desde 2.006 en Internet

jueves, 24 de abril de 2008

Ciutadans, UPyD, y otras miserias

Desde que me largué hace un año de C's -asqueado y hasta las narices- no he mantenido contacto con la mayor parte de la gente que en aquel tiempo conocí, que fue mucha. De muchos guardo buen recuerdo, para los más guardo el más palmario desprecio, y me sigue quedando la sensación de asco, que se difumina muy lentamente.

Cuando se montó UPyD me llamaron de todas partes, pero no quise saber nada del asunto. Visto lo que leo y me cuentan, no me arrepiento. La misma miseria abyecta que vimos en C's se repite en UPyD, con el aderezo de una punta de lanza de políticos ya bregados. Si sumamos la inocencia de los honestos y las ambiciones de los miserables, el cóctel ya tiene todos los ingredientes para ser hediondo de nuevo. Con una vez ya me ha bastado para el resto de mis días.

No voy a entrar en lo que todos sabemos de C's, salvo en un asunto concreto. Básicamente, me refiero a que siempre se obvió lo que sucedía fuera de Cataluña en C's. Si cuando la Agrupación de Madrid creció descomunalmente y tenía una potencia enorme, algo se la hubiera apoyado, creo que hoy hablaríamos de otra cosa bien distinta.

Pero no, para casi todos, lo de fuera de Cataluña fue considerado como un anejo que quitar o poner a conveniencia, sin darse cuenta de que, precisamente, la igualdad de pujanza del partido en toda España era el modo de atizar el fuego y de evitar que el niño narciso y su cohorte de miserables se saliesen con la suya. La responsabilidad concreta de esa falta de apoyo no la achacaría a ninguno de los afiliados de base, ni mucho menos a los tan denostados "críticos", pero sí a los “roblerriveristas” y a muchos de sus contrarios, al parecer hoy vanguardia de UPyD en Cataluña.

En realidad, sí quisiera entrar en otro asunto que sorprendentemente nunca se cita. La responsabilidad de los "intelectuales" que encendieron la mecha. Desde luego, en cuanto a su valentía inicial, nada que objetar. En sus trazas de políticos, no lo son y tampoco puedo reprochar nada. Pero -perdonadme si ofendo- su actitud “vedettista” fue dañina y lamentable.

En algún caso, como el de Carreras, consiguieron deshacer y torcer sectariamente todo. La maniobra del Congreso fundacional intentando cepillarse el ideario de mala manera por detrás, deja a las claras la calaña del sujeto. Otros, fuera por omisión siquiera, tampoco están exentos de responsabilidad. Y digo bien, responsabilidad. Porque me parece poco digno y hasta indecente llamar a las masas a rebelarse, dejar que la gente deje su dignidad y esfuerzo en el empeño, y sólo por "sostenella y no enmendalla" -para que el ego no sufra-, negar que la criatura les nació cojuela y no poner remedio. No reconocer que la criatura cojea, por mucho que sea de la propia entraña, no la hará campeona de atletismo, sino paralítica.

Y así ha sido, sin duda. No hablo a humo de pajas, porque a un par de esos intelectuales tuve la ocasión de tratarlos. A uno mucho, y de intelectual tiene lo que yo de melenudo, aparte de una ambición personal narcisista digna de psiquiatra. El propio Narciso en comparación era un tipo que se tenía en poco aprecio.
A otro de estos intelectuales lo traté menos, y encontré en él el ego y la soberbia más impresionantes que darse pudieran en ser alguno. Este último fue advertido por mí -y por otra mucha gente, me consta- en más de una ocasión de lo que sucedía, pero no quiso verlo y, con poca delicadeza, pero muy cargado de palabras abstrusas -a falta de profundidad, oscuridad-, me vino a insinuar que cómo podía mi tosca mente dudar de su magnífico diagnóstico.

Sí, el niño nos salió “tarao”, pero yo lo parí y nadie me mienta que babea. Leninismo egotista, vaciamiento de la capacidad de cada estrato por ascensión hasta su preclara mente. De asco.

A la tercera advertencia que le hice, contando todo por lo menudo, respondió con un lacónico correo: "Te equivocas". Yo, mierda de baja estofa no tenía por qué entender nada ni merecía mayor explicación. Eso era marzo de 2007. Ganas tengo de reenviárselo y decirle: "Te equivocabas, ¿lo ves ahora?". Pero sería absurdo, porque el problema no era que no supiera que se equivocaba, sino que no quería saberlo. En realidad, tras su frase despectiva, me venía a decir: "No arañes mi ego ni mi soberbia: yo nunca (quiero que me digan que) me equivoco".

La siguiente advertencia que le hice no obtuvo siquiera respuesta. Tanto como él me mandó a la mierda con su silencio, le he mandado yo con mi desprecio. Simple ego que va de especial, el buen hombre. Si su enorme ego se hubiera decidido a darle un cimitarrazo público al ninot de Urquinaona, otro gallo cantara ahora mismo. No sé si sería mejor pero, al menos, no sería el mismo gallo. Pero ahí sigue, como en las últimas generales, avalando al niño narciso. Pudo hacer por que el proyecto inicial saliera bien y no hizo, para salvaguardar su ego. Entonces, que se vaya a la mierda y se meta su fingido compromiso donde le quepa.

Entrando en la cuestión de que podrían hacer los "constitucionalistas", al margen de partidos o con la colaboración tangencial de éstos, la cosa tiene muchas esquinas, a mi parecer. Primero, cuando se dice constitucionalista, ¿se identifica con apoyo a la Constitución de 1978? Pues entonces, lo siento, porque soy poco constitucionalista. De hecho, si algo creo que es evidente es que el sistema autonómico ha servido para poco más que para institucionalizar el tradicional caciquismo español. ¿Qué son sino los nacionalismos? Eso mismo, caciquismo, carlismo y una suerte de luddismo político de toque reaccionario.

Si, como parece, ahora el PP está dispuesto a entrar en la asunción del caciquismo como sustancia misma del sistema político, entonces volveremos a los tiempos de la alternancia de liberales y conservadores, con sus burgos podridos, sus pucherazos y las consiguientes decrepitud económica y deslavazamiento político. Una maravilla.

Si, por el contrario, por constitucionalista se entiende quien defiende un sistema de verdadero Estado de Derecho, de supremacía de la ley, sin discrecionalidades, basado en la tradición ilustrada del liberalismo político, entonces sí, soy constitucionalista. Y como consecuencia, gritar a garganta desgarrada que hay que acabar con el estado autonómico y todo el entramado de taifas carlistas confederadas. Si algo creo que es prioritario y previo a cualquier discusión acerca de liberalismo o socialdemocracia, es eso, sin duda.

Quisiera, además, sin ánimo de aguarle la fiesta a nadie, apuntar que somos cuatro gatos, absolutamente cuatro. ¿Creéis que tenemos algo que hacer? Yo creo que no, que no hay nada que hacer, que España es un país de profundo antiliberalismo, de nepotismos de taberna y de ínfulas de feriante de ganado.

No es idiosincrasia, sino falta de instrucción y de ilustración y no parece que las cosas apunten a mitigar esa condena sino más bien a acrecentarla y hacer de ella la sustancia misma del sistema social y político. Precisamente por eso triunfa el discurso de cura de barrio del memo y cabronzuelo de presidente del gobierno que tenemos.

Me parece admirable que haya quien sea capaz de seguir viendo a la gentuza que quedó en C's y tratarse con el niño sin vomitar o sin tener ganas de suicidarlo, pero creo que se equivoca. Quien crea que en C's queda algo de lo que inicialmente lo alimentó, se equivoca totalmente. No creo que quede nada de ello. Si al menos quedasen afiliados...

Y de UPyD, para qué hablar, cuando leo, veo y me cuentan personas que están dentro lo que sucede y que muchos de los antiguos de C's, entre los que se cuenta alguna de la peor gentuza que conocí, andan ya cercanitos a las alturas y mandando las filas. En fin, un desastre total.

Por eso, prefiero quedarme al final con el afecto a la gente decente que conocí, el desprecio hacia los miserables y los impostores y el recuerdo de la ilusión -vana totalmente- de que era posible un movimiento político decente que plantase al menos la semilla de una ilustración mínima en España. Pero no, no fue posible.
Para terminar, al llegar el 2 de mayo dos siglos después hace falta gritar ¡muerte al dos de mayo, a Agustina de Aragón, a Manuela Malasaña, al Duque de Wellington, a Palafox, al Empecinado, a Daoiz y a Velarde! ¡Malditas las batallas de Bailén y de los Arapiles y cuantas vencimos a los franceses! ¡Viva José I de España, vivan el general Hugo y el general Murat y viva Napoleón!

