desde 2.006 en Internet

domingo, 28 de marzo de 2010

Y a la tercera década resucitó


“Así como de la noche nace el claro del día, de la opresión nace la libertad”.

Benito Pérez Galdós

En España, nos habíamos zafado con la llegada de la democracia de ser la pandereta europea del anacronismo, la reserva espiritual de Occidente; corría el año 1978, cuando los españoles acudimos a votar con alegría la primera Constitución democrática tras cuarenta largos años de dictadura y petrificación. Franco, aquel dictador sobrealzado a genocida por la propaganda de la izquierda, se había muerto en la cama el 20 de noviembre de 1975, (a pesar de todos los “partisanos de salón” que luego se apuntaron su derrocamiento), diciendo que lo dejaba todo “atado y bien atado”. Los españoles creímos que no tenía razón, que era una baladronada de agonía, hasta que José Luis llegó al poder.

José Luis, ha logrado lo que ningún otro presidente de Gobierno en España, que recordemos a Franco, para compararlo con él. Hoy, un buen amigo que siempre ha votado por el PSOE me ha dicho: ¿Tú qué crees, que había más opresión con Franco en sus últimos días o ahora?. Me sorprendió su pregunta, en verdad no la esperaba, pero también me sorprendió mi reacción, al quedarme reflexionando unos instantes. ¿Cómo podía siquiera dudar que en una democracia podía haber tanta opresión como en una dictadura?. Al final le respondí que las cosas eran diferentes, que entonces había más represión sin libertad y hoy hay más represión con libertad. No se quedó satisfecho, pero continuamos hablando de otras cosas, él tampoco quería diseccionar la realidad con detalle.

Sin embargo, la idea se quedó revoloteando en mi cabeza y tomé la decisión de escribir un artículo sobre lo acontecido. Ahora que lo estoy haciendo, he vuelto a pensar sobre la pregunta, extrayendo algunas conclusiones que me dispongo a compartir con ustedes.

Sin duda, los gobiernos de José Luis son los más represores de la libertad en democracia que hemos sufrido los españoles, tengo la extraña sensación de que el PSOE ha recobrado la tentación del poder totalitario que habíamos dejado atrás con el franquismo, convirtiendo en un régimen de tiranía singular el gobierno de los españoles.

Resulta difícil comprender como pueden ocurrir estas cosas en un país que se considera democrático y que forma parte de la Unión Europea (una colección de países con democracias avanzadas), pero de hecho está ocurriendo. Resulta extraño comprenderlo, y más, porque en España estamos más acostumbrados a las dictaduras de derecha y desconocemos lo que son las dictaduras de izquierda, por esa ignorancia irredenta de considerar que todo lo que proviene de la izquierda es fuente de libertad y lo que proviene de la derecha de opresión, un “meme” bien implantado por la propaganda socialista en el imaginario colectivo de los ciudadanos españoles.

Pero si hacemos una comparación del nuevo régimen de la ceja con el régimen franquista, observaremos siendo ecuánimes, extraños paralelismos: que los sindicatos de clase, UGT y CCOO, tienen un inexplicable aroma a sindicatos verticales; que los numerosos colectivos subvencionados y afines al régimen recuerdan extrañamente a la Falange, que incluso contamos con el Ministerio de Igualdad y el Instituto de la Mujer, que es una versión moderna de la Sección Femenina (Feminista en este caso), y que los medios de comunicación de nuestra época, subvencionados como los de la época franquista, bien recuerdan a Pueblo, Arriba, Ya o El Alcázar por su forma de hacer crítica sostenible. Puede ser casualidad, cosas de la serendipia esa.

El análisis comparativo también se puede extender a la cultura, si en el franquismo se apoyaba el fútbol para gasear conciencias hoy tenemos partidos televisados siete días a la semana, si en el franquismo había gran interés entre la opinión pública por la vida de los aristócratas y notables, hoy la tenemos por toda la purria de la sociedad en todas sus representaciones. Si en el franquismo se consideraba que el País Vasco y Cataluña eran problemas irresolubles para España, seguimos considerando que lo siguen siendo (o nos siguen haciendo ver lo mismo). Si en Cataluña no se podía hablar catalán por ley, hoy no se puede hablar castellano por ley.

