desde 2.006 en Internet

domingo, 11 de mayo de 2008

La diagonal humana

Alguien ha dejado en los comentarios de un artículo publicado en Ciudadanos en la Red una gran verdad, felicito al anónimo autor que ha hecho la foto final del recuerdo de Ciutadans y la instantánea de UpyD, que aspira convertirse en su sustituto político.

El autor desconocido lo expresó de la siguiente forma: lo que supuso un gran triunfo para Ciutadans fue “la transversalidad entre la chusma y la élite”. Que gran razón, exactamente fue así, porque al calor de la rebeldía de Albert Boadella y su reconocida trayectoria política de independencia ante la estupidez, fuimos muchos los que nos congregamos sin preocuparnos de origen, color, cultura, lengua o ingresos económicos, nos hicimos colectivo igualitario.

Fuimos muchos los que nos unimos –“lo que nos une”, decía UPyD- en la defensa de los valores y criterios racionales contra la estupidez política que nos circunda, sin pedir nada y dispuestos a luchar por el objetivo de la regeneración democrática de este país.

El factor de cohesión fue la mezcla, la hibridación, la conjunción de objetivos compartidos y personas hartas, que habíamos comprobado como la ambición de los nacionalistas, el sectarismo del PSOE y la incompetencia del PP, se habían reunido para acabar con el Estado de Derecho, la Constitución y la nación española.

En ese sentido, Ciutadans fue un avance importante en la evolución política de este país, que malograron los dirigentes del partido, Albert Rivera defendiendo un elitismo inane y Robles-Domingo, un sectarismo impresentable. Con Carreras de muñidor, y la espantada de la mayoría de los intelectuales, el plato estuvo servido para el II Congreso de Ciutadans, donde este partido, herido de muerte, pasó a mejor vida en una agonía larga y dolorosa.

En UPyD vuelve a ocurrir prácticamente lo mismo, los dirigentes se han convertido en élite autoritaria y las bases del partido ni cuentan, ni cantan, condenadas a un mutismo -previamente establecido de antemano- hasta que se celebre un Congreso en el año 2009, que es algo como reconocer que cuando el partido esté hecho a la medida de las obsesiones de algún dirigente, entonces se podrá hablar; es decir, cuando el partido esté controlado, con todas las personas que se "autoricen" en toda España, entonces se hará un congreso para ratificar lo existente, y salga el sol por Antequera, y al que no le gusten los caracoles, que ayune.

Los dos partidos están condenados al fracaso, porque sus dirigentes no se han dado cuenta de que contra lo que están chocando es precisamente contra el hartazgo de los ciudadanos políticamente sensibles que se han agrupado en sus filas y que cuentan con la formación política suficiente para saber que este país está como está, y se necesita una alternativa diferente a lo que se ha conocido hasta ahora en las formaciones políticas de este país.

El factor humano de la transversalidad

Y vamos a dar un paso más en la construcción del partido que se necesita en este país.

Si la transversalidad es imprescindible como escenario de partida, en la que se mezclen todos los objetivos políticos con los elementos escénicos en una plataforma igualitaria para comenzar el viaje, renunciando a criterios de distinción como izquierda-derecha, socialista-liberal, élite-chusma, joven-viejo, hombre-mujer, idealistas-pragmáticos, reiteradores-creadores, etc; y aceptando la pluralidad y la no uniformidad de las personas que habitarán en el proyecto político que corresponde al siglo XXI, hace falta un elemento motivador, y ahí es donde se producirá la auténtica discrepancia, porque no todo el mundo piensa lo mismo.

El elemento motivador debe ser la persona, el individuo, que es sujeto de derechos y actor fundamental de cualquier obra política. El individuo libre que no quiere ser masa amorfa, que quiere seguir manteniendo su identidad y sus objetivos propios, pero al mismo tiempo quiere compartir con otros el camino, en condiciones de igualdad, de recuperar su plena libertad y hacer valer sus derechos de ciudadano de un país democrático como es España.

