desde 2.006 en Internet

martes, 8 de julio de 2008

Hasta las cejas: "el caso de Juan José Millás"

El cordón sanitario se ha extendido rápidamente ante la posibilidad de que el Partido Popular pudiera hacer política con el Manifiesto por una Lengua Común que inicialmente ha promovido UPyD y un grupo de intelectuales.

Gamoneda se ha desdicho, Marina dice que no lo ve claro, y algunos intelectuales “notables” de este país consideran que el Partido Popular no está legitimado para defender ni la lengua común, ni nada. Cuanto recuerdan los populares a los judíos de la Alemania nazi, ya solo falta que les pongan una gaviota azul en la hombrera para distinguirlos, y poder discriminarlos mejor. Y encima se ríen de la gracia, ¡serán idiotas!

La reacción más furibunda proviene de un intelectual recientemente catapultado a la fama por el Premio Planeta en competición con Boris Izaguirre, Juan José Millás. Se ha dejado decir: “el manifiesto lo organizan los mismos que usan a ETA para hacer campaña”. Indescriptible el sectarismo de este mequetrefe, y es descripción, no insulto, entiéndase.

Creo que el eximio autor de esta chambonada es la mejor representación de la intelectualidad del régimen que nos asedia y asola. Alguien que ha vivido a la sombra del poder como pocos y que se beneficia como nadie de la posición a la que le han alzado sus amigos.

Una vez más, los progresistas, esta secta que se ha incrustado de forma indeleble entre las costuras del poder en este país, como los aradores de la sarna, tratan de infundir su doctrina, que consiste exactamente en la usurpación totalitaria de la opinión, tergiversando el lenguaje, en aras de la modernidad y los delirios de los personajes que inventan realidades desde La Moncloa.

Juan José Millás, tiene tanto derecho como cualquier español a decir lo que le de la gana, por supuesto, pero no tiene derecho a insultar la inteligencia de los que no piensan como él, para que él se siga beneficiando de la ola que le ensalza, por ser intelectual al servicio del régimen de Zapatero.

Verá usted, señor Millás, el único que ha utilizado a ETA para hacer política ha sido el señor Zapatero desde que confundió accidente con atentado y diálogo con negociación, el único que ha gobernando nuestro país en beneficio exclusivo de sus palmeros y no de todos los españoles, es el presidente de las cejas erguidas, ese mismo que le promociona en la intimidad a usted y a otros de su cuerda.

¿Pero cómo va a estar usted de acuerdo en defender algo común como una lengua -de la que precisamente vive-, si esto perjudica a los intereses de quien le da de comer?, porque sus privilegios no provienen de la lengua -entiéndase-, sino de La Moncloa y sus grupos mediáticos; porque verá, usted no desconoce que ha alcanzado el estrellato desde que el poder le ha bendecido, porque hasta entonces sus columnas en los periódicos, siempre del régimen, -eso sí-, le daban para ir tirando y poco más, para quejarse de las injusticias de la vida y pregonar “su” victimismo gota a gota, desangrándose en miserias. Ahora ya no lo hace, parece que ha alcanzado el fin de su Gólgota.

Gracias a un lengua común, señor Millás, usted podrá conocer que aquí tiene un admirador de todo lo opuesto a lo que usted podrá defender en su vida, y al que además le importa el Partido Popular exactamente un “carajo”, pero siempre me ha molestado la petulancia y el papanatismo de los que aprovechan su privilegio para hacer doctrina, aunque he de reconocer que usted borda el papel, le va como anillo al dedo, no le puedo imaginar como alguien independiente, por mucha imaginación que le eche.

Erasmo de Salinas

5 comentarios:

Ciudadano en la Red dijo...

