desde 2.006 en Internet

jueves, 28 de mayo de 2009

¿Cómo puede ganar el PP las Elecciones Europeas?

Me prometí a mi mismo no hacerlo otra vez, pero no puede no hacerlo, no sé si me explico. Estoy refiriéndome a indicarle al PP el camino, porque está más perdido que un vikingo en el Cabo de Hornos; a pesar de todo –que es mucho-, se trata de España y yo soy español, no del PP, que quede claro, pero sí de los españoles que han heredado con orgullo el legado de los Padres de la Patria Española, y no me refiero al sucedáneo de 1978, sino a los auténticos, a los de 1812, los de Cádiz, que inscribieron la palabra Nación como antídoto del poder absoluto del Monarca de turno, del Presidente de la República correspondiente, o de un cazurro advenedizo con tanta petulancia como ausencia de inteligencia, y la palabra Pueblo, agrupación de todos los ciudadanos españoles, como sujeto histórico constitutivo de la Nación y de su futuro.

Aquellos que por primera vez hablaron de Libertad en nuestro país, de Igualdad entre los españoles –de todas las latitudes- y que sofocaron la invasión del francés en último término. Aquellos que pusieron por primera vez en nuestra nación La Ley por encima de todos y de todo. Sí, aquellos de los que nos han hecho olvidarnos para evitar comparaciones en el servicio a sus conciudadanos.

La Constitución de 1812, a pesar de sus altares y timideces, es un monumento singular a nuestra condición identitaria nacional, comparable a las derivadas de la Independencia de los Estados Unidos, las decisiones del Parlamento Rabadilla de Cromwell, o las consecuentes a la Revolución Francesa. En cualquier país se sienten orgullosos de sus signos de identidad jurídica y política, pero en el nuestro, durante los últimos años, la presión del PSOE y los nacionalismos y la anuencia del PP, nos han llevado al desconocimiento absoluto de lo que realmente somos los ciudadanos españoles, la contrapropaganda de nuestra identidad ha sido poderosa y se ha financiado con fondos públicos, para miseria de la clase política española. Hemos votado por los enemigos de lo que somos, y hemos permitido que nos hagan a la medida de sus intereses y beneficios.

Pero no me dispersaré que me emociono ante tanta insidia, hablábamos del PP, del Partido Popular actual, el más desnortado de la historia, guiado por el líder más inseguro e ineficaz de toda su existencia, asesorado por unos acomplejados próximos a las tesis del Gallardón del New Deal, por ejemplo Arriola, el jefe de todas las derrotas de los últimos años en el PP, que ha aconsejado un perfil bajo de reacción, amagando sin dar, y no mucho, esperando que el rival se deteriore en sus propios errores de Gobierno.

El error más grave que ha cometido el PP, incluso mayor que no haber sustituido a Mariano Rajoy por Esperanza Aguirre en el Congreso de Valencia-Bulgaria –para no importunar a Gallardón y los barones del partido- ha sido mantener al castrador Arriola –el marido de la dicharachera Celia Villalobos-, sociólogo del desastre de la derecha en este país, como maestro de ceremonias. ¿Qué opinarían ustedes de un cirujano al que se le mueren todos los pacientes?, ¿de un entrenador de futbol que hace que su equipo pierda todos los partidos?, pues lo mismo.

El que ha llevado al PP al ¿qué hacer? ha sido este individuo, no exclusivamente, eso es cierto, pero tiene la misma responsabilidad que el guionista de un fracaso teatral o de una película que nadie acude a ver, porque por muy buenos que sean los actores, un bodrio no lo aguanta cualquier hijo de vecino.

Sin Pedro Arriola el PP estaría mucho mejor, pero la estructura de tensiones que existe en el partido desde lo de Valencia-Bulgaria impide cualquier cambio, por qué sería interpretado como un gesto simbólico para la sucesión. A los delfines les interesa el fracaso de Mariano Rajoy, pero no a los españoles y ya está bien que prevalezcan más los intereses de su partido sobre los de la Historia de España.

¿Qué debe hacer Mariano Rajoy, como líder del PP?, muy sencillo quitarse a Arriola de encima y nombrar un equipo de tecnócratas del asunto, dirigidos por alguien con criterio y conocimiento como Costa, pero con un equipo colegiado, de expertos en propaganda y publicidad, sociología electoral y marketing político, auténticos estrategas que se conozcan las tácticas que está usando el PSOE para triunfar en las elecciones y las neutralicen con otras similares, golpe por golpe, ojo por ojo.

