desde 2.006 en Internet

sábado, 25 de septiembre de 2010

Con PP o sin PP, Cascos será lo que decidan los asturianos


Algo bueno debe tener el señor Álvarez Cascos cuando desde todos los ángulos del “establishment”, sea a diestra o a siniestra, se le critica, pero también se le apoya, y todo al mismo tiempo. El vodevil que se está viviendo en Asturias gracias a su posible presencia como candidato a la presidencia de la Autonomía, está levantando ampollas entre sus partidarios y detractores, porque con Cascos no se puede ser neutro, o se le apoya o se le rechaza.

Un personaje como Francisco Álvarez Cascos que hace exclamar al líder de la UGT en Asturias en el epicentro de una huelga de la minería: “me gustaría que todo el PP defendiera el carbón como Cascos”, con el beneplácito de Fernández Villa, auténtico factótum del PSOE y la UGT en Asturias, y que promueve que el Presidente del PP de Ribera de Arriba, un pequeño concejo del centro de esta comunidad, persiga a sus detractores cuando iban a reunirse para imponer su candidata, llamándoles “sinvergüenzas” a voz en grito, no es baladí en los tiempos de menudencia política que vivimos en este país, mientras los ediles del PP del ayuntamiento de Villaviciosa cierran filas para emitir un comunicado en su apoyo.

Sin entrar en los orígenes de los motivos de la polémica, largos y profundos, que provienen de los enfrentamientos de Álvarez Cascos con los principales líderes asturianos del PP desde el Alcalde de Oviedo, pasando por la portavoz del PP en Gijón y el portavoz del PP en Avilés, así como el líder regional del PP, Ovidio Sánchez, y algunos alcaldes de otros concejos, las razones que se esgrimen para la ausencia de Cascos como candidato del PP en Asturias son pusilánimes: “no nos cae bien”, “es sexagenario”, “no nos van a decir en Madrid lo que tenemos que hacer en Asturias”.

Al PSOE de Asturias no le conviene la presencia de Cascos como candidato, más aún cuando presentan un nuevo cartel con Javier Fernández, un neófito en estas lides. Vicente Alvarez Areces, presidente asturiano por el PSOE durante cuatro legislaturas, ante la amenaza de tener que competir con Cascos ha preferido retirarse a sus aposentos.

Venecia, perdón Génova

En Génova saben que con Cascos tienen muy elevadas posibilidades de triunfar en Asturias y alcanzar la mayoría absoluta por primera vez en su historia, tras treinta años prácticamente ininterrumpidos de gobierno socialista. Sus encuestas internas así lo predicen. Pero la única razón que preocupa a la dirección del partido para no anunciar la candidatura de Cascos a la Presidencia de Asturias, no es la algarabía de gallinero de la dirección asturiana del PP, sino la presencia de Alvarez Cascos con mando en plaza en una autonomía convirtiéndolo en barón, pero en este PP de monasterio e imprecaciones de Mariano Rajoy, tan controlado y aséptico, la presencia del número dos de Aznar en su día, puede provocar daños colaterales imprevisibles. No se dejan de hacer cálculos sobre los pros y contras, mientras el PP desacomplejado, formado por un abanico que va desde Manuel Fraga a Esperanza Aguirre, pasando por Feijóo, Arenas, y algunos barones más, ya le han mostrado su apoyo. Pero las relaciones con la dirección del partido, es decir con Rajoy, Cospedal y su equipo, más Gallardón, del exvicepresidente no son buenas desde hace mucho tiempo, tal vez por que no comparte su política del avestruz.

Así el PP se enfrenta a una terrible encrucijada, por una parte las bases del PP de Asturias posiblemente se decantarían por Cascos en unas primarias, la dirección del PP de Asturias saldría derrotada, los líderes del PP más destacados celebrarían su victoria, y los más desvaídos y modernistas la asumirían con paciencia. En el PSOE nacional se pondrían nerviosos y en el PSOE asturiano epilépticos con la presencia de Cascos en la escena política. ¿Y los asturianos?, pues lo dicho, apasionados a favor y en contra, seguramente.

