desde 2.006 en Internet

jueves, 29 de mayo de 2008

De Giordano Bruno a Federico Jiménez Losantos

Don Federico a mí me conmueve, y lo manifiesto en sentido lato, me procura conmoción, en sus acepciones humana y social. Gallardón, sin embargo, me resulta indiferente, se le pueden reconocer aptitudes, pero las termina dilapidando con sus actitudes. La tradicional enemistad entre ambos es histórica y tiene difícil conclusión.

Por eso hoy se han pasado por los juzgados, para solemnizar la afrenta, porque una enemistad que no sea jurídicamente sancionada no tiene rango suficiente para penetrar en la historia de las desavenencias de este país, con tan poca cosa seria que relatar y tanto programa rosa.


El tema que enfrenta a los litigantes es el 11-M, pues el alcalde de Madrid dijo algo así como que había que pasar página al tema, aunque sólo lo recuerde el artículo de ABC, y el vocero de Teruel le hizo un traje de luces allí mismo, en rojo sangre.

Dice Pedro J. Ramírez algo sobre la libertad de expresión y que él también juega, y los invitados del PP, que están al borde de ese Congreso de Valencia del que va a salir corriendo hasta el Cid después de muerto, que ellos estaban escuchando la SER por primera vez, y que no oyeron nada de lo que dijo Gallardón, ni de lo que dijo Don Federico. Ellos sabrán, pero me da la impresión de que "Copelandia" se va a convertir en territorio comanche, tras estos actos de insólita gallardía y coraje en defensa de la libertad de expresión por parte de los gerifaltes del PP.

La simbiosis entre políticos y periodistas, es precisamente una de los grandes logros en la forma de hacer las cosas en nuestra democracia. Porque en esto de la política, si unos ponen la música, otros le añaden la letra, hasta acunarnos con hermosas, según mercado.

En el fondo, todo es mucho más sencillo, al Partido Popular no le interesa ya el apoyo de la COPE, porque es la emisora de la Conferencia Episcopal, y en la versión gaviotera 2008, los seguidores y perseguidores de Rajoy se han propuesto hacerse laicos de toda la vida, porque sino no venden un rosco electoral a esta España desamortizada de la fe.

Quizás lo mejor de toda esta película es lo que vamos a disfrutar con un Losantos contra todos los políticos, porque después de lo visto, absorto y perplejo se ha quedado; por su parte, el Partido Popular quiere desentenderse de los "copérnicos", como Ignacio Villa, Cesar Vidal y Federico Jiménez Losantos, que están dispuestos a demostrar que es la Tierra la que gira alrededor del Sol, cuando todo el mundo sabe que la Tierra alrededor de lo que gira es del dinero.

Siento cierta ternura por FJL, me recuerda a Giordaano Bruno, al que acusaron de hereje por abjurar de la iconografía hagiográfica y aceptar sólo el crucifijo como única representación del cristianismo, que por cierto rechazó antes de ser quemado en la hoguera acusado de hereje, impertinente, pertinaz y obstinado.

Herejía sí, como la de no creerse que un jubilado de la mina asturiana por esquizofrenia paranoica (-mira que se sienten perseguidos, como para confiar en unos "amigos musulmanes" que quieren comprar dinamita-) fuera uno de los autores máximos de lo del 11-M, condenado a 34.715 años de prisión. Y que no sabe nada más que lo que ha contado a su abogado, el letrado Gerardo Turiel, que por cierto ha fallecido recientemente, diciendo que la sentencia del 11-M era una "salvajada jurídica", le ha ocurrido lo mismo que al magistrado del Tribunal Constitucional, García Calvo, también de un infarto de miocardio repentino.

El ínclito Giordano Bruno no se arrepintió de sus pecados, al igual que ocurrió con Sócrates, y seguro que con Federico Jiménez Losantos, porque alcanzado cierto grado en el conocimiento de la inmoralidad que le circunda, poco importa seguir adelante. Por docemil euros, que además entregará a las víctimas del terrorismo, no merece la pena retractarse, porque no le importará mucho ofrecer la dádiva a sus colegas -Hay que recordar que FJL también es víctima del terrorismo-. Y despedirse a lo grande del tribunal, como dijo Giordano Bruno a sus jueces, tras ser sentenciado a la hoguera: "Tembláis más vosotros al anunciar esta sentencia que yo al recibirla".

Insisto, a mí Don Federico me conmueve, y Gallardón me resulta indiferente, tengo muy claro quien es el que en estos momentos está defendiendo la libertad, la suya y la nuestra.

Biante de Priena

4 comentarios:

Anónimo dijo...

lAS INTERVENCIONES DE ESPERANZA AGUIRRE , ACEBES Y ZAPLANA HAN SIDO DECEPCIONANTES. EL PP SE HA TERMINADO PARA MÍ. LA LUCHA RAJOY-ESPERANZA YA ME ES INDIFERENTE...BIENVENIDA UPyD.

Anónimo dijo...

La carga de los mamelucos continúa, y los desesperados van de flor en flor hasta caer en el pico de los buitres.

UPD ¿eso qué es, un anuncio?

Minneconjou dijo...

Es curioso como las fuerzas de la progresia corren a defender la libertad de expresión. ¿Como? Pues corren paradas, claro, como siempre.

En el caso de las viñetas del jueves sobre la realeza, FJL se puso al lado de los "humoristas" progres esos sin tener que compartir ni sus opiniones ni sus gustos.

Porque una cosa no tiene que ver con la otra.

Yo defendí la libertad de ambos. Fi ja te.

Anónimo dijo...

Por favor los politicos son todos unos indeseables y Federico deberia saberlo.

Pero señores conozco a Rosa Diez y es una farsante. pronto lo sabrá todo el mundo.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...