¿Qué mensaje debe emitir el PP? Sencillamente el contrario al PSOE de la disgregación y el desencuentro de los españoles. De forma resumida, hemos llegado hasta aquí, no estamos bien, vamos a dejarnos de buscar culpables –que los hay- y vamos a mirar al futuro, que nos queda mucho trabajo por delante con la crisis que nunca existió y los cinco millones de parados que tenemos por delante.

¿Qué contrapropaganda debe emitir el PP?, ninguna, no es necesario, debe jugar el papel del torero sabio, pases largos al PSOE, sin lucimientos ni veleidades y dejar que el manso se desangre con la acción del picador y los banderilleros –los medios de comunicación-, eso sí, al final de la campaña, con la estocada bien ensayada, esperar a que el toro junte las manos y no fallar en la suerte. A Zapatero ni nombrarlo, porque el mejor desprecio es no hacer aprecio. Esta vez se trata del PSOE, no de Zapatero, ¿entendido?

¿Algo más?, pues sí, que Mariano se quite la corbata y lleve la camisa sudada con unos buenos manchones bajo los alerones, para que parezca más humano, contando algunas anécdotas personales, utilizando la metáfora y la alegoría, y si es necesario algún refrán o chascarrillo castizo; ya se lo advertimos en las pasadas elecciones generales, no nos hizo ni puñetero caso, y así le fue. Todo aderezado con un discurso respetuoso y culto dedicado a los ciudadanos de este país que están hartos de que el imbécil de las cejas les considere idiotas. Un poquito de Manolo Escobar y Rock sinfónico, por aquello del retroprogresismo, tampoco sobra.

Y ya está, el PP de Mariano Rajoy, con los trajes de Camps y la mierda de los vídeos del PSOE, ya tiene ganadas las elecciones.

Que conste que lo hago por mi país, España, no por el PP, pero es que si vuelve a ganar el PSOE estamos perdidos, y para que este país no se quede sin futuro es necesario que gane el PP, luego ya veremos.


Jean Le Non

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Señor Erasmo, por alusiones se acaban de referir a usted de las siguiente manera:

"¿quién era el tal Erasmo o fulanito de tal? Nadie sabrá. Solo algunos, amantes de la observación de rarezas y otros portentos del trapecismo ideológico, sabremos que se referían a tal o cual sinvergüenza y, ya es hora de decirlo, a un ultraderechista (caso del tal Erasmo: losantiano de contenido y casposo de apariencia)."

Razón aquí: http://upyd.foroactivo.net/upyd-actualidad-y-cuestiones-internas-f8/carta-abierta-a-una-insumisa-llamada-elsa-t816.htm

Ciudadano en la Red dijo...

Dejelos anónimo, como decía Don Manuel mientras ladran es que seguimos cabalgando.

Saludos Liberales

Erasmo

Anónimo dijo...

11-M, BASTA DE MENTIRAS

RAJOY, ECHALE HUEVOS Y COGE UN PHANTON TU TAMBIÉN.

GARZON, NAZI DE LOS GOLPISTAS.

Anónimo dijo...

Jean, siento dedcirte que no hay nada que hacer con el pp, no saben lo que son, sus guerras de poder no les dejan levantar cabeza.

Mirate Feijoo, jugando a lo sanchez camacho, o la guerra entre los del bigote y los de la "Sor Santa Maria", un desastre de platajunta, unos defienden el unionismo y los que mas la rentabilidad del autonomismo que les da mucha casta.

La solución estará cundo nos caigamos por el barranco, como en 1812, los lideres serán expontáneos y saldrán de la calle.

Un saludo

juanky

Anónimo dijo...

los lideres serán expontáneos y saldrán de la calle.Si señor, nunca mejor dicho.

Maestre_de_Campo dijo...

Se prometió usted no indicar al pp el camino por dos motivos, si me permite apuntarlos.
1) Porque el PP no es, en el fondo, un partido liberal.
2) Porque sabe usted que no le harán el menor caso.

Cierto que el mal menor es la victoria del PP, pero tampoco es ningún bien.

Ciudadano en la Red dijo...

Evidentemente, maestre de Campo, estamos de acuerdo, pero comprenda no puedo no hacerlo, que quede constancia de que alguien dijo cual era el camino, antes de que se estrellarán contra el futuro, una vez más.

Saludos Liberales

Biante

Anónimo dijo...

"El camino de los ciegos conduce a la estupidez, la desesperación, el precipicio"
Lao Tsé Burg

Julia dijo...

Uypd no es centro, es un partido solo representa a rosa diez
Psoe: 5 millones de parado
PP: empleos basura y decretazo anticonstitucionales

Pero de toda manera encontrado un partido llamado nuevo centro que cumple con los ideales de la gran transicion, eso ideales que se perdieron.

Viva la españa de los ciudadanos, la españa de la democracia, por la moderacion y el centro politico

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...