desde 2.006 en Internet

miércoles, 11 de julio de 2007

¿Quién ha triunfado en el Congreso de Ciutadans?

A la vista de los resultados, una respuesta unívoca a esta pregunta no es fácil, porque en el Congreso de Ciutadans, paradójicamente, todos hemos triunfado y todos hemos salido derrotados.

Si se considera que la victoria en el Congreso venía determinada por la elección de su presidente y el consejo ejecutivo, el triunfador ha sido Albert Rivera, que ha obtenido una victoria hegemónica con listas abiertas (54%), lo que parece corresponderse con un apoyo extraordinario de los delegados que asistieron al encuentro.


Pero este gran triunfo resulta sorprendente, cuando toda su gestión fue rechazada por los asistentes en la mañana del sábado día 30 de junio, mientras que salía aprobada la gestión del comité de garantías, que precisamente le había reprobado, a él y a su ejecutiva anterior, en numerosas ocasiones.

Sin embargo, si se considera la victoria como resultado de los cambios ocurridos en la reunión de Ciutadans, las cosas no resultan tan evidentes.

Se podría decir que el triunfador ha sido Françesc de Carreras, empeñado desde hace un año en colocarle a nuestro partido un ideario de centro izquierda, restringido al ámbito catalán, con la obsesión de retraer el proyecto desde una mentalidad nacionalista o contranacionalista menor.

Se podría decir entonces que el Congreso lo han ganado los militantes que abogaban por esta definición ideológica, que en realidad oculta una nostalgia por un PSC no filonacionalista.

Sin embargo, si lo que se valora es el futuro, los indudables vencedores del asunto han sido precisamente los que han perdido el congreso; brindaron al sol con una opción netamente ciudadana, ideológicamente transversal, con un énfasis en la regeneración de la democracia en la política, con expansión al ámbito nacional, y con el objetivo de coincidir con otras opciones convergentes en una tercera vía nacional, como la organización Basta Ya.

Esta opción representada por Luis Bouza-Brey, apoyada por Gimenez-Barbat, Pericay, Arcadi Espada y Albert Boadella, requería que los delegados del congreso perdieran el pánico escénico para introducirse sin complejos en el escenario de la política nacional.

En realidad, creo que nadie ha vencido en el Congreso de Ciutadans, más bien todos hemos perdido, porque como decía alguien estos días: esto no da más de sí, y así no vamos a ningún sitio.
Mal remedio tiene el dilema de retroceder para avanzar, un partido monolítico como el Ciutadans actual ha perdido su esencia fundamental, la perplejidad que provocaba en los electores y en los políticos de este país, en los medios de comunicación, en el establishment.

Ese soplo de aire fresco que comenzó apenas hace un año, se ha convertido en un estertor agónico, porque a algunos les ha interesado asfixiar el proyecto y muchos han colaborado en el propósito, unos con conocimiento y otros sin esperanza.

Es lo que hay, y poco más habrá, el ineludible enranciamiento de la realidad. No hay partido para crecer, no hay mensaje novedoso para transmitir, no hay ánimo que soporte la hemorragia de afiliados, no hay futuro, ni esperanza.

En este Congreso, el único que ha perdido es Ciutadans, el propio partido, este proyecto requería más inteligencia, y menos ambición por parte de algunos; pero también más tolerancia y paciencia por parte de otros.


Liliana de la Sota

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Ciutadans es un cadáver político.

Albert Rivera y cía se lo han cargado.

Acabaron con nuestra ilusión. Que lástima. Ya somos muchos los que nos hemos dado de baja, los que somos de nuevo unos completos desengaañdos de la política...

Ojalá Rosa Díez, Gorriarán, Sabater... no confíen en C´s, pq ellos tienen credibilidad y malas compañías pueden hundirles. Espero q no sean ingenuos.

Butzer dijo...

Totalmente de acuerdo. Ninguno ha ganado,a no ser que alguien quisiera la destrucción de Ciutadans, ese sería otro caso. El gran perdedor es el partido político: disgregado, con un futuro incierto...
Saludos.

Anónimo dijo...

¡que lucida!, liliana.

Anónimo dijo...

está claro, este congreso lo ha ganado Convergencia y Unió.

Anónimo dijo...

Lo peor es que el intento de la nada de ciutadans pueda suponer la imposibilidad de que salgan otros proyectos similares a nivel nacional.

Como el que mete un tornillo forzando la rosca, la rompe y ya no enrosca otro.

Anónimo dijo...

Al contrario.
Se aprende de los errores.
Lo que hay detras de Cs no creo que lo destruyan las malas artes de 4 aprendices de brujo o de concejal corrupto.

Claro que siempre nos queda llorar.

Pero tambien podemos reconocer que esto no era un sprint sino una carrera de fondo. Amarrarnos los machos y seguir adelante.