Sé que suena a caricatura, pero pienso que, sin duda, en la derrota de Napoleón de 1812 en España, quien perdió para siempre fue España. Es poco acertado que la Guerra de la Independencia fuera una guerra contra los franceses: fue una guerra contra la Ilustración. La prueba es que, algunos años después, cuando nos volvieron a invadir a través de los Cien Mil Hijos de San Luis, pero para imponer el absolutismo, ni rebelión ni guerra, sólo el maldito ¡vivan las cadenas! que sigue hoy vigente. Por eso mismo, se llamó afrancesados a una buena parte de los liberales, identificando bastardamente liberal con invasión francesa. Queramos o no, la castración política de España proviene de la querencia antiliberal sistemática.

En el sentido político, ¿quién sino el liberalismo perdió la Guerra Civil? Los antiliberales de izquierda contra los antiliberales de derechas y los liberales a no existir nunca. Aclaro que me refiero a liberalismo político, a la base misma de lo que es una democracia parlamentaria moderna, no al liberalismo económico, aunque salvadas las diferencias entre el liberalismo francés y el inglés, resulta difícil separar el político del económico.

Dicho lo cual, seguiré leyendo blogs como este y algunos otros, de vez en cuando, me alegaré de ver por aquí a gente a la que aprecio, pero creo sinceramente que no tenemos nada que hacer, absolutamente nada.

Yo estuve allí

Ciudadanos en la Red: Este testimonio vivido en primera persona, supone el regreso de alguien que un día se tuvo que ir de Ciutadans porque no soportó tanta mezquindad a su alrededor desde la responsabilidad que tenía...., ayer se fue, pero hoy regresa.
¡Bienvenido a la trinchera!, amigo y compañero, no sabes como nos alegramos de que vuelvas a estar entre nosotros. Lo verás en los comentarios.

47 comentarios:

Anónimo dijo...

Bienvenido.

exc's

Ciudadano en la Red dijo...

Bienvenido compa�ero. El 22 de mayo de 2007, alguien escribi� una Carta abierta a Arcadi Espada, que por cierto te menciona...,lamentablemente, nunca tuvo respuesta.

Saludos Liberales

Erasmo

vazquez5 (Angel Luis) dijo...

¡No sabes la alegria que me da verte por aquí!, primero un abrazo y despues entonar el mea culpa porque YO SI me sumé al esfuerzo de volver a empezar un movimiento icudadao y transversal... ¡¡mas de los mismo!! y ya estoy fuera.
Aparte de agradecerte que te dejaras la salud en aquel precioso intento (inluso "algo" mas pudo haber ocurrido) quisiera pedirte que de vez en cuando nos permitas disfrutar de tu presencia en esta insula de libertad que es CRED, quizas uno de los pocos espacios que quedaron despues de nuestro esfuerzo.
¡Feliz aniversario 1808-2008! (;-D

Anónimo dijo...

Estimado "YO ESTUVE ALLÍ",

· No sólo he leído tu larga disertación, sino que la he releído, rumiado y degustado. Me reconozco en cada uno de los párrafos, de las frases, de los sintagmas, de los lexemas, de los morfemas y de los grafemas de la misma.

· Hasta tal punto me identifico y revivo en mis carnes lo que dices, que me he preguntado y me pregunto, ¿no seré yo el "yo estuve allí", que firma, por primera vez en vida, con seudónimo? Sólo quiero decirte que comparto contigo todos los extremos de la misma.

· No te conozco en carne mortal, pero leyéndote es como si fuéramos hermanos de leche, que hemos mamado hiel de la misma ubre. ¡Bienvenido a casa, hijo pródigo anónimo!

· Por eso, como me identifico con tu "yo", voy a seguir el consejo que J. Peñafiel daba a un personaje que tenía colitis verbal: "Si tienes palabras más fuertes que el silencio, habla, sino guarda silencio eternamente hasta la muerte".

Manuel I. Cabezas

Tsevanrabtan dijo...

Jajajaja, como siempre, un hereje martillo de conciencias.

Liberté, égalité, fraternité dijo...

Un puñado de herejes. Eso era la Agrupación de Madrid. Tan peligrosa llegó a ser que, unos cuantos mierdecillas que no le llegan a “Yo estuve allí” ni al dedo gordo del pie, decidieron cargársela por lo que pudiera pasar.

SixTarta dijo...

¿No serías tú el desconocido por Rivera?

¡Lastima de que algunos hicimos y/o guardamos muchas fotos!

Gracias por todo tu trabajo aunque la semilla cayese en "barbecho".

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Interesante, muy interesante tu aportación. Prosa directa y exclarecedora. Es de agradecer.
Aire fresco.

Me hubiera gustado leer al menos, un seudónimo al pie de tu artículo. Eso también sería de agradecer.
Aparte de como nos llaman, es simpático ver como nos llamamos a nosotros mismos.

Por ciero, Yo también estuve ahí.

Anónimo dijo...

Yo también estuve allí y es cierto en una gran mayoría lo que aquí se dice. Sin embargo, el anónimo autor -no sé realmente a qué le teme y por qué se nos oculta- tiene ciertos aires divinos que sinceramente sobran. Tanta advertencia, tanta preclaridad, tanta visión, tanto juzgar a los demás resulta bastante insoportable. Yo creo que siendo un hombre, bueno quizá hay que calificarle de superhombre con las ideas tan claras y tan inmaculado, lo que tiene que hacer es fundar él un partido, enseñarnos todo lo que él sabe y de esa manera articular una solución para esta España que se dirije al desastre. Que haga algo provechoso y si no pues sinceramente que se calle la boca. Criticar es muy fácil. Decirle a los demás lo que tienen que hacer, porque nos creemos en posesión de la verdad, es de iluminados. Lo que hay que hacer es aportar soluciones. Iluminati, para esto, podrías haberte quedado donde estabas y parece pretendes seguir: en tu rencoroso anonimato. Ten cuidado porque esa actitud tiene consecuencias fisiológicas irreversibles.

Jokin dijo...

"Demenciados en la Red" sois una panda de tarados.

Anónimo dijo...

Porque no tenemos pacharán, te lo bebes todo, sediento insaciable.
Deja un poco, beodo, unas gotitas.

brétema dijo...

Estimado compañero, sólo quiero señalarte la idea de que estamos metidos, POR OBLIGACION MORAL Y PATRIOTICA, en un proceso a largo plazo. En un proceso de creación de una infraestructura democrática que surge desde la base de un movimiento ciudadano de hartazgo frente a la degeneración demagógica y caciquil de nuestro sistema político.
Estoy convencido de que existen mimbres muy valiosos en la base de ese movimiento ciudadano que se va extendiendo por España. El problema que tenemos que afrontar es evitar que por inocencia e inexperiencia de muchos de nosotros nuestros esfuerzos sean traicionados por politicastros ambiciosos y miopes. Ese riesgo existe siempre, pero debemos tener la resistencia y la persistencia necesaria para ir realizando una aproximación al objetivo final de la libertad y la democracia para España.
Puede que en algunos momentos algunos de nosotros nos cansemos y desanimemos, retirándonos a la retaguardia, pero ha de ser momentáneamente, tenemos la obligación de persistir, desde una posición u otra, ayudando a los compañeros que nos sustituyan.
Un saludo y ánimo. Yo también creo en el constitucionalismo democrático y liberal. La autonomía no necesariamente es incompatible con él, si no degenera.

Otro que estuvo allí dijo...

Dejad a Jokin tranquilo, con la de tiempo que llevamos sin verle por aquí, ¿Qué tal Jokin, como va todo?

Anónimo dijo...

No he querido firmar el artículo porque me deja a la altura del betún.

Ni siquiera me puedo comparar con el Sr. Daoiz y Velarde, que era un intelectual de los de verdad.

El Neng

Prufasó Nibey Se dijo...

Un gran texta al que has pusat.
Rafleja am axactitud axacta les incuntaplas tunaladas da mierda que han sit bumitadas dasda la torra da Urquinaona.

Ya no sa disting la torre da Urquinona, la mierda la a tapat.

Rapitu, ma gustat much al teu texta

LIF dijo...