La diagonal humana es lo que completa el proyecto, regresar al ser humano que es el actor social fundamental de cualquier obra política, y lograr que el Estado se ponga al servicio de los ciudadanos. Los derechos de cualquier ciudadano, aunque no me incumban, son también mis derechos, y lucharé con él, a su lado, porque su lucha es parte de la mía, aunque no tenga nada que ver con sus circunstancias.

Esa diagonal humana debe cruzar la política desde las urnas hasta la Presidencia del Gobierno, en un acto de racionalidad. Debemos ser capaces de poner por delante a las personas que a las instituciones. Hay que desenmascarar la chistera de los magos de la política de la que ya no salen más que esqueletos de conejo, porque los depredadores los han devorado sin que nadie se haya enterado; por eso es necesaria la transparencia, la explicación de las decisiones políticas y los objetivos que se pretenden, para conocimiento de todos los que estén implicados, antes de que se lleven a la práctica.

Lo dije en otra ocasión, un partido que no reparte poder solo puede alcanzar la cohesión desde la convicción de sus seguidores, desde la creencia que sus valores, su autenticidad, sus aportaciones nuevas y sus objetivos, son diferentes y mejores que las de sus competidores.

La diagonal humana es la democracia auténtica, en la que las personas no solo deciden conceder un voto a una opción determinada, sino que con su voto va añadida su implicación activa en un proyecto político, es convertirse en una parte más hecho con otros que piensan y hacen lo mismo, cada uno con sus proyectos personales, todos con un proyecto común, acordado y avalado.

Eso es lo que no comprendieron en Ciutadans y no están comprendiendo en UPyD, que los militantes no son una masa silenciosa que comparten una utopía anunciada por los dirigentes -eso más bien sería una secta o una religión-, sino que son parte activa y cotidiana del proyecto político, son los que HARÁN EL PROYECTO REAL, y por lo tanto necesitan participar en todo su desarrollo desde el principio hasta el final.

La diagonal humana supone en primer lugar renunciar a la transmutación de ciudadanos en políticos por el privilegio correspondiente, todos somos ciudadanos en igualdad de condiciones, y cada uno ocupará el lugar que le corresponda por sus propios méritos, no por lo que decida el sabio de turno que se inviste de autoridad por presunción divina.

En Ciutadans y UPyD se han cometido los mismos errores, porque los dirigentes no han estado a la altura de lo que traían entre sus manos: las decisiones –todas las decisiones- deben ser colectivas, compartidas por todos, no impuestas por la iluminación del “gran hombre” de turno.

Lo primero que se debe exigir a los dirigentes de un partido político es que sean demócratas, no que se aprovechen de la democracia o de su negación, para colocarse en los puestos de mando, porque ese cuento ya lo tenemos demasiado visto en los últimos dos mil quinientos años.

Insisto, debe ser la democracia la que decida quien tiene la autoridad, no la autoridad quien decida que rango de democracia necesita para sus propósitos personales. Eso es pura demagogia autoritaria y regreso de nuevo al absolutismo.

Si un dirigente tiene identidad propia, el último votante también. El respeto entre ambos depende de que el primero lo reconozca, y que el segundo se lo crea, sin esa magia de la relación entre seres humanos, ya se puede ir cerrando el círco.

Biante de Priena

3 comentarios:

Art.-155 dijo...

Gorriarán pedía, en su periplo por España, un voto de confianza para formar un partido que se presentara a las elecciones del 9-M del 2.008. Se le dio, entendiendo que después del 9-M el partido lo haríamos entre todos, para que se cumpliera lo de”Partido nuevo”. A nadie se le ocurrió preguntarle si sabía diferenciar entre un voto de confianza y un cheque en blanco. No es lo peor que él no sepa esa diferencia, lo peor son la cantidad de súbditos que le apoyan, sin tener en cuenta lo que Rosa le dijo a ZP, en la sesión de investidura: “Como no hemos recibido un cheque en blanco, tampoco puedo --como usted comprenderá--, darle a usted un cheque en blanco”

Con la que está cayendo en España, él, junto con el C Dirección, de forma colegiada, son los responsables del parón de la actividad en las bases de UPyD.

