desde 2.006 en Internet

lunes, 20 de julio de 2009

El poder para quien lo trabaja


Lo que está haciendo Rodríguez Zapatero a los ciudadanos de este país es mucho peor que lo que Madof hizo al sistema económico norteamericano. Madof se va a pasar el resto de sus días en la cárcel, el mismo destino que les espera a Rodríguez Zapatero y sus seguidores, si no se exilian antes en las repúblicas bolivarianas. La consecuencia económica de las barbaridades que ha cometido este insulso personaje será la quiebra económica del Estado, se dice pronto.

Rodríguez Zapatero no tiene autoridad para hacer lo que ha hecho, le van a llover recursos constitucionales, demandas judiciales, y querellas.


Transformar la estructura económica (y política) de España requiere un referéndum, pero en su abuso de poder, ha decidido no consultar con los ciudadanos si quieren ser más pobres para que los ciudadanos de las comunidades gobernadas por los partidos que apoyan a su Gobierno del PSOE se beneficien. Zapatero se ha blindado los apoyos que no le impidan gobernar, que son los de Andalucía y Cataluña, condenando al resto de los ciudadanos españoles a la mendicidad pública. Zapatero se ha limpiado el culo con la Constitución Española, y el PP, como no, se ha abstenido en el proceso, ¡qué vergüenza!.

Rodríguez Zapatero es el primer Presidente de Gobierno de la España democrática, que antepone con descaro insólito sus propios intereses de perpetuación ante los intereses generales de los ciudadanos que gobierna; ahí es nada la demostración de su poder absoluto en una democracia, hay que ser chulo y sinvergüenza.

El catalanismo voraz, esgrimiendo el victimismo tradicional que le caracteriza, ha convencido al inefable cejudo de que España les roba, como vienen haciendo con los ciudadanos de Cataluña desde hace décadas. Cataluña está robando a España, porque está detrayendo recursos del común para una finalidad particular: su emancipación política y económica, cuando ya se ha otorgado la emancipación cultural en un acto de sedición sin precedentes prohibiendo la enseñanza del idioma español en las escuelas y persiguiendo su presencia en la vida pública. Esto es lo que premia Rodríguez Zapatero, la sedición por entregas de una comunidad de este país, porque beneficia a sus intereses de perpetuación.

El andalucismo irredento, esgrimiendo el victimismo tradicional que le caracteriza, ha convencido al inefable cejudo de que España les ha robado históricamente, y que Andalucía necesita más para ser igual que el resto de comunidades, política que llevan practicando desde hace décadas, cuando Andalucía lo que necesita para salir adelante es menos políticos, porque ser político andaluz es sinónimo de gandul eterno en la mayoría de las ocasiones, de cacique singular, de estafador público. Puede comprobarse en el caso Chaves, de reparto familiar del dinero público, que no es más que la punta del iceberg de lo que se hace en Andalucía desde hace décadas, con la única finalidad de obtener apoyos electorales. El PSOE ha repartido en Andalucía más dinero en las últimas tres décadas entre sus votantes que en toda España junta.

La estafa pública de Zapatero fue denunciada en este blog hace meses, sin que tuviera la mínima trascendencia. Cada votante socialista en elecciones municipales, autonómicas y generales, le permite administrar al PSOE cerca de 140.000 euros por legislatura, es decir, por un periodo de 4 años. Las cuentas son sencillas, se reparte el presupuesto del Estado, Autonomías y Municipios, entre los votantes que han apoyado al PSOE, y nos salen las cantidades que gestionarán, alcaldes, presidentes de comunidad y presidente del gobierno, por cada votante que les ha apoyado. Multipliquen leales votantes al PSOE por 140.000 euros y les saldrán las cuentas rápidamente. Y luego escucharemos decir cosas como que España nos roba, perdonen ustedes, España no roba a nadie, en todo caso serán los socialistas o los populares los que les roban, porque los demás cada día trabajamos más y pagamos más impuestos para vivir bastante peor, si no nos hemos quedado en el paro gracias a la crisis económica que nunca existió en España.

