desde 2.006 en Internet

lunes, 14 de abril de 2008

El pazismo de Zapatero

No confundir con pacifismo, nada tiene que ver con la doctrina que se opone a la guerra u otras formas de violencia, el pazismo es más bien la utilización del pacifismo para obtener privilegios, sean estos del Estado (políticos) o del Mercado (negocios), o en el caso que nos ocupa, de ambos. Los seguidores del pazismo son pazis.

Cuando una doctrina se implanta de forma sectaria como es el caso, no se ofrece como una de las alternativas a elegir, conviertiéndose en la única doctrina del Estado, entonces se puede hablar de Estado confesional, algo que está prohibido expresamente en nuestra maltratada Constitución.


16.3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.

El problema de Zapatero es el agotamiento de ideas, lo de la paz es su amuleto preferido, le trae "baraka", le permitió ser Presidente de Gobierno en 2004, y ahora ha contribuido lo suyo tras el diálogo con ETA y la negociación por la paz que este país le ha perdonado, porque es un hombre de buena voluntad, solo hay que mirar sus buenas intenciones con la Alianza de las Civilizaciones.

Cuando Rajoy hizo el discurso correspondiente a una España pensante, equivocándose, porque la racionalidad de la masa ciudadana que vota en este país es chikilicuatrera y ha sido ahormada por "crónicas marcianas" a la medida de un mensaje ideológico que quepa en un "pásalo", tenía dos alternativas: decir lo que pensaba y acabar como en Trafalgar, o pensar lo que decía, y venderse al electorado. Evidentemente, eligió la primera alternativa, y perdió con honor, porque más vale honra sin Moncloa, que Moncloa sin honra.

Una de las grandes virtudes de Zapatero es hacer pensar a los españoles que cualquiera puede ser Presidente del Gobierno, como él, que es un currante, un tio guay, que se enrrolla, y que no se ha fumado un peta en la vida (?), pero Rajoy se parece más a un "jefe"l. Esa identificación hipnótica es la que le ha hecho ganar las elecciones al PSOE y sus versiones nacionalistas (PSC+PSE+PSGA), porque los del PP son muy serios y se toman las cosas como los jefes: se quejan, riñen, juzgan, acosan, y no dejan de dar la brasa. (Se lo advertimos a D. Mariano en su día...
-"Sin noticias de Rajoy" y otros -, pero no nos hizo caso).

Pero el problema más grave, es que aprovechando la coyuntura, los pazis nos van colocando su creencia y se la colocan a nuestros hijos, y llegará el celebre observador y dirá, ¿y usted, entonces, que aplaude?, ¿la violencia?. Pues no señor mío, aplaudo la libertad, de elegir y de creer, y evidentemente no ser pacifista totalitario o pazi por decreto cultural del Gobierno, no quiere decir que se aplaude la violencia, ni mucho menos, lo que no quiero es que me tomen el pelo, convirtiendo la paz en un instrumento al servicio de Rodríguez Zapatero, marcando que se distingue del Aznar de las Azores.

A mi me importa exactamente lo mismo que a Rubianes España que Zapatero sea pazi, pero estoy harto de que me haga pazi por decreto ley, como en la época de Franco se hacía a los españoles de derechas, cristianos y patriotas por tradición. Precisamente he apostatado del pacifismo públicamente. (Ver:
"Por qué no soy pacifista").

El totalitarismo pacifista, o pazismo, es una doctrina perniciosa, sectaria y dañina. En realidad, es un enmascaramiento de la violencia que viene a cubrir uno de los complejos irredentos de nuestro Presidente del Gobierno, la memoria histórica de su abuelo, otra vez.

Zapatero no es pacifista, porque no hay pacifismo en la venganza, que es lo que está haciendo desde que llegó al Gobierno, vengarse de todos los españoles a los que hace responsables de la muerte de su abuelo porque no se rebelaron contra Franco, y como buen "cazurro", ni perdona, ni olvida. Zapatero es un pazi, un nazi que usa la paz como Hitler utilizó la guerra para destruir al pueblo alemán diciendo que iba a salvarlo del enemigo, cuando él era su peor pesadilla.

NOTA: El fotomontaje proviene de la web Serie Negra - PSOE, les recomiendo que la visiten y juzguen por sí mismos.


Erasmo de Salinas

1 comentario:

Andrés García dijo...

España es el país occidental que más municiones vende al África Subsahariana, las municiones que matan a los inocentes en las "raffias" de los señores de la guerra. De vergüenza.

Enhorabuena por el artículo

Andrés García

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...