Parece que el anómimo(2º) no tiene muy fuerte eso de la lectura comprensiva, o los análisis de texto o esas cosas que, incluso a pesar de la mierda de sistema educativo que tenemos, se siguen "intentando" en la escuela: anónimo (1º)"Yo estuve allí" se caracteriza, principalmente, por lo mucho que hace cuando decide ponerse a hacer algo. Y lo que hizo en C's, en cantidad y calidad, difícilmente podrá entenderlo alguien que se limita a malinterpretar un relato de lo que vivió (y lo que curró) a tope. Decirle a quien acusas de ¿esconderse? (¿qué haces tú, anónimo(2º)?) de que "se ponga a hacer algo en vez de predicar" es no tener ni pajolera idea de con quién te las gastas. Él no te dirá nunca "usted no sabe con quién está hablando", pero los que lo conocimos de cerca, sí lo podemos decir. Y yo, además, lo quiero decir: era un lujo para un partido nuevo contar con él (y con otros muy cercanos a él) dispuestos a dedicarse en cuerpo y alma a tratar de convertir en opción política unas ideas recogidas en un par de manifiestos. Gratis total (para el partido) porque además de cuerpo y alma, en el intento también dejó hacienda, que los gastos pagados para los de fuera de Cataluña eran una entelequia (debe ser una seña de identidad antiespañolista eso de "la pela es la pela").

Pero ya se sabe que los mediocres toleran mal que los mejores les hagan sombra, y más si se proyectaba desde Madrid hasta la plaza de Urquinaona ¡qué esperar de los que, además de mediocres, eran mala gente!

En resumen y en vista de cómo ha evolucionado la cosa, su ingente trabajo era "echar margaritas a los cerdos", así que me alegro, a un año vista, de que a "quién estuvo allí" le vaya muy bien, y de que todavía saque un rato de su escasísimo tiempo para que otros, anónimos o no, nos lo pasemos bien leyéndolo.

¡Nos vemos!

Art.-155 dijo...

A: Yo también estuve allí,
Un placer el saber de ti, espero que si vuelves por el Norte volvemos a yantar, los tres juntos. Te dejo y me tapo la nariz para seguir trabajando.
__________________________

Para anónimo de las 21h:19’

Yo también estuve allí y es cierto en una gran mayoría lo que aquí se dice.
Sin embargo, el anónimo autor -no sé realmente a qué le teme y por qué se nos oculta-

Menos mal que das la posibilidad que tenga motivos para hacerlo. Haces referencia a ello ¿Por qué te gustaría saber si tus motivos son menores que los suyos; para hacer lo mismo? Impresentable demócrata.

tiene ciertos aires divinos que sinceramente sobran.
Apreciación personal motivada ¿Por envidia de intentar y no llegar?

Tanta advertencia, tanta preclaridad, tanta visión, tanto juzgar a los demás resulta bastante insoportable.
Con ajo, agua y resiga se soluciona. ¿Has pensados a cuantos nos ha dado satisfacción volver a leerlo?

Yo creo que siendo un hombre, bueno quizá hay que calificarle de superhombre con las ideas tan claras y tan inmaculado, lo que tiene que hacer es fundar él un partido, enseñarnos todo lo que él sabe y de esa manera articular una solución para esta España que se dirije al desastre.
No dejas claro si es un consejo o un mandato, pero estás en tu derecho. Una curiosidad, “el se dirije al desastre” es conscientemente por la J de JODIDAMENTE.

Que haga algo provechoso y si no pues sinceramente que se calle la boca. Criticar es muy fácil. Decirle a los demás lo que tienen que hacer, porque nos creemos en posesión de la verdad, es de iluminados. Lo que hay que hacer es aportar soluciones. Iluminati, para esto, podrías haberte quedado donde estabas y parece pretendes seguir: en tu rencoroso anonimato. Ten cuidado porque esa actitud tiene consecuencias fisiológicas irreversibles.
Como vomitas bilis, diarreas mentales y envidias; por la verdad bien redactada.

PD.- Y la fama de honestidad reconocida por quienes lo conocemos. AJO, AGUA Y RESIGNA, y sino no te soluciona nada pásate por:
http://ciudadano-ubu.blogspot.com/
2007/06/proclama-del-ciudadano-ub.html
Junta ambos renglones-(por sino posees el librillo de instrucciones)

Mardonio dijo...

Es una gran alegría y un placer volver a leerte y comprobar que sigues en forma y tan brillante y honesto como siempre.
Ni un pero que oponer a tu primera parte sobre lo ocurrido en Cs ni una objeción a tu análisis sobre que somos cuatro gatos en medio de un gran rebaño de borregos que seguramente tienen lo que se merecen.
Otro cantar es tu visión de la Guerra de la Independencia, que he de reconocer no ha cambiado desde que te conozco. Por lo menos la mantienes con coherencia. Ya hablaremos de ello pero no creo que el liberalismo se pueda imponer con una invasión y mal liberalismo me parece el que permite que un Emperador extranjero imponga como rey a su hermano, que por cierto, aprovechó su derrota para amasar una gran riqueza con el expolio de una ingente cantidad de obras de arte.
En fin, no es sitio para hablar de todas estas cosas. Repito, que me alegro mucho de que vuelvas a dar señales de vida.
Un fuerte abrazo.
Mardonio

Amandla dijo...

Yo también estuve allí y en muy grata compañía.

Gracias

bretema dijo...

Existe un elemento en el análisis de la situación política en momentos de desánimo que siempre me interesa señalar, aunque depende mucho de apreciaciones subjetivas. Pero que sean subjetivas no quiere decir que sean erróneas, sino que son producto de previsiones de evolución de las cosas.
Sintetizo, para contrarrestar el desánimo: a pesar de la victoria de Zapatero, subió poco en votos, en Cataluña la abstención de los votantes PSOE de las generales subió mucho, y este es un factor muy relevante, pues hasta ahora los votantes PSOE de las generales no votaban al PSC en las autonómicas, pero por primera vez acaban de abstenerse un alto porcentaje de votantes del Vallés, Baix LLobregat, Tarraconés, etc., sin votar PSOE, a pesar de la campaña de Felipe González y Zapatero.
Por otra parte, IU y ERC se han quedado casi totalmente desmanteladas, debido al voto útil de los de IU hacia el PSOE, o al voto útil o la abstención por desconfianza hacia sus sillonarios dirigentes por parte de electores de ERC.
Pero además, UPyD ha emergido en toda España, lo cual sumado a la abstención de electores del PSOE puede ser un elemento potencial muy importante. Por eso es vital que UPyD no se desarrolle en falso, como parecee hasta ahora, debido a fallos de sectores de la dirección.
Existe otro factor de la situación muy negativo, y es que parece que el PP se pliega y rinde ante los nacionalismos y la conjunción con ellos del PSOE. Eso es letal, aunque puede fortalecer todavía más las expectativas de UPyD.
Por tanto, desde el punto de vista del equilibrio de fuerzas políticas, las cosas están cambiando.
Pero existe algo más: España no tiene un rio para cada cacique, ni corrupción urbanística para todos, ni puede aprobar presupuestos con el cien por cien de ingresos y el 200 por cien de gastos, ni puede incrementar la desigualdad entre los servidores públicos sin resistencias, ni anular los derechos de los castellano hablantes en Cataluña, Euskadi y Galicia eternamente, ni instaurar administraciones, servicios públicos y medios de comunicación públicos que excluyen a la mitad de los ciudadanos de los diversos territorios, ni violar la Constitución impunemente, ni hacer proliferar la función pública, asesores e informes inútiles indefinida y permanenteemente, ni.... etc.
Lo que quiero decir con esta larga parrafada es que el sistema va hacia una grave crisis inevitable, y tenemos que irnos preparando para resistir y reenderezar el rumbo ante una crisis profundísima que se avecina a velocidad de AVE.
Y no os hablé hasta ahora de la crisis económica, que cada día es más galopante.
En fin, esto es lo que quería comentarle a "Yo estuve allí": este no es el momento de desanimarse y debilitarse: es cierto que hay mucho borrego, mucho corrupto y mucho trepa, además de personas sin experiencia y gratuitamente agresivas en cuanto se les pone un teclado delante... todo eso es lo que tenemos que superar, sin perder la frialdad y la serenidad, poniéndonos en perspectiva de visión de objetivos y sin hacer caso a ladridos superficiales o ataques de ineptos.
Animo y preparación de herramientas.

El Empecinado dijo...

