desde 2.006 en Internet

sábado, 21 de julio de 2007

Ante el suicidio de Ciutadans

Actualmente no quedan muchas voces discrepantes en el partido Ciutadans, que ha derivado desde la promesa esperanzada al cicaterismo electoral más esperpéntico. Los órganos que dirigen actualmente el partido, conforman una unidad homogénea y unívoca, una unidad de destino en lo particular, que será la de estrellarse contra las urnas en las próximas elecciones generales, bien sea solos, o si encuentran algún compañero inocente, acompañados.

Transcurridas tres semanas desde el Congreso de Hospitalet que redefinió este proyecto político como una opción de centro-izquierda, preferentemente catalanista, y contra-nacionalista moderada, se está produciendo una evasión masiva e incoercible, de los militantes discrepantes con las nuevos postulados ideológicos del partido.


Los primeros en irse, fueron los más próximos a la izquierda política, los compañeros de Alternativa Ciudadana, adscritos a los planteamientos de uno de los fundadores del partido, precisamente el que fundó la mayoría de agrupaciones de Barcelona ciudad, y del cinturón industrial, Félix Pérez Romera.

Le han seguido los liberales, o mejor dicho, los transversales, adheridos al ideario original, el espíritu del Tívoli, las bendiciones de Albert Boadella, Arcadi Espada y Xavier Pericay, una clara vocación de expansión nacional y de encuentro con otros proyectos homogéneos como la plataforma pro, y la organización Basta Ya.

Esta grupo se presentó en el pasado congreso, liderado por Luis Bouza-Brey y Clemente Polo, en la candidatura de Regeneración Democrática. Esta opción reunía un arco suficientemente amplio de las distintas sensibilidades políticas presentes en el partido, y buscaba una organización plural y democrática

También se han desentendido del proyecto, algunos más de los precursores como Ivan Tubau, Félix de Azúa, Vázquez Rial, y Ana Nuño. Así como una cantidad indeterminada de militantes por motivos propios y diferentes.

¿Quién se queda en el partido?

Pues se queda Albert Rivera, los diputados José Domingo, y Antonio Robles, el ideólogo del asunto Françesc de Carreras, que ha recibido el apoyo de Félix Ovejero.

Entre los militanes, se quedan tres grupos bien definidos, los riveristas, un grupo organizado en torno al personalismo carismático del joven presidente Albert Rivera, con una ideología pragmática y electoralista, y también se queda una izquierda moderada, nostálgica de devolver al PSC a sus orígenes nacionales y no los filonacionalistas de los gobiernos del tripartit, liderada por los dos diputados que acompañan al presidente en el Parlament.

También se queda un grupo no adscrito a los anteriores, cuyo lema mejor es cualquier Ciutadans contra el nacionalismo que nada, y que consideran que destruir el proyecto, una vez conseguida su presencia pública, es una barbaridad. En este grupo, se encuentra otra de las intelectuales precursoras, Teresa Jiménez Barbat, pero mostrando abiertamente su discrepancia con lo existente, y concediendo los cien días de silencio preceptivo tras la nueva dirección iniciada por el partido, y que aboga por la convergencia inmediata con Basta Ya.

El futuro de Ciutadans

No se puede ser optimista ante la fractura que se está viviendo en ciutadans, y la hemorragia de militantes consecuente.

Sin embargo, la homogeneidad en la ejecutiva alcanza cotas de totalitarismo, tras la salida de Eva Climent, la única no riverista elegida para el gobierno del partido, y que ha renunciado a estar presente en una ejecutiva singular, prefiriendo abandonar, junto a otros 42 compañeros de las agrupaciones de Valencia-Murcia.

Las opciones de aproximación a la plataforma pro y Basta Ya, no parecen ni claras, ni definidas, lo que se desprende de la esquizofrenia de las declaraciones de Albert Rivera sobre esta cuestión, que tanto dice que ya se ha hablado con Díez y Savater, como que quizás se haga una convergencia para las elecciones, o que niega cualquier acercamiento.

Ante tal desquiciamiento, Gorriarán, el secretario de Basta Ya ha expresado que por ahora nada de nada, y que ni siquiera se han iniciado conversaciones, más allá de un par de llamadas telefónicas. En la página de la plataforma pro, se puede hacer un seguimiento de las relaciones prácticamente inexistentes entre Basta Ya y Ciutadans.

