desde 2.006 en Internet

sábado, 12 de enero de 2008

Se ha ido Ángel González


El poeta asturiano Ángel González, de 82 años, ha fallecido en la madrugada de este sábado en un hospital madrileño, donde había sido ingresado el viernes por una crisis respiratoria. Miembro de la denominada generación de los 50, fue galardonado con el Príncipe de Asturias de las Letras en 1985.

Para que yo me llame Ángel González

Para que yo me llame Ángel González,
para que mi ser pese sobre el suelo,
fue necesario un ancho espacio
y un largo tiempo:
hombres de todo mar y toda tierra,
fértiles vientres de mujer, y cuerpos
y más cuerpos, fundiéndose incesantes
en otro cuerpo nuevo.

Solsticios y equinoccios alumbraron
con su cambiante luz, su vario cielo,
el viaje milenario de mi carne
trepando por los siglos y los huesos.
De su pasaje lento y doloroso
de su huida hasta el fin, sobreviviendo
naufragios, aferrándose
al último suspiro de los muertos,
yo no soy más que el resultado, el fruto,
lo que queda, podrido, entre los restos;
esto que veis aquí,
tan sólo esto:
un escombro tenaz, que se resiste
a su ruina, que lucha contra el viento,
que avanza por caminos que no llevan
a ningún sitio. El éxito
de todos los fracasos. La enloquecida
fuerza del desaliento...

3 comentarios:

Montesquien dijo...

Buen viaje Ángel

Gracias por haber venido

poetia dijo...

Ángel González forma parte de esos grandes poetas que pasarán a la historia, auqnue no de inmediato, pues en vida sólo ha sido apreciado por el núcleo limitado de los lectores ilustrados. La fama de poetas anteriores como Hernández o Lorca, grandes creadores por otra parte, se debió, entre las masas no letradas, a razones extra-literarias. Sin guerras ni intelectuales comprometidos a lo Sartre o a lo Alberti, los poetas vuelven a su caverna, son como los filosófos clásicos, con unos discípulos que les siguen, aunque a diferencia de ellos no aspiran a enseñarles nada, pues la poesía es irreductible a cualquier formalización. Son palabras, como decía Cortázar, por las nubes, y se las lleva el viento...

Anónimo dijo...

Yo tambien me uno a tu artículo y te dejo uno por aquí:

SIEMPRE LO QUE QUIERAS

Cuando tengas dinero regálame un anillo,cuando no tengas nada dame una esquina de tu boca,cuando no sepas qué hacer vente conmigo
-pero luego no digas que no sabes lo que haces.

Haces haces de leña en las mañanas
y se te vuelven flores en los brazos.
Yo te sostengo asida por los pétalos,
como te muevas te arrancaré el aroma.

Pero ya te lo dije:
cuando quieras marcharte ésta es la puerta:se llama Ángel y conduce al llanto.


MARA TORRES blog


Saludos


Nota:yo también tengo un artículo de Ángel González en mi blog por si quieres leerlo y comentarlo ;)

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...