ocurrido, sé que contra lo que quiere representar Rosa Díez te has enfrentado, sé que José Luis no es de tu devoción, pero Juan, esa gente es la que representa a las izquierdas en este país, con Llamazares y los sindicatos de la huelga para septiembre, bien financiados con nuestro dinero.

Querido Juan, creo que los dos somos unos utópicos, jajajajaja, tu hablas de una izquierda que no existe y yo hablo de unos liberales que tampoco, jajajajaja, y aun así no nos ponemos de acuerdo, jajajajaja.

Pero que españolazos somos,jajajaja, y no me tomes a mal lo anterior pero no se puede ser tan desconfiado con lo que comienza y tan condescendiente con lo que realmente existe.

En cuanto a lo de la educación que me preguntabas, creo que es fundamental una educación de calidad, pública y objetiva, similar a la que por ejemplo tienen en Alemania, creo que sería un modelo a seguir.

En lo social, todo lo que sea justo y necesario, pero NI UN EURO DE DINERO PUBLICO PARA FINANCIAR a los que viven de la propaganda al servicio del PSOE.

Saludos Liberales

Biante

Juan Espino dijo...

Amigo Biante, parece que retomamos la sintonía:

"En cuanto a lo de la educación que me preguntabas, creo que es fundamental una educación de calidad, pública y objetiva, similar a la que por ejemplo tienen en Alemania, creo que sería un modelo a seguir.

En lo social, todo lo que sea justo y necesario, pero NI UN EURO DE DINERO PUBLICO PARA FINANCIAR a los que viven de la propaganda al servicio del PSOE."


Totalmente de acuerdo en lo que expones. Créeme, no hay que ser liberal para estar de acuerdo en ello.

Añadiría más, sin ser excesivamente duro, eliminar progresiva yrápidamente (en vez de poco a poco en mucho tiempo, de mucho en mucho, en poco tiempo) las subvenciones a sindicatos y patronales, eliminando el control por estlos de los dineros destinados a la formación de trabajadores. Limitaría por ley los gastos de los partidos proporcionándolos a su representatividad en votos y con una drástica reducción de sus subvenciones.

Fiscalización REAL, con tipificación de sanciones efectivas, de las cuentas de partidos, fundaciones y ONGs, reduciendo, también a estas, las ayudas del estado, salvo que sean de finalidad claramente social (Ej.: Vicente Ferrer, Cartas, Cruz Roja, Médicos sin Fronteras, etc.) pero sin abandonar la fiscalización de las cuentas.

Reducir drásticamente la capacidad de las diversas administraciones para subvencionar actividades y organizaciones de dudoso valor social, ecológico, étnico, etc. Limitaría por ley el número de asesores en todas las adminstraciones.

Eliminaría por ley las ayudas a empresas que se encuentren en problemas por acciones de las que previamente se han beneficiado. Fijaría un límite temporal a la solidaridad interterritorial, en los términos actuales.

Defiendo una Sanidad pública, de calidad, universal, pública al 100% o concertada pero supervisada con criterios de calidad iguales para todas y sostenible por el país. Para lo cual la sociedad debe tomar conciencia de que nada es gratis, ya lo pagamos entre todos, o unos pocos –yo prefiero que el pago se realice entre todos los que puedan– por ello fijaría un copago símbólico por actos médicos, salvo para pensionistas y parados.

Supongo que por lo mismo, a un liberal no debe de repugnarle la propiedad pública o colectiva, no societarias, por lo que las empresas públicas, propiedades comunales, cajas de ahorros, etc. podrían seguir siendo públicas y comunales –sacando de su gestión directa a políticos sindicatos y patronales– dejándola en manos de personal propio profesional, o privatizando su gestión por objetivos. También modificaría la legislación sobre las cajas para que entre los destinos de los beneficios de éstas se contemplen aportar al fondo estatal de pensiones, ayuda para la sanidad pública, formación laboral REAL, etc.

Bueno, por hoy tenemos suficiente pero dudo que en lo que te he expuesto, tengamos diferencias insalvables.

Un abrazo

Ciudadano en la Red dijo...

