desde 2.006 en Internet

domingo, 8 de febrero de 2009

Hacia el choque de civilizaciones

En 1.991, Huntington describió lo que ocurriría en los próximos años, en su libro The clash of civilizations. Hoy, uno de nuestros colaboradores, Brétema, ha expresado su lamento en nuestro foro, con un artículo que expone con claridad la estrategia urdida por los etnicismos, y le he respondido a continuación, con mi opinión sobre la cuestión, pues el etnicismo nacionalista que estamos viviendo, sólo es una de las caras del problema global en el que estamos inmersos.

Les dejo el artículo de brétema y a continuación mi respuesta


SE ACABÓ LA HISTORIA, CON EL NACIONALISMO ETNICO ES IMPOSIBLE EL PACTO (por Brétema)

A algunos ya hace bastantes años que nos resulta evidente que con el nacionalismo étnico los españoles hemos cometido un error: pensamos en los momentos iniciales de la transición que concederles autogobierno, competencias, cultura y educación les haría sentirse cómodos en España, y nos hemos equivocado. Nos hemos equivocado porque el nacionalismo étnico no es un nacionalismo cívico, que pueda respetar a su pueblo, un pueblo mixto en el que la identidad es compleja y dual. Los etnonacionalistas son fundamentalistas de la identidad, y por tanto quieren imponer los rasgos de una etnia incontaminada imaginaria sobre todo el territorio que consideran propio, como Euskalerría o Els Paisos Catalans. Y este delirio les lleva a no renunciar al ideal de la patria absoluta más que coyuntural y tácticamente, pero buscando la realización completa de su imagen soñada en un proceso que consideran orientado a ese objetivo final.

Para ello necesitan disponer de un Estado y soberanía, por lo que la pertenencia a España, el sometimiento a sus intereses generales y a sus leyes, constitucionales u ordinarias, lo harán siempre que no tengan más remedio, pero a regañadientes y preparándose para dar el próximo paso cuanto antes.

Por eso el pacto fundacional de la democracia española del 78 ha fracasado: nunca se sentirán cómodos en el marco de un Estado que no sea el propio, porque eso supondría pactar la renuncia parcial y definitiva a su religión política, para acomodar a otras etnias y rasgos extraños en el territorio del que se consideran propietarios. Nunca se sentirán cómodos en el pluralismo, y eso es lo máximo que les puede ofrecer una España que no puede renunciar a su pluralidad.

Los etnonacionalistas son tan fundamentalistas como los islámicos, que después de haber invadido medio Mundo consideran que los territorios ocupados están consagrados al Islam, y no pueden ser ocupados por infieles, por lo que siempre estarán en guerra para recuperarlos ---el caso de Al Andalus, por ejemplo--- o expandir su religión a todo el Mundo. Por eso, con unos y otros, no es posible el pacto, sino el establecimiento de límites, el levantamiento de muros de libertad que ellos sepan y sientan que nunca podrán traspasar. Pero para hacer esto, que es inevitable e inaplazable si se quiere que la libertad sobreviva, es vital tener claro que se han de acabar los pasos atrás, y que incluso es necesario recuperar terreno ya perdido. Por ejemplo, en España, es vital el control de la enseñanza de la religión islámica, o el control del sistema educativo en los territorios etnonacionalistas, porque nunca se acabará su búsqueda de la sacralidad y el absoluto definidos por la religión, que al ser fundamentalista es siempre política: su objetivo es conseguir un poder que pueda imponer su etnia ---vasca, o catalana, o aria--, o su religión islámica a los que de momento son distintos. Y en la realización de ese objetivo arrasarán con la libertad, con la Nación española, con la Constitución y con el Estado.

Por eso, frente a ellos, es preciso ser conscientes de que la defensa de la libertad con firmeza es irrenunciable, y que la única Nación y el único nacionalismo que encajan en la libertad y la democracia son el nacionalismo cívico español y la Nación española basada en el reconocimiento de la pluralidad y la libertad de todos. Pero reconocimiento sólo hasta el punto en que el equilibrio de la pluralidad no se rompa; sólo hasta el punto en que algún grupo intente imponer su ganga tóxica a los demás. A partir de ese punto está el Muro de la mayoría, y el que intente romperlo o sobrepasarlo incurrirá en ilegitimidad e ilegalidad, con la consiguiente represión democrática.

Y esta actitud de base implica cambiar el pacto fundacional de la democracia del 78, que se basaba en que era posible el acuerdo: porque lo que hay frente a la democracia española es un nacionalismo étnico, basado en la imposición y la defensa táctica de la pluralidad de puertas afuera, para imponer estratégicamente la homogeneidad de puertas adentro, una vez que se cruzan las fronteras del Ebro, Alava o el Bierzo. El error fundacional de la democracia española actual es pensar que estábamos tratando con un nacionalismo cívico, que defendía la libertad, cuando lo que defiende es la imposición y la homogeneización.