Quizás sea momento para recordar cuando se está celebrando el comienzo del primer periodo constituyente de España que la tierra asturiana es proclive a las epopeyas, cabe recordar que la Constitución de 1812 tuvo una presencia notable de políticos asturianos que proporcionalmente superaba a todas las demás comunidades españolas, sin contar que Jovellanos y los jovellanistas fueron impulsores de la misma, aún sin participar en ella y que otro asturiano el general Riego, fue el encargado de convencer al Rey de que la sancionara en 1820, cobrando por primera vez validez jurídica, algo que tres años después le costó la vida.

Asturias ye así

En Asturias es tradición enfrentarse contra los invasores y contra el poder, da igual que sea de un color que de otro, pero también de respetar las leyes cuando han sido elegidas por los ciudadanos, no porque supongan la decisión de alguna autoridad. Por eso los asturianos apoyarán a Cascos que finalmente será el próximo Presidente de Asturias, y da igual que sus detractores hagan simulacro de inmolación pública, porque va con el carácter de la tierra, lo de enfrentarse al poder cuando el poder no lo hace bien y decir las verdades como puños cuando los pusilánimes gobiernan. Es tiempo para Cascos, él lo sabe y los asturianos también lo sabemos, tiempo de realidad y no de su embalsamamiento en buenas intenciones, los únicos que no lo saben son los del PP y los del PSOE, que siguen resolviendo el puzle de la economía sostenible antes de que el cambio climático les haga cambiar de opinión, tan ignorantes de la historia de Asturias como del carácter de los asturianos.

Cascos será el próximo Presidente de Asturias con PP o sin PP, al tiempo. Quien no conoce su historia está condenado a repetirla, el 9 de mayo de 1808, siete días después del levantamiento contra el francés en Madrid, el diputado García del Busto en la Junta proponía que Asturias declarara la guerra a Napoleón, tras el grito de libertad e independencia pronunciaba una declaración memorable, estas eran sus palabras:

"Si nos declaramos contra el opresor de la humanidad, nuestra voz sera de alarma en toda la peninsula, el Leon dormido despertara, su rugido llegara a Londres, Viena y San Petersrburgo, saldra la Europa de su letargo y conseguiremos ver derrotado al coloso... pero no basta librarnos del yugo de la Francia: preciso es reformar nuestras instituciones, poner coto al poder, hacer que prosperen las ciencias, las artes, la industria, el cornercio y la agricultura, sacandolas de la ayecci6n en que se encuentran; y finalmente cuanto conduzca al bien de la Nacion"
Viendo que algunos se pensaban los pros y los contras, el Marqués de Santa Cruz de Marcenado, un sexagenario, sin graves problemas para vivir con francés o sin él, tomó la palabra y prorrumpió:

"La tierra que pisamos quisiera yo se abriese en este instante y nos tragase a todos para que sepultase en sus entrañas tanta pusilanimidad y cobardía. Quédense en su abyección y en su egoismo los que se resignen a ofrecer sus cuellos a las argollas que les remachará el usurpador pero yo marcharé solo a encontrar sus legiones en el confín de Pajares con un fusíl, cuya bayoneta clavare en el primero que intente poner en el su planta. Me matarán y pasarán sobre mi cadaver, si no lo hiciesen pedazos, mas la posteridad sabrá que hubo un astur leal y bizarro que murió resistiendo solo en la invasion de este noble suelo"

Como si los del PP pudieran decidir por los asturianos, imponiendo su autoridad, si Cascos va a ser su Presidente de Asturias o no va serlo; le están haciendo una magnífica campaña, por que va a serlo si los asturianos deciden apoyarle, con PP y sin PP, y como sigan tocando las narices, lo será por aclamación, por el Partido de la Sidra y les fabes si es preciso, que se creará ex profeso para la ocasión.

No se dan cuenta de que Cascos no necesita al PP, es el PP el que necesita a Cascos. Pero mira que son mastuerzos los “decididores”, todos elucubrando y ya está todo decidido. ¡LLamuerga de políticos!

Biante de Priena

4 comentarios:

profesor jubilado dijo...