Pues lo comparto, Juan, por supuesto. Para nada los liberales nos opondremos a las propiedades públicas, estamos en contra de su utilización en interés de facción o sectario.

España es de los españoles, ciudadanos y soberanos, y lo público no es de nadie como dijo aquella ministra.

El objetivo es que no nos tomen el pelo los políticos, un control exhaustivo de la gestión de lo público por parte de los ciudadanos es imprescindible, y al mismo tiempo. Por supuesto, el Mercado tampoco puede ser la ley de la selva, y en esa cuestión el Estado debe velar por los intereses de los ciudadanos, no de las sectas del gobierno y las bandas organizadas para delinquir "legalmente" tanto en lo público como en lo privado.

Hay modelos a seguir en la fiscalización: Estados Unidos, Alemania, Suiza.

Un abrazo

Biante

fractalio dijo...

Todo lo que decís es muy bonito, pero permitidme hacer una reducción esquemática, obligada por necesidades espacio-temporales.

No creo que seáis los primeros en diseñar maravillosos proyectos políticos repletos de las más justas intenciones, clasificables o no dentro de los esquemas actuales (derechas, izquierdas, liberalimos, social-democracias, conservadurismos, centro-derechas, centro-izquierdas, ecologismos, nacionalismos o cualquierismos, que al final son lo mismo: MAMONEO).

Y una cosa es clara: ninguno ha conseguido absolutamente nada. Seamos realistas. A nada que extrapolemos con un mínimo de objetividad, los pelos de punta se ponen de pensar en los lodos que vendrán de estos barros. Y los que vienen detrás no tienen la culpa de nada.

Todos esos proyectos tienen algo en común: operan dentro de un mismo sistema económico, que reventó hace más o menos treinta años, como no podía ocurrir de otra manera con un mecanismo inflacionista que para poder sobrevivir necesita imperiosamente retroalimentarse con el crecimiento continuado y además creciente, y que ha convertido la ley de la oferta y la demanda en la ley de la oferta inflacionada e impositiva. Es bastante obvio que la curva es exponencial y que estamos ya pegaditos a la asíntota.

Y lo peor de todo, que este sistema está controlado muy por encima de los políticos, por los verdaderos dueños del negocio, que utilizan a éstos nada más que de marionetas. Y estos dueños se empeñan en seguir parcheando el sistema, utilizando a sus muñecos y dándoles cancha hasta el punto de conseguir que seamos los ciudadanos los que les representemos a ellos, en lugar de lo contrario.

¿Hay algún movimiento por ahí que lo primero que proponga sea el diseño a futuro de un sistema nuevo que no tenga NADA que ver con el existente hasta ahora? No se trata sólo de transversalidad, sino de realismo capaz de percibir que los amos del mundo no van a ceder ni un ápice de su poder, por lo que sólo hay dos opciones: o arrebatárselo, o hacer ver a sus posibles sucesores que vayan pensando en otra cosa a partir de dentro de treinta años, por poner una cifra.

Como creo que la primera opción, además de imposible no es aconsejable, por la cuenta que nos trae a todos, ya que se nos vendría encima el tinglado, sólo queda la segunda, pero no veo nada por ahí que se aproxime siquiera a la idea.

Si algo hubiera, agradecería información, y ofrecería el trabajo desinteresado de un ignorante que hace casi veinte años, sólo abriendo los ojos y desvinculándose de los mass media, previó lo que está sucediendo con una precisión matemática, y que prevé lo que los sesudos analistas políticos y economistas se siguen negando a prever.

epi dijo...

*

Fractalio dice
¿Hay algún movimiento por ahí que lo primero que proponga sea el diseño a futuro de un sistema nuevo que no tenga NADA que ver con el existente hasta ahora?

Yo le digo que sí, pero a medias, y me explico.

Tenemos Movimiento Cívico de la República Constitucional que en síntesis aboga por:

a).- Votar a un presidente de la república-(Podría ser un primer ministro de la monarquía, coronada por Felipe, de inicio)-en circunscripción única. España.

b).- Dividir España en 350 circunscripciones de 100.000 electores, cada una, y elegir un representante a Cortes.

c).- Que el mundo judicial, magistrados, secretarios de juzgados, abogados y administrativos de justicia, confeccionen la normativa para acceder a los cargos de la función directiva.

