desde 2.006 en Internet

martes, 5 de febrero de 2013

Los papeles perdidos




“La propaganda en una democracia es lo mismo que la coerción en un estado totalitario” Noam Chomsky

Una cosa es la realidad, otra diferente su interpretación. Sobre la realidad se pueden hacer juicios, pero también se puede opinar, y también  se puede opinar sobre las interpretaciones y los juicios de la realidad. Lo que está claro es que la realidad, sus interpretaciones, los juicios y las opiniones consecuentes son cosas de distinta especie y por tanto no pueden juzgarse de la misma forma.

Desgraciadamente, en este país en el que vivimos todo se confunde, en muchas ocasiones de forma interesada con el ánimo de intoxicar a la gente para influir de esa forma en la opinión pública y obtener su apoyo a las propuestas más favorables a los intereses de alguien o también, para llevar al contrario a una difícil situación.

Pues bien, hacer un juicio definitivo, sobre las interpretaciones interesadas de la realidad para establecer una opinión inapelable no sólo es una memez, sino una reacción desesperada que muestra la precaria situación en la que se encuentran los forjadores de opinión que largan la especie. Eso es lo que le ha acontecido a El País y a Rubalcaba, junto con todos los que desde la izquierda (y algunos de la derecha) se han conformado con elevar una sospecha a una prueba patognomónica sin siquiera tener al oso a tiro. Esto se produce por confundir los deseos con la realidad. Para dar lecciones morales están en el PSOE después de lo de Zapatero, en fin.

Dice Bárcenas que esos papeles no son suyos y que está dispuesto a demostrar que no lo son. Rajoy ha dicho que él no ha cobrado en negro ni ha pagado en negro. Cospedal que los datos se pueden falsificar. Pío García Escudero que lo suyo si era cierto. Gallardón que se van a querellar con todo el mundo. En fin, con lo fácil que sería, después de todo lo que habrán hablado en ponerse de acuerdo en dar una explicación sencilla para que la gente comprendiera lo que ha ocurrido. Pero en el PP son la leche, como no saben ser socialistas en el proceso de decisión, colegian lo que hay que decir y luego cada uno dice lo que le parece oportuno. Y se arma un jaleo descomunal, porque donde ya había algunos interesados en crear confusión vienen los del PP y confirman que, efectivamente, hay una tremenda confusión.  

Analicemos los hechos, El Mundo publica que Bárcenas tiene 22 millones de euros en Suiza, El País publica “los papeles de Bárcenas” que indican que toda la cúpula del partido ha cobrado, añaden que en negro, porque supongo que sabrán que la contabilidad del PP no tiene esos datos. Estamos en una crisis galopante y todo esto acontece mientras en el PSOE nos contaban el bonito cuento de Amy Martín (mientras que quedan otros miles por contarnos, como la honestidad de José Blanco y su aval por Rubalcaba)  y en CIU están a punto de imputar a su secretario general, que se apellida Pujol en una trama de ITV (en la que parece que José Blanco también tuvo algo que ver). Todo eso ya sé que es casualidad, claro, por eso no he dicho que haya tenido nada que ver, sino que acontece en el mismo tiempo, es decir, correlaciona en el tiempo. ¿A quién le interesa que lo de Bárcenas sea cierto?, pues ustedes mismos.

También acontece en el tiempo que El País tiene una deuda contraída de 3500 millones de euros, de los que 400 millones corresponden a un préstamo de Bankia. Eso tampoco quiere decir que en El País estén asfixiados y necesiten hacer algo con urgencia para resolver su situación. Tampoco voy a decir que en El País “construyan” noticias, pero recientemente publicaron la foto de Chávez y tuvieron que retirar la tirada, será por la urgencia en recobrar credibilidad, digo yo.

Una vez más tenemos al PSOE y al PP liándonos a los españoles, en esa guerra inacabable que mantienen desde 11-M de 2004, cuando Rubalcaba aprovechó un atentado terrorista con 192 muertos para decir que este país necesitaba un gobierno que no mintiera, cuando en realidad, el gobierno no mentía, porque no sabía lo que había acontecido y colgó el sambenito a ETA de forma imprudente. Desde entonces en este país no puede haber ningún acuerdo entre el PSOE y el PP, porque precisamente los protagonistas de aquellos acontecimientos son los mismos que están y de ahí se derivan muchos de los problemas que tenemos los españoles.

¿Por qué Aznar asigno en un primer momento a ETA como autora del atentado?, pues por la misma razón que Rubalcaba ha insinuado que Rajoy es un delincuente y debe dimitir, cuando Rajoy es el Presidente del Gobierno de España. Pues por imprudencia temeraria de ambos, por confundir sus deseos con la realidad, pero eso no quiere decir que Aznar fuera la causa del atentado del 11-M, por haber llevado a España a la guerra de Irak, como se corrió desde el PSOE, porque eso es desconocer que Osama Ben Laden y Saddam Hussein se odiaban a muerte y jamás le hubiera hecho un favor el saudí al iraquí, ni harto de malvasía, porque eran enemigos acérrimos y a Osama Ben Laden le interesaba ser el jefe de la resistencia talibán, de todos los musulmanes. Saddam Hussein no era un fanático religioso, por lo tanto estaba próximo a ser un infiel para Osama Ben Laden. A Rubalcaba todo esto le dio igual, sirvió para correr la especie del pásalo y eso permitió que Zapatero triunfara en las elecciones y que hoy él sea la máxima autoridad del PSOE, que era de lo que se trataba.

En fin, no me extenderé más, pero la próxima noticia que ustedes vean que condena a alguien, miren a quién puede beneficiar y posiblemente descubran de donde ha salido.

Que sea verdad o no, es lo que menos importa, porque de lo que se trata es de que lo parezca, con eso es suficiente. Si non e vero, e ben trovato, dicen los italianos

Enrique Suárez

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...