Eso es lo que quisieras tú, anónimo ¿o anónima? de las 21’19.
Para iluminados, los “listos” que se apropiaron del trabajo de unos cuantos y lo DESTROZARON en dos días. A ti te molaría que otros, de nuevo, fundaran un partido, trabajaran los textos, pusieran la pasta y organizaran el tinglado, para que, de nuevo, salvadores de la patria como tú, arribistas llegados de impresentables “rincones” y personajillos con su “libro” debajo del brazo, volvieran a apropiarse del juguete y hacerse la foto.
¡Amos, anda!
Algunos, no tropezamos dos veces en la misma piedra (por lo que dices de la salud mental). Lo que de verdad daña a las neuronas, es defender una cosa y la contraria... ¡Al mismo tiempo!

Anónimo dijo...

No conozco a nungún militante de UPyD ni C's, pero me encantan esos partidos,sobre todo tras ver como fastidian a tanto conservador.

Son chincha-derechistas, y eso me encanta. Aunque sólo sea por los berrinches mayúsculos que se llevan todos estos patrones y afines...

Viva Rosa Diez. Mano dura con ellos, Rosa, no merecen secuestrar el movieminto no-nacionalista ciudadano esos conservadores.

MK

Central Nuclear de Ascó dijo...

MK,

Si no lo entiendes, no desvíes el tema, por favor. El respeto a los demás también "formaba parte" de las izquierdas, socialdemócrata.

Anónimo dijo...

No es una cuestión de falta de respeto, pues a nadie he faltado. Los berrinches de los que hablo se suceden continuamente, y me hace gracia, nada más.

¿Cómo puedo evitar que me hagan gracia los berrinches de los patrones? No lo puedo evitar, y no tiene nada que ver con ser más o menos demócrata y tolerante. Yo respeto ideologías ajenas, pero me río cuando esos patrones pierden elecciones o son invitados a abandonar determinados partidos.

¿No puedo reirme? ¿Acaso estoy censurando que se expresen? Qué va... prefiero que hablen... así la risa es mayor.

MK

Tikis dijo...

Mi muy querido "abrazo para siempre" no te puedes imaginar, lo que me he alegrado de leerte. Sigues igual y NO CAMBIES. Eres UNICO e INCOMPARABLE.

Solo voy a decirte, que sabes que te quiero. Lo demás ya lo has escrito tú.

Liberté, égalité, fraternité dijo...

El patético MK habla de berrinches Jajaja
Mira piltrafilla, ¡no hemos parado de reír en un año! Lo tuyo sí que es de carcajada.
Noto un lindo resquemor cuando hablas de patrones ¿Envidia? ¿Deseo frustrado?
Tú sigue, sigue donde estás. Con un poco de suerte lo consigues

sisa dijo...

!Yo tambien estuve alli! y como dice
amandla en muy buena compañia, bueno solo la de algunos.

Los depradadores que mataron este proyecto lo pagarán estoy segura.
A todo cerdo le llega su San Martin y a la direccion de ciudadanos y UPyD
más pronto que tarde.

sisa dijo...

Que Dios no permita que te desanimes. Tienes que seguir adelante. No nos podemos permitir el lujo de perderte.

Sé que no es fácil, pero la ciudadanía no se puede desanimar.
Antes teníamos un dictador, pero ahora tenemos muchos, y hay que luchar. Estamos en guerra. No podemos educar a nuestros hijos en libertad. Todo esta prohibido.
Nos enfrentamos a la destrucción de la ESPAÑA constitucionalista. Señores y señoras, este es el momento de luchar. La constitución dice que todos tenemos los mismos derechos, pues exijámoslos desde la ciudadanía. Nuestros hijos se merecen una ESPAÑA unida y libre. Libre de tanto nazionalista.

Anónimo dijo...

Liberté, insulté, y exploté:

Ya veo como no parais de reiros. Es excelente. Aunque no sé de qué. En este año todo han sido sinsabores y amargura para vosotros (política). Pero te admiro, si la gente lo encajase tan bién como tú terminaríamos con la enfermedad de la depresión en dos días. Qué risueño patroncete, qué alegría de vivir! Exhalas felicidad por todos tus poros, rezumas alegría como pocos ¡Qué buen rollo!

MK

Anónimo dijo...

...y es contagioso. Me dan ganas de cantar aquello de :

"libe, libe, liberal, la la la la la la la. Explota, explota patrón,
explota explota al pueblo español...Libe, libe, libe ral..."

Rafael MKarrá.

Yo estuve ahí dijo...

Yo también estuve ahí.

Un año trabajando en el proyecto de la ilusión, ahora, un años después de salir sigo con una gran decepción por pensar 'delo que pudo ser' a 'ser nada de nada' por el afán de unos sinvergüenzas, trepas y oportunistas.

Anónimo dijo...

El macarra es lo más de izquierdas que hay aquí, se caga de izquierdas que es. Cada vez que esparce su hiel en la pantalla le dan una fastuosa mierda como premio. Sus papás están muy contentos con el engendro.

Anónimo dijo...

aaaah.. la descalificación ad hominem... no refuta nada.

Te noto resabiaillo, quillo.

Pero tras dos años como estos que llevais, os comprendo.

Un consejo, expulsa tus fantasmas escribiendo un libro: "Cómo escindirse, de Ciutadans, de UPyD, de la NASA, de sí mismo, y no morir ni enloquecer en el intento...".

Bones nights


La excisión



MK

Anónimo dijo...

Le "diktan" la respuesta, lógico en quién confunde hominen con excremento maloliente.

Anónimo dijo...

Para lif, art. 155 y el empecinado.

JAJAJAJA!!! Oye, por qué no montáis una secta y nombráis lider a vuestro lider el Iluminati.
Ya sabéis que por lo general en ese tipo de organizaciones el lider goza de derecho a acceso carnal con sus miembros. Vosotros demostráis unas muy buenas cualidades para otorgarle todo el placer que os demande.
A ver tíos que no os enteráis. Que no sois los únicos que os habéis dado cuenta que este país es una mierda y que necesita una regeneración en profundidad. Que C´s fue una ocasión perdida, que UPyD va camino de lo mismo y de que efectivamente hay "miseria" por todas partes. Lo que digo es que dejéis de glosar el heroico pasado, dejad de miraros el ombligo, de echaros piropos mutuamente y propongáis algo provechoso para el futuro. Que construyais algo si tan claras tenéis las ideas. Coño que el Iluminati parece el abuelo cebolleta contando sus glorias pasadas y pavoneándose de todo lo que dice predijo y vosotros tres nietos que lo único que saben es hacerle la pelota y meteros conmigo.

Anónimo dijo...

¡Cómo se humillan los pellejos envidiosos!

Los críticos hemos ido de victoria en victoria hasta la ruina total de los mafiosos.

Pero los otros, ¡ay los otros!, este es un ejemplo, se le sale la espuma por el morro de perdedor, rastrero y jodido, es de los que decían que éramos unos tales y tales, y llevan diciendo eso desde hace años. ¿Y no les da vergüenza a estos renacuajos asomar la tecla?.

Nosotros los zanahorios presentamos nuestro catálogo pleno y certificado de victorias apabullantes desde el primer día del combate. ¿Qué medalla de lata presentan estos gilipollas subnormales?

La del llanto, la pena y la amargura. Hombre, ¡si ni siquiera tienen la decencia y la dignidad de ocultar sus miserias!. Como buenos imbéciles les gusta enseñar las heridas.

¡GEN TU CI LLA, al basurero y no salgáis de él, escombros!

Y cuando vayamos a montar algo, lo anunciaremos por la tele, subnormal.

Anónimo dijo...

También puede ser un empleaducho de los nazis, los compran en los chinos, la pareja va a unos céntimos el kilo y los eligen entre los más "ágiles".

Eso si, cuando no resultan los mandan a Shangai para que les pongan un circuito modelno si es que aún conservan las pilas.

Replicaitors de viruta barata.
Y con este material aluvión de deshecho quieren ganar sus amos. !Qué risa Felisa! ¡Que los reciclen para corcho, darán mejor resultado!

Pero lo que es cierto es que están acojonados, como los nazirulos de primera hornada que no se pensaban que montaríamos un partido y lo hicimos, ¡vaya que si lo hicimos!

Pues leed nazis, estamos preparando una mejor, esa si que no os la vais a creer.

jujujujuju.

Anónimo dijo...

Dice Alejandro Magno: "estamos preparando una mejor, esa si que no os la vais a creer. jujujujuju."

Macho, llevas meses diciendo lo mismo, y por ahora no has montao ni la aspiradora de tu casa. Cómo puedes ser tan cándido.

Creo que tras el II congreso quedó claro que eris 9 o 10 personas a lo sumo... sumo de sanahoria.

Pero ya lo doijo Franco, España es un aís de bocazas. Y tú te llevas el palmón, tío tulo.

