desde 2.006 en Internet

miércoles, 14 de agosto de 2013

“Las mentiras no pueden quedar impunes” Alfredo Pérez Rubalcaba

Si tuviera que destacar una frase lapidaria como epitafio de este régimen de corrupción y desmesura, no dudaría un instante, elegiría esta frase pronunciada por el actual Secretario General del PSOE, porque entraña en sí misma, toda la inquina e insidia de la política en España, toda la malevolencia, toda la sevicia, toda la corrupción y toda la desvergüenza,  en un lema inolvidable e insoportable, digno de su mentor.

Nos había advertido Jean François Revel hace tiempo: “La primera de todas las fuerzas que dirigen el mundo es la mentira” y debe ser cierto, porque aquellos que detentan el poder se ha instalado confortablemente en sus páramos con chulería, sin importarles lo más mínimo su impostura, en una lucha kamikaze por su supervivencia propia, a costa del embaucamiento extravagante de aquellos que les apoyan para que continúen en el poder.

La gente no tiene memoria, últimamente la amnesia es una enfermedad común de la casta política española, lo estamos viendo en las declaraciones de la plana mayor del PP en el caso Bárcenas, en el PP no recuerdan que cometieron delitos en la concesión de proyectos a empresas que les alimentaban desde la corrupción, como en el PSOE y los sindicatos, no recuerdan que trincaron más de 1.000 millones quitándoselos a los parados andaluces. La casta ha entrado en una especie de Alzheimer, no recuerda el daño que le ha causado a los españoles y vive en un mundo que se inventa, tras la profética deriva de su máximo representante: José Luis Rodríguez Zapatero, aquel Presidente de Gobierno que endeudó este país en medio billón de euros para que no se notara su desastre y el desfalco que habían cometido a su alrededor.

Pero quería ocuparme de Rubalcaba en esta ocasión, porque es cierto que todos mienten, pero él lo hace con una maldad desbordante, fíjense ustedes esta frase pronunciada por alguien en estos momentos, puede llevarnos a pensar que su sinceridad es meridiana, que este hombre que exige a los demás la verdad, es lo más parecido a un santo varón impoluto. ¿Pero es así?, no, desgraciadamente no lo es, porque Rubalcaba es el mayor farsante de la política española, el que más ha mentido a los españoles y lo ha hecho durante más tiempo y de forma impune.

Si Zapatero nos recordó a Napoleón por sus veleidades innovadoras (no por sus proezas);  Rubalcaba se asemeja al Duque de Otranto, Fouché, que también fue su ministro de interior, el único personaje que intimidaba al emperador, según sus propias palabras. Él lo sabe y se aprovecha de esa proyección para imponer su voluntad con destreza en las decisiones que se adoptan por el Gobierno, porque la única ideología de Rubalcaba, como la del carnicero de Lyon, es su perpetuación en el poder.

“Las mentiras no pueden quedar impunes” dicho por alguien que ha vivido en la impunidad de la mentira permanente, es por ello un retrato del instante, en un país en el que todo vale para mantenerse en el poder.

¿Y sus mentiras, sr. Rubalcaba?, ¿esas sí pueden quedar impunes?, vamos a hacer un pequeño resumen de algunas que le han tenido a usted por protagonista:

- Señor Alfredo Pérez, ¿qué opina usted de la trayectoria del ministro Rubalcaba, en concreto de aquel que consideró que Cataluña debía ser una nación, el genio que logró salir indemne del GAL (desmintiendo que existiera), el que provocó la llegada de Zapatero en 2004 aliándose implícitamente con el acto terrorista del 11-M y expresando aquello de: “queremos un gobierno que no nos mienta”, el erradicador de las víctimas del terrorismo, el promotor de Garzón “el imputado”, el artífice de las escuchas del PP, el provocador del Gürtell (y silenciador del Pretoria, Palau, Mercasevilla y los ERE de Andalucía), el estratega del nunca mais, el del chivatazo del Faisán, el urdidor del Malaya, el negociador imperecedero con ETA y factotum del pacto con el PNV y Bildu, el promotor del gran hermano del SITEL. La más clara representación de la tiranía del poder con apariencia de democracia. El alquimista capaz de convertir el vano metal de las propuestas políticas socialistas en el oro que el Gobierno reparte entre los suyos, pero además dejando siempre de culpable a la derecha, por el mismo precio.

El sr. Rubalcaba ha espiado a este país sin interrupción como el aspirante a tirano que es y sigue sin expiar sus culpas. ¿Hasta cuándo vamos a parmitírselo? ¿quién se cree qué es para vivir en la impunidad de la mentira exigiendo a los demás que no mientan? ¿este farsante impostor vive en un delirio de poder? ¿ha perdido la vergüenza por completo?

No es lo que ocurra, ni lo que te cuenten, es lo que te crees lo que hace que su poder crezca y tu libertad, mengüe.


Enrique Suárez

3 comentarios:

fractalio dijo...

Lo del pollo este es para nota. En el asunto del accidente ferroviario de Santiago de Compostela, inmediatamente se posiciona en contra del gobierno, según dicta el sistema automático de los políticos. Eso sí, al día siguiente me imagino la llamada que le haría Pepiño: “oye, Alfredito, córtate un pelín, que a ver si van a remover el asunto y no me interesa para nada, que ahí estuve yo pringado hasta las cejas, y claro, si me pillan, no tendré más remedio que repartir la mierda entre todos”. Y ni corto ni perezoso, al día siguiente ya estaba Alfredito posicionándose al lado del gobierno, por si las moscas. En el asunto de Gibraltar, tres cuartos de lo mismo, no sea que remuevan y encuentren lo que no interesa. Eso sí, con un par, se permite el lujo de decir a Rajoy que menos impedir los movimientos de los ciudadanos y más impedir los movimientos de capitales. Justo esos capitales que también corrían a sus anchas en la época de su gobierno sin que nadie impidiera absolutamente nada. ¡Se necesita tener cara dura y poca vergüenza! Exactamente la misma que Rajoy y todos sus secuaces con sus repugnantes robos continuados a dos manos. El problema gravísimo es que TODOS quedarán impunes.

Sin duerno viviremos mejor dijo...

Eso, todos quedarán impunes, porque el PACTO DEL DUERNO es sagrado. Toy contigo en esta ocasión fractalio, úlitmamente tamos de acuerdo en todo, jajajajaja

fractalio dijo...

Digamos que entre el conjunto de tus reflexiones y el de las mías hay un conjunto intersección, en el que se ubica la necesidad de erradicación de la casta política (en mi caso, de TODOS y cada uno de los que la forman). Pero el resto de tu conjunto y del mío están observados con distinta óptica. La tuya es un teleobjetivo, y la mía un gran angular. En mi opinión hay que organizar los análisis partiendo de lo general y descendiendo a lo particular por medio de la segmentación. Y tú eres más dado a ir uniendo segmentos para formar el conjunto.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...