Evidentemente si tiene carnet del PSOE y algún estudio o habilidad particular, entonces recibirá mucho más por ser un socialista ilustrado, independientemente de que haya mostrado en su vida capacidad alguna, para merecerse los recursos públicos que recibe. Así tenemos políticos sin estudios ocupando ministerios, presidentes de comunidad que han acabado el bachiller a duras penas, mientras que ciudadanos que se han dejado buena parte de su vida y de los recursos de sus padres en alcanzar una formación académica con todo su esfuerzo, están condenados, posiblemente de por vida, a ocupar puestos de trabajo subalternos, mientras comprueban atónitos que los enchufados del PSOE o de los nacionalismos, les arrebatan el puesto de trabajo que les corresponde en mérito y justicia.

El único objetivo de Rodríguez Zapatero, sin una ideología que soporte sus memeces –el socialismo nada tiene que ver con lo que hace- ha sido incrementar su poder mientras establecía su huida hacia delante, creando una política de tierra quemada en los territorios gobernados por sus opositores, o de asfixia económica, como la Presidenta de la Comunidad de Madrid ha denunciado.

Con la desfachatez de denunciar el “caso Gürtel” como el paradigma de la corrupción del PP, cuando el PSOE, utilizando una apariencia de legalidad, una auténtica ingeniería de la corrupción diseñada hasta en los más mínimos detalles, se va cepillando los recursos de los ciudadanos españoles, concediendo a sus seguidores los fondos de todos para que hagan lo que bien les parezca con ellos, contratar a sus votantes por tres meses, por ejemplo, amordazando con dinero público a los sindicatos para que no digan nada, creando una red de empresarios afines que se forren con descaro, y promocionando a todo aquel que puede procurarles algún beneficio personal.

La diferencia entre la corrupción del PSOE y la del PP, exclusivamente es cuantitativa, el PSOE genera mil veces más corrupción que el PP porque administra más recursos, nada más, si fuera el PP quien administrara más recursos, sería el partido de Rajoy quien haría lo mismo. No busquen diferencias, no las hay.

El problema de los españoles es que los partidos políticos se reparten los beneficios económicos que procura la política, convirtiendo a los partidarios de estos partidos en una aristocracia de oligarcas avariciosos, mientras que los ciudadanos no adscritos a ninguna de estas formaciones no tienen otra posibilidad que la de vivir de lo que queda, cada día menos, reducidos a gusanos esclavizados, a insectos oprimidos, en este cadáver putrefacto en que han convertido a nuestra nación, España; mientras los grandes carroñeros se desquitan de la miseria que no han superado por sus propios recursos en los recursos de todos los demás, viviendo magníficamente de la política, sin haber hecho más que lamer culos durante su vida para alcanzar las posiciones que disfrutan. Cuando terminen con los restos de lo que queda de España, comenzarán a alimentarse de los gusanos y los insectos, es decir, de todos nosotros.

Erasmo de Salinas

10 comentarios:

pjmomority dijo...

Por tu extraordinario blog, tengo el gusto de concederte el premio COMPROMETIDOS.

http://pjmomority.blogspot.com/2009/07/nuevo-premio-para-este-humilde-blog.html

Álvaro dijo...

Te dejo 10 puntos en house of blogs. Se puede decir más alto, pero no más claro.

Anónimo dijo...

Zapatero el criminal al paredón y no hay más que hablar.

Anónimo dijo...

La estafa pública de Zapatero fue denunciada en este blog hace meses, sin que tuviera la mínima trascendencia."

¡esto es un escandalo!

la media docena larga de comentarios a cada entrada sugieren -no, ¡demuestran!- el alcance universal de este blog.

pero si lograis colocar alguna carta al director en algun periodico medianamente conocido podeis tener decenas y hasta cientos de miles de lectores. hay incluso periodicos gratuitos avidos de nuevos colaboradores y con un publico bastante amplio.

hasta escribiriais una segunda carta al estilo: ¡ya os lo dije! ¡y no me habeis hecho ni caso!

pues quizas entonces no quedais taaaaaaaaaanto en ridiculo. sino solo un poco menos.


berenger

Fray Josepho dijo...

La derecha española es cagueta y pueril;
y se pone a menudo de furtivo perfil.

La derecha española mueve a lástima y llanto,
porque, si hay que plantarse, se coloca de canto.

La derecha española se escabulle del riesgo
y, escondiendo la cara, se nos pone así, al sesgo.

La derecha española va del huy al desmayo,
y rehúye problemas tras mirar de soslayo.

La derecha española es apática y floja,
y en cuestiones polémicas raramente se moja.

La derecha española nunca da demasiado,
y cuando hay un conflicto, se sitúa de lado.