Enrique, tengo mis dudas sobre tu forma de resaltar la candidatura de Álvarez Cascos ¿O has olvidado tu que presumes de conocer la historia política de nuestro País, lo sucedido con el Prestige y la nefasta actuación de tu defendido?. O el dictamen del Jefe Superior de Policía por los malos tratos vejatorios a los que formaban su escolta. ¿Y que me dices de su postura como mano derecha de Aznar en la guerra de Irak?.
Creo que con este artículo se te ha visto de nuevo "el plumero", me alegro de ello, porque casi me tenias convencido para darme de alta en ese MOVIMIENTO DEMOCRÁTICO.
En este País siguen existiendo muchos lobos con piel de cordero.
Saludos sin acritud.
Antonio J. Barco Gil

Ciudadano en la Red dijo...

Mira profe, yo no apoyo a a Cascos, apoyo el derecho a Cascos a representar a los asturianos por encima y por debajo del PP, es decir, fuera del sistema partitocrático, estoy contra la partitocracia no a favor de Cascos, aunque considero que como gestor de asuntos públicos está muy por encima de la media. Lo del Prestige fue el primer negocio que se montaron los de la cofradía de la ceja, algún día lo descubriremos. Hubo otros caso anteriores, como el Casón, del que nadie ha hablado, pero de este interesaba para criminalizar al PP.

Estoy en MDE, verás, ¿no tienes nada que decirme de los 35 millones que Benegas le pagó a Amedo para salvar a Felipe González?. ¿De que lo de Irak sea una guerra y lo de Afganistán una misión de paz?. ¿De que los liberados sindicales sean defensores de la sociedad civil como dicen y no exclusivamente de sus privilegios, a costa de los ciudadanos?. ¿De unos sindicatos que han apoyado la política del gobierno mientras ponían el cazo hasta que se les ha ido de las manos con 4,5 millones de parados?.

Tu tampoco pareces muy ecuánime que digamos. Siempre estás contra el PP, pero no dices nada del PSOE, de sus errores. Y el PSOE es el que gobierna y comete errores que son los que nos joden la vida, el PP los errores que comete son de ineptitud al no saber hacer oposición.

Saludos coridales

profesor jubilado dijo...

Bueno Enrique vamos a intentar aclarar posturas, yo como docente he estado intentando inculcar en mis alumnos durante 40 años las bases para que cualquier sociedad pueda llegar a ser considerada racional en cuanto a su comportamiento cívico, estas bases deben estar fundamentadas en :Autoridad, Disciplina y Respeto, sin ellas es imposible conseguir una sociedad estable y progresista.
Si todos los que de alguna manera estamos o hemos estado en contacto con grupos sociales: docentes, periodistas, médicos, políticos, sociólogos , historiadores, filósofos, etc., nos dedicásemos a intentar encontrar formulas y aportar ideas para enmendar errores en vez de estar continuamente tirándonos piedras unos a otros o criticando actuaciones, el mundo transcurriría por otras sendas, pero por desgracia parece ser que queremos saber mas que nadie, que somos en primera persona modelo de modelos y los demás son los que se equivocan.
Por desgracia vamos como ovejas desbocadas hacia un abismo sin saber su profundidad, todo se mide en dólares o euros, solo se persigue la rentabilidad de nuestra labor, y la codicia y el protagonismo personal parecen haber ocupado el lugar de aquellos valores básicos como son la amabilidad y el compañerismo.
Ya te lo he dicho en varias ocasiones, no pertenezco ni he tenido nunca ningún carnet político y solo me limito a aplaudir y animar cuando el crítico o el escritor considero que aporta positivismo y todo lo contrario cuando creo ver "politiqueo mediático" que esconden intereses personales a medio o largo plazo.
¡¡AH!! Y NUNCA ME HAN GUSTADO LAS CARETAS NI LOS QUE CUANDO ESCRIBEN LO HACEN BAJO SEUDÓNIMOS, AUNQUE ESTOS LUEGO RECURRAN A LA MANOSEADA FRASE DE: "ESTAMOS EN UN PAÍS LIBRE", EL ENCUBRIMIENTO DE LA PERSONALIDAD NO ES PRECISAMENTE UNA FORMA DE VENDER LIBERTAD.
Saludos sin acritud.
Antonio J. Barco Gil

Anónimo dijo...

sr. profe, en la vida real cuidado con enseñar la cara, ya sabes, por ejemplo en el trabajo. Clavo que destaca matillazo que te casco.

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...