¿Y qué partido habeis montado vosotros, los zanahorios? ¿No te referirás a UPyD?


jajajaja Nunca habeis existido para el 99,99 por cien de personas que conforman UPyD.

Ni os conocen, sed serios hombre, que ya dais demasiada lástima.

MK

Anónimo dijo...

Perdón por las faltas:

ad hominen

escisión

érais

zumo de zanahoria

Tía Tula

dijo Franco

País

Bocazas


MK

Yo estuve allí dijo...

Queridos amigos y enemigos:

¡Llega la primavera que la sangre altera! Ñoras, ñores, mi menda no pensaba contestar a los comentarios, pero anda sorprendida del revuelo por su texto, que no tenía intención de ser publicado. A unos les ha gustado –y agradezco los elogios y los afectos- y a otros parece que no tanto, ¡vaya por Dios! A los primeros respondo por agradecimiento y a los otros por divertirme de lo lindo un rato siquiera. ¡Es tanta la tentación que no me puedo contener… y sucumbo! Ando bastante en retirada y me queda poquísimo tiempo para el solaz, así que no puedo desaprovechar las ocasiones escasas que se me brindan de pasarlo en grande. Por ello, me voy a poner garboso y hasta chulo y, cuchillo en los dientes, voy a contestar a más de uno. Ya sé que no es caritativo ensañarse con quien no tiene con qué defenderse pero si a uno le gritan con súplica ¡abofetéame!, ¿por qué no dar gusto al masoquista? Sí, sí, ya sé que no está bien, pero desde que he descubierto que, con el tiempo placentero, tiendo a ponerme cara al sol y alzo el brazo de vez en cuando, como fingiendo protegerme del deslumbramiento, ¿cómo no voy a completar el “set” de mis veleidades fascistas atizando mandobles? Ya ven, he pasado de la socialdemocracia al fascismo primitivista por causa de la primavera.

Además, haciendo esta sectaria distinción entre buenos y malos, entre los que están de mi lado y los que no, pues me siento -¿cómo decirlo?- más español, más ceporro, como con menos criterio, así como más garrulo y lleno de verdad ignorante. ¡Qué coño va a ser eso de intentar dilucidar con equidad! Nada, nada, sectarismo y obcecación.

Empiezo por los que me gustan. A casi todos os recuerdo directamente, aunque alguno se me escapa. Debe ser cosa del Alzheimer. A varios de ellos les guardo mucho afecto y agradecimiento. Prescindiendo de amistades que trabé –algunas para toda una vida-, me basta con que demostraran que eran decentes, honestos, comprometidos de verdad y no de boquilla y que no ansiaban más que la dignidad que toda persona que se precie de libre aspira a tener.

Entrando en lo concreto de sus comentarios, estoy de acuerdo con casi todo, salvo en un par de cositas. Reconozco que mis vivas a Napoleón me han supuesto siempre miradas de desprecio, consideración de lunático desinformado, de cabronzuelo sanguinario y de antipatriota comeniños. Me da igual. Alguno por aquí sabe bien que no me corto a la hora de decirlo en público delante de la gente. Evidentemente, el Bonaparte no era un tipo precisamente tierno y su hermano José tampoco lo era demasiado. Era más humilde que Napoleón, pero tenía su punto el chaval. Se le achaca injustamente haberse dedicado a la bebida y lo apodaron Pepe Botella. Yo no se lo reprocharía porque ¡coño, como para no darse a la bebida teniendo que bregar con los españoles! ¡Si yo mismo en mi vida diaria ganas me entran de darme al Anís del Mono o al Chinchonazo de mayor graduación para poder soportar tanta miseria, componenda, incapacidad y ceporrez! Volviendo a lo concreto, puede que expoliaran lo que expoliaran, efectivamente. Si mi vapuleada memoria no me engaña, Pérez Galdós relata magníficamente la salida de José Bonaparte de España llevándose los cuadros requisados. Pero, ¿ha habido algún gobernante en lugar alguno que no se haya llevado algo? No. No justifica esto el expolio que hubiera, pero si, a cambio, no se deja nada más que un mierdal, mala cosa. En cambio, Napoleón y José, José y Napoleón –parece un chotis-, nos dejaron el catastro –la base del mismo es actualmente la de entonces-, la codificación de las leyes, una parte enorme del sistema judicial –casación, por ejemplo, viene del francés, cassation, del verbo casser, romper- y montones de obras públicas. Por ejemplo, de esto último es menos conocido el apodo de José Bonaparte como el Rey Plazuelas, porque se empeñó en esponjar las ciudades en el centro, para sanearlas, dar mayor higiene a la vida urbana y dignificar su presencia, evitando el amontonamiento del caserío. En Madrid, todo el entorno del Palacio Real –que luego se cargaron con la Catedral de la Almudena-, se esponjó creando la Plaza de Oriente –que está a Occidente- por mano de Silvestre Pérez y encargo del Plazuelas. Las redes de alcantarillado que acabaron con el ¡agua va! hispano, se las debemos a José y Napoleón, Napoleón y José (media vuelta más sobre la baldosa, girando el talle recto en el último repiqueteo del organillo). Por alejar la cuestión de la sangría napoleónica, otro extranjero, Amadeo de Saboya -¡anda que no eran cabrones los Saboya!-, hecho Rey de España, llegó con sus funcionarios piamonteses y, lo primerito de lo primerito, les encargó unos informes acerca de la situación de España en todos los órdenes. Era sesenta años después de la derrota de Napoleón. Estaba ya harto de las intrigas miserables de la Corte y de los políticos y tenía ya preparada una residencia de verano con unas estancias de estilo neoarabesco en un palacio frente a la bahía de Santander –es rarísimo ver el colorido y el ornato arabizante bajo la luz tenue y melancólica del Cantábrico- cuando le llegaron los informes. Los leyó y sin más, se largó. No había nada que hacer. Claro, es que la cosa no era para menos. Para muestra, el informe sobre la marina de guerra decía que el puerto de Cartagena era prácticamente inutilizable porque los muelles estaban colmados de barcos anclados envueltos en una maraña de cables de telégrafo. La razón es de partirse de risa y de llorar de impotencia. Los oficiales de marina tenían derecho, cuando tocaban puerto, a mandar gratuitamente cables a sus familias, en atención a que se suponía que pasaban largo tiempo en alta mar o fuera de su lugar de residencia. La perversión covachuelista hizo que los oficiales de marina residieran directamente en los barcos anclados en puerto. Para no renunciar a su derecho, cada uno se hacía colocar su línea de telégrafo, aunque residían en el barco con la familia. La maraña era tal que varios buques fueron desguazados sin haber salido a mar abierta nunca.

Y de ésas, mil hay para contar. Me parece que, al final, se quiera o no, tenemos que optar o por la ausencia de los bienintencionados incruentos o por la imposición de la razón, lo que no es lo más acertado. Efectivamente, los apóstoles armados no son el mejor medio, pero creo que Amadeo de Saboya tampoco era el medio. Esa es nuestra tragedia, que nadie está dispuesto a alterar su entendimiento mediante la razón y sólo cede en sus hábitos por imposición o por prebenda. Triste, pero es así.

Una anécdota que demuestra esto último es una respuesta que dio Dionisio Ridruejo, uno de los falangistas destacados, gran intelectual, un puntillo impostor y el único que se atrevió a chistarle al generalito ferrolano. Preguntado por Stanley Payne acerca del porqué de la ausencia de un verdadero fascismo en España –el franquismo no era fascismo, sino corporativismo católico reaccionario-, tras apuntar varias causas estructurales y de circunstancias del momento, dio la razón de mayor peso: ¿cómo iba a ser posible convencer a nadie de nada si en España nadie escucha?

Por todo esto, sin tener la menor querencia por la sangre, no me queda más remedio que seguir diciendo ¡viva Napoleón y viva el Rey Plazuelas! Por otro lado, ¿cree alguien que las revoluciones democráticas –o cualquiera otra- se hicieron con buenas palabras? ¡Como si Mazzini y Garibaldi en Italia hubiesen conseguido su propósito montando una cadena de academias llamadas Home Illustration! ¿Acaso no hizo falta que Fouché fuera el Mitrailleur de Lyon para alterar las cosas en Francia? Dejémonos de buenismos insustanciales y reconozcamos que, sin ser de gusto, la conquista de la libertad dejó mucha sangre en el camino. Precisamente por ello es por lo que conviene no olvidarse de preservarla. Si no, estaríamos dejando que esa sangre haya sido para nada.

