desde 2.006 en Internet

viernes, 30 de mayo de 2008

¡Buen Provecho!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

· El mensaje de este documento icónico es claro y sin ambigüidades: la COPE se ha comido al PP, lo ha digerido o lo está digiriendo y, como dice aquel principio de la física (la materia ni se crea ni se destruye, solo se transforma), su presente y aún más su futuro no serán lo mismo y se puede añadir que serán inciertos. El PP anterior al 9 de marzo ya no existe y el del futuro parace que tendrá poco que ver con el del pasado.

· Ante esta interpretación, no sé si debo descodificar la denotación o la connotación del mensaje lingüístico "¡BUEN PROVECHO!". ¿Esta expresión debe ser interpretada en su sentido ordinario (deseo sinceramente que lo que has ingerido, te aproveche y no te haga daño) o hay cierto reproche o un reproche cierto ante la "PARTITOFAGIA" practicada por la COPE con el PP?

· Dicho con otras palabras y en forma de pregunta, ¿será positivo o negativo para la defensa de los derechos fundamentales (libertad, igualdad, ...) de los ciudadanos la interpretación que acabo de explicitar? Lanzo esta botella al mar de este foro para motivar y provocar un debate sobre la cuestión.

M. I. Cabezas

Anónimo dijo...

“Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”. Hipócrates (siglo IV a.C.).

Anónimo dijo...

Para sobrevivir en este mundo, hay que ser hipocrita, falso,y que te den en la otra mejilla todo el tiempo.Si plantas cara y dices a gritos que no estas de acuerdo con toda está pandilla de politicos trepas y mentirosos que engañan una y otra vez a los ciudadanos.Se olvidan muy pronto quien les mantine por cierto de lujo... Resulta que si les plantas cara es que eres muy malo y no eres patriota.

Que les den por el culo a todos los politicos cabrones y trepas.

Federico jimenez losantos que no se rinda, alguien tiene que decir la verdad en este pais de cobardes.

Anónimo dijo...

Duro ahí Cope, destrúyeles.

ja ja

MK

Anónimo dijo...

Copiado de blogs.bloster.com
xxxxx.Madrid.-


Hipótesis


Un grupo de multinacionales decide comprar a la nación española y todo lo que tiene dentro. Coge a un equipo bien montado de esbirros politizados, buenos medios a tutti tren, y le encargan el trabajo que dará fruto a largo plazo. Si el tiempo es largo más botín tiene la presa y se puede pagar bien generosamente la inversión, exponenciales intereses lo justifican si el rebaño poblacional se deja.

En la operación aparece también una ayuda exterior, mundial incluso, asegurando sostén dónde y como se pueda: TV, Revistas, embajadas…También en las CE echarán una mano.

Casi lo tienen hecho el negocio, lo dijo ZP hace poco en Venezuela” Nos queda pero hemos andado un trecho…”, referido a que habían metido a Rajoy en el redil del equipo.

Este negocio, se imbrica con otros negocios menos colosales pero también muy golosos: los virreinatos regionales. En este tipo de negocios periféricos, se distinguen variables extracciones de “dinastías”, en unos casos son dinastías con 100 y pico años de abolengo, otras tienen la edad de la actual Constitución Española, y finalmente están las que no les queda otro remedio. Hay algunas que no entran en la timba de momento v.g. Madrid.

La mercancía de estos negocios, -el grande y los pequeños-, es el ciudadano español de la calle, o sea; todos nosotros. Pero resulta que la “mercancía” no acepta el trato porque ve peligrar sus intereses y en consecuencia se niega a tratar el tema con los inversores.

Téngase en cuenta que en los gastos realizados para iniciar tan brillante, económica, política, social e histórica operación, se incluían dos tipos de cláusulas, unas materiales - aquello de la pasta gansa donde haga falta-, pero otras para la cabeza, para la mente de las personas. Entre estas últimas se encuentra la número x, en la que se dilapida el dinero tratando de hacer idiota al personal, y naturalmente ha tenido sus resultados ¡cómo no admitirlo!, Es a estos últimos a quienes se dirigen exclusivamente, las mentiras, las estafas, las traiciones y los delitos están a la vista del mundo entero porque ya no pueden disimular más ni a nadie más.

Por encima, los afectados por esa inversión, llamémosles “abducidos” junto a los directamente interesados en esta carnicería patria tan “rentable” a los diseñadores de la operación, son unos 5 millones de personas que teóricamente estarían prietas las filas alter el combate actual-permanente. De los veinte millones que votan, hay quince de nosotros los “liberales”, el resto de habitantes ibéricos seguirá al que gane la guerra y no se meterá en líos mientras.

Pero lo relativo al tema de los recursos nacionales empleados es de mareo, todo lo que sea reservas de oro u otro valor del Estado también. Es como si quisieran saquear el país en un gran atraco encabezado por el Rey y agotador de todos sus recursos jamás conocido históricamente. Por ese detalle de arrasamiento nacional, los cocineros de tanto gasto deben tener necesariamente casas en el extranjero, porque en España no podrían vivir personajes tan siniestros y exquisitos. Se puede comprobar fácilmente.

Y pues el “producto” está vivito y coleando, los mercaderes están tope nerviosos, se mueven como rabos de lagartijas, no saben para dónde tirar, todos están pidiendo camiones de valiums.

El rumbo de esta historia por ahora, es la expulsión inmediata del Rey porque nuestras fuerzas son muy superiores y ni que decir tiene que se organizarán de forma espontánea bajo nuestros símbolos nacionales, y que todavía tendremos más refuerzos no sólo de los cambiantes de bando debido a las estrecheces económicas crecientes que tenemos, tampoco además porque las ideas están bastante claras, también y muy importante porque tendremos ayuda internacional: la de los ciudadanos europeos que se unirán a nuestra gloriosa victoria porque estos negociantes están en muchos templos europeos.

Hay un antecedente en pastillitas del fracaso en España de este tipo de operaciones: Ciudadanos de Cataluña hace un año se quedó con las siglas, pero aquello fue un ensayo para entrenar, a la hora de la verdad en la guerra abierta y real, las siglas españolas son nuestras

(Ostras, ha salido una tesis; mejor, a trabajar sobre ella.)

S. g.

30 de mayo de 2008 02:17:00 CEST
Publicado.

Pat dijo...

Que la COPE se haya metido contra la traición del PP es positivo y medio; denunciar, llamar a las cosas por su nombre, defender la Patria de los ciudadanos o nombrar por sus nombres a los chorizos, es indispensable; ya veremos qué papel sigue ejerciendo la cadena, porque la presión es fuerte y tampoco ellos han dejado de ser “constitucionalistas.

De momento están de nuestro lado que mucha falta hace.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...