desde 2.006 en Internet

miércoles, 2 de julio de 2008

Ni suscribo el Manifiesto, ni apoyo el Régimen

He escrito varios artículos para explicar mis razones para no firmar el Manifiesto por una Lengua Común, que fundamentalmente no comparto porque considero que la lengua castellana, el idioma español debe ser excluido definitivamente de la política, como cualquier otra lengua, por ejemplo el catalán, vasco o gallego, que si no hubiera sido por razones políticas, no tendríamos que estar ahora hablando de estas cosas.

Como soy de los que piensa que la política se ha apropiado inicuamente de la lengua y otras cuestiones culturales para utilizarlas instrumentalmente en sus propósitos, y el mencionado Manifiesto trata de buscar soluciones políticas para un tema que exclusivamente tiene que ver con la justicia, he decidido mantenerme en mi posición. La lógica democrática exige que se cumpla la Constitución Española, no que haya que firmar un manifiesto para pedir que se cumpla. Excluyendo la lengua de la política, respetando la Constitución, nos ahorraremos hablar de muchas otras exclusiones.


Otra cosa es que me pasen desapercibidas algunas de las razones esgrimidas por los que no lo han firmado, o los que lo han firmado y se han arrepentido, que en realidad lo que hacen es apoyar el régimen que les da de comer.

El premio Cervantes 2006, el poeta de cabecera de Rodríguez Zapatero, ha dicho con toda la desvergüenza del mundo en unas declaraciones a Radio Neederland que “no puede firmar algo que políticamente sea utilizado por la derecha" (sic). El portentoso vate, prefiere aceptar la política real impuesta por los nacionalismos, por la que el español ha sido eliminado de la educación y de la vida pública en algunas comunidades de España, precisamente por motivos políticos, para que se siga organizando la realidad según los intereses de los nacionalistas y del Partido Socialista. Eso son motivos políticos legítimos, porque los proponen los nacionalistas y los apoya el PSOE, ¿verdad señor Gamoneda?. Parece que otro artista como Ramoncín, es uno más de los arrepentidos. Sabina dijo que no lo firmaría.

Los humoristas Ricardo & Rey tampoco se han adherido porque dicen que el Manifiesto tiene una falta de ortografía (sic), le falta el acento a la palabra lingüística. Bien, celebro su sentido del humor.

Elena Salgado, la ministra de Administraciones Públicas, ha dicho que, a juicio del Gobierno, la enseñanza del castellano está "absolutamente garantizada" en todas las Comunidades Autónomas porque en los exámenes se demuestra "que están en el mismo nivel". "Las Comunidades con lengua propia, cooficial con el castellano, tienen el derecho de que esa lengua propia sea la vehicular", defendió. "Se trata de reconocer, como también hace la Constitución, que las lenguas cooficiales son un patrimonio que tenemos que defender todos los españoles, que es un patrimonio común de todos", añadió. Algo parecido había dicho la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, hace unos días. Mientras que la Vicepresidenta De la Vega prefirió decir que ella apoyaría cualquier manifiesto que defendiera el desarrollo del castellano, porque era una lengua muy hermosa, o algo así, que más da. Montilla “el amordazador”, ha dicho que no hay ningún problema con el castellano en Cataluña.

Evidentemente, todavía hay diferencias entre los que no firmamos el manifiesto por una lengua común, a mí me parece excesivamente amable, mientras que a otros les parece excesivo y "facha" porque lo apoya el PP.

Evidentemente yo que vivo de mi trabajo, y no de lo que me proporcionan el PSOE o los nacionalistas, me siento más libre para hablar de estas cosas. Recomendaba un antiguo refrán castellano: “No muerdas la mano de tu amo”, y es que estos nuevos racionalistas son los que creen en la ración más que en la razón. Así nos va.

Para estas cosas sirve un manifiesto, para discriminar los que se benefician del régimen, y tienen dificultades para distinguir entre valor y precio, sobretodo a la hora de negar la libertad del prójimo. Yo no firmo el manifiesto porque no me parece correcto aunque comparto sus objetivos, pero tampoco apoyo este régimen político putrefacto, porque me da vergüenza ajena tanta incultura organizada. Que queden las cosas claras.


Biante de Priena

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...