Es nuestra decisión.

Anónimo dijo...

Me encanta vuestra visión catastrifista del nuevo Congreso y el respeto a la mayoría que ha ganado. Y además como no teneís sillón os vais u os quedais para montar una plataforma desde dentro para liquidarlo. Eso si que es regeneración Democrática. Aunque conociendo a Acosta y compañía que se puede esperar de vosotros.

Anónimo dijo...

jeje, la basura riverista lee Cs en la Prensa. Son como los de la gestapo de Castro, husmeando como perros que son en los diarios de la disidencia.

Cabrones y franquistas, eso es lo que sois, riveristas de mierda. Que os en por el culo, estáis muertos políticamente, no existís. Y me alegro.

En cuanto a la opocición seudoregeneradora, unos ilusos con ropa de marca, a dónde iban a llegar entre tanto navajero de tercera.

Anónimo dijo...

Fue bonito mientras duró, y que tristeza que siento ante el gran fracaso que fue este partido.

Un saludo de un ex-afiliado

Antinacionalista dijo...

Numerosos afiliados a C`s se están dando de baja y los vencedores hablan de derrota.

¿Derrota?, ¿qué derrota?, esto ha sido una victoria de la razón y la ley, nada menos que eso. El hecho de que poca gente lo haya comprendido al principio y ahora algunas más lo vean claro no le quita ningún mérito a la victoria, todo lo contrario, la ensalza en las condiciones en que se ha dado. Muchos ciudadanos han explicado el fraude, la ignominia, la traición, el chuleo, la insolencia, el comosea que se ha adueñado de lo que fue un gran proyecto que enganchó a muchas personas viendo en nosotros un referente en la lucha contra el nacionalismo. Poder decirlo, denunciarlo en los medios públicos, advertir a la población (la que se entera) es todo un triunfo al que no dan ningún premio, al revés, quieren ocultarlo porque el verdadero "éxito" del C`s mafioso consiste en engañar a la gente, en destruir la herramienta, en confundir al público y en desviar la atención con interposiciones y obstáculos tendentes a la esterilidad de la lucha.

En el fondo, nos hemos peleado contra el nacionalismo y contra ZP con nuestras denuncias, no sólo no nos han engañado sino que además hemos utilizado nuestra lucha particular para zumbar al nacionalismo y a la deriva nacional española: hemos politizado nacionalmente nuestro pleito interno.

Claro que en pastillitas, en la misma medida que C`s era para el paisaje político: prometedor pero minúsculo. Ahora debería tener claro todo el mundo que ha ganado el plástico de Rivera, la estética, el vacío, "el centro izquierda si hace falta" y el "liberalismo si procede", el "aquí no pasa nada y no hay crisis", el tratar de denigrar a los críticos. Mas es un triunfo pírrico, se quedarán con la gente sumisa, con los siervos, con los que no sirven nada más que para chupar culos, todos los demás, sea cual sea su ideología o motivo, al tener un poco de dignidad y de frente, saldrán despavoridos del OASIS en C`s, del cascarón vano, de la desverguenza más ruin y abyecta. Y además de todo ello, con el prestigio social en la cloaca; esa ha sido nuestra victoria: DESENMASCARAR al enemigo infiltrado. Alguien lo advirtió: desbandada postcongresual.

De manera que eso es lo que hay que hacer en España, exactamente lo mismo que hemos hecho aquí, pero mucho más cargado de bombo, con más personas, con más experiencia, con más conocimiento, con más astucia y a medio plazo porque estas cosas requieren más tiempo. La mala leche, las ganas y la ilusión, no han hecho más que sublimarse en algunos de nosotros: aquellos que hayan demostrado su valía para estas lides.

Esto ha sido un vuelta más de la espiral que nos tiene atrapado pero volverá nuestra tormenta mucho mejor pertrechada, dispuesta a arrasar con los males que nos aquejan y con sus causantes.
Esta es la verdadera lección que nos ha dejado C`s.

Anónimo dijo...

¿Pero acaso estos sarnosos pretenden seguir con esta escoria política engendrada por el corcho riverista, el lacayismo alfombril, la disminución craneal, el pensamiento todo a cien, el mafiosismo barato y la sentina por sombrero de los que se han quedado en C`s?.

Esta gentuza son unos ilusos capullos, unos tontos catetos, unos cretinos disfrazados y unos hampones de bolsillo.

¿Pero dónde piensan que van estos desgraciados lameculos de los embusteros?.

El colmo es que se jactan de hacer gala de su síndrome de Dowm.

Valientes harapientos mentales, se piensan que porque han ganado el congreso la gente es idiota.

Dejo un prólogo a la continuidad de los insolventes:

jajajajajajajajajaja.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...