Si en aquella época la misa de los domingos era sagrada, hoy son sagrados los apagones solidarios, el pensamiento políticamente correcto, la SGAE, la economía sostenible, el pacifismo, la igualdad de género, la fraternidad universal y otras muchas creencias de nuevo cuño que forman el apaño ideológico que sustenta a la secta.

En cuanto a la comunicación que nos proporcionan los medios informativos, pues creo que prácticamente es la misma que entonces nos proporcionaban los del franquismo, si la comparamos con la realidad auténtica, porque no es otra que la que puede superar la censura que arrebataría las subvenciones políticas. Sí es cierto que hoy existe internet, que se ha convertido en el paraíso de la rumorología como antes lo era la calle, donde se contaban todas las cosas que ocurrían, pero en voz baja, no vaya a ser que alguien del Sitel de entonces nos estuviera escuchando.

Incluso los patrones de creencia implantada siguen las mismas leyes de persuasión, en puro sincretismo con la religión católica, imperante en aquellos tiempos. El PSOE es un pesebre, un nacimiento en el que el niño-dios es José Luis, San José Blanco su padre putativo, la virgen de la Vega su madre inmaculada, Cándido Méndez la vaca que da leche, y Díaz Ferrán, el burro que no sabe nada. Esta es la Sagrada Familia del socialismo español. Completan la escena los ángeles anunciadores, puesto por el que compiten El País, Público, La SER, El Periódico, la Sexta, y Cuatro. También tenemos a los Reyes Magos venidos de Occidente, representados en Fidel Castro, Hugo Chávez, y Evo Morales (nos ha fallado Obama) y luego una multitud de pastorcillos que acuden a adorar a niño José Luis con su voto, para que reparta los salarios sociales como si fuera el mismo Dios y la Economía Sostenible la representación del Maná y del infinito poder de la Divina Providencia del Estado. Y por último, tenemos a los amigos de la ceja cantando villancicos para animar la buena nueva. ¿No me digan que no es entrañable este magnífico y espléndido espectáculo laico tan lejano y distante de las creencias tradicionales de los españoles?.

Hagamos balance, le respondía a mi amigo que en el franquismo había más opresión sin libertad y hoy hay más opresión en libertad. Al menos yo puedo escribir estas palabras y ésto es un síntoma de libertad (con Franco también podría hacerlo y repartirlas discretamente entre la gente), pero como estas palabras tendrán que competir con los miles de millones de palabras, sin sentido y con sentido, que hoy aparezcan en la escena pública, tendrán una escasa probabilidad de que más de 500 personas lleguen a leerlas, y posiblemente, menos de 20 lectores lleguen a considerar su importancia y piensen por sí mismos si hay más opresión ahora o con Franco. Para esas 20 personas reflexiono y escribo, es como lanzar un mensaje en una botella al océano y esperar a que alguien lo descubra antes de que estemos muertos y lo termine leyendo en la televisión antes de La Noria, soñar despierto es gratis. Antes, con Franco, cada noticia subversiva llegaba a todas partes porque el clima social era de rebeldía, hoy, con José Luis, se muere al instante, porque entre todas las que surgen, pocas llegan a sobrevivir, en un clima de desentendimiento y desafecto. Si mi amigo me hubiera preguntado si había más adoctrinamiento con Franco o ahora, sin duda le habría respondido que ahora.

Concluyo diciendo que el paralelismo entre la opresión ejercida sobre la opinión pública en los últimos años del franquismo y la actual, no hay demasiadas diferencias, al menos en su intensidad, sospecho que incluso en estos momentos hay mucha más gente cobrando del Estado, es decir de nuestros impuestos, de la que había por entonces, para hacer buena propaganda del Gobierno y mala de todos sus rivales. Lo que ayer nos gastábamos en censores del franquismo, seguro que no es nada comparado con lo que hoy nos gastamos con los mentores del PSOE y los detractores de todo lo demás, que viven de la propaganda. Entre otras cosas, por eso nos siguen mirando a los españoles desde otros países como un engendro exótico, así se llena el país de turistas todos los veranos (y que no falten) , vienen a observarnos, en nuestra jaula particular, como cuando se visita un zoológico, como si fuéramos una tribu ancestral y paradójica, a mitad de camino entre la barbarie y la civilización.

