desde 2.006 en Internet

martes, 20 de mayo de 2008

Sólo nos queda Estrasburgo

A finales del pasado año, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos con sede en Estrasburgo, ha aceptado a trámite y cuestión, los recursos presentados por la izquierda abertzale sobre la ilegalización de los partidos del entorno de Batasuna por parte del Gobierno-Tribunales correspondientes.

Un mes después, condenaba a Francia
por negar la posibilidad de adoptar a una lesbiana, previamente había surgido una sentencia que apoyaba a los objetores contra Educación para la Ciudadanía.

De los estados que conforman geográficamente el continente europeo, 47 han firmado el convenido que acepta a Estrasburgo como Corte Suprema en materia de Derechos Humanos, cuyos dictámenes y sentencias son apoyados por los consejos de ministros europeos que se celebran periódicamente. El único que no lo ha hecho es Bielorrusia.

En realidad, el Tribunal de Estrasburgo se ha convertido en el máximo órgano de apelación para los europeos, pero como condición previa establece que hay que agotar la vía legal en el país correspondiente, lo que refiriéndose a España puede suponer una o dos legislaturas tranquilamente.

Lo primero que tenemos que hacer es crear una plataforma de denuncia de todos los partidos políticos como ilegales por no cumplir precisamente la Ley de Partidos -si al final no es derribada por Estrasburgo-, no hay nada que recuerde a la democracia en ninguno de ellos, por lo que la denuncia de su situación demagógica y detentadora es urgente, porque si nuestros representantes no cumplen ni siquiera con la democracia dentro de las formaciones políticas que les acogen, como vamos a esperar que lo hagan fuera de ellas cuando tienen que defender nuestros derechos.

Creo que los ciudadanos debemos organizarnos en materia de justicia, fundamentalmente porque la misma corrupción que existe en la política se ha trasladado al poder judicial, en el Consejo General del Poder Judicial hay algún magistrado que abjura de su condición española (¿es eso constitucional?), y en el Tribunal Constitucional ya sabemos como están las cosas, con un poder político partidista, que ni es legislativo siquiera, en la imposición de los magistrados supremos que finalmente dirimen sobre la condición jurídica de las causas presentadas.

Por mi parte, quiero manifestar públicamente que como los tribunales supremos a los que puede apelar un español también están establecidos por algunos partidos políticos, asistimos a un ensayo totalitario por parte del régimen que ha reventado nuestro sistema democrático inicial. La voluntad general de Rousseau ha relegado al Espíritu de las Leyes de Montesquieu, y eso significa exactamente que España está inmersa en un régimen totalitario.

Creo que los ciudadanos debemos organizarnos prescindiendo de los partidos políticos, porque al final todos hacen lo mismo, y comenzar una acción jurídica que ponga encima de la mesa del Tribunal de Estrasburgo la calidad de nuestra democracia, el rigor de nuestra justicia, y la usurpación y detentación de funciones de nuestros políticos.

Yo sólo no voy a hacerlo, pero estoy dispuesto a llegar hasta el final en compañía de otros en la lucha por mis derechos como ciudadano español, y por tanto europeo, queridos lectores, ante la Corte Suprema de los Derechos Humanos de Estrasburgo, y eso no será antes de cuatro años si comenzamos ahora. Algún día tendrá que ser la primera vez que los ciudadanos españoles planten cara a la representación teatral con el título de Democracia que nos están dando nuestros políticos.

Si fuéramos ciudadanos de los Estados Unidos, ahora mismo habría sobre la mesa de la Corte Suprema norteamericana centenares de causas abiertas, porque su sociedad civil está infinitamente más organizada que la española, que sigue esperando que el Estado resuelva sus problemas, cuando es el principal agente en su causa.

Quien no lucha directamente por la defensa de sus derechos está condenado a que no se respeten. La arena política requiere que los ciudadanos se enfrenten a los políticos, porque han abusados de su confianza y no respetan la democracia, y el momento es ahora, o nunca. Antes de que todos nos hayamos dormido en los laureles.


Erasmo de Salinas

8 comentarios:

Ciudadano en la Red dijo...

Hilo de Debate en nuestro Foro con Encuesta

Anónimo dijo...

A partir de la entrada en vigencia del nuevo estatut, los ciudadanos residentes en Cataluña ya no tendremos derecho a apelar al Tribunal Supremo de España.

Digo yo que ante cualquier problema habrá que recurrir siempre a Europa.

Ciudadano en la Red dijo...

Ya, ya, pero a ver si me explico, como lo del estatut está ya HECHO, que cuanto antes empecemos con Estrasburgo mejor.

¿No podemos los ciudadanos españoles presentar a título individual -cientos o miles- un pleito por el quebrantamiento de nuestros derechos constitucionales en relación al Estatut?

Ciudadano en la Red dijo...

La ministra de Educación dice que

Si algún niño no estudia Educación para la Ciudadanía, no obtendrá la titulación de ESO

Esto es puro fascismo, si algún niño no estudia que la Alianza de Civilizaciones es lo más de lo más, y se lo aprende de memoria, y se lo cuenta a sus padres, abuelos e hijos, entonces no obtendrá el título de la ESO.

Ni en Camboya con Pol Pot

Ni en España con Franco

Anónimo dijo...

¿Y en Cataluña?. ¿La Educación para la Ciudadanía también es para Cataluña y el País Vasco?, o solo es para los "hispanatas de mierda"

Pues ya vereis cuando se llegue a la lección: España es....

Anónimo dijo...

me parece fantastico que exista el tribunal de estrasburgo y les deseo mucha suerte a todos aquellos que recurran a el.


berenger

Anónimo dijo...

¿Por qué el Gobierno puede obligar a todas las comunidades a imponer educación para ciudadanía y no el idioma común a todos los españoles en la enseñanza?

¿Por qué un alumno puede pasar de curso con cuatro suspensos y no puede hacerlo si suspende educación para la ciudadanía?

¿Qué le ocurriría a un centro educativo si se negara a implantar educación para la ciudadanía? ¿Expulsarían al director del centro? Si una comunidad autónoma se negara a dar la posibilidad de estudiar en español ¿Qué le ocurriría?

Para el Gobierno ¿qué es más importante: educación para la ciudadanía o el idioma de la nación?

Anónimo dijo...

La guía para turistas prescribe como orientación segura para los ciudadanos el sentido contrario de lo que indique el alimoche.

Los nazis hacen lo que les da la gana que parar eso son nazis y mientras los ciudadanos no se levanten contra ellos nada ni nadie los parará.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...