desde 2.006 en Internet

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Diálogo bajo una farola de luz de gas




-          Pues verá usted, Don Pascual, cada día tengo más dificultades para comprender como tarugos semejantes como los que dicen representar a los españoles pueden seguir haciéndolo, sin que los cuelguen en plaza pública. No ya por la corrupción, que es de meritoria notoria, sino por la ignorancia que desprenden.

-          Que me va a contar usted, Don Segismundo, jamás se ha visto tal procacidad retórica en ese escenario paupérrimo en que se ha convertido el Parlamento español. La degradación es tan descomunal que más que una cámara de representantes parece un agujero negro, ahí toda materia o energía desaparece de inmediato. Por lo que cobran, por los beneficios, privilegios y aforamientos que se brindan a sí mismos, podían esmerarse un poco más.

-          Sin duda que tiene usted razón, querido amigo, fíjese sin ir más lejos en lo acontecido en Cataluña el pasado fin de semana, los catalanistas se montan un simulacro electoral sin mínimas garantías democráticas, votan los que quieren por lo que les mandan, porque las opciones eran SÍ, Sí o Sí o Sí y Sí, hacen el recuento ellos mismos, cuentan las papeletas los que lo convocan, sacan los resultados a su buen entender y propalan por el mundo la idea de que en Cataluña ha triunfado la opción independentista, cuando sólo acudieron a votar un 35 %, de los que menos del 30 % siguieron las consignas de Junqueras y Mas.

-          Bueno, lo mismo ocurrió con el Estatut y ahí los tiene usted, imponiendo su voluntad a la mayoría, desobedeciendo las cautelares del Tribunal Constitucional e invitando al Gobierno a dialogar sobre el bodrio electoral que se han organizado. El ausente Rajoy, que es como el amigo invisible del Gobierno, se va a Australia a dialogar con los canguros a ver si acaba de comprenderlo cuando vuelva.

-          Cierto, cierto, que la suerte le acompañe, porque la razón hace tiempo que le ha abandonado, pero verá usted es que así no se puede gobernar un país, en la última encuesta del CIS hay más gente que desconfía del Gobierno que cuando estaba Zapatero, que había barrido con todos los records posibles e imposibles, un fenómeno, que dejó España, el PSOE y las conjunciones astrales que no las reconoce ni la madre que las parió.

-          Pero es que no hay sentido común, se lo digo yo, una autonomía no puede ser más que una entidad administrativa dependiente del Estado, en un país con una nación que tiene por soberano al pueblo. Consulte usted el diccionario y verá que lo de la nacionalidad no llega a nación, más bien es un sucedáneo. Pero como nadie poner orden porque no hay cultura, pues así nos va.

-          Claro que tiene usted razón, porque nunca he podido comprender como no hay un político que no sea cenutrio en este país, llevamos 35 años con la simetría nacionalista y todavía no se ha enterado nadie en el Parlamento Español de la diferencia que existe entre un patriota y un nacionalista.

-          Pues si es usted tan amable de explicármelo

-          Verá usted un patriota puede ser nacionalista o no serlo, pero un nacionalista no puede ser un patriota

-          ¿Y cuál es la diferencia?

-          Pues muy sencilla, los patriotas lo son sobre naciones constituidas, los nacionalistas sobre proyectos de naciones. Evidentemente, ser nacionalista es un sentimiento o una aspiración, ser nacional es ser soberano, el “ismo” lo convierte en un movimiento que busca algo potencial, los patriotas, en este caso, sólo pueden ser españoles, porque sólo hay una nación soberana la definida en la Constitución.

-          ¿Y los nacionalistas?

-          Pues los nacionalistas son aspirantes a patriotas, que confunden sentimientos con leyes, y las imaginaciones de sus líderes con la realidad y la historia. No hay nación en este mundo que se haya hecho por fascículos, hasta donde alcanzan mis conocimientos, ni coleccionando tapas de yogur, o votos del monopoly. No es serio, a mí me parece una falta de respeto democrático hacia los que participan y también hacia los que no lo hacen, en realidad, contra todos los que lo contemplamos, es de vergüenza ajena.

-          Por eso Rajoy no habrá dicho nada entonces

-          Más bien creo que Don Mariano está pensando cómo establecer un diálogo con Artur Mas para que no le reclame algunas partes de Baleares, Aragón y Valencia. No tiene espíritu, nunca lo tuvo. Zapatero al menos tenía las cosas claras, dijo que el Estatut de Cataluña era su Estatut, que el Parlamento Español apoyaría lo que dijera el Parlament Catalán y así lo hizo con los votos socialistas y los de pa ayudar. Luego el Tribunal Constitucional dijo que era ilegal e ilegítimo, pero no pasó nada, ni a Zapatero ni al Paralmento español por haber prevaricado, total, como los jueces los ponen desde el poder político aquí nunca hay responsables de las atrocidades, de las memeces o de las corrupciones.