Hoy, el consejo general del partido, ha declarado que se ratifica en la presencia de la formación en las próximas elecciones generales, y que se tratará de expandir el proyecto a todo el territorio nacional. Se intentará pero no se logrará, porque la infraestructura nacional del partido se ha quebrado, con la excepción del grupo que apoya a Rivera en Madrid, pero en el resto de las comunidades, tras el giro catalanista de la formación política, las bajas han sido masivas.

Por otra parte, la definición parca del ideario, abocando el partido al espacio electoral del que el PSOE y el PSC se nutren, el centro izquierda, ha sido un solemne error, que rápidamente ha sido aprovechado por el PP de Cataluña, despejando el futuro hacia una opción contra el nacionalismo catalán mucho más sólida, encomendada a Daniel Sirera, con lo que el PP recuperará buena parte de los votos “cedidos” en las pasadas autonómicas en Cataluña, que se sumarán a los que ya han regresado a su ámbito, con Alberto Fernández en las pasadas municipales.

De esta forma, la tenaza electoral que se va a formar entre los dos grandes partidos nacionales, en un clima de tensión que ha alcanzado cotas de crispación durante la legislatura, va a descuartizar lo que queda de Ciutadans en las próximas elecciones generales.

En las circunstancias actuales, será un error presentarse a las mismas, el enésimo que se cometerá, con un partido escuálido, desleído y anérgico, en un ambiente de beligerancia extrema entre los dos grandes partidos nacionales, y en una convocatoria de elecciones generales, en las que se juega el modelo político de futuro de este país.

¿Hay alguna solución?

Sí, hay solo una, extraña, surrealista, incómoda, e imposible con la actual dirección del partido, machembrada como está exclusivamente con el poder. Pero la propondré, quizás sea lo último que haga como militante de este partido, sea por la memoria de lo que pudo haber sido y no fue, y por los buenos compañeros que he conocido en este partido, aunque la mayoría ya lo han abandonado.

No presentarse a las elecciones generales, esperar a las europeas, esa es la única opción imprescindible para la supervivencia de Ciutadans. Las elecciones europeas serán en el año 2009, y durante ese tiempo deberá configurarse un partido sólido, con expansión nacional, y que sea capaz de recuperar el ideario original y el espíritu del Tívoli, por una conferencia, convención o similar, y en un acto de humildad e inteligencia, reconocer el error cometido al haber enterrado, por ambiciones personales, el proyecto de muchos, por no decir, de todos.

Los militantes que han abandonado el partido, no lo han hecho porque no crean que este proyecto es necesario, sino porque piensan que en la situación actual, con las personas que lo van a dirigir que han perdido prácticamente toda la credibilidad durante el pasado año, no serán capaces de llevarlo a cabo, y menos en un ambiente de totalitarismo riverista.

Hay ex militantes dispuestos a tender un puente hacia el futuro y converger con lo que queda de Ciutadans en algún lugar, sea la plataforma pro, o la pre-pro.
Hay ex compañeros con credibilidad suficiente entre los discrepantes para intentarlo y posiblemente conseguirlo. En el bando de los opositores a lo existente actualmente en el partido, hay mucha más cohesión de la que se piensa, pero no con las personas, sino con los principios y los valores que este partido está llamado a defender: una ideología ciudadana, transversal, de ámbito claramente nacional, radicalmente antinacionalista, con una representación directa de todos y realmente dispuesta a regenerar la democracia en este partido y este país.

No hay mucho tiempo, para evitar el suicidio de Ciutadans, la opción de supervivencia ya ha superado la fecha de caducidad. La última oportunidad está servida. El partido no es capaz de contener la hemorragia de bajas, ni de recuperar la sangre que ha perdido, solo una transfusión puede salvarle y por eso la busca con desesperación en Basta Ya, pero esta opción no ve compatibilidad sanguínea con lo que queda de Ciutadans, lo ha expresado claramente su secretario, Martínez Gorriarán en su blog.

Rivera debe decidir si sigue haciéndole caso a de Carreras, o es capaz de ver el futuro por sí mismo, con los ojos de todos, aquí se mide realmente un liderazgo. Quedan diez días para que comience agosto, mal mes para cualquier cosa que no sean unas magníficas vacaciones, en las que el recuerdo no empañe la expectativa. La Gomera puede esperar, Ciutadans, no.


Biante de Priena

Ciudadanos en la Red: Gracias Plataforma Pro por publicar este artículo en vuestro blog.

Carlos Martínez Gorriarán, no se ha equivocado en sus apreciaciones ("Partido, partido") sobre Ciutadans.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Anónimo, anónimo.... tampoco del todo. Que nombre tengo y apellido incluso. Pero vaya.

Felicidades por el análisis.