Otro asunto es si centralismo o autonomismo. Jacobino como soy, lo del centralismo me provoca enormes erecciones de espíritu. Pero estoy dispuesto a discutirlo. El problema se plantea en qué entendemos por centralismo y autonomismo. Por centralismo entiendo igualdad estricta de leyes, de derechos y de obligaciones. Eso se puede ejecutar por delegación administrativa en cada una de las partes, para acercar la gestión al ciudadano y darle agilidad. Estupendo, nada que oponer. Pero en ese juego se nos ha colado de rondón que la delegación administrativa no es lo que hay en España, sino la asunción de competencias, que no es sólo gestión administrativa, sino que cada cual hace de su capa un sayo y decide cómo hace y con acuerdo a qué, resultando en fraccionamiento civil y en discrecionalidad política. Y lo peor: ¿cómo es posible que en un supuesto Estado moderno sigan vigentes leyes medievales o consecuencias de ellas como son el Fuero Navarro o el Concierto Vasco? ¿En qué cabeza medio bien armada cabe tal disparate? Si ahora le sumamos el disparate de los Estatutos de Cataluña, Valencia, Andalucía y demás, esto ya no lo aguanta nadie. Si no, al tiempo, que ya empiezan las bofetadas por el agua y el reparto fiscal en los Presupuestos Generales del Estado. Ahí quiero yo ver a los entre ignorantes y sectarios que con la mente en barbecho decían “¿Ves?, se ha aprobado el Estatuto de Cataluña y no ha pasado nada”.

Quizá en un lugar más desarrollado, como Alemania, esto tampoco fuera problema, porque la conciencia ciudadana impide que se llegue al fraccionamiento civil. Pero aquí, con la tradición caciquil que tenemos, con la querencia sistemática por la patria chica –que ya es casi enana-, con el bajo nivel de instrucción y civilización que hay y con la experiencia de los últimos treinta años, donde nos quieren colar como federalismo lo que no es más que foralismo rancio e injusto, ¿es posible creer que el autonomismo con asunción de competencias por las partes vaya a redundar en algo beneficioso? No soy médico, pero no recomendaría a ningún paciente con secuelas de alcoholismo mal curado una dieta con sorbitos de vino siquiera, por más que los fermentos y el tanino tengan sus consecuencias beneficiosas. Si encima el paciente es un borracho contumaz, cuanto menos vino, mejor para su salud, ¿no?

Y, dichas estas dos cosas, ¡vamos a lo divertido! Empecemos por el Anónimo de las 21:19 del 24 de abril. Bien, nos dice que estuvo allí. Me alegro. Reconoce que la gran mayoría de lo que digo es cierto. Me alegro más aún. Sin embargo, si sólo “la gran mayoría” de lo que digo es cierto, ¿qué parte es mentira? Si miento cual Pinocho encarnado, ¿tendría a bien indicar en qué miento? Quisiera saberlo con prontitud, porque el domingo tengo que ir a confesarme y, aparte de los vicios y pecados que con conciencia plena he cometido, no quisiera olvidar los que por descuido se me han deslizado. Es favor que humildemente pido.

Me acusa de temer algo por ser anónimo al escribir. Lo comprendo, porque es norma habitual en cualquier blog que la gente firme con nombre, apellidos, DNI, domicilio, teléfono fijo y móvil, estatura, peso, estado de la cuenta corriente, estado civil, vicios inconfesables, pasiones confesables, horario de trabajo, talla de calzado, gustos culinarios, dieta habitual y horario común de evacuaciones sólidas y líquidas. ¿Se puede ser más obtuso con semejante requisito? Pero lo mejor de todo es que ¡firma como Anónimo! ¡¿A quién fue a llamar puta la Zapatones?!, que se dice popularmente, versión aguerrida de “apártate que me tiznas, le dijo la sartén al cazo”. Pero, ¿se puede ser más rematadamente idiota? Y, por cierto, temer temo lo que me da la gana y me oculto tanto como me da la gana. Por desgracia, no temo sin motivo.

Sigamos. Me acusa de aires divinos. No entiendo el por qué. Si supiera quién soy, lo comprendería, porque, efectivamente, soy divino de la muerte. ¡Vamos, no me jodas!, ¿de dónde te sacas lo de aires divinos? Yo no lo sé, pero tu psiquiatra a buen seguro que te lo sabe decir. Dice que hago advertencias, tengo preclaridad, juzgo a los demás y que le resulta insoportable. Si le resulta insoportable, ¡que no lo lea, que nadie le obliga, carajo! ¿O es que alguien le ha colocado en el navegador un link que le lleva obligatoriamente a mi entrada? Y, perdona, pero advertencias se hacen cuando se trata de predecir un futuro daño hipotético, pero cuando se habla de algo ya ocurrido, no se llama advertencia, sino crónica. Otra cosa es que uno saque sus conclusiones, como cualquiera que tenga dos dedos de seso hace. Y preclaridad, pues es evidente que no la tengo, porque si la hubiese tenido habría sabido ver que aquello en lo que me involucré iba a ser un pozo de miserias y conjunción de arribistas, soberbios y ambiciosos. Eso sí, con lo que vi me bastó para vaticinar un desarrollo de las cosas que la realidad ha hecho coincidir punto por punto con él.

Y que juzgo a los demás. Pues quizá, pero al menos lo hago con conocimiento de causa, porque no hablo de lo que me han dicho que dijeron que sucedió, sino de lo que he padecido directamente. De nuevo, haciendo de burda Zapatones, me acusas de juzgar y, si mi entendimiento no está corrompido, ¿se puede saber qué haces en tu comentario sino juzgarme? Y encima, sin saber quién soy. ¡Manda cojones la consistencia del anónimo! Consejos vendo y para mí no tengo, se llama esa actitud.

Y, claro, como soy un superhombre tengo que fundar un partido. Pues no, ya contribuí a fundar uno, dejé mi empeño en levantarlo y se lo cargaron. Y se lo cargaron precisamente los que querían que fuera su partido, en sentido posesivo. Como yo no quería que fuera mi partido en ese mismo sentido, me largué. ¿Queda claro? Respecto a enseñar lo que sé, no tengo la menor intención. Soy un egoista de tomo y lomo y me lo dedico a mí. Lo exhibo sólo para adornarme. Además, no creo, como ya he explicado antes, que sirviera de mucho para evitar que España se dirija al desastre, porque parece que la cabra tira al monte. Desde luego, con gente como tú, llegará la cabra a la cima del monte y más allá, sin duda.

Y ahora ya sí que saco el cuchillo y me pongo chulo y estupendo como nunca. Que haga algo provechoso o que me calle la boca. Pues, mira, el día que tú hagas la centésima parte de lo que yo hice, te dejo que me lo digas. Mientras tanto, te callas tú, no yo. Y precisamente por todo lo que hice me siento en el derecho de decir lo que me sale del mismísimo escroto. Si no le he tolerado a amigos míos que me demostraron decencia, y hasta alguna vez me ha cabreado con ellos cuando me lo han dicho, que me reprocharan no haber hecho más, a ti, que siquiera te conozco, no te lo tolero ni de coña. El que me quiera reprochar algo, que primero me enseñe los credenciales de que puede ponerse a mi altura en compromiso y dedicación. Mientras tanto, que “achante la mui” o se la parto yo muy a gusto. Lo cojonudo es que me dices que criticar es muy fácil. Efectivamente, porque es lo que haces tú, criticar sin hacer más que machacar teclas delante de una pantalla y bien pareciera que como terapia ocupacional para purgar bilis. ¡Cállate tú, Zapatones, montón de baba, que no me llegas ni a la última gota del meado! No digo a los demás lo que tienen que hacer, no me siento en posesión de la verdad, sino que razono lo que expongo y precisamente eso es lo que jode a los babosos, a los mediocres, a los ignorantes, a los advenedizos y a toda la calaña de gentucilla miserable que puebla nuestra hedionda patria. Aquí, tener razón es pecado y ser racional, imperdonable. Puedo estar equivocado en todo, pero entonces, razónamelo, no emitas simplemente veredicto sin exponer los motivos.

Y de lo que me descojono es de que me llames rencoroso. Cuesta demasiado esfuerzo serlo y me dedico más al desprecio de los imbéciles, para no ocupar mi tiempo en nimiedades. Por si no te queda claro, sí, te desprecio.