No han sido tres años, Vizcaíno Casas, han sido muchos más, hemos tardado tres décadas pero al final Franco ha resucitado, ahora se llama José Luis.

Biante de Priena

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí, estamos peor que en el franquismo, porque antes se luchaba contra él y no embaucaba: Ahora, la opinión pública vive de la Belén Esteban en lugar de la Lola Flores, pero se cree que vive en libertad,y sin luchar, aunque el retraso mental inducido y el abooregamiento sean los mismos.

en LD dijo...

La Dolores dijo el día 28 de Marzo de 2010 a las 13:51:38:

La Legión de Combatientes “Consecuentes Hasta el Final” ha gritado esta mañana en la Plaza de España, Calatayud (Zaragoza):


¡GOBIERNO DE ROJOS = HAMBRE y PIOJOS!

¡VIVA LA NACION DE CIUDADANOS LIBRES!

¡VIVA ESPAÑA!

¡ABAJO LA DICTADURA!

Ciudadano en la Red dijo...

Anónimo, tienes razón, muchas cosas de las que ocurren dependen de nuestra actitud, nos han gasificado la conciencia y la capacidad de reacción, en vez de exterminarnos como los nazis a los judíos o los rusos a los disidentes, estos nos han puesto a trabajar para su mayor gloria, cambiándonos a Lola Flores por Belén Esteban. Muy ingenioso :)y además nos han dejado con una sensación de asco y desprecio por nosotros mismos, como si fuéramos los culpables de sus crímenes "necesarios".

Los que decían que venían a librarnos de la opresión, son más opresores que los que ayer nos oprimían

Biante

dadoji dijo...

Sigue escribiendo,que aunque como dices seamos una veintena,al menos haces que nuestros cerebros se despierten...Siempre suelo compartir en Facebook tus artículos,espero que le llegue a alguien mas.

Ciudadano en la Red dijo...

Gracias dadoji. Lo seguiré haciendo :)

Anónimo dijo...

Si hay que comparar al Zapaterismo con algún régimen sería con el de la II República:

- Azaña impuso la ley de defensa de la república que consistía en cerrar los medios de comunicación críticos a su gobierno, ahora se está legislando para controlar Internet con el fin de cerrar páginas web, limitar frecuencias para las cadenas de radio o el CAC catalán.
- PSOE prohibió la educación religiosa con el fin de controlar la educación. Ahora se establece educación para la ciudadanía para adoctrinar, se persiguen los crucifijos o se quiere cerrar los centros divididos por sexos.
- PSOE busca enemigos para después presentarse como la solución, antes la iglesia y los burgueses, ahora además de los anteriores añaden al género masculino y el cambio climático, queriendo solucionar los conflictos mediante la alianza de civilizaciones, el ecologismo o el ministerio de igualdad.
- PSOE se opuso al voto femenino por creer que electoralmente les perjudicaría, ahora se legaliza a todos los inmigrantes para que les favorezca.
- PSOE criminalizó a la oposición, Azaña dijo ”las derechas no tienen legitimidad para gobernar”. Ahora se crean cordones sanitarios o pactos del Tinell.
- En las elecciones de 1936, PSOE quiso ganarlas a toda costa llevándose las urnas a punta de pistola para adulterarlas, ahora se produce el atentado del 11M para variar la opinión pública.
- En 1934 Companys dio un golpe de estado, ahora se aprueba el estatuto de Cataluña que es otro golpe de estado camuflado.
- En 1934 el PSOE junto a ERC dieron un golpe de estado por no aceptar el resultado electoral de las elecciones, ahora el PSC y ERC amenazan al Tribunal Constitucional con rebelarse si la sentencia del Estatuto Catalán no les es favorable.
- PSOE protegía a los asesinos y delincuentes que atentaban contra la Iglesia y los empresarios, ahora protege a ETA con el caso del bar Faisán o a Dejuana Chaos.

Zapatero sí es un digno sucesor del PSOE que destruyó la II República y ahora se ha propuesto destruir la Constitución y a España. Fecha límite para la viabilidad del país es el 2012 durante el bicentenario de la primera constitución española, si antes no ha quebrado, porque sino el 11 de septiembre del 2014 ESTALLARÁ.

Lo peor que le ha ocurrido a España durante el último siglo se llama PSOE.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...