Me gustaría hacer dos apostillas, con el permiso de la sutoridad competente.

Una es relativa a los grupos actuales que configuran Cs. Faltan dos:
- Uno de ellos es irrlevante y esta formado por quienes estamos en la puerta pendientes de la gota que nos haga enviar la baja. No contamos, salvo por ser un tentaculo del pulpo de los bajistas (los que se han dado de baja, no los que tocan el bajo).
- Otro es el de quienes llegaron atraidos por la posibilidad de entrar en los ayuntamientos. Siguen los principios de la politologa Mar Bella y, en la actualidad representan la parte mas sectaria. Apoyaran a quien crean que les puede garantizar mejor su colocación. Y como eso será nadie, pues o se colocan de aparatchnicks o acabaran usando Cs como trampolin para otros partidos.

La segunda es relativa al futuro electoral en las generales:
- Hace tiempo que considero que es un error ir a estas elecciones.
- El problema de España es la alianza entre la dirección pesoistica y los nacionalistas. El PSOE necesitaba regenerarse y no lo hizo (el 11M trunco esa posibilidad). Solo un descalabro hara que el PSOE vuelva, al menos, a las posiciones de Gonzalez. Y eso (como ya psasara el 96) solo lo puede conseguir el PP.
- Siendo así las cosas, por muy de izquierdas que se sea (vease Gotzone Mora) la apuesta logica pasa por apoyar al PP.
- De hecho, si estamos de acuerdo en que el problema de España es la deconstrucción liderada por Rodriguez y los nacionalistas (ya no tanto los so called moderados, sino los directamente revolucionarios) ya en la campaña de las municipales debería de haberse apostado por ese tipo de acuerdos. Sin ninguna duda. Pero se optó por recomendar el voto en blanco. Voto en blanco que solo triunfo en sitios como Barcelona, donde habia candidatura Esperanza-dora.

Pero Cs se presentara a las generales como opcion de izquierdas, ni siquiera como opción regeneradora. Somos el PSC bueno, diran, semos de isquierda, reclamaran. Y seguiran siendo considerados fachas.

Y Cs se hundirá en la miseria mas absoluta. Si en las autonomicas hubieron 90 mil votos, en las generales no auguro mas de 15 mil.

Dicen que una mujer, para no ser llamada puta, se vestia tapando totalmente su cuerpo. Los que la hubieran llamado puta por mostrar alguna parte del cuerpo concluyeron que si iba tan tapada solo podia ser porque era una puta que iba desnuda bajo esos ropajes.

Dicho eso, reitero: felicidades por el análisis.

vx dijo...

Pues sí, el futuro de C's está negro.

No creo que haya una participación tan alta como la anterior, pero será cercana al 65%. Si fuese así en barcelona se necesitarían unos 80.000 votos (2.000 más que en las autonómicas, 30.000 o más que en las municipales) para que en el conteo puedan asignarle representación (en las últimas, el último escaño de los 31 se asignó con 90.000).

Sobre el papel, con un análisis muy superficial, parece que aquí sí existe la posibilidad de que algunos se sientan optimistas. Pero el voto está decidido desde el 2004.

Si tenemos en cuenta que esta vez no existirá el préstamo de votantes del pepé, y que tampoco habrá que confiar en el voto de los abstencionistas que sí votan en las generales (normalmente PSOE y en menor medida PP), la situación va a ser muy complicada. Si se comete el error de presentarse desnudos auguro que no cosecharán más de 20.000 votos.

En mi opinión, lo que para Ciutadans es la única posibilidad de supervivencia (ahora que es una maquinaria puramente electoral) es la victoria y justa del PP, estar atentos a cuando se levante la falda cuando requiera a los nacionalistas para gobernar y así neutralice sus cambios en cataluña, y luego esperar las próximas elecciones con los dedos cruzados.

Y cuando pienso en lo de basta ya con C's es que me da la risa. Si existiese la convergencia, que lo dudo mucho, quizás podría haber algún tipo de posibilidad de obtener representación en madrid, siempre y cuando presentasen a alguien de renombre, que lo tendría que aportar PRO.

Estoy seguro que desde C's juegan justamente por lo contrario, a presentarse ellos, que para eso ganaron la ejecutiva.

Y quizás PRO pueda hacer algo en vizcaya o álava, que sería lo mejor.

