desde 2.006 en Internet

viernes, 19 de junio de 2009

Un maketo menos


"Con vuestras palabras convertís en sicarios a auténticos patriotas, políticos de mierda".

El lenguaje es importante, no es lo mismo decir que un miembro de las Fuerzas de Seguridad del Estado ha fallecido en el País Vasco, que un español, Eduardo Puelles, inspector de policía destinado en Vizcaya, ha sido asesinado por ETA, o como se dirá hoy en las herriko tabernas correspondientes, mientras los abertzales que cobran el subsidio de desempleo se toman unas pintas, de forma breve y concisa: un maketo menos.

El Lehendakari, Patxi López sigue secuestrado en el lenguaje y la inseguridad del aspirante, y se permite matizar en los comunicados: un defensor de la libertad de este país, uno de los nuestros, un defensor de los vascos, emitiendo su más rotunda condena. Parece que le hacen los comunicados desde el “burrobazar de Euskadi”, donde se reúnen los muchachotes de Urrutia.

Si siendo Lehendakari, con el apoyo democrático de los vascos, y gobernando esta comunidad gracias al apoyo del Partido Popular de Basagoiti, otro que tal baila, y volvemos a escuchar lo de “este país” para no tener que decir si es Euskadi o España a lo que se refiere, vamos apañados los compatriotas.

La democracia impide actuar, o al menos debería hacerlo, con la misma contundencia que lo hacen los terroristas, desde las instituciones del Estado, que si bien tiene el monopolio de la fuerza, siempre debe ser bajo los límites de la legalidad vigente. Pero la democracia no obliga a dulcificar los testimonios para no herir la sensibilidad de los ciudadanos que todavía no tienen claro si ETA tiene alguna poderosa razón legítima para seguir en la lucha, a pesar de que ese mal cejado que nos acontece les haya ofrecido su paz y amor, y el plus p´al salón.

Mientras la máxima autoridad de la comunidad vasca (comunidad, como todos los demás, creo que ya va siendo hora de que llamemos a las cosas por su nombre) siga secuestrado en el lenguaje políticamente correcto, estos indeseables asesinos de la capucha y todos los seguidores de sus mitologías nos estarán derrotando.

En las comunidades con presencia fuerte de nacionalistas se ha hecho un secuestro de lo español, de lo que nos une a los españoles: idioma, historia, cultura, Estado, percepciones, interpretaciones, acciones y reacciones, condición y forma de pensar, que son los elementos que configuran un sentimiento y una representación estructural nacional española, desde hace años maltratada por todos los partidos políticos gracias a que los nacionalistas han llevado al burro de los partidos nacionales del ronzal por donde han querido.

Por eso ante un maketo menos, solo cabe decir que un ciudadano español, que trabajaba de policía en Vizcaya, se ha dejado la vida por defender el orden o desorden vigente, ha muerto por defender que la vida de cada uno de los españoles pueda seguir siendo como es, mejor o peor, contra unos criminales armados de una tribu de talibanes que están acantonados en la comunidad vasca. Todo lo demás son buenas palabras, para que los políticos sigan resolviendo el problema, unos por la fuerza y otros por la calma, mientras los españoles van cayendo a manos de estos hijos de puta, esos perros nazis que han vuelto a matar, dejándonos con la rabia contenida mientras ellos se toman unos vinos para celebrarlo, posiblemente de La Rioja, y con el subsidio de paro o la pensión del abuelo, que les estamos pagando entre todos los demás españoles.

Toda esta patraña política desposee de honor y dignidad la muerte de este compatriota que se ha dejado la vida un 19 de junio en la batalla inacabada, porque estos imbéciles institucionalizados convierten a los héroes, en funcionarios accidentados, en victimas casuales del destino, despojando de sentido y valor la acción de todos los que quedan en el frente vasco. No se está destinado en Vascongadas sólo por dinero, uno no se juega la vida por defender el negocio de los políticos, hay que tener unas fuertes convicciones y un respeto por lo que se hace que no tiene ningún político español.

Con vuestras palabras convertís en sicarios a auténticos patriotas, políticos de mierda. Reducís el compromiso a sueldo, y la gloria de las hazañas a reseña informativa. Vosotros, políticos, también sois terroristas, borrando la memoria de los que entregaron su vida por todos nosotros.

Mis sentimientos y respetos a su viuda, hijos, familiares, amigos, compañeros y vecinos. Sed fuertes, los españoles estamos con vosotros.

Biante de Priena

4 comentarios:

SixTarta dijo...

Un ciudadano español ha asesinado a otro ciudadano español.

Esperemos que el asesino, sea detenido, juzgado y condenado por su crimen. No hay más.

Ciudadano en la Red dijo...

Joer baturro, que claras dejas las cosas, debe ser la brisa del Ebro, que te despeja la mente

Saludos

Erasmo

Jupa dijo...

Un hijo de la gran puta ha asesinado a un ciudadano español, espero que a este hijo de la gran puta lo encierren y una vez alli los otros presos lo descuartizen o lo quemen hasta que arda en los infiernos

Prufaso Nibey Se dijo...

Un perro nazi ha asesinado a un español.
Particularmente, me gustaria ver al menda asesino freirse en la "silla electrica"

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...