Lo que remata tu amateurismo machacatecleado es que me llames “iluminati”, cosa que otros también toman y me lo asignan, encantados de haber encontrado un término tan refinado y ad hoc para mí. Pues aquí va la sarta de hostias a cuenta del término de marras. En primer lugar, sería “illuminati”, con dos eles, no con una. La primera, en la frente. En segundo lugar, al acabar en “i” es plural y, salvo que sea uno y trino sin saberlo, soy uno solo y sería entonces “illuminato”, capisci? Para más colmo, vuestra ignorancia me deja en un lugar estupendo y no denigrante, como pretendíais a base de repetir el término, porque “illuminato” no significa iluminado, sino ilustrado. ¿Te ha gustado la sarta de mandobles? Te jodes, idiota. Antes de escribir, entérate de lo que escribes.

Vamos con el anónimo de las 11:29 del 25 de abril. Espero que estés sentado, porque te vas a caer de culo. Dices que no conoces a ningún militante de UPyD ni de C’s, pero te encantan esos partidos por ver cómo fastidian a tanto conservador. Muy lógico, sin duda. A mí, por ejemplo, me encanta ver cómo chincha a los madridistas la existencia del Barça y viceversa. Vamos, que es de una madurez ese pensamiento que aplasta. ¿Se puede ser más simple? Mira, bonito o bonita, el que esto escribe ha defendido toda su puta vida la socialdemocracia –aunque visto lo que ha hecho en España, dan ganas de abjurar- y tu típica y manoseada estrategia de llamar conservador a todo el que no se apunta a la dialéctica de zahurda de buenos y malos, es lo más tonto y zafio que el pensamiento pudiera parir. El problema de la izquierda en España es que está plagada de simples ignorantes como tú y a esto hemos llegado. Sé que es moneda común, pero también lo es cagar y no por eso resulta de buen gusto su exhibición. Además, para que te des cuenta de hasta qué punto eres imprudente –ergo, tonto- te haré saber que muchos de los que aquí criticas no sólo conocen a gente de C’s y de UPyD, sino que han estado y hablan con conocimiento de causa y no por boca de asno, como tú. Muchos de ellos han hecho más que cualquiera por que Rosa Díez esté hoy en el Parlamento, cretino. Además, eres tan simple que identificas liberal con conservador, cosa que, tomando liberal en el sentido político y hasta económico, es una contradicción total. ¿Te suena por ejemplo que todo el XIX en España se mataban a bofetadas los liberales y los conservadores? ¡Menos soltar la húmeda antes de haber leído siquiera un poco! Además, por si quieres ser izquierdista consciente, léete lo escrito por Norberto Bobbio o Giovanni Sartori, y entonces te enterarás de que, lejos de ser una contradicción defender el liberalismo político y la socialdemocracia, difícilmente se puede ser lo segundo sin defender lo primero. Sin ello, se llega a lo explicado por Jean François Revel de la alianza del socialismo con los nacionalismos, tal cual sucede hoy en España y, en mucho más horrendo grado, en la Italia fascista, en la Alemania nazi y en la Rusia soviética. ¿Te ha quedado claro o te lo deletreo? Y lo que es de partirse de risa es lo de identificar el liberalismo con los patrones y la explotación de los trabajadores. ¿Se puede ser más ignorante acerca de lo que es el liberalismo? Pero, tú, ¿qué cojones has leído o estudiado? ¡Serás simple e idiota! A ver, para que te vayas curando de tu infantil querencia y, si defiendes algo, lo hagas con conciencia: el PSOE y la UGT apoyaron la dictadura de Primo de Rivera, que instauró un régimen corporativo sin derecho de huelga, con arbitrajes paritarios de patrones y obreros, sin libertad de prensa real y con directorio militar. El PCE, en su estrategia de asalto al poder, fue el mejor aliado de los pequeños propietarios, artesanos y comerciantes. El fascismo italiano es creación de socialistas revolucionarios, anarquistas y comunistas, sometiendo a todos los ciudadanos a la falta de libertad y a todos los trabajadores al arbitrio de las empresas. Idem para el nazismo, creado a partir de un partido socialista y auspiciado en su vertiente militarizante por el SDP, partido socialdemócrata alemán. Durante la ocupación nazi de Francia, los colaboracionistas eran básicamente socialistas y comunistas y los que se levantaron contra ellos (De Gaulle, Leclerc, etc…) eran todos de la derecha. En España, el PSOE y la Falange estuvieron a punto de unirse y Primo de Rivera y Prieto se llevaban a las mil maravillas. Además, una gran cantidad de los que formaron las escuadras falangistas en Castilla, provenían de la UGT. ¿Ya pillas algo o aún andas en Babia? Es que, ¡manda huevos con estos defensores de la socialdemocracia!; no me extrañará si acaban un día escupiéndonos por la calle, ¡joder!

Y el resto de respuestas de estos sujetillos, como no son más que unas cuantas hozadas más en la zahurda, las doy por respondidas con lo anterior.

Pero lo que más me importa de todo es que yo he hablado de liberalismo como sentido de reclamar la supremacía de la ley, de reconocimiento de que el único sujeto político legítimo es el individuo. Lo malo es que todavía hay que empezar por reclamar la decencia, un mínimo de honestidad personal e intelectual y cierto sentido de dignidad y libertad, que son cosas ajenas a los españoles en su mayoría. De una mezcla de ambas cosas se trataba lo que intentamos, pero salió mal.

Y, efectivamente, tras haber leído lo que he leído, no me queda más remedio que ratificarme: no tenemos nada que hacer y ¡viva Napoleón! ¡Qué coño!

Un saludo a todos, que vuelvo a cerrar las ventanas y me vuelvo piel adentro.

Memoria Ciudadana dijo...

Con tanta buena letra y tan desahogado discurso, el radar de la memoria detecta momentos junto a compañeros que dieron la singular batalla donde sucumbieron los dueños de la Torre, es decir, los inquilinos desahuciados como aprendices mafiosillos y su corte de lampantes miserables.

Salta al primer plano del mapa memorial una mañana de sábado? en Catalonia Square, donde unos delegados visitantes del "restoDE" quedaron para desayunar. Alguno de ellos portaban una carta dirigida a los miembros de un Consejo que votarían esa mañana (en el ya por entonces nido de víboras o cubil de alimañas sita en la planta 8 del edificio), una propuesta de expulsión del que más tarde se revelaría como un capullo circense en la especialidad de charlatán de feria hipnotizador.

La misiva estaba firmada por un lacayo payaso con apellido de variante trigal. En el texto se amenazaba a visitantes o lugareños que no aceptaban poner el gañote ante unos pelagatos impotentes, ignorantes, petulantes, satrapillas y mangantes. Para tales “osados”, el comité de mafiosos -que también tenían terminales en la Calle Nicaragua de BCN- advertía que se tuviera cuidado al cruzar la plaza de Urquinaona. Pero si el peligro no quedaba precisado, huestes de exaltados “ciudadanos” estaban “sin controlar” y pudieran hacer “cualquier cosa". ¿Cómo era posible que unos fantoches pudieran intimidar a tanto luchador surgido de la necesidad socia muchos de ellos curtidos en la lucha? Por lo mismo que los actuales gobernantes llevan haciendo años, por la comodidad y la ignorancia social.

Esa carta fue para muchos críticos la confirmación de la clase de gentuza arribada al partido con el estimable apoyo de algunos intelectuales que vieron en esos pestosos inmorales la “solución” o por lo menos “parte” de ella, para arreglar los problemas de España, cuestión ésta por la que aquel grupo, hoy disecado y fósil, levantó tantas personas y entusiasmo por el pellejo de buey patrio.

No sólo eran unos farsantes políticos y unos golpistas estatutarios, con la amenaza abierta de aquel escrito -perpetrada por los jefes delincuentes aunque rubricada por aquel vil siervo-, ahora demostraban hasta qué punto se habían reconvertido en gansterillos de barrio indecentes y traidores.

Y esa fue la impresión que asumieron los componentes del desayuno, pues descubierto el juego con mayores pruebas, acudieron a la citada reunión con tal convencimiento. Y durante la sesión se vivieron escenas como las que hoy observamos en los políticos de nuestro país: el desprecio a la ciudadanía, su trato como a idiotas esclavos, su impunidad alevosa en el mismo instante de acometer afrentas y delitos. Fue una lección en minidosis del actual drama nacional: unos delirantes moñigueros quieren que España entera obedezca.

Va a ser que no, pues lo mismo que aquella gentuza anda hoy procurando que nadie les reconozca y mirando siempre a sus espaldas, mañana se hará por toda España; aquel o aquellos días fueron simple anticipo de lo que viene a continuación. Y sin duda alguna pronto tendremos controles, censura sy represión en escalas y tiempos correspondientes. Pero les esperamos, estamos preparados.

