desde 2.006 en Internet

domingo, 29 de noviembre de 2009

Carroñeros sin fronteras


Dice el diccionario de la RAE que una prensa es una máquina que se utiliza para comprimir, cuya forma varía según los usos a que se aplica; también refiere otras acepciones que se relacionan con los diarios, periódicos o libros. Pero quedémonos con la primera, porque el caso que voy a relatarles se lo merece.

Hace unos días surgió una noticia que encrespó los pelos de la nuca a los ciudadanos de este país acostumbrado a las barbaridades informativas, porque los medios de comunicación que tenemos en España son posiblemente los más violentos y desastrosos de Europa por su rigor a la hora de ofrecer noticias.

Al parecer, el compañero sentimental de una chica canaria había maltratado despiadadamente y agredido sexualmente a una niña de tres años de nombre Aitana, que posteriormente falleció y que era hija de ella, pero no de él. Esta noticia fue ofrecida por los medios de comunicación más relevantes del país, en google figuran 596 referencias.

El País decía lo siguiente en sus titulares: “Muere una niña de tres años con signos de maltrato” y en subtítulo añadía:”un juez de Tenerife prorroga el arresto de la pareja de la madre”.

ABC decía: “Muere la niña de tres años presuntamente agredida por el novio de su madre”, añadiendo a continuación: “ La niña de tres años que fue agredida y violada presuntamente por el compañero sentimental de su madre falleció ayer en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, de Tenerife, según informaron a Europa Press fuentes del centro hospitalario”, aún hubo otro titular que decía: “Novio, canguro y asesino”.

El Mundo lo describió así: “Fallece una niña de tres años agredida por el novio de su madre”; La Vanguardia tituló la noticia de la siguiente forma: “Muere una niña de 3 años por presuntos malos tratos”; La Voz de Galicia dijo: ”Muere la niña de 3 años agredida por el novio de su madre”, y el Diario Vasco fue más incisivo: “una niña tinerfeña de tres años muere víctima de golpes y quemaduras”.

Incluso el Parlamento Canario, por voz de su presidenta circunstancial pidió reflexión para educar en el respeto y derechos de los menores, tras morir una niña en Tenerife. Levante dijo: “quema y viola a la hija de su novia”, añadiendo después: ”La pequeña de tres años presentaba desgarros vaginales y anales, y sufrió parada cardirrespiratoria” y La Nueva España: “detenido en Tenerife por violar, golpear y quemar a la hija de 3 años de su pareja”.

La realidad fue la siguiente, la pobre Aitana se cayó de un columpio dándose un fuerte golpe en la cabeza, el novio de su madre y una cuñada la llevaron a un centro médico donde fue diagnosticada de un golpe sin mayor importancia que le hizo sangrar por la nariz. A los pocos días la niña ingresó en el hospital y fue diagnosticada de malos tratos y posible agresión sexual, y la pareja de su madre, Diego P.V. fue detenido y acusado de inmediato de su agresión. Tras la autopsia se ha sabido que la niña falleció del traumatismo craneal mal diagnosticado por los servicios sanitarios que la atendieron de urgencia, y el novio de su madre fue detenido por el mal diagnóstico de sus agresiones físicas y sexuales como principal sospechoso de habérselas causado, cuando en realidad hizo lo que debía y los que se equivocaron fueron los servicios sanitarios, los medios de comunicación, la policía y los jueces, y porque no decirlo, también la opinión pública.

Todavía no he visto a nadie pedir disculpas a Diego P.V, por eso he titulado este artículo “carroñeros sin fronteras” en relación a los medios de comunicación que han intervenido en la construcción de la noticia, y a los profesionales que han participado en la misma. Es tal el estado de crispación y negligencia que vivimos en este país gracias a los políticos que cualquier día asistiremos a un linchamiento público de algún ciudadano que pasaba por el lugar inadecuado a la hora inoportuna. Y todavía esta legión de impresentables se atreve a hablar de dignidad y se consideran y son considerados por algunos políticos como representantes legítimos de la sociedad civil.

Me estremece pensar el calvario que ha tenido que pasar el ciudadano Diego P.V. al haber perdido a la hija de su pareja y haber sido prácticamente linchado por todo el país, comenzando por los medios de comunicación. Esto es una prueba de que los ciudadanos estamos en estos momentos en el mayor estado de indefensión jurídica de nuestra historia gracias a los innovadores culturales de la política que han convertido lo que ocurre en este país en carroña y ya no tienen límite en su insania. ¿Es normal lo que ocurre en este país?, ¿pero que más cosas tenemos que ver para comprender que esta sociedad está muy enferma y tiene muy mal pronóstico?.

Siento la muerte de la pobre niña Aitana, que ha sido utilizada por unos desalmados imprudentes para construir un crimen a la medida de la locura en que nos movemos, cuando en realidad fue víctima de una negligencia y su madre con su pareja de la locura colectiva de unos magníficos profesionales del periodismo, el orden público, la política y la justicia.

Biante de Priena


4 comentarios:

Emprendedora Aries dijo...

Hola! Agradecería que pasaras por aquí:

http://protestasocialcontramicrobank.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Hay que acabar con las subvenciones a la prensa en España.

FUERA LOS PESEBRES!!!

Ciudadano en la Red dijo...

Ingresado en un hospital el joven acusado de haber dado muerte a la niña Aitana

Que enorme vergüenza siento de los medios de comunicación de este país.

Eduardo dijo...

Hace años las noticias se contrastaban antes de publicarlas, y ahora no se lanzan inmediatamente para on seguir la primicia,el titular llamativo,y por lo tanto dinero..dinero..,primeros puestos en el ranking de las noticia,de la audienca.¿ Pero quién rpara el honor del dagnificado ? ¿ Con una nota aclaratoria ? ¿ dóñde esta la ética del periodismo ? ¿ y el código ético ?

Enlaces Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...