Este movimiento está centrado en conseguir los puntos antes relacionados, con la promesa de desaparecer una vez conseguidos sus objetivos.

Ahora bien, si se consiguiéramos que el MCRC se transformara en partido político, y asumiera la implantación de la Moneda Telemática Nominativa Comunitaría (Los link’s que aparecen en la información son claves del sistema)-tendríamos la herramienta necesaria para frenar a los “amos del mundo”.

Movimiento Democrático, entre sus componentes, tiene algún elemento que sabe que este es el sistema, pero que no lo expone abiertamente porqué ahora no se entendería. Así llevamos desde que se inició MD. Los mimbre para hacer el cesto son los que son. La mayoría creen que la
Constitución de 1.978 es democrática,
hasta catedráticos de derecho constitucional.

Ahora, con está información, es ud. el que debe sopesar si es más pausible trabajar desde MD o desde MCRC

PD

En MCRC por lo menos son personas mas innovadoras que en MD, ya que su teoría se apoya en las de D. Antonio Garcia Trevijano.

fractalio dijo...

Epi, muchas gracias por la respuesta. Muy interesante e ilustrativa, en sí misma y por los enlaces en ella vertidos. Seguiré trepando por las ramas en las que a su vez se van dividiendo.

Sólo decirte que evidentemente no me he expresado bien. Estos movimientos, que me parecen plausibles, como muchos otros, siguen estando entroncados en el mismo sistema actual ya fracasado. Por otra parte, hablan de España, como si fuera una entidad independiente del resto de estados.

Hasta ahí estaríamos hablando de los miles de ramas en las que el árbol se va subdividiendo, pero que toman la savia del mismo tronco.

Yo hablo de otro tronco. Un tronco que saldría después de un tiempo de haberse puesto la semilla, y que habría que regar mucho hasta que las ramas comenzaran a salir, y habría que ir podando muchas ramas no convenientes que restarían fuerza a las interesantes, cuantas menos mejor.

Y hablo de una semilla bastante simple, pero que estoy convencido de que sería apoyada por el 99,9 % de los ciudadanos del mundo. Y partiría del convencimiento al que con la edad vamos llegando el común de los mortales, pero que parece que no nos atrevemos a demostrar: la felicidad se alcanza vía austeridad y buena convivencia garantizada. Sin la austeridad es imposible la viabilidad sostenida del planeta, y la ausencia de austeridad es precisamente lo que provoca la ausencia de garantía de buena convivencia.

No quiero enrollarme más, pero resumiría diciendo que sería sencillo hallar el nivel de desarrollo de verdad sostenible y aplicable de forma universal. Todo lo que exista por encima de ese nivel habría que considerarlo como lo que es: arma de destrucción masiva de la convivencia. Que además está demostrado que no aporta nada a la felicidad del individuo, y mucho a la infelicidad, aunque lo veamos de forma indirecta.

Vamos, que creo que a estas alturas de siglo XXI deberíamos ya estar trabajando TODOS la sexta parte -y seguro que me quedo corto- de lo que trabajamos los que lo hacemos. El resto es para satisfacer un sinfín de estupideces sofisticadas hasta la saciedad que lo único que hacen es engrosar las vergonzosas arcas cada vez más atiborradas de unos cuantos, a costa de la infelicidad vergonzante de muchísimos.

Y además son estupideces que nos venden como “progreso”, y nos lo creemos gracias a la anestesia mental que de forma paulatina e incesante nos suministran los amos a través de los mass media manipulados por sus peleles los políticos.

Progreso no es que los niños tengan autobuses para ir al colegio, sino que todos tengan colegios para no tener que coger el autobús. Y que sean iguales, para no tener que ir al del otro extremo de la cuidad.

Progreso no es tener termostatos en los grifos de agua caliente, sino que todos tengan agua caliente. Y para eso, primero tienen que tener todos agua.

Progreso no es tener trenes que vayan a 560 km/h de París a Estrasburgo, sino que nadie tenga necesidad de ir de París a Estrasburgo.

En fin, otro tronco, vaya.

Un saludo, Epi, y muchas gracias.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...