¡¡¡¡HONOR Y GLORIA A LOS QUE NO SE RINDEN!!!!

Anónimo dijo...

Te has quedado agusto...Lo que es impulso y ganas no te faltan.

Aprieta, aprieta, sigue apretando que al final cagarás.

Anónimo dijo...

Esta página es una academia, junto a tipos que saben escribir se expresan pupilos misérrimos con deficiencias mentales que se exponen en público sin miramiento.

¿No podrían contactar Uds. con hermaanas de la caridad que los recojan en un hospicio?. Aunque fuese en la zona de letrinas, sería mejor que verlos enseñar sus dolencias al respetable.

Son piltrafas penosas, oi que es força lamentapla?

Anónimo dijo...

Mal dicho, mal dicho...Eso de nombrar a las hermanas de la caridad trae mal yuyu...Y no es broma, no sé si son casualidades, pero no son bromas...

Anónimo dijo...

Para Iluminati de Anónimo 2º.

"No resisto, sino que cedo; no opongo resistencia, sino que soy evasivo. Devuelvo el ataque al adversario con menos fuerza de la que se necesita para levantar un cabello. En un abrir y cerrar de ojos, el adversario ha provocado su propia destrucción y yo regreso a mi casa". (Maestro Cheng Man-Ching. El Arte de la Armonía).

En primer lugar, es evidente que reconoces como real todo lo que te reprocho. Si no, a cuento de qué tanta defensa, explicación y justificación. El que se excusa se acusa. Irritarse por una crítica recibida evidencia reconocer que se merecía. El necio, cada vez que le muestran uno de sus defectos, se ofende. En cambio, el sabio, lo agradece porque esa crítica le permite superarse. Lamento comunicarte que no es tu caso.
Iluminati, eres un necio. Y mira, lo eres porque por tu lenguaje te calificas a ti mismo. Con tus palabras demuestras que quieres serlo todo. Lo tuyo, si por el lenguaje valoramos, es una mezcla horrorosa entre un ilustrado-pedante y un chulo putas absolutamente enamorado de sí mismo. Con esa actitud y esos aires no tienes nada que hacer en la vida política. No hiciste nada en C´s ni podrás hacer absolutamente nada en el futuro. Tienes la actitud típica del perdedor que culpabiliza siempre a los demás de sus derrotas. Eres un sabihondo con una frustración que le consume. Destilas rabia, resentimiento y sobre todo soberbia. Sólo sabes relacionarte bien con los que te alaban. No soportas la crítica porque o has sido un niño mimado o tu padre te molió a tortas. Nadie te ha tocado la moral como yo.
Y coño, que plomazo que te has puesto con lo de Napoleón. Me dormía leyéndote. Sólo cuando has empezado a insultar me he despertado. Bastante patético, la verdad. Ves, no necesito recurrir a palabras soeces como haces tú, ni a pedanterías para ponerte en tu sitio. Y para rematar, te regalo un par de citas que te son de aplicación que ni pintadas. La primera de tu admirado Napoleón, ese que tanto te "pone": "La mejor manera de defenderse de los adversarios es no parecerse a ellos" (Dios me libre de parecerme a un necio soberbio, rabioso y pedante como tú) Y ahora otra que también te va perfecta: “Las voluntades débiles se traducen en discursos; las fuertes en actos”. (Gustavo Le Bon).
No te molestes en contestar por favor. No pienso volver a entrar aquí. Pierdes la fuerza por la boca.
Has mordido y has tragado polvo.
Que nuestros lectores lo disfruten.
Buenas noches a todos.

Ciudadano en la Red dijo...

"Sic transit gloria mundi".

Cuanta energía perdida para recobrar la certeza de que la confianza en la asociación humana es una pérdida de tiempo, mientras haya egoistas disfrazados de partícipes que aspiran a la tiranía de sus delirios de grandeza.

Yo estuve allí, has dejado testimonio de tu ingrata experiencia, que te ha vacunado posiblemente para toda tu vida, ante nuevas propuestas de reunión, en la búsqueda colectiva de un objetivo compartido.

Los "josefinos" posiblemente fueran la primera alternativa transversal que hubo en nuestro país en la época moderna, antes hubo precedentes pero tenían aspiraciones menos ambiciosas.

La gente que se reunió alrededor de José I era de lo más diversa, había jacobinos y liberales, que posiblemente pensarán como tú, que Napoleón y el orden centralista no era tan malo para un país como España, tan diverso como inconsciente.

Napoleón dejó escrito en su retiro de Santa Helena que fue España, la causa de que perdiera la guerra, porque no pudo desplazar los doscientosmil soldados que defendían la invasión. Y el Duque de Wellington, exclamó que España era el único país donde 2 más 2 no eran necesariamente 4.

Se deduce la extrañeza que el foráneo siente ante nuestra vieja nación, ingleses y franceses, nuestros "amigos", que han procurado desde el siglo XVII que España no levante cabeza y lo han logrado, aún así, sin comprender como resiste este pueblo, construido con la arquitectura de la incoherencia, y la disciplina de la pasión cristiana.

Felipe II destruyó el futuro de nuestro país porque se empeñó en ser más papista que el Papa, en la defensa del catolicismo, en su cruzada particular. Su padre, Carlos V, se retiró a Yuste aburrido de poder. Felipe tenía que superar a su padre en glorias y se quedó en el camino, dejándose los galeones cargados de oro en Flandes, mientras los banqueros holandeses preparaban su particular conquista mercantil del mundo.

Eso es lo que no entienden de nosotros los extranjeros, la inexistencia de pragmatismo, el exceso de idealismo, la impredecibilidad de este pueblo.

Lo decías en tu escrito, el pueblo que se levantó contra Napoleón, ni caso hizo a los cienmil hijos de San Luis, porque no era lo mismo aunque lo fuera. El pueblo que se levanta contra Godoy, es el mismo que se levanta contra Fernando VII, el mismo que se levanta contra Napoleón.

Siempre me he preguntado porque en nuestro país no hay un panteón de notables, porque no se les concede a los constitucionalistas de 1812 el rango de "padres de la patria", porque somos tan poco épicos en nuestros reconocimientos y tan extraordinariamente cerriles en nuestras reacciones.

No tengo una conclusión clara, pero creo que proviene de nuestros complejos, un pueblo acomplejado es impredecible. La última incongruencia de España fue la actitud de la izquierda ante la guerra de Irak, por el odio que le tenían a Bush y a los Estados Unidos, y el insulso de Zapatero lo ha entendido como un apoyo a su paz y no se le ocurre otra que montar una Alianza de Civilizaciones.

No ha entendido que la clave era ir contra Aznar, que representaba el uso del poder, al igual que han ido contra Rajoy por lo mismo, y se ha votado a Zapatero porque no representa el poder, aunque lo pueda ejercer de forma tiránica, imponiendo sus delirantes ideas, pero hace que no manda y con eso es suficiente.

Los españoles aborrecemos el orden, la razón, el pragmatismo, el diálogo, el consenso, la lucha compartida, pero no es por individualismo, sino por obstinación. Por eso triunfa Zapatero en este país, porque mezcla el idealismo con la hipnosis, y nos hace pensar que somos lo que no somos: un pueblo inteligente, porque le votamos a él, un pueblo pacífico, tranquilo, maduro, "europeo", magnífico, jajajaja.

Zapatero representa la apariencia y la mayoría de los españoles resuelven sus muchos complejos representando lo que no son, y el que decide desacomplejarse y decir lo que piensa realmente, como tu has hecho, es condenado por inconveniente, como tu has sido por algunos.

Quevedo también estuvo allí, y no pudo callarse, allí siempre es lo mismo: el reino de la estupidez.

Esto no lleva remedio, porque el mal no está en los hechos sino en los hacedores, es el "hacer" lo que nos deteriora, nos va mucho más el deshacer.

Los de la torre deshicieron las esperanzas de la mayoría, y la mayoría deshicimos las esperanzas de los de la torre, así será por toda la eternidad, las dos españas son una solamente: la que se dehace cada día para reaccionar y rehacer lo que se ha deshecho. Puro nihilismo palurdo y acomplejado.

Saludos Liberales, socialdemócrata, contigo si podría haber sido posible la transversalidad, pero se necesitaba inteligencia y no la había, solo había "inteligenttia", jejeje, como siempre ocurre en este país viejo y atormentado.

Vaya rollo que me ha salido, jajajaja

Erasmo

raro raro raro dijo...

Este blog anda algo turulato, este post es abril del 2008

Creo que la culpa esta vez no es de ZP

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...