En ese consejo de dirección, cuyas actas brillan por su ausencia y que casi nunca hay el mínimo quórum necesario para tomar decisiones ajustadas a derecho, pertenecen también Rosa y Miquel Buesa. Si miento, enseñesen las actas en la parte interna de la web, pero no falsificadas que al final se sabe, y lo digo por experiencias en C's y esto, cada vez se parece más, menos en la voz oficial entre ambos partidos.

No es de recibo que Rosa declare, en su reciente conferencia del club siglo XXI, “No nos importan las próximas elecciones sino las próximas generaciones”-(Chapeau, Rosa)- mientras que a Gorriaran lo que parece ser que le preocupa es tener dóciles delegados en el próximo congreso fundacional. No se da cuenta la rémora que está siendo a los mensajes de Rosa.

Las próximas elecciones a celebrar son las autonómicas Gallegas. Parte de esta coordinadora no se siente ilusionada al no estar legitimada por las bases, motivo que merma su confianza y trabajo en el proyecto.

El tanto por ciento de la afiliación, con respecto a la población de derecho, ronda el 0,0107 y desanimándose porque no se cuenta con ellas. El PP pidiendo primarias, el voto en blanco y la abstención aumentando. Con este panorama ¿Qué argumentaciones se puede dar, al ciudadano; que no al súbdito, para que se afilie a UPyD y trabaje en la próxima campaña? Sr. Gorriaran. No hay problemas si se asesora con Paloma Lobo, su amigo Cesio o Rosa RB, conocidos visitantes de su página y que tanto cariño nos tienen a los que escribimos en esta.

Confío que Rosa se de cuenta de la deriva del tema y corrija el rumbo, colegiadamente tiene responsabilidad en la organización del partido y está situación, al final le perjudica personalmente, no tanto en su imagen como en su moral, crear un partido igual o peor del que se tuvo que ir, eso sí, con palmeros también. ¡¡ QUE IRONÍAS TIENE LA VIDA POLÍTICA!!



PD.- San Gil abandona la redacción de la ponencia política del PP por "diferencias de criterio fundamentales" Cuando las barbas de tu vecino.... http://www.libertaddigital.com/

Anónimo dijo...

"El elemento motivador debe ser la persona, el individuo, que es sujeto de derechos y actor fundamental de cualquier obra política. El individuo libre que no quiere ser masa amorfa, que quiere seguir manteniendo su identidad y sus objetivos propios, pero al mismo tiempo quiere compartir con otros el camino, en condiciones de igualdad, de recuperar su plena libertad y hacer valer sus derechos de ciudadano de un país democrático como es España"

Eso es lo dificil, casi imposible.
Después de C's, UPyD ha empezado peor.
Para los que hemos hecho un doctorado en política, de golpe, sin tener la carrera, era evidente lo que prentendía Rosa con la organización de UPyD. Por supuesto el poder absoluto en esa formación, y luego todo lo demás.
Rosa cual Fraga, ostentará el poder aunque esté jubilada. Será presidenta de UPyD minetras viva. Y seguramente lo vale, pero no son formas, y no son formas porque predica una cosa, y hace otra.
Y eso fue evidente desde el primer día, y yo no le di ni los 100 días que recomendaba Erasmo porque lamentablemente para todos, la jugada tenía las cartas marcadas desde el principio.
Tropecé con C's, pero no con UPyD. Triste, pero es así.
Tan triste como que en Cataluña parecen ser manadas de lobos en busca del macho más potente y con el pelo más brillante, o los cojones más grandes, vete a saber, claro que los lobos no se fijan en las bajuras, sino en la destreza para ganar la batalla, y quedarse con la manada, y perpetuar sus genes con todas las hembras de la misma. Y digo manadas, porque son varias en la lucha, o sea que el lobo jefe,tendrá que serlo de varias manadas, y para eso tiene que luchar con varios machos dominantes a la vez.
Pero resulta que todos son mediocres y no están a la altura de sus pretensiones, con título o con titola no valen para lobo dominante.
Valen de relleno,apoyo, ayuda, cooperación, pero ellos no se resignan, ellos tienen que ser la cabeza de este lobo que todavía esta por venir. y tiene chiste, porque ellos no son los elegidos.