Y esa Historia se ha acabado: no queda más remedio que el gran Pacto de Estado de los españoles, que somos la mayoría, contra los que quieren destruir la España de la libertad y el pluralismo, la España de la unidad desde la pluralidad. Es preciso el pacto de la gran mayoría que asuma un nacionalismo cívico, en el que España sea reconocida como la Patria de todos, irrenunciable, frente a las minorías delirantes y fundamentalistas.

Si ese Pacto de Estado no se activa de una vez, ya podemos despedirnos de la democracia, de Europa y del progreso: iremos para atrás, como ya estamos empezando a ir, a velocidad crecientemente acelerada. En lugar de un Muro para defender la libertad, ya dispondremos de unos Pirineos que nos separen de Europa de nuevo, que separen las taifas tribales de la libertad del Mundo avanzado.

Respuesta de Erasmo

HACIA EL CHOQUE DE CIVILIZACIONES

Brétema, el progreso y el nacionalismo étnico compadrean perfectamente, y despotrican contra la nación clásica, histórica, establecida, constitucional, porque sus intereses son convergentes, y la nación es la única institución que les puede hacer frente, tras su apropiación del Estado.

El progreso es desarrollo material, científico, institucional, técnico, y su urdimbre es el concepto de civilización de origen francés, su consecuencia inevitable "la cultura de masas" -telebasura, consumo futbolero, negación del arte, de la cultura, de la educación independiente, relativismo, postmodernidad, pensamiento blando-. La civilización, ya no es cultura en el sentido alemán de sublimación, ni en el inglés de ecuanimidad, es, sencillamente, la toma del poder por los "civilizados incultos" que buscan cambiar el escenario de poder, de la verdad racional y contrastada, a la verdad democrática incontrastable, la de la mayoría: si una multitud ve un cerdo volando, los cerdos voladores existen.

Por otra parte, la etnicidad tiene varios frentes, la cultura de las "naciones sin Estado", la cultura de las naciones étnicas a las que de poco ha servido el Estado, ni la democracia (como las sudamericanas), y por otra parte, se adhiere antes a los programas de las naciones de otras civilizaciones (árabes, asiática, africanas...) que abjuran de la democracia, que a la que pertenecen. Es un frente común, bien trazado, contra la hegemonía occidental de valores y principios, de costumbres y tradiciones, que nos han traído hasta aquí, es una reacción contra el establishment económico-político.

Bretema, estamos viviendo la segunda edición de la Revolución Francesa a escala global, pronto llegará el terror si Obama no lo impide, QUE LO IMPEDIRÁ. Zapatero, es uno de los principales cabecillas de la revuelta, que no dudará en instalarnos en el régimen del TERROR con tal de salirse con la suya; estamos viviendo los prolegómenos de la Revolución Cultural China o la del Kmer Rojo, o el puro estalinismo soviético, que en esta ocasión, y de una forma discreta, va apartando a los mejores, a los que se esfuerzan, a los que realmente luchan, a los herederos de los que han logrado que la humanidad haya llegado hasta aquí, para sustituirlos por cualquiera que les venere, que les apoye, que comparta su cosmovisión delirante.

El progreso nos ha conducido a la tiranía laica, no hay dios, pero hay tiranía democrática contra todos los valores incrustados en la civilización occidental; es la lucha contra la globalización, contra el sistema de mercado, contra la democracia, contra la ley, el Estado de Derecho, la autoridad racional, el orden establecido a lo largo de siglos. La crisis es el primer ataque masivo contra la civilización occidental, no es la consecuencia del fracaso de la democracia, el capitalismo, y los valores occidentales, es la usurpación de los mismos por los políticos para acabar con lo que somos e implantar un nuevo modelo retrógrado, regresivo, caótico, y tiránico, desde el poder que ha sido controlado por los destructores, organizados contra el capitalismo y la democracia, en numerosos canales que van desde el cambio climático hasta la alianza de civilizaciones.

Nos llevan a la nada directamente, para modelarnos posteriormente al servicio de sus intereses. Sólo reunidos bajo el pabellón de la libertad podremos salvarnos de los opresores.


Brétema / Erasmo de Salinas

7 comentarios:

Anónimo dijo...

entre el analisis profundo y la critica radical, no se por que lado decantarme.

mientras que uno se vea llevado, con toda su larga experiencia cientifica, a decir las mas obvias obviedades, al otro le afloran -como de costumbre- sus inquietudes civilizacionales mas populistas. el estimado espectador se queda con una sensacion de emergencia que seguramente le servira de caldo de cultivo a cualquier posible caudillo.

¿alternativas? la bronca, y poco mas.


berenger

Ciudadano en la Red dijo...

"...se queda con una sensacion de emergencia que seguramente le servira de caldo de cultivo a cualquier posible caudillo".

dice berenger, pues verá,

ESTAMOS EN UNA SITUACIÓN DE EMERGENCIA, Y YA TENEMOS UN CAUDILLO, ZAPATERO, INCAPAZ DE RESOLVERLA, QUE ADEMÁS DUDO MUCHO QUE LO INTENTE, PORQUE LE CONVIENE LA TENSIÓN...

Saludos Liberales

Erasmo

Publicado dijo...