Anónimo dijo...

un comentario de Jaime Pallejá en el blog de Gorriarán, en el artículo de partido partido

[b]



A mis entonces compañeros en Cs y también delegados al congreso, debo contaros que en sus prolegómenos y tras arduas negociaciones, se consiguió una reunión definitiva cerrada, con asistencia de representantes de las principales corrientes de Cs con máxima capacidad resolutoria, para la noche anterior al congreso, con el único objetivo de evitar la fractura de Cs alcanzando un pacto entre las partes.
La conferencia fué convocada por Eva Climent, Cesar Gironella y un servidor, compañeros precongresualmente no alineados y que fuimos los que dirigimos la negociación.
Con la máxima capacidad resolutoria requerida, asistieron representantes de Rivera, de Antonio Robles y de Regeneración Democrática.
La reunión empezó con retraso, a las 23h. en un salón del mismo hotel del congreso y concluyó cerca de las 2 de la madrugada del día siguiente.
Lo cierto de lo sucedido en la misma es que, tanto los representantes de los roblistas como los de regeneración democrática, hicieron propuestas más que razonables par evitar el desastre, coincidiendo ambas partes en muchas de ellas, mientras que la posición de los tres representantes de Rivera consistió en rechazar todas las propuestas y no sostener otra postura que la de la adhesión inquebrantable a Rivera y a su fracasado equipo.
Como es natural, guardo una copia del acta de la reunión y la acreditación de todos los presentes.
Esta actitud riverista autoritaria e intransigente, determinó a Eva, al que suscribe y a César Gironella a integrarnos en la lista de Luis Bouza en el último momento (la misma tarde de la votación), como única opción entonces posible contra el mesianismo de Rivera.
Así que ya sabeis a quienes imputarles la fractura del partido.[/fade][/b]

Anónimo dijo...

Andalucía CejiJunta
Opina libremente sobre el gobierno y desgobierno de la Junta de Andalucía (Blog creado el 1 de Mayo de 2007). Mándanos tus sugerencias a: andaluciacejijunta@gmail.com

http://juntadeandalucia.blogcindario.com/

Anónimo dijo...

Lo del tal Palleja, que según él, se "integró" en la lista de Luis Bouza, dan ganas de vomitar. Gracias a esta gente Regeneración no pudo ganar en el Congreso.

Algún día habrá que publicar toda esa historia. Que un par de amiguetes se la conocen bien.

También quisiera añadir otra cosa que ya es evidente: Plataforma Pro ha dicho por activa y por pasiva que a Ciudadanos ni agua. Hay que felicitarse, porque, por lo menos, actúan con bastante inteligencia, que ya es importante.

Butzer dijo...

El futuro es incierto. Cada día se ve menos futuro al joven partido. Ahora todo el mundo pone la vista en Plataforma Pro.

Anónimo dijo...

Más que un suicidio, ha sido un homicidio con premeditación, alevosía, y mala leche. Se lo han cargado desde la dirección, porque no podían tener el partido a la medida de sus intereses.

Goyathlay dijo...

La eterna discusion: ha sido maldad o ha sido estupidez?

Decia Asimov que Schiller escribio:
"Contra la estupidez
los propios dioses
luchan en vano"

Anónimo dijo...

Pues yo pienso que han influido las dos: maldad (30 %) y estupidez (70 %)

Farlopa Riverita dijo...

MENTIIIIIIIIIIIIIRA

Ciudadano en la Red dijo...

Hoy hace un años que se publicó el artículo "ANTE EL SUICIDIO DE CIUTADANS" merece la pena volver a leerlo para saber lo que han cambiado las cosas en este tiempo.

Zanahorio dijo...

Algunos tarugos, alquilados o auténticos, todavía dan la matraca con eso de “los que hundieron a Ciudadanos” refiriéndose a los lideres y sectores que se fueron, que no a los polizones mafiosillos que se hicieron con el timón.

Con la perspectiva temporal y la experiencia posterior, hoy de puede describir el NAUFRAGIO de C’s de la siguiente manera:

La nave C’s parte con carta de navegación pero con rumbo incierto. Enseguida los tripulantes más avezados advierten de arrecifes en proa. La dirección actúa saboteando al pasaje, al barco, a la singladura. El pasaje salta del barco y la nave se estrella y hunde.
Hay supervivientes en una isla, otros murieron, pero la mayoría llegó sana y salva a tierra firme hace mucho.

En la actualidad están a la espera de una flamante embarcación que les llevará a Itaca volando en los favorables vientos del Egeo. La mayoría se está dando cuenta de que están en una isla sin salida, de manera que el nuevo periplo será de obligado cumplimiento.

Que no se olviden los AR, Pep Domingo y su jefe Carreras el infiltrado del PSC.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...