La derecha española, alifafe y jaqueca,
tiene enorme maestría en hacerse la sueca.

La derecha española es de aséptica gasa,
porque nunca se nota, ni se mueve o traspasa.

La derecha española es blanduzca y mollar
y se calla las cosas para no molestar.

La derecha española... ¿dónde está? No la encuentro...
Está ahí, mareándose de talante y de centro.

La derecha española es ingenua y pardilla,
y le atizan y pone siempre la otra mejilla.

La derecha española nunca mira de lejos
y de cerca se pierde en sus maricomplejos.

La derecha española por desgracia recuerda
–embustera e hipócrita– mismamente a la izquierda.

Anónimo dijo...

Recuerdan la pelicula "INFIERNO DE COBARDES", de Clint Eastwood?. Pues en eso ha convertido el cabronazo de las cejas a esta desmembrada y cancerosa España: la ha convertido en un infierno de c obardes, sin que haya nadie, instituciones o grupos que se dirijan hacia la Moncloa, la sitien y desalojen a cañonazo limpio a ese traidor que la habita, o ni tan siquiera para gritarle ante el mundo entero "que se vaya", cuando lo mas justo sería hacerlo preso juzgandole de inmediato, desposeyendolo de los bienes adquiridos en politica y condenandole a cadena perpetua internandole por ejemplo en Sta. Cruz de Tenerife.
¿A QUE SE ESPERA, PUES?.

Malaquias 5/14 dijo...

Y las hordas de hambrientos inundarán las calles.

Anónimo dijo...

La Comuna no había de ser un organismo parlamentario, sino una corporación de trabajo, ejecutiva y legislativa al mismo tiempo. En vez de continuar siendo un instrumento del gobierno central, la policía fue despojada inmediatamente de sus atributos políticos y convertida en instrumento de la Comuna, responsable ante ella y revocable en todo momento. Lo mismo se hizo con los funcionarios de las diferentes ramas de la administración. Desde los miembros de la Comuna para abajo, todos los que desempeñaban cargos públicos debían desempeñarlos con salarios de obreros. Los intereses creados y los gastos de representación de los altos dignatarios del Estado desaparecieron con los altos dignatarios mismos. Los cargos públicos dejaron de ser propiedad derivada de los testaferros del poder central.

En manos de la Comuna se pusieron no solamente la administración municipal, sino toda la iniciativa llevada hasta entonces por el Estado. Una vez suprimidos el ejército permanente y la policía, que eran los elementos de la fuerza física del antiguo gobierno, la Comuna tomó medidas inmediatamente para destruir la fuerza espiritual de represión, el “poder de los curas”, decretando la separación de la Iglesia del Estado y la expropiación de todas las iglesias como corporaciones poseedoras. Los curas fueron devueltos al retiro de la vida privada, a vivir de las limosnas de los fieles, como sus antecesores, los apóstoles.

Todas las instituciones de enseñanza fueron abiertas gratuitamente al pueblo y al mismo tiempo emancipadas de toda intromisión de la Iglesia y del Estado. Así, no solo se ponía la enseñanza al alcance de todos, sino que la propia ciencia se redimía de las trabas a que la tenían sujeta los prejuicios de clase y el poder del gobierno. Los funcionarios judiciales debían perder aquella fingida independencia que sólo había servido para disfrazar su abyecta sumisión a los sucesivos gobiernos, ante los cuales iban prestando y violando sucesivamente el juramento de fidelidad. Igual que los demás funcionarios públicos, los magistrados y los jueces habían de ser funcionarios electivos, responsables y revocables…”

Federico Engels

Introducción a “La guerra Civil en Francia” (extracto)


“…. El 30 de marzo, la comuna abolió el servicio militar obligatorio y el ejército permanente y declaró única fuerza armada a la Guardia Nacional, en la que debían enrolarse todos los ciudadanos capaces de empuñar las armas. Condonó los pagos de alquiler de viviendas desde octubre de 1870 hasta abril de 1871… el mismo día 30 fueron confirmados en sus cargos los extranjeros elegidos para la comuna, pues “la bandera de la Comuna es la bandera de la república mundial”.

Anónimo dijo...

En España hay un gobierno de CRIMINALES.

Anónimo dijo...

pues quizas entonces no quedais taaaaaaaaaanto en ridiculo. sino solo un poco menos.

berenger


Llegará el día que los artículo serán premiados, mientras otros serán fusilados.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...