ELOGIO DEL VICTIMISMO RENTABLE

Biografía en la Wikipedia de Juan José Millás

De humildes orígenes valencianos, se trasladó aún niño con su numerosa familia a un suburbio de Madrid (1952), ciudad donde ha vivido la mayor parte de su vida. Fue un mal aunque curioso estudiante y cursó la mayoría de sus estudios como nocturno mientras trabajaba en una caja de ahorros. En la universidad franquista, por entonces en poder de profesores del régimen, empezó Filosofía y Letras, que abandonó al tercer año. Obtuvo un trabajo como administrativo en Iberia y se consagró a la lectura y la escritura. Su primera novela estaba influida por Julio Cortázar y posee las lacras acumuladas del experimentalismo de esa época y de ser un autor primerizo, aunque muy original; la segunda, Cerbero son las sombras (1975), obtuvo el prémio Sésamo y le abrió las puertas de la crítica. Gracias a un entusiasta miembro del jurado, Juan García Hortelano, pudo publicar después Visión del ahogado (1999) y El jardín vacío (1981) en la prestigiosa editorial Alfaguara. Pero su novela más popular, y también la más trascendente para su obra gracias a escribirla con la libertad de no pensar en la crítica, fue Papel mojado (1983), un encargo para una editorial de literatura juvenil que se vendió y sigue vendiendo mucho. Simultáneamente empezó a colaborar en la prensa con un gran éxito, nacido de su imaginación y su insobornable compromiso con los desfavorecidos, de suerte que dejó el empleo en el gabinete de prensa de Iberia y ahora vive del periodismo y la literatura. Divorciado de su primera mujer, tuvo un hijo con la segunda, psicóloga. En su numerosa obra, de introspección psicológica en su mayoría, cualquier hecho cotidiano se puede convertir en un suceso fantástico. Para ello creó un género literario personal, el articuento, en el que una historia cotidiana se transforma por obra de la fantasía en un punto de vista para mirar la realidad de forma crítica. Sus columnas de los viernes en El País han alcanzado un gran número de seguidores por la sutileza y originalidad de su punto de vista para tratar los temas de la actualidad, así como por su gran compromiso social y la calidad de su estilo. Ha ganado varios premios de periodismo muy prestigiosos, como el Francisco Cerecedo 2005. En el programa La Ventana de la cadena Ser dispone de un espacio (Viernes 16:00 h) en el que anima a los oyentes a enviar pequeños relatos sobre palabras del diccionario. En la actualidad, está construyendo un glosario con estos relatos logrando una numerosa participación. En el mes de mayo de 2006 fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Turín. Sus obras han sido traducidas a quince idiomas, entre ellos, inglés, francés, alemán, portugués, italiano, sueco, danés, noruego y holandés. En su última novela, titulada Laura y Julio encontramos plasmadas sus principales obsesiones: el problema de la identidad, la simetría, los otros espacios habitables dentro de nuestro espacio, el amor, la fidelidad y los celos.

En 2005 fue galardonado con el Premio de Periodismo Francisco Cerecedo.

El 15 de octubre de 2007 es galardonado con el Premio Planeta por su novela autobiográfica El mundo. El 3 de diciembre de 2007 es nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Oviedo junto al poeta asturiano Ángel González.


UN LUCHADOR, jajajaja

Pancorvo dijo...

Lo curioso es que parece que no acabó la licienciatura en Filosofía y Letras porque era una Universidad franquista en poder de los profesores del régimen. De lo que se deduce que todos los que la acabaron debían ser fascistas.

¿Y nos estamos tragando toda esta bazofia?, ¿pero somos idiotas?.

Anónimo dijo...

¿defender a losantos y condenar a millas? ¿crtiticar a zapatero por confundir accidente con atentado, y hacer mutis sobre la "organizacion de liberacion basca" de aznar?

¿la falsa idea del bien comun existe solo en un lado del espectro?

¿¿peperos = judios??

baje del pedestal, erasmo. es usted tan sectario como los que critica.


berenger

Ciudadano en la Red dijo...

berenger,

cuanto tiempo sin disfrutar de su lectura. ¿Sectario, dice?, ya me gustaría a mí ser sectario y disfrutar de "los privilegios" que otros han adquirido en una generación como si pertenecieran a una nobleza sincrónica y progresista.

Que va, usted se confunde, por no ser progresista como Millas aquí me tiene respondiéndole, jajajajaja, a usted, que debe serlo, fíjese.

Lo que pasa es que me molesta que los del PP sean tan tarugos y no le discuto que sean sectarios, que igual tiene usted razón, pero le aseguro que si son tarugos.

Erasmo

Ciudadano en la Red dijo...

Recobrando la memoria perdida

Millás

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...