-          Pues yo tengo todavía confianza en Mariano Rajoy, que quiere que le diga, está volviendo locos a los catalanistas y la mayoría de los españoles con su plan oculto para retornar a la normalidad, que al final será el pacto fiscal, para que puedan llevarse más los políticos catalanes, que desde que le han jodido el negocio al hijo del contrabandista de divisas, está el país que no levanta cabeza.

-          Corren malos tiempos para la lírica, amigo mío, esperemos que no vuelvan a quemar el Liceo, que la cosa está muy chunga, para cobrar comisiones de la reconstrucción. Que una cosa es el derecho a decidir, otra el hecho diferencial y otra muy diferente la butxaca, aunque parezcan la misma, no, no lo son. Los catalanes están tan jodidos como los demás españoles o más, pero los políticos catalanes siguen meando colonia y convencen a sus súbditos de que es cava recien salido de San Sadurni de Noya. Nos vemos en breve, y a ver en que para; que tenga usted un buen día.

-          Lo mismo le deseo y siga usted tan perspicaz.

Enrique Suárez

7 comentarios:

fractalio dijo...

¿Y qué hay de nuevo en todo esto? Pues absolutamente nada. Es más de lo mismo desde la era franquista. Son los mismos, o sus hijos, los que están al frente de la banca y de las macroempresas, que a su vez son sucursales de la gran mafia financiera y empresarial internacional que extendió sus tentáculos desde EEUU a todo el mundo.

Con el paso de los años han ido engrosando la madeja, tapando unas podredumbres con otras más grandes, ventilando la mierda a otros continentes y poniendo parches para que no nos enteremos del estallido del sistema, que se produjo hace varias décadas pero que ni siquiera los paganos de todo este desastre nos queremos enterar de una jodida vez.

Y todo esto lo siguen haciendo gracias al necesario analfabetismo y subnormalidad crecientes de sus intermediarios, a los cuales hemos apoyado, aplaudido y admirado. Y a los que seguiremos votando erre que erre. Y todo ello con la imprescindible colaboración de la sagrada televisión, la mayor arma de destrucción masiva que ha conocido la humanidad, que destruye en diferido y con efectos retroactivos sobre los cerebros, que quedan irrecuperables de por vida, y dispuestos a la colaboración continuada e irreversible.

Esta argumentación la mantengo desde hace más de treinta años, sin haberla cambiado ni un ápice. Si entonces hubiera habido un mínimo de consenso en la percepción de la realidad del mundo, otro gallo hubiera cantado.

Anónimo dijo...

A la televisión hay que añadir todos los medios de comunicación, hablados y escritos. La destrucción de la enseñanza, el sexo a machamartillo, todo Dios anda a la búsqueda del "orgasmo peridido", de ese polvo maravilloso e inalcanzabl, las drogas, el alcohol, y el jolgorio cotiiano e ininterrumpido. El todo el mundo tiene derecho a todo, el porque yo lo valgo. Y sobre todo la irresponsabilidad, la usencia de criterio propio y espíritu crítico y la ausencia de concienciación entre el bien y el mal,es decir el RELATIVISMO en grado sumo. Una auténtica degeneración que ha desembocado en una sociedad embrutecida, envilecida y encanallada, carente de principios y de valores. Toda esta chusma seguitá ad nauseam llenando las urnas en cada comicio y perpetuando la ignominia. Los de la casta lo saben perfectamente...

9N al desnudo dijo...

Decían que un 84% “volia votar”… y vota un 35%.

Cae otro mito nacionalista.

Mortal Contribuyente dijo...

Pues lo quiera o no, no le va a quedar otra solución o interviene la CCAA por el 155 o les da la independencia, ¿un Estado, dentro de otro Estado?

El nacionalismo catalán lleva así desde el año 852, desde loa Carolingios, los nobles y señores feudales "catalanes"siempre se alzaron en beneficio propio contra el poder legal de cada época, ese el derecho que se les debe de reconocer, ya con la Pepa hubo sus problemas, en todas épocas y repúblicas hasta ahora.

EL PSOE dice quiere un estado federal, ¿hay algún Estado Federal con más competencia que nuestras CCAA? no lo hay, a estas alturas no nos engañemos ni el cupo, ni el blindaje de las competencias les será bastante quieren el todo y como última instancia incluida la judicial, policial y el ejercito como mucho condicionado. Todo lo demás son tonterías.

Si no aplican ahora el 155 y se reconduce la situación no quedará otro remedio pues Oriol ya lo dice, declarara unilateralmente la independencia, el mal que se pretende evitar será mayor, o eso o consentir sea un Estado "asociado" ¿Lo podremos tolerar?

Proyecto catalan Nueva Geografia dijo...

mapa escolar infantil

http://img.over-blog-kiwi.com/0/53/45/36/20141112/ob_98af2e_tumblr-newasr0czt1s9y3qio1-500.jpg

Anónimo dijo...

Al final ha ganado el SI por un 88%, casi nada... Y aun asi estais negando la mayor... La indepdencia de la nacion catalana es imparable, pese a quien pese.

Anónimo dijo...

El 88 % del 35 %, es el 30 % de catalanes que quieren la independencia, lamento que la enseñanza exclusivamente en catalán haya creado tanto analfabetismo en Cataluña

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...