Caudillos,
Un respeto. "Hay que guardar las debidas proporciones" (Urbanidad, capítulo 3, editorial CDM, Como Dios Manda. Madrid) El "Glorioso Caudillo por Dios y por España" tenía más entidad y sensatez -dentro de lo gallego que era- en relación con la Amorcillada Piltrafa leonesa que el mundo conoce como el Zapatero Remendón Más que Melón, cuyo perfil anímico de lagartija-ojos-azules era desconocido universalmente hasta la Birriosa y Arrastrada llegada a su Ex-paña. Rasputin era Doctor comparado con este Infeliz que no sabe quién es, no tiene quién le escriba y no quiere saber nada Este modelo Feloncillo de Todo a Cien, sección Plásticos Amorfos, un día de estos coge el avión que se las pira porque es de los que no dan la cara: ni le dan motivos para darla, ni tienen pelotas para hacerlo, pues parece gobernado por un mando a distancia. En mayor o menor grado todos los politiquillos patrios están afectados por tan sugestivo estado de felicidad frente a la terrible desgracia social y humana que se avecina; es más, ellos se han encargado de facilitarla con ahínco. Este Gremio de Parásitos constituye un hito en la Escoria Mundial de la Infamia fertilizado en la Piel de Toro por nuestras coordenadas nacionales y su particular biografía. Ni el “Temblando en la Moncloa II”, ni toda su Casta de Brujas y tampoco los que están Payudá...., pueden resistir mucho más el Hálito en la Nuca de la Nación; ni disponen todos juntos de Fuerza Militar alguna frente al Ataque Decisivo Fulminante e inmediato, que los españoles van a realizar uno de estos días o semanas. A toda esa gentuza delincuente hay que meterla en la cárcel. No tienen a NADIE que les defienda y mucho menos a las fuerzas Armadas Nacionales: TODA España y la parte Ciudadana del Mundo Extranjero, está Contra los partidos políticos, contra la Casta, Contra el Régimen, porque están hartos de ellos y porque saben que ellos son los culpables de nuestras desgracias. Unos millones lo ven antes y millones lo ven más tarde, siendo ese el Momento Definitivo. El transcurrir social español marca Ininterrumpida, Permanente, Insistente e Inevitablemente esa Hoja de Ruta a Toda la Nación, (¡TODO POR LA PATRIA!); ninguna otra alternativa contempla el destino ni cabe imaginarse cosa diferente alguna. A las Cinco de la Tarde serán muy Pocos, muy Miserables, muy Cobardes...y por supuesto nada que ver con auténticos caudillos, (en Español: Claudillos) desaparecidos para siempre en la Historia con el patrocinio de la Diosa Fortuna.

Pásalo dijo...

Original Message -----

From:

To:

Sent: Saturday, February 06, 2009 6:33 PM

Subject: Ejes a difundir



Revolución Nacional Española en Curso.

Cuaderno de Bitácora.

Programa de la Temporada: “Próximos Meses”



Instauración de un Gobierno Nacional Provisional.

Que dictará para toda la Nación:



-Jornada laboral de 6 horas.



-Casa familiar o individual garantizada y en propiedad.



-Alimentación, energías, comunicaciones, transportes, sanidad, justicia, educación, universidad…. “Gratis Total” para españoles.



-Justicia Pública y Política de Alta Velocidad.



-Nacionalización de la Banca, medios de comunicación y medios de producción – distribución de mercancías.



-Elaboración de una Nueva Constitución para su sometimiento a la Soberanía Nacional de los Ciudadanos Españoles.



-Contacto, relaciones, préstamo y petición de ayuda a la Ciudadanía Internacional.



-Institución de comedores públicos y albergues según necesidades, a cargo a las FF.AA. de la Nación y/o de acuerdo con la Iglesia Católica.



-Racionalización, Redistribución y Depuración de los Funcionarios Públicos.



-Creación del Ministerio de la Democracia que garantizará permanentemente la participación individual en cada una de las decisiones Nacionales.



-Intensificación de la Defensa Nacional frente a enemigos.









Toda desviación de estos ejes públicos por parte de ese gobierno, será denunciado como Alta Traición a la Patria y deberá ser sustituido por otro Gobierno también provisional.



Este mensaje ha sido analizado con NOD32 antivirus system
http://www.nod32.com

Anónimo dijo...

no hace falta que me grite, don erasmo. esta claro que para usted existe tal emergencia. usted es honesto, cree en ello. este es el punto que critico.

ya puesto a criticar, quizas tome usted buena nota de que existe un acuerdo muy comun sobre las calidades de un caudillo, y que entre el caciquismo y el caudillismo queda un trecho.


berenger

Ciudadano en la Red dijo...

berenger, desgraciadamente lo hemos recorrido, el caciquismo sólo se distingue del caudillismo, en una cosa, estar en el poder o no estar. Todo cacique en el poder es un caudillo, en ciernes o de facto

Saludos Liberales

Erasmo

Anónimo dijo...

semanticamente usted tiene toda la rezon. mi referencia era el uso popular de estos dos terminos en la politica.

pero dejemoslo, porque es usted un pesimista ferreo.


berenger

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...