Si a estos lobos tanto les importa el proyecto,que dejen de estropearlo. No lo hicieron , y no lo están haciendo bien.
Su tiempo ya ha pasado.

Pero bueno, como lo que les importa es el poder, el figurar, el juego cortes, pues dale que te pego, una y otra vez.
Ni los que hay ahora, ni los de antes, ni los pretendientes, son los mejores. Se podrían haber juntado todos a trabajar, o irse todos a hacer puñetas en la retaguardia, y no a hacer la puñeta.
Su máxima es "Será mío, o de nadie", o " Antes muerto, que de otro"

Tal y como está organizado el partido de Rosa Diez, poco margen de maniobra hay para hacer un partido democratico donde la chusma y la élite lo sientan como propio. El partido es de Rosa Diez.
Pero aún así,ni lo están haciendo bien los de la coordinadora actual, ni lo hacían mejor los que han dimitido.
todos ellos sólo buscan una buena silla donde ver bien el espectáculo, y si les es posible figurar un poco.
Todos han consentido desde el principio que las cosas no se hicieran democraticamente, y sólo se quejan o se han quejado cuando "ellos" han sido dañados por el sistema DEDOcrático.
Por lo tanto opino que están desligitimados para reclamar y lloriquerar tanto.

Pero como dicen que estamos en un país libre, pues que sigan llorando.

LLorones!!!

Anónimo dijo...

El PP ha salido baldado de esas elecciones, por lo que ha decidido ofrecer todo tipo de consensos a Zapatero y caer simpático a los nacionalistas. La única "oposición" es la efectuada por la Sra. Diez. Pero se reduce a demagogia rastrera: se dedica a postular medidas de regeneración del régimen cuya realización exigiría el derrocamiento del mismo. La retirada de competencias de educación y sanidad a las comunidades autónomas no sólo tiene en contra a los nacionalistas, sino a todos los barones del PP.

El constitucionalismo crítico representa hoy el mayor obstáculo interpuesto frente a cualquier relanzamiento de la lucha patriótica democrática. Este sector está incapacitado para ser el punto de partida de nuevas movilizaciones políticas. Pero, como el perro del hortelano, no hace ni deja hacer a muchos compatriotas sanos a los que mantiene intoxicados con patrañas regeneracionistas. Su tejido organizativo basado en plataformas ciudadanas está desarbolado. Su moral, con la salvedad de UPyD, que pone el cazo para recoger a peperos decepcionados, por los suelos. Y lo peor es que no ha abdicado, salvo casos individuales, de ninguna de sus posiciones ilusas y cobardes.

Este sector tiene polos de referencia en el seno del PP, como Vidal-Quadras. Está UPyD y los escombros de Ciutadans-. Está la AVT, cuya nueva dirección es una incógnita. Están los PN de diversos matices, completamente desmoronados y toda la pléyade de Cordobeses, Almerienses, Vigueses, etc. por la Libertad. A esto hay que sumar lo más importante: los seguidores de FJL, al que Ciutadans y UPyD se lo deben todo. Pero FJL -del que se ha despegado EL MUNDO-, no se atreve a dar una alternativa de ruptura democrática. Se contenta con enredar, machacar a D. Mariano y lanzar insinuaciones malévolas contra el rey.

Por un lado, este conglomerado integra a toda la vanguardia patriótica amplia -activista o ilustrada- forjada en el pasado periodo. Por otro lado, representa el mayor obstáculo, por los lazos traidores que sigue manteniendo con el régimen del 78. Es, de hecho, el último parapeto del